BLOG DE RAÍZ SEFARDÍ

EMOR

 


Esta Parashá fue Preparada Por ABA-EYBO

PARASHAT EMOR

Levítico 21: 1 hasta el capítulo 24:23 



DEDICADA A LA MEMORIA Y PARA MÉRITO DE:            

Sarah Bat Haran - Rivkah, Rajel, Leah, (כריסטינה מרים דה בלר), Rajel Savua de Akiva; 

Ruti Sarah Bat Simcha

Rabbi Akiva Ben Yosef, Jeannette Agustin San Juan, Fortune Agustin, 

Filomena Agustin de San Juan (T’vila / Fila), Federmo San Juan,  Aba Mevoyan Beler, Rajel Mazouz

Claudio Alfredo Beler San Juan;  (סוג'ונטו בן סופריו) ; ( אבא סופריו) , Rabbi Ya’akov Abujatseira

 (כל הזקנים בדורותיהם, מצד אבי, ובצד אמי);  Chaya Mushka Schneersohn

Y de todos los Anusim de la casa de Israel; Jean-Baptiste Alvares

 ז'אן בטיסט אלבארס , רבי שלמה לוריא, מהרש״ל

Jean Baptiste Louis Agustin Rodrigué Alvares, Rav DovBer de Lubavitch

 אורינו ז'אן בטיסט אלבארס; 

Eli Ha’Cohén, Pinjás Ve’Ikavod Ha’Cohén. Abayé Ha’Cohén, El Rebbe de Lubavitch, 

Menajem Mendel Shnirsohn Zt”L; Yehuda Ha’Jassid, e Israel Meir KaGan el Jafets Ha’Jaim.

Aliza Shoshana Eliashiv, Rabí Mrit Baal Ha'Nes


PARA EL ÉXITO Y EL MÉRITO DE FUNDAR UN HOGAR SANTO, CON LA PUREZA DE LAS MUJERES, CRIAR HIJOS QUE ESTÉN CERCA DE LA TORÁ Y ATADOS AL ETERNO, UN LUGAR DONDE SIEMPRE SE CUMPLEN LAS MITZVOT Y SE VIVE BAJO LAS ESTRICTAS LEYES DE LA HALAJÁ JUDÍA.


Para el Éxito, la Devekut, La Santidad, La Parnasá y La Salud de:

Rabanit (Kuk) Leah Bat Aliza Shoshana Eliashiv, Tzeví Cohén,

Rivka Nessia Bat Sarah,

Fior D'Aliza Chana Devora Bat Sarah, 

Lenord Tzafón Ben'Orino, Juliana Bat Krisiana, Aminda Bat Krisiana, Olga Bat Krisianana. Jenifer Bat Juliana, La Rabanit Jaguit Shira,



CONTENIDO DE LA PARASHÁ

Emor - es la palabra hebrea para "Decir" proviene del verbo “Lomar” (En esta Parashá la frase en hebreo dice así: Emor El HaKohanim = Diles a los sacerdotes), es la quinta palabra de la lectura, y la primera palabra distintiva, en la Parashá que lleva su nombre. Se trata de la 31ª porción semanal de la Torá en el ciclo anual de lectura de la Torá y el octavo en el Libro de Levítico. 

La Parashá de Emor describe las reglas de pureza para los Kohanim (sacerdotes), relata los Moadim - Los días santos o Fiestas del Eterno, describe los preparativos para las luces y el pan en el santuario, y cuenta la historia de un blasfemo y su castigo. 

La parashá Emor está compuesta por los capítulos de Levítico 21: 1 hasta el 24: 23. Tiene la mayor cantidad de versículos (Pero no la mayor cantidad de letras o palabras) de todas las porciones semanales de la Torá en el Libro de Levítico, y está compuesto por 6,106 letras hebreas, 1,614 palabras hebreas y 124 versículos y puede ocupar alrededor de 215 líneas en un rollo de la Torá.  Es la Parashá de Vayikrá la que tiene la mayor cantidad de letras y palabras de todas las porciones  en el Levítico.)

Esta se lee generalmente a principios de mayo, o raramente a fines de abril. También se leen algunas partes de la parashá (Levítico 22: 26-23: 44), como lecturas iniciales de la Torá para el segundo día de la Pascua y el primer y segundo día de la fiesta de Sucot (Fiesta de los Tabernáculos).



SOBRE EL ESTUDIO DE SHABAT





COMENTARIO SOBRE LA PARASHÁ


Resumen de la Parashá

Levítico 21:1-24:23

La Porción de Emor (“Diles”) comienza con las leyes especiales de los Cohaním (“sacerdotes”), del Cohén Gadól (“el Sumo Sacerdote”), y del servicio en el Templo: Está prohibido para un Cohén de perder su pureza ritual, por causa de un cadáver, excepto en el caso de la muerte de un familiar cercano. Un Cohén no puede casarse con una mujer divorciada, ni con una mujer con un pasado promiscuo; el Cohén Gadól puede casarse solamente con una mujer virgen. Un Cohén con una deformidad física no puede servir en el Santo Templo; tampoco un animal deforme puede ser ofrendado.

Cuando nace un ternero, un cabrito o un carnero debe permanecer con su madre por siete días; queda prohibido degollar a un animal y su cría en el mismo día.

La segunda parte de Emor da una lista de los festivales anuales del calendario Bíblico. La ofrenda de Pesaj el 14 de Nisán; el festival de siete días de Pesaj comenzando el 15 de Nisán; la ofrenda de cebada llamada Omer en el segundo día de Pesaj y el comienzo de la Cuenta del Omer por los próximos 49 días, culminando en el festival de Shavuot en el quincuagésimo día; un “recuerdo del sonido del shofar” el 1 de Tishrei; un solemne día de ayuno el 10 de Tishrei; y el festival de Sucot – durante el cual uno debe vivir en una cabaña por siete días y tomar las “Cuatro Especies” – comenzando el 15 de Tishrei.

Emor concluye con el incidente de un hombre ejecutado por blasfemar, las penas por asesinato y por injuriar al prójimo o destruir su propiedad (compensaciones monetarias).



BENDICIONES PARA ANTES DE LEER LA TORÁ



La Primera Aliá - Levítico 21: 1-15

En la primera Aliá, Dios le dijo a Moisés que les dijera a los sacerdotes las leyes sacerdotales. Ninguno debía entrar en contacto con un cadáver, excepto el de sus parientes más cercanos: su padre, hijo, hermano o hermana virgen. No debían afeitarse ninguna parte de la cabeza o el crecimiento lateral de la barba ni cortarse la carne. No debían casarse con una ramera o divorciada. La hija de un sacerdote que se hizo ramera iba a ser ejecutada. El Sumo Sacerdote no debía desnudar la cabeza ni rasgar sus vestiduras. No debía acercarse a ningún cadáver, ni siquiera al de su padre o de su madre. Solo se casaría con una virgen de su propia familia.



LEVÍTICO 21:1 - 24

1 Y el Eterno dijo á Moisés: Habla á los sacerdotes hijos de Aarón, y diles que no se contaminen por un muerto en sus pueblos.  2 Mas por su pariente cercano á sí, por su madre, ó por su padre, ó por su hijo, ó por su hermano, 3 O por su hermana virgen, á él cercana, la cual no haya tenido marido, por ella se contaminará. 4 No se contaminará, porque es príncipe en sus pueblos, haciéndose inmundo. 5 No harán calva en su cabeza, ni raerán la punta de su barba, ni en su carne harán rasguños. 6 Santos serán á su Dios, y no profanarán el nombre de su Dios; porque los fuegos del Eterno y el pan de su Dios ofrecen: por tanto serán santos.

7 Mujer ramera ó infame no tomarán: ni tomarán mujer repudiada de su marido: porque es santo á su Dios. 8 Lo santificarás por tanto, pues el pan de tu Dios ofrece: santo será para ti, porque santo soy yo el Eterno vuestro santificador. 9 Y la hija del varón sacerdote, si comenzare á fornicar, á su padre amancilla: quemada será al fuego. 10 Y el sumo sacerdote entre sus hermanos, sobre cuya cabeza fué derramado el aceite de la unción, y que hinchió su mano para vestir las vestimentas, no descubrirá su cabeza, ni romperá sus vestidos:

11 Ni entrará donde haya alguna persona muerta, ni por su padre, ó por su madre se contaminará. 12 Ni saldrá del santuario, ni contaminará el santuario de su Dios; porque la corona del aceite de la unción de su Dios está sobre él: Yo el Eterno.

13 Y tomará él mujer con su virginidad. 14 Viuda, ó repudiada, ó infame, ó ramera, éstas no tomará: mas tomará virgen de sus pueblos por mujer. 15 Y no amancillará su simiente en sus pueblos; porque yo el Eterno soy el que los santifico.



Segunda Aliá - Levítico 21: 16–22: 16

En la segunda Aliá, ningún sacerdote discapacitado podía ofrecer sacrificios. Podía comer la carne de los sacrificios, pero no podía acercarse al altar. Ningún sacerdote que se hubiera vuelto inmundo podía comer la carne de los sacrificios. Un sacerdote no podía compartir su carne de sacrificio con laicos, personas que el sacerdote había contratado o las hijas casadas del sacerdote. Sin embargo, el sacerdote podía compartir esa carne con sus esclavas e hijas viudas o divorciadas, si esas hijas no tuvieran hijos.


16 Y el Eterno habló á Moisés, diciendo:  17 Habla á Aarón, y dile: El varón de tu simiente en sus generaciones, en el cual hubiere falta, no se allegará para ofrecer el pan de su Dios.

18 Porque ningún varón en el cual hubiere falta, se allegará: varón ciego, ó cojo, ó falto, ó sobrado, 19 O varón en el cual hubiere quebradura de pie ó rotura de mano, 20 O corcobado, ó lagañoso, ó que tuviere nube en el ojo, ó que tenga sarna, ó empeine, ó compañón relajado;

21 Ningún varón de la simiente de Aarón sacerdote, en el cual hubiere falta, se allegará para ofrecer las ofrendas encendidas del Eterno. Hay falta en él; no se allegará á ofrecer el pan de su Dios. 22 El pan de su Dios, de lo muy santo y las cosas santificadas, comerá. 23 Empero no entrará del velo adentro, ni se allegará al altar, por cuanto hay falta en él: y no profanará mi santuario, porque yo el Eterno soy el que los santifico.  24 Y Moisés habló esto á Aarón, y á sus hijos, y á todos los hijos de Israel.


 LEVÍTICO 22:1 - 33 

1  Y Hablo el Eterno á Moisés, diciendo:  2 Di á Aarón y á sus hijos, que se abstengan de las santificaciones de los hijos de Israel, y que no profanen mi santo nombre en lo que ellos me santifican: Yo el Eterno. 3 Diles: Todo varón de toda vuestra simiente en vuestras generaciones que llegare á las cosas sagradas, que los hijos de Israel consagran al Eterno, teniendo inmundicia sobre sí, de delante de mí será cortada su alma: Yo el Eterno. 4 Cualquier varón de la simiente de Aarón que fuere leproso, ó padeciere flujo, no comerá de las cosas sagradas hasta que esté limpio: y el que tocare cualquiera cosa inmunda de mortecino, ó el varón del cual hubiere salido derramamiento de semen; 5 O el varón que hubiere tocado cualquier reptil, por el cual será inmundo, ú hombre por el cual venga á ser inmundo, conforme á cualquiera inmundicia suya;  6 La persona que lo tocare, será inmunda hasta la tarde, y no comerá de las cosas sagradas antes que haya lavado su carne con agua.

7 Y cuando el sol se pusiere, será limpio; y después comerá las cosas sagradas, porque su pan es. 8 Mortecino ni despedazado por fiera no comerá, para contaminarse en ello: Yo el Eterno. 9 Guarden, pues, mi ordenanza, y no lleven pecado por ello, no sea que así mueran cuando la profanaren: Yo el Eterno que los santifico. 10 Ningún extraño comerá cosa sagrada; el huésped del sacerdote, ni el jornalero, no comerá cosa sagrada.

11 Mas el sacerdote, cuando comprare persona de su dinero, ésta comerá de ella, y el nacido en su casa: estos comerán de su pan. 12 Empero la hija del sacerdote, cuando se casare con varón extraño, ella no comerá de la ofrenda de las cosas sagradas.

13 Pero si la hija del sacerdote fuere viuda, ó repudiada, y no tuviere prole, y se hubiere vuelto á la casa de su padre, como en su mocedad, comerá del pan de su padre; mas ningún extraño coma de él. 14 Y el que por yerro comiere cosa sagrada, añadirá á ella su quinto, y darálo al sacerdote con la cosa sagrada. 15 No profanarán, pues, las cosas santas de los hijos de Israel, las cuales apartan para el Eterno: 16 Y no les harán llevar la iniquidad del pecado, comiendo las cosas santas de ellos: porque yo el Eterno soy el que los santifico.



Tercera Aliá - Levítico 22: 17–33

En la tercera Aliá, solo los animales sin defecto calificaron para el sacrificio.


17 Y habló el Eterno á Moisés, diciendo: 18 Habla á Aarón y á sus hijos, y á todos los hijos de Israel, y diles: Cualquier varón de la casa de Israel, ó de los extranjeros en Israel, que ofreciere su ofrenda por todos sus votos, y por todas sus voluntarias oblaciones que ofrecieren al Eterno en holocausto; 19 De vuestra voluntad ofreceréis macho sin defecto de entre las vacas, de entre los corderos, ó de entre las cabras. 20 Ninguna cosa en que haya falta ofreceréis, porque no será acepto por vosotros.

21 Asimismo, cuando alguno ofreciere sacrificio de paces al Eterno para presentar voto, ú ofreciendo voluntariamente, sea de vacas ó de ovejas, sin tacha será acepto; no ha de haber en él falta. 22 Ciego, ó perniquebrado, ó mutilado, ó verrugoso, ó sarnoso ó roñoso, no ofreceréis éstos al Eterno, ni de ellos pondréis ofrenda encendida sobre el altar del Eterno. 23 Buey ó carnero que tenga de más ó de menos, podrás ofrecer por ofrenda voluntaria; mas por voto no será acepto.


24 Herido ó magullado, rompido ó cortado, no ofreceréis al Eterno, ni en vuestra tierra lo haréis. 25 Y de mano de hijo de extranjero no ofreceréis el pan de vuestro Dios de todas estas cosas; porque su corrupción está en ellas: hay en ellas falta, no se os aceptarán. 26 Y habló el Eterno á Moisés, diciendo: 27 El buey, ó el cordero, ó la cabra, cuando naciere, siete días estará mamando de su madre: mas desde el octavo día en adelante será acepto para ofrenda de sacrificio encendido al Eterno.

28 Y sea buey ó carnero, no degollaréis en un día á el y á su hijo. 29 Y cuando sacrificareis sacrificio de hacimiento de gracias al Eterno, de vuestra voluntad lo sacrificaréis. 30 En el mismo día se comerá; no dejaréis de él para otro día: Yo el Eterno. 31 Guardad pues mis mandamientos, y ejecutadlos: Yo el Eterno. 32 Y no amancilléis mi santo nombre, y yo me santificaré en medio de los hijos de Israel: Yo el Eterno que os santifico; 33 Que os saqué de la tierra de Egipto, para ser vuestro Dios: Yo el Eterno.



Cuarta Aliá - Levítico 23: 1–22

En la cuarta Aliá, Dios le dijo a Moisés que instruyera a los israelitas a proclamar las siguientes ocasiones sagradas:

Shabat (sábado) en el séptimo día, Pesaj (Pascua) durante 7 días a partir del crepúsculo del día 14 del primer mes, Shavuot (Fiesta de las Semanas) 50 días después


 LEVÍTICO 23:1 - 44

1, Y Hablo el Eterno á Moisés, diciendo: 2 Habla á los hijos de Israel, y diles: Las solemnidades del Eterno, las cuales proclamaréis santas convocaciones, aquestas serán mis solemnidades.  3 Seis días se trabajará, y el séptimo día sábado de reposo será, convocación santa: ninguna obra haréis; sábado es del Eterno en todas vuestras habitaciones.  4 Estas son las solemnidades del Eterno, las convocaciones santas, á las cuales convocaréis en sus tiempos. 5 En el mes primero, á los catorce del mes, entre las dos tardes, pascua es del Eterno. 6 Y á los quince días de este mes es la solemnidad de los ázimos al Eterno: siete días comeréis ázimos.

7 El primer día tendréis santa convocación: ningúna obra servil haréis. 8 Y ofreceréis al Eterno siete días ofrenda encendida: el séptimo día será santa convocación; ninguna obra servil haréis. 9 Y habló el Eterno á Moisés, diciendo: 10 Habla á los hijos de Israel, y diles: Cuando hubiereis entrado en la tierra que yo os doy, y segareis su mies, traeréis al sacerdote un omer por primicia de los primeros frutos de vuestra siega;

11 El cual mecerá el omer delante del Eterno, para que seáis aceptos: el siguiente día del sábado lo mecerá el sacerdote. 12 Y el día que ofrezcáis el omer, ofreceréis un cordero de un año, sin defecto, en holocausto al Eterno.

13 Y su presente será dos décimas de flor de harina amasada con aceite, ofrenda encendida al Eterno en olor suavísimo; y su libación de vino, la cuarta parte de un hin. 14 Y no comeréis pan, ni grano tostado, ni espiga fresca, hasta este mismo día, hasta que hayáis ofrecido la ofrenda de vuestro Dios; estatuto perpetuo es por vuestras edades en todas vuestras habitaciones. 15 Y os habéis de contar desde el siguiente día del sábado, desde el día en que ofrecisteis el omer de la ofrenda mecida; siete semanas cumplidas serán: 16 Hasta el siguiente día del sábado séptimo contaréis cincuenta días; entonces ofreceréis nuevo presente al Eterno. 17 De vuestras habitaciones traeréis dos panes para ofrenda mecida, que serán de dos décimas de flor de harina, cocidos con levadura, por primicias al Eterno.

18 Y ofreceréis con el pan siete corderos de un año sin defecto, y un becerro de la vacada y dos carneros: serán holocausto al Eterno, con su presente y sus libaciones; ofrenda encendida de suave olor al Eterno. 19 Ofreceréis además un macho de cabrío por expiación; y dos corderos de un año en sacrificio de paces. 20 Y el sacerdote los mecerá en ofrenda agitada delante del Eterno, con el pan de las primicias, y los dos corderos: serán cosa sagrada del Eterno para el sacerdote.

21 Y convocaréis en este mismo día; os será santa convocación: ninguna obra servil haréis: estatuto perpetuo en todas vuestras habitaciones por vuestras edades. 22 Y cuando segareis la mies de vuestra tierra, no acabarás de segar el rincón de tu haza, ni espigarás tu siega; para el pobre, y para el extranjero la dejarás: Yo el Eterno vuestro Dios.


Quinta lectura - Levítico 23: 23–32

La quinta Aliá continúa las ocasiones sagradas: Rosh Hashaná (Año Nuevo) el primer día del séptimo mes, Yom Kipur (Día de la Expiación) en el décimo día del séptimo mes


23 Y habló el Eterno á Moisés, diciendo: 24 Habla á los hijos de Israel, y diles: En el mes séptimo, al primero del mes tendréis sábado, una conmemoración al son de trompetas, y una santa convocación. 25 Ninguna obra servil haréis; y ofreceréis ofrenda encendida al Eterno. 26 Y habló el Eterno á Moisés, diciendo:


27 Empero á los diez de este mes séptimo será el día de las expiaciones: tendréis santa convocación, y afligiréis vuestras almas, y ofreceréis ofrenda encendida al Eterno. 28 Ninguna obra haréis en este mismo día; porque es día de expiaciones, para reconciliaros delante del Eterno vuestro Dios. 29 Porque toda persona que no se afligiere en este mismo día, será cortada de sus pueblos. 30 Y cualquiera persona que hiciere obra alguna en este mismo día, yo destruiré la tal persona de entre su pueblo.

31 Ninguna obra haréis: estatuto perpetuo es por vuestras edades en todas vuestras habitaciones. 32 Sábado de reposo será á vosotros, y afligiréis vuestras almas, comenzando á los nueve del mes en la tarde: de tarde á tarde holgaréis vuestro sábado.


Sexta Aliá - Levítico 23: 33–44

La sexta lectura, concluye las ocasiones sagradas: Sucot (Tabernáculos) durante 8 días a partir del día 15 del séptimo mes.


33 Y habló el Eterno á Moisés, diciendo: 34 Habla á los hijos de Israel, y diles: A los quince días de este mes séptimo será la solemnidad de las cabañas al Eterno por siete días.

35 El primer día habrá santa convocación: ninguna obra servil haréis. 36 Siete días ofreceréis ofrenda encendida al Eterno: el octavo día tendréis santa convocación, y ofreceréis ofrenda encendida al Eterno: es fiesta: ninguna obra servil haréis. 37 Estas son las solemnidades del Eterno, á las que convocaréis santas reuniones, para ofrecer ofrenda encendida al Eterno, holocausto y presente, sacrificio y libaciones, cada cosa en su tiempo: 38 Además de los sábados del Eterno y además de vuestros dones, y á más de todos vuestros votos, y además de todas vuestras ofrendas voluntarias, que daréis al Eterno. 39 Empero á los quince del mes séptimo, cuando hubiereis allegado el fruto de la tierra, haréis fiesta al Eterno por siete días: el primer día será sábado; sábado será también el octavo día.

40 Y tomaréis el primer día gajos con fruto de árbol hermoso, ramos de palmas, y ramas de árboles espesos, y sauces de los arroyos; y os regocijaréis delante del Eterno vuestro Dios por siete días. 41 Y le haréis fiesta al Eterno por siete días cada un año; será estatuto perpetuo por vuestras edades; en el mes séptimo la haréis. 42 En cabañas habitaréis siete días: todo natural de Israel habitará en cabañas; 43 Para que sepan vuestros descendientes que en cabañas hice yo habitar á los hijos de Israel, cuando los saqué de la tierra de Egipto: Yo el Eterno vuestro Dios. 44 Así habló Moisés á los hijos de Israel sobre las solemnidades del Eterno.



Séptima Aliá - Levítico 24: 1–23

En la séptima Aliá, Dios le dijo a Moisés que ordenara a los israelitas que trajeran aceite de oliva claro para encender las lámparas del Tabernáculo con regularidad, desde la tarde hasta la mañana. Y Dios pidió que se hornearan doce panes para que se colocaran en el tabernáculo todos los sábados, y luego se entregaran a los sacerdotes, que debían comerlos en el recinto sagrado.

Un hombre de madre israelita (de la tribu de Dan) y padre egipcio se pelearon y pronunció el nombre de Dios en blasfemia. El pueblo lo llevó ante Moisés y lo puso bajo custodia hasta que se aclarara la decisión de Dios. Dios le dijo a Moisés que llevara al blasfemo fuera del campamento donde todos los que lo oyeran debían poner sus manos sobre su cabeza, y toda la comunidad lo apedrearía, y así lo hicieron. Dios instruyó que todo el que blasfemara contra Dios debía ser condenado a muerte. Cualquiera que asesinara a un ser humano debía ser ejecutado. El que mataba a una bestia debía hacer restitución. Y cualquiera que mutilara a otra persona debía pagar proporcionalmente (en lo que se ha llamado lex talionis).


LEVÍTICO 24 : 1-23

1  Y Hablo el Eterno á Moisés, diciendo: 2 Manda á los hijos de Israel que te traigan aceite de olivas claro, molido, para la luminaria, para hacer arder las lámparas de continuo. 3 Fuera del velo del testimonio, en el tabernáculo del testimonio, las aderezará Aarón desde la tarde hasta la mañana delante del Eterno, de continuo: estatuto perpetuo por vuestras edades. 4 Sobre el candelero limpio pondrá siempre en orden las lámparas delante del Eterno. 5 Y tomarás flor de harina, y cocerás de ella doce tortas: cada torta será de dos décimas. 6 Y has de ponerlas en dos órdenes, seis en cada orden, sobre la mesa limpia delante del Eterno.

7 Pondrás también sobre cada orden incienso limpio, y será para el pan por perfume, ofrenda encendida al Eterno. 8 Cada día de sábado lo pondrá de continuo en orden delante del Eterno, de los hijos de Israel por pacto sempiterno. 9 Y será de Aarón y de sus hijos, los cuales lo comerán en el lugar santo; porque es cosa muy santa para él, de las ofrendas encendidas al Eterno, por fuero perpetuo. 10 En aquella sazón el hijo de una mujer Israelita, el cual era hijo de un Egipcio, salió entre los hijos de Israel; y el hijo de la Israelita y un hombre de Israel riñeron en el real:

11 Y el hijo de la mujer Israelita pronunció el Nombre, y maldijo: entonces le llevaron á Moisés. Y su madre se llamaba Shelomit, hija de Dribi, de la tribu de Dan. 12 Y pusiéronlo en la cárcel, hasta que les fuese declarado por palabra del Eterno.

13 Y el Eterno habló á Moisés, diciendo: 14 Saca al blasfemo fuera del real, y todos los que le oyeron pongan sus manos sobre la cabeza de él, y apedréelo toda la congregación. 15 Y á los hijos de Israel hablarás, diciendo: Cualquiera que maldijere á su Dios, llevará su iniquidad. 16 Y el que blasfemare el nombre del Eterno, ha de ser muerto; toda la congregación lo apedreará: así el extranjero como el natural, si blasfemare el Nombre, que muera. 17 Asimismo el hombre que hiere de muerte á cualquiera persona, que sufra la muerte.

18 Y el que hiere á algún animal ha de restituirlo: animal por animal. 19 Y el que causare lesión en su prójimo, según hizo, así le sea hecho: 20 Rotura por rotura, ojo por ojo, diente por diente: según la lesión que habrá hecho á otro, tal se hará á él.

21 El que hiere algún animal, ha de restituirlo; mas el que hiere de muerte á un hombre, que muera.  22 Tendrán el mismo derecho o Juicio para todos: tanto para el extranjero, así será también para el nativo: porque yo soy el Eterno su Dios. 23 Y habló Moisés á los hijos de Israel, y ellos sacaron al blasfemo fuera del real, y lo apedrearon con piedras. Y los hijos de Israel hicieron según lo que el Eterno había mandado á Moisés.




MAFTIR EMOR

22 Tendrán el mismo derecho o Juicio para todos: tanto para el extranjero, así será también para el nativo: porque yo soy el Eterno su Dios. 23 Y habló Moisés á los hijos de Israel, y ellos sacaron al blasfemo fuera del real, y lo apedrearon con piedras. Y los hijos de Israel hicieron según lo que el Eterno había mandado á Moisés.


BENDICIONES PARA ANTES DE LEER LA HAFTARÁ


La Haftará Para La Parashá de Emor está en Ezequiel 44: 15 - 31


EZEQUIEL 44 : 15 - 31 


15   Mas los sacerdotes Levitas, hijos de Sadoc, que guardaron el ordenamiento de mi santuario, cuando los hijos de Israel se desviaron de mí, ellos serán allegados á mí para ministrarme, y delante de mí estarán para ofrecerme la grosura y la sangre, dice el Señor el Eterno. 16 Esos entrarán en mi santuario, y ellos se allegarán á mi mesa para ministrarme, y guardarán mi ordenamiento. 17 Y será que cuando entraren por las puertas del atrio interior, se vestirán de vestimentas de lino: no asentará sobre ellos lana, cuando ministraren en las puertas del atrio de adentro, y en el interior.

18 Tiaras de lino tendrán en sus cabezas, y pañetes de lino en sus lomos: no se ceñirán para sudar. 19 Y cuando salieren al atrio de afuera, al atrio de afuera al pueblo, se desnudarán de sus vestimentas con que ministraron, y las dejarán en las cámaras del santuario, y se vestirán de otros vestidos: así no santificarán el pueblo con sus vestimentas. 20 Y no raparán su cabeza, ni dejarán crecer el cabello; sino que lo recortarán trasquilando sus cabezas.

21 Y ninguno de los sacerdotes beberá vino cuando hubieren de entrar en el atrio interior. 22 Ni viuda, ni repudiada se tomarán por mujeres; sino que tomarán vírgenes del linaje de la casa de Israel, ó viuda que fuere viuda de sacerdote. 23 Y enseñarán á mi pueblo á hacer diferencia entre lo santo y lo profano, y les enseñarán á discernir entre lo limpio y lo no limpio. 24 Y en el pleito ellos estarán para juzgar; conforme á mis derechos lo juzgarán: y mis leyes y mis decretos guardarán en todas mis solemnidades, y santificarán mis sábados. 25 Y á hombre muerto no entrará para contaminarse; mas sobre padre, ó madre, ó hijo, ó hija, hermano, ó hermana que no haya tenido marido, se contaminará.

26 Y después de su purificación, le contarán siete días. 27 Y el día que entrare al santuario, al atrio de adentro, para ministrar en el santuario, ofrecerá su expiación, dice el Señor el Eterno. 28 Y será á ellos por heredad: yo seré su heredad; y no les daréis posesión en Israel: yo soy su posesión. 29 El presente, y la expiación, y el sacrificio por el pecado, comerán; y toda cosa dedicada en Israel, será de ellos. 30 Y las primicias de todos los primeros de todo, y toda ofrenda de todo lo que se ofreciere de todas vuestras ofrendas, será de los sacerdotes: daréis asimismo las primicias de todas vuestras masas al sacerdote, para que haga reposar la bendición en vuestras casas. 31 Ninguna cosa mortecina, ni desgarrada, así de aves como de animales, comerán los sacerdotes.


Preparado en las Instituciones de Ohr Somayaj en Jerusalem, Israel.


Todas las referencias son a los versos y al comentario de Rashi, a menos que se indique lo contrario.


PARASHAT EMOR
1 ¿Qué descendientes varones de Aharon están exentos de la prohibición de contactar a un cadáver? Levítico Levítico 21: 1 - Challalim - aquellos descalificados del sacerdocio porque descienden de una relación prohibida a un kohen.

2 ¿Tiene un kohen una opción con respecto a ser profanado ritualmente cuando fallece su hermana soltera? Levítico 21: 3 - No, él está obligado a hacerlo.

3 ¿Cómo se honra a un kohen? Levítico 21: 8 - Él es el primero en todos los asuntos de santidad. Por ejemplo, un kohen lee primero de la Torá, y generalmente es el que guía las bendiciones antes y después de las comidas.

4 ¿Cómo restringe la Torá el kohen gadol con respecto al duelo? Levítico 21: 10-12 - No puede permitir que su cabello crezca demasiado, ni atender a sus parientes cercanos si mueren, ni acompañar a un cortejo fúnebre.

5 La Torá dice en el versículo 22: 3 que aquel que "se acerca a los objetos sagrados" mientras está en un estado de tumá (impureza) es penalizado con escisión. ¿Qué quiere decir la Torá con "acercamientos"? Levítico 22: 3 - Comer.

6 ¿Cuál es la pieza más pequeña de un cadáver que puede transmitir tumah? Levítico 22: 5 - Una pieza del tamaño de una aceituna.

7 ¿Quién en la casa de un kohen puede comer terumah? Levítico 22:11 - Él, su esposa, sus hijos, sus hijas solteras y sus esclavos no judíos.

8 Si la hija de un kohen se casa con un "zar", ya no podrá comer de la terumá. ¿Qué es un zar? Levítico 22:12 - Una persona que es kohen - Un Israelita que no es descendiente de Aarón el Levita.

9 ¿Cuál es la diferencia entre un neder y una nedavá? Levítico 22:18 - Un neder es una obligación sobre una persona; una nedavá es una obligación que se coloca sobre un objeto.

10 ¿Puede una persona sacrificar un animal y su padre el mismo día? Levítico 22:28 - Sí. La Torá solo prohíbe sacrificar a un animal y a su madre el mismo día.

11 ¿Cómo define la Torá "profanar" el Nombre de Hashem? Levítico 22:32 - Transgresión deliberada de los mandamientos.

12 Además de Shabat, ¿cuántos días hay durante el año acerca de los cuales la Torá dice que el trabajo está prohibido? Levítico 23: 7-36 - Siete.

13 ¿Qué tan grande es un omer? Levítico 23:10 - Una décima parte de una eifa.
14 ¿En qué día comenzamos a "contar el omer"? Levítico 23:15 - El 16 de Nisán.

15 ¿Por qué comenzamos a contar el Omer por la noche? Levítico 23:15 - La Torá requiere contar siete semanas completas. Si comenzamos a contar durante el día, las siete semanas no estarían completas, porque según la Torá el día comienza al caer la noche.

16 ¿Cómo se diferencia el omer de otras ofrendas de minchah? Levítico 23:16 - Fue hecho de cebada.

17 El sonido del shofar en Rosh Hashaná se llama "zichron teruah" (sonido de remembranza). Porque, ¿qué es un recordatorio? Levítico 23:24 - El akeidat (enlace de) Itzjak.

18 ¿Qué es inusual en la madera del árbol etrog? Levítico 23:40 - Tiene el mismo sabor que la fruta.
19 ¿Quién fue el padre del blasfemo? Levítico 24:10 - El egipcio asesinado por Moshe (Shemot 2:12).
20 ¿Cuál es la penalidad por herir intencionalmente a uno de los padres? Levítico 24:21 - Muerte.




H’ Ehad

___________

         ה' אחד


Share:

No comments:

Post a Comment