BLOG DE RAÍZ SEFARDÍ

BALAK

 


Esta Parashá Fue Preparada Por ABA-EYBO
PARSHAT BALAK
Números 22 hasta el capítulo 25:9

SOBRE EL ESTUDIO DE ESTE SHABAT

Esta semana el estudio bíblico en la diáspora judía de todo el mundo fuera de Israel, es la “Parashat Balak”. La Parashá es la porción de la Torá que se estudia en cada Shabat. La porción de la "Parashat Balak" se encuentra en el libro de Bemidbar (Números) capítulo 22 desde el verso dos hasta el capítulo 25:9 nueve. Los últimos dos versículos de la Parashá se llama Maftir y siempre lo repite la misma persona que va leer la porción de los profeta que corresponde a la Parashá.


Cada vez que se estudia la Parashá (Porción de la Torá), se estudia también una porción de uno de los profetas, dicha porción se llama Haftará. La Haftará de esta semana se llama “Haftarat Balak” y se encuentra en el libro del profeta Miqueas (Mica 5:6 hasta el 6:8). Esta Parashá está compuesta por 104 versículos, de los cuales los primeros 95 (Núm. 22-24) el Talmud los considera un relato independiente y los denomina “Parashat Bilam” (Baba Batra 14b), en el que no aparece mencionado Moisés.


COMENTARIO

Por Rabino Gustavo Kraselnik de Kol Shearit Israel

La Torá escrita no nos revela mucho sobre la historia de Balak, se limita sólo a mencionar de quién es hijo. Y como sabemos que HaShem no nos da ningún detalle sin razones. Balak Ben Tzipor (Balac hijo de Tzipor). El nombre de su padre es similar o sea es el equivalente masculino al nombre de la esposa de Moisés (Tzipora), hija del Midianita Yitró. No se debe creer que es una simple coincidencia, no. De hecho; en la Torá oral y en el Zohar (Id. 196b) se nos dice que Balak era nieto de Yitró, el suegro de Moisés que de toda la familia de Yitró, ese fue el único que no se había convertido al judaísmo, el Talmud también lo coloca en la línea sucesoria de Labán, suegro de Ya'akov (Jacob) (Sanhedrín 105a) y antepasado de Rut (Nazir 23b).


Y aunque todo esto aparenta ser una contradicción, esto se reconcilia muy fácil aunque la confusión sí existe, en el hecho de que Moav y Midián eran asociados y parecían tener relaciones muy estrechas en la que se tenían mucha confianza; por lo tanto que un Midianita haya sido descendiente de ambas naciones, no es una imposibilidad. Yitró por otro lado, el suegro de Moisés, padre de Tzipora era también Midianita, por lo que los hijos de Moisés eran también hijos de dos naciones.


La Torá nos cuenta que, atemorizado por el avasallante paso de los israelitas, Balak comprendió que la clave para intentar derrotarlos radicaba más en el terreno de lo sobrenatural que en la fuerza militar.  Y con ese fin contacta a Bilam ben Behor (hijo de Behor).


Los últimos 9 versículos (25:1-9) de Parashat Balak no menciona a ninguno de los anti-héroes, aunque allí, en la degeneración idólatra de los israelitas, parece esconderse la mano de la dupla enemiga.


Tampoco tenemos mucha información sobre ese famoso Bilam (Balaán).  Originario de la Mesopotamia y reconocido por sus poderes mágicos y porque sus maldiciones funcionaban.  Y cómo logra hacer Bilam para que sus maldiciones funcionen? Él lograba conectarse con el Eterno en los momentos de ira divina contra una persona o grupos de personas. En el Talmud (Baba Batra 15b), los sabios lo consideran como uno de los siete profetas que Dios envió a las naciones del mundo, y el Midrash (Núm. Raba 20:1) lo coloca a la misma altura que el propio Moisés.  Otro pasaje (Sanhedrín 106a) sostiene que Balaám fue el asesor de Faraón, y que fue él quien le dio la idea de lanzar a los niños recién nacidos al Nilo, de la que se salvó Moisés por Milagros.


Aunque Bilam y Balak parecen haber fracasado en su intento de prejuicio sobrenatural contra el pueblo judío; Sin embargo, inmediatamente después de que éstos se marcharan y regresaran a sus respectivos puntos geográficos, la Torá nos relata cómo los hijos de Israel fueron seducidos por las mujeres de Moav (Moav), y de como participaban activamente de rituales idólatras, desencadenando la ira divina solo detenida por la violenta intervención de Pinjas (Fineas el Sacerdote nieto de Aarón).


Un poco más adelante, la propia Torá nos sorprende afirmando que esto fue parte del plan de Bilam: “He aquí, por consejo de Bilam esas mujeres fueron la causa de porque los hijos de Israel prevaricaran contra su D.ios en lo tocante a Baal-Peor”.


Sí, efectivamente, el incidente de Baal-Peor fue iniciativa del dúo enemigo, nos encontramos con que no sólo lograron salirse con la suya sino que lo hicieron atacando el punto débil de Israel.  Resulta interesante que, pudiendo resistir tres intentos de maldición de Bilam, nuestros antepasados hayan sucumbido a la fascinación de los rituales paganos y a la seducción de las mujeres no-Judías.  Lo que no pudo la palabra inspirada de Bilam junto con el dinero de Balak, lo lograron las mujeres de Moav y, especialmente, su falta de compromiso con el monoteísmo.


Quizás, una de las lecciones que nos deja toda esta historia es la fortaleza necesaria para enfrentarnos a nuestras amenazas externas, pero más importante aún, el saber que mientras nuestras convicciones no sean sólidas, no estén firmemente arraigadas, vamos a caer, una y otra vez, víctimas de nuestras propias contradicciones.

 

BENDICIONES PARA ANTES DE LEER LA TORÁ


LIBRO DE NÚMEROS CAPÍTULO 22

Y se movieron los hijos de Israel, y se asentaron en el Aravá de Moab, de esta parte (parte este) del Jordán de Jericó. Y Balac, el hijo de Tsipor vió, todo lo que Israel había hecho al Amorrheo. Y Moab tuvo gran temor a causa del pueblo de Israel porque era muy numeroso; y se angustió Moab á causa de los hijos de Israel. Y dijo Moab a los ancianos de Madián: Ahora lamerá esta gente todos nuestros contornos, como lame el buey la grama del campo. Y Balac, hijo de Tsipor, que era entonces rey de Moab. Por tanto envió Malajim3 (mensajeros)  á Balaam hijo de Beor, á Pethor, que está junto al río en la tierra de los hijos de su pueblo, para que lo llamasen, diciendo: Un pueblo ha salido de Egipto, y he aquí cubre la haz de la tierra, y habita delante de mí: Ven pues ahora, te ruego, maldíceme este pueblo, porque es más fuerte que yo: quizás podré yo herirlo, y echarlo de la tierra: que yo sé que el que tú bendijeres, será bendito, y el que tú maldijeres, será maldito.


Y fueron los ancianos de Moab, y los ancianos de Madián, con las dádivas de adivinación en su mano, y llegaron á Balaam, y le dijeron las palabras de Balac. Y él les dijo: Reposad aquí esta noche, y yo os referiré las palabras, como Hashem me hablare. Así los príncipes de Moab se quedaron con Balaam. Y vino Elohim (Dios) á Balaam, y díjole: ¿Qué varones son estos que están contigo? Y Balaam respondió á Elojim: Balac hijo de Tsipor, rey de Moab, los ha enviado á mí diciendo: He aquí este pueblo que ha salido de Egipto, cubre la haz de la tierra: ven pues ahora, y maldícemelo; quizás podré pelear con él, y echarlo. Entonces le dijo Elojim á Balaam: No vayas con ellos, ni maldigas al pueblo; porque es un pueblo bendito. Así Balaam se levantó por la mañana, y le dijo á los príncipes de Balac: Vuélvanse á su tierra, porque El Eterno no me quiere dejar ir con ustedes Y los príncipes de Moab se levantaron, y vinieron á Balac, y le dijeron: Balaam no quiso venir con nosotros.


Y volvió Balac á enviar otra vez más príncipes, y de rangos más alto que los otros. Los cuales vinieron á Balaam, y le dijeron: Así dice Balac, hijo de Tsipor: Te Ruégo por favor no dejes de venir á mí: Porque sin duda te honraré mucho, y haré todo lo que me dijeres: ven pues ahora, maldíceme á este pueblo. Y Balaam respondió, y dijo á los siervos de Balac: Aunque Balac me diese su casa llena de plata y oro, no puedo traspasar la palabra del Eterno mi Dios, para hacer cosa chica ni grande. Le Ruego por tanto ahora, que reposen aquí esta noche, para que yo sepa que me vuelve á decir El Eterno. Y vino Elojim a Balaam de noche, y le díjo: Si vinieren á llamarte hombres, levántate y ve con ellos: empero harás lo que yo te dijere. Así Balaam se levantó por la mañana, y cinchó su asna, y fué con los príncipes de Moab. Y el furor de Elojim se encendió porque él se iba; y el ángel del Eterno se puso en el camino contra él como  adversario suyo. Iba, pues, él montado sobre su asna, y con él dos mozos suyos. Y el asna vió al ángel del Eterno, que estaba en el camino con su espada desnuda en su mano; y se apartó el asna del camino, é iba por el campo. Entonces hirió Balaam al asna para hacerla volver al camino. Mas el Malaj (ángel) del Eterno se puso en una senda de viñas que tenía pared de un lado y otra pared del otro lado. Y viendo el asna al Malaj del Eterno, se pegó á la pared, y apretó contra la pared el pie de Balaam: y él volvió á herirla. Y el Malaj del Eterno pasó más allá, y se púso en una angostura, donde no había camino para apartarse ni á diestra ni á siniestra. Y viendo el asna al Malaj del Eterno, se echó debajo de Balaam: y se enojó Balaam, é hirió al asna con el palo.   Entonces El Eterno le abrió la boca al asna, la cual le dijo á Balaam: ¿Qué te he hecho, que me has herido estas tres veces? Y Balaam respondió al asna: Porque te has burlado de mí: ¡ojalá tuviera espada en mi mano, que ahora te mataría!



PERLA DE PARACHÁ: CAMINO A MALDECIR A ISRAEL

LIMUD FEMENINO

TORAH-BOX

-

Cuando el malvado profeta gentil Bilam (Balaam) fue contactado para venir a maldecir a los israelitas, Bilam saltó inmediatamente sobre la propuesta ... y mientras él estaba cabalgando sobre su asna dispuesto a perjudicar al pueblo judío. Hashem entonces exclamó: "¡Malvado! El padre (abuelo de ellos) de Israel, Avraham ya se te adelantó, ya muchos años antes que tú,  de demostró su lealtad y fidelidad a su D.ios cuando hizo el 'akeda de su hijo Yitsjak (Isaac).


Un ángel del Eterno estaba observando a Bilam en el camino, con una espada desenvainada en su mano. Pero ¿Qué? ¿de veras necesitaba este ángel un arma para derrotar al falso Tsadik (justo)? ¿No podría simplemente hacerlo sólo con un soplo de su aliento? Dicen nuestros sabios que se trata aquí de un indicio para demostrar que la boca es el arma que se le dio a Jacob (Israel se defiende con sus plegarias), mientras que a los goyim (a las naciones) se les ha dado de sobrevivir por medio de su espada. Ahora el ángel lo iba derrotar al malvado con el arma que le correspondía a ese gentil usar, pero que había cambiado de papel usando el arma de Israel (el poder de la boca).


Dice el ángel: En este caso, yo también lo lucharé con su propia arma (la espada).  Pero la burra del malvado, Al ver al ángel, con la espada desenvainada, a su manera, ésta dio un salto a un lado. Sin embargo Bilam (Balaam) no estando al tanto de la situación la golpeó. Este Racha (malvado) 'está a punto de maldecir a toda una nación que no le había hecho nada a él, y golpea a su asna sólo porque esta entró al campo!


Luego tomó su bastón para castigarla de nuevo por haberlo avergonzado, cuando de repente "Hashem le abrió la boca a la asna para que puede hablarle al malvado. Esto significa de manera clara que Hashem tiene poder absoluto sobre el habla y la lengua, y si lo desea hace hablar aún a los animales. Y que este Racha no va a maldecir a nadie sin su permiso. Dice el asna: "¿Qué te he hecho a ti para que tú me hayas golpeado estas tres veces? En hebreo la palabra usada para tres veces es "Regalim". Lo cual demuestra el mensaje secreto en ese incidente, esto se está refiriéndo a "Shalosh Regalim" - las tres fiestas de peregrinación de Israel. El mensaje subyacente es: "¿Acaso se podría destruir a un pueblo que obedece a las tres fiestas solemnes (Pascuas, Shavuot y Sukot)? "


Respondiendo Bilam al asna, dijo: "Si tuviera yo una espada en la mano, te mataría." Bilam se estaban desacreditando al decir eso delante de los príncipes de Moab que lo acompañaban así de fácil.  Éste que estaba supuestamente a punto de aniquilar a todo un pueblo por medio de su boca, alguien así de poderoso con el habla, ¿para que necesitaba una espada simplemente para vengarse de una simple asna?

בְּמִדְבַּר

LIBRO DE NÚMEROS CAPITULO 23

Y Balaam dijo á Balac: Edifícame aquí siete altares, y prepárame aquí siete becerros y siete carneros. Y Balac hizo como le dijo Balaam: y ofrecieron Balac y Balaam un becerro y un carnero en cada altar. Y Balaam dijo a Balac: Ponte junto a tu holocausto, y yo iré: quizás El Eterno me vendrá al encuentro, y cualquiera cosa que me mostrare, te la noticiaré. Y así se fué solo. Y vino Dios al encuentro de Balaam, y éste le dijo: Siete altares he ordenado, y en cada altar he ofrecido un becerro y un carnero.

Y El Eterno puso palabra en la boca de Balaam, y le dijo: Vuelve á Balac, y has de hablar así. Y volvió a él, y he aquí estaba él junto a su holocausto, él y todos los príncipes de Moab. Y él tomó su parábola, y dijo:

De Aram me trajo Balac, Rey de Moab, de los montes del oriente: Ven, maldíceme a Jacob; Y ven, execra á Israel. ¿Por qué maldeciré yo al que Dios no maldijo? ¿Y por qué he de execrar al que El Eterno no ha execrado? Porque de la cumbre de las peñas lo veré, Y desde los collados lo miraré: He aquí un pueblo que habitará confiado, Y no será contado entre las naciones. ¿Quién contará el polvo de Jacob, O el número de la cuarta parte de Israel? Muera mi persona de la muerte de los rectos, Y mi postrimería sea como la suya. Entonces Balac dijo a Balaam:

¿Qué me has hecho? Te he tomado para que maldigas a mis enemigos, y he aquí has proferido bendiciones. Y él respondió, y dijo: ¿No observaré yo lo que El Eterno pusiere en mi boca para decirlo? Y dijo Balac: Te ruego que vengas conmigo a otro lugar desde el cual lo veas; su extremidad solamente verás, que no lo verás todo; y desde allí me lo maldecirás. Y lo llevó al campo de Sofim, á la cumbre de Pisgá, y edificó siete altares, y ofreció un becerro y un carnero en cada altar. Entonces él dijo á Balac: Ponte aquí junto a tu holocausto, y yo iré a encontrar a Dios allí. Y El Eterno salió al encuentro de Balaam, y puso palabra en su boca, y le dijo: Vuelve a Balac, y así has de decir. Y vino a él, y he aquí que él estaba junto a su holocausto, y con él los príncipes de Moab: y le dijo Balac: ¿Qué ha dicho El Eterno? Entonces él tomó su parábola, y dijo: Balac, levántate y oye; Escucha mis palabras, hijo de Tsipor: “Dios no es hombre, para que mienta; Ni hijo de hombre para que se arrepienta”: El dijo, ¿y no hará?; Habló, ¿y no lo ejecutará? He aquí, yo he tomado bendición: Y él bendijo, y no podré revocarla. No ha notado iniquidad en Jacob, Ni ha visto perversidad en Israel: El Eterno su Dios está con él, Y júbilo de rey en él.

Dios los ha sacado de Egipto; Tiene fuerzas como de unicornio. Porque en Jacob no hay agüero, Ni adivinación en Israel: Como ahora, será dicho de Jacob y de Israel: ¡Lo que ha hecho Dios! He aquí el pueblo, que como león se levantará, Y como león se erguirá: No se echará hasta que coma la presa, Y beba la sangre de los muertos. Entonces Balac dijo á Balaam: Ya que no lo maldices, ni tampoco lo bendigas. Y Balaam respondió, y dijo a Balac: ¿No te he dicho que todo lo que El Eterno me dijere, aquello tengo de hacer? Y dijo Balac a Balaam: Te ruego que vengas, te llevaré a otro lugar; por ventura parecerá bien a Dios que desde allí me lo maldigas. Y Balac llevó a Balaam a la cumbre de Peor, que mira hacia Jesimón. Entonces Balaam dijo a Balac: Edifícame aquí siete altares, y prepárame aquí siete becerros y siete carneros. Y Balac hizo como Balaam le dijo; y ofreció un becerro y un carnero en cada altar.

בְּמִדְבַּר

LIBRO DE NÚMEROS CAPITULO 24

Y Como vió Balaam que parecía bien al Eterno que el bendijese a Israel, no fué, como la primera y segunda vez, a encuentro de agüeros, sino que puso su rostro hacia el desierto; Y alzando sus ojos, vió a Israel alojado por sus tribus; y el espíritu de Dios vino sobre él. Entonces tomó su parábola, y dijo: Dijo Balaam hijo de Beor, Y dijo el varón de ojos abiertos: Dijo el que oyó los dichos de Dios, El que vió la visión del Omnipotente; Caído, mas abiertos los ojos:

MAH TOVU


¡Cuán hermosas son tus tiendas, oh Jacob, Tus habitaciones, oh Israel! Como arroyos están extendidas, Como huertos junto al río, Como lináloes plantados por El Eterno, Como cedros junto á las aguas. De sus manos destilarán aguas, Y su simiente será en muchas aguas: Y ensalzarse ha su rey más que Agag, Y su reino será ensalzado. Dios lo sacó de Egipto; Tiene fuerzas como de unicornio: Comerá a las gentes sus enemigas, Y desmenuzará sus huesos, Y asaeteará con sus saetas. Se encorvará para echarse como león, Y como leona; ¿quién lo despertará? Benditos los que te bendijeren, Y malditos los que te maldijeren. Entonces se encendió la ira de Balac contra Balaam, y batiendo sus palmas le dijo: Para maldecir a mis enemigos te he llamado, y he aquí los has resueltamente bendecido ya tres veces. Húyete, por tanto, ahora a tu lugar: yo dije que te honraría, mas he aquí que El Eterno te ha privado de honra. Y Balaam le respondió: ¿No lo declaré yo también a tus mensajeros que me enviaste, diciendo:

Si Balac me diéra su casa llena de plata y oro, yo no podré traspasar el dicho del Eterno para hacer cosa buena ni mala de mi arbitrio; mas lo que El Eterno hablare, eso diré yo? He aquí yo me voy ahora a mi pueblo: por tanto, ven, te indicaré lo que este pueblo ha de hacer a tu pueblo en los días del fin (Ajarit hayamim). Y tomó su parábola, y dijo:

LOS DIAS DEL FIN – AJARIT HAYAMIM


Dijo Balaam hijo de Beor, Dijo el varón de ojos abiertos: Dijo el que oyó los dichos del Eterno, Y el que sabe la ciencia del Altísimo, El que vió la visión del Omnipotente; Caído, mas abiertos los ojos: Verélo, mas no ahora: Lo miraré, mas no de cerca:

Saldrá ESTRELLA de Jacob, Y se levantará cetro de Israel, Y herirá los cantones de Moab, Y destruirá a todos los hijos de Set.

Y será tomada Edom, Será también tomada Seir por sus enemigos, E Israel se portará varonilmente. Y el de Jacob se enseñoreará, Y destruirá de la ciudad lo que quedare.

Y viendo a Amalec, tomó su parábola, y dijo: Amalec, cabeza de gentes; Mas su postrimería perecerá para siempre.

Y viendo al Cineo, tomó su parábola, y dijo: Fuerte es tu habitación, Pon en la peña tu nido: Que el Cineo será echado, Cuando Assur (Asiria) te llevará cautivo.

Todavía tomó su parábola, y dijo: ¡Ay! ¿quién vivirá cuando hiciere Dios estas cosas? Y vendrán navíos de la costa de Shitim, Y afligirán a Assur (Asiria), afligirán también a Eber: Mas él también perecerá para siempre. Entonces se levantó Balaam, y se fué, y volvió á su lugar: y también Balac se fué por su camino.


בְּמִדְבַּר

Libro de Números Capítulo 25

Y se asentó Israel en Shitim, y el pueblo empezó a practicar la prostitución con las hijas de Moab: Las cuales llamaron al pueblo a los sacrificios de sus dioses: y el pueblo comió, y se inclinó a sus dioses. Y se allegó el pueblo Baal-peor; y el furor del Eterno se encendió contra Israel.

Y El Eterno dijo a Moisés: Toma todos los príncipes del pueblo, y ahórcalos hacia el Eterno frente al sol; y la ira del furor del Eterno se apartará de Israel. Entonces Moisés dijo a los jueces de Israel: Matad cada uno a aquellos de los suyos que se han allegado a Baal-peor.

Y he aquí un varón de los hijos de Israel vino y trajo una Midianita a sus hermanos, a los ojos de Moisés y de toda la congregación de los hijos de Israel, llorando ellos a la puerta del tabernáculo del testimonio.




Y lo vió Pinjas Ben El'azar el Kojen (hijo de El'azar), hijo de Aarón el sacerdote (Kojen), y se levantó de en medio de la congregación, y tomó una lanza en su mano:

BENDICIONES PARA DESPUÉS DE LEER LA TORÁ

Después de leer o estudiar la Torá hay que acostumbrarse a bendecir al Eterno

En Hebreo
¡Barúj Atáh Adonai, Eloheinu Meléj HaOlám, Asher Natán Lanu Et Torató. Torát Emét, Vejayei Olám Natá Betojeiunu. Barúj Atáh Adonai, Notén HaTorá!

En Español
¡Bendito Eres Tú Eterno, Elohim Nuestro y Rey del universo, que nos ha entregado Su Torá, una Torá de Verdad, y que ha implantado en nuestro interior la vida eterna. Bendito Eres Tú Adonai (Eterno), donador de la Torá!




MAFTIR

Y (*Pinjas) se fué tras el varón Israelita a la tienda de él, y los alanceó a ambos, al varón Israelita, y a la mujer Midianita por su vientre. Y cesó la mortandad de los hijos de Israel.  Y murieron de aquella mortandad veinte y cuatro mil.




BENDICIONES PARA ANTES DE LEER LA HAFTARÁ

Antes de leer la Haftará también, el lector o el estudiante debe de decir esta bendición:

En Hebreo
¡Barúj Atáh Adonai Eloheinu Meléj HaOlám Asher Bájar Bin-vi-ím Tovím Ve-Ratzá Ve-Divreijem Ha-ne-Emarim Ve-Emét! ¡Barúj Atáh Adonai Ha-Bojer Ba-Torá Uv-Moshé Avdó Uv-Israel Amó U-ninviei Ha-Emét Va-Tsedék!

En Español
¡Bendito Eres Tú Adonai, Elohim Nuestro, Rey del Universo, que escogiste Buenos Profetas y te complaciste con sus palabras que fueron pronunciadas con Verdad! ¡Bendito Eres Tú Adonai, que escogiste la Torá y a Moshé tu Siervo, y a Israel Tu Pueblo, y a Los Profetas de Verdad y Justicia!

La Haftará para la Parashá de Balak está en Miqueas 5:6-6:8.




MIQUEAS 5:6-6:8  


Y estará el residuo de Jacob en medio de muchos pueblos, como el rocío del Eterno, como las lluvias sobre la hierba, las cuales no esperan varón, ni aguardan a hijos de hombres.  Asimismo será el resto de Jacob entre las gentes, en medio de muchos pueblos, como el león entre las bestias de la montaña, como el cachorro del león entre las manadas de las ovejas, el cual si pasare, y hollare, y arrebatare, no hay quien escape.  Tu mano se alzará sobre tus enemigos, y todos tus adversarios serán talados. Y acontecerá en aquel día, dice El Eterno, que haré matar tus caballos de en medio de ti, y haré destruir tus carros.  Haré también destruir las ciudades de tu tierra, y arruinaré todas tus fortalezas.  Asimismo destruiré de tu mano las hechicerías, y no se hallarán en ti agoreros.  Y haré destruir tus esculturas y tus imágenes de en medio de ti, y nunca más te inclinarás a la obra de tus manos;  Y arrancaré tus bosques de en medio de ti, y destruiré tus ciudades. Y con ira y con furor haré venganza en las gentes que no escucharon. **


Oigan ahora lo que dice El Eterno: Levántate, pleitea con los montes, y oigan los collados tu voz.  Oigan, montes, y fuertes fundamentos de la tierra, el pleito del Eterno: porque tiene El Eterno pleito con su pueblo, y altercará con Israel.  Pueblo mío, ¿qué te he hecho, o en qué te he molestado? Respóndeme.  Porque yo te hice subir de la tierra de Egipto, y de la casa de siervos te redimí; y envié delante de ti a Moisés, y a Aarón, y a Miriam.  Pueblo mío, acuérdate ahora qué planeó Balak rey de Moab, y qué le respondió Balaam, hijo de Beor, desde Shittim hasta Gilgal, para que conozcas las justicias del Eterno.  


¿Con qué prevendré al Eterno, y adoraré al alto Dios? ¿vendré ante él con holocaustos, con becerros de un año?  ¿Acaso se gradará El Eterno de millares de carneros, o de diez mil arroyos de aceite? ¿Daré mi primogénito por mi rebelión, el fruto de mi vientre por el pecado de mi alma?  


Oh hombre, Él te ha declarado: Sólo desea lo que es bueno, y qué más te pide El Eterno: solamente que practiques la justicia, que ames la misericordia, y que practiques la humildad para andar con tu Dios.            Fin de la Haftará


El burro que pudo hablar , el que pudo ver, el que actuó para salvar a su amo aunque le costara.

El siguiente cuestionario fue Preparado en las Instituciones de Ohr Somayaj en Jerusalem, Israel.


Todas las referencias son a los versos y al comentario de Rashi, a menos que se indique lo contrario.


PARASHAT BALAK


1. ¿Por qué Moav consultó específicamente con Midián (Madián) acerca de su estrategia contra los judíos? Números 22: 4 - Desde que Moshé creció en Madián, los moabitas pensaron que los madianitas podrían saber en qué consistía el poder de Moshé.

2. ¿Cuál era el estado de Balak antes de convertirse en el rey de Moav? Números 22: 4 - Él era un príncipe de Madián.

3. ¿Por qué Dios le otorgó la profecía al malvado Bilaam? Números 22: 5 - Así que las otras naciones no podían decir: "Si hubiéramos tenido profetas, también habríamos llegado a ser justos".

4. ¿Por qué Balak pensó que la maldición de Bilaam funcionaría? Números 22: 6 - Porque la maldición de Bilaam había ayudado a Sichon a derrotar a Moav.

5. ¿Cuándo recibió Bilaam sus profecías? Números 22: 8 - Solo por la noche.

6. Dios le preguntó a Bilaam: "¿Quiénes son estos hombres que están contigo?" ¿Qué dedujo Bilaam de esta pregunta? Números 22: 9 - Él razonó erróneamente que Dios no es omnisciente.

7. ¿Cómo sabemos que Bilaam odiaba a los judíos más que Balak? Números 22:11 - Balak solo quería expulsar a los judíos de la tierra. Bilaam trató de exterminarlos por completo.

8. ¿Qué es evidencia de la arrogancia de Bilaam? Números 22:13 - Dio a entender que Dios no lo dejaría ir con los príncipes moabitas debido a su menor dignidad.

9. ¿De qué manera fue el malach que se opuso a Bilaam un ángel de misericordia? Números 22:22 - Misericordiosamente trató de evitar que Bilaam pecara y se destruyera a sí mismo.

10. ¿Cómo murió Bilaam? Números 22:23 - Fue asesinado con una espada.

11. ¿Por qué los malaj mataron al burro de Bilaam? Números 22:33 - Para que la gente no lo vea y diga: "Aquí está el burro que silenció a Bilaam". Dios se preocupa por la dignidad humana.

12. Bilaam comparó su reunión con un ángel a la reunión de otra persona con un ángel. ¿Quién era la otra persona y cuál era la comparación? Números 22:34 - Avraham. Bilaam dijo: "Dios me dijo que fuera pero luego envió un ángel para detenerme. Lo mismo le sucedió a Avraham: Di-s le dijo a Avraham que sacrificara a Itzjak, pero luego canceló el comando a través de un ángel".

13. Bilaam le dijo a Balak que construyera siete altares. ¿Por qué específicamente siete? Números 23: 4 - Correspondiente a los siete altares construidos por el Avot. Bilaam le dijo a Di-s: "Los antepasados el pueblo judío construyeron siete altares, pero yo solo he construido altares iguales a todos".

14. ¿Quién en la historia judía parecía apto para una maldición, pero recibió una bendición en su lugar? Números 23: 8 - Yaakov, cuando Itzjak lo bendijo.

15. ¿Por qué se compara al pueblo judío con los leones? Números 23:24 - Se levantan cada mañana y se "fortalecen" para hacer mitzvot.

16. En el tercer intento de Bilaam de maldecir a los judíos, cambió su estrategia. ¿Qué fue diferente? Números 24: 1 - Comenzó mencionando los pecados del pueblo judío, esperando así poder maldecirlos.

17. ¿Cuáles fueron las tres características principales de Bilaam? Números 24: 2 - Un mal de ojo, orgullo y avaricia.

18. ¿Qué vio Bilaam que lo hizo decidir no maldecir a los judíos? Números 24: 2 - Vio a cada tribu morando sin mezclarse. Vio las tiendas arregladas para que nadie pudiera ver la tienda de su vecino.

19. ¿Qué frase en la autodescripción de Bilaam se puede traducir de dos maneras opuestas, y ambas salen significando lo mismo? Números 24: 3 - "Shatum ha'ayin". Significa "el ojo asomado", que implica ceguera en un ojo; o significa "ojo abierto", que significa visión pero implica ceguera en el otro ojo.

20. ¿Qué cosa le dijo Bilaam a Balak que el Dios de los judíos odia? Números 24:14 - La Promiscuidad.

¡Shabat Shalom u Mevoraj!



Únete a Nuestro Grupo de Whatsapp



Únete a Nuestro Grupo de Signal




RAICES SEFARADIES DOM


RETOUR AUX RACINES SEPHARADES


H’ Ehad



___________

         ה' אחד


Enerio Yochanan Benorinu Baptista

Copyright:  © 2015  ABA - EYBO

ENERIOB@OUTLOOK.COM



Share:

No comments:

Post a Comment