BLOG DE RAÍZ SEFARDÍ

Subir sin altibajos

En Español

NADIE PUEDE SUBIR CONTINUAMENTE SIN ALTIBAJOS

Traducido por Enerio Yochanan Benorinu – 23 de Octubre, 2019

Una subida sin retroceso no viene del lado de la santidad. Vamos a comenzar una nueva serie, traduciendo las palabras del rabino Eliezer Berland de su Obra "¡Vas a tener éxito!"

Moshe dijo que se necesitaban elevaciones y descensos. Una persona no necesariamente tiene que cometer pecados reales, pero sí necesita tener revés, porque es difícil de aprender y podría arruinarla.

Si tomamos a Koraj como ejemplo, sepamos que solo quería una Avodat HaShem (una obra espiritual) sin altibajos: el quería un talit (Manto de plegarias) completamente hecho de azul Tejeilet. Koraj quería que la persona brillara como una luz tan espiritual que subiera al pico más alto por todo el día. El decía que Moshe impedía el servicio de Divino; y que por lo tanto era necesario un nuevo Líder. Le molestaba que Moshe estuviera haciendo todo gradualmente.

Sepa pues que cualquiera que no tenga Miniot (obstáculos y dificultades) y que si todo siempre le sale bien, es el Baal davar (o sea el Satanás) que lo hace, es quien le permite tal éxito sin revés. El Yetzer Ha’Ra es el dafka que le permite progresar de altura en altura, hasta convertirse en un "Sheiner Yid", un hermoso judío.

La intención del maligno es poder hacer lo que quiera con esta persona. Desde el momento en que una persona comienza a creerse ser algo importante, y diciendose a sí mismo: "¡Estoy aprendiendo! ¡Soy bueno con eso! ¡Soy excelente! "¡Allí el Yetzer Ha’Ra le dice, ay sí sigue sobresaliendo y sigue avanzando!

Cuando la persona no tiene ni manchas ni errores, se convierte en un cuerpo deficiente. Esto es sólo una señal de que eso proviene del Sitra Ajra (del lado oscuro / del otro lado).

SI UNA PERSONA SE LEVANTA Y SUBE A LA CIMA SIN NINGÚN IMPACTO NEGATIVO, NO ESTÁ DEL LADO DE LA SANTIDAD.

Una persona tiene que ir y venir (Avanzar y retroceder).

Si una persona quiere servirle al Eterno en verdad, debe aceptar todo el descenso espiritual y los fracasos que ocurrirán en su vida. Si ella no siente ninguna imperfección, ningún altibajo, eso no se llama "servirle a HaShem".

El rabino Yaakov de Nadvorna enseñó: "Hay que saber que son numerosos los que se han caído y se han extraviado porque no estaban preparados para las revueltas de situaciones y porque se imaginaban que la escalada duraría para siempre sin revés".

Son personas que no se educaron a sí misma, y no se daban cuenta de que no hay escalada sin descenso, y de que el descenso que le sigue a un ascenso es algo necesario para el próximo ascenso.

Y de esta manera, podrían haber logrado controlarse y continuar [sirviéndole a HaShem] con entusiasmo durante su descenso.

En los libros de la Jasidút, esta idea se explica en muchos lugares, que se deduce del siguiente aspecto: "Y las criaturas vivientes avanzaban y regresaban" [1], porque no se podía permanecer en el mismo nivel de ascenso sin dar de reversa.

Y el que sabe esto y lo recuerda inmediatamente cuando sufre una "caída". ¡Sabe que su caída proviene de HaShem! - ese reconocimiento lo hará despertar para que regrese y renueve su servicio sagrado (Avodat HaShem).

Saber y reconocer esta verdad tiene muchas ventajas: no hay que temerle a las caídas, hay que saber que eso forma parte de la escalada (éxitos y ascensos). Y la conclusión es que podemos asegurarnos de que la caída en sí misma no sea demasiado importante.

De hecho, aquellos que tienen miedo a los descensos espirituales son aquellas mismas personas que finalmente se encontrarán en el nivel más bajo. "- Del libro" Ve Jai Be’hem ", del rabino Yaakov de Nadvorna, 1: 145.

[1] Según la visión del profeta Yehezkel (Ezequiel).
Share:

No comments:

Post a Comment