BLOG DE RAÍZ SEFARDÍ

ALGO ANDA MAL

1 Sinagoga en la Calle Dohany en Budapest Hungaria.jpg
He aquí que vienen días, dice El Eterno, en los cuales haré un nuevo pacto con la casa de Jacob y la casa de Judá (Israel): No será como el pacto que hice con sus padres el día que tomé su mano para sacarlos de la tierra de Egipto; porque ellos invalidaron mi pacto, bien que fuí yo un marido para ellos, dice El Eterno: Mas éste es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice El Eterno: Pondré mi Torá en sus entrañas, y la escribiré en sus corazones; y seré yo a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo. Y ya no le enseñará más ninguno a su prójimo, ni ninguno a su hermano, diciendo: Conoce al Eterno: porque todos me conocerán, desde el más pequeño de ellos hasta el más grande, dice El Eterno: porque perdonaré la maldad de ellos, y no me acordaré más de su pecado.  31:31-34


ALLÍ DONDE SE ABANDONA LA SABIDURÍA, TODA ANDA MAL




1)  LA MENTIRA QUE DESCARRIA AL PUEBLO SANTO
1.  Alguien me dijo un día: “algo anda mal”, refiriéndose a una entidad cristiana que se hace llamar, “Shivtei Yisrael” (Tribus de Israel). Yo, simplemente le respondí, que en realidad no es solamente en esa falsa entidad mesiánica que todo anda mal, sino en todo el cristianismo. ¿Por qué? Porque la cristiandad comenzó con una falsedad y se mantiene y se multiplica por ese mismo engaño y otras falsedades. ¿Cuáles son las falsedades del Cristianismo? En verdad las falsedades son tantas que no se sabe ni por dónde comenzar. La primera falsedad es el Nuevo Testamento. Comenzando por el nombre del libro, “Nuevo Testamento o Pacto nuevo”, luego los supuestos escritores son seudónimos, los nombres como Mateo, Marcos, Lucas, y Juan. Estos no fueron los autores de esos libros que llevan sus nombres; y esos evangelios quien sea que los haya escrito, no conocían bien la Tanaj (“antiguo testamento”). ¿Por qué? Simplemente, por los múltiples errores que contienen esas escrituras; errores geográficos, de personas, de fechas, la deliberadas añadiduras de palabras, falsificación de ciudad, etc.

Y mientras más tiempo pasan los judíos ahí dentro, aquellos que siguen desobedeciendo a las leyes de la Torá a causa del falso testamento, siempre algo andará mal para ellos. Si los judíos que se encuentran dentro del Cristianismo no salen de esa religión que descarria a la gente, siempre tendrán problemas. Porque están violando el Pacto que hicimos con el Eterno. Esa es la fuente de todos sus problemas, no es nada más ni menos que el dicho Nuevo Testamento. Ese libro Tomó la religión Pagana de Mitra que existía por lo menos 1600 años* antes del cristianismo y la mezcló con algunas cosas Judías para crear el Cristianismo, ese libro es una falsedad, véase comentario acerca de la antigua religión Persa llamada Mitra nacida de antiguos mitos de miles de años aún más allá.  

Si alguien sigue creyendo que ese libro proviene de D.ios, pues sin lugar a dudas, éste también cree que D.ios tampoco sabe de geografía, ya que ese libro contiene varios errores geográficos; en el libro de los “Hechos” está escrito que Abraham compró tierra de Shejém que usaría como tumba para enterrar a su difunta esposa Sara. Hasta un principiante en los estudios de la Torá (Biblia) sabrá que no fue en Shejém que Abraham compró tierra sino en Jebrón  (Génesis 23).

El Santo D.ios, bendito sea Él, no nos dió ese libro, el verdadero Testamento nuevo o pacto nuevo que Él nos dará no es un libro.  Está escrito en el libro del profeta Jeremías 31:33 “Mas éste es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice El Eterno: Daré mi Torá en sus entrañas, y la escribiré en sus corazones; y seré yo a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo.”
2.  Ahora bien, si D.ios no nos dió el Nuevo Testamento, cómo creer en las cosas que están escritas ahí dentro. Ya tenemos suficientes pruebas para saber que ese libro no es de D.ios. Y las historias del Mesías dentro de ese libro, no son las historias de nuestros Mesías prometido por D.ios. Todo lo que se aprende sobre un hombre dios, es una añadidura de Roma que lo copió de las religiones paganas del dios Mitra, de Saturno y del falso dios Sol Invictus. Si alguien quiere aprender sobre el futuro Mesías de Israel, que lo aprenda directamente de la Tanaj (Biblia Judía), sin mezclar esa información con la parte infectada por el paganismo romano. Al aprender la verdad verán de manera clara que el falso Nuevo Testamento es una mentira escandalosa que ha venido engañándonos desde hace unos 2000 años y que sigue guiando a los ciegos. Las entidades que predican y publican las falsedades del Nuevo Testamento, no importa como se llamen, ya sea iglesias, templos, asambleas mesiánicas, etc. Todos son ciegos malguiados engañados, engañando a otros ciegos; ya que siguen creyendo en las falsedades de Roma, un libro inventado para difundir las creencias pagana como si fueran del D.ios de Israel. ¿Quieren aprender más sobre ese asunto engañoso? Investiguen, vengan y vean. Puesto que todo ya se ha revelado, el engaño ya salió a luz. Ya no hay razones para permanecer en la nada.

3.  Nosotros, los que somos parte de la familia judía, nos necesitamos los unos a los otros. Cada individuo es importante en este mundo, y tiene un papel muy importante que jugar en el reino del Santo D.ios, bendito sea Él. Se requiere que todos los que son descendientes de judíos en todo el mundo aprendan, y conozcan la verdad, les será muy útil a ellos individualmente y a todos colectivamente en estos tiempos tan difíciles en los cuales vivimos. Sin embargo todo aquel que permanece engañado en este mundo es una tragedia. Somos un pueblo, una alma única. Desgraciadamente, no podemos contar con los malguiados, desviados y perdidos si ellos prefieren permanecer en el cristianismo mesiánico creyendo en el falso Mesías Mitra bajo su nuevo nombre Jesús. No obstante, todo aquel que hace Teshuvá, aquel que se arrepiente, y vuelve a la Torá y al Pacto eterno con su D.ios, hecho con nosotros en el Monte Sinaí, es como un niño recién nacido.

4.  Para aquellos que no son judíos, D.ios no les pide que se hagan Judíos, de ellos sólo se requiere que aprendan y obedezcan a las 7 leyes Noájidas que existían ya antes de la llegada de la Torá (la ley) a la tierra. Y lo repito antes de la llegada a la tierra, ya que la Torá ya existía antes de la creación de todas las cosas. Tal y como está escrito en el libro de los Proverbios 8:22-30, dice la ley (La Torá) de D.ios así: “El Eterno D.ios ya me poseía en el principio de su camino,  Ya desde la antigüedad, antes de sus obras. Desde el principio tuve el principado, desde antes de que la creación existiera, Antes de la tierra.”

5.  La Torá (la ley), llamada también “Sabiduría” fue creada antes de la creación de todas las cosas en todo el universo. Antes de todo lo que hay en los cielos arriba, y todo lo que hay en la tierra y debajo de la tierra. Toda la creación existe para satisfacer los elementos de la Torá. Como enseñan los grandes sabios desde miles de años, si se dejara de estudiar la Torá, aunque fuera por un rato muy corto, toda la creación desaparecería en un instante, todo volvería a la nada, como estaba antes de que existiera o sea antes de que fuera creada.

2)  LAS 7 LEYES PARA TODA LA HUMANIDAD 

1.  Éstas son las leyes que D.ios les dió a todos los  descendientes de Noé, los cuales toda la humanidad debe de obedecer. Todo el mundo incluyendo a los Judíos; ya que todos los seres humanos somos descendientes de los hijos de Noé. Dicen los sabios que todo aquel gentil que obedece a esas leyes tendrá su parte en el paraíso de D.ios:  

a No negarás la existencia de D.ios. 
b No blasfemarás al Eterno, nuestro D.ios. 
c No asesinarás a tu prójimo. 
d No cometerás inmoralidad, adulterio, la pederastia o la bestialidad. 
e No hurtarás, no tomarás la propiedad ajena. 
f No comerás las partes de ningún animal mientras esté aún vivo. 
g Crearás tribunales / sistema jurídico para asegurar  la 'obediencia a la ley.


3)  LA TORA MI - SINAÍ ES PARA LOS B’NEI ISRAEL

1.   Sin embargo, a parte de las leyes Noájidas, los Judíos tienen que cumplir con los 613 principios de la Torá. A todos los Judíos, D.ios les pide que vuelvan a Él y al pacto eterno de la Torá. ¡Vuelvan ya a casa! Es decir que vuelvan ya a la Torá (la sabiduría) y a la familia santa del pueblo escogido.  A los que no son judíos solamente se les pide que obedezcan a las 7 leyes Noajidas.

No obstante, toda persona no judía de entre las naciones gentiles, que desea ser parte del pueblo judío será también aceptado, si éstos se convierten y aceptan la sabiduría de la Torá, pero tienen que tomar toda la Torá, sin tratar de escoger las partes que más les convienen. La Torá cuenta con dos partes la Torá oral y la escrita. Los judíos que prefieren voluntariamente seguir perteneciendo a otras religiones paganas, ya no son Judíos hasta que vuelvan a la Torá y al pacto eterno con su D.ios.

Si escogen no volver a D.ios en los términos de la Torá. Está escrito que D.ios mismo es quien los va a cortar (eliminar, raer, separar, destruir) sus almas Judías de la fuente de vida, ya que escogieron abandonar la Torá para seguir a otras religiones. Por eso y por no cumplir con los términos del Pacto (el contrato) eterno hecho en el Monte Sinaí. 

Dice el Eterno, yo voy a cortar estas almas para separarlos del pueblo, porque violaron mi Pacto. Porque cualquiera que violare el pacto, tanto el converso así como el Judío de sangre, aquella alma será cortada de la congregación de Israel. Aquella persona que violare mi Pacto será borrada de su pueblo; porque ha violado mi pacto.

Y si alguien oyere esta enseñanza de la Torá y esta maldición tal y como mencionada aquí arriba acerca de los que violan el pacto, y el se cree en su corazón, diciendo que le va seguir yendo bien, aunque siga andando en sus caminos (religiones) ..   El Eterno no querrá perdonarle a esa persona; sino que humeará luego su furor y su celo sobre tal persona, y se asentará sobre esa persona toda maldición escrita en este libro, y el Eterno raerá su nombre de debajo del cielo. Y lo apartará el Eterno de todas las tribus de Israel para su propio mal, y conforme a todas las maldiciones del pacto escrito en este libro de la Torá.   Genesis 17:14; Éxodos 12:19; Deuteronomio 29:19-21; Jeremías 34:18.

2.   Sobre la Torá oral, nos dice el Eterno tanto a los Judíos de nacimiento como aquellos que se unieron al pueblo por conversión.  “Cuando algo de la Torá (escrita) te parezca muy difícil, ya sea algo simple o algo de cualquier tipo. 

Pues, te levantarás e irás, y subirás al lugar que el Eterno tu D.ios haya escogido (Él escogió a Jerusalem); Vendrás al  Rabino* (Los Kohaním, sacerdotes, Levitas, enseñantes, maestros y jueces) quienes estarán en ese tiempo (en tus dias), y los interrogarás sobre el asunto de la Torá, y ellos te declararán (te enseñarán) mostrándote el sentido de la ley y su juicio (*Halaja). Y tú harás de punta en punta lo que te hayan enseñado, y tendrás mucho cuidado para que obedezcas y haga todo lo que te hayan enseñado. Tú harás de punta en punta todo lo que dice la Torá según las enseñanzas de ellos, según las reglas de derechos que te hayan declarado, y no te apartarás ni de un lado ni del otro, sino que seguirás las instrucciones tal y como te las hayan dicho.  Más aquella persona que procediere con soberbia, no obedeciendo al Rabino o al sacerdote que esté sirviendo allí delante del Eterno tu D.ios, o al juez de servicio, esa persona morirá: y así se eliminará el mal de Israel. Para que todo el pueblo lo entienda y que teman, y ya más nadie se rebele así contra la palabra de D.ios. Deuteronomio 17:8-12

3.  Por lo tanto es obviamente un hecho, que D.ios quien lo sabe todo, que conoce  y que lo ve todo ya lo sabía de antemano que vendrían gentes, tales como los Cristianos para tratar de alejarnos de su Torá, Jas Ve-Shalom (¡Qué D.ios nos libre!).  Además, no solamente ya lo sabía, sino que nos dice que será Él mismo quien lo permitirá para probar nuestros corazones para asegurar nuestra lealtad.  

4.  Tenemos que tener mucho cuidado para andar en pos del Eterno, nuestro D.ios, para caminar delante de Él con temor y respeto, permanecer fiel a todas sus leyes, obedecer a todos sus mandamientos, obedeciendo su voz, sirviendole y pegandonos a Él de todo corazón y con el alma.  

5.  Hashem Ya nos había advertido de ante manos, en Deuteronomio 13, Él nos lo dice que se levantarían gentes entre nosotros, personas detractoras malguiadas, falsos maestros. Que vendrían algunos de ellos hasta haciendo milagros, señales, y maravillas. Que no importara sus milagros, señales o maravillas, tenemos el mandamiento de no escucharles, de no seguir detrás de ellos; y eso aunque sus maravillas sean reales. Si todo lo que hacen contradice la Torá, tenemos el mandamiento de echarlos fuera, o de apedrearlos en público para que sirvan de ejemplos para evitar que vengan otros como ellos. Lamentablemente este mandamiento de eliminarlos sería solamente aplicable en un lugar donde todo lo que se hace es en obediencia a la Torá, estando en el exilio lo único que nos queda es el de no escucharlos y no seguirlos.

6.  El Eterno nos ha ordenado a que no aceptemos sus enseñanzas, si ellos enseñan cualquier cosa contraria a las enseñanzas de la Torá. Es un mandamiento el de no escuchar sus palabras. Sin embargo, aunque esas personas sean falsos profetas, y gentes que enseñan rebeldía, es el Eterno quien los manda para nuestras pruebas, para probar si nuestro amor y lealtad es auténtico.

7.  No obstante, es de saber que es algo muy grave el de enseñar rebeldía, o cualquier cosa que contradice la Torá, el decreto divino contra ese tipo rebeldía, es la pena capital. En la Torá, está escrito que debería de ser la condena a muerte para aquellos que les enseñan a los demás, cosas contraría a las enseñanzas de la Torá, la cual es la via recta que el Eterno nos dió. Deuteronomio 13:1-11

4)  OBEDECER A LA TORÁ - EL JUDAÍSMO ES FÁCIL Y MUY  GRATO

1.  No es tan dificil volver a la Torá, la Torá es buena.  Ya hiciste los primeros pasos hacia la verdad. Sobre todo, no te detengas ahí, sigue avanzando hasta que pases la entrada. ¿Cómo se logran esos avances? Simplemente, hay que alejarse de todas las personas malguiadas (Cristianos, pastores, evangelistas, mesiánicos y misionarios), luego dejar hacia atrás todas las falsas enseñanzas y sólo aprender la Torá sin mezclas, porque si las sigue consultando te resultará difícil deshacerte de ellas, ya que te han engañado hasta ahora, si no las deja te impedirán el avance. La Torá mezclada con las falsas enseñanzas paganas, ya no es Torá es falsedad completa. Esto sería similar a añadirle un poco de veneno a un plato exquisito, el sabor quizás aún esté, pero el resultado es muerte, todo el plato se convierte en veneno. Por lo tanto, no hay que mezclar la Torá con la parte falsa llamada Nuevo Testamento. ¡Presta atención! ¡Escucha a la voz de la Torá pura sin mezcla! Oh Judío, vuelve a mí, vuelve a tu casa. Oh Tú, que ama la sabiduría, ven a mí, te tengo tesoros guardado, ven y deléitate en mí, soy miel y leche, soy vino deleitoso sin embriaguez ni resaca.

2.  Dice la Torá: “Yo amo a los que me aman; y aquellos que me buscaren cuidadosamente me encontrarán. Conmigo están las riquezas y la gloria, los bienes permanentes, y la justicias. Mi fruto es mejor que el oro fino, aún más que el oro pulido y refinado; y mi remuneración, mi salario es mejor que la mejor plata. Soy yo, el que hace caminar al ser humano por el camino de la justicia y por el sendero de rectitud. Así, les hago yo heredar bienes que duran a los que me aman, y les lleno sus tesoros (Proverbios 8:17-21).

5)  ¿PERO, QUÉ DECIR ACERCA DE YESHU’A, ÉSTE NO  EXISTIÓ?

1.  Primero cabe notar que el nombre “Yehoshua”, generalmente traducido com Josué en español, es un nombre muy común en hebreo.  Sin embargo, yo no creo que se está refiriendo a Yehoshua Ben Nun, el sucesor de Moshé (Moisés) Rabeinu. La palabra Yeshuá por otro lado significa Salvación,y es uno de los múltiples títulos usados para el único D.ios, el único Creador, quien creó todo sin la ayuda de nadie. No tenemos ningún derecho y está prohibido tomar los títulos mencionados en la Torá para referirse a D.ios y ponerselo a una persona incluyendo a nuestros reyes ungidos (Mesiados). Ningunos de los atributos de D.ios deben ser atribuidos al Mesías o a ningún otro ser humano. Pues D.ios mismo nos dice en Isaías 43:11 “Yo, el Eterno, soy el único D.ios, delante de mí no hay salvador.  Ningún D.ios ha sido formado delante mi.” En otras palabras, D.ios no tiene forma, ni tiene cuerpo o mejor dicho, ningún D.ios ha sido formado en el vientre de nadie; D.ios no tiene forma, ni tamaño, Él llena los cielos y la tierra, y no hay lugar en toda la creación donde no esté en momento u otro. Él está siempre presente en todo tiempo; en el pasado, el presente y el futuro al mismo tiempo, pero ningún Mesías califica.

2.  Cualquier otra escritura que mencione a un d.ios, que sea hombre y dios a la vez vienen de las religiones paganas y a través de manipulaciones de las palabras de la Torá por los gentiles tratando de incluir en ella sus creencias paganas. Tengan cuidado, la palabra Mesías no quiere decir salvador, esta palabra solo significa ungido para desempeñar el cargo de rey. Todos los reyes de Israel fueron ungidos para la función de rey. Ha de notarse también que muchas otras personas también fueron ungidas para desempeñar otros cargos o funciones. Además aún sin ser ungidos Abraham, Isaac y Jacob son llamado Mesías, y de todos los ungidos el rey David es el principal y más importante, con quién Dios hizo un pacto eterno.

La otra cosa que D.ios nos dice en la Torá es que Él es el único salvador, el único D.ios. El único D.ios no puede ser dividido en una trinidad, unidad de partes, cuatridad, o en ninguna otra parti-dad, El es el único D.ios, cuya unidad es indivisible. Los Mesías, y lo repito bien, los Mesías son muchos, y todos son seres humanos, todos escogidos para ocupar puestos con funciones aquí en la tierra; desde Abraham hasta los reyes de Israel y los que ocupan el puesto de kojen gadol, son todos Mesías. Hay muchos Mesías y habrá muchos más. Cada persona, o personas ungidas (Mesiada con aceite santo) es un Mesías.

6)   PERO Y QUÉ, ¿NO HABRÁ UN MESÍAS MÁS ESPECIAL PARA EL FIN DE LOS TIEMPOS?
1.  Sí, de hecho, pero cuidado, se trata solamente de otro ser humano ungido o mesiado. Una persona ungida para ese puesto, sólo un ser humano, y no un dios, o semi-dios. Tal y como nos los dice el mismo Eterno D.ios, el Todopoderoso en Isaías 43: “Ningún D.ios fue formado delante de mí.” Pues Yo soy el Eterno tu D.ios, el Santo de Israel tu Salvador. Ustedes son mis testigos, dice el Eterno, y mi servidor a los cuales también, escogí; a fin de que sepan y me crean / me sean fieles, y que comprendan que soy Yo el único. No ha habido ningún dios formado delante de mí, ni tampoco habrá después de mi.

2.  La palabra  “después de mi” en la frase anterior, nos asegura que nunca habrá ninguna persona con el título de dios, ya que Hashem, nuestro D.ios el Creador es eterno. Ello simplemente no habrá después, y  ningún momento en el que nuestro D.ios no exista; tal y como tampoco no hubo antes. Ahora bien, es tiempo de decir esta verdad, D.ios no necesita tomar un cuerpo humano para hacer nada, Él lo puede hacer perfectamente todo sin tener que cambiar. Como dice la palabra de D.ios: “Por qué preguntan los gentiles, dónde está su D.ios, he aquí nuestro D.ios está en el cielo, pero todo lo que le place lo hace donde quiera en los cielos y en la tierra” (Salmos 79:10; 115:3; 135:6).

El Eterno puede hacer y siempre ha hecho completamente todo lo que Él desea, y eso sin necesitar la ayuda de nadie y sin tener que tomar la forma de nada, ni de nadie en su creación. Él puede hacer y deshacer, crear y destruir, cumplir todo lo que desea y prometa sin ser visto. Él es Señor de señores y Rey de reyes; Él siempre ha sido el que establece los mandatarios y los reyes de todas las naciones en sus reinados, siempre será Él quien lo hará. Todos los reinos le pertenecen.

3. El Eterno nos ha dado a entender en sus palabras que, Él es soberano, y majestuoso; poderoso y capaz de hacerlo todo en todo el universo sin depender de ninguna de sus criaturas. Al contrario, todos necesitan de su ayuda para funcionar y existir continuamente, Él los mantiene a todos vivos. Dice la Torá que si el Eterno dejara de sostener su creación aunque fuera solo por un instante, todo volvería a la nada dejando de existir inmediatamente, tomemos como referencia para eso a Nehemías capítulo 9 verso 6, “Tú, oh Eterno estabas solo cuando Tú hiciste los cielos, y los cielos de los cielos, y toda su milicia, cuando hiciste la tierra y todo lo que está en ella, cuando hiciste los mares y todo lo que hay en ellos; y Tú vivificas todas estas cosas ..,” Pues, sí, el Eterno estaba sólo para actuar y Él siempre está sólo en el puesto de su deidad, nunca ha habido otro ser en la deidad, ni tampoco habrá deidad a parte del Eterno, tal es el sentido de la palabra: “Nunca fue formado dios delante de mí” Dice el Eterno, no hay ni dios ni salvador fuera de mí. “Yo soy la única Yeshuá (salvación); por lo tanto ningún ser humano puede llevar el título de Yeshuá (salvación), ni aún el Mesías; ya que como ya mencionado arriba, todo ser fuera de D.ios recibe su asignatura para operar aquí, como rey Mesías, profeta, o maestro; y recibe la esencia energética para su existencia continuamente del Supremo D.ios. Todos los Mesías, salvadores, libertadores son y serán todos como Moisés o como el rey David; todos son seres humanos empoderados y ungidos para su llamado o  su selección divina y como ya mencionado sin la mano del Eterno no podrán funcionar ni cumplir nada. La Torá nos dice que Hashem llama Mesías a todos sus escogidos (seleccionados), tales como el Rey David, Abraham Avinu y los otros patriarcas; tomemos como referencia el Salmo 105, “Y anduvieron de pueblo en pueblo, De un reino a otra nación. No consintió a que nadie los agraviase; y por causa de ellos castigó a reyes. Diciéndoles: No toquen, a mis Mesías, ni les hagan mal a mis profetas (Salmo 105:13-15)”.

4.  Hablando de la unidad sin par de nuestro D.ios, también esa gran verdad se confirma en este capítulo de Nehemías 9:6-11. Una unidad que no implica ninguna partición, o trinidad, el Eterno D.ios es uno y uno sólo. Tal como lo escribió el gran erudito Maimónides en su obra, “Ani Maamin”. Y Nehemías dice así:

 “Tú, oh Eterno estabas solo cuando Tú hiciste los cielos, y los cielos de los cielos, y toda su milicia, cuando hiciste la tierra y todo lo que está en ella, cuando hiciste los mares y todo lo que hay en ellos; y Tú vivificas todas estas cosas y los ejércitos de los cielos Te adoran ..” Nehemías 9:6-11

Esta idea de unidad se entiende muy bien en esta porción de referencia del capítulo 9 de Nehemías, la cual el Eterno usa con frecuencia en toda la Torá para que sepamos y siempre recordemos que el Eterno y Soberano D.ios estaba sólo cuando creó todo, sólo cuando Él escogió a Abram, y lo sacó de la ciudad de Ur en la tierra de los Caldeos, y Él estaba sólo cuando decidió cambiarle el nombre de Abram a Abraham; Y ese mismo D.ios único lo examinó y le encontró un corazón fiel. Él estaba sólo cuando hizo una alianza con Abraham para darle la tierra de Canaán a él y a su simiente, y Él sólo cumplió esa promesa porque es D.ios justo. Él estaba sólo para rescatar a Israel de Egipto. La Torá nos dice también que Hashem estaba sólo castigando a los egipcios y juzgando a sus falsos dioses. Él sólo sufrió la aflicción de los Israelitas en Egipto, y sólo estuvo cuando ellos clamaban a Él en el mar rojo; Él sólo castigó a los egipcios por haber maltratado a su hijo Israel; y finalmente Él estaba sólo para salvar su reputación al rescatar a su escogido Israel con una mano poderosa y sus grandes maravillas dividiendo el mar delante de ellos y haciéndolos pasar por medio de ella en tierra seca; echando los perseguidores de Israel en los profundos del mar, como una piedra en grandes aguas.

5.  Desde hace miles de años, esta plegaria de Nehemías forma parte de las plegarias matutinas de los Judíos cada mañana, ésta se repite en las bendiciones de la “Shemá”, la otra plegaria con la cual todo judío debe de familiarizarse, desde su juventud hasta su muerte, repitiendola dos veces al día, por la mañana y por la noche, es la misma Shemá, que se obtiene de los versículos de Deuteronomio 6:4, y del libro de Números, la cual comienza así: “Shemá Israel” Escucha oh Israel, el Eterno tu D.ios, el Eterno es uno y sólo uno. Sin olvidar esta otra plegaria que termina con el capítulo 14 de Zacarías verso 9: “Y el Eterno será rey sobre toda la tierra. En aquel día el Eterno será uno, y uno será su nombre.”

7)  HINE EL YESHUA-TI    / HE AQUÍ MI SALVACIÓN ..
1.  Qué se entienda desde ya, que cualquiera que toma el título Yeshuá asociado sólo con D.ios para ponerselo al Mesías o a cualquier otra persona, está cometiendo idolatría. Ya que está tomando nombres y títulos que están reservados sólo para el único D.ios para ponerselo a una criatura. Cualquier persona inteligente que lee y estudia la Torá sabrá que todas esas escrituras que mencionan el título “Yeshuá” se refieren siempre a D.ios y no a nadie más, hay que leerlos en hebreo para entenderlos mejor, sobre todo hay que mantenerlos en su contexto para entenderlos. Pues ahí es donde están engañados los perplejos y los malguiados, y ahí está la pérdida de aquellos que se dejan manipular por otros perplejos y malguiados aún más ciegos que ellos.

2.  El rey David nos dice: el Eterno es mi luz y mi salvación  (Adonai Ori Ve-Yisheyi): ¿A quién temeré? El Eterno es la fortaleza de mi vida: ¿de quién he de atemorizarme? (Salmo 27:1)  Hiné Él Yeshua-ti / He aquí D.ios es mi salvación; tendré confianza, y no temeré; porque mi fortaleza y mi canción es Yah-El Eterno,  Va Yehi Li Yeshua - el cual pasó a ser para mí, salvación.  Isaías 12:2

3.  Y si después de todo eso siguen pensando que el Mesías tiene que ser igual a D.ios ‘Jas VeShalom, lean el verso en Isaías que dice “¿A quién me comparan ustedes?”

4.  “Como nada son todas las gentes delante de Él; he aquí su comparación serán estimadas a menos que nada, y a lo que no tiene valor. ¿A qué pues me asemejarán ustedes? ¿Qué imagen me compondrán para que sea mi igual? ¿A quién me compararán para que seamos igual?  (Isaías 40:17-18, 46:5)

5.  No confien en los príncipes, Ni en ningún hijo de hombre, porque no hay en él salvación (Ki en Lo Teshua) Salmo 146:3.

8)   ¿PERO, D.IOS NO TUVO UN HIJO?

1. Toda las evidencias que nos puedan presentar de que Dios había engendrado un hijo son falsas. Por otra parte está prohibido creer en todo lo que nos induce a errores y todo lo que nos aleja de la Torá, incluso si son milagros, señales y maravillas. El falso Nuevo Testamento, solamente aleja de la Torá. Como está escrito en este libro falso, "Ya no hay más Shabat, no más circuncisión, no hay hombres ni mujeres, no hay más Judíos, ya no hay más festivales bíblicos, etc. (Gálatas 3:28;)

2. Algunos incluso están difundiendo la especulación, diciendo que estos libros, como Mateo y Lucas fueron escritos en hebreo. Eso es absolutamente falso. Esos son todos libros escritos en griego por autores romanos. Y si alguien trata de hacerles creer lo contrario, pídanle pruebas documentadas de que dichos libros fueron escritos en hebreo. Hay miles de copias de manuscritos de esos libros en el mundo y todos fueron escritos en griego, y todas las copias están llenos de errores. Mateo tiene tantos errores y contradicciones que incluso un novato en los conocimientos de la Torá no los cometería; Ejemplo:. La Genealogía, el nombre del niño (Enmanuel / Jesús), lugar de residencia, quien es el padre del infante, etc. Pablo dijo que Jesús "nació de la simiente de David" (Romanos 1: 3) .. Aquí, la palabra "simiente" en griego es literalmente "esperma". Entonces si de la esperma de un descendiente de David es él hijo, que más hay que decir. Esta misma palabra griega se traduce en otros versos como "descendientes") de "descendencia". El hecho es que el verdadero Mesías debe de ser un descendiente del rey David en lo físico a través de la línea genealógica masculina. Entonces, ¿Por qué hay dos genealogías diferentes en Lucas y Mateo. Y para el colmo del asunto, su lugar de residencia, (la ciudad de Nazaret) nunca existió.

3. Lucas o el escritor malguiado que escribió ese libro, nos dice que María y José viajaron desde su hogar en Nazaret, situada en Galilea para ir a Belén (Beit-Lejem) de Judea hasta el nacimiento de Jesús (Lucas 2: 4). Ambos malguiados, Mateo y Lucas se contradicen, el otro dijo que fue sólo después del nacimiento de Jesús que María y José se trasladaron a Nazaret, y sólo porque tenían miedo de regresar a Belén de Judea.

9) LA CIUDAD DE NAZARET -  ¡ NAZA .. QUE?

1. Los falsos libros de Mateo y Lucas nos dan detalles contradictorios acerca de los desplazamientos de Nazaret y hacia esa ciudad. ¿Pero, dónde se encontraba esa ciudad exactamente? No existe en ningún mapa de la época, ni tampoco es mencionada por ningún historiador. Ninguna excavación arqueológica ha revelado la localización de una ciudad con ese nombre que date de antes del 4to siglo. Si no ha habido nunca un Nazaret, pues tampoco hubo Jesús de Nazaret. La actual ciudad de Nazaret es una ciudad nueva, no es del tiempo de Jesús, fue solamente fundada en el siglo 4, cuatrocientos años después cuando la reina Elena la estaba buscando sin éxito, por lo que ordenó que se construyera en el sitio que ella habría elegido ella misma . Por lo que el Nazaret actual, es el Nazaret de la reina Elena y no de Jesús. Así que no había Nazaret está claro, ¿pero de donde sacaron ese nombre? Otros dicen que podría ser que los malguiados escritores de Lucas y Mateo habían confundido el Nazareno con Nazaretiano. Los nazarenos son aquellas personas que al igual como Sansón estaban dedicados de una forma especial al Eterno de acuerdo a la Torá, esas personas no podían beber vino, ni acercarse a ningún otro producto derivado de la vid; por lo que habría que excluir a Jesús, ya que él no sólo se acercaba del vino, si no que él bebía, de acuerdo con los escritos de los malguiados del falso Nuevo Testamento.

2. Dios no ha engendrado ningún hijo, ¿está claro?, cada vez que se habla de un hijo, o del hijo de D.ios, se Habla de Israel (Deuteronomio 14: 1, 2). Israel es un hijo creado milagrosamente. Sara ya había pasado la edad de concebir cuando tuvo a Isaac, Rebeca era estéril antes de concebir para traer a Jacob y Esau al mundo. Hasta el punto de que Dios nos da a conocer en Jeremías que si Israel ya no existiera, el universo entero dejaría de existir. Por eso está escrito, que para lograr la destrucción de Israel, habría que destruir primero el sol, la luna, las estrellas, y todo el universo en el primer lugar. Así que, independientemente del antisemitismo, este odio milenario contra los Judíos, siempre existirá Israel. Para probar que Dios nunca miente, Israel continuó existiendo incluso en el exilio (fuera de su tierra), y ahora Dios mismo los trae de regreso a su tierra para mostrar al mundo entero que Él sólo y sólo Él es Dios Todopoderoso, y que su palabra nunca regresa vacía, como lo había declarado a los profetas de la antigüedad. El Imperio romano desapareció, pero Israel aún existe, con tierra o sin tierra. Pero a pesar de eso, la falsedad de Roma aún sigue engañando al mundo con el falso Nuevo Testamento, hasta que venga el verdadero Mesías.

3. Dios mismo nos había advertido en contra de los que vendrían para desviarnos de la Torá. El cristianismo fue creado para destruir el judaísmo, Jas Ve-shalom. Es por eso que los Judíos fueron sus primeras víctimas. Como dicen en su falso Nuevo Testamento: "Ya no hay ni Judío ni gentil (goyim), o ni mujer, ni hombre, etc." ¡Lo cual es una mentira! Y esto continúa en otras partes de sus escritos: La Torá es cosa antigua, no hay Shabat, ni dias de reposo, ni fiestas solemnes. Lo cual Dios refuta, que Él nos proteja de todas estas mentiras.

4. Nos dicen otros cristianos y antisemitas también que Dios ha abandonado a Israel y a Judá: Pero, Dios incluso nos había advertido contra estas falsas doctrinas de Roma o tal vez deberíamos decir de Esaú o Esav, el hermano gemelo de Jacob.

5. Isaías 33: 23 Y la palabra del Eterno vino a Jeremías, diciendo: Ben-Adam, ¿No has notado lo que estas personas están diciendo (los cristianos / las naciones): "Ellos dicen que a las dos familias (Israel y Judá) que fueron elegidas por el Eterno, Él las ha rechazado, dicen ellos. Y es así que ellos desprecian (a Israel) a mi pueblo, hasta el punto de que ya ni reconocen a mi pueblo como una nación ".

6. Pero, he aquí lo que HaShem les respondió: Si Yo no he hecho mi pacto con el día (el sol siempre saldrá) y con la noche (el sol siempre se pondrá y la luna y las estrellas siempre brillarán por la noche) Si no he establecido las leyes del cielo y la tierra (el universo va a seguir funcionando tal y como fue creado). En otras palabras, si el sol, la luna, los planetas, dejarían de existir, entonces solo después de eso, pues también desecharé la descendencia de Jacob (Israel) y de David mi siervo.

7. Pero como eso no sucederá nunca, por lo que Dios nos dijo "Voy a traerlos de vuelta de sus cautiverios (a las 12 tribus de Israel), y tendré misericordia de ellos, no importa lo que el falso Nuevo Testamento pueda decirnos . Ahí donde dicen que ya no hay más Judíos, HaShem nos dice que el universo dejará de existir mucho antes de que eso ocurra. Ahí donde nos dicen que ya no hay más Shabat o fiestas bíblicas solemnes, el Señor nos dice que estas naciones o religiones que proclamaban estas mentiras, ellos también tendrán que venir un día, a cada día de Shabat , cada luna nueva (Cada mes), y a cada fiesta de Sucot (Tabernáculos) para adorar al Dios de Israel, porque HaShem será el Dios único y Rey sobre toda la tierra y su nombre será solo uno. Y todo el mundo sabrá que hay un solo Dios indivisibles, sin trinidad, etc.

10)   ISRAEL ES EL HIJO DEL ETERNO

1. Tú eres el hijo del Señor tu Dios, tú eres un pueblo santo para tu Dios. Porque él te ha elegido como su propio tesoro entre todas las naciones de la tierra. (Deuteronomio 14: 1, 2)

2. Era una vez que el Señor Dios, el Creador del cielo y de la tierra creó una nación milagrosamente; luego Él la escogió como su pueblo, la cual llevó al igual que una madre lleva a sus hijos, Él los formó para sí mismo y los cargó y los cuidó tal y  como un padre cuida de sus hijos. Él les dijo: "Israel es mi hijo, mi primogénito" (Éxodo 04:22.). Y otra vez: "Cuando Israel era niño, yo lo amé, y llamé a mi hijo para sacarlo de Egipto" (Oseas 11: 1). Sión (Israel) dice: El Señor me ha abandonado, el Señor me ha olvidado! - Pero Dios le responde: "¿Puede una madre olvidar al bebé que ella dió a luz? ¿Quién haría que ella no tenga piedad del hijo de sus entrañas? Y si tal fuera el caso de que ella se olvidare de sus hijos.  Yo el Eterno, en cambio no me olvidaré de ti "Isaías 49: 14-15.

3. Es a Israel, el hijo de Dios a quien pertenecen los pactos con Dios, la entrega de la Torá, el avodat Hashem (servicio a Dios) y todas las promesas. Porque todas las naciones han rechazado la oferta de la Torá. Sólo Israel, el hijo de Dios, también llamado el tesoro de Dios escogido de entre todas las naciones aceptó la Torá, incluso aun antes de conocer su contenido.

4. En el libro de Deuteronomio, se mencionan a menudo el amor de HaShem para con Israel, donde se lee varias declaraciones que Israel es el hijo de Dios, desde el principio hasta el final del libro. "En el desierto, donde has visto que el Eterno tu Dios te ha traído, como un hombre lleva a su hijo" (Deuteronomio 1:31). - Luego: "Tú eres el hijo del Señor tu Dios ... un pueblo santo ... para que sea para él un pueblo de su propia pertenencia" (Deuteronomio 14: 1, 2). - Y al final: "¿No fue tu propio padre quien te compró?  ¿No fue Él quien te hizo y te estableció? "(Deuteronomio 32: 6).

5. El rey David al final de sus días, también habla de Dios que fue un verdadero padre para su hijo Israel. Expresa una oración notable que comienza con estas palabras: "Bendito seas Tú, oh Señor, Dios de Israel nuestro padre, siempre y para siempre! "(1 Crónicas 29:10.). Pero cuando se llega al último oráculo de la Tanaj, vemos que en Israel ya no había el más mínimo respeto para Dios, su padre. Y Dios les habla a ellos con estas palabras: "El hijo honra a su padre ... Si es así, Yo también soy padre, ¿dónde está mi honra ... dice el Eterno de los ejércitos a ustedes, oh sacerdotes, que desprecian? mi nombre "(Malaquías 1: 6).

6. Al final, en los tiempos del fin, Israel, el hijo de Dios volverá a su Padre. El único que siempre ha sido realmente su Padre, a lo largo de su historia. Ya ha llegado el momento de decir: "Bendito eres Tú, HaShem Tú eres nuestro padre; aunque Abraham no nos conozca, e incluso si Israel (Jacob) nos ignora, Tú, Señor, eres nuestro padre ". Y otra vez: "Siempre has sido nuestro Padre, ahora, Señor, tú eres nuestro padre, Tú siempre serás nuestro Padre, somos el barro, y tú el que nos ha formado, y todos somos la obra de tus manos "(Isaías 63:16; 64: 8).

7. No sólo HaShem ha adquirido Israel, su hijo. El Libro de la sabiduría de los Padres nos dice que Dios ha realizado las adquisiciones de cinco cosas en su mundo, incluyendo a su hijo Israel. Estos son: En primer lugar la adquisición de la Torá, como se dice: Dios la obtuvo por antes que todo (Proverbios 8:22); segundo, el cielo y la tierra, el cielo, como está escrito es mi trono y la tierra estrado de mis pies (Isaías 66: 1; Salmo 104: 25); tercero, a Abraham, Bendito seas Abram pertenencia de Dios (Génesis 14:19) Cuarto, a Israel, "hasta que pase tu pueblo que has adquirido" (Éxodo 3: 16; Salmos 16: 3); Quinto, el Beit Ha-Mikdash (el Santo Templo), ya que estás establecido en tu vivienda, que adquiriste, el lugar santo y Tu montaña (Éxodo 3: 17.; Salmo 78: 54); Sabiduría de los Padres (Pirkei Avot 6: 10).

OTROS ARTÍCULOS








Copyright:  © 2016 ABA - EYBO


Share:

No comments:

Post a Comment