BLOG DE RAÍZ SEFARDÍ

JANUKA



JANUKÁ - FESTIVAL DE LA DEDICACIÓN

ESTA PORCIÓN FUE PREPARADA POR ABA-EYBO



JANUKAT HA’MIZBEAJ

Números 6:22 hasta 8:4 
-
DEDICADA A LA MEMORIA Y PARA MÉRITO DE:            

Aarón Ha’Kohen; Eli Ha’Kohen, Pinjás Ve’Ikavod Ha’Kohen. El Rebbe de Lubavitch, 
Menajem Mendel Shneerson Zt”L; Yehuda Ha’Chassid, e Israel Meir KaGan el Jafets Ha’Jaim.
Louise St-Jean Bat Bernard; Refuaj Shelemá para Diane Otis St-Jean Bat Bernard; 
Maria Rosa Mateo de Branco

Para la elevación de la Nishamá de Sarah Cuzner ...





Janucá es la fiesta Judía que se celebra del 25 del mes de Kislev hasta el 2 de Tevet en el calendario bíblico-Judío. Aunque esta celabración Judía, en el calendario Gregoriano cae generalmente en Diciembre, a veces a fines de Noviembre, no tiene nada que ver con las fiestas Paganas de fin de año. La fiesta de Januká se celebra por ocho noches y días. El festival se observa encendiendo las velas de una Janukía (un candelabro) con nueve ramas. Una de las ramas se coloca normalmente por encima de las otras y su vela en principio se utiliza para encender las otras ocho velas según algunas de las tradiciones. Esta vela única se llama shamásh (en hebreo: שַׁמָּשׁ, = "el asistente"). 

Se comienza en la primera noche con una vela y la vela asistente, luego cada noche siguiente se enciende una vela adicional con el shamash hasta que las ocho velas se encienden juntas en la noche final del festival. Otras festividades de Hanuká incluyen; jugar al dreidel (Trompo) y comer alimentos a base de aceite, como latkes (Papas ralladas) y sufganiyot (doughnuts), y productos lácteos. Desde la década de 1970, el movimiento Jasídico Judío llamado Jabad ha iniciado la iluminación pública de la menorá Janukías gigantes en lugares públicos abiertos en muchos países por todo el mundo.




¿Qué significa la palabra Januká y de dónde proviene esta fiesta?

El nombre "Januká" deriva del verbo hebreo "חנך", que significa "dedicar". En la historia de Jánuca, se trata de la dedicación del Templo en Jerusalén. Los Judíos macabeos recuperaron el control de Jerusalén y dedicaron el Templo de nuevo al Eterno Dios, el Templo había sido profanado por los Griegos después de la conquista del reino Judíos por los Helenistas y ellos habían instalado un ídolo de Zeus en el lugar santísimo del templo y sacrificaban animales a sus ídolos en el santo Templo (i.e esto es lo que se conoce como abominación desoladora). 


El nombre también se puede dividir en Janu - Cá (חנו כ"ה) que significa "[ellos] descansaron después de la reconquista (Restauración) de su reino [en el] vigésimo quinto", refiriéndose al hecho de que los judíos dejaron de pelear el día 25 del mes de Kislev, el día en que comienza la fiesta. 

Janucá es también el acrónimo hebreo de (ח נרות והלכה כבית הלל)    "Ocho velas, y la base de la halajá". 
 


¿En qué biblia aparece la historia de Janucá?

La historia de la reconquista del reino de Israel por los Judíos se preservó en los libros de los Macabeos. Los Macabeos eran descendientes del Sumo sacerdote Levita, Aarón,  el hermano de Moisés. Estos libros son escrituras sagradas Judías; aunque aparecen en algunas biblias cristianas, especialmente la biblia católica y la biblia de los cristianos ortodoxos; sin embargo, esta fiesta no tiene nada que ver con el Cristianismo (La Nazrut). Janucá también se menciona brevemente en todos los nuevos testamentos, en el libro de Juan 10:22, en el cual la fiesta se menciona como el Festival de la Dedicación (Festival de Janucá traducido así en Español) y de que se celebra en invierno. Y el Talmud contiene todos los detalles de la fiesta, su celebración, su significado y toda su importancia para el pueblo Judío.


Se leen trozos especiales de la biblia para cada uno de los días de Januká, se usa la historia de la primera Januká que sucedió con Moisés, la dedicación del santuario con el arca del Pacto y las tablas de los mandamientos. Esa primera Januká se menciona en varios lugares de la Torá, comenzando con Números 6:22 hasta 8:4




NÚMEROS CAPÍTULO 6:22-27
Y el Eterno habló á Moisés, diciendo: Háblales á Aarón y á sus hijos, y diles: Así bendecirán ustedes á Israel (al Judío), diciéndole así: “ El Eterno te bendiga, y te guarde: Haga resplandecer el Eterno su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia: El Eterno alce hacia ti su rostro, y ponga en ti paz.”  Y pondrán mi nombre sobre los hijos de Israel, y yo los bendeciré.





NÚMEROS CAPÍTULO 7:1-89


Y aconteció, que cuando Moisés había acabado de levantar el Mishkán (el Tabernáculo ungiéndolo, y lo santificó, con todos sus utensilios; ungiendo y santificando el altar, con todas sus vasijas al mismo tiempo; Entonces para el Janukat habait (la dedicación), los príncipes de Israel, los líderes de cada grupo tribales según sus familias por sus padres, los cuales eran los cabecillas de las tribus de la nación, los encargados del censo. Ellos ofrecieron sus regalos para la dedicación y los  trajeron en ofrendas delante del Eterno. Seis carros cubiertos, y doce bueyes; por cada dos príncipes un carro, y cada uno un buey; lo cual ofrecieron delante del tabernáculo.

Y el Eterno le habló á Moisés, diciendo: Recíbelo de ellos, y será para el servicio del tabernáculo del Pacto: y se los darás á los Levitas, á cada uno conforme á su ministerio. Entonces Moisés recibió los carros y los bueyes, y se los dió á los Levitas. Les dió dos carros y cuatro bueyes, á los hijos de Gershón, conforme á su ministerio; Y á los hijos de Merari les dió los cuatro carros y ocho bueyes, conforme á su ministerio, bajo el mando de Ithamar, hijo de Aarón el Sumo sacerdote. Y á los hijos de Coath no les dió nada; ya que ellos era los encargados de llevar sobre sí en los hombros el servicio del santuario. 


Por lo tanto, así ofrecieron los príncipes de Israel sus regalos para la Januká (la dedicación del primer altar) el día que fué ungido (dedicado a Dios), los príncipes trajeron su ofrenda delante del altar.

ÓRDEN DE LAS OFRENDAS DE JANUKÁ
El Festival de la primera Januká duró 12 días al contrario de la Fiesta de Januká de hoy que dura solamente 8 días con una Janukía, un candelero de 9 brazos; mientras que la Menorá original solo tenía 7 brazos para la Januká del Santuario.

Y el Eterno le dijo á Moisés: Los 12 Príncipe de Israel ofrecerán sus ofrendas en el órden de un príncipe al día, uno un día y otro príncipe el día siguiente durante la Januká del santuario (la dedicación del altar). Y el primer Príncipe en ofrecer su ofrenda el primer día fué Nashón Ben Aminadab, de la tribu de Judá.


1 PRIMER DÍA DE JANUKÁ
Y fué su ofrenda un plato de plata de peso de ciento y treinta siclos, y un jarro de plata de setenta siclos, al siclo del santuario; ambos llenos de flor de harina amasada con aceite para presente; Una cuchara de oro de diez siclos, llena de perfume;

Un becerro, un carnero, un cordero de un año para holocausto; Un macho cabrío para expiación; Y para sacrificio de paces, dos bueyes, cinco carneros, cinco machos de cabrío, cinco corderos de un año. Esta fué la ofrenda de Nashón, hijo de Aminadab.

2 SEGUNDO DÍA DE JANUKÁ
El segundo día ofreció Nathanael hijo de Suar, príncipe de Issajar.

Ofreció por su ofrenda un plato de plata de ciento y treinta siclos de peso, un jarro de plata de setenta siclos, al siclo del santuario; ambos llenos de flor de harina amasada con aceite para presente;

Una cuchara de oro de diez siclos, llena de perfume; Un becerro, un carnero, un cordero de un año para holocausto; Un macho cabrío para expiación; Y para sacrificio de paces, dos bueyes, cinco carneros, cinco machos de cabrío, cinco corderos de un año. Esta fué la ofrenda de Nathanael, hijo de Suar.

3 TERCER DÍA DE JANUKÁ
El tercer día, Eliav hijo de Helón, príncipe de los hijos de Zabulón:

Y su ofrenda, un plato de plata de ciento y treinta siclos de peso, un jarro de plata de setenta siclos, al siclo del santuario; ambos llenos de flor de harina amasada con aceite para presente; Una cuchara de oro de diez siclos, llena de perfume; Un becerro, un carnero, un cordero de un año para holocausto; Un macho cabrío para expiación; Y para sacrificio de paces, dos bueyes, cinco carneros, cinco machos de cabrío, cinco corderos de un año. Esta fué la ofrenda de Eliav, hijo de Helón.



4 CUARTO DÍA DE JANUKÁ
El cuarto día, Elisur hijo de Sedeur, príncipe de los hijos de Rubén:

Y su ofrenda, un plato de plata de ciento y treinta siclos de peso, un jarro de plata de setenta siclos, al siclo del santuario, ambos llenos de flor de harina amasada con aceite para presente; Una cuchara de oro de diez siclos, llena de perfume; Un becerro, un carnero, un cordero de un año para holocausto; Un macho cabrío para expiación;

Y para sacrificio de paces, dos bueyes, cinco carneros, cinco machos de cabrío, cinco corderos de un año. Esta fué la ofrenda de Elisur, hijo de Sedeur.



5 QUINTO DÍA DE JANUKÁ
El quinto día, Shelumiel hijo de Zurishadai, príncipe de los hijos de Shimón:

Y su ofrenda, un plato de plata de ciento y treinta siclos de peso, un jarro de plata de setenta siclos, al siclo del santuario; ambos llenos de flor de harina amasada con aceite para presente; Una cuchara de oro de diez siclos llena de perfume; Un becerro, un carnero, un cordero de un año para holocausto; Un macho cabrío para expiación; Y para sacrificio de paces, dos bueyes, cinco carneros, cinco machos de cabrío, cinco corderos de un año. Esta fué la ofrenda de Shelumiel, hijo de Zurishadai.



6 SEXTO DÍA DE JANUKÁ
El sexto día, Eliasaf hijo de Dehuel, príncipe de los hijos de Gad:

Y su ofrenda, un plato de plata de ciento y treinta siclos de peso, un jarro de plata de setenta siclos, al siclo del santuario; ambos llenos de flor de harina amasada con aceite para presente;

Una cuchara de oro de diez siclos, llena de perfume; Un becerro, un carnero, un cordero de un año para holocausto; Un macho cabrío para expiación; Y para sacrificio de paces, dos bueyes, cinco carneros, cinco machos de cabrío, cinco corderos de un año, Esta fué la ofrenda de Eliasaf, hijo de Dehuel.



7 SEPTIMO DÍA DE JANUKÁ
El séptimo día, el príncipe de los hijos de Efraim, Elisama hijo de Amihud:

Y su ofrenda, un plato de plata de ciento y treinta siclos de peso, un jarro de plata de setenta siclos, al siclo del santuario; ambos llenos de flor de harina amasada con aceite para presente; Una cuchara de oro de diez siclos, llena de perfume; Un becerro, un carnero, un cordero de un año para holocausto; Un macho cabrío para expiación; Y para sacrificio de paces, dos bueyes, cinco carneros, cinco machos de cabrío, cinco corderos de un año. Esta fué la ofrenda de Elisama, hijo de Amihud.


8 OCTAVO DÍA DE JANUKÁ
El octavo día, el príncipe de los hijos de Manashés, Gamaliel hijo de Pedazur:

Y su ofrenda, un plato de plata de ciento y treinta siclos de peso, un jarro de plata de setenta siclos, al siclo del santuario; ambos llenos de flor de harina amasada con aceite para presente;

Una cuchara de oro de diez siclos, llena de perfume; Un becerro, un carnero, un cordero de un año para holocausto;
Un macho cabrío para expiación; Y para sacrificio de paces, dos bueyes, cinco carneros, cinco machos de cabrío, cinco corderos de un año. Esta fué la ofrenda de Gamaliel, hijo de Pedazur.



9 NOVENO DÍA DE JANUKÁ
El noveno día, el príncipe de los hijos de Benjamín, Abidán hijo de Gedeón:

Y su ofrenda, un plato de plata de ciento y treinta siclos de peso, un jarro de plata de setenta siclos, al siclo del santuario; ambos llenos de flor de harina amasada con aceite para presente;

Una cuchara de oro de diez siclos, llena de perfume; Un becerro, un carnero, un cordero de un año para holocausto; Un macho cabrío para expiación; Y para sacrificio de paces, dos bueyes, cinco carneros, cinco machos de cabrío, cinco corderos de un año. Esta fué la ofrenda de Abidán, hijo de Gedeón.



10 DÉCIMO DÍA DE JANUKÁ
El décimo día, el príncipe de los hijos de Dan, Ahiezer hijo de Amishadai:

Y su ofrenda, un plato de plata de ciento y treinta siclos de peso, un jarro de plata de setenta siclos, al siclo del santuario; ambos llenos de flor de harina amasada con aceite para presente; Una cuchara de oro de diez siclos, llena de perfume; Un becerro, un carnero, un cordero de un año para holocausto; Un macho cabrío para expiación; Y para sacrificio de paces, dos bueyes, cinco carneros, cinco machos de cabrío, cinco corderos de un año. Esta fué la ofrenda de Ajiezer, hijo de Amishadai.



11 UNDÉCIMO DÍA DE JANUKÁ
El undécimo día, el príncipe de los hijos de Asher, Pagiel hijo de Ocrán:

Y su ofrenda, un plato de plata de ciento y treinta siclos de peso, un jarro de plata de setenta siclos, al siclo del santuario; ambos llenos de flor de harina amasada con aceite para presente; Una cuchara de oro de diez siclos, llena de perfume; Un becerro, un carnero, un cordero de un año para holocausto; Un macho cabrío para expiación; Y para sacrificio de paces, dos bueyes, cinco carneros, cinco machos de cabrío, cinco corderos de un año. Esta fué la ofrenda de Pagiel, hijo de Ocrán.



12 DUODÉCIMO DÍA DE JANUKÁ
El duodécimo día, el príncipe de los hijos de Neftalí, Ajira hijo de Enán:

Y su ofrenda, un plato de plata de ciento y treinta siclos de peso, un jarro de plata de setenta siclos, al siclo del santuario; ambos llenos de flor de harina amasada con aceite para presente; Una cuchara de oro de diez siclos, llena de perfume; Un becerro, un carnero, un cordero de un año para holocausto; Un macho cabrío para expiación; Y para sacrificio de paces, dos bueyes, cinco carneros, cinco machos de cabrío, cinco corderos de un año. Esta fué la ofrenda de Ajira, hijo de Enán.



LOS SOFGANIÓT - Son unas delicias tipos donut que se disfrutan en la Fiesta de Januká. Sofganiót es el plural de Sofganyáh. Sof = Fin; Gan = Jardín; Yah = Dios   - Según los expertos lingüísticos el hebreo es una lengua que demuestra la raíz profunda detrás de los sustantivos, de ser así esta palabra revela el secreto detrás de los postres y los dulces; es decir, al parecer los seres humanos buscan a satisfacer los placeres perdidos con la desaparición del Jardín del Edén; ya que el significado de “Sof Gan Yah” es fin del Jardín de Dios, una alusión al Jardín del Edén que ya se perdió para los seres humanos en la Tierra actual.

CULMINACIÓN DE LA PRIMERA JANUKÁ
Esta fué la Januká (la dedicación) del primer altar, el día que fué ungido, por los príncipes de Israel: doce platos de plata, doce jarros de plata, doce cucharas de oro.

Cada plato de ciento y treinta siclos, cada jarro de setenta: toda la plata de los vasos, dos mil y cuatrocientos siclos, al siclo del santuario.

Las doce cucharas de oro llenas de perfume, de diez siclos cada cuchara, al siclo del santuario: todo el oro de las cucharas, ciento y veinte siclos.

Todos los bueyes para holocausto, doce becerros; doce los carneros, doce los corderos de un año, con su presente de harina para Minjá: y doce los machos de cabrío, para expiación.

Y todos los bueyes del sacrificio de las paces veinte y cuatro novillos, sesenta los carneros, sesenta los machos de cabrío, sesenta los corderos de un año. Esta fué la dedicación del altar, después que fué ungido.

Y cuando entraba Moisés en el tabernáculo del testimonio, para hablar con El, oía la Voz que le hablaba de encima de la cubierta que estaba sobre el arca del testimonio, de entre los dos querubines: y hablaba con él.


NÚMEROS CAPÍTULO 8:1-4

Y le Habló el Eterno á Moisés, diciéndole: Háblale á Aarón, y dile así: “Cuando encendieres la Menorá (el candelo con las siete lámparas en sus siete brazos), las siete lámparas alumbrarán frente á frente del candelero.”

Y Aarón lo hizo así, tal y como se los encomendó Dios. El encendió enfrente del candelero sus siete lámparas, como el Eterno se lo mandó a través de Moisés.

Y ésta era la hechura de la Menorá (el candelabro) de oro labrado á martillo; desde su pie hasta sus flores era labrado á martillo: conforme al modelo que el Eterno le mostró á Moisés, así hizo el candelero.

TEFILÁ DE GRACIAS PARA JANUKÁ

Ésta es una oración de gracias concerniente a los milagros obrados para Israel que terminaron con el milagro de la dedicación del templo. Esto se añade a la oración diaria Amidá y a la acción de gracias después de los alimentos en los ocho días de Januká.


“Bendito seas tú oh Eterno, te damos gracias por los milagros, la redención, las victorias triunfantes , la salvación y por haber peleado nuestras guerras;


En los días de Matitiahu, hijo de lojanán el Sumo Sacerdote, el Jashmonaí y sus hijos, cuando el malvado reino helénico se levantó contra Tu pueblo Israel para hacerles olvidar Tu Torá y 'violar los decretos de Tu voluntad. Pero Tú, oh Eterno Dios en Tus abundantes misericordias, Te erigiste junto a ellos en su momento de aflicción. Peleaste sus batallas, defendiste sus derechos y vengaste el mal que se les había infligido. Entregaste a hombres poderosos en manos de débiles, a numerosa gente en manos de pocos hombres, a personas impuras en manos de puras, a malvados en manos de justos y a pecadores deliberados en manos de aquellos dedicados a Tu Torá. Y para Ti te ganaste una reputación para tu nombre grande y santo en Tu mundo, y para Tu pueblo Israel efectuaste una inmensa salvación y redención hasta este día. Luego Tus hijos entraron al santuario de Tu Casa, limpiaron Tu Templo, purificaron Tu Santuario, encendieron luces en Tus sagrados atrios, y fijaron estos ocho días de Janucá para agradecer y alabar Tu gran Nombre.”

HISTORIA - Y HELENIZACIÓN DE JUDEA
Biberones de la antigüedad
_________
Cuando el Imperio Griego, bajo el mando de Alejandro el Magno, Invadió Judea y todo el Medio Oriente, los invasores fueron recibidos sin resistencia en Israel. Sinembargo, después de 150 años de un proceso lento, continuo y progresivo de asimilación. Alejandro falleció y le siguieron varios reyes. El rey Yavaní Antiojus perdió la paciencia con los Judíos, él quería acelerar el proceso de asimilación y actuó contra el judaísmo y contra los judíos que aún eran fieles a la Torá y a su Dios. La práctica judía fue castigada con la muerte, y muchos judíos fueron perseguidos y ejecutados. Así, la actitud amistosa de los griegos hacia los judíos se transformó en una actitud antisemita. Antiojus quiso imponer sus ideas por la fuerza y a cualquier precio.

CUERNOS Y MAMADERAS
La ilustración siguiente nos explica uno de los decretos difíciles de entender: Un decreto de Antíoco exigía ‘escribir sobre los cuernos de los bovinos: “no pertenecemos al Dios de Israel” ‘. Pero ¿qué era este cuerno? ¿Qué significado puede tener escribir esas palabras en las cabezas de los animales? El Rav Eliyahu Ben Hayim ( שליט”א ) explica que en la antigüedad hacían una perforación en el extremo inferior del cuerno hueco, lo llenaban con leche y lo usaban para alimentar a los bebés recién nacidos.

En otras palabras, los cuernos se utilizaban como biberones! (De hecho, los cuernos de vaca se usaron como biberones durante toda la Edad Media, en algunos casos con una punta de cuero, para que al bebé le resultara más cómodo. Esta práctica continuó incluso en el siglo XVIII en Inglaterra. Ahora podemos entender mejor este terrible decreto. Los griegos exigieron a los judíos que “decoraran” los biberones de sus bebés con una declaración explícita en la que renunciaban al principio número uno de la Biblia: la lealtad al Dios de Israel. De esta manera brutal, los griegos esperaban que los niños judíos fueran reeducados y reprogramados para abandonar la Torá (La Biblia) y declarar su lealtad a Antiojus y al Imperio griego. Por cierto, una de las cosas que molestaba personalmente a Antiojus era que la lealtad al Dios de Israel era un impedimento para que los judíos lo reconocieran a él como un dios. Recordemos que Antiojus se llamaba a sí mismo “Epífanes”, que significa “una deidad”, “un hombre en quien se manifestó lo Divino”. Es por eso que él insistió en que los judíos debían renunciar a su Dios desde pequeños, y no hacerlo resultaría en la pena de muerte.

EL FIN DE LA RESISTENCIA PASIVA
Durante mucho tiempo, los judíos resistieron pasivamente. Trataron de mantener en secreto a la Torá, o escaparon al desierto para servir a Dios en paz. Miles eligieron la muerte en lugar de adorar a los ídolos, como en la historia de Janná y sus hijos. Los judíos sabían que resistir a los poderosos griegos sería inútil. Rezaron y esperaron que el Eterno tuviera compasión de ellos e hiciera que Antiojus cayera de su posición de poder. Y entonces ocurrió lo impensable. En el invierno de 167 aec, un judío se rebeló. En una de sus redadas oficiales, una delegación de helenistas (Yavaní o griego) llegó a la ciudad de Modi’in (ciudad entre Jerusalem y Jope o Tel Aviv) y le ordenó a Matitiyahu Ha’Cohen, el sacerdote Levita que era líder de la ciudad, que ofreciera un sacrificio a un ídolo pagano, como una manera de declarar su lealtad al imperio griego y renunciar a la fe en el Eterno Dios de los judíos.

Estos oficiales sabían que una vez que el líder de la ciudad ofreciera un sacrificio al dios griego, todos los demás seguirían su ejemplo. Por otro lado, si el líder se negara a ofrecer los sacrificios paganos, lo matarían y nombrarían un líder judío más amistoso en su lugar. Habían hecho esto ciudad por ciudad y aldea tras aldea. Los judíos, en general, se dejaban matar en lugar de adorar a los ídolos. Pero con Matitiyahu sucedió algo diferente. En lugar del martirio (= dejarse matar para no practicar la idolatría) Matitiyahu luchó y terminó derrotando a aquellos que traían las órdenes de Antiojus. Este acto heroico, y hasta entonces sin precedentes, inspiró la revolución armada de los judíos, dirigida por Matitiyahu y sus hijos, contra el tirano Antiojus, dando así inicio a la guerra que termina con el milagro de Januká.

MISIÓN IMPOSIBLE
En ese momento los judíos vivían pacíficamente, y estaban dedicados a la Torá, a orar y a la educación de sus hijos, y no tenían experiencia en la guerra. Desde un punto de vista racional, la resistencia armada contra los griegos era completamente inútil: un pequeño grupo de rebeldes judíos, sin armas ni experiencia en el campo de batalla, no tendría ninguna posibilidad contra los súper poderosos griegos, que se dedicaban por completo a la lucha, la destreza física y la batalla. La misión de Matitiyahu era una misión imposible.

La reacción de Matitiyahu fue inspirada por el Eterno. Lo mismo que su valor para luchar y concebir que podía derrotar a enemigos que eran mucho más numerosos y poderosos que él. Por lo que sin lugar a dudas, entendemos que el triunfo de los Judíos sobre los griegos nos es nada menos que un milagro del Eterno. Y es por eso al igual que por el milagro de la iluminación con la dedicación que cantamos “Al Ha’nisím - Bendito seas tú oh Eterno por los milagros ..”

HISTORIA DEL BIBERÓN Y LAS NODRIZAS
Ya se sabe que desde la antigüedad se empleaban nodrizas (Jóvenes que amamantaban infantes con su ceno). Sin embargo, unos papiros muy antiguos del siglo 2 revelan también que ya se usaban biberones para lactancia infantil de varios tipos a parte del cuerno biberón; en Egipto, Babilonia, Persia, Grecia y Roma; aunque las Nodrizas no dejaron de existir en las clases altas de la sociedad en ningún momento antes de la era moderna. No obstante, en la edad media, para enfrentar la falta de Nodrizas se popularizaron los biberones; y luego esa práctica se intensificó aún más entre los siglos XVIII y XIX.

La alimentación artificial por medio de biberones se hizo extremadamente popular con toda una industria de fabricación de distintos estilos; ya no se trataba solamente de cuernos de vaca estilo griego como biberón. Y las Nodrizas pasaron a ser niñeras que a menudo cuidaban a varios niños, criados "con pequeñas ollas de alimentos líquidos, gachas o con la sopa indigesta de la familia".

A mediados del siglo XIX, los sustitutos de la lactancia materna a base de leche animal (Asna, oveja, cabra o vaca) se hicieron cada vez más populares para combatir la mortalidad infantil. Los descubrimientos de Pasteur y las técnicas posteriores para esterilizar biberones mejoraron significativamente los riesgos sanitarios asociados con la alimentación artificial. El uso de biberones se generalizó y, en principio se fabricaron con el estilo y forma del biberón inicial de la antigüedad que era hecho con el cuerno de la vaca; los materiales de fabricación pasaron del cuerno de animal a la terracota, el estaño, hojalata, loza y porcelana, y las botellas de vidrio se hicieron cada vez más populares a principios del siglo XX.
Share:

No comments:

Post a Comment