BLOG DE RAÍZ SEFARDÍ

QUIEN CREO EL MAL



¿QUÉ OPINAN USTEDES, CREEN QUE DIOS CREO EL MAL?
Dice el sabio: .... Dios ha hecho tanto lo uno como lo otro, para que el ser humano no halle nada después de él.
¿Dios creó el mal? Ciertamente, todo es obra de Dios. Entonces, aunque la maldad es obra del hombre, la idea del mal fue necesariamente creada por Dios. Pero si Dios es bueno, ¿cómo es posible que Él haya creado el mal?

Responde el Rav Itzhak Prajs: Esta es una paradoja; el bien existe porque Dios así lo quiso; el mal existe porque es algo que Dios no quiere. [Esta es una de las pruebas de que el ser humano no prede compararse con el Creador] Si un ser humano desea algo, pero no hace nada concreto al respecto, nada sucede. Si quieres un pedazo de pastel, no se materializará a menos que alguien hornee un pastel. Pero para el Ser Creador y Divino, no es así, sus deseos crean la realidad. Cuando Dios quiere algo, eso lo hace que existir. Después de todo, Él es omnipotente; si Él quiere esta cosa, ¿qué podría impedir que exista? Él quería un mundo, y el mundo vino a ser. Él quiso el bien, y el bien fue.

Este mismo principio se aplica cuando el Creador no quiere algo: también lo que Él no quiere toma realidad. Si Dios decide que no quiere algo, esa misma decisión hace que exista. La omnipotencia de Dios significa que incluso su carencia de deseos crea. El mal es lo que Dios no quiere. Entonces existe. Sin embargo, el mal no existe de la misma manera que existe el bien. Dios desea el bien, por lo que su existencia es verdadera y eterna. El mal, por otro lado, es negativo, es algo que Dios no quiere, y por lo tanto su existencia es débil y transitoria.

El mal no es más que una no-entidad indeseable, un camino que no se debe tomar. Al cometer malas acciones, le damos al mal más importancia de lo que merece. Nuestras malas decisiones hacen que el mal exista más real de lo que realmente es. En última instancia, el mal no puede ganar. Es solo un espectro inútil, una ilusión temporal, una fachada débil. Con el tiempo, el mal se disipa, por muy amenazante que parezca. Los imperios del mal se derrumban, las ideas corruptas quedan expuestas y el bien brilla intensamente. Este era el deseo original de Dios, pero Él nos ha confiado la tarea de llevarlo a cabo. La única manera de desterrar el espectro del mal es encender la luz del bien.

___________________
Versiculos de la Torá que declaran que el Eterno Dios creó tanto el bien como el mal.

Kohelet 7:14 En el día de la prosperidad alégrate, y en el día de la adversidad considera (Presta atención); Dios ha hecho tanto lo uno como lo otro, para que el ser humano no halle nada después de él.

Yeshayahu (45:7) Yo formo la luz y creo las tinieblas; hago la paz y creo el mal; Yo soy el Eterno, el que hago todas estas cosas.



Share:

No comments:

Post a Comment