BLOG DE RAÍZ SEFARDÍ

ARTICULO SOBRE LA INJUSTICIA - LA PARASHA - BEHA'ALOTJA

 



Si vives o permaneces en un lugar donde se practica la injusticia, la paz se te alejará.

UN ARTÍCULO SOBRE LA INJUSTICIA

Moisés ya conocía muy bien las Halajot (leyes) de la Torá incluyendo las reglas para el Pesaj Shení; 

sin embargo, cada vez que alguien le hacía una pregunta, él no se basaba en su conocimiento, sino que se iba siempre a consultar el Eterno para que Dios indicara lo que hay que enseñar con las nuevas matices de la Torá que ocurrían, como lo notamos en el caso del Pesaj Shení (la Segunda Pascua). 

Después de consultar el Eterno, de repente ahí nos enseña las leyes de la Segunda Pascua. 

¿Y por qué Moisés no las enseñó desde el principio, o sea desde antes de que se le preguntara sobre este asunto, lo cual sé presentó cuando un pequeño grupo de Judíos cuestionaron su Injusticia, en este caso? 

Dice Ohr Somayaj que esta Matiz que vendría a expandir la Torá, se había reservado para recompensar a las personas que por su devoción y ardiente deseo de servirle al Eterno harían la pregunta; 

y a dicha ocurrencia, por medio de ellas se incluiría esta Halajá a la Torá ya enseñada. 

Por lo tanto, Moisés tenía sus razones específicas, del porque consultar al Eterno en este caso.

¿Qué aprendemos nosotros con esto? Dice el Rav Berland Shlit”á, en su comentario sobre la Parashá de Beha’Alotja” , que Moisés quería enseñarles a los miembros del Sanhedrín, que es necesario analizar, y cuestionar todos los elementos de las leyes de la Torá; 

y esto inclusive, si alguien ya conoce con mucha claridad las Halajot de la Torá, éste tiene que investigar, analizar y preguntarles a otros sobre cada asunto. Uno siempre tiene que revisar, y clarificar constantemente la Halajá. 

¿Por qué? Bueno, porque en cada ley Judía siempre hay algo nuevo, como lo dice el Kavod Ha’Rav, siempre aparecen nuevas Matices, o detalles que influencian cambios en la Torá.

HISTORIA DE INJUSTICIA EN UN CASO DE PARNASÁ

La siguiente historia demuestra algo así: “Conozco a alguien que por una razón probablemente de Injusticia fuera del ámbito de este tema, tuvo que dejar su empleo como director en una entidad Judía de caridad de la gran ciudad de Montreal, y éste después de dejar su puesto en la gestión que le proveía un cierto confort, se encontraba sin empleo, y se le ofrecían pequeños contratos insignificantes, y cada uno de ellos con sus propios detalles de Injusticias; pero de repente alguien le habló de la apertura de un puesto de gerente en un establecimiento de alimentación no Casher, era una idea atractiva; 

sin embargo, aún con su necesidad de Parnasá, el hombre inmediatamente se dijo que este tipo de trabajo no era para un Judío Ortodoxo. Lo cual no era justo, pero con la Halajá y el Yirat Shamayím no se negocia.

No obstante, antes de declinar la gran oferta, él se dispuso a investigar lo que decía la Halajá sobre el trabajar, poseer o simplemente benefficiar de un comercio en la alimentación no Casher. 

Para sorpresa suya, esta Halajá es una ley que aún no se había resuelto, es decir que existe un debate de actualidad al respecto. Hay autoridades de ambos lado del espectro de esta ley con una multitud de matices; algunos Poskím (tomadores de decisiones) a favor y otros en contra. 

Y tomando en cuenta todos los aspectos; algunos Poskím les permiten a algunas personas trabajar en ese mercado, siempre y cuando no existe el riesgo de que ellas no proyecten una impresión mala, ni lleguen personalmente a consumir algo de los alimentos no Casher que se le provee al mercado de consumidores de comida no Casher. 

Mientras que del otro lado, se prohíbe de manera muy estricta el beneficiar de cualquier manera en ese mercado.” 

Por su parte el hombre analizó su decisión, y llegó a la conclusión que a pesar del debate abierto sobre el asunto, él tenía sus razones personales que le impedían participar en los beneficios del mercado no Casher, porque unos dos años antes él trabajó unos meses para “Uber Eats”, haciendo entrega a domicilio sin darse cuenta de las consecuencias Halájicas que existían en el mercado de la alimentación no Casher; sin embargo, él muy pronto se dió cuenta de algunos de los problemas. 

Dos cosas surgieron inmediatamente; 

  • la primera es que siempre existen las tentaciones de querer consumir algunas de las comidas con la que se trabaja.
  • La segunda es la apariencia que se proyecta. 

Comenzando con la segunda, existe una Halajá llamada "Maris Ayin" (lo que salta a la vista), se trata de lo que se percibe; si un conocido lo ve salir de un establecimiento no Casher, o si otra persona religiosa (Judía) lo ve en el lugar, podría sacar malas conclusiones, y si es débil, eso lo podría influenciar a consumir dichos alimentos al ver a una persona conocida y respetada entrar y salir de un establecimiento de alimento no Casher.

La primera cosa no era un verdadero problema, porque él no estaba en posición tan débil que lo impulsaría a comer comida no apta al consumo según la Torá; sin embargo, existen los méritos y los desméritos; ejemplos: si una persona comete un error, o peca; ya sea de manera voluntaria o de manera accidental, existe una ley oculta en el mundo invisible, que el que peca, no importa como peque, las fuerzas del mal reciben la autoridad de forzar los eventos que rodean el pecador para que cometa otro pecado. Esta ley funciona de los dos lados, del positivo y del negativo. Ejemplos, al igual que el que peca lo fuerzan a seguir pecando, también el que hace lo correcto lo fuerzan a seguir haciendo lo bueno, como está escrito, "Mitzva Goreret Mitva, Ve Averá Goreret Averá". Es decir que un pecado arrastra detrás de él tal un cometa con su cola, otros pecados, y el hacer lo bueno también arrastra con su cola otras acciones buenas. Por lo que no se puede estar tan seguro de sí mismo, ya que no somos dueños de todo lo que nos pasa, pero podemos evitar una serie de calamidades, al hacer lo correcto de manera repetida para darle el poder al lado positivo siempre.

La tercera cosa que el descubrió fue que hay personas Judías que ya están consumiendo alimento no Casher, y al trabajar para Uber Eats, él llegó a hacer entrega a un hogar de familia Judía, y eso le dió mucho miedo, el saber que, él estaba contribuyendo a alimentar a Judíos con comida Tref (Comida no Casher). Al hacer eso, las fuerzas del mal, o sea el lado negativo, podrían también forzarlo a él, a consumir comida no Casher, aún sin saberlo, en la regla de "Mitzva Goreret Mitva, Ve Averá Goreret Averá", descrita en el párrafo anterior.

Y para colmo del asunto, un día él sin darse cuenta entró con su Kipá (sombrerito ritual Judío) en un establecimiento no Casher, ahí aprendió por sí mismo sobre el Maris Ayin, el proyectar mala impresión a los demás.

Por lo que bajo ninguna circunstancia se debe trabajar en la alimentación no Casher que le ofrece al mundo la oportunidad de consumir todas las variedades de comidas Trefá, Tamé, y sin supervisión de Mashguía o de una persona religiosa temerosa del cielo, como requiere la Torá (la Biblia) del Eterno.
 
LA INJUSTICIA QUE SURGE MIENTRAS CUMPLES TUS PROMESAS

Aveces sucede que prometes hacer algo que favorece una parte, pero después de haber hecho la promesa te das cuenta que si lo cumples saldrás perdiendo; ya sea en el caso de los negocios, trabajo o en tu vida privada. Sin embargo, estás obligado a cumplir tus promesas, como lo ordena la Torá en la Parashá de Matot: "No quebrantará su palabra; hará conforme a todo lo que salió de su boca." Y el dicho que dice: "Aún después de haber jurado en su detrimento, ni aún así cambia su promesa ... (Salmo 15)".

Pues mi amigo después de haber declinado las posibles ofertas en la alimentación no Casher, aceptó una pequeña oferta de cuidar a una persona limitada en sus movimientos, por causa de un aneurisma cerebral que lo dejó con pérdida de memoria y semi incapacitado, Eran solamente 3 horas y medias de trabajo diario por un total 18 horas por semana. Y después de haber aceptado, inmediatamente le llegó una oferta muy lucrativa con salario más alto a tiempo completo. Pero recordó la Torá y el Salmo 15 que cité en el párrafo anterior, por lo que no hesitó en negar la última oferta, a pesar de la pérdida que acarrea su decisión. Muchos dirán ahí que eso no es justo, es cierto; pero el temor a Dios es más importante que las riquezas y las muchas ganancias. Además esta prueba es una repetición, porque esta tentación también le había surgido en los días de las últimas dos semanas de trabajo que hay que darle al empleador que se deja. Se le habían ofrecido ofertas muy lucrativas para violar sus promesas de entrenar a sus reemplazantes que ocuparían su lugar en la entidad donde él trabajaba en Montreal. Dichas ofertas desaparecieron sin dejar rastros, después de declinarlas.

PLEGARIA PARA SALIR DE LAS GARRAS DE LA INJUSTICIA


UNA PLEGARIA PARA OBTENER LA JUSTICIA Y SER LIBRADO DE LOS ANGUSTIADORES

Una Plegaria en honor al Kavod Ha'Rav Eliézer Berland Shlit"á

Amo del universo, Tú eres el Todopoderoso, para ti nada es imposible. Por favor, dame el mérito de ser guiado por tu Ruaj, tu divina presencia. Qué descance sobre mi tu espíritu, como dice la palabra en "U Ba Le Tziyón ... Zot Briti Otam... Mi espíritu que está sobre tí y mi palabra que puse en tu boca". Qué no se aparte de tu boca, ni de la boca de tus descendientes desde ahora y para siempre.

Guíame por el camino recto, que no tenga ningún poder sobre mí, el Sitra Ajra y que nunca me falte nada, que tenga yo el mérito de cantar como David Ha Melej, la gloria de tu Santo Nombre. Llévame por un sendero de pasto verde, y por un camino de muchos lugares de descansos. Qué tenga las satisfacciones de muchas Najas. Qué pueda yo estudiar Torá sin impedimento.

Ribono shel Olam, Kol Yajol, restaura mi alma y mi espíritu debilitado por la angustia, los problemas y la prisa del tiempo.

Haz justicia para mí, que no caiga yo en manos de mis angustiadores. Aunque esté en el valle de la injusticia, sé que estás conmigo.

Qué se cumpla en mi la palabra que dice: "Tú preparas una mesa para mí en la presencia de mis angustiadores".

Qué me acompañe siempre el Jesed, la bondad, y el bienestar todos los días de mi vida.

Y qué se cumpla en mi la palabra que dice: "Ve Talmudó Mitkayem Beyadó", y que en mérito de eso pueda yo tener éxito, en el estudio para aprender, enseñar, y observar tus Mitzvot, Jukím y Mishpatím siempre.

Y qué en ese mérito y en el Zejut del Tzadik Yesod Olam, el mérito de Rabeinu Ha Kadosh, Y el Mérito del último Rebe de Lubavitch pueda yo entrar con mi cuerpo en el Gan Edén.






Share:

No comments:

Post a Comment