BLOG DE RAÍZ SEFARDÍ

PARASHAT VAYISHLAJ

Esta Parashá fue Preparada Por ABA-EYBO

PARSHAT VAYISHLAJ



Génesis 32:4 hasta 36:43


DEDICADA A LA MEMORIA Y PARA MÉRITO DE:

Sarah Imenu - Rivkah, Rajel, Leah, (כריסטינה מרים דה בלר), Rajel Savua de Akiva;

Ruti Sarah Bat Simcha, Bernard St-Jean

Rabbi Akiva Ben Yosef, Jeannette Agustin San Juan, Fortune Agustin,

Filomena Agustin de San Juan (T’vila / Fila), Federmo San Juan, Aba Mevoyan Beler, Rajel Mazouz

Claudio Alfredo Beler San Juan; (סוג'ונטו בן סופריו) ; ( אבא סופריו) , Rabbi Ya’akov Abujatseira

(כל הזקנים בדורותיהם, מצד אבי, ובצד אמי); Chaya Mushka Schneersohn

Y de todos los Anusim de la casa de Israel; Jean-Baptiste Alvares

ז'אן בטיסט אלבארס , רבי שלמה לוריא, מהרש״ל

Jean Baptiste Louis Agustin Rodrigué Alvares, Rav DovBer de Lubavitch

אורינו ז'אן בטיסט אלבארס;

Eli Ha’Kohen, Pinjás Ve’Ikavod Ha’Kohen. Abayé Ha’Kohen, El Rebbe de Lubavitch,

Menajem Mendel Shnirsohn Zt”L; Yehuda Ha’Jassid, e Israel Meir KaGan el Jafets Ha’Jaim.

Rebbe Najman Ben Fege & Moshe Rabeinu

 

PARA LA REFUA SHELEIMA DE

Enerio Yojanan Ben Sara M. C.


PARA EL ÉXITO Y LA RIQUEZA ESPIRITUAL Y MATERIAL DE LA CASA DE

Enerio Yojanan & Rivka Wiwiet Bat Sarah; Jean-Charles and his household,




CONTENIDO DE LA PARASHÁ

1) Yaacov vuelve a la Tierra de Eretz Israel (La Tierra Santa) después de veinte años ausente.
2) El envía ángeles emisarios a Eisav su hermano gemelo, con la esperanza de lograr una reconciliación.


3) Esav sale a su encuentro con 400 hombres armados para la guerra.
4) Yaacov lucha con un ángel la noche entera.
5) Yaacov se compra un terreno en el territorio cerca de Shejém.
6) El príncipe de Shejém, también llamado Shejém, viola a Dina, la hija de Yaacov.
7) Los hermanos de Dina se vengan matando a todos los hombres de Shejem por la dignidad de Dina.


8) Rajel muere en el momento del parto de su segundo hijo, Biniamín y es sepultada de camino a Beit Lejém (Belén).


9) Reuvén pierde los méritos de su primogenitura al intervenir en la vida marital de su madre.





SOBRE EL ESTUDIO DE SHABAT

VayishlaJ o Vayishlah (וַיִּשְׁלַח‎ ) Palabra hebrea que significa "y él envió," es la primera palabra con la que comienza esta Parashá. Se trata de la octava porción semanal de la lectura y estudio en el ciclo tradicional. En esta Parashá, Jacob se reconcilia con su hermano Esau después de lucha con un desconocido. El Príncipe de la ciudad de Shejém a Dina (la hija de Jacob con Lea), cuyos hermanos saquean la ciudad de Shejém en venganza por el trato a su hermana. Y después de ese conflicto en la familia Rajel (Raquel) dió a luz de su hijo Benjamín y muere en su parto.

Esta Parashá constituye de los capítulos Génesis 32:4 hasta 36:43. La Parashá Vayishlaj tiene más versiculos que todas las demás del ciclo de lectura semanal de la Torá del libro de Génesis (En cambio la Parashá Mikets tiene más letras, la Parashá Vayeirá tiene más palabras, y la Parashá Noaj tiene el mismo número de de versiculos que Vayishlaj). Ésta se compone de 7,458 letras hebreas, 1,976 palabras hebreas, 153 versículos, y puede ocupar unas 237 lineas en un rollo de la Torá (סֵפֶר תּוֹרָה‎). Se lee normalmente a cada año el octavo Shabat (Sábado) después de la fiesta de Simjat Torá, que cae a veces en Noviembre o Diciembre.


COMENTARIO SOBRE LA PARASHÁ



Yaacov vuelve a la Tierra de Erets Israel (La Tierra Santa) después de veinte años viviendo en Jarán, y envía ángeles emisarios a Eisav su hermano gemelo con la esperanza de lograr una reconciliación; pero sus mensajeros reportan que su hermano está en camino hacia él con 400 hombres armados para la guerra. Iacov se prepara para la guerra con su hermano, él reza y envía un gran regalo a Eisav (que consistía en cientos de ovejas y vacas) para calmarlo.

Esa noche, Iaacov atraviesa su familia y posesiones por el río Iabok. Sin embargo él, queda del otro lado y encuentra un ángel que personifica el espíritu de Eisav, con quien lucha hasta el amanecer. Iaacov sufre de una cadera dislocada, pero derrota a la criatura superna, quien le da el nombre de Israel, que significa “aquel que prevalece por sobre lo Divino”.

Yaacov y Eisav se encuentran, se abrazan y se besan, pero se separan. Yaacov compra un terreno cerca de Shejem, cuyo príncipe, también llamado Shejem, rapta y viola a Dina, la hija de Yaacov con su esposa Lea. Los hermanos de Dina, Shimón y Leví, vengan la desgracia de su hermana matando a todos los habitantes masculinos de la ciudad, luego de dejarlos indefensos al convencerlos de circuncidarse.

Yaacov continúa su viaje. Rajel muere mientras daba a luz a su segundo hijo, Biniamín, y es enterrada al lado del camino cerca de Beit-Lejem (la ciudad de Belén). Reuvén pierde los méritos de su primogenitura porque interfiere con la vida marital de su padre. Iaacov llega a Jevrón (Hebrón), a su padre Itsjak, quien más tarde muere a los 180 años (Rivka fallece antes de la llegada de Iaacov).

Nuestra sección concluye con un recuento detallado de las esposas de Eisav, hijos y nietos, y las historias familiares de la gente de Seir, entre quienes Eisav vive.


BENDICIONES PARA ANTES DE LEER LA TORÁ



Antes de leer o estudiar la Torá hay que acostumbrarse a bendecir el Eterno (Hashem). Mantén en mente que el nombre de D.ios que se usa cuando decimos nuestras plegarias y cuando leemos la Torá o cuando bendecimos a D.ios es “Adonai”. Donde quiera que aparezca su nombre lo pronunciamos “Adonai”. Dondequiera que aparece el nombre del Eterno, lo pronunciamos Adonai en esos momentos, en otros momentos sólo decimos HaShem.

Bendigo al Eterno, el D.ios Bendito

¡Bendito sea el Eterno quien debe ser bendecido!


En Hebreo
¡Barúj Atáh (Adonai), Eloheinu Meléj Ha’Olám, Asher Bájar Bánu Mikól Ha’Amím VeNatán Lanú Et Torató. Barúj Atáh Adonai Notén HaTorá!


En Español
¡Bendito Eres Tú Adonai, Elohim Nuestro y Rey del universo, que Nos Ha Escogido de entre todas las naciones y nos Ha Entregado Su Torá. Bendito eres Tú Adonai, donador de la Torá!


LAS Lecturas O ALIOT DE LA TORÁ 

En la lectura tradicional de la Torá del Shabat (los sábado), esta parashá al igual que todas en el siclo de lectura anual, se divide en siete lecturas llamadas Aliyot. En el Texto Masorético de la Tanakh (la Biblia hebrea), la Parashá de Vayishlaj tiene seis divisiones de "porción abierta" Petujá (aproximadamente equivalente a un párrafo, a menudo abreviado con la letra hebrea פ (Peh)). 

La primera porción abierta se subdivide en dos divisiones de "porción cerrada" (Setumá) (abreviada con la letra hebrea ס (Samekh)). La primera parte abierta abarca las primeras cuatro lecturas y parte de la quinta lectura. Las dos divisiones de porciones cerradas ocurren en la cuarta lectura. La segunda y tercera porción abierta divide la quinta lectura y se extiende a la sexta. 

La cuarta y quinta parte abierta divide la sexta lectura y se extiende a la séptima. Y las divisiones de la quinta y sexta porción abierta dividen la séptima lectura.


LIBRO DE GÉNESIS CAPITULO 32:4 - 33


Primera lectura: Génesis 32: 4–13



Yaakob luchando con un ángel  




PRE-LECTURA 1
En la primera Aliá, Yaakov envió un mensaje a Esav (Esaú) en Edóm diciéndole que se había quedado con Labán hasta entonces, tenía bueyes, asnos, rebaños y sirvientes, y esperaba hallar gracia ante los ojos de Esaú. Los mensajeros regresaron y asustaron mucho a Yaakov con el informe de que Esaú vendría a su encuentro con 400 hombres. Yaakov dividió su campamento en dos, razonando que si Esaú destruía uno de los dos, entonces el otro campamento podría escapar. Yaakov oró a Dios, recordando que Dios había prometido devolverlo íntegro a su país, notando su indignidad por la transformación de Dios de él de un hombre pobre con solo un bastón al líder de dos campamentos, y oró a Dios para que lo liberara de Esaú, como Dios le había prometido el bien a Yaakov y hacer que su descendencia fuera tan numerosa como la arena del mar. La primera lectura termina aquí.


LECTURA 1

4 Y envió Jacob mensajeros delante de sí á Esaú su hermano, á la tierra de Seir, campo de Edom. 2 Y los mandó diciendo: Así diréis á mí señor Esaú: Así dice tu siervo Jacob: Con Labán he morado, y me he demorado hasta ahora; 5 Y tengo vacas, y asnos, y ovejas, y siervos y siervas; y envío á decirlo á mi señor, por hallar gracia en tus ojos. 6 Y los mensajeros volvieron á Jacob, diciendo: Vinimos á tu hermano Esaú, y él también vino á recibirte, y cuatrocientos hombres con él.

7 Entonces Jacob tuvo gran temor, y se angustió; y partió el pueblo que tenía consigo, y las ovejas y las vacas y los camellos, en dos cuadrillas; 8 Y dijo: Si viniere Esaú á la una cuadrilla y la hiriere, la otra cuadrilla escapará. 9 Y dijo Jacob: Dios de mi padre Abraham, y Dios de mi padre Isaac, el Eterno, que me dijiste: Vuélvete á tu tierra y á tu parentela, y yo te haré bien. 10 Menor soy que todas las misericordias, y que toda la verdad que has usado para con tu siervo; que con mi bordón pasé este Jordán, y ahora estoy sobre dos cuadrillas.

11 Líbrame ahora de la mano de mi hermano, de la mano de Esaú, porque le temo; a que no venga él quizá, y me hiera la madre con los hijos. 12 Ya que tú me has dicho: Yo te haré bien, y pondré tu simiente como la arena del mar, que no se puede contar por la multitud.

13 Y durmió allí aquella noche, y tomó de lo que le vino á la mano un presente para su hermano Esaú.





Segunda lectura: Génesis 32: 14–30

PRE-LECTURA 2

En la segunda Aliá, Yaakov reunió un regalo de cientos de cabras, ovejas, camellos, vacas y asnos para apaciguar a Esaú, y ordenó a sus siervos que se los entregaran a Esaú en manadas sucesivas con el mensaje de que eran un regalo de su siervo Yaakov. , quien los siguía más atrás. Mientras los regalos iban delante de él, Yaakov se llevó a sus esposas, siervas, niños y pertenencias sobre el río Yaboc, y luego se quedó atrás esa noche sólo. Yaakov luchó con un "hombre" hasta el amanecer, y cuando el "hombre" vio que no prevalecía, tocó el hueco del muslo de Yaakov y lo tensó. El hombre le pidió a Yaakov que lo dejara ir, porque estaba amaneciendo, pero Yaakov no lo dejó ir sin una bendición. El hombre le preguntó a Yaakov su nombre, y cuando Yaakov respondió "Yaakov", el hombre le dijo que su nombre ya no sería Yaakov, sino Israel, porque había luchado con Dios y con los hombres y había prevalecido. Yaakov le preguntó al "hombre" su nombre, pero el "hombre" le preguntó por qué, y luego lo bendijo. La pre-lectura para la segunda lectura termina aquí.


LECTURA 2

14 Doscientas cabras y veinte machos de cabrío, doscientas ovejas y veinte carneros, 15 Treinta camellas paridas, con sus hijos, cuarenta vacas y diez novillos, veinte asnas y diez borricos. 16 Y lo entregó en mano de sus siervos, cada manada de por sí; y dijo á sus siervos: Pasen delante de mí, y pongan espacio entre manada y manada. 17 Y mandó al primero, diciendo: Si Esaú mi hermano te encontrare, y te preguntare, diciendo ¿De quién eres? ¿y adónde vas? ¿y para quién es esto que llevas delante de ti?

18 Entonces dirás: Presente es de tu siervo Jacob, que envía á mi señor Esaú; y he aquí también él viene tras nosotros. 19 Y mandó también al segundo, y al tercero, y á todos los que iban tras aquellas manadas, diciendo: Conforme á esto hablarán á Esaú, cuando lo hallaren. 20 Y diréis también: He aquí tu siervo Jacob viene tras nosotros. Porque dijo: Apaciguaré su ira con el presente que va delante de mí, y después veré su rostro: quizá le seré acepto.

21 Y pasó el presente delante de él; y él durmió aquella noche en el campamento. 22 Y se levantó aquella noche, y tomó sus dos mujeres, y sus dos siervas, y sus once hijos, y pasó el vado de Jaboc. 23 Los tomó pues, y los pasó el arroyo, é hizo pasar lo que tenía. 24 Y quedóse Jacob solo, y luchó con él un varón hasta que rayaba el alba. 25 Y como vió que no podía con él, tocó en el sitio del encaje de su muslo, y se descoyuntó el muslo de Jacob mientras con él luchaba. 26 Y dijo: Déjame, que raya el alba. Y él dijo: No te dejaré, si no me bendices. 27 Y él le dijo: ¿Cuál es tu nombre? Y él respondió: Jacob.

28 Y él dijo: No se dirá más tu nombre Jacob, sino Israel: porque has peleado con Dios y con los hombres, y has vencido. 29 Entonces Jacob le preguntó, y dijo: Declárame ahora tu nombre. Y él respondió: ¿Por qué preguntas por mi nombre? Y lo bendijo allí. 30 Y llamó Jacob el nombre de aquel lugar Peniel: porque vi á Dios cara á cara, y fué librada mi alma.





Tercera Aliá: Génesis 32: 31–33: 5

PRE-LECTURA 3
En la tercera lectura, Yaakov nombró el lugar Peniel, diciendo que había visto a Dios cara a cara y vivido. Y al amanecer, Yaakov cojeaba por la herida en su muslo. Por eso, los israelitas no comen el tendón de la vena que es el hueco del muslo, porque el hombre tocó el hueco del muslo de Yaakov. Cuando Yaakov vio venir a Esav (Esaú) con 400 hombres, dividió a su familia, poniendo a las siervas y sus hijos en primer lugar, Lea y sus hijos después, y Rajel y Yosef (Raquel y José) en la parte de atrás. 

Yaakov pasó delante de ellos y se inclinó hasta el suelo siete veces mientras se acercaba a su hermano. Esav (Esaú) corrió a su encuentro, lo abrazó y lo besó, y ellos lloraron. Esav (Esaú) preguntó quiénes eran las mujeres y los niños. 

La Pre-lectura para la tercera Aliá termina aquí.



LECTURA 3

31 Y le salió el sol pasado que hubo á Peniel; y cojeaba de su anca. 32 Por esto no comen los hijos de Israel, hasta hoy día, del tendón que se contrajo, el cual está en el encaje del muslo: porque tocó á Jacob este sitio de su muslo en el tendón que se contrajo.


GÉNESIS 33:1-20

1 Y Alzando Jacob sus ojos miró, y he aquí venía Esaú, y los cuatrocientos hombres con él: entonces repartió él los niños entre Lea y Rajêl y las dos siervas. 2 Y puso las siervas y sus niños delante; luego á Lea y á sus niños; y á Rajêl y á José los postreros. 3 Y él pasó delante de ellos, y se inclinó á tierra siete veces, hasta que llegó á su hermano. 4 Y Esaú corrió á su encuentro, y lo abrazó, y se echó sobre su cuello, y le besó; y lloraron. 5 Y alzó sus ojos, y vió las mujeres y los niños, y dijo: ¿Qué te tocan éstos? Y él respondió: Son los niños que Dios ha dado á tu siervo.





Se esconde a Dina  - En la Parashat Vayishlaj hay un midrash que cuenta lo siguiente: Yaacob salió de Jaran para regresar a Eretz Knan (hoy en día Israel) y se preparó para ver a su hermano Esav quien todavía tenía resentimiento por que Yaacob le había quitado la bendición del primogénito. Yaacob pensó en cómo él y su familia podrían superar esta situación y mantener su bienestar, sin embargo, no pensó ni rezó por el bienestar de su hermano Esav. En ningún momento vemos en esta parashá que Yaacob reza por el bienestar de su hermano o se preocupa por él. Mas aun, Yaacob tenía una hija llamada Dina, la cual esconde cuando le presenta a su familia a Esav. Y ¿por qué la esconde? Yaacob sabía que si Esav veía a Dina iba a querer casarse con ella. Mas adelante en la Parasha vemos que Dina salió para ver a la gente del pueblo y en ese momento Shejem, el hijo del rey de ese pueblo, la vio y la violó.



Cuarta Aliá: Génesis 33: 6-20




PRELECTURA 4

En la cuarta Aliá , Yaakov le dijo a Esav (Esaú) que las mujeres y los niños eran suyos, y todos vinieron a Esav (Esaú) y se postraron. Esav (Esaú) preguntó qué quería decir Yaakov con todo el ganado, y Yaakov le dijo que buscaba el favor de Esav (Esaú). Esav (Esaú) dijo que tenía suficiente, pero Yaakov lo presionó para que aceptara su regalo diciendo que ver el rostro de Esav (Esaú) era como ver el rostro de Dios, y Esav (Esaú) tomó los regalos. Esav (Esaú) sugirió que Yaakov y él viajaran juntos, pero Yaakov le pidió a Esav (Esaú) que permitiera que el grupo de Yaakov viajara más lentamente, para no cobrar impuestos a los niños pequeños y los rebaños, hasta que llegaran a Esav (Esaú) en Seir. Esav (Esaú) se ofreció a dejar a algunos de sus hombres con Yaakov, pero Yaakov se negó. Entonces Esav (Esaú) se fue a Seir, y Yaakov se fue a Sucot (que significa "cabañas"), donde construyó una casa e hizo cabañas para su ganado, explicando así el nombre del lugar. Aquí termina una parte cerrada.

En la continuación de la lectura, Yaakov llegó a Shejém, donde compró una parcela de tierra fuera de la ciudad a los hijos de Jamor por cien piezas de Plata. Yaakov erigió allí un altar y llamó al lugar El-Elohei-Israel. 

La prelectura de la cuarta Aliá y una parte cerrada terminan aquí con el final del capítulo 33.


LECTURA 4

6 Y se acercaron las siervas, ellas y sus niños, y se inclinaron. 7 Y se acercó Lea con sus hijos, y se inclinaron: y después acercó José y Rajel, y también se inclinaron. 8 Y él dijo: ¿Qué te propones con todas estas cuadrillas que he encontrado? Y él respondió: El hallar gracia en los ojos de mi señor. 9 Y dijo Esaú: Harto tengo yo, hermano mío: sea para ti lo que es tuyo. 10 Y dijo Jacob: No, yo te ruego, si he hallado ahora gracia en tus ojos, toma mi presente de mi mano, pues que así he visto tu rostro, como si hubiera visto el rostro de Dios; y hazme placer.

11 Toma, te ruego, mi dádiva que te es traída; porque Dios me ha hecho merced, y todo lo que hay aquí es mío. Y porfió con él, y la tomó. 12 Y dijo: Anda, y vamos; y yo iré delante de ti.

13 Y él le dijo: Mi señor sabe que los niños son tiernos, y que tengo ovejas y vacas paridas; y si las fatigan, en un día morirán todas las ovejas. 14 Pase ahora mi señor delante de su siervo, y yo me iré poco á poco al paso de la hacienda que va delante de mí, y al paso de los niños, hasta que llegue á mi señor á Seir. 15 Y Esaú dijo: Dejaré ahora contigo de la gente que viene conmigo. Y él dijo: ¿Para qué esto? halle yo gracia en los ojos de mi señor. 16 Así se volvió Esaú aquel día por su camino á Seir. 17 Y Jacob se partió á Succot, y edificó allí casa para sí, é hizo cabañas para su ganado: por tanto llamó el nombre de aquel lugar Succot.

18 Y vino Jacob sano á la ciudad de Shejém, que está en la tierra de Canaán, cuando venía de Padan-Arám; y acampó delante de la ciudad. 19 Y compró una parte del campo, donde tendió su tienda, de mano de los hijos de Jamor, padre de Shejém, por cien piezas de moneda. 20 Y erigió allí un altar, y lo llamó: El Dios de Israel.








Quinta Aliá: Génesis 34: 1–35: 11 


PRE-LECTURA 5 
En la quinta lectura, en el capítulo 34, cuando Dina salió a ver a las hijas de la tierra, el príncipe de la tierra, Shejém, hijo de Jamor el heveo, la vio y se acostó con ella a la fuerza. Shejém amaba a Dina y le pidió a Jamor que arreglara su matrimonio con ella. Yaakov escuchó que Shejém había profanado a Dina mientras los hijos de Yaakov estaban en el campo, y Yaakov guardó silencio hasta que regresaron. Cuando los hijos de Yaakov se enteraron, vinieron del campo muy enojados. 

Jamor fue a ver a Yaakov y le dijo que Shejém anhelaba a Dina, y le pidió a Yaakov que se la diera por esposa y que aceptara que sus dos personas pudieran casarse y vivir y comerciar juntos. [38] Y Shejém ofreció dar a Yaakov ya sus hijos lo que quisieran como precio de novia. Los hijos de Yaakov respondieron con astucia, diciendo que no podían dar a su hermana a alguien que no estuviera circuncidado, y dijeron que consentirían solo con la condición de que todos los hombres del pueblo se circuncidaran, y entonces las dos personas podrían casarse y vivir juntas; de lo contrario, se irían. Sus palabras agradaron a Jamor y Shejém, y Shejém lo hizo sin demora, complacido con Dina. 

Jamor y Shejém hablaron a los hombres de la ciudad en la puerta de la ciudad, diciendo que la familia de Yaakov era pacífica y abogaron por dejarlos vivir en la tierra, comerciar y casarse entre ellos. Jamor y Shejém informaron que la gente de Yaakov solo lo haría con la condición de que todos los hombres de la ciudad estuvieran circuncidados, y argumentaron que los hombres lo hicieran, porque los animales y la riqueza de Yaakov aumentarían la riqueza de la ciudad. Los hombres hicieron caso a Jamor y Shejém, y todos los habitantes de la ciudad fueron circuncidados. 

Al tercer día, cuando los hombres de la ciudad estaban sufriendo, los hijos de Yaakov, Shimón y Leví, tomaron cada uno su espada, atacaron la ciudad con sigilo y mataron a todos los hombres, incluidos Jamor y Shejém, y sacaron a Dina de la ciudad. . Los hijos de Yaakov saquearon la ciudad, tomando como botín sus animales, sus riquezas, sus esposas y sus hijos. Yaakov les dijo a Simeón y Leví que lo habían hecho odioso para los habitantes de la tierra, quienes se juntarían contra él y destruirían a su familia. Shimón y Levi preguntaron si iban a permitir que alguien tratara a su hermana como una prostituta . La primera parte abierta termina aquí con el final del capítulo 34. 

A medida que la lectura continúa en el capítulo 35, Dios le dijo a Yaakov que se mudara a Beit-El y que hiciera un altar allí para Dios, quien se le había aparecido allí cuando huyó de Esaú por primera vez. Yaakov le dijo a su casa que dejaran sus ídolos, cambiaran sus vestiduras y se purificaran para el viaje a Betel, y le dieron a Yaakov todos sus ídolos y aretes y Yaakov los enterró bajo el terebinto junto a Shejém. El terror de Dios cayó sobre las ciudades cercanas y la gente no persiguió a Yaakov, y viajaron a Luz, construyeron un altar y llamaron al lugar El-Beit-El. 

Deborah, la nodriza de Rebeca, murió y la enterraron debajo de Beit-El, bajo un roble al que llamaron Alón-Bacut. Y Dios se apareció a Yaakov de nuevo y lo bendijo, diciéndole que su nombre ya no sería Yaakov, sino Israel. Dios le dijo que fructificara y se multiplicara, porque de él descenderían naciones y reyes. 

La Pre-lectura para la quinta Aliá termina aquí.




Genesis 34:1-31



LECTURA 5

1 Y Salió Dina la hija de Lea, la cual había ésta parido á Jacob, á ver las hijas del país. 2 Y la vió Shejém, hijo de Jamor Heveo, príncipe de aquella tierra, y la tomó, y se echó con ella, y la deshonró. 3 Mas su alma se apegó á Dina la hija de Lea, y se enamoró de la moza, y habló al corazón de la joven. 4 Y habló Shejém á Jamor su padre, diciendo: Tómame por mujer esta moza. 5 Y oyó Jacob que había Shejém amancillado á Dina su hija: y estando sus hijos con su ganado en el campo, calló Jacob hasta que ellos viniesen. 6 Y se dirigió Jamor padre de Shejêm á Jacob, para hablar con él.

7 Y los hijos de Jacob vinieron del campo cuando lo supieron; y se entristecieron los varones, y se ensañaron mucho, porque hizo vileza en Israel echándose con la hija de Jacob, lo que no se debía haber hecho. 8 Y Jamor habló con ellos, diciendo: El alma de mi hijo Shejém se ha apegado á la hija de ustedes; les ruego que se la den por mujer. 9 Y emparenten con nosotros; dénnos a sus hijas, y tomen ustedes las nuestras. 10 Y habiten con nosotros; porque la tierra estará delante de ustedes; moren y negocien en ella, y tomen en ella posesión.

11 Shejém también dijo á su padre y á sus hermanos: Halle yo gracia en sus ojos, y daré lo que me dijeren. 12 Aumenten á cargo mío mucho dote y dones, que yo daré cuanto me dijeren, y denme la moza por mujer.

13 Y respondieron los hijos de Jacob á Shejém y á Jamor su padre con engaño; y parlaron, por cuanto había amancillado á Dina su hermana. 14 Y les dijeron: No podemos hacer esto de dar nuestra hermana á hombre que tiene prepucio; porque entre nosotros es abominación.

15 Mas con esta condición les haremos placer: si han de ser como nosotros, que se circuncide entre ustedes todo varón; 16 Entonces les daremos nuestras hijas, y tomaremos nosotros las de ustedes; y habitaremos con ustedes, y seremos un pueblo. 17 Mas si no nos prestaren oído para circuncidarse, tomaremos nuestra hija, y nos iremos.

18 Y parecieron bien sus palabras á Jamor y á Shejém, hijo de Jamor. 19 Y no dilató el mozo hacer aquello, porque la hija de Jacob le había agradado: y él era el más honrado de toda la casa de su padre.

20 Entonces Jamor y Shejém su hijo vinieron á la puerta de su ciudad, y hablaron á los varones de su ciudad, diciendo:

21 Estos varones son pacíficos con nosotros, y habitarán en el país, y traficarán en él: pues he aquí la tierra es bastante ancha para ellos: nosotros tomaremos sus hijas por mujeres, y les daremos las nuestras. 22 Mas con esta condición nos harán estos hombres el placer de habitar con nosotros, para que seamos un pueblo: si se circuncidare en nosotros todo varón, así como ellos son circuncidados. 23 Sus ganados, y su hacienda y todas sus bestias, serán nuestras: solamente convengamos con ellos, y habitarán con nosotros. 24 Y obedecieron á Jamor y á Shejêm su hijo todos los que salían por la puerta de la ciudad, y circuncidaron á todo varón, á cuantos salían por la puerta de su ciudad.






LA VENGANZA DE SHIMÓN Y LEVÍ CONTRA SHEJÉM


25 Y sucedió que al tercer día, cuando sentían ellos el mayor dolor, los dos hijos de Jacob, Simeón y Leví, hermanos de Dina, tomaron cada uno su espada, y vinieron contra la ciudad animosamente, y mataron á todo varón. 26 Y á Hamor y á Shejêm su hijo los mataron á filo de espada: y tomaron á Dina de casa de Shejêm, y se salieron.

27 Y los hijos de Jacob vinieron á los muertos y saquearon la ciudad; por cuanto habían amancillado á su hermana. 28 Tomaron sus ovejas y vacas y sus asnos, y lo que había en la ciudad y en el campo, 29 Y toda su hacienda; se llevaron cautivos á todos sus niños y sus mujeres, y robaron todo lo que había en casa.

30 Entonces les dijo Jacob á Shimón y á Leví: Me han turbado ustedes, haciéndome abominable con los moradores de aquesta tierra, el Cananeo y el Perezeo; y teniendo yo pocos hombres, juntarse han contra mí, y me herirán, y seré destruido yo y mi casa. 31 Y ellos respondieron ¿Había él de tratar á nuestra hermana como á una ramera?


Génesis 35:1-29

1 Y Dijo Dios á Jacob: Levántate, sube á Beit-El, y estáte allí; y haz allí un altar al Dios que te apareció cuando huías de tu hermano Esaú. 2 Entonces Jacob dijo á su familia y á todos los que con él estaban: Quitad los dioses ajenos que hay entre vosotros, y limpiaos, y mudad vuestros vestidos.

3 Y levantémonos, y subamos á Beit-El; y haré allí altar al Dios que me respondió en el día de mi angustia, y ha sido conmigo en el camino que he andado. 4 Así dieron á Jacob todos los dioses ajenos que había en poder de ellos, y los zarcillos que estaban en sus orejas; y Jacob los escondió debajo de una encina, que estaba junto á Shejêm. 5 Y se partieron, y el terror de Dios fué sobre las ciudades que había en sus alrededores, y no siguieron tras los hijos de Jacob. 6 Y llegó Jacob á Luz, que está en tierra de Canaán, (esta es Beit-El) él y todo el pueblo que con él estaba;

7 Y edificó allí un altar, y llamó el lugar El-Beit-El, porque allí le había aparecido Dios, cuando huía de su hermano. 8 Entonces murió Débora, ama de Rebeca, y fue sepultada á las raíces de Beit-El, debajo de una encina: y se llamó su nombre Allon-Bacut. 9 Y se apareció otra vez Dios á Jacob, cuando se había vuelto de Padán-Arám, y lo bendijo. 10 Y díjole Dios: Tu nombre es Jacob; no se llamará más tu nombre Jacob, sino Israel será tu nombre: y llamó su nombre Israel.

11 Y le dijo Dios: Yo soy el Dios Omnipotente: crece y multiplícate; una nación y conjunto de naciones procederán de ti, y reyes saldrán de tus lomos:








Sexta Aliá: Génesis 35: 12–36: 19 



PRE-LECTURA 6

En la sexta Aliá, Dios le dijo a Jacob que Dios le daría a Jacob y a sus descendientes la tierra que Dios le dio a Abraham e Isaac. Y Jacob levantó una columna de piedra en el lugar, derramó sobre ella una libación y aceite, y llamó al lugar Betel. Salieron de Beit-El y, antes de llegar a Efrata, Rajel tuvo un parto difícil. La comadrona le dijo que no temiera, que este niño también sería un hijo para ella. Y justo antes de que Rajel muriera, llamó a su hijo Ben-Oní, pero Jacob lo llamó Benyamín (Benjamín). Enterraron a Rajel en el camino a Efrat en cual es Beit-Lejém (Efrata de Belén), y Jacob colocó una columna sobre su tumba. E Israel viajó más allá de Migdal-Eder. 


Mientras Israel habitaba en esa tierra, Rubén se acostó con Bilha, la concubina de Jacob, e Israel se enteró. El texto luego relata los hijos de Jacob que le nacieron en Padan-Arám. Jacob llegó a Isaac en Hebrón, Isaac murió a la edad de 180 años, y Esav (Esaú) y Jacob lo enterraron. La segunda parte abierta termina aquí con el final del capítulo 35. 


A medida que la lectura continúa en el capítulo 36, el texto relata a los hijos de Esaú. 


Esav (Esaú) tomó su casa, los animales y todas sus posesiones que había reunido en Canaán y se fue a una tierra aparte de Jacob, en Edóm, porque sus bienes eran demasiado grandes para que pudieran vivir juntos. El texto luego relata a los descendientes de Esav (Esaú), entre los cuales se encontraba Amalec. Aquí terminan tanto la Pre-lectura para la sexta Aliá y la tercera parte abierta.



LECTURA 6

12 Y la tierra que yo he dado á Abraham y á Isaac, la daré á ti: y á tu simiente después de ti daré la tierra.

13 Y se fue de él Dios, del lugar donde con él había hablado. 14 Y Jacob erigió un título en el lugar donde había hablado con él, un título de piedra, y derramó sobre él libación, y echó sobre él aceite. 15 Y llamó Jacob el nombre de aquel lugar donde Dios había hablado con él, Beit-El. 16 Y partieron de Beth-el, y había aún como media legua de tierra para llegar á Efrata, cuando parió Rachêl, y hubo trabajo en su parto. 17 Y aconteció, que como había trabajo en su parir, le dijo la partera: No temas, que también tendrás este hijo.

18 Y acaeció que al salírsele el alma, (pues murió) llamó su nombre Benoni; mas su padre lo llamó Benjamín. 19 Así murió Rachêl, y fué sepultada en el camino de Efrata, la cual es Beit-Lejém. 20 Y puso Jacob un título sobre su sepultura: este es el título de la sepultura de Rajêl hasta hoy.

21 Y partió Israel, y tendió su tienda de la otra parte de Migdal-Eder. 22 Y acaeció, morando Israel en aquella tierra, que fué Rubén y durmió con Bilha la concubina de su padre; lo cual llegó á entender Israel. Ahora bien, los hijos de Israel fueron doce: 23 Los hijos de Lea: Rubén el primogénito de Jacob, y Shimeón, y Leví, y Judá, é Issajâr, y Zabulón. 24 Los hijos de Rajêl: José, y Benjamín. 25 Y los hijos de Bilha, sierva de Rajêl: Dan, y Neftalí. 26 Y los hijos de Zilpa, sierva de Lea: Gad, y Aser. Estos fueron los hijos de Jacob, que le nacieron en Padan-aram.

27 Y vino Jacob á Isaac su padre á Mamre, á la ciudad de Arba, que es Hebrón, donde habitaron Abraham é Isaac. 28 Y fueron los días de Isaac ciento ochenta años. 29 Y exhaló Isaac el espíritu, y murió, y fué recogido á sus pueblos, viejo y harto de días; y lo sepultaron Esaú y Jacob sus hijos.


Génesis 36: 1-43

1 Y Estas son las generaciones de Esaú, el cual es Edóm. 2 Esaú tomó sus mujeres de las hijas de Canaán: á Ada, hija de Elón Heteo, y á Aholibama, hija de Ana, hija de Zibeón el Heveo; 3 Y á Basemat, hija de Ismael, hermana de Navaiot. 4 Y Ada parió á Esaú á Elifaz; y Basemat parió á Reuel. 5 Y Aholibama parió á Jeús, y á Jaalam, y á Cora: estos son los hijos de Esaú, que le nacieron en la tierra de Canaán. 6 Y Esaú tomó sus mujeres, y sus hijos, y sus hijas, y todas las personas de su casa, y sus ganados, y todas sus bestias, y toda su hacienda que había adquirido en la tierra de Canaán, y fuése á otra tierra de delante de Jacob su hermano.

7 Porque la hacienda de ellos era grande, y no podían habitar juntos, ni la tierra de su peregrinación los podía sostener á causa de sus ganados. 8 Y Esaú habitó en el monte de Seir: Esaú es Edom. 9 Estos son los linajes de Esaú, padre de Edom, en el monte de Seir. 10 Estos son los nombres de los hijos de Esaú: Eliphaz, hijo de Ada, mujer de Esaú; Reuel, hijo de Basemath, mujer de Esaú.

11 Y los hijos de Eliphaz fueron Temán, Omar, Zepho, Gatam, y Cenaz. 12 Y Timna fué concubina de Eliphaz, hijo de Esaú, la cual le parió á Amalec: estos son los hijos de Ada, mujer de Esaú.

13 Y los hijos de Reuel fueron Nahath, Zera, Samma, y Mizza: estos son los hijos de Basemath, mujer de Esaú. 14 Estos fueron los hijos de Aholibama, mujer de Esaú, hija de Ana, que fué hija de Zibeón: ella parió á Esaú á Jeús, Jaalam, y Cora.

15 Estos son los duques de los hijos de Esaú. Hijos de Eliphaz, primogénito de Esaú: el duque Temán, el duque Omar, el duque Zepho, el duque Cenaz, 16 El duque Cora, el duque Gatam, y el duque Amalec: estos son los duques de Eliphaz en la tierra de Edom; estos fueron los hijos de Ada. 17 Y estos son los hijos de Reuel, hijo de Esaú: el duque Nahath, el duque Zera, el duque Samma, y el duque Mizza: estos son los duques de la línea de Reuel en la tierra de Edom; estos hijos vienen de Basemath, mujer de Esaú.

18 Y estos son los hijos de Aholibama, mujer de Esaú: el duque Jeús, el duque Jaalam, y el duque Cora: estos fueron los duques que salieron de Aholibama, mujer de Esaú, hija de Ana. 19 Estos, pues, son los hijos de Esaú, y sus duques: él es Edóm.







Séptima lectura: Génesis 36: 20–43


PRE-LECTURA 7
En la séptima lectura, el texto enumera a los descendientes de Seir el Horeo. La cuarta parte abierta termina aquí. En la continuación de la lectura, el texto enumera a los reyes de Edóm. 

La pre-lectura para la séptima Aliá termina aquí.



LECTURA 7

20 Y estos son los hijos de Seir Horeo, moradores de aquella tierra: Lotán, Sobal, Zibeón, Ana, 21 Disón, Ezer, y Disán: estos son los duques de los Horeos, hijos de Seir en la tierra de Edom. 22 Los hijos de Lotán fueron Hori y Hemán; y Timna fué hermana de Lotán. 23 Y los hijos de Sobal fueron Alván, Manahath, Ebal, Sepho, y Onán. 24 Y los hijos de Zibeón fueron Aja, y Ana. Este Ana es el que descubrió los mulos en el desierto, cuando apacentaba los asnos de Zibeón su padre. 25 Los hijos de Ana fueron Disón, y Aholibama, hija de Ana. 26 Y estos fueron los hijos de Disón: Hemdán, Eshbán, Ithram, y Cherán. 27 Y estos fueron los hijos de Ezer: Bilhán, Zaaván, y Acán.

28 Estos fueron los hijos de Disán: Huz, y Arán. 29 Y estos fueron los duques de los Horeos: el duque Lotán, el duque Sobal, el duque Zibeón, el duque Ana. 30 El duque Disón, el duque Ezer, el duque Disán: estos fueron los duques de los Horeos: por sus ducados en la tierra de Seir. 31 Y los reyes que reinaron en la tierra de Edom, antes que reinase rey sobre los hijos de Israel, fueron estos: 32 Bela, hijo de Beor, reinó en Edom: y el nombre de su ciudad fué Dinaba. 33 Y murió Bela, y reinó en su lugar Jobab, hijo de Zera, de Bosra. 34 Y murió Jobab, y en su lugar reinó Husam, de tierra de Temán. 35 Y murió Husam, y reinó en su lugar Adad, hijo de Badad, el que hirió á Midián en el campo de Moab: y el nombre de su ciudad fué Avith.

36 Y murió Adad, y en su lugar reinó Samla, de Masreca. 37 Y murió Samla, y reinó en su lugar Saúl, de Rehoboth del Río. 38 Y murió Saúl, y en lugar suyo reinó Baalanán, hijo de Achbor. 39 Y murió Baalanán, hijo de Achbor, y reinó Adar en lugar suyo: y el nombre de su ciudad fué Pau; y el nombre de su mujer Meetabel, hija de Matred, hija de Mezaab.

40 Estos, pues, son los nombres de los duques de Esaú por sus linajes, por sus lugares, y sus nombres: el duque Timna, el duque Alva, el duque Jetheth, 41 El duque Aholibama, el duque Ela, el duque Pinón, 42 El duque Cenaz, el duque Temán, el duque Mibzar, 43 El duque Magdiel, y el duque Hiram. Estos fueron los duques de Edom por sus habitaciones en la tierra de su posesión. Edom es el mismo Esaú, padre de los Idumeos.








ALIÁ DEL MAFTIR - GÉNESIS 36:40 - 43



Pre-Lectura del Maftir

La lectura maftir (מפטיר) de Génesis 36: 40–43 que concluye la parashá enumera a los jefes de Esaú. La Pre-lectura de la Aliá del Maftir y una parte abierta termina aquí. También la parashá termina aquí con el final del capítulo.

LECTURA DEL MAFTIR

40 Estos, pues, son los nombres de los duques de Esav (Esaú) por sus linajes, por sus lugares, y sus nombres: el duque Timna, el duque Alva, el duque Jetheth, 41 El duque Aholibama, el duque Ela, el duque Pinón, 42 El duque Cenaz, el duque Temán, el duque Mibzar, 43 El duque Magdiel, y el duque Hiram. Estos fueron los duques de Edom por sus habitaciones en la tierra de su posesión. Edom es el mismo Esaú, padre de los Idumeos.


BENDICIONES PARA DESPUÉS DE LEER LA TORÁ

Después de leer la Torá también, el lector o el estudiante debe de decir esta bendición:

En Hebreo

¡Barúj Atáh Adonai Eloheinu Meléj HaOlám, Asher Natán Lanu Torat Emet, VeJayéi Olám Natá Betojeinu. Barúj Atáh Adonai Notén HaTorá.

En Español
¡Bendito Eres Tú Adonai, Elohim Nuestro, Rey del Universo, que nos dió la Torá de Verdad, y quien plantó la vida eterna en nosotros. Bendito sea el Eterno quien nos dió la Torá.





BENDICIONES PARA ANTES DE LEER LA AFTARÁ

Antes de leer la Haftará también, el lector o el estudiante debe de decir esta bendición:

En Hebreo
¡Barúj Atáh Adonai Eloheinu Meléj HaOlám Asher Bájar Bin-vi-ím Tovím Ve-Ratzá Ve-Divreijem Ha-ne-Emarim Ve-Emét! ¡Barúj Atáh Adonai Ha-Bojer Ba-Torá Uv-Moshé Avdó Uv-Yisra’el Amó U-ninviei Ha-Emét Va-Tsedék!

En Español
¡Bendito Eres Tú Adonai, Elohim Nuestro, Rey del Universo, que escogiste Buenos Profetas y te complaciste con sus palabras que fueron pronunciadas con Verdad! ¡Bendito Eres Tú Adonai, que escogiste la Torá y a Moshé tu Siervo, y a Israel Tu Pueblo, y a Los Profetas de Verdad y Justicia!



Ovadyah / Abdias 1 : 1 – 21

1 VISIÓN de Abdías. El Señor, el Eterno ha dicho así cuanto á Edóm: Oído hemos el pregón del Eterno, y mensajero es enviado á las gentes. Levantaos, y levantémonos contra ella en batalla.

He aquí, pequeño te he hecho entre las naciones; abatido eres tú en gran manera.

La soberbia de tu corazón te ha engañado, tú que moras en las hendiduras de las peñas, en tu altísima morada; que dices en tu corazón: ¿Quién me derribará á tierra?

Si te encaramares como águila, y si entre las estrellas pusieres tu nido, de ahí te derribaré, dice el Eterno.

Si ladrones vinieran á ti, ó robadores de noche (¡cómo has sido destruído!) ¿no hurtaran lo que les bastase? Pues si entraran á ti vendimiadores, aun dejaran algún rebusco.

¡Cómo fueron escudriñadas las cosas de Esaú! sus cosas escondidas fueron buscadas.

Hasta el término te hicieron llegar todos tus aliados; te han engañado tus pacíficos, prevalecieron contra ti; los que comían tu pan, pusieron el lazo debajo de ti: no hay en él entendimiento.

¿No haré que perezcan en aquel día, dice el Eterno, los sabios de Edóm, y la prudencia del monte de Esaú?

Y tus valientes, oh Temán, serán quebrantados; porque todo hombre será talado del monte de Esaú por el estrago.

Por la injuria de tu hermano Jacob te cubrirá vergüenza, y serás talado para siempre.

El día que estando tú delante, llevaban extraños cautivo su ejército, y los extraños entraban por sus puertas, y echaban suertes sobre Jerusalém, tú también eras como uno de ellos.

Pues no debiste tú estar mirando en el día de tu hermano, el día en que fué extrañado: no te habías de haber alegrado de los hijos de Judá en el día que se perdieron, ni habías de ensanchar tu boca en el día de la angustia:

No habías de haber entrado por la puerta de mi pueblo en el día de su quebrantamiento; no, no habías tú de haber mirado su mal el día de su quebranto, ni haber echado mano á sus bienes el día de su calamidad.

Tampoco habías de haberte parado en las encrucijadas, para matar los que de ellos escapasen; ni habías tú de haber entregado los que quedaban en el día de angustia.

Porque cercano está el día del Eterno sobre todas las gentes: como tú hiciste se hará contigo: tu galardón volverá sobre tu cabeza.

De la manera que vosotros bebisteis en mi santo monte, beberán, todas las gentes de continuo: beberán, y engullirán, y serán como si no hubieran sido.

Mas en el monte de Sión habrá salvamento, y será santidad, y la casa de Jacob, poseerá sus posesiones.

Y la casa de Jacob será fuego, y la casa de José será llama, y la casa de Esaú estopa, y los quemarán, y los consumirán; ni aun reliquia quedará en la casa de Esaú, porque el Eterno lo habló.

Y los del mediodía poseerán el monte de Esaú, y los llanos de los Palestinos; poseerán también los campos de Efraím, y los campos de Samaria; y Benjamín á Guilad (Galaad).

Y los cautivos de aqueste ejército de los hijos de Israel poseerán lo de los Cananeos hasta Sarepta; y los cautivos de Jerusalem, que están en Sepharad, poseerán las ciudades del mediodía.

Y vendrán salvadores al monte de Sión para juzgar al monte de Esaú; y el reino será del Eterno.  



BENDICIÓN PARA DESPUÉS DE LA HAFTARÁ
Después de leer la Haftará, el lector o estudiante de la Haftará debe recitar la siguiente bendición



En Hebreo
¡Barúj Atáh Adonai, Eloheinu Meléj Ha-Olám, Tsur Kol Ha-Olamím Tsadík VeKól Ha-dorot Ha-Él Ha-ne’emán Ha-Omer Ve-osé Ha-medaber U-Makiyem Shekol Devarav Emét Ve-Tsedék Ne’emán Atáh Adonai Eloheinu Ve-ne’enamím Devareja Ve-Davar Ejád Mi-devareija Ajor Yashuv Reikam Ki El Meléj Ne’eman Ve-Rajamán Atáh! ¡Barúj Atáh Adonai Ha-Él Ha-ne’eman VeKol Devarav!

En Español
¡Tú Adonai, eres el Elohim Nuestro, el Rey del Universo, la Roca de las eternidades, el Justo en todas las generaciones, el Elohim (D.ios) Fiel, que Dice y Hace, que Habla y Cumple, Cuyas Palabras son Verdaderas. Fiel eres Tú Adonai nuestro Elohim y Tus Palabras son Fieles. Ni una sola de Tus Palabras se vuelve sin cumplirse, porque Tú, oh Elohim, Eres Rey Fiel y Compasivo! ¡Bendito Eres Tú, Adonai, Elohim que Eres Fiel en todas Tus Palabras!


Q & A - QUIZ SOBRE LA PARASHÁ DE VAYISLAJ

Todas las referencias provienen de los mismos versículos y de comentarios de Rashi, a menos que se indique lo contrario.

1. ¿Qué clase de mensajeros envió Yaakov (Jacob) a su hermano gemelo Esav? Génesis 32: 4 - Ángeles.
2. ¿Por qué Jacob estaba "asustado" y "angustiado"?  Génesis 32: 8 - Tenía miedo de que lo mataran. Estaba angustiado de que tuviera que matar.


3. ¿Cuáles son las tres maneras en que se preparó Yaakov para su encuentro con Esav su hermano? Génesis 32: 9 - Envió regalos, oró, y se preparó para la guerra.


4. ¿Dónde se escondió Dina y por qué? Génesis 32:23 - Yaakov la escondió en un cofre para que Esav no la viera y quisiera casarse con ella.


5. Después de ayudar a su familia a cruzar el río, Yaakov permaneció solo en el otro lado. ¿Por qué? Génesis 32:25 - Volvió a buscar algunos contenedores pequeños que había olvidado.
6. ¿Qué tuvo que hacer el ángel antes de que Yaakov accediera a dejarlo ir? Génesis 32:27 - Él tuvo que admitir que las bendiciones dadas por Itzjak pertenecen legítimamente a Yaakov.

7. ¿Qué fue lo que le sanó la pierna de Yaakov? Génesis 32:32 - El brillo del sol.
8. ¿Por qué Esav abrazó a Yaakov? Génesis 33: 4 - Su compasión se despertó cuando vio a Yaakov inclinándose ante él muchas veces.

9. ¿Por qué se puso Yosef entre Esav y Raquel? Génesis 33: 7 - Para evitar que Esav la mire.

10. Da una traducción exacta de la palabra "Nisa" en el versículo 33:12.
La palabra "Nisá" en Génesis 33:12 - Significa "viajar" y no "viajaremos". Esto se debe a que la letra "Nun" forma parte de la palabra, por lo cual en este caso no le da le significado acostumbrado en casos similares.

11. ¿Qué pasó con los 400 hombres que acompañaron a Esav? Génesis 33:16 - Se escabulleron uno por uno.


12. ¿Por qué la Torá se refiere a Dina como la hija de Lea y no como la hija de Yaakov? Génesis 34: 1 - Porque ella era extrovertida como su madre, Leah.
13. ¿A quién deberían haber consultado Shimón y Levi acerca de su plan para matar a la gente de Shejém? Génesis 34:25 - Su padre, Ya’akov.


14. ¿Quién nació junto con Binyamin? Génesis 35:17 - Sus dos hermanas trillizas.

15. ¿Qué significa el nombre Binyamin? ¿Por qué Yaakov lo llamó así?
35:18 - Ben-Yemin significa "Hijo del sur". Porque él fue el único hijo de Jacob nacido en la Tierra de Israel, que está al sur de Aram Naharaim.

16. La Torá dice: "Los hijos de Yaakov eran doce". ¿Por qué? Génesis 35:22 - Para enfatizar que todos ellos, incluido Reuven, eran justos.


17. ¿Qué edad tenía Yaakov cuando se vendió a Yosef? Génesis 35:29 - Ciento ocho.
18. Esav le cambió el nombre de su esposa a Yehudit. ¿Por qué? Génesis 36: 2 - Para engañar a Itzjak su padre y hacerle creer que ella había abandonado la idolatría.


19. ¿Cuáles son la tres categorías de personas a quienes se les perdona sus pecados? Génesis 36: 3 - El que se convierte al judaísmo, el que se eleva a una posición de liderazgo y el que se casa.

20. ¿Cuál es la conexión entre la opresión egipcia del pueblo judío y la decisión de Esav de abandonar la tierra de Canaán? Génesis 36: 6 - Esav sabía que el privilegio de vivir en la Tierra de Israel iba acompañado de la profecía de que los judíos serían "extranjeros en una tierra que no les pertenecía". Por lo tanto, Esav dijo: "Me voy. No quiero la Tierra si eso significa que tengo que pagar la factura de la subyugación en Egipto".




RAÍCES SEFARDÍES DOM


RETOUR AUX RACINES SEPHARADES


H’ Ehad



___________

         ה' אחד



Share:

No comments:

Post a Comment