BLOG DE RAÍZ SEFARDÍ

BEHAR - BEJUKATAI


Esta Parashá fue preparada por ABA-EYBO

PARSHAT BEHAR-BEJUKOTAI
Levítico 25: 1 hasta el capítulo 27:34

     



CONTENIDO DE LA PARASHÁ BEHAR-BEJUKOTAI

Bejar – es la palabra hebrea para decir "en el monte". Behar es la quinta palabra de esta porción, pero es la primera palabra distintiva en ella. Es la Parashá número 32 del estudio semanal en el ciclo anual de lectura de la Torá y es el noveno en el libro de Levítico. La Porción explica las leyes del año sabático llamado Shemitá en hebreo y explica las leyes para las personas endeudadas. Behar constituye de los capítulos de Levítico 25: 1 hasta 26: 2. Es la más corta de las porciones semanales de la Torá en el libro de Levítico (Aunque no sea la mas corta de la biblia hebrea (La Torá), y se compone de 2.817 letras hebreas, 737 palabras hebreas, y el 57 de Versículos, y puede ocupar aproximadamente 99 líneas en la Torá (Sefer Torá).

Esta Parashá se lee generalmente en mayo. El calendario hebreo lunisolar contiene hasta 55 semanas, el número exacto varía entre 50 en los años comunes y 54 o 55 en los años bisiestos. Un año bisiesto (por ejemplo, 2019, 2022, 2024 y 2027), la parashá Behar se lee por separado. En años comunes (por ejemplo, 2018, 2020, 2021, 2023, 2025, y 2026), parashá Behar se combina con la siguiente parashá, Bejukotai, para ayudar a conseguir el número necesario de lecturas semanales que corresponden al año.

En años cuando el primer día de la Pascua cae en Shabat (como lo hace en 2018, 2019 y 2022), en Israel se lee la Parashá inmediatamente una semana o sea 7 días después de la cena de Pascua, mientras que fuera de Israel la celebración es más larga, por lo que el octavo día aunque sea Shabat siga siendo el Festival de los Panes sin levadura, no se lee la Parashá. Lo que le da un adelanto a la comunidad en Israel. Cuando eso ocurre, ellos leen la Parashá Sheminí en sábado que cae una semana después del primer día de la Pascua, mientras que en la diáspora celebra la Pascua por ocho días, entonces solo les toca leer la Parashá Shemini una semana después. En algunos de estos años (por ejemplo, 2018), los dos Calendario se realinean de nuevo, cuando en la diáspora se lee la Parashá Behar junto con la Parashá Bejukotai Mientras que en Israel los leen por separado.

Bejukotai – Ésta es la palabra hebrea para decir "por mis decretos", es la segunda palabra de esta porción, y es la primera palabra distintiva de ella. Se trata de la 33ª porción semanal de la Torá en el ciclo anual de la lectura de la Torá y es la décima y última Parashá en el Libro de Levítico. Se constituye de los capítulos Levítico 26: 3-27: 34. Esta Parashá se refiere a las bendiciones por obedecer la ley de Dios, y a las maldiciones por desobedecerla y de los votos. La parashá está compuesta por 3.992 letras hebreas, 1.013 palabras hebreas y 78 versículos, y puede ocupar unas 131 líneas en un rollo de la Torá.

Generalmente esta porción se lee en mayo o principios de junio. El calendario lunisolar hebreo contiene hasta 55 semanas, el número exacto varía entre 50 en los años comunes y 54 o 55 en los años bisiestos. En los años bisiestos (por ejemplo, 2019, 2022, 2024 y 2027), la Parashá Bejukotai se lee por separado. En años comunes (por ejemplo, 2020, 2021, 2023, 2025 y 2026), la Parashá Bejukotai se combina con la parashá anterior que se llama Behar, para ayudar a alcanzar el número necesario de lecturas semanales correspondiente al año.


COMENTARIO SOBRE LA PARASHÁ

Resumen de la Parashá
Levítico 25:1-27:34

En el Monte Sinaí, Dios le comunica a Moshe las leyes del año sabático. Cada séptimo año, todo el trabajo en la tierra debe cesar, y su producto debe ser dejado libre para que lo tomen todos, tanto seres humanos como animales. Siete ciclos sabáticos son seguidos por un quincuagésimo año, el año de jubileo, en el cual también cesa el trabajo en la tierra, todos los sirvientes son enviados libres y las propiedades ancestrales en la Tierra Santa vuelven a la posesión de sus propietarios originales. Behar también contiene leyes adicionales que gobiernan la venta de tierras, y las prohibiciones contra el fraude y la usura.

En la sección Bejukotái Dios promete que si los Hijos de Israel observarán sus mandatos, disfrutarán de prosperidad material y vivirán seguros en su tierra. Pero también da una dura “reprimenda” advirtiendo sobre el exilio, la persecución y otros sufrimientos que les ocurrirán su abandonan su pacto con Dios. Sin embargo, “Aun entonces, cuando están en la tierra de sus enemigos, no los aborreceré ni los despreciaré como para destruirlos y anular Mi pacto con ellos; pues Yo soy el Señor, su Dios”. La parashá concluye con las reglas de cómo se calculan los valores de los diferentes tipos de promesas económicas hechas a Dios.



BENDICIONES PARA ANTES DE LEER LA TORÁ

Antes de leer o estudiar la Torá hay que acostumbrarse a bendecir el Eterno (Hashem). Mantén en mente que el nombre de D.ios que se usa cuando decimos nuestras plegarias y cuando leemos la Torá o cuando bendecimos a D.ios es “Adonai”. Donde quiera que aparezca su nombre lo pronunciamos “Adonai”. Dondequiera que aparece el nombre del Eterno, lo pronunciamos Adonai en esos momentos, en otros momentos sólo decimos Hashem, pero si dices el Eterno también está bien.


Resumen de Las Aliyot de Behar-Bejukotai 

Descripción general: La lectura doble de esta semana, Behar-Bejukotai, habla sobre los años sabáticos y jubilares, las leyes que regulan el comercio y la redención de esclavos. También contiene una descripción vívida de las recompensas por observar los mandamientos de Di-s y la serie de castigos que nos sobrevendrán si decidimos ignorarlos. La Torá luego analiza los diferentes tipos de regalos que se dan al Templo y el diezmo de los animales.

La Primera Porción: (Leviticos 25:1-18)

En La Primera Aliá: Dios ordena a Moisés con respecto a los años de Shemitá (el año Sabático) y sobre el Jubileo. Cada séptimo año es un año sabático un Shabat de años, cuando está prohibido trabajar la tierra (en la Tierra de Israel). Después de siete series de siete años, se proclama un año de jubileo. Durante los años del Jubileo se aplican todas las leyes del año sabático y, además de las leyes sabáticas, todos los esclavos son puestos en libertad y todas las tierras vuelven a sus dueños originales. Se nos ordena realizar negocios de manera ética. Dado que todas las tierras vuelven a sus propietarios originales durante el año del Jubileo, la cantidad de años que quedan hasta el próximo año del Jubileo debe tenerse en cuenta siempre que se lleve a cabo una venta de bienes raíces, y el precio debe fijarse en consecuencia. El final de esta aliá nos obliga a no acosar verbalmente ni engañar intencionalmente a nuestros semejantes.

LEVÍTICO 25:1 - 55

1   Y el Eterno habló á Moisés en el monte de Sinaí, diciendo: 2 Habla á los hijos de Israel, y diles: Cuando hubiereis entrado en la tierra que yo os doy, la tierra hará sábado al Eterno.  3 Seis años sembrarás tu tierra, y seis años podarás tu viña, y cogerás sus frutos;  4 Y el séptimo año la tierra tendrá sábado de holganza, sábado al Eterno: no sembrarás tu tierra, ni podarás tu viña. 5 Lo que de suyo se naciere en tu tierra segada, no lo segarás; y las uvas de tu viñedo no vendimiarás: año de holganza será á la tierra.  6 Mas el sábado de la tierra os será para comer á ti, y á tu siervo, y á tu sierva, y á tu criado, y á tu extranjero que morare contigo:

7 Y á tu animal, y á la bestia que hubiere en tu tierra, será todo el fruto de ella para comer. 8 Y te has de contar siete semanas de años, siete veces siete años; de modo que los días de las siete semanas de años vendrán á serte cuarenta y nueve años. 9 Entonces harás pasar la trompeta de jubilación en el mes séptimo á los diez del mes; el día de la expiación haréis pasar la trompeta por toda vuestra tierra.  10 Y santificaréis el año cincuenta, y pregonaréis libertad en la tierra á todos sus moradores: este os será jubileo; y volveréis cada uno á su posesión, y cada cual volverá á su familia.

11 El año de los cincuenta años os será jubileo: no sembraréis, ni segaréis lo que naciere de suyo en la tierra, ni vendimiaréis sus viñedos: 12 Porque es jubileo: santo será á vosotros; el producto de la tierra comeréis.

13 En este año de jubileo volveréis cada uno á su posesión. 14 Y cuando vendiereis algo á vuestro prójimo, ó comprareis de mano de vuestro prójimo, no engañe ninguno a su hermano:  15 Conforme al número de los años después del jubileo comprarás de tu prójimo; conforme al número de los años de los frutos te venderá él á ti. 16 Conforme á la multitud de los años aumentarás el precio, y conforme á la disminución de los años disminuirás el precio; porque según el número de los rendimientos te ha de vender él.  17 Y no engañe ninguno á su prójimo; mas tendrás temor de tu Dios: porque yo soy el Eterno vuestro Dios.

18 Ejecutad, pues, mis estatutos, y guardad mis derechos, y ponedlos por obra, y habitaréis en la tierra seguros; 

La Segunda Porción: (Levítico 25:19-28)

Segunda Aliá: Esta sección aborda una preocupación obvia: "¿Qué comeremos en el séptimo año si no sembramos nuestro grano?" Di-s nos asegura que Él bendecirá la cosecha del sexto año, ¡y producirá lo suficiente para proveer durante tres años! Luego, la Torá da el fundamento de la prohibición de vender tierra a perpetuidad (en cambio, la tierra solo puede ser "arrendada" hasta el año del Jubileo) - "Porque la tierra me pertenece; ustedes son extranjeros y residentes conmigo". El vendedor de la tierra, o su pariente en su nombre, tiene la opción de "rescatar" la tierra del comprador, siempre que hayan pasado dos años desde la fecha de compra.


19 Y la tierra dará su fruto, y comeréis hasta hartura, y habitaréis en ella con seguridad. 20 Y si dijereis: ¿Qué comeremos el séptimo año? he aquí no hemos de sembrar, ni hemos de coger nuestros frutos:

21 Entonces yo os enviaré mi bendición el sexto año, y hará fruto por tres años. 22 Y sembraréis el año octavo, y comeréis del fruto añejo; hasta el año noveno, hasta que venga su fruto comeréis del añejo. 23 Y la tierra no se venderá rematadamente, porque la tierra mía es; que vosotros peregrinos y extranjeros sois para conmigo. 24 Por tanto, en toda la tierra de vuestra posesión, otorgaréis redención á la tierra. 25 Cuando tu hermano empobreciere, y vendiere algo de su posesión, vendrá el rescatador, su cercano, y rescatará lo que su hermano hubiere vendido.

26 Y cuando el hombre no tuviere rescatador, si alcanzare su mano, y hallare lo que basta para su rescate;  27 Entonces contará los años de su venta, y pagará lo que quedare al varón á quien vendió, y volverá á su posesión. 28 Mas si no alcanzare su mano lo que basta para que vuelva á él, lo que vendió estará en poder del que lo compró hasta el año del jubileo; y al jubileo saldrá, y él volverá á su posesión. 



La Tercera Porción: (Levítico 25:29-38)

Tercera Aliá: Las leyes mencionadas anteriormente se aplican a los campos y hogares en ciudades sin murallas. Las casas en ciudades amuralladas, por otro lado, solo se pueden canjear hasta un año después de la venta; de lo contrario, pasan a ser propiedad permanente del comprador. Otra excepción a estas reglas es la propiedad asignada a los levitas, que siempre son redimibles. Se nos manda ayudar a nuestros hermanos acudiendo en su ayuda antes de que se arruinen financieramente y dependan de la ayuda de otros. También se nos prohíbe cobrar intereses sobre un préstamo a un compañero judío.

29 Y el varón que vendiere casa de morada en ciudad cercada, tendrá facultad de redimirla hasta acabarse el año de su venta: un año será el término de poderse redimir. 30 Y si no fuere redimida dentro de un año entero, la casa que estuviere en la ciudad murada quedará para siempre por de aquel que la compró, y para sus descendientes: no saldrá en el jubileo. 31 Mas las casas de las aldeas que no tienen muro alrededor, serán estimadas como una haza de tierra: tendrán redención, y saldrán en el jubileo.

32 Pero en cuanto á las ciudades de los Levitas, siempre podrán redimir los Levitas las casas de las ciudades que poseyeren. 33 Y el que comprare de los Levitas, saldrá de la casa vendida, ó de la ciudad de su posesión, en el jubileo: por cuanto las casas de las ciudades de los Levitas es la posesión de ellos entre los hijos de Israel. 34 Mas la tierra del ejido de sus ciudades no se venderá, porque es perpetua posesión de ellos. 35 Y cuando tu hermano empobreciere, y se acogiere á ti, tú lo ampararás: como peregrino y extranjero vivirá contigo. 36 No tomarás usura de él, ni aumento; mas tendrás temor de tu Dios, y tu hermano vivirá contigo. 37 No le darás tu dinero á usura, ni tu vitualla á ganancia:

38 Yo el Eterno vuestro Dios, que os saqué de la tierra de Egipto, para daros la tierra de Canaán, para ser vuestro Dios. 


La Cuarta Porción: (Levítico 25:39-26:9)

Cuarta Aliá: Se nos ordena tratar a los esclavos judíos con respeto, sin someterlos nunca a trabajos degradantes. La Torá prescribe el proceso de redención para un judío vendido como esclavo a un maestro no judío. O el esclavo mismo o uno de sus parientes reembolsa al amo la cantidad de dinero por los años que quedan hasta el Jubileo, cuando el esclavo quedará libre aunque no sea "redimido". Se hace una breve mención de la prohibición de la idolatría y del requisito de que observemos el Shabat y reverenciamos el Santuario Santo. Se nos promete una bendición increíble si estudiamos la Torá con diligencia y observamos las mitzvot. Las bendiciones incluyen abundante comida, lluvia oportuna, seguridad, paz en la tierra, la eliminación de animales salvajes de la tierra y un increíble éxito militar.

39 Y cuando tu hermano empobreciere, estando contigo, y se vendiere á ti, no le harás servir como siervo: 40 Como criado, como extranjero estará contigo; hasta el año del jubileo te servirá. 41 Entonces saldrá de contigo, él y sus hijos consigo, y volverá á su familia, y á la posesión de sus padres se restituirá. 42 Porque son mis siervos, los cuales saqué yo de la tierra de Egipto: no serán vendidos á manera de siervos.  43 No te enseñorearás de él con dureza, mas tendrás temor de tu Dios.  44 Así tu siervo como tu sierva que tuvieres, serán de las gentes que están en vuestro alrededor: de ellos compraréis siervos y siervas.

45 También compraréis de los hijos de los forasteros que viven entre vosotros, y de los que del linaje de ellos son nacidos en vuestra tierra, que están con vosotros; los cuales tendréis por posesión:  46 Y los poseeréis por juro de heredad para vuestros hijos después de vosotros, como posesión hereditaria; para siempre os serviréis de ellos; empero en vuestros hermanos los hijos de Israel, no os enseñorearéis cada uno sobre su hermano con dureza.  


47 Y si el peregrino ó extranjero que está contigo, adquiriese medios, y tu hermano que está con él empobreciere, y se vendiere al peregrino ó extranjero que está contigo, ó á la raza de la familia del extranjero; 48 Después que se hubiere vendido, podrá ser rescatado: uno de sus hermanos lo rescatará; 49 O su tío, ó el hijo de su tío lo rescatará, ó el cercano de su carne, de su linaje, lo rescatará; ó si sus medios alcanzaren, él mismo se redimirá.

50 Y contará con el que lo compró, desde el año que se vendió á él hasta el año del jubileo: y ha de apreciarse el dinero de su venta conforme al número de los años, y se hará con él conforme al tiempo de un criado asalariado.  51 Si aún fueren muchos años, conforme á ellos volverá para su rescate del dinero por el cual se vendió. 

52 Y si quedare poco tiempo hasta el año del jubileo, entonces contará con él, y devolverá su rescate conforme á sus años.  53 Como con tomado á salario anualmente hará con él: no se enseñoreará en él con aspereza delante de tus ojos. 54 Mas si no se redimiere en esos años, en el año del jubileo saldrá, él, y sus hijos con él. 55 Porque mis siervos son los hijos de Israel; son siervos míos, á los cuales saqué de la tierra de Egipto: Yo el Eterno vuestro Dios.


 LEVÍTICO 26:1 - 2 

1 No harán para ustedes ídolos, ni escultura, ni se levantarán estatua, ni pondrán en su tierra piedra pintada para inclinarse á ella: porque yo soy el Eterno su Dios.  2 Guarden mis Shabat (sábados), y tengan en reverencia mi santuario: Yo soy el Eterno.

LEVÍTICO 26:3 - 46

3   Si anduviereis en mis decretos, y guardareis mis mandamientos, y los pusiereis por obra;  4 Yo daré vuestra lluvia en su tiempo, cy la tierra rendirá sus producciones, y el árbol del campo dará su fruto; 5 Y la trilla os alcanzará á la vendimia, y la vendimia alcanzará á la sementera, y comeréis vuestro pan en hartura y habitaréis seguros en vuestra tierra:  6 Y yo daré paz en la tierra, y dormiréis, y no habrá quien os espante: y haré quitar las malas bestias de vuestra tierra, y no pasará por vuestro país la espada:

7 Y perseguiréis á vuestros enemigos, y caerán á cuchillo delante de vosotros: 8 Y cinco de vosotros perseguirán á ciento, y ciento de vosotros perseguirán á diez mil, y vuestros enemigos caerán á cuchillo delante de vosotros. 9 Porque yo me volveré á vosotros, y os haré crecer, y os multiplicaré, y afirmaré mi pacto con vosotros:  


Quinta Porción: (Levítico 26:10-46)

Quinta Aliá: Y más bendiciones: Una sobreabundancia de cosechas y la presencia de Di-s se revelarán entre nosotros. Luego, esta sección describe los castigos severos y aterradores que serán la suerte de los judíos si rechazan las Mitzvot de Dios. Los castigos incluyen enfermedad, hambre, ocupación enemiga de la tierra, exilio y desolación de la tierra. La no observancia del año sabático se señala como la razón de la desolación de la tierra. La aliá concluye con la promesa de Di-s de nunca abandonarnos por completo, incluso cuando estemos exiliados en las tierras de nuestros enemigos.

10 Y comerán lo añejo de mucho tiempo, y sacarán fuera lo añejo á causa de lo nuevo: 11 Y pondré mi morada en medio de Ustedes, y mi alma no los abominará: 12 Y andaré entre ustedes, y yo seré su Dios, y ustedes serán mi pueblo. 13 Yo soy el Eterno su Dios, que los saqué de la tierra de Mitzrayím ( Egipto), para que no fuesen sus siervos; y rompí las coyundas de sus yugo, y les he hecho andar con el rostro alto. 14 Empero si no me oyeren, ni hicieren todas estas mis Mitzvot (mandamientos), 15 Y si abominaren mis decretos, y su alma menospreciare mis derechos, no ejecutando todas mis Mitzvot (mandamientos),  é invalidando mi pacto;

16 Yo también haré con ustedes lo siguiente: enviaré sobre ustedes el terror, la extenuación y la fiebre (la calentura), para que se les consuman los ojos y les atormenten el alma: y sembrarán en balde su simiente, porque sus enemigos se la comerán: 17 Y pondré mi ira sobre ustedes, y serán heridos delante de sus enemigos; y los que los aborrecen se enseñorearán de ustedes, y huirán sin que haya quien los persiga.

18 Y si aún con estas cosas no me escuchan, yo volveré á castigarlos siete veces más por sus pecados. 19 Y quebrantaré la soberbia de su fortaleza, y tornaré su cielo como hierro, y su tierra como metal: 20 Y su fuerza se consumirá en vano; que su tierra no dará su esquilmo, y los árboles de la tierra no darán su fruto.

21 Y si anduvieren conmigo en oposición con su frialdad, y no me quisiereis oír, yo añadiré sobre ustedes siete veces más plagas según sus pecados.  22 Enviaré también contra ustedes bestias fieras que les arrebaten los hijos, y destruyan sus animales, y los apoquen, y sus caminos sean desiertos. 23 Y si con estas cosas no fueren corregidos, sino que anduvieren conmigo en oposición con su frialdad, 

24 Yo también procederé con ustedes, en oposición y los heriré aún siete veces por sus pecados: 25 Y traeré sobre ustedes espada vengadora, en vindicación del pacto; y se recogerán á sus ciudades; mas yo enviaré pestilencia entre ustedes, y serán entregados en mano del enemigo.  26 Cuando yo los quebrantare el arrimo del pan, cocerán diez mujeres su pan en un horno, y les devolverán su pan por peso; y comerán, y no se hartarán.  27  Y si con esto no me escucharen, mas procedieren conmigo en oposición con su frialdad, 

28 Yo procederé con ustedes en contra y con ira, y los catigaré aún siete veces por sus pecados.  29 Y comerán las carnes de sus hijos, y comerán las carnes de sus hijas: 30 Y destruiré sus lugares altos, y talaré sus imágenes, y pondré sus cuerpos muertos sobre los cuerpos muertos de sus ídolos, y mi alma los abominará:  31 Y pondré sus ciudades en desierto, y asolaré sus santuarios, y no oleré la fragancia de su suave perfume. 32 Yo asolaré también la tierra, y se pasmarán de ella sus enemigos que en ella moran:

33 Y á ustedes los esparciré por las naciones, y desenvainaré espada en pos de ustedes: y su tierra estará asolada, y yermas sus ciudades. 34 Entonces la tierra holgará sus Shabatot (sábados) todos los días que estuviere asolada, y ustedes estarán en la tierra de sus enemigos: la tierra descansará entonces y gozará sus Shabatot ( sábados). 

35 Todo el tiempo que estará asolada, holgará lo que no holgó en sus Shabatot mientras ustedes habitaban en ella. 36 Y á los que quedaren de ustedes les infundiré en sus corazones tal cobardía, en la tierra de sus enemigos, que el sonido de una hoja movida los perseguirá, y huirán como delante de la espada, y caerán sin que nadie los persiga: 37 Y tropezarán los unos en los otros, como si huyeran delante de la espada, aunque nadie los persiga; y no podrán resistir delante de sus enemigos. 38 Y perecerán entre las naciones, y la tierra de sus enemigos los consumirá.

39 Y los que quedaren de ustedes decaerán en las tierras de sus enemigos por su iniquidad; y por la iniquidad de sus padres decaerán con ellos: 

ENTONCES SERÁ TIEMPO DE LA TESHUVÁ

40 Y ustedes confesarán su iniquidad, y la iniquidad de sus padres, por su prevaricación con la que prevaricaron contra mí: y también porque anduvieron conmigo en oposición con su frialdad, 41 Yo también habré andado con ellos en contra, y los habré metido en la tierra de sus enemigos: y entonces se humillará su corazón incircunciso, y reconocerán su pecado;  

42 Y yo me acordaré de mi pacto con Jacob, y asimismo de mi pacto con Isaac, y también de mi pacto con Abraham me acordaré; y haré memoria de la tierra. 43 Que la tierra estará desamparada de ellos, y holgará sus descansos (sus sábados, estando yerma á causa de ellos; mas entretanto se someterán al castigo de sus iniquidades: por cuanto menospreciaron mis derechos, y tuvo el alma de ellos fastidio de mis estatutos.  44 Y aún con todo esto, estando ellos en tierra de sus enemigos, yo no los desecharé, ni los abominaré para consumirlos, invalidando mi pacto con ellos: porque yo el Eterno soy su Dios:

45 Antes me acordaré de ellos por el pacto antiguo, cuando los saqué de la tierra de Egipto á los ojos de las naciones, para ser su Dios: Yo soy el Eterno. 46 Estos son los Jukím (decretos), las Mishpatím (los derechos) y las Torot (las leyes) que estableció el Eterno entre sí y los hijos de Israel en el monte de Sinaí por mano de Moisés.

Sexta Porción: (Levítico 27:1-15)
Sexta Aliá: En esta sección se analizan varias investiduras prometidas a las arcas del Templo. Una persona puede prometer el valor de un individuo, en cuyo caso la Torá prescribe cuánto debe pagar la persona, dependiendo del género y la edad del individuo que está siendo "evaluado". Un animal que está comprometido con el templo debe ofrecerse en el altar si es apto para el sacrificio; de lo contrario, debe ser "redimido" por su valor. Si el propietario elige canjearlo, debe agregar una quinta parte de su valor al precio de canje. La misma regla se aplica a una casa que está comprometida con el Templo.

 LEVÍTICO 27:1 - 34 

1 Y Hablo el Eterno á Moisés, diciéndole:  2 Háblales á los hijos de Israel, y diles: Cuando alguno hiciere un Néder especial (un voto) al Eterno, según la estimación de las personas que se hayan de redimir, así será tu estimación:  3 En cuanto al varón de veinte años hasta sesenta, tu estimación será cincuenta Shekels (siclos) de plata, según el Shekels (la moneda siclo) del santuario. 4 Y si fuere hembra, la estimación será treinta Shekels (siclos).  5 Y si fuere de cinco años hasta veinte, tu estimación será respecto al varón veinte Shekels (siclos), y á la hembra diez Shekels (siclos). 6 Y si fuere de un mes hasta cinco años, tu estimación será en orden al varón, cinco Shekels (siclos) de plata; y por la hembra será tu estimación tres Shekels (siclos) de plata.

7 Mas si fuere de sesenta años arriba, por el varón tu estimación será quince Shekels (siclos), y por la hembra diez Shekels (siclos). 8 Pero si fuere más pobre que tu estimación, entonces comparecerá ante el Cohén, y el Cohén le pondrá tasa: conforme á la facultad del votante le impondrá tasa el Cohén. 9 Y si fuere animal de que se ofrece ofrenda al Eterno, todo lo que se diere de el al Eterno será santo. 10 No será mudado ni trocado, bueno por malo, ni malo por bueno; y si se permutare un animal por otro, él y el dado por él en cambio serán sagrados.

11 Y si fuere algún animal inmundo, de los que no se ofrece ofrenda al Eterno, entonces el animal será puesto delante del Cohén: 12 Y el Cohén lo apreciará, sea bueno ó sea malo; conforme á la estimación del Cohén, así será.

13 Y si lo hubieren de redimir, añadirán su quinto sobre tu valuación. 14 Y cuando alguno santificare su casa consagrándola al Eterno, la apreciará el Cohén, sea buena ó sea mala: según la apreciare el Cohén, así quedará. 15 Mas si el santificante redimiere su casa, añadirá á tu valuación el quinto del dinero de ella, y será suya. 

Séptima Porción: (Levítico 27:16-34)
La Séptima Aliá: En esta sección se analiza la investidura de tierras para el templo. Si es una tierra que era parte del lote familiar (entregada a sus antepasados ​​cuando Israel se dividió entre las tribus), y el propietario elige no redimirla, puede ser redimida por cualquier otro individuo. En este caso, la tierra pasa a ser propiedad de los Cohaním (sacerdotes) durante el próximo año de jubileo. La tierra que fue comprada y luego consagrada por el comprador también se puede canjear, pero vuelve a su propietario original cuando llega el Jubileo. Todo el ganado primogénito se sacrifica en el templo. Una persona también tiene la opción de dedicar y consagrar cualquiera de sus pertenencias específicamente para el uso de los Cohaním (sacerdotes). Se menciona brevemente el "Segundo Diezmo", que deben consumir sus dueños en Jerusalén. También se discute el diezmo de los animales: cada décimo animal se ofrece como sacrificio y la carne es consumida por sus dueños. Con esto concluimos el Libro de Levítico.

LA LECTURA COMIENZA AQUÍ

16 Y si alguno santificare de la tierra de su posesión al Eterno, tu estimación será conforme á su sembradura: un omer de sembradura de cebada se apreciará en cincuenta siclos de plata. 17 Y si santificare su tierra desde el año del jubileo, conforme á tu estimación quedará.

18 Mas si después del jubileo santificare su tierra, entonces el sacerdote hará la cuenta del dinero conforme á los años que quedaren hasta el año del jubileo, y se rebajará de tu estimación. 19 Y si el que santificó la tierra quisiere redimirla, añadirá á tu estimación el quinto del dinero de ella, y quedaráse para él. 20 Mas si él no redimiere la tierra, y la tierra se vendiere á otro, no la redimirá más;

21 Sino que cuando saliere en el jubileo, la tierra será santa al Eterno, como tierra consagrada: la posesión de ella será del sacerdote. 22 Y si santificare alguno al Eterno la tierra que él compró, que no era de la tierra de su herencia, 23 Entonces el sacerdote calculará con él la suma de tu estimación hasta el año del jubileo, y aquel día dará tu señalado precio, cosa consagrada al Eterno. 24 En el año del jubileo, volverá la tierra á aquél de quien él la compró, cuya es la herencia de la tierra. 25 Y todo lo que apreciares será conforme al siclo del santuario: el siclo tiene veinte óbolos. 26 Empero el primogénito de los animales, que por la primogenitura es del Eterno, nadie lo santificará; sea buey ú oveja, del Eterno es. 27 Mas si fuere de los animales inmundos, lo redimirán conforme á tu estimación, y añadirán sobre ella su quinto: y si no lo redimieren, se venderá conforme á tu estimación.

28 Pero ninguna cosa consagrada, que alguno hubiere santificado al Eterno de todo lo que tuviere, de hombres y animales, y de las tierras de su posesión, no se venderá, ni se redimirá: todo lo consagrado será cosa santísima al Eterno. 29 Cualquier anatema (cosa consagrada) de hombres que se consagrare no será redimido: indefectiblemente ha de ser muerto. 30 Y todas las décimas de la tierra, así de la simiente de la tierra como del fruto de los árboles, del Eterno son: es cosa consagrada al Eterno. 31 Y si alguno quisiere redimir algo de sus décimas, añadirá su quinto á ello. 32 Y toda décima de vacas ó de ovejas, de todo lo que pasa bajo la vara, la décima será consagrada al Eterno.

33 No mirará si es bueno ó malo, ni lo trocará: y si lo trocare, ello y su trueque serán cosas sagradas; no se redimirá.  34 Estos son los mandamientos que ordenó el Eterno á Moisés, para los hijos de Israel, en el monte de Sinaí.




MAFTIR BEHAR - BEJUKOTAI

33 No mirará si es bueno ó malo, ni lo trocará: y si lo trocare, ello y su trueque serán cosas sagradas; no se redimirá.  34 Estos son los mandamientos que ordenó el Eterno á Moisés, para los hijos de Israel, en el monte de Sinaí.


BENDICIONES PARA ANTES DE LEER LA HAFTARÁ

Antes de leer la Haftará también, el lector o el estudiante debe de decir esta bendición:

¡Barúj Atáh Adonai Eloheinu Meléj HaOlám Asher Bájar Bin-vi-ím Tovím Ve-Ratzá Ve-Divreijem Ha-ne-Emarim Ve-Emét! ¡Barúj Atáh Adonai Ha-Bojer Ba-Torá Uv-Moshé Avdó Uv-Israel Amó U-ninviei Ha-Emét Va-Tsedék!

¡Bendito Eres Tú Adonai, Elohim Nuestro, Rey del Universo, que escogiste Buenos Profetas y te complaciste con sus palabras que fueron pronunciadas con Verdad! ¡Bendito Eres Tú Adonai, que escogiste la Torá y a Moshé tu Siervo, y a Israel Tu Pueblo, y a Los Profetas de Verdad y Justicia!


La Haftará - Cuando La Parashá Behar se combina con Parashá Bejukotai, la haftará es la Haftará de Bejukotai, Jeremías 16: 19-17: 14.



Haftará Bejukotai - En Pocas Palabras
Jeremías 16: 19-17: 14.

La Haftará discute los castigos que esperan a aquellos que ignoran la ley de Dios, y la Bendición que es la heredad de los que siguen los deseos del creador. Esto sigue el tema de la lectura de la Torá de esta semana que explica detalladamente las bendiciones y maldiciones.

El profeta Jeremías reprende al pueblo de Israel por sus maneras idólatras y por no tener fe en Dios. Él transmitió las palabras de ira de Dios a aquellos que no confían en Él, predice el exilio como su castigo y bendiciones para quienes lo hacen.

"Maldito el hombre que confía en el hombre y confía en un ser humano mortal por su fuerza, y su corazón se aparta de Dios. Será como el árbol solitario en el desierto, y verá cuando viniere el bien, y meditará en tierra seca en el desierto, un suelo empapado de que no es habitable. Bienaventurado el varón que confía en el Eterno, y pone su confianza en el Eterno. Porque será como el árbol plantado cerca del agua, y que extiende sus raíces hacia la corriente, por lo que será afectado cuando viene el calor, y sus hojas se quedarán verde, y en el año de sequía estará ansioso, ni dejará de dar fruto. "

La haftará termina con los siguientes versículos conmovedores: "Dios que es la fuente de las esperanzas de Israel, todos los te que abandonan Serán avergonzados. Y los que se aparten de mí serán señalados en la tierra que han abandonado a Dios, la fuente de las aguas vivas. Sáname, Oh Dios, entonces seré sano, ayúdame, entonces seré ayudado, ¡porque eres mi alabanza!


JEREMÍAS 16:19 - 17:14 


16:19 Oh el Eterno, fortaleza mía, y fuerza mía, y refugio mío en el tiempo de la aflicción; á ti vendrán gentes desde los extremos de la tierra, y dirán: Ciertamente mentira poseyeron nuestros padres, vanidad, y no hay en ellos provecho. 20 ¿Ha de hacer el hombre dioses para sí? mas ellos no son dioses. 21 Por tanto, he aquí, les enseñaré de esta vez, enseñarles he mi mano y mi fortaleza, y sabrán que mi nombre es el Eterno.

17:1-14 EL pecado de Judá escrito está con cincel de hierro, y con punta de diamante: esculpido está en la tabla de su corazón, y en los lados de vuestros altares; 2 Cuando sus hijos se acuerdan de sus altares y de sus bosques, junto á los árboles verdes y en los collados altos. 3 ¡Oh mi montaña! tu hacienda en el campo y todos tus tesoros daré á saco, por el pecado de tus altos en todos tus términos. 4 Y habrá en ti cesación de tu heredad, la cual yo te dí, y te haré servir á tus enemigos en tierra que no conociste; porque fuego habéis encendido en mi furor, para siempre arderá. 5 Así ha dicho el Eterno: Maldito el varón que confía en el hombre, y pone carne por su brazo, y su corazón se aparta del Eterno. 6 Pues será como la retama en el desierto, y no verá cuando viniere el bien; sino que morará en las securas en el desierto, en tierra despoblada y deshabitada.

7 Bendito el varón que se fía en el Eterno, y cuya confianza es el Eterno. 8 Porque él será como el árbol plantado junto á las aguas, que junto á la corriente echará sus raíces, y no verá cuando viniere el calor, sino que su hoja estará verde; y en el año de sequía no se fatigará, ni dejará de hacer fruto. 9 Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? 10 Yo el Eterno, que escudriño el corazón, que pruebo los riñones, para dar á cada uno según su camino, según el fruto de sus obras.

11 Como la perdiz que cubre lo que no puso, es el que allega riquezas, y no con justicia; en medio de sus días las dejará, y en su postrimería será insipiente. 12 Trono de gloria, excelso desde el principio, es el lugar de nuestro santuario.

13 ¡Oh el Eterno, esperanza de Israel! todos los que te dejan, serán avergonzados; y los que de mí se apartan, serán escritos en el polvo; porque dejaron la vena de aguas vivas, al Eterno. 14 Sáname, oh el Eterno, y seré sano; sálvame, y seré salvo: porque tú eres mi alabanza.
Preparadas en las Instituciones de Ohr Somayaj en Jerusalem, Israel.

Todas las referencias son a los versos y al comentario de Rashi, a menos que se indique lo contrario.


PARASHAT BEHAR
1  ¿Por qué la Torá especifica que las leyes de Shemita fueron enseñadas en Har Sinai? Levítico 25: 1 - Para enseñarnos que así como a Shemita se le enseñó en detalle en Har Sinai, entonces todas las mitzvot fueron enseñadas en detalle en Har Sinai.

2 Si uno posee comida shemita después de que ya no está disponible en el campo, ¿qué debería hacer con ella? Levítico 25: 7 - Eliminarlo de su propiedad y declararlo sin dueño.

3 La Torá ordena: "Santificarás el año cincuenta". ¿Cómo se hace esto? Levítico 25:10 - Al comienzo del año, Beit Din declara: "Este año es kadosh (santificado)".

4 ¿Qué dos "rendimientos" son anunciados por el shofar durante el yovel? Levítico 25:10 - El regreso de la tierra a su dueño original, y el "retorno" (libertad) del esclavo de la esclavitud.

5 ¿De dónde viene el nombre del año? Levítico 25:10 - Por el sonido del shofar El cuerno de carnero se llama yovel.

6 ¿Qué prohibiciones se derivan del verso "v'lo tonu ish et amito - una persona no afligirá a su prójimo"? Levítico 25:17 - Uno no puede dañar intencionalmente los sentimientos de las personas, ni dar malos consejos mientras secretamente tiene la intención de beneficiarse de los beneficios.

7 ¿Cuál es el castigo por descuidar las leyes de Shemita? Levítico 25:18 - Exilio.

8 Si shemita se observa correctamente, ¿cuánto tiempo durará la cosecha del sexto año? Levítico 25: 21,22 - De Nissan del sexto año a Sucot del noveno año.

9 Después de vender un campo ancestral, ¿cuándo se puede canjear? Levítico 25:24 - Después de dos años después de la venta, hasta yovel. Al comienzo de yovel regresa automáticamente a la familia.

10 ¿En qué circunstancias puede uno vender tierras ancestrales? Levítico 25:25 - Solo si uno se empobrece.

11 Si se vende una casa en una ciudad amurallada, ¿cuándo se puede canjear? Levítico 25:29 - Solo dentro del primer año después de la venta. Luego, incluso en yovel, no regresa.

12 ¿Qué significa la palabra "días" en la parashá de esta semana? Levítico 25:29 - Los días de un año entero.

13 ¿Qué se considera una ciudad amurallada? Levítico 25:29 - Una ciudad que ha sido rodeada por un muro desde el tiempo de Yehoshua.

14 ¿Cuál es la definición de "ger toshav"? Levítico 25:35 - Un no judío que vive en Eretz Israel y se acepta a sí mismo para no adorar ídolos.

15 ¿A quién se le compara con Eretz Israel? Levítico 25:38 - A quien adora ídolos.

16 ¿Por qué Rashi menciona la plaga del primogénito en la parashá de esta semana? Levítico 25:38 - La prohibición de tomar interés va acompañada de la frase "Yo soy Hashem tu Dios que te sacó de Egipto". Rashi explica que así como Hashem discernió en Egipto entre los primogénitos y los que no, Hashem también discierne y castiga a quienes prestan con interés, simulando que actúan en nombre de otros.

17 Enumere tres prohibiciones que demuestren la dignidad con la que se debe tratar a un sirviente judío contratado. Levítico 25: 39-43 -


    No lo hagas realizar tareas humillantes
    No lo vendas públicamente
    No lo hagas realizar trabajos innecesarios

18  ¿Quién apoya a la familia del sirviente judío contratado durante sus años de esclavitud? Levítico 25:41 - Su maestro.

19 Si un judío es vendido como un sirviente a un no judío, ¿sale libre después de seis años? Levítico 25:54 - No. Si no es redimido con dinero, debe esperar hasta que el yovel se libere.

20 ¿Dónde está permitido postrarse en un piso de piedra? Levítico 26: 1 - En el Mikdash.

PARASHAT BEJUKOTAI
1  ¿A qué se refieren las palabras "bechukotai telechu" (ande en Mis estatutos)?  Levítico 26: 3 - Trabajando en el aprendizaje de la Torá.

2 ¿Cuándo es lluvia "en su estación"? Levítico  26: 4 - En momentos en que las personas no están fuera (por ejemplo, las noches de Shabat).

3 ¿Cuál es la bendición de "v'achaltem lachmechem l'sova" (y se comerá su pan para satisfacción)? Levítico 26: 5 - Solo necesitarás un poco de pan para estar completamente satisfecho.

4 ¿Qué significa el versículo "y una espada no pasará por tu tierra"? Levítico 26: 6 - Ningún ejército extranjero viajará a través de su tierra en el camino a un país diferente.

5 Matemáticamente, si cinco soldados judíos pueden derrotar a 100 soldados enemigos, ¿cuántos soldados enemigos deberían derrotar a 100 soldados judíos? Levítico 26: 4 - Dos mil.
6 ¿Cuánto es "revava"? Levítico  26: 4 - Diez mil.

7 ¿Qué "progresión" de siete transgresiones se enseñan en el Capítulo 26, y por qué en ese orden particular? Levítico 26: 14,15 - Nota estudio de la Torá, mitzvot Observando notas, rechazando los que observan las mitzvot, odiando Sabios, impidiendo a otros Observando mitzvot, negando que Di-s dio las mitzvot, negando la existencia de Di-s. Se enumeran en este orden porque cada transgresión lleva a la siguiente.

8 ¿Cuál es un beneficio que el pueblo judío deriva del estado de ruina de Israel? Levítico 26:32 - Ninguna nación enemiga podrá establecerse en la tierra de Israel.

9  ¿Cuál fue la duración del exilio en Babilonia y por qué este número en particular? Levítico 26:35 - 70 años. Porque el pueblo judío ha violado 70 shemita y yovel años.
10  ¿Cuántos años pecó el pueblo judío en Israel hasta el momento en que las tribus del norte fueron exiliadas? Levítico  26:35 - 390 años.


11 En el versículo 26:42, el nombre Yaakov está escrito con una "boca" adicional. ¿De quién recibió Yaakov esta carta extra y por qué? Levítico 26:42 - En cinco lugares en la Torá, el nombre de Yaakov se escribe con la "válvula" extra y en cinco lugares el nombre Eliyahu falta es la "válvula". Yaakov "tomó" Estos vavs como el compromiso de que Eliyahu un día vendrá y anunciar la redención de los hijos de Yaakov.

12  ¿Qué elemento positivo está implícito en las palabras "y los llevaré a la tierra de sus enemigos"? Levítico 26:41 - Di-s mismo, por así decirlo, los traerá a la tierra de su enemigo. Esto significa que incluso si los judíos están en el exilio, Di-s les proporcionará líderes que los inspiren a guardar la Torá. Esto evita que los judíos se asimilen a la cultura de acogida.

13 En el versículo 26:42, ¿por qué no se usa la palabra "recordar" en relación con el nombre de Itzjak? Levítico 26:42 - Porque la imagen de las cenizas de Itzjak (que estaba preparada para ser traída como un sacrificio) en el altar siempre está delante de Dios.

14  ¿Por qué dice la Torá en 26:46 "Torot" (plural) y no "Torá" (singular)? Levítico 26:46 - Para enseñar que tanto la Torá Escrita como la Torá Oral fueron entregadas a Moshe en Har Sinai.

15 ¿Qué sucede cuando una persona pobre dedica el valor de un hombre al Beit Hamikdash y no tiene fondos suficientes para cumplir su promesa? Levítico 27: 8 - La persona cuyo valor fue donado va antes que el cohen, quien establece la obligación de acuerdo con la capacidad de pago de la persona pobre.

16  Si una persona dice: "La pierna de este animal será una ofrenda mecida", el animal será vendido y sacrificado como una ofrenda. ¿Cuál es el estado del dinero recibido por el animal? Levítico 27: 9 - El dinero es "Chullin", lo que significa que no tiene un estado de "santo", excepto por el valor de la pierna del animal que hayan estado hace "santo".

17  Si una persona dedica su campo ancestral al Beit Hamikdash y no puede canjearlo antes de lo que sucede con el campo? Levítico 27:16 - Se convierte en propiedad de los Kohaním que están en rotación al comienzo del yovel.

18 ¿Dónde se debe comer "ma'aser sheini"? Levítico 27:30 - En Jerusalén.

19 Cuando una persona entrega "ma'aser sheini", ¿qué le sucede a la comida? ¿Qué pasa con el dinero de redención? Levítico 27:31 - La comida le es permitida fuera de Jerusalén. El dinero de la redención debe ser llevado a Jerusalén y ser usado para comprar comida para comer allí.

20  ¿Cómo una persona diezma sus animales? Levítico 27:32 - Se pasa a través de la puerta y de forma individual Cada HE MARCAS animales DÉCIMO con la barra untado con tinte rojo.




RAÍCES SEFARDÍES DOM

RETOUR AUX RACINES SEPHARADES


H’ Ehad



___________

         ה' אחד



Share:

No comments:

Post a Comment