BLOG DE RAÍZ SEFARDÍ

KEDOSHIM

B''H

Esta Parashá Fue Preparada Por ABA-EYBO
-
PARASHAT KEDOSHIM
Levítico 19: 1 hasta el capítulo 20:27

DEDICADA A LA MEMORIA Y PARA MÉRITO DE:

Sarah Bat Haran - Rivkah, Rajel, Leah, (כריסטינה מרים דה בלר), Rajel Savua de Akiva;
Ruti Sarah Bat Simcha
Rabbi Akiva Ben Yosef, Jeannette Agustin San Juan, Fortune Agustin,
Filomena Agustin de San Juan (T’vila / Fila), Federmo San Juan, Aba Mevoyan Beler, Rajel Mazouz
Claudio Alfredo Beler San Juan; (סוג'ונטו בן סופריו) ; ( אבא סופריו) , Rabbi Ya’akov Abujatseira
(כל הזקנים בדורותיהם, מצד אבי, ובצד אמי); Chaya Mushka Schneersohn
Y de todos los Anusim de la casa de Israel; Jean-Baptiste Alvares
ז'אן בטיסט אלבארס , רבי שלמה לוריא, מהרש״ל
Jean Baptiste Louis Agustin Rodrigué Alvares, Rav DovBer de Lubavitch
אורינו ז'אן בטיסט אלבארס;
Eli Ha’Kohen, Pinjás Ve’Ikavod Ha’Kohen. Abayé Ha’Kohen, El Rebbe de Lubavitch,
Menajem Mendel Shnirsohn Zt”L; Yehuda Ha’Jassid, 
e Israel Meir KaGan el Jafets Ha’Jaim.
Aliza Shoshana Eliashiv

PARA EL EXITO Y EL MÉRITO DE FUNDAR UN HOGAR SANTO, CON LA PUREZA DE LAS MUJERES, CRIAR HIJOS QUE ESTÉN CERCA DE LA TORA Y ATADOS AL ETERNO, UN LUGAR DONDE SIEMPRE SE CUMPLEN LAS MITZVOT Y SE VIVE BAJO LAS ESTRICTAS LEYES DE LA HALAJA JUDIA.

Para el Éxito, la Devekut, La Santidad, La Parnasá y La Salud de:
Rabanit (Kuk) Leah Bat Aliza Shoshana Eliashiv, Tzeví Cohén,
Rivka Nessia Bat Sarah,
Fior D'Aliza Chana Devora Bat Sarah, 
Lenord Tzafón Ben'Orino, Juliana Bat Krisiana, Aminda Bat Krisiana, Olga Bat Krisianana. Jenifer Bat Juliana, La Rabanit Jaguit Shira, 



CONTENIDO DE LA PARASHÁ
Kedoshím - Es la palabra hebrea para decir "Santos" en plural, cuyo singular masculino es Kadosh. Es la 14ª palabra, y la primera palabra distintiva, en la Parashá Kedoshím. Se trata de la trigésima porción semanal de la Torá en el ciclo anual lecturas de la Torá y es el séptimo en el Libro de Levítico. Constituye Levítico 19: 1-20: 27. La parashá está formada por 3.229 letras hebreas, 868 palabras hebreas y 64 versículos, y puede ocupar unas 109 líneas en un rollo de la Torá.

En general se lee a fines de abril o mayo. El calendario hebreo lunisolar contiene hasta 55 semanas, el número exacto varía entre 50 en los años comunes y 54 o 55 en los años bisiestos. En los años bisiestos (por ejemplo, 2019, 2022 y 2024), la Parashá Kedoshim se lee por separado. En los años comunes (por ejemplo, 2018, 2020, 2021, 2023, 2025 y 2026), La Parashá de Kedoshim se combina con la parashá anterior, Ajaréi Mot, para ayudar a alcanzar el número necesario de lecturas semanales del año correspondiente.

Kodashim es también el nombre de la quinta orden en la Mishná (La Torá Oral), Tosefta y el Talmud de Babilonia. El término "kedoshim" a veces también se usa para referirse a los seis millones de judíos asesinados durante el Holocausto, a quienes algunos llaman "kedoshim" porque cumplieron con la Mitzvá de Kidush HaShem (Morir sólo por el nombre de Dios).



SOBRE EL ESTUDIO DE SHABAT

En la lectura tradicional de Shabat Torá, la parashá Kedoshím se divide en siete lecturas, o עליות, aliyot.

 Primera lectura — Levítico 19:1–14

 En la primera lectura (Aliyá ), Dios le dijo a Moisés que les dijera a los israelitas que fueran santos, porque Dios es santo.  Entonces Dios explicó (en lo que los eruditos llaman "el Código de Santidad") cómo las personas pueden ser santas.  Dios instruyó a los israelitas:

 Reverenciar a sus madres y padres;  Para guardar el Shabat;  No recurrir a los ídolos;  Comer el sacrificio del bienestar en los primeros dos días y quemar todas las sobras en el tercer día;  No segar hasta los bordes del campo, sino dejar algo para los pobres y los forasteros;  No robar, engañar, jurar en falso o defraudar;  Pagar a los trabajadores sus salarios puntualmente;  No insultar a los sordos ni estorbar a los ciegos

 Segunda lectura — Levítico 19:15–22
 En la segunda lectura (Aliyá), Dios instruyó a los israelitas:  para juzgar justamente;  No tratar con vileza a sus compatriotas, ni aprovecharse de su sangre, ni odiarlos en su corazón;  Para reprender a los parientes pero no incurrir en culpa a causa de ellos;  No tomar venganza ni guardar rencor;  Amar a los demás como a uno mismo;  yo soy el Eterno;  No mezclar especies diferentes ni sembrar campos con dos clases de semillas;  No usar ropa de una mezcla de dos tipos de materiales;  Un hombre que tenía relaciones sexuales con una esclava designada para otro hombre tenía que ofrecer un carnero de ofrenda por la culpa.

 Tercera lectura — Levítico 19:23–32

 En la tercera lectura (Aliyá), Dios instruyó a los israelitas:  Considerar el fruto de un árbol recién plantado como prohibido durante tres años, apartado para Dios en el cuarto año y disponible para su uso en el quinto año.  No comer nada con su sangre.  No practicar la adivinación o la adivinación.  No redondear el crecimiento lateral de sus cabezas ni destruir el crecimiento lateral de sus barbas.  No cortar su carne por los muertos.  No degradar a sus hijas ni convertirlas en rameras.  Para venerar el santuario de Dios.  No recurrir a los fantasmas ni consultar a los espíritus.  Levantarse ante los ancianos y mostrar deferencia a los ancianos Cuarta lectura — Levítico 19:33–37

 En la cuarta lectura (Aliyá), Dios instruyó a los israelitas:

 No agraviar a los extraños que residen en la tierra, sino amarlos como a uno mismo.  No falsificar pesos ni medidas.  uno imaginando de Molec

 Quinta lectura — Levítico 20:1–7

 En la quinta lectura (Aliyá), Dios le dijo a Moisés que instruyera a los israelitas sobre las siguientes penas por transgresiones.  Los siguientes debían ser condenados a muerte: El que le dio un hijo a Molec.  Los siguientes debían ser cortados de su pueblo (כרת, karet): Uno que se convirtió en fantasmas o espíritus familiares.

 Sexta lectura — Levítico 20:8–22

 En la sexta lectura (Aliyá), Dios le dijo a Moisés que instruyera a los israelitas sobre las siguientes penas por transgresiones.  

Los siguientes serán condenados a muerte: El que insultó a su padre o a su madre.  El hombre que cometió adulterio con una mujer casada, y la mujer casada con quien lo cometió. El hombre que se acuesta con la mujer de su padre, y la mujer de su padre con quien se acuesta. El hombre que se acostó con su nuera, y su nuera con quien se acostó.  El hombre que se acuesta con varón como quien se acuesta con mujer, y el varón con quien se acuesta. Un hombre que se casó con una mujer y su madre, y la mujer y madre con quien se casó. Un hombre que tuvo relaciones carnales con una bestia, y la bestia con la que tuvo relaciones. Una mujer que se acercaba a cualquier bestia para aparearse con ella, y la bestia a la que se acercaba. Alguien que tenía un fantasma o un espíritu familiar. 

Los siguientes serán eliminados de su pueblo (כרת, karet):  Un hombre que se casó con su hermana, y la hermana con la que se casó. El hombre que se acostó con una mujer en su período Nidá, y la mujer con quien se acostó. 

Los siguientes morirían sin hijos:  El hombre que descubrió la desnudez de su tía, y la tía cuya desnudez el descubrió.  Un hombre que se casó con la esposa de su hermano, y la esposa del hermano con quien se casó. 

Entonces Dios ordenó a los israelitas que observaran fielmente todas las leyes de Dios, para que la Tierra Prometida no los vomitara.

 Séptima lectura — Levítico 20:23–27
 En la séptima lectura (Aliyá), Dios dejó claro que fue porque los antiguos habitantes de la tierra hicieron todas estas cosas que Dios los desposeyó.  Dios designó a los israelitas como santos para Dios, porque Dios es santo, y Dios había apartado a los israelitas de otros pueblos para que fueran de Dios.

COMENTARIO SOBRE LA PARASHÁ

Resumen de la Parashá
Levítico 16:1-18:30

Luego de la muerte de Nadav y Avihu, Dios advierte sobre la entrada “al lugar santo” sin autorización. Sólo el Cohen Gadol (Sumo Sacerdote) puede, una vez al año, en Iom Kipur, entrar al cuarto más interno del Santuario para ofrendar el santo incienso - ketoret a Dios.

Otra de las características del Día de Expiación es el azar echado sobre dos carneros para determinar cuál debe ser ofrendado a Dios y cuál debe ser despachado para cargar los pecados de Israel hacia el desierto.

La parashá Ajarei también advierte sobre ofrendar korbanot (ofrendas animales o vegetales) en cualquier otro lugar excepto el Santo Templo, prohíbe el consumo de sangre, y detalla las leyes de relaciones prohibidas, prohibiendo el incesto y cualquier otra relación sexual inapropiada.

La sección Kedoshím comienza con la frase “Serás santo, porque Yo, el Eterno soy santo”; esto es seguido por docenas de Mitzvot (mandatos Divinos) a través de los cuales el judío se santifica a sí mismo y se relaciona con la santidad de Dios.

Estos incluyen: la prohibición contra idolatría, la Mitzvá de caridad, el principio de igualdad frente a la ley, Shabat, moralidad sexual, honestidad en los negocios, honor y temor a los padres, la importancia de la vida.

También en Kedoshím se encuentra la frase que el gran Rabí Akiva enseñó que se trata de un principio cardinal de la fe judía y sobre la cual Hilel dijo: “Esta es toda la Torá, el resto es comentario” – Ama a tu prójimo como a ti mismo

BENDICIONES PARA ANTES DE LEER LA TORÁ
Antes de leer o estudiar la Torá hay que acostumbrarse a bendecir el Eterno (HaShem). Mantén en mente que el nombre de D.ios que se usa cuando decimos nuestras plegarias y cuando leemos la Torá o cuando bendecimos a D.ios es “Adonai”. Donde quiera que aparezca su nombre lo pronunciamos “Adonai”. Dondequiera que aparece el nombre del Eterno, lo pronunciamos Adonai en esos momentos, en otros momentos sólo decimos HaShem.

Bendigo al Eterno, el D.ios Bendito
¡Bendito sea el Eterno quien debe ser bendecido!

En Hebreo
¡Barúj Atáh (Adonai), Eloheinu Meléj Ha’Olám, Asher Bájar Bánu Mikól Ha’Amím VeNatán Lanú Et Torató. Barúj Atáh Adonai Notén HaTorá!

En Español
¡Bendito Eres Tú Adonai, Elohim Nuestro y Rey del universo, que Nos Ha Escogido de entre todas las naciones y nos Ha Entregado Su Torá. Bendito eres Tú Adonai, donador de la Torá!

LEVÍTICO 16:1 - 34
1 Y le Habló el Eterno á Moisés, después que murieron los dos hijos de Aarón, cuando se llegaron delante del Eterno, y murieron; 2 Y el Eterno dijo á Moisés: Di á Aarón tu hermano, que no en todo tiempo entre en el santuario del velo adentro, delante de la cubierta que está sobre el arca, para que no muera: porque yo apareceré en la nube sobre la cubierta. 3 Con esto entrará Aarón en el santuario: con un becerro por expiación, y un carnero en holocausto. 4 La túnica santa de lino se vestirá, y sobre su carne tendrá pañetes de lino, y ceñiráse el cinto de lino; y con la mitra de lino se cubrirá: son las santas vestiduras: con ellas, después de lavar su carne con agua, se ha de vestir. 5 Y de la congregación de los hijos de Israel tomará dos machos de cabrío para expiación, y un carnero para holocausto. 6 Y hará allegar Aarón el becerro de la expiación, que es suyo, y hará la reconciliación por sí y por su casa.

7 Después tomará los dos machos de cabrío, y los presentará delante del Eterno á la puerta del tabernáculo del testimonio. 8 Y echará suertes Aarón sobre los dos machos de cabrío; la una suerte por el Eterno, y la otra suerte por Azazel. 9 Y hará allegar Aarón el macho cabrío sobre el cual cayere la suerte por el Eterno, y ofrecerálo en expiación. 10 Mas el macho cabrío, sobre el cual cayere la suerte por Azazel, lo presentará vivo delante del Eterno, para hacer la reconciliación sobre él, para enviarlo á Azazel al desierto.

11 Y hará llegar Aarón el becerro que era suyo para expiación, y hará la reconciliación por sí y por su casa, y degollará en expiación el becerro que es suyo. 12 Después tomará el incensario lleno de brasas de fuego, del altar de delante del Eterno, y sus puños llenos del perfume aromático molido, y meterálo del velo adentro:

13 Y pondrá el perfume sobre el fuego delante del Eterno, y la nube del perfume cubrirá la cubierta que está sobre el testimonio, y no morirá. 14 Tomará luego de la sangre del becerro, y rociará con su dedo hacia la cubierta al lado oriental: hacia la cubierta esparcirá siete veces de aquella sangre con su dedo. 15 Después degollará en expiación el macho cabrío, que era del pueblo, y meterá la sangre de él del velo adentro; y hará de su sangre como hizo de la sangre del becerro, y esparcirá sobre la cubierta y delante de la cubierta: 16 Y limpiará el santuario, de las inmundicias de los hijos de Israel, y de sus rebeliones, y de todos sus pecados: de la misma manera hará también al tabernáculo del testimonio, el cual reside entre ellos en medio de sus inmundicias. 17 Y ningún hombre estará en el tabernáculo del testimonio cuando él entrare á hacer la reconciliación en el santuario, hasta que él salga, y haya hecho la reconciliación por sí, y por su casa, y por toda la congregación de Israel.

18 Y saldrá al altar que está delante del Eterno, y lo expiará; y tomará de la sangre del becerro, y de la sangre del macho cabrío, y pondrá sobre los cuernos del altar alrededor. 19 Y esparcirá sobre él de la sangre con su dedo siete veces, y lo limpiará, y lo santificará de las inmundicias de los hijos de Israel. 20 Y cuando hubiere acabado de expiar el santuario, y el tabernáculo del testimonio, y el altar, hará llegar el macho cabrío vivo:

21 Y pondrá Aarón ambas manos suyas sobre la cabeza del macho cabrío vivo, y confesará sobre él todas las iniquidades de los hijos de Israel, y todas sus rebeliones, y todos sus pecados, poniéndolos así sobre la cabeza del macho cabrío, y lo enviará al desierto por mano de un hombre destinado para esto. 22 Y aquel macho cabrío llevará sobre sí todas las iniquidades de ellos á tierra inhabitada: y dejará ir el macho cabrío por el desierto. 23 Después vendrá Aarón al tabernáculo del testimonio, y se desnudará las vestimentas de lino, que había vestido para entrar en el santuario, y pondrálas allí. 24 Lavará luego su carne con agua en el lugar del santuario, y después de ponerse sus vestidos saldrá, y hará su holocausto, y el holocausto del pueblo, y hará la reconciliación por sí y por el pueblo. 25 Y quemará el sebo de la expiación sobre el altar.

26 Y el que hubiere llevado el macho cabrío á Azazel, lavará sus vestidos, lavará también con agua su carne, y después entrará en el real. 27 Y sacará fuera del real el becerro del pecado, y el macho cabrío de la culpa, la sangre de los cuales fué metida para hacer la expiación en el santuario; y quemarán en el fuego sus pellejos, y sus carnes, y su estiércol. 28 Y el que los quemare, lavará sus vestidos, lavará también su carne con agua, y después entrará en el real. 29 Y esto tendréis por estatuto perpetuo: En el mes séptimo, á los diez del mes, afligiréis vuestras almas, y ninguna obra haréis, ni el natural ni el extranjero que peregrina entre vosotros: 30 Porque en este día se os reconciliará para limpiaros; y seréis limpios de todos vuestros pecados delante del Eterno. 31 Sábado de reposo es para vosotros, y afligiréis vuestras almas, por estatuto perpetuo.

32 Y hará la reconciliación el sacerdote que fuere ungido, y cuya mano hubiere sido llena para ser sacerdote en lugar de su padre; y se vestirá las vestimentas de lino, las vestiduras sagradas: 33 Y expiará el santuario santo, y el tabernáculo del testimonio; expiará también el altar, y á los sacerdotes, y á todo el pueblo de la congregación. 34 Y esto tendréis por estatuto perpetuo, para expiar á los hijos de Israel de todos sus pecados una vez en el año. Y Moisés lo hizo como el Eterno le mandó.

LEVÍTICO 17:1 - 16
1 Y Hablo el Eterno á Moisés, diciendo: 2 Habla á Aarón y á sus hijos, y á todos los hijos de Israel, y diles: Esto es lo que ha mandado el Eterno, diciendo: 3 Cualquier varón de la casa de Israel que degollare buey, ó cordero, ó cabra, en el real, ó fuera del real, 4 Y no lo trajere á la puerta del tabernáculo del testimonio, para ofrecer ofrenda al Eterno delante del tabernáculo del Eterno, sangre será imputada al tal varón: sangre derramó; cortado será el tal varón de entre su pueblo: 5 A fin de que traigan los hijos de Israel sus sacrificios, los que sacrifican sobre la haz del campo, para que los traigan al Eterno á la puerta del tabernáculo del testimonio al sacerdote, y sacrifiquen ellos sacrificios de paces al Eterno. 6 Y el sacerdote esparcirá la sangre sobre el altar del Eterno, á la puerta del tabernáculo del testimonio, y quemará el sebo en olor de suavidad al Eterno.

7 Y nunca más sacrificarán sus sacrificios á los demonios, tras de los cuales han fornicado: tendrán esto por estatuto perpetuo por sus edades. 8 Les dirás también: Cualquier varón de la casa de Israel, ó de los extranjeros que peregrinan entre vosotros, que ofreciere holocausto ó sacrificio, 9 Y no lo trajere á la puerta del tabernáculo del testimonio, para hacerlo al Eterno, el tal varón será igualmente cortado de sus pueblos. 10 Y cualquier varón de la casa de Israel, ó de los extranjeros que peregrinan entre ellos, que comiere alguna sangre, yo pondré mi rostro contra la persona que comiere sangre, y le cortaré de entre su pueblo.

11 Porque la vida de la carne en la sangre está: y yo os la he dado para expiar vuestras personas sobre el altar: por lo cual la misma sangre expiará la persona. 12 Por tanto, he dicho á los hijos de Israel: Ninguna persona de vosotros comerá sangre, ni el extranjero que peregrina entre vosotros comerá sangre.

13 Y cualquier varón de los hijos de Israel, ó de los extranjeros que peregrinan entre ellos, que cogiere caza de animal ó de ave que sea de comer, derramará su sangre y cubrirála con tierra: 14 Porque el alma de toda carne, su vida, está en su sangre: por tanto he dicho á los hijos de Israel: No comeréis la sangre de ninguna carne, porque la vida de toda carne es su sangre; cualquiera que la comiere será cortado. 15 Y cualquiera persona que comiere cosa mortecina ó despedazada por fiera, así de los naturales como de los extranjeros, lavará sus vestidos y á sí mismo se lavará con agua, y será inmundo hasta la tarde; y se limpiará. 16 Y si no los lavare, ni lavare su carne, llevará su iniquidad.

LEVÍTICO 18:1 - 30
1 Y Hablo el Eterno á Moisés, diciendo: 2 Habla á los hijos de Israel, y diles: Yo soy el Eterno vuestro Dios. 3 No haréis como hacen en la tierra de Egipto, en la cual morasteis; ni haréis como hacen en la tierra de Canaán, á la cual yo os conduzco; ni andaréis en sus estatutos. 4 Mis derechos pondréis por obra, y mis estatutos guardaréis, andando en ellos: Yo el Eterno vuestro Dios. 5 Por tanto mis estatutos y mis derechos guardaréis, los cuales haciendo el hombre, vivirá en ellos: Yo el Eterno. 6 Ningún varón se allegue á ninguna cercana de su carne, para descubrir su desnudez: Yo el Eterno.

7 La desnudez de tu padre, ó la desnudez de tu madre, no descubrirás: tu madre es, no descubrirás su desnudez. 8 La desnudez de la mujer de tu padre no descubrirás; es la desnudez de tu padre. 9 La desnudez de tu hermana, hija de tu padre, ó hija de tu madre, nacida en casa ó nacida fuera, su desnudez no descubrirás. 10 La desnudez de la hija de tu hijo, ó de la hija de tu hija, su desnudez no descubirás, porque es la desnudez tuya.

11 La desnudez de la hija de la mujer de tu padre, engendrada de tu padre, tu hermana es, su desnudez no descubrirás. 12 La desnudez de la hermana de tu padre no descubrirás: es parienta de tu padre.

13 La desnudez de la hermana de tu madre no descubrirás: porque parienta de tu madre es. 14 La desnudez del hermano de tu padre no descubrirás: no llegarás á su mujer: es mujer del hermano de tu padre. 15 La desnudez de tu nuera no descubrirás: mujer es de tu hijo, no descubrirás su desnudez. 16 La desnudez de la mujer de tu hermano no descubrirás: es la desnudez de tu hermano. 17 La desnudez de la mujer y de su hija no descubrirás: no tomarás la hija de su hijo, ni la hija de su hija, para descubrir su desnudez: son parientas, es maldad.

18 No tomarás mujer juntamente con su hermana, para hacerla su rival, descubriendo su desnudez delante de ella en su vida. 19 Y no llegarás á la mujer en el apartamiento de su inmundicia, para descubrir su desnudez. 20 Además, no tendrás acto carnal con la mujer de tu prójimo, contaminándote en ella.

21 Y no des de tu simiente para hacerla pasar por el fuego á Moloj; no contamines el nombre de tu Dios: Yo el Eterno. 22 No te echarás con varón como con mujer: es abominación. 23 Ni con ningún animal tendrás ayuntamiento amancillándote con él; ni mujer alguna se pondrá delante de animal para ayuntarse con él: es confusión. 24 En ninguna de estas cosas os amancillaréis; porque en todas estas cosas se han ensuciado las gentes que yo echo de delante de vosotros: 25 Y la tierra fue contaminada; y yo visité su maldad sobre ella, y la tierra vomitó sus moradores.

26 Guardad, pues, vosotros mis estatutos y mis derechos, y no hagáis ninguna de todas estas abominaciones: ni el natural ni el extranjero que peregrina entre vosotros. 27 (Porque todas estas abominaciones hicieron los hombres de la tierra, que fueron antes de vosotros, y la tierra fue contaminada:) 28 Y la tierra no os vomitará, por haberla contaminado, como vomitó á la gente que fué antes de vosotros. 29 Porque cualquiera que hiciere alguna de todas estas abominaciones, las personas que las hicieren, serán eliminadas de entre su pueblo. 30 Guarden, pues, mi ordenanza, no haciendo de las prácticas abominables que tuvieron lugar antes de ustedes, y no se contaminen en ellas: Yo soy el Eterno su Dios.


LEVÍTICO 19 : 37
1 Y Habló el Eterno á Moisés, diciendo: 2 Habla á toda la congregación de los hijos de Israel, y diles: Santos seréis, porque santo soy yo el Eterno vuestro Dios. 3 Cada uno temerá á su madre y á su padre, y mis sábados guardaréis: Yo el Eterno vuestro Dios. 4 No os volveréis á los ídolos, ni haréis para vosotros dioses de fundición: Yo el Eterno vuestro Dios. 5 Y cuando sacrificareis sacrificio de paces al Eterno, de vuestra voluntad lo sacrificaréis. 6 Será comido el día que lo sacrificareis, y el siguiente día: y lo que quedare para el tercer día, será quemado en el fuego.

7 Y si se comiere el día tercero, será abominación; no será acepto: 8 Y el que lo comiere, llevará su delito, por cuanto profanó lo santo del Eterno; y la tal persona será cortada de sus pueblos. 9 Cuando segareis la mies de vuestra tierra, no acabarás de segar el rincón de tu haza, ni espigarás tu tierra segada. 10 Y no rebuscarás tu viña, ni recogerás los granos caídos de tu viña; para el pobre y para el extranjero los dejarás: Yo el Eterno vuestro Dios.

11 No hurtaréis, y no engañaréis, ni mentiréis ninguno á su prójimo. 12 Y no juraréis en mi nombre con mentira, ni profanarás el nombre de tu Dios: Yo el Eterno.

13 No oprimirás á tu prójimo, ni le robarás. No se detendrá el trabajo del jornalero en tu casa hasta la mañana. 14 No maldigas al sordo, y delante del ciego no pongas tropiezo, mas tendrás temor de tu Dios: Yo el Eterno. 15 No harás agravio en el juicio: no tendrás respeto al pobre, ni honrarás la cara del grande: con justicia juzgarás á tu prójimo. 16 No andarás chismeando en tus pueblos. No te pondrás contra la sangre de tu prójimo: Yo el Eterno. 17 No aborrecerás á tu hermano en tu corazón: ingenuamente reprenderás á tu prójimo, y no consentirás sobre él pecado.

18 No te vengarás, ni guardarás rencor á los hijos de tu pueblo: mas amarás á tu prójimo como á ti mismo: Yo el Eterno. 19 Mis estatutos guardaréis. A tu animal no harás ayuntar para misturas; tu haza no sembrarás con mistura de semillas, y no te pondrás vestidos con mezcla de diversas cosas. 20 Y cuando un hombre tuviere cópula con mujer, y ella fuere sierva desposada con alguno, y no estuviere rescatada, ni le hubiere sido dada libertad, ambos serán azotados: no morirán, por cuanto ella no es libre.

21 Y él traerá al Eterno, á la puerta del tabernáculo del testimonio, un carnero en expiación por su culpa. 22 Y con el carnero de la expiación lo reconciliará el sacerdote delante del Eterno, por su pecado que cometió: y se le perdonará su pecado que ha cometido. 23 Y cuando hubiereis entrado en la tierra, y plantareis todo árbol de comer, quitaréis su prepucio, lo primero de su fruto: tres años os será incircunciso: su fruto no se comerá. 24 Y el cuarto año todo su fruto será santidad de loores al Eterno. 25 Mas al quinto año comeréis el fruto de él, para que os haga crecer su fruto: Yo el Eterno vuestro Dios. 26 No comeréis cosa alguna con sangre. No seréis agoreros, ni adivinaréis.

27 No cortaréis en redondo las extremidades de vuestras cabezas, ni dañarás la punta de tu barba. 28 Y no haréis rasguños en vuestra carne por un muerto, ni imprimiréis en vosotros señal alguna: Yo el Eterno. 29 No contaminarás tu hija haciéndola fornicar: porque no se prostituya la tierra, y se hincha de maldad. 30 Mis Shabats (sábados) guardarán, y mi santuario tendrá en reverencia: Yo soy el Eterno. 31 No se vuelván á los encantadores y á los adivinos: no los consulten contaminandose con ellos: Yo soy el Eterno su Dios. 32 Delante de las canas te levantarás, y honrarás el rostro del anciano, y de tu Dios tendrás temor: Yo soy el Eterno. 33 Y cuando el extranjero morare contigo en la tierra de ustedes, no le oprimirán.

34 Como á un natural de vosotros tendréis al extranjero que peregrinare entre vosotros; y ámalo como á ti mismo; porque peregrinos fuisteis en la tierra de Egipto: Yo el Eterno vuestro Dios. No hagan agravio en juicio, en medida de tierra, ni en peso, ni en otra medida. 36 Balanzas justas, pesas justas, epha justo, é hin justo tendrán: Yo soy el Eterno su Dios, que los saqué a ustedes de la tierra de Egipto. 37 Guarden pues todos mis estatutos, y todos mis derechos, y ponganlos por obra: Yo soy el Eterno.

LEVÍTICO 20 : 1 -27
1 Y Habló el Eterno á Moisés diciendo: 2 Dirás asimismo á los hijos de Israel: Cualquier varón de los hijos de Israel, ó de los extranjeros que peregrinan en Israel, que diere de su simiente á Moloch, de seguro morirá: el pueblo de la tierra lo apedreará con piedras. 3 Y yo pondré mi rostro contra el tal varón, y lo cortaré de entre su pueblo; por cuanto dió de su simiente á Moloj, contaminando mi santuario, y amancillando mi santo nombre. 4 Que si escondiere el pueblo de la tierra sus ojos de aquel varón que hubiere dado de su simiente á Moloj, para no matarle, 5 Entonces yo pondré mi rostro contra aquel varón, y contra su familia, y le cortaré de entre su pueblo, con todos los que fornicaron en pos de él, prostituyéndose con Moloj. 6 Y la persona que atendiere á encantadores ó adivinos, para prostituirse tras de ellos, yo pondré mi rostro contra la tal persona, y cortaréla de entre su pueblo.

7 Santificaos, pues, y sed santos, porque yo el Eterno soy vuestro Dios. 8 Y guardad mis estatutos, y ponedlos por obra: Yo el Eterno que os santifico. 9 Porque varón que maldijere á su padre ó á su madre, de cierto morirá: á su padre ó á su madre maldijo; su sangre será sobre él. 10 Y el hombre que adulterare con la mujer de otro, el que cometiere adulterio con la mujer de su prójimo, indefectiblemente se hará morir al adúltero y á la adúltera.

11 Y cualquiera que se echare con la mujer de su padre, la desnudez de su padre descubrió; ambos han de ser muertos; su sangre será sobre ellos. 12 Y cualquiera que durmiere con su nuera, ambos han de morir: hicieron confusión; su sangre será sobre ellos.

13 Y cualquiera que tuviere ayuntamiento con varón como con mujer, abominación hicieron: entrambos han de ser muertos; sobre ellos será su sangre. 14 Y el que tomare mujer y á la madre de ella, comete vileza: quemarán en fuego á él y á ellas, porque no haya vileza entre vosotros. 15 Y cualquiera que tuviere cópula con bestia, ha de ser muerto; y mataréis á la bestia. 16 Y la mujer que se allegare á algún animal, para tener ayuntamiento con él, á la mujer y al animal matarás: morirán infaliblemente; será su sangre sobre ellos. 17 Y cualquiera que tomare á su hermana, hija de su padre ó hija de su madre, y viere su desnudez, y ella viere la suya, cosa es execrable; por tanto serán muertos á ojos de los hijos de su pueblo: descubrió la desnudez de su hermana; su pecado llevará.

18 Y cualquiera que durmiere con mujer menstruosa, y descubriere su desnudez, su fuente descubrió, y ella descubrió la fuente de su sangre: ambos serán cortados de entre su pueblo. 19 La desnudez de la hermana de tu madre, ó de la hermana de tu padre, no descubrirás: por cuanto descubrió su parienta, su iniquidad llevarán. 20 Y cualquiera que durmiere con la mujer del hermano de su padre, la desnudez del hermano de su padre descubrió; su pecado llevarán; morirán sin hijos.

21 Y el que tomare la mujer de su hermano, es suciedad; la desnudez de su hermano descubrió; sin hijos serán. 22 Guardad, pues, todos mis estatutos y todos mis derechos, y ponedlos por obra: y no os vomitará la tierra, en la cual yo os introduzco para que habitéis en ella. 23 Y no andéis en las prácticas de la gente que yo echaré de delante de vosotros: porque ellos hicieron todas estas cosas, y los tuve en abominación.
24 Empero á vosotros os he dicho: Vosotros poseeréis la tierra de ellos, y yo os la daré para que la poseáis por heredad, tierra que fluye leche y miel: Yo el Eterno vuestro Dios, que os he apartado de los pueblos.

25 Por tanto, vosotros haréis diferencia entre animal limpio é inmundo, y entre ave inmunda y limpia: y no ensuciéis vuestras personas en los animales, ni en las aves, ni en ninguna cosa que va arrastrando por la tierra, las cuales os he apartado por inmundas. 26 Pues ustedes me han de ser santos, porque yo, el Eterno, soy santo, y los he apartado de los pueblos, para que sean míos. 27 Y el hombre ó la mujer en quienes hubiere espíritu Fitónico ó de adivinación, han de ser muertos: los apedrearán con piedras; su sangre estará sobre ellos.





MAFTIR KEDOSHÍM
26 Pues ustedes me han de ser santos, porque yo, el Eterno, soy santo, y los he apartado de los pueblos, para que sean míos. 27 Y el hombre ó la mujer en quienes hubiere espíritu Fitónico ó de adivinación, han de ser muertos: los apedrearán con piedras; su sangre estará sobre ellos.

BENDICIONES PARA ANTES DE LEER LA HAFTARÁ

Antes de leer la Haftará también, el lector o el estudiante debe de decir esta bendición:

En Hebreo
¡Barúj Atáh Adonai Eloheinu Meléj HaOlám Asher Bájar Binviím Tovím Ve'Ratzá Ve'Divreijem Ha'Neemarim Ve'Emét! ¡Barúj Atáh Adonai Ha'Bojer Ba'Torá Uv'Moshé Avdó Uv'Israel Amó U'Neviei Ha'Emét Va'Tsedék!

En Español
¡Bendito Eres Tú Adonai, Elohim Nuestro, Rey del Universo, que escogiste Buenos Profetas y te complaciste con sus palabras que fueron pronunciadas con Verdad! ¡Bendito Eres Tú Adonai, que escogiste la Torá y a Moshé tu Siervo, y a Israel Tu Pueblo, y a Los Profetas de Verdad y Justicia!


Haftará
La haftará de la parashá está: Para los judíos Ashkenazíes, en Amós 9:7-15; y Para los judíos Sefardíes, en Ezequiel 20: 2-20.

Cuando la Parashá de Kedoshím se combina con la Parashá de Ajaréi (como ocurre en los años no bisiestos, por ejemplo, 2018, 2020, 2021, 2023, 2025 y 2026), la Haftará de la semana será entonces la de la Parashá de Kedoshím.

Conexión a la Parashá
Tanto la Parashá como la Haftará abordan las prácticas sexuales prohibidas.

Cuando la Parashá coincide con Shabat Majar Jodesh (cuando el Shabat cae el día antes de Rosh Jodesh (Luna Nueva), como ocurre en ....), la Haftará está entonces en 1 Samuel 20: 18-42.

En Shabat HaGadol
Cuando la Parashá coincide con Shabat HaGadol (el sábado especial inmediatamente antes de la Pascua, como lo hizo en 2014), la Haftará está en Malaquías 3: 4-24.

Conexión al Sábado especial
Shabat HaGadol significa "el Gran Sábado", y la haftará para el sábado especial se refiere a un gran día que Dios está preparando.

Parashat Ajaréi-Kedoshím
Cuando la parashá Ajaréi se combina con la Parashá Kedoshím (como lo hace en 2017, 2018, 2020, 2021, 2023, 2025, 2026 y 2028), se usa la Haftará la haftará de la Parashá de Kedoshím: El cual para los judíos Ashkenazíes: es Amós 9: 7-15, mientras que para los judíos Sefardíes es Ezequiel 20: 2-20.


EZEQUIEL 22 : 1 - 19

1 Y vino á mí palabra del Eterno, diciendo: 2 Y tú, hijo del hombre, ¿no juzgarás tú, no juzgarás tú á la ciudad derramadora de sangre, y le mostrarás todas sus abominaciones? 3 Dirás, pues: Así ha dicho el Señor el Eterno: ¡Ciudad derramadora de sangre en medio de sí, para que venga su hora, y que hizo ídolos contra sí misma para contaminarse! 4 En tu sangre que derramaste has pecado, y te has contaminado en tus ídolos que hiciste; y has hecho acercar tus días, y has llegado á tus años: por tanto te he dado en oprobio á las gentes, y en escarnio á todas las tierras. 5 Las que están cerca, y las que están lejos de ti, se reirán de ti, amancillada de fama, y de grande turbación. 6 He aquí que los príncipes de Israel, cada uno según su poder, fueron en ti para derramar sangre.

7 Al padre y á la madre despreciaron en ti: al extranjero trataron con calumnia en medio de ti: al huérfano y á la viuda despojaron en ti. 8 Mis santuarios menospreciaste, y mis sábados has profanado. 9 Calumniadores hubo en ti para derramar sangre; y sobre los montes comieron en ti: hicieron en medio de ti suciedades. 10 La desnudez del padre descubrieron en ti; la inmunda de menstruo forzaron en ti.

11 Y cada uno hizo abominación con la mujer de su prójimo; y cada uno contaminó su nuera torpemente; y cada uno forzó en ti á su hermana, hija de su padre. 12 Precio recibieron en ti para derramar sangre; usura y logro tomaste, y á tus prójimos defraudaste con violencia: olvidástete de mí, dice el Señor el Eterno.

13 Y he aquí, que herí mi mano á causa de tu avaricia que cometiste, y á causa de tus sangres que fueron en medio de ti. 14 ¿Estará firme tu corazón? ¿tus manos serán fuertes en los días que obraré yo contra ti? Yo el Eterno he hablado, y harélo. 15 Y yo te esparciré por las gentes, y te aventaré por las tierras; y haré fenecer de ti tu inmundicia. 16 Y tomarás heredad en ti á los ojos de las gentes; y sabrás que yo soy el Eterno. 17 Y fué á mí palabra del Eterno, diciendo:

18 Hijo del hombre, la casa de Israel se me ha tornado en escoria: todos ellos son metal, y estaño, y hierro, y plomo, en medio del horno; escorias de plata se tornaron. 19 Por tanto, así ha dicho el Señor el Eterno: Por cuanto todos vosotros os habéis tornado en escorias, por tanto, he aquí que yo os junto en medio de Jerusalem.




Preparado en las Instituciones de Ohr Somayaj en Jerusalem, Israel.
Todas las referencias son a los versos y al comentario de Rashi, a menos que se indique lo contrario.

KEDOSHIM
1 ¿Por qué Parshat Kedoshim dijo frente a todo el pueblo judío? Levítico 19: 2 - Porque las enseñanzas fundamentales de la Torá están contenidas en esta Parashá.

2 ¿Por qué la Torá menciona el deber de honrar al padre antes de mencionar el deber de honrar a la madre? Levítico 19: 3 - Dado que es más natural honrar a la madre, la Torá enfatiza la obligación de honrar al padre de uno.

3 ¿Por qué la orden de temer a los padres sigue la orden de guardar Shabat? Levítico 19: 3 - Para enseñar que uno no debe violar la ley de la Torá, incluso a las órdenes de los padres.

4 ¿Por qué la observancia de Shabat reemplaza a honrar a los padres? Levítico 19: 3 - Porque los padres también son ordenados por Hashem para observar Shabat. Los padres merecen un gran honor, pero no a "expensas" del honor de Hashem.

5 ¿Qué es "leket"? Levítico 19: 9 - "Leket" es uno o dos tallos de grano que se caen accidentalmente durante la cosecha. Ellos son dejados para los pobres.

6 En Shemot 20:13, la Torá ordena "No robar". ¿Qué agrega la Torá cuando ordena en Vayikra 19:11 "No robar?" Levítico 19:11 - La Torá en Vayikra prohíbe el robo de dinero. En Shemot, prohíbe el secuestro.
7 "No hagas mal a tu prójimo" (19:13). ¿A qué "error" se refiere la Torá? Levítico 19:13 - Retener los salarios de un trabajador.

8 ¿Cuándo debe pagarle a alguien que trabajó para usted durante el día? Levítico 19:13 - Antes del siguiente amanecer.

9 ¿Cómo explica Rashi la prohibición "No pongas un obstáculo ante una persona ciega?" Levítico 19:13 - No le des consejos impropios a una persona que desconoce el asunto. Por ejemplo, no aconseje a alguien que venda su campo, cuando en realidad usted mismo quiera comprarlo.

10 En un caso monetario que involucra a una persona pobre y una persona rica, es probable que un juez favorezca equivocadamente a la persona pobre. ¿Qué razonamiento da Rashi para esto? Levítico 19:15 - El juez podría pensar: "Esta persona rica está obligada a dar caridad a esta pobre persona, independientemente del resultado de este caso judicial. Por lo tanto, voy a fallar a favor de la persona pobre. De esa manera, él va a recibe el apoyo financiero que necesita sin sentir vergüenza.

11 Cuando reprende a alguien, ¿qué pecado debe uno tener cuidado de evitar? Levítico 19:17 - Causando vergüenza pública.

12 Está prohibido guardar rencor. ¿Qué ejemplo da Rashi de esto? Levítico 19:18 - La persona A pregunta a la persona B: "¿Me prestas tu pala?" La persona B dice: "No." Al día siguiente, B le dice a A: "¿Me prestas tu guadaña?" A responde: "Claro, no soy tacaño como tú".

13 La Torá prohíbe tatuarse. ¿Cómo se hace un tatuaje? Levítico 19:28 - La tinta se inyecta en la piel con una aguja.


14 ¿Cómo se cumple la mitzvá de "hadarta p'nei zaken"? Levítico 19:32 - Al no sentarse en el asiento de las personas mayores, y al no contradecir sus declaraciones.

15 ¿Qué castigo nunca llegará a todo el pueblo judío? Levítico 20: 3 - "Karet" - espiritualmente "cortado".
16 ¿Qué pena dice la Torá por maldecir a los padres? Levítico 20: 9 - Muerte por lapidación.

17 Cuando la Torá establece una pena de muerte pero no la define con precisión, ¿a qué pena se está refiriendo? Levítico 20:10 - Chenek (estrangulación).

18 ¿Qué resultará si el pueblo judío ignora las leyes de las relaciones prohibidas? Levítico 20:22 - La tierra de Israel los "escupirá".

19 ¿Cuáles de las relaciones prohibidas enumeradas en la parashá de esta semana fueron practicadas por los cananeos? Levítico 20:23 - Todos ellos.


20 ¿Es correcto que un judío diga "me gustaría comer jamón"? Levítico Levítico 20:26 - Sí.





H’ Ehad
___________

ה' אחד
Share:

No comments:

Post a Comment