BLOG DE RAÍZ SEFARDÍ

TOLDOT



Esta Parashá Fue Preparada Por ABA-EYBO
PARASHAT TOLDOT
Génesis 25:19 – 28:9

DEDICADA A LA MEMORIA Y PARA MÉRITO DE:

Sarah Imenu - Rivkah, Rajel, Leah, (כריסטינה מרים דה בלר), Rajel Savua de Akiva;

Ruti Sarah Bat Simcha, Bernard St-Jean

Rabbi Akiva Ben Yosef, Jeannette Agustin San Juan, Fortune Agustin,

Filomena Agustin de San Juan (T’vila / Fila), Federmo San Juan, Aba Mevoyan Beler, Rajel Mazouz

Claudio Alfredo Beler San Juan; (סוג'ונטו בן סופריו) ; ( אבא סופריו) , Rabbi Ya’akov Abujatseira

(כל הזקנים בדורותיהם, מצד אבי, ובצד אמי); Chaya Mushka Schneersohn

Y de todos los Anusim de la casa de Israel; Jean-Baptiste Alvares

ז'אן בטיסט אלבארס , רבי שלמה לוריא, מהרש״ל

Jean Baptiste Louis Agustin Rodrigué Alvares, Rav DovBer de Lubavitch

אורינו ז'אן בטיסט אלבארס;

Eli Ha’Kohen, Pinjás Ve’Ikavod Ha’Kohen. Abayé Ha’Kohen, El Rebbe de Lubavitch,

Menajem Mendel Shnirsohn Zt”L; Yehuda Ha’Jassid, e Israel Meir KaGan el Jafets Ha’Jaim.

Rebbe Najman Ben Fege & Moshe Rabeinu

 

PARA LA REFUA SHELEIMA DE

Enerio Yojanan Ben Sara M. C.


PARA EL ÉXITO Y LA RIQUEZA ESPIRITUAL Y MATERIAL DE LA CASA DE

Enerio Yojanan & Rivka Wiwiet Bat Sarah; Jean-Charles and his household,



CONTENIDO DE LA PARASHÁ
  • 1) Después de 20 años de matrimonio, Rivka que embarazada, después de rogarle al Eterno.
  • 2) Dos naciones en guerra desde el vientre de su madre.
  • 3) El Primogénito vende su privilegio al menor por un plato de lentejas.
  • 4) Itsjak no debe salir de la Tierra Santa, a pesa de la hambruna.
  • 5) Rivka is introduced as the sister of her husband to save Itsjak from a potential attempt against him.
  • 6) Itsjak cultiva la tierra, destapa los pozos de su padre, se cava pozos nuevos.
  • 7) Esav se casa con dos mujeres Jititas, lo cual le amarga la vida a Rivka.
  • 8) Ya'akov apoyado por Rivka recibe las bendiciones del Primogénito de su padre.
  • 9) Ia’akov escapa de su hermano que prometió matarlo, tanto muera su padre.
  • 10) Ia’akov busca también casarse con alguien en casa de su tio Laván.
  • 11) Esav se toma una tercera esposa, se toma a Majlat, la hija de Ishmael su tío; ya que supo que las Jititas le desagradan a sus padres.


SOBRE EL ESTUDIO DE SHABAT
Parashat Toldot (תּוֹלְדֹת - palabra hebrea para "generaciones" o "descendientes", es la segunda palabra y la primera palabra distintiva en la parashá) es la sexta Sidrá 41ª (porción semanal de la Torá (פָּרָשָׁה, parashá)) en la publicación anual. El ciclo de lectura de la Torá. Esta parashá habla del conflicto entre Jacob y su hermano gemelo Esaú, de la muerte de Isaac de su esposa Rebeca como su hermana y de la bendición de Isaac a sus hijos. Constituye del porción de Génesis 25:19 hasta el 28: 9. La parashá está formada por 5.426 letras hebreas, 1.432 palabras hebreas y 106 versículos, y puede ocupar unas 173 líneas en un rollo de la Torá (סֵפֶר תּוֹרָה, Sefer Torah). Ese lee el sexto sábado después de Simjat Torá, generalmente cae en una las fechas de noviembre, o raramente a principios de diciembre.



COMENTARIO SOBRE LA PARASHÁ

Itzjak se casa con Rivka. Luego de veinte años sin hijos, sus plegarias son respondidas y Rivka concibe. El embarazo es difícil, ya que “los niños se pelean dentro de ella”; Dios le dice que tiene “dos naciones en su vientre”, y que su hijo menor prevalecerá por sobre el mayor.

Esav (Esaú) sale primero. Iaacov (Jacob) nace tomando el talón de Esav (Esaú). Esav crece para ser un “cazador, un hombre del campo”; Iaacov es un “hombre completo”, un habitante de las tiendas del estudio. Itsjak prefiere a Esav, Rivka a Iaacov. Volviendo exhausto y hambriento del campo luego del día de caza, Esav vende a Iaacov los méritos que le corresponden como primogénito por un guiso de lentejas rojas.

¿Cuál es el lugar del hombre en las situaciones de la vida? ¿Se toman decisiones sin tomar en cuenta la posición del Eterno? ¿Y qué si seguir las órdenes de Dios nos colocan en situaciones precarias? La lectura de esta semana comienza así; “Hubo hambruna en la tierra, además de la primera hambruna que hubo en los días de Abraham, e Itsjak fue a Abimélej, rey de los plishtim (Filisteos), en Guerar. Aunque la lectura no nos dice el próximo paso de Isaac, pero según la respuesta del Eterno, entendemos que lo más probable él iba hacer lo mismo que su padre Abraham en situaciones similares. Entonces la Torá nos dice que el Eterno se le apareció a Itsjak (Isaac) y le dijo: “No desciendas a Egipto, reside en la tierra que yo te diré. Habita en esta tierra y yo estaré contigo y te bendeciré...””. (Génesis 26:1-3)

Pregunta: Si bien la idea de descender a Egipto quizás no era la mejor de las ideas, vemos que cuando hubo una hambruna en la época de Abraham, él sí descendió a Egipto (Génesis 12:10). Y no sólo eso, sino que en el caso de Abraham, Dios mismo envió la hambruna para que él descendiera a Egipto, de hecho, el propósito de la hambruna fue ponerlo a prueba a ver si ponía en entredicho las palabras de Dios, que primero le había ordenado ir a la tierra de Kenaán (Canaán) y ahora lo forzaba a salir de ella con la hambruna. ¿Cuál es la diferencia entonces entre Abraham e Itsjak? ¿Por qué Dios no quiso que Itsjak descendiera a Egipto así como lo había hecho su padre?

Respuesta: Nuestros comentaristas explican que si bien Abraham había descendido a la tierra de Egipto, en el caso de Itsjak, la realidad era completamente diferente. Cuando Itsjak quiso descender a la tierra de Egipto, Dios le dijo “No desciendas a Egipto ya que tú eres como una ofrenda de ascensión (olá) sin defecto, y estar fuera de la tierra de Israel no es espiritualmente adecuado para ti”.

La explicación de esto es que cuando Itsjak fue colocado en el altar al momento de la Akedá, él se transformó en el equivalente a una ofrenda de ascensión (olá), una ofrenda que se quema por completo en el altar. Ahora bien, la halajá en relación a este tipo de ofrendas es que una ofrenda olá no puede ser removida del patio del Templo. De la misma manera, Itsjak, que era el equivalente a una ofrenda olá, no podía salir de la tierra de Israel, ya que la tierra de Israel era considerada como la azará (patio del Templo) en relación a él, y una ofrenda olá que es removida de la azará queda descalificada y prohibida para siempre.

Vemos de acá que existe una relación directa entre 'la persona' y 'el entorno en el que vive'. En este caso en particular, la Torá habla acerca de la relación que había entre Itsjak y la tierra de Israel, y del problema que habría existido si es que él hubiera abandonado esta tierra. Así mismo nosotros tenemos que saber que si bien no somos “absolutamente perfectos” como una ofrenda olá, de todas maneras nuestro entorno ejerce una enorme influencia sobre nosotros. Y tenemos que saber que si queremos crecer espiritualmente, hay lugares que son mejores que otros para alcanzar este objetivo.

En Guerar, en la tierra de los Filisteos, Itsjak al igual que su padre antes de él, presenta a Rivka su esposa como si ella fuera su hermana, por temor a ser asesinado por alguien que desee la belleza de Rivka. Él allí trabaja la tierra, destapa los pozos que su padre Avraham había cavado y cava una serie de nuevos pozos de agua: sobre los dos primeros hay una lucha contra los Filisteos, pero las aguas del tercer pozo son disfrutadas con tranquilidad.

Esav (Esaú) se casa con dos mujeres Jititas. Itsjak se pone viejo y ciego, y expresa su deseo de bendecir a su hijo mayor antes de su muerte. Mientras Esav sale a cazar para preparar la comida preferida de su padre, Rivka viste a Iaacov con la ropa de Esav, cubre sus brazos con piel de cabra para simular a su velludo hermano, prepara un plato similar y envía a Iaacov hacia su padre. Iaacov recibe la bendición de su padre para tener “el rocío del cielo y lo mejor de la tierra” y para gobernar a su hermano. Cuando Esav vuelve y el engaño es revelado, todo lo que Itsjak puede hacer por su hijo es predecir que vivirá por su espada y que, cuando Iaacov descienda, Esav subirá.

Iaacov deja su casa hacia Jarán para escaparse de la ira de Esav y para encontrar una esposa en la familia del hermano de su madre, Lavan. Esav se casa con una tercera mujer, Majlat, la hija de Ishmael.



BENDICIONES PARA ANTES DE LEER LA TORÁ

Antes de leer o estudiar la Torá hay que acostumbrarse a bendecir el Eterno (HaShem). Mantén en mente que el nombre de D.ios que se usa cuando decimos nuestras plegarias y cuando leemos la Torá o cuando bendecimos a D.ios es “Adonai”. Donde quiera que aparezca su nombre lo pronunciamos “Adonai”. Dondequiera que aparece el nombre del Eterno, lo pronunciamos Adonai en esos momentos, en otros momentos sólo decimos HaShem.

Bendigo al Eterno, el D.ios Bendito

¡Bendito sea el Eterno quien debe ser bendecido!


En Hebreo

¡Barúj Atáh (Adonai), Eloheinu Meléj Ha’Olám, Asher Bájar Bánu Mikól Ha’Amím VeNatán Lanú Et Torató. Barúj Atáh Adonai Notén HaTorá!


En Español

¡Bendito Eres Tú Adonai, Elohim Nuestro y Rey del universo, que Nos Ha Escogido de entre todas las naciones y nos Ha Entregado Su Torá. Bendito eres Tú Adonai, donador de la Torá!


En la lectura tradicional de la Torá en Shabat, la Parashá se divide en siete lecturas llamadas Aliyot (Aliá en singular). En el Texto Masorético de la Tanakh (la Biblia hebrea), la Parashat Toldot tiene dos divisiones de "porción abierta" ( Petujá) (aproximadamente equivalente a párrafos, a menudo abreviados con la letra hebrea פ (Peh)). La Parashat Toldot tiene tres divisiones de "porción cerrada" (Setumá) (abreviadas con la letra hebrea ס (Samekh)), que dividen aún más la segunda porción abierta (Petujá). La primera porción abierta (Petujá) divide la primera lectura (Aliá). La segunda porción abierta (Petujá) abarca el resto de la parashá. Dos divisiones de porciones cerradas (Setumá) dividen aún más la quinta lectura (Aliá), apartando la discusión del matrimonio de Esav con las dos mujeres Jititas. 


Esaú le vende su primogenitura a Yaakov.

Primera Aliá: Génesis 25: 19-26: 5

PRE-LECTURA 1
En la primera lectura (עליה, aliyá), Yitzjak (Isaac) tenía 40 años cuando se casó con Rebeca, y cuando ella demostró ser estéril, Isaac le suplicó a Dios en su nombre, y Dios permitió que Rebeca concibiera. Mientras los gemelos luchaban en su vientre, ella consultó a Dios, quien le respondió que en su vientre había dos naciones separadas, una más poderosa que la otra, y la mayor serviría a la menor. Cuando Rebeca dio a luz, el primer gemelo emergió rojo y peludo, por lo que lo llamaron Esaú, y su hermano emergió sosteniendo el talón de Esaú, por lo que lo llamaron Jacob.  Isaac tenía 60 años cuando nacieron. Esaú se convirtió en un hábil cazador y al aire libre, pero Jacob siguió siendo un hombre apacible y atado al campamento. Isaac favoreció a Esaú por su juego, pero Rebeca favoreció a Jacob. Una vez, cuando Jacob estaba cocinando, Esaú regresó al campamento hambriento y exigió un poco del guiso rojo de Jacob. Jacob exigió que Esaú primero le vendiera su primogenitura, y Esaú lo hizo con un juramento, despreciando su primogenitura. 

La primera porción abierta (Petujá) termina aquí con el final del capítulo 25.

Mientras continúa la lectura en el capítulo 26, otra hambruna golpeó la tierra e Isaac fue a la casa del rey filisteo Abimelej en Guerar. Dios le dijo a Isaac que no bajara a Egipto, sino que se quedara en la tierra que Dios le mostraría, porque Dios permanecería con él, lo bendeciría y le asignaría la tierra a él y a sus numerosos herederos, como Dios le había jurado a Abraham, que había obedecido a Dios y guardado los mandamientos de Dios. 

La primera lectura termina aquí.


LIBRO DE GÉNESIS CAPITULO 25:19-34

DOS NACIONES DIVIDIDAS DESDE EL VIENTRE

LECTURA 1
19 Y estas son las generaciones de Yitzjak (Isaac), hijo de Abraham. Abraham engendró á Isaac: 20 Y era Isaac de cuarenta años cuando tomó por mujer á Rebeca, hija de Bethuel el Arameo de Padan-aram, hermana de Labán Arameo.

21 Y oró Isaac al Eterno por su mujer, que era estéril; y lo aceptó el Eterno, y concibió Rebeca su mujer. 22 Y los hijos se combatían dentro de ella; y dijo: Si es así ¿para qué vivo yo? Y fue á consultar al Eterno. 23 Y respondióle el Eterno: Dos gentes hay en tu seno, Y dos pueblos serán divididos desde tus entrañas: Y el un pueblo será más fuerte que el otro pueblo, Y el mayor servirá al menor. 24 Y como se cumplieron sus días para parir, he aquí mellizos en su vientre.

25 Y salió el primero rubio, y todo él velludo como una pelliza; y llamaron su nombre Esaú. 26 Y después salió su hermano, trabada su mano al calcañar de Esaú: y fué llamado su nombre Jacob. Y era Isaac de edad de sesenta años cuando ella los parió. 27 Y crecieron los niños, y Esaú fué diestro en la caza, hombre del campo: Jacob empero era varón quieto, que habitaba en tiendas. 28 Y amó Isaac á Esaú, porque comía de su caza; mas Rebeca amaba á Jacob. 29 Y guisó Jacob un potaje; y volviendo Esaú del campo cansado, 30 Dijo á Jacob: te ruégo que me des á comer de eso bermejo, pues estoy muy cansado. Por tanto fué llamado su nombre Edom.

31 Y Jacob respondió: Véndeme en este día tu primogenitura. 32 Entonces dijo Esaú: He aquí yo me voy á morir; ¿para qué, pues, me servirá la primogenitura? 33 Y dijo Jacob: Júramelo en este día. Y él le juró, y vendió á Jacob su primogenitura. 34 Entonces Jacob dió á Esaú pan y del guisado de las lentejas; y él comió y bebió, y se levantó, y se fué. Así menospreció Esaú la primogenitura.


GENESIS 26:1-35

HAMBRUNA TAMBIÉN EN TIEMPO DE ISAAC
1 Hubo hambre en la tierra, a parte de la primera hambruna que hubo antes en los días de Abraham: y se fue Isaac á Abimélej rey de los Plishtim, los Filisteos, en Gerar. 2 Y se le apareció el Eterno, y le dijo: No desciendas á Egipto: habita en la tierra que yo te diré; 3 Habita en esta tierra, y estaré contigo, y te bendeciré; porque á ti y á tu simiente daré todas estas tierras, y confirmaré el juramento que juré á Abraham tu padre: 4 Y multiplicaré tu simiente como las estrellas del cielo, y daré á tu simiente todas estas tierras; y todas las gentes de la tierra serán benditas en tu simiente. 5 Por cuanto oyó Abraham mi voz, y guardó mi precepto, mis mandamientos, mis estatutos y mis leyes. 



Segunda Aliá (Lectura): Génesis 26: 6–12


PRE-LECTURA 2

En la segunda Aliá (Lectura), Yitzjak se estableció en Guerar, y cuando los hombres de Guerar le preguntaron a Yitzjak acerca de su hermosa esposa, él dijo que era su hermana por temor a que los hombres lo mataran por su causa. [dieciséis] Pero mirando por la ventana, Abimelej vio a Yitzjak acariciando a Rivka (Rebeca), y Abimelej llamó a Yitzjak para quejarse de que Yitzjak la había llamado su hermana. Yitzjak explicó que lo había hecho para salvar su vida. Abimelej se quejó de que alguien del pueblo podría haberse acostado con ella, e Yitzjak habría traído la culpa a los filisteos, y Abimelec ordenó al pueblo que no molestara a Yitzjak ni a Rivka (Rebeca), bajo pena de muerte. Dios bendijo a Yitzjak, quien cosechó abundantes cosechas.

La segunda Aliá (Lectura) termina aquí.


LECTURA 2
 6 Habitó, pues, Isaac en Guerar.  7 Y los hombres de aquel lugar le preguntaron acerca de su mujer; y él respondió: Es mi hermana; porque tuvo miedo de decir: Es mi mujer; que tal vez, dijo, los hombres del lugar me matarían por causa de Rebeca; porque era de hermoso aspecto. 8 Y sucedió que, después que él estuvo allí muchos días, Abimélej, rey de los Filisteos, mirando por una ventana, vió á Isaac que jugaba con Rebeca su mujer. 9 Y llamó Abimélej á Isaac, y dijo: He aquí ella es de cierto tu mujer: ¿cómo, pues, dijiste: Es mi hermana? E Isaac le respondió: Porque dije: Quizá moriré por causa de ella. 10 Y Abimélej dijo: ¿Por qué nos has hecho esto? Por poco hubiera dormido alguno del pueblo con tu mujer, y hubieras traído sobre nosotros el pecado.

11 Entonces Abimélej mandó á todo el pueblo, diciendo: El que tocare á este hombre ó á su mujer, de cierto morirá.  12 Y sembró Isaac en aquella tierra, y halló aquel año ciento por uno: y le bendijo el Eterno.

Yitzjak, A Lover of Peace (ilustración de una tarjeta bíblica publicada en 1906 por Providence Lithograph Company)


Yitzjak y Abimilej hacen un juramento de amistad el uno al otro

Tercera Aliá (Lectura): Génesis 26: 13-22


PRE-LECTURA 3

En la tercera Aliá (Lectura), Yitzjak se hizo muy rico, para la envidia de los filisteos. Los filisteos taparon todos los pozos que habían cavado los siervos de Abraham, y Abimelej despidió a Yitzjak, porque su casa se había vuelto demasiado grande.  Así que Yitzjak partió para establecerse en el wadi de Gerar, donde cavó de nuevo los pozos que los siervos de Abraham habían cavado y los llamó por los mismos nombres que tenía su padre. Pero cuando los sirvientes de Yitzjak cavaron dos pozos nuevos, los pastores de Gerar se pelearon con los pastores de Yitzjak y los reclamaron como propios, por lo que Yitzjak llamó a esos pozos Esek y Sitnah. Yitzjak siguió adelante y cavó un tercer pozo, y no se pelearon por él, por lo que lo llamó Rehobot.

La tercera Aliá (Lectura) (עליה, aliyah) termina aquí.


LECTURA 3
13 Y el varón se engrandeció, y fue adelantando y engrandeciéndose, hasta hacerse muy poderoso: 14 Y tuvo hato de ovejas, y hato de vacas, y grande apero; y los Filisteos le tuvieron envidia. 15 Y todos los pozos que habían cavado, los criados de Abraham su padre en sus días, los Filisteos los habían cegado y llenado de tierra. 16 Y dijo Abimélej á Isaac: Apártate de nosotros, porque mucho más poderoso que nosotros te has hecho. 17 E Isaac se fué de allí; y asentó sus tiendas en el valle de Gerar, y habitó allí.


18 Y volvió á cavar Isaac los pozos de agua que habían cavado en los días de Abraham su padre, y que los Filisteos habían cegado, muerto Abraham; y los llamó por los nombres que su padre los había llamado. 19 Y los siervos de Isaac cavaron en el valle, y hallaron allí un pozo de aguas vivas. 20 Y los pastores de Gerar riñeron con los pastores de Isaac, diciendo: El agua es nuestra: por eso llamó el nombre del pozo Esek, porque habían altercado con él.

21 Y cavaron otro pozo, y también riñeron sobre él: y llamó su nombre Sitnah. 22 Y se apartó de allí, y cavó otro pozo, y no riñeron sobre él: y llamó su nombre Rejobot, y dijo: Porque ahora nos ha hecho ensanchar el Eterno y fructificaremos en la tierra. 


Cuarta Aliá (Lectura): Génesis 26: 23-29


PRE-LECTURA 4

En la cuarta Aliá (Lectura), Yitzjak fue a Beersheba, y esa noche Dios se apareció a Yitzjak, diciéndole a Yitzjak que no temiera, porque Dios estaba con él, y lo bendeciría y aumentaría su descendencia por amor de Abraham.  Entonces Yitzjak construyó un altar e invocó al Señor por su nombre.  Yitzjak plantó allí su tienda y sus siervos empezaron a cavar un pozo.  Entonces Abimelec, Ahuzzath su consejero y Phicol su general fueron a Yitzjak, e Yitzjak les preguntó por qué habían venido, ya que habían echado a Yitzjak.  Respondieron que ahora reconocían que Dios había estado con Yitzjak y buscaron un tratado que ninguno perjudicara al otro.

La cuarta Aliá (Lectura) termina aquí.  


LECTURA 4

23 Y de allí subió á Beer-sheba. 24 Y se le apareció el Eterno aquella noche, y dijo: Yo soy el Dios de Abraham tu padre: no temas, que yo estoy contigo, y yo te bendeciré, y multiplicaré tu simiente por amor de Abraham mi siervo. 25 Y edificó allí un altar, é invocó el nombre del Eterno, y tendió allí su tienda: y cavaron allí los siervos de Isaac un pozo. 26 Y Abimélej vino á él desde Gerar, y Ahuzzat, amigo suyo, y Ficól, capitán de su ejército. 27 Y les dijo Isaac: ¿Por qué vienen á mí, pues que me han aborrecido, y me echaron de entre ustedes?

28 Y ellos respondieron: Hemos visto que el Eterno está contigo; y dijimos: Haya ahora juramento entre nosotros, entre nosotros y ti, y haremos alianza contigo: 29 Que no nos hagas mal, como nosotros no te hemos tocado, y como solamente te hemos hecho bien, y te enviamos en paz: tú ahora, bendito del Eterno. 


Yitzjak bendice a su hijo menor pensando que es el mayor.

Quinta Aliá (Lectura): Génesis 26: 30–27: 27


PRE-LECTURA 5

En la quinta Aliá (Lectura), Yitzjak organizó un banquete para los filisteos y, a la mañana siguiente, intercambiaron juramentos y los filisteos se separaron de él en paz. Más tarde ese mismo día, los sirvientes de Yitzjak le dijeron que habían encontrado agua, e Yitzjak llamó al pozo Shivá, por lo que ese lugar se conoció como Beersheba.

Una porción cerrada (Setumá) termina aquí.

En la continuación de la Aliá (Lectura), cuando Esav (Esaú) tenía 40 años, se casó con dos mujeres hititas, Judit y Basemat, lo que provocó amargura en Yitzjak y Rivka (Rebeca).

Otra porción cerrada (Setumá) termina aquí con el final del capítulo 26.

A medida que la Aliá (Lectura) continúa en el capítulo 27, cuando Yitzjak era viejo y su vista se había empañado, llamó a Esav (Esaú) y le pidió que cazara algo y preparara un plato, para que Yitzjak pudiera darle su bendición más íntima antes de morir. Rivka (Rebeca) había estado escuchando, y cuando Esav (Esaú) se fue, le dijo a Yaakov que fuera a buscar a sus dos hijos escogidos para que ella pudiera preparar un plato que Yaakov pudiera llevarle a Yitzjak y recibir su bendición. Yaakov se quejó con Rivka (Rebeca) de que, dado que Esav (Esaú) era velludo, Yitzjak podría tocarlo, descubrir que era un embaucador y maldecirlo. Pero Rivka (Rebeca) invocó la maldición sobre sí misma, insistiendo en que Yaakov hiciera lo que ella le indicaba. Entonces Yaakov tomó a los niños, y Rivka (Rebeca) preparó un plato, hizo que Yaakov se vistiera con las mejores ropas de Esav (Esaú) y cubrió las manos y el cuello de Yaakov con las pieles del niño.

Cuando Yaakov fue a Yitzjak, le preguntó cuál de sus hijos había llegado, y Yaakov dijo que él era Esav (Esaú) y pidió la bendición de Yitzjak. Yitzjak le preguntó cómo había tenido éxito con tanta rapidez y él dijo que Dios le había concedido buena fortuna. Yitzjak le pidió a Yaakov que se acercara para que Yitzjak pudiera sentirlo y determinar si realmente era Esav (Esaú). Yitzjak lo sintió y se preguntó si la voz era la de Yaakov, pero las manos eran las de Esav (Esaú). Yitzjak preguntó si realmente era Esav (Esaú), y cuando Yaakov le aseguró, Yitzjak pidió el juego y Yaakov le sirvió a los niños y vino. Yitzjak le pidió a su hijo que se acercara y lo besara, e Yitzjak olió su ropa y señaló que olía a campos.

La quinta Aliá (Lectura) termina aquí.  


LECTURA 5

30 Entonces él les hizo banquete, y comieron y bebieron. 31 Y se levantaron de madrugada, y juraron el uno al otro; é Isaac los despidió, y ellos se fueron de él en paz. 32 Y en aquel día sucedió que vinieron los criados de Isaac, y le dieron nuevas acerca del pozo que habían cavado, y le dijeron: Agua hemos hallado.

33 Y lo llamó Sheba: por cuya causa el nombre de aquella ciudad es Beer-sheba hasta el día de hoy. 34 Y cuando Esaú llegó a los cuarenta años de edad, tomó por mujer á Judith hija de Beeri Heteo, y á Basemat hija de Elón Heteo: 35 Y ellas fueron una amargura de espíritu á Isaac y á Rebeca.



Genesis 27:1-46

USURPANDO LA BRAJA

1 Y Aconteció que cuando hubo Isaac envejecido, y que sus ojos se habían ofuscados quedándose sin vista, llamó á Esaú, su hijo mayor, y le dijo: Mi hijo. Y él respondió: Heme aquí. 2 Y él dijo: He aquí ya soy viejo, no sé el día de mi muerte: 3 Toma, pues, ahora tus armas, tu aljaba y tu arco, y sal al campo, y cógeme caza; 4 Y hazme un guisado, como a mí me gusta, y tráemelo, y comeré: para que te bendiga mi alma antes que yo muera. 5 Y Rebeca estaba oyendo, cuando hablaba Isaac á Esaú su hijo: y se fue Esaú al campo para coger la caza que había de traer. 6 Entonces Rebeca habló á Jacob su hijo, diciendo: He aquí yo he oído á tu padre que hablaba con Esaú tu hermano, diciendo:

7 Tráeme caza, y hazme un guisado, para que coma, y te bendiga delante del Eterno antes que yo muera. 8 Ahora pues, hijo mío, obedece á mi voz en lo que te mando; 9 Ve ahora al ganado, y tráeme de allí dos buenos cabritos de las cabras, y haré de ellos viandas para tu padre, como a él le gusta; 10 Y tú las llevarás á tu padre, y comerá, para que te bendiga antes de su muerte. 11 Y Jacob dijo á Rebeca su madre: He aquí Esaú mi hermano es hombre velloso, y yo lampiño: 12 Quizás me tentará mi padre, y me tendrá por burlador, y traeré sobre mí maldición y no bendición.

13 Y su madre respondió: Hijo mío, sobre mí tu maldición: solamente obedece á mi voz, y ve y tráemelos. 14 Entonces él fué, los tomó, y se los y trajo á su madre: y su madre hizo guisados, como a su padre le gustaba. 15 Y tomó Rebeca los vestidos de Esaú su hijo mayor, los preciosos, que ella tenía en casa, y vistió á Jacob su hijo menor: 16 Y le hizo vestir sobre sus manos y sobre la cerviz donde no tenía vello, las pieles de los cabritos de las cabras; 17 Y entregó los guisados y el pan que había aderezado, en mano de Jacob su hijo. 18 Y él fué á su padre, y dijo: Padre mío: y él respondió: Heme aquí, ¿quién eres, hijo mío? 19 Y Jacob dijo á su padre: Yo soy Esaú tu primogénito; he hecho como me dijiste: levántate ahora, y siéntate, y come de mi caza, para que me bendiga tu alma. 20 Entonces Isaac dijo á su hijo: ¿Cómo es que la hallaste tan presto, hijo mío? Y él respondió: Porque el Eterno tu Dios hizo que se encontrase delante de mí.

21 E Isaac dijo á Jacob: Acércate ahora, y te palparé, hijo mío, para saber si eres mi hijo Esaú ó no. 22 Y se llegó Jacob á su padre Isaac; y él le palpó, y dijo: La voz es la voz de Jacob, mas las manos, las manos de Esaú. 23 Y no le conoció, porque sus manos eran vellosas como las manos de Esaú: y le bendijo. 24 Y dijo: ¿Eres tú mi hijo Esaú? Y él respondió: Yo soy. 25 Y dijo: Acércamela, y comeré de la caza de mi hijo, para que te bendiga mi alma; y él se la acercó, y comió: le trajo también vino, y bebió. 26 Y le dijo Isaac su padre: Acércate ahora, y bésame, hijo mío.  27 Y él se llegó, y le besó; y olió Isaac el olor de sus vestidos, y le bendijo, y dijo: Mira, el olor de mi hijo Como el olor del campo que el Eterno ha bendecido: 

Yaakov se fuga para Haran


Sexta Aliá (Lectura): Génesis 27: 28-28: 4


PRE-LECTURA 6

En la sexta Aliá (Lectura), Yitzjak bendijo a Yaakov, pidiéndole a Dios que le diera en abundancia, que hiciera que los pueblos lo sirvieran, que lo hiciera amo de sus hermanos, que maldijera a los que lo maldijeran y que bendijera a los que lo bendijeran. Justo cuando Yaakov se fue, Esav (Esaú) regresó de la cacería, preparó un plato para Yitzjak y le pidió su bendición. Yitzjak preguntó quién era y Esav (Esaú) respondió que era él. Yitzjak tembló y preguntó quién era entonces quien le había servido, había recibido su bendición y ahora debía permanecer bendecido. Esav (Esaú) rompió a sollozar y le pidió a Yitzjak que también lo bendijera, pero Yitzjak respondió que Yaakov había tomado la bendición de Esav (Esaú) con engaño. Esav (Esaú) preguntó si Yaakov había sido llamado así para poder suplantar a Esav (Esaú) dos veces, primero tomando su primogenitura y ahora su bendición. Esav (Esaú) le preguntó a Yitzjak si no había reservado una bendición para Esav (Esaú), pero Yitzjak respondió que había hecho a Yaakov maestro sobre él y lo sostuvo con grano y vino, y le preguntó qué, entonces, todavía podía hacer por Esav (Esaú).

Esav (Esaú) lloró y presionó a Yitzjak para que también lo bendijera, así que Yitzjak lo bendijo para que disfrutara de la grosura de la tierra y el rocío del cielo, para vivir de su espada y servir a su hermano, pero también para romper su yugo. Esav (Esaú) le guardaba rencor a Yaakov y se dijo a sí mismo que lo mataría tras la muerte de Yitzjak. Cuando las palabras de Esav (Esaú) llegaron a Rivka (Rebeca), ella le dijo a Yaakov que huyera a Harán y a su hermano Labán y se quedara allí hasta que la furia de Esav (Esaú) se calmara y Rivka (Rebeca) lo trajera de allí, para que Rivka (Rebeca) no perdiera a ambos hijos en un día. Rivka (Rebeca) le dijo a Yitzjak su disgusto con la idea de que Yaakov pudiera casarse con una mujer hitita, por lo que Yitzjak envió a buscar a Yaakov, lo bendijo y le ordenó que no tomara una esposa cananea, sino que fuera a Padan-aram y a la casa de Betuel para tomar una mujer. esposa de entre las hijas de Labán. Y Yitzjak bendijo a Yaakov con fertilidad y bendijo de Abraham, para que pudiera poseer la tierra que Dios le había asignado.

La sexta Aliá (Lectura) termina aquí.



LECTURA 6
28 Dios, pues, te dé del rocío del cielo, Y de las grosuras de la tierra, Y abundancia de trigo y de mosto. 29 Que te Sírvan pueblos, Y naciones se inclinen á ti: Sé señor de tus hermanos, y que se inclinen á ti los hijos de tu madre: Malditos los que te maldijeren, Y benditos los que te bendijeren.

30 Y aconteció, luego que hubo Isaac acabado de bendecir á Jacob, y apenas había salido Jacob de delante de Isaac su padre, que Esaú su hermano vino de su caza. 31 E hizo él también guisados, y trajo á su padre, y le dijo: Levántese mi padre, y coma de la caza de su hijo, para que me bendiga tu alma. 32 Entonces Isaac su padre le dijo: ¿Quién eres tú? Y él dijo: Yo soy tu hijo, tu primogénito, Esaú. 33 Y se estremeció Isaac con grande estremecimiento, y dijo: ¿Quién es el que vino aquí, que cogió caza, y me trajo, y comí de todo antes que vinieses? Yo le bendije, y será bendito.

34 Como Esaú oyó las palabras de su padre clamó con una muy grande y muy amarga exclamación, y le dijo: Bendíceme también á mí, padre mío. 35 Y él dijo: Vino tu hermano con engaño, y tomó tu bendición. 36 Y él respondió: Bien llamaron su nombre Jacob, que ya me ha engañado dos veces; se alzó con mi primogenitura, y he aquí ahora ha tomado mi bendición. Y dijo: ¿No has guardado bendición para mí? 37 Isaac respondió y dijo á Esaú: He aquí yo le he puesto por señor tuyo, y le he dado por siervos á todos sus hermanos: de trigo y de vino le he provisto: ¿qué, pues, te haré á ti ahora, hijo mío?

38 Y Esaú respondió á su padre: ¿No tienes más que una sola bendición, padre mío? bendíceme también á mí, padre mío. Y alzó Esaú su voz, y lloró. 39 Entonces Isaac su padre habló y le dijo: He aquí será tu habitación en grosuras de la tierra, Y del rocío de los cielos de arriba; 40 Y por tu espada vivirás, y á tu hermano servirás: Y sucederá cuando te enseñorees, Que descargarás su yugo de tu cerviz. 41 Y aborreció Esaú á Jacob por la bendición con que le había bendecido, y dijo en su corazón: Llegarán los días del luto de mi padre, y yo mataré á Jacob mi hermano. 42 Y fueron dichas á Rebeca las palabras de Esaú su hijo mayor: y ella envió y llamó á Jacob su hijo menor, y le dijo: He aquí, Esaú tu hermano se consuela acerca de ti con la idea de matarte.

43 Ahora pues, hijo mío, obedece á mi voz; levántate, y húyete á Laván mi hermano, á Jarán. 44 Y mora con él algunos días, hasta que el enojo de tu hermano se mitigue; 45 Hasta que se aplaque la ira de tu hermano contra ti, y se olvide de lo que le has hecho: yo enviaré entonces, y te traeré de allá: ¿por qué seré privada de ambos ustedes en un día? 46 Y dijo Rebeca á Isaac: Fastidio tengo de mi vida, á causa de las hijas de Jet. Si Jacob toma mujer de las hijas de Jet, como éstas, de las hijas de esta tierra, ¿para qué quiero yo la vida?


Essav Marries the daughter of Ishmael, sister of Nevayot

GENESIS 28:1-9

Séptima Aliá (Lectura): Génesis 28: 5–9


PRE-LECTURA

En la séptima Aliá (Lectura), cuando Esav (Esaú) vio que Yitzjak había bendecido a Yaakov y le había ordenado que no tomara una esposa cananea, Esav (Esaú) se dio cuenta de que las mujeres cananeas desagradaban a Yitzjak, y Esav (Esaú) se casó con Mahalat, la hija de Ismael.

La séptima Aliá (Lectura), una porción cerrada (Setumá).


LECTURA 7

1 Entonces Isaac llamó á Jacob, y lo bendijo, y le mandó diciendo: No tomes mujer de las hijas de Canaán. 2 Levántate, ve á Padan-aram, á casa de Betuel, padre de tu madre, y toma allí mujer de las hijas de Labán, hermano de tu madre. 3 Y el Dios omnipotente te bendiga y te haga fructificar, y te multiplique, hasta venir á ser congregación de pueblos;

4 Y te dé la bendición de Abraham, y á tu simiente contigo, para que heredes la tierra de tus peregrinaciones, que Dios dió á Abraham. 5 Así envió Isaac á Jacob, el cual fué á Padan-aram, á Labán, hijo de Betuel Arameo, hermano de Rebeca, madre de Jacob y de Esaú. 6 Y vió Esaú cómo Isaac había bendecido á Jacob, y le había enviado á Padan-aram, para tomar para sí mujer de allí; y que cuando le bendijo, le había mandado, diciendo: No tomarás mujer de las hijas de Canaán;

7 Y que Jacob había obedecido á su padre y á su madre, y se había ido á Padan-aram. 8 Vió asimismo Esaú que las hijas de Canaán parecían mal á Isaac su padre; 9 se fue Esaú á Ismael, y tomó para sí por mujer á Mahalet, hija de Ismael, hijo de Abraham, hermana de Nabaiot, además de sus otras mujeres.



ALIA DEL MAFTIR - GENESIS 28:7-9

PRE-LECTURA DEL MAFTIR

La lectura del Maftir, el cierre de la Parashá está en Génesis 28: 7-9 y con esto la parashá termina aquí.


LECTURA DEL MAFTIR
7 Y que Jacob había obedecido á su padre y á su madre, y se había ido á Padan-aram. 8 Vió asimismo Esaú que las hijas de Canaán eran de mal parecer á Isaac su padre; 9 entonces se fue Esaú á Ismael, y tomó para sí por mujer á Majalet, hija de Ismael, hijo de Abraham, la hermana de Nabaiot, además de sus otras mujeres Jititas. 



BENDICIONES PARA ANTES DE LEER LA TORÁ

Antes de leer la Haftará también, el lector o el estudiante debe de decir esta bendición:

En Hebreo
¡Barúj Atáh Adonai Eloheinu Meléj HaOlám Asher Bájar Bin-vi-ím Tovím Ve-Ratzá Ve-Divreijem Ha-ne-Emarim Ve-Emét!  ¡Barúj Atáh Adonai Ha-Bojer Ba-Torá Uv-Moshé Avdó Uv-Yisra’el Amó U-ninviei Ha-Emét Va-Tsedék!

En Español
¡Bendito Eres Tú Adonai, Elohim Nuestro, Rey del Universo, que escogiste Buenos Profetas y te complaciste con sus palabras que fueron pronunciadas con Verdad! ¡Bendito Eres Tú Adonai, que escogiste la Torá y a Moshé tu Siervo, y a Israel Tu Pueblo, y a Los Profetas de Verdad y Justicia!


Malají 1:1–2:7
1 Carga de la palabra del Eterno contra Israel, por mano de Malaquías. 2 Yo los he amado, dice el Eterno: y dijeron ustedes: ¿De qué manera nos has amado? ¿No era Esaú hermano de Jacob, dice el Eterno, en cambio yo amé á Jacob, 3 Y á Esaú aborrecí, y torné sus montes en asolamiento, y su posesión en lugar para los chacales del desierto? 4 Cuando Edom dijere: Nos hemos empobrecido, mas volvamos á edificar lo arruinado; así ha dicho el Eterno, Señor de los ejércitos: Ellos edificarán, y yo destruiré: y les llamarán Provincia de impiedad, y Pueblo contra quien el Eterno se airó para siempre.

5 Y ojos de ustedes lo verán, y dirán: Sea el Eterno engrandecido sobre la provincia de Israel. 6 El hijo honra al padre, y el siervo honra á su señor: si pues yo soy yo padre, ¿qué pasó, dónde está mi honra? y si soy señor, ¿qué dónde está mi temor?, les dice el Eterno, Señor de los ejércitos á ustedes, oh Kohanim (sacerdotes), que menosprecian mi nombre. Y que dicen: ¿En qué hemos menospreciado tu nombre?

7 Que ofrecen sobre mi altar pan inmundo. Y dijeron: ¿En qué te hemos amancillado? En que dicen: La mesa del Eterno es despreciable. 8 Y cuando ofrecen el animal ciego en sacrificio, ¿a caso no es malo hacer eso? asimismo cuando ofrecen el animal cojo ó el enfermo, ¿acaso no es malo hacer eso? Dénselo pues á su príncipe: ¿acaso se agradará de ti, ó le serás acepto? dice el Eterno de los ejércitos. 9 Ahora pues, oren delante de la faz de Dios para que tenga piedad de nosotros: esto de la mano vino de ustedes: ¿Piensan ustedes que le serán agradables? dice el Eterno, el Señor de los ejércitos. 10 Otra caso, ¿quién es ese de entre ustedes que cierra las puertas ó que ilumine mi altar de balde? Yo no recibo contentamiento de ustedes, dice el Eterno, Señor de los ejércitos, ni tampoco me será agradable el presente que venga de la mano de ustedes.

11 Porque desde donde sale el sol naciente hasta donde se pone, es grande mi nombre entre las naciones; y en todo lugar se ofrece á mi nombre perfume, y presente limpio: porque grande es mi nombre entre las naciones, dice el Eterno, Señor de los ejércitos. 12 Y ustedes lo han profanado cuando dicen: Inmunda es la mesa del Eterno; y cuando dicen que su alimento es despreciable.

13 Han dicho además: ¡Oh qué trabajo! y lo desecharon, dice el Eterno, Señor de los ejércitos; y trajeron lo hurtado, ó cojo, ó enfermo, y los presentaron en ofrenda. ¿Acaso me será eso agradable (aceptable) de la mano de ustedes? Dice el Eterno. 14 Maldito el engañoso, que tiene macho en su rebaño, y promete, y sacrifica lo dañado al Eterno: porque yo soy un Gran Rey, dice el Eterno, Señor de los ejércitos, y mi nombre es formidable entre las naciones.

1 Ahora pues, oh Kohanim (sacerdotes), para ustedes es este mandamiento. 2 Si no oyeron, y si no estarán de acuerdo en darle gloria á mi nombre, ha dicho el Eterno, el Señor de los ejércitos, enviaré maldición sobre ustedes, y maldeciré sus bendiciones; y aun ya las he maldecido, ya que no lo ponen en el corazón de ustedes. 3 He aquí, yo les daño la sementera, y esparciré el estiércol sobre el rostro de ustedes, el estiércol de las solemnidades, y con él serán removidos.

4 Y sabrán ustedes que yo les envié este mandamiento, para que fuese mi pacto con Leví, ha dicho el Eterno, Señor de los ejércitos. 5 Mi pacto eterno y de paz fué hecho con él para siempre, cosas que Yo le dí a él, a causa del temor; con el cual me temió, y delante de mi nombre estuvo humillado. 6 La Ley de verdad estuvo en su boca, é iniquidad no fue hallada en sus labios: en paz y en justicia anduvo él conmigo, y á muchos hizo apartar de la iniquidad.

7 Porque los labios de los Kohanim, los sacerdotes han de guardar la sabiduría, y de su boca buscarán la Torá, la ley; porque ángel o mensajero divino es él del Eterno, el Señor de los ejércitos.


Yaakov y su tio Labán.



BENDICIÓN PARA DESPUÉS DE LA HAFTARÁ

Después de leer la Haftará, el lector o estudiante de la Haftará debe recitar la siguiente bendición


En Hebreo
¡Barúj Atáh Adonai, Eloheinu Meléj Ha-Olám, Tsur Kol Ha-Olamím Tsadík VeKól Ha-dorot Ha-Él Ha-ne’emán Ha-Omer Ve-osé Ha-medaber U-Makiyem Shekol Devarav Emét Ve-Tsedék Ne’emán Atáh Adonai Eloheinu Ve-ne’enamím Devareja Ve-Davar Ejád Mi-devareija Ajor Yashuv Reikam Ki El Meléj Ne’eman Ve-Rajamán Atáh! ¡Barúj Atáh Adonai Ha-Él Ha-ne’eman VeKol Devarav!

En Español

¡Tú Adonai, eres el Elohim Nuestro, el Rey del Universo, la Roca de las eternidades, el Justo en todas las generaciones, el Elohim (D.ios) Fiel, que Dice y Hace, que Habla y Cumple, Cuyas Palabras son Verdaderas. Fiel eres Tú Adonai nuestro Elohim y Tus Palabras son Fieles. Ni una sola de Tus Palabras se vuelve sin cumplirse, porque Tú, oh Elohim, Eres Rey Fiel y Compasivo! ¡Bendito Eres Tú, Adonai, Elohim que Eres Fiel en todas Tus Palabras!




Q & A - QUIZ ACERCA DE LA PARASHA DE TOLDOT

Todas las referencias provienen de los mismos versículos de la Torá y de comentarios de Rashi, a menos que se indique lo contrario.

1. ¿Por qué era importante que Itsjak se pareciera a Avraham? Génesis 25:19 - Entonces todos estarían de acuerdo en que Avraham era en verdad su padre.

2. ¿Por qué la Torá enfatiza que Rivka era la hija de Betuel y la hermana de Laván? Génesis 25:20 - Para alabarla, que a pesar de que su familia era malvada, ella era justa.

3. ¿Cuáles son las dos diferencias entre el embarazo de Tamar y el embarazo de Rivka? Génesis 25:24 - Rivka dio a luz a término completo a dos hijos, uno justo y uno malvado. Tamar dio a luz después de siete meses a dos hijos justos.

4. ¿Por qué Esav se llamó Esav? Génesis 25:25 - Nació completamente desarrollado. El nombre Esav se basa en la palabra hebrea para "hecho".

5. ¿Quién le dio a Yaakov su nombre? Génesis 25:26 D.ios.

6. ¿Cómo engañó Esav a su padre? Génesis 25:27 - Esav engañó a Itsjak haciendo preguntas que sugerían que él era muy estricto en la observancia de la Mitzvá.

7. ¿Por qué Esav se desmayaba cuando regresó del campo? Génesis 25:29 - Porque llegaba de cometer un asesinato.

8. ¿Por qué las lentejas son un alimento para los dolientes? Génesis 25:30 - Porque son redondos como una rueda y el duelo es como una rueda giratoria que eventualmente toca a todos.

9. ¿Cuál fue el derecho de nacimiento que Yaakov le compró a Esav? Génesis 25:31 - El derecho de traer sacrificios.

10. ¿Por qué no se le permitió a Itsjak ir a Egipto? Génesis 26: 2 - A través de la akeida había alcanzado el estado de korban Olá y se le prohibió abandonar Eretz Kenaan.

11. ¿Por qué los filisteos taparon los pozos de Abraham en tiempo de Itsjak? Génesis 26:15 - Sintieron que cualquiera de los merodeadores podría atacar para capturar los pozos o, si atacaba alguien por otros motivos, usaría los pozos como fuente de agua.

12. ¿Por qué Itsjak perdió la vista? (Hay tres razones según los sabios de la Torá) Génesis 27: 1 - a) a causa del humo del incienso ofrecido por las esposas de Esav a sus ídolos; b) A causa de los ángeles cuyas lágrimas le cayeron en los ojos de Itzjak en el momento de la akedá; c) Esto también sucedió para que Yaakov reciba las bendiciones.

13. ¿A qué edad debería uno anticipar su propia muerte? Génesis 27: 2 - Cuando alcanza unos cinco años antes de la fecha que sus padres fallecieron, y hasta cinco años después de dicha fecha.

14. ¿Por qué Rivka le pidió a Yaakov que trajera dos cabrito? Génesis 27: 9 - Uno para Itzjak y el otro para ofrecer como korban de Pesaj.

15. ¿Por qué Esav dejó sus ropas especiales con Rivka? Génesis 27:15 - Porque sospechaba que sus esposas podrían robarlas.

16. ¿Qué fragancia detectó Itzjak en las prendas de Yaakov? Génesis 27:27 - El aroma de Gan Eden.

17. ¿Cuál era esa "grasa de la tierra" prometida a Esav? Génesis 27:36 - Italia.

18. ¿Cuándo se liberará Esav del sometimiento a Yaakov? Génesis 27:40 - Cuando el pueblo judío transgrede la Torá.

19. ¿Qué inspiró a Esav a casarse con la hija de Yishmael? Génesis 28: 7 - Al ver que su padre despreciaba a sus esposas Jititas actuales, resolvió tomar una esposa de la familia de su padre.

20. Sabiendo que MaJalat era la hija de Yishmael, es evidente que ella era la hermana de Nevayot. ¿Por qué, entonces, dice la Torá que Esav se casó con "la hija de Yishmael, la hermana de Nevayot"?

Génesis 28: 9 - Para indicar que Yishmael murió entre su compromiso y su boda, y que fue Nevayot quien le dio a su hermana en matrimonio a Esav. Sabiendo la fecha de la muerte de Yishmael, podemos determinar la fecha del matrimonio de Esav y, por lo tanto, la edad de Yaakov, era de 63 años, en el momento de su fuga de Esav.









RAÍCES SEFARDÍES DOM
RETOUR AUX RACINES SÉPHARADES



H’ Ehad
___________

ה' אחד


Share:

No comments:

Post a Comment