BLOG DE RAÍZ SEFARDÍ

JAYEI SARA - LA VIDA DE SARA IMENU




Sara Imenu - Nuestra Matriarca - Una Profetiza Con La Belleza de Hava (Eva).
-
Esta Parashá Fue Preparada Por ABA-EYBO
-

PARSHAT JAYEI SARA

Génesis 23:1- 25:18

DEDICADA A LA MEMORIA Y PARA MÉRITO DE:

Sarah Imenu - Rivkah, Rajel, Leah, (כריסטינה מרים דה בלר), Rajel Savua de Akiva;

Ruti Sarah Bat Simcha, Bernard St-Jean

Rabbi Akiva Ben Yosef, Jeannette Agustin San Juan, Fortune Agustin,

Filomena Agustin de San Juan (T’vila / Fila), Federmo San Juan, Aba Mevoyan Beler, Rajel Mazouz

Claudio Alfredo Beler San Juan; (סוג'ונטו בן סופריו) ; ( אבא סופריו) , Rabbi Ya’akov Abujatseira

(כל הזקנים בדורותיהם, מצד אבי, ובצד אמי); Chaya Mushka Schneersohn

Y de todos los Anusim de la casa de Israel; Jean-Baptiste Alvares

ז'אן בטיסט אלבארס , רבי שלמה לוריא, מהרש״ל

Jean Baptiste Louis Agustin Rodrigué Alvares, Rav DovBer de Lubavitch

אורינו ז'אן בטיסט אלבארס;

Eli Ha’Kohen, Pinjás Ve’Ikavod Ha’Kohen. Abayé Ha’Kohen, El Rebbe de Lubavitch,

Menajem Mendel Shnirsohn Zt”L; Yehuda Ha’Jassid, e Israel Meir KaGan el Jafets Ha’Jaim.

Rebbe Najman Ben Fege & Moshe Rabeinu

 

PARA LA REFUA SHELEIMA DE

Enerio Yojanan Ben Sara M. C.


PARA EL ÉXITO Y LA RIQUEZA ESPIRITUAL Y MATERIAL DE LA CASA DE

Enerio Yojanan & Rivka Wiwiet Bat Sarah; Jean-Charles and his household,



CONTENIDO DE LA PARASHAT JAYEI SARA
  • 1) Sara fallece y Abraham compra la caverna de la Majpelá en Hebron
  • 2) Eliezer sale a buscarle un esposa a Isaac
  • 3) Rivka, la hija del sobrino de Avraham viaja con Eliezer para casarse con Isaac.
  • 4) Isaac llega de Orar Minjá en la tarde, y Rivka vió a su esposo por primera vez.
  • 5) Isaac llevó a Rivka a tienda de Sara, y es consolado por ella y la amó.
  • 6) Abraham se to ma una nueva esposa, Ketura (Hagar) y tiene seis hijos más.
  • 7) Avraham muere a los 175 años y es enterrado al lado de Sara, por sus dos hijos mayores, Ishmael e Itzjak.

  • 8) En el pozo de agua del pueblo, Eliezer pide una señal a HaShem, y el Eterno reveló su voluntad.
  • 9) Ishmael muere a la edad de 137 años. Sus descendiente viven des Avila hasta Syria.
  • 10) Una Nueva Esposa para el rey, Adonía usurpa la corona, David hizo coronar a Salomón en su lugar


SOBRE EL ESTUDIO DE ESTE SHABAT


Esta semana el estudio bíblico en la diáspora judía de todo el mundo y en Israel, es la “Parashat Jayei Sara”. La Parashá es la porción de la Torá que se estudia en cada Shabat. La porción de la "Parashat Jayei Sara" se encuentra en el libro de Génesis capítulo 23 desde el verso uno hasta el capítulo 25:18. Los últimos dos versículos de la Parashá se llama Maftir y siempre lo repite la misma persona que va leer la porción de los profeta que corresponde a la Parashá.


En está Parashá hallamos el encuentro de Eliezer, el siervo de Abraham con Rivka (Rebeca) en el pozo en Génesis 24: 11-27. Esta escena es la primera de varios encuentros similares de la Torá en un pozo, que por consiguiente siempre conducen a un matrimonio; aunque en esta primera escena, no es el futuro novio quien llega al pozo; sino su siervo Eliezer. Luego del mismo tipo de encuentro, está la escena el encuentro de Jacob con Raquel su prima en el pozo (Génesis 29: 1-12) y el encuentro de Moisés con Tsipora (Séfora) en el pozo en Éxodo 2: 15-21. Cada una de estas escenas implica un viaje a una tierra lejana, una parada en un pozo, una mujer joven que llega al pozo para sacar agua, un dibujo heroico de agua, la joven que se va a su casa para informarle a su familia, (6) el hombre visitante llevado a la familia, y culminando con un matrimonio posteriormente.


Cada vez que se estudia la Parashá (Porción de la Torá), se estudia también una porción de uno de los profetas, dicha porción se llama Haftará. La Haftará de esta semana se llama “Haftarat Jayei Sara” y se encuentra en el libro de Reyes. Sinembargo, esta semana la Haftará es diferente en varias comunidades. La Haftará para la Parashá es, para los Judios Ashkenazi, Sefardí, y otras comunidades 1 Reyes 1:1-31; algunos prefieren Isaías 51:2-22; Para Los Judios Yemenitas: 1 Reyes 1:1-36,46; Para Los Judíos Italkim o sea Italianos es 1 Reyes 1:1-34. 


Esta Parashá está compuesta de 105 versículos, los cuales en la sabiduría de la Guematria, componen la frase en Hebreo “Yah Yodia” (or Yehoyada), que significa Dios revela or informa. Es decir que Dios les revela su voluntad por medio del siervo Eliezer.


COMENTARIO

Sara fallece a la edad de 127 años y es enterrada en la Cueva de Majpelá en Jevrón, la cual Avraham adquiere de Efrón el Jití por 400 shekels de plata.

El sirviente de Avraham, Eliezer, es enviado, cargado de regalos, a Jarán, para buscar una esposa para Itzjak. En el pozo de agua del pueblo, Eliezer pide una señal a Di-s: cuando las doncellas vienen al pozo, él pedirá agua para beber; la mujer que ofrezca darle de beber a sus camellos también, será la mujer destinada para el hijo de su maestro.

Rivka, la hija del sobrino de Avraham, Betuel, aparece en el pozo y pasa "la prueba". Eliezer es invitado a su casa, donde repite la historia de los eventos del día. Rivka retorna con Eliezer a la tierra de Canaán, donde encuentran a Itzjak rezando en el campo. Itzjak se casa con Rivka, la ama, y es confortado por la pérdida de su madre.

Avraham toma una nueva esposa, Ketura (Hagar) y tiene seis hijos más, pero Itzjak es designado como su único heredero. Avraham muere a los 175 años y es enterrado al lado de Sara, por sus dos hijos mayores, Ishmael e Itzjak.



BENDICIONES PARA ANTES DE LEER LA TORÁ

Antes de leer o estudiar la Torá hay que acostumbrarse a bendecir el Eterno (HaShem). Mantén en mente que el nombre de D.ios que se usa cuando decimos nuestras plegarias y cuando leemos la Torá o cuando bendecimos a D.ios es “Adonai”. Donde quiera que aparezca su nombre lo pronunciamos “Adonai”. Dondequiera que aparece el nombre del Eterno, lo pronunciamos Adonai en esos momentos, en otros momentos sólo decimos HaShem.



Bendigo al Eterno, el D.ios Bendito

¡Bendito sea el Eterno quien debe ser bendecido!


En Hebreo

¡Barúj Atáh (Adonai), Eloheinu Meléj Ha’Olám, Asher Bájar Bánu Mikól Ha’Amím VeNatán Lanú Et Torató. Barúj Atáh Adonai Notén HaTorá!


En Español

¡Bendito Eres Tú Adonai, Elohim Nuestro y Rey del universo, que Nos Ha Escogido de entre todas las naciones y nos Ha Entregado Su Torá. Bendito eres Tú Adonai, donador de la Torá!






בְּרֵאשִׁית

LIBRO DE GÉNESIS CAPITULO 23:1-20


LAS 7 ALIYOT O LECTURAS DE LA PARASHA JAYEI SARA

En la lectura tradicional de la Torá que se lee en Shabat (el día sábado), la Parashá se divide en siete lecturas llamadas Aliyot (Aliá en singular). En el Texto Masorético de la Tanakh (la Biblia hebrea), la Parashat Jayei Sara tiene tres divisiones de "porción abierta" (Petujá), aproximadamente equivalentes a párrafos, a menudo abreviados con la letra hebrea פ (Peh)). La Parashat Jayei Sara tiene una división de "porción cerrada" (Setumá), abreviada con la letra hebrea "ס" Samekh, dentro de la división de "Porción abierta" (Petujá) de la segunda Aliá. La primera porción larga y abierta (Petujá) abarca las primeras cinco Aliyot (Lecturas). La segunda porción abierta (Petujá) coincide con la sexta Aliá (Lectura). Y la tercera porción abierta (Petujá) coincide con la séptima Aliá (Lectura).


Abraham pesa la plata para adquirir la doble caverna Maarat Ha'Majpelá para la sepultura de Sara Imenu la Matriarca, un lugar digno de una Reina para la que de su descendencia saldrían reyes y reinas; como David, Salomón, Ester, etc.


Primera Aliá (Lectura): Génesis 23: 1–16


PRE-LECTURA 1

En la primera Aliá (Lectura), Sara vivió 127 años y murió en Hebrón, y Abraham la lloró. Abraham pidió a los Jititas que le vendieran un lugar de entierro, y los Jititas lo invitaron a enterrar a sus muertos en los lugares de entierro más selectos. Abraham pidió a los Jititas que intercedieran por él con Efrón hijo de Zohar para venderle a Abraham la cueva de Macpela al precio completo. Ante los Jititas en la puerta de la ciudad, Efrón ofreció darle a Abraham el campo y la cueva que estaba en él, pero Abraham insistió en pagar el precio de la tierra. Efrón nombró el valor de la tierra en 400 siclos de plata y Abraham aceptó los términos de Efrón, le dio la plata y compró la tierra.

La primera Aliá (Lectura) termina aquí.



LECTURA 1
1 Y Fué la vida de Sara ciento veintisiete años: tantos fueron los años de la vida de Sara. 2 Y murió Sara en Kiriat- Arba, que es Hebrón, en la tierra de Canaán: y vino Abraham á hacer el duelo á Sara y á llorarla. 3 Y se levantó Abraham de delante de su muerto, y habló á los hijos de Het, diciendo: 4 Peregrino y advenedizo soy entre ustedes; denme heredad de sepultura con ustedes, y sepultaré a mi muerto de delante de mí. 5 Y respondieron los hijos de Het á Abraham, y le dijeron: 6 Oyenos, señor mío, eres un príncipe de Dios entre nosotros; en lo mejor de nuestras sepulturas sepulta á tu muerto; ninguno de nosotros te impedirá su sepultura, para que entierres a tu muerto. 7 Y Abraham se levantó, y se inclinó delante del pueblo de aquella tierra, de los hijos de Het; 8 Y habló con ellos, diciendo: Si tienen voluntad que yo sepulte a mi muerto de delante de mí, oiganme, é intercedan por mí con Efrón, el hijo de Zohar, 9 Para que me dé la cueva de Majpelá, que tiene al cabo de su heredad: que por su justo precio me la dé, para posesión de sepultura en medio de ustedes.

10 Este Efrón se hallaba entre los hijos de Het: y respondió Efrón Heteo á Abraham, en oídos de los hijos de Het, de todos los que entraban por la puerta de su ciudad, diciendo: 11 No, señor mío, óyeme: te doy la heredad, y te doy también la cueva que está en ella; delante de los hijos de mi pueblo te la doy; sepulta a tu muerto.

12 Y Abraham se inclinó delante del pueblo de la tierra. 13 Y respondió á Efrón en oídos del pueblo de la tierra, diciendo: Antes, si te place, te ruego que me oigas; yo daré el precio de la heredad, tómalo de mí, y sepultaré en ella a mi muerto. 14 Y respondió Efrón á Abraham, diciéndole: 15 Señor mío, escúchame: la tierra vale cuatrocientos siclos de plata: ¿qué es esto entre tú y yo? entierra pues a tu muerto. 16 Entonces Abraham se convino con Efrón, y pesó Abraham á Efrón el dinero que dijo, oyéndolo los hijos de Het, cuatrocientos siclos de plata, de buena ley entre mercaderes.


Una esposa digna de un príncipe - La entrada de la segunda Matriarca en la escena - Rivka Imenu

Segunda Aliá (Lectura): Génesis 23: 17-24: 9


PRE-LECTURA 2

En la segunda Aliá (Lectura), Abraham estableció así su título de propiedad de la tierra a través de la compra, y enterró a Sara en la cueva. Abraham era anciano, e instruyó a su siervo mayor que pusiera su mano debajo del muslo de Abraham y jurara por Dios que no tomaría una esposa de los cananeos para Isaac, sino que iría a la tierra donde nació Abraham para conseguirle una esposa. El sirviente preguntó si la mujer no consintió en seguirlo a Canaán, ¿debería llevar a Isaac de regreso a la tierra de donde vino Abraham? Abraham le dijo que de ninguna manera se llevara a Isaac allí, porque Dios, quien tomó a Abraham de allí y le prometió a Abraham la tierra de Canaán para su descendencia: enviaría un ángel ante el sirviente y le permitiría conseguir una esposa para Isaac desde allí, y si la mujer no consintiera en seguirlo, él estaría libre de su juramento. Entonces el criado puso su mano debajo del muslo de Abraham y le juró como Abraham le había pedido.


La segunda Aliá (Lectura) termina aquí.


LECTURA 2
17 Y quedó la heredad de Efrón que estaba en Majpelá enfrente de Mamre, la heredad y la cueva que estaba en ella, y todos los árboles que había en la heredad, y en todo su término al derredor, 18 Por propiedad de Abraham, á vista de los hijos de Het, y de todos los que entraban por la puerta de la ciudad. 19 Y después de esto sepultó Abraham á Sara su mujer en la cueva de la heredad de Majpelá enfrente de Mamre, que es Hebrón en la tierra de Canaán. 20 Y quedó la heredad y la cueva que en ella había, por posesión de Abraham, de sepultura adquirida de los hijos de Het.


LIBRO DE GÉNESIS CAPITULO 24:1-67

1 Y Abraham era viejo, y bien entrado en días; y el Eterno había bendecido á Abraham en todo. 2 Y dijo Abraham á un criado suyo, el más viejo de su casa, que era el que gobernaba en todo lo que tenía: Pon ahora tu mano debajo de mi muslo, 3 Y te juramentaré por el Eterno, Dios de los cielos y Dios de la tierra, que no has de tomar mujer para mi hijo de las hijas de los Cananeos, entre los cuales yo habito; 4 Sino que irás á mi tierra y á mi parentela, y tomarás mujer para mi hijo Isaac. 5 Y el criado le respondió: Quizá la mujer no querrá venir en pos de mí á esta tierra: ¿volveré, pues, tu hijo á la tierra de donde saliste? 6 Y Abraham le dijo: Guárdate que no vuelvas á mi hijo allá. 7 El Eterno, Dios de los cielos, que me tomó de la casa de mi padre y de la tierra de mi parentela, y me habló y me juró, diciendo: A tu simiente daré esta tierra; él enviará su ángel delante de ti, y tú tomarás de allá mujer para mi hijo.

8 Y si la mujer no quisiere venir en pos de ti, serás libre de este mi juramento; solamente que no vuelvas allá á mi hijo. 9 Entonces el criado puso su mano debajo del muslo de Abraham su señor, y le juró sobre este asunto. 


Eliezer llega con Rivka a Aretz Israel 


Tercera Aliá (Lectura): Génesis 24: 10–26



PRE-LECTURA 3

En la tercera Aliá (Lectura), el sirviente tomó la recompensa de Abraham y diez de los camellos de Abraham y viajó a Aram-Naharaim, la ciudad de Nacor. Hizo que los camellos se arrodillaran junto al pozo en las afueras de la ciudad al atardecer, cuando las mujeres salían a sacar agua. El siervo pidió a Dios que le concediera que la doncella a la que le pediría que le sacara agua y que respondió ofreciendo también dar de beber a sus camellos fuera la que Dios había decretado para Isaac. Apenas había terminado de hablar cuando Rebeca, la hermosa virgen hija de Betuel, sobrino de Abraham, salió con su cántaro al hombro, bajó al manantial, llenó su cántaro y subió. El sirviente corrió hacia ella y le pidió que bebiera un poco de agua de su jarra, y ella rápidamente lo dejó beber y cuando hubo bebido hasta saciarse, se ofreció a sacar agua para sus camellos hasta que terminaran de beber . Cuando los camellos terminaron de beber, la sirvienta tomó un anillo de oro en la nariz y dos bandas de oro para sus brazos, y le preguntó de quién era hija y si había lugar en la casa de su padre para que él pasara la noche [20]. Ella se identificó y le dijo que había suficiente paja y alimento y espacio en su casa para que él pasara la noche. El siervo se inclinó ante Dios.


La tercera Aliá (Lectura) termina aquí.



LECTURA 3
10 Y el criado tomó diez camellos de los camellos de su señor, y se fué, pues tenía á su disposición todos los bienes de su señor: y puesto en camino, llegó á Aram-naharaim, á la ciudad de Najôr. 11 E hizo arrodillar los camellos fuera de la ciudad, junto á un pozo de agua, á la hora de la tarde, á la hora en que salen las mozas por agua. 12 Y dijo: Eterno, Dios de mi señor Abraham, dame, te ruego, el tener hoy buen encuentro, y haz misericordia con mi señor Abraham.


13 He aquí yo estoy junto á la fuente de agua, y las hijas de los varones de esta ciudad salen por agua: 14 Sea, pues, que la moza á quien yo dijere: Baja tu cántaro, te ruego, para que yo beba; y ella respondiere: Bebe, y también daré de beber á tus camellos: que sea ésta la que tú has destinado para tu siervo Isaac; y en esto conoceré que habrás hecho misericordia con mi señor. 15 Y aconteció que antes que él acabase de hablar, he aquí Rebeca, que había nacido á Betuel, hijo de Milca, mujer de Najôr hermano de Abraham, la cual salía con su cántaro sobre su hombro. 16 Y la moza era de muy hermoso aspecto, virgen, á la que varón no había conocido; la cual descendió á la fuente, y llenó su cántaro, y se volvía. 17 Entonces el criado corrió hacia ella, y dijo: te ruego que me des á beber un poco de agua de tu cántaro.

18 Y ella respondió: Bebe, señor mío: y se dio prisa á bajar su cántaro sobre su mano, y le dió á beber. 19 Y cuando acabó de darle á beber, dijo: También para tus camellos sacaré agua, hasta que acaben de beber. 20 Y se dió prisa, y vació su cántaro en la pila, y corrió otra vez al pozo para sacar agua, y sacó para todos sus camellos.

21 Y el hombre estaba maravillado de ella, callado, para saber si el Eterno había prosperado ó no su viaje. 22 Y fué que como los camellos acabaron de beber, le presentó el hombre un pendiente de oro que pesaba medio siclo, y dos brazaletes que pesaban diez: 23 Y dijo: ¿De quién eres hija? Dime, te ruego, ¿hay lugar en casa de tu padre donde podemos reposar? 24 Y ella respondió: Soy hija de Bethuel, hijo de Milca, el cual parió ella á Najôr. 25 Y añadió: También hay en nuestra casa paja y mucho forraje, y lugar para posar. 

Eliezer in Haran


Cuarta Aliá (Lectura): Génesis 24: 27–52


PRE-LECTURA 4

En la cuarta Aliá (Lectura), el siervo bendijo a Dios por su firme fidelidad a Abraham. Rebekah corrió y le contó todo a la casa de su madre. Labán, el hermano de Rebeca, corrió hacia el sirviente en el manantial, y cuando vio el anillo en la nariz y las bandas en los brazos de Rebeca, y cuando escuchó a su hermana contar la historia, Labán invitó al sirviente a su casa, hizo descargar los camellos y alimentados, y trajeron agua para bañar los pies del criado y su grupo. Pero el criado no quiso comer antes de contar su historia . El siervo contó cómo Dios había bendecido grandemente a Abraham con ovejas y vacas, plata y oro, esclavas y esclavas, camellos y asnos, y un hijo.

y único heredero. El sirviente le contó cómo Abraham le hizo jurar que iría a los parientes de Abraham para conseguirle una esposa a Isaac, y que Dios enviaría un ángel para que su misión tuviera éxito. Y el criado contó cómo se encontró con Rebeca junto al pozo. Luego, el criado preguntó si tenían la intención de tratar a Abraham con verdadera bondad, y Labán y Betuel respondieron que el asunto había sido decretado por Dios y Rebeca podía ir y ser la esposa de Isaac. El siervo se inclinó ante Dios.

La cuarta Aliá (Lectura) termina aquí.


LECTURA 4
26 El hombre entonces se inclinó, y adoró al Eterno. 27 Y dijo: Bendito sea el Eterno, Dios de mi amo Abraham, que no apartó su misericordia y su verdad de mi amo, guiándome el Eterno en el camino á casa de los hermanos de mi amo.


28 Y la moza corrió, é hizo saber en casa de su madre estas cosas. 29 Y Rebeca tenía un hermano que se llamaba Labán, el cual corrió afuera al hombre, á la fuente; 30 Y fué que como vió el pendiente y los brazaletes en las manos de su hermana, que decía, Así me habló aquel hombre; vino á él: y he aquí que estaba junto á los camellos á la fuente. 30 Y le díjo: Ven, bendito del Eterno; ¿por qué estás fuera? yo he limpiado la casa, y el lugar para los camellos. 31 Entonces el hombre vino á casa, y Labán desató los camellos; y les dió paja y forraje, y agua para lavar los piés de él, y los piés de los hombres que con él venían.


32 Y le pusieron delante qué comer; mas él dijo: No comeré hasta que haya dicho mi mensaje. Y él le dijo: Habla. 33 Entonces dijo: Yo soy criado de Abraham; 34 Y el Eterno ha bendecido mucho á mi amo, y él se ha engrandecido: y le ha dado ovejas y vacas, plata y oro, siervos y siervas, camellos y asnos. 35 Y Sara, mujer de mi amo, parió en su vejez un hijo á mi señor, quien le ha dado todo cuanto tiene. 36 Y mi amo me hizo jurar, diciendo: No tomarás mujer para mi hijo de las hijas de los Cananeos, en cuya tierra habito; 37 Sino que irás á la casa de mi padre, y á mi parentela, y tomarás mujer para mi hijo. 38 Y yo dije: Quizás la mujer no querrá seguirme.

39 Entonces él me respondió: el Eterno, en cuya presencia he andado, enviará su ángel contigo, y prosperará tu camino; y tomarás mujer para mi hijo de mi linaje y de la casa de mi padre: 40 Entonces serás libre de mi juramento, cuando hubieres llegado á mi linaje; y si no te la dieren, serás libre de mi juramento. 41 Llegué, pues, hoy á la fuente, y dije: al Eterno, Dios de mi señor Abraham, si tú prosperas ahora mi camino por el cual ando;


42 He aquí yo estoy junto á la fuente de agua; sea, pues, que la doncella que saliere por agua, á la cual dijere: Dame á beber, te ruego, un poco de agua de tu cántaro; 43 Y ella me respondiere, Bebe tú, y también para tus camellos sacaré agua: ésta sea la mujer que destinó el Eterno para el hijo de mi señor. 44 Y antes que acabase de hablar en mi corazón, he aquí Rebeca, que salía con su cántaro sobre su hombro; y descendió á la fuente, y sacó agua; y le dije: te ruego que me des á beber.

45 Y préstamente bajó su cántaro de encima de sí, y dijo: Bebe, y también á tus camellos daré á beber. Y bebí, y dió también de beber á mis camellos. 46 Entonces le pregunté, y dije: ¿De quién eres hija? Y ella respondió: Hija de Bethuel, hijo de Najôr, que le parió Milca. Entonces le puse un pendiente sobre su nariz, y brazaletes sobre sus manos: 47 Y me incliné, y adoré al Eterno, y bendije al Eterno, Dios de mi señor Abraham, que me había guiado por camino de verdad para tomar la hija del hermano de mi señor para su hijo. 48 Ahora pues, si ustedes hacen misericordia y verdad con mi señor, declárenmelo; y si no, declárenmelo; y echaré á la diestra ó á la siniestra. 49 Entonces Labán y Betuel respondieron y dijeron: Del Eterno ha salido esto; no podemos hablarte malo ni bueno.

50 He ahí Rebeca delante de ti; tómala y vete, y sea mujer del hijo de tu señor, como lo ha dicho el Eterno. 51 Y fué, que como el criado de Abraham oyó sus palabras, se inclinó á tierra al Eterno. 52 Y sacó el criado vasos de plata y vasos de oro y vestidos, y dió á Rebeca: también dió cosas preciosas á su hermano y á su madre. 


Le presencia de Rivka le devuelve la vida a la Tienda de Sara


Quinta Aliá (Lectura): Génesis 24: 53–67



PRE-LECTURA 5

En la quinta Aliá (Lectura), el sirviente sacó plata, oro y vestidos para Rebeca y regalos para su hermano y su madre. [34] Luego, el criado y su grupo comieron, bebieron y pasaron la noche. [35] A la mañana siguiente, la sirvienta pidió permiso para regresar con Abraham, pero Labán y su madre pidieron que Rebeca se quedara un tiempo. El sirviente insistió, por lo que llamaron a Rebeca para pedir su respuesta, y ella accedió a ir. Entonces bendijeron a Rebeca, deseando que sus hijos fueran miles de miríadas y se apoderaran de las puertas de sus enemigos, y enviaron a Rebeca ya su nodriza con el criado. [38] Isaac acababa de regresar de las cercanías de Beer-lahai-roi a su casa en el Negeb y estaba caminando por el campo hacia la noche cuando miró hacia arriba y vio que se acercaban camellos. Rebeca alzó los ojos y vio a Isaac que se apeó del camello y le preguntó al criado quién era el hombre. La sirvienta dijo que Isaac era su amo, así que ella se cubrió con su velo. El criado le contó a Isaac todo lo que había sucedido, e Isaac la llevó a la tienda de Sara y la tomó por esposa . Isaac amaba a Rebeca y encontró consuelo después de la muerte de su madre.

La quinta Aliá (Lectura) y la primera porción larga y abierta ( Petujá) terminan aquí con el final del capítulo 24.


LECTURA 5
53 Y comieron y bebieron él y los varones que venían con él, y durmieron; y levantándose de mañana, dijo: Envíenme á mi señor. 54 Entonces respondió su hermano y su madre: Espere la moza con nosotros á lo menos diez días, y después irá. 55 Y él les dijo: No me detengan, pues que el Eterno ha prosperado mi camino; despáchenme para que me vaya á mi señor.


56 Ellos respondieron entonces: Llamemos a la moza y preguntémosle. 57 Y llamaron á Rebeca, y le dijeron: ¿Irás tú con este varón? Y ella respondió: Sí, iré. 58 Entonces dejaron ir á Rebeca su hermana, y á su nodriza, y al criado de Abraham y á sus hombres. 59 Y bendijeron á Rebeca, y le dijéron: Nuestra hermana eres; seas en millares de millares, y tu generación posea la puerta de sus enemigos. 60 Levantóse entonces Rebeca y sus mozas, y subieron sobre los camellos, y siguieron al hombre; y el criado tomó á Rebeca, y se fué.

61 Y venía Isaac del pozo del Viviente que me ve; porque él habitaba en la tierra del Mediodía; 62 Y había salido Isaac á orar al campo, á la hora de la tarde; y alzando sus ojos miró, y he aquí los camellos que venían. 63 Rebeca también alzó sus ojos, y vió á Isaac, y descendió del camello;


64 Porque había preguntado al criado: ¿Quién es este varón que viene por el campo hacia nosotros? Y el siervo había respondido: Este es mi señor. Ella entonces tomó el velo, y se cubrió. 66 Entonces el criado contó á Isaac todo lo que había hecho. 67 Y la introdujo Isaac á la tienda de su madre Sara, y tomó á Rebeca por mujer; y la amó: y se consoló Isaac después de la muerte de su madre.


LIBRO DE GÉNESIS CAPITULO 25:1-18

Isaac e Ismael entierran a Abraham  - Ketura permanece viuda - Abraham se una a Sera en su sepultura.


Sexta Aliá (Lectura): Génesis 25: 1–11


PRE-LECTURA 6

En la sexta Aliá (Lectura) , en el capítulo 25, Abraham tomó otra esposa, llamada Keturah, que le dio a luz Zimran, Jokshan, Medan, Midian, Ishbak y Shuah. Abraham le dio todo lo que poseía a Isaac, pero a sus hijos concubinas les dio regalos mientras aún vivía, y los envió lejos de su hijo Isaac a la tierra del Este. [46] Abraham vivió 175 años y murió viejo y contento. Isaac e Ismael lo enterraron en la cueva de Macpela con Sara. Después de la muerte de Abraham, Dios bendijo a Isaac y se estableció cerca de Beer-Lahai-Roi.


La sexta Aliá (Lectura) y la segunda parte abierta  (Petujá) terminan aquí.


LECTURA 6
1 Abraham tomó otra mujer, cuyo nombre fué Ketura; 2 La cual le parió á Zimram, y á Joksan, y á Medan, y á Midiam, y á Ishbak, y á Sua. 3 Y Joksan engendró á Seba, y á Dedán: é hijos de Dedán fueron Assurim, y Letusim, y Leummim. 4 E hijos de Midiam: Epha, y Epher, y Enech, y Abida, y Eldaa. Todos estos fueron hijos de Ketura. 5 Y Abraham dió todo cuanto tenía á Isaac. 6 Y á los hijos de sus concubinas dió Abraham dones mientras aún él vivía, y los envió hacia la tierra oriental, lejos de Isaac su hijo.


7 Y estos fueron los días de vida que vivió Abraham: ciento setenta y cinco años. 8 Y exhaló el espíritu, y murió Abraham en buena vejez, anciano y lleno de días y fué unido á su pueblo. 9 Y lo sepultáron Isaac é Ismael sus hijos en la cueva de Majpelá, en la heredad de Efrón, hijo de Zoar el Heteo, que está enfrente de Mamre;

10 Heredad que compró Abraham de los hijos de Het; allí fué Abraham sepultado, y Sara su mujer. 11 Y sucedió, después de muerto Abraham, que Dios bendijo á Isaac su hijo: y habitó Isaac junto al pozo del Viviente que me ve.


Los descendientes de Ismael

Séptima Aliá (Lectura): Génesis 25: 12–18


PRE-LECTURA 7

En la séptima Aliá (Lectura), Ismael tuvo 12 hijos, que se convirtieron en jefes de 12 tribus. La descendencia de Ismael habitó en tierras desde Havila, cerca de Egipto, hasta Ashur. 

La séptima Aliá (Lectura) y la tercera parte abierta (Petujá) y la Parashá terminan aquí.


LECTURA 7 

12 Y estas son las generaciones de Ismael, hijo de Abraham, que le parió Agar Egipcia, sierva de Sara:

13 Estos, pues, son los nombres de los hijos de Ismael, por sus nombres, por sus linajes: El primogénito de Ismael, Nabaiot; luego Kedar, y Abdeel, y Mibsam, 14 Y Misma, y Duma, y Massa, 15 Hadad, y Tema, y Jetur, y Naphis, y Cedema. 16 Estos son los hijos de Ismael, y estos sus nombres por sus villas y por sus campamentos; doce príncipes por sus familias. 17 Y estos fueron los años de la vida de Ismael, ciento treinta y siete años: y exhaló el espíritu Ismael, y murió; y fué unido á su pueblo. 18 Y habitaron desde Havila hasta Shur, que está enfrente de Egipto viniendo á Asiria; y murió en presencia de todos sus hermanos.


Muerte de Ishmael


LA Aliá (Lectura) DEL MAFTIR Génesis 25: 17–18


PRE-LECTURA DEL MAFTIR
En la Aliá (Lectura) de maftir que concluye la Parashá, Ismael vivió 137 años y luego murió. 


LECTURA DEL MAFTIR
17 Y estos fueron los años de la vida de Ismael, ciento treinta y siete años: y exhaló el espíritu Ismael, y murió; y fué unido á su pueblo. 18 Y habitaron desde Havila hasta Shur, que está enfrente de Egipto viniendo á Asiria; y murió en presencia de todos sus hermanos.


BENDICIONES PARA DESPUÉS DE LEER LA TORÁ

Después de leer o estudiar la Torá hay que acostumbrarse a bendecir el Eterno (HaShem)


En Hebreo
¡Barúj Atáh Adonai, Eloheinu Meléj HaOlám, Asher Natán Lanú Et Torató. Torát Emét, Vejayei Olám Natá Betojeiunu. Barúj Atáh Adonai, Notén HaTorá!


En Español
¡Bendito Eres Tú, Elohim Nuestro y Rey del universo, que nos ha entregado Su Torá, una Torá de Verdad, y que ha implantado en nuestro interior la vida eterna. Bendito Eres Tú Adonai, donador de la Torá!


LA HAFTARAT DE JAYEI SARA



La Haftará para la Parashá es: Para los Judios Ashkenazi, Sefardí, y las otras comunidades 1 Reyes 1:1-31; Isaías 51:2-22; Para Los Judios Yemenitas: 1Reyes 1:1-36,46; Para Los Judios Italianos: 1 Reyes 1:1-34.


BENDICIÓN PARA ANTES DE LA HAFTARÁ

Antes de leer la Haftará también, el lector o el estudiante debe de decir esta bendición:

En Hebreo

¡Barúj Atáh Adonai Eloheinu Meléj HaOlám Asher Bájar Bin-vi-ím Tovím Ve-Ratzá Ve-Divreijem Ha-ne-Emarim Ve-Emét!  ¡Barúj Atáh Adonai Ha-Bojer Ba-Torá Uv-Moshé Avdó Uv-Yisra’el Amó U-ninviei Ha-Emét Va-Tsedék!


En Español
¡Bendito Eres Tú Adonai, Elohim Nuestro, Rey del Universo, que escogiste Buenos Profetas y te complaciste con sus palabras que fueron pronunciadas con Verdad! ¡Bendito Eres Tú Adonai, que escogiste la Torá y a Moshé tu Siervo, y a Israel Tu Pueblo, y a Los Profetas de Verdad y Justicia!



1 DE REYES 1:1-36; 46

1 Como el rey David era viejo, y entrado en días, le cubrían de vestidos, mas no se calentaba. 2 Le Dijeron por tanto sus siervos: Busquen á mi señor el rey una moza virgen, para que esté delante del rey, y lo abrigue, y duerma á su lado, y calentará á mi señor el rey. 3 Y buscaron una moza hermosa por todo el término de Israel, y hallaron á Abisag Sunamita, y la trajeron al rey. 4 Y la moza era hermosa, la cual calentaba al rey, y le servía: mas el rey nunca la conoció. 5 Entonces Adonía hijo de Haggith se levantó, diciendo: Yo reinaré. Y se hizo de carros y gente de á caballo, y cincuenta hombres que corriesen delante de él. 6 Y su padre nunca lo entristeció en todos sus días con decirle: ¿Por qué haces así? Y también éste era de hermoso parecer; y lo había engendrado después de Avshalom.

7 Y tenía tratos con Joab hijo de Sarvia, y con Abiatar sacerdote, los cuales ayudaban á Adonía. 8 Mas Sadoc sacerdote, y Benaía hijo de Joiada, y Nathán el profeta, y Semei, y Reihi, y todos los grandes de David, no seguían á Adonía. 9 Y matando Adonía ovejas y vacas y animales engordados junto á la peña de Zohelet, que está cerca de la fuente de Rogel, convidó á todos sus hermanos los hijos del rey, y á todos los varones de Judá, siervos del rey: 10 Mas no convidó á Nathán el profeta, ni á Benaía, ni á los grandes, ni á Salomón su hermano.

11 Y habló Nathán á Bath-sheba madre de Salomón, diciendo: ¿No has oído que reina Adonía hijo de Haggit, sin saberlo David nuestro señor? 12 Ven pues ahora, y toma mi consejo, para que guardes tu vida, y la vida de tu hijo Salomón.

13 Ve, y entra al rey David, y dile: Rey señor mío, ¿no has tú jurado á tu sierva, diciendo: Salomón tu hijo reinará después de mí, y él se sentará en mi trono? ¿por qué pues reina Adonía? 14 Y estando tú aún hablando con el rey, yo entraré tras ti, y acabaré tus razones. 15 Entonces Bath-sheba entró al rey á la cámara: y el rey era muy viejo; y Abishag la Sunamita servía al rey. 16 Y Bath-sheba se inclinó, é hizo reverencia al rey. Y el rey dijo: ¿Qué tienes? 17 Y ella le respondió: Señor mío, tú juraste á tu sierva por el Eterno, tu Dios, diciendo: Salomón tu hijo reinará después de mí, y él se sentará en mi trono;


18 Y he aquí ahora Adonía reina: y tú, mi señor rey, ahora no lo supiste. 19 Ha matado bueyes, y animales engordados, y muchas ovejas, y ha convidado á todos los hijos del rey, y á Abiatar el sacerdote, y á Joab general del ejército; mas á Salomón tu siervo no ha convidado. 20 Entre tanto, rey señor mío, los ojos de todo Israel están sobre ti, para que les declares quién se ha de sentar en el trono de mi señor el rey después de él.

21 De otra suerte acontecerá, cuando mi señor el rey durmiere con sus padres, que yo y mi hijo Salomón seremos tenidos por culpables. 22 Y estando aún hablando ella con el rey, he aquí Nathán el profeta, que vino. 23 Y dieron aviso al rey, diciendo: He aquí Nathán profeta: el cual como entró al rey, se postró delante del rey inclinando su rostro á tierra. 24 Y dijo Nathán: Rey señor mío, ¿has tú dicho: Adonía reinará después de mí, y él se sentará en mi trono?

25 Porque hoy ha descendido, y ha matado bueyes, y animales engordados, y muchas ovejas, y ha convidado á todos los hijos del rey, y á los capitanes del ejército, y también á Abiatar el Kohen (sacerdote); y he aquí, están comiendo y bebiendo delante de él, y han dicho: ¡Viva el rey Adonía! 26 Mas ni á mí tu siervo, ni á Sadoc Ha’Kohen, el sacerdote, ni á Benaía hijo de Joiada, ni á Salomón tu siervo, ha convidado.

27 ¿Es este negocio ordenado por mi señor el rey, sin haber declarado á tu siervo quién se había de sentar en el trono de mi señor el rey después de él? 28 Entonces el rey David respondió, y dijo: Llamenme á Bath-sheba. Y ella entró á la presencia del rey, y se puso delante del rey.

29 Y el rey juró, diciendo: Vive el Eterno, que ha redimido mi alma de toda angustia, 30 Que como yo te he jurado por el Eterno, Dios de Israel, diciendo: Tu hijo Salomón reinará después de mí, y él se sentará en mi trono en lugar mío; que así lo haré hoy. 31 Entonces Bath-sheba se inclinó al rey, su rostro á tierra, y haciendo reverencia al rey, dijo: Viva mi señor el rey David para siempre. 32 Y el rey David dijo: Llámenme á Sadoc Ha’Kohen, el sacerdote, y á Nathán Ha’Naví, el profeta, y á Benaía Ben Yehoyada, hijo de Joiada. Y ellos entraron á la presencia del rey.

33 Y el rey les dijo: Tomen con ustedes los siervos de su señor, y hagan subir á Salomón mi hijo en mi mula, y llévenlo á Gihón: 34 Y allí lo ungirán Sadoc Ha’Kohen, el sacerdote y Nathán Ha’Naví, el profeta por rey sobre Israel; y tocarán trompeta, diciendo: ¡Viva el rey Salomón! 35 irán ustedes detrás de él, y vendrá y se sentará en mi trono, y él reinará por mí; porque á él he ordenado para que sea príncipe sobre Israel y sobre Judá.

36 Entonces Benaía hijo de Joiada respondió al rey, y dijo: Amén. Así lo diga el Eterno, Dios de mi señor el rey.

46 Y fue así que también Salomón se ha sentado en el trono del reino.


BENDICIÓN PARA DESPUÉS DE LA HAFTARÁ

Después de leer la Haftará, el lector o estudiante de la Haftará debe recitar la siguiente bendición:


En Hebreo

¡Barúj Atáh Adonai, Eloheinu Meléj Ha-Olám, Tsur Kol Ha-Olamím Tsadík VeKól Ha-dorot Ha-Él Ha-ne’emán Ha-Omer Ve-osé Ha-medaber U-Makiyem Shekol Devarav Emét Ve-Tsedék Ne’emán Atáh Adonai Eloheinu Ve-ne’enamím Devareja Ve-Davar Ejád Mi-devareija Ajor Yashuv Reikam Ki El Meléj Ne’eman Ve-Rajamán Atáh! ¡Barúj Atáh Adonai Ha-Él Ha-ne’eman VeKol Devarav!

En Español

¡Tú Adonai, eres el Elohim Nuestro, el Rey del Universo, la Roca de las eternidades, el Justo en todas las generaciones, el Elohim (D.ios) Fiel, que Dice y Hace, que Habla y Cumple, Cuyas Palabras son Verdaderas. Fiel eres Tú Adonai nuestro Elohim y Tus Palabras son Fieles. Ni una sola de Tus Palabras se vuelve sin cumplirse, porque Tú, oh Elohim, Eres Rey Fiel y Compasivo! ¡Bendito Eres Tú, Adonai, Elohim que Eres Fiel en todas Tus Palabras!



QUIZ SOBRE LA PARASHA Y LAS RESPUESTAS

 ¿Cuántas veces se menciona el nombre de Eliezer en la Parashá de esta semana?

Todas las referencias provienen de los versículos y de comentarios de Rashi, a menos que se indique lo contrario.

1. Nombre las cuatro parejas sepultadas en Kiryat Arba. Génesis 23: 2 - Adán y Java (Eva), Avraham y Sara, Itzjak y Rivka, Yaakov y Leah.

2. ¿Qué escuchó Sara que causó su muerte? Génesis 23: 2 - Que Itzjak (Isaac) casi fue asesinado.

3. ¿Qué título de honor le otorgó Bnei Jet a Avraham? Génesis 23: 6 - Príncipe de Dios.

4. ¿Dónde nació Avraham? Génesis 24: 7 - Ur Kasdim (La Ciudad Caldea de Ur).

5. ¿Cómo se distinguieron los camellos de Avraham? Génesis 24:10 - Ellos fueron amordazados, para que no comieran pasto en el campo ajenos.

6. ¿Qué se entiende por "todo el bien de su señor en su mano"?
24:10 - Eliezer llevaba un documento en el que Avraham le daba todo lo que poseía a Itzjak para que la gente quisiera que su hija se casara con él.

7. ¿Qué rasgo especial de carácter buscó Eliezer al elegir una esposa para Itzjak? Génesis 24:14 - Buscó a alguien que se destacó en la realización de actos de bondad.

8. ¿Por qué el sirviente de Abraham, Eliezer, corrió hacia Rivka?
Génesis 24:17 - Vio que las aguas del pozo subían cuando ella se acercaba.

9. ¿Por qué Lavan corrió a saludar a Eliezer? Génesis 24:29 - Lavan codiciado su dinero.

10. Cuando Laván le dijo a Eliezer que la casa había sido limpiada, ¿qué eliminó? Génesis 24:31 - Ídolos.

11. ¿Con quién quería Eliezer que se casara Itzjak? Génesis 24:39 - Su propia hija.

12. Aparte de Eliezer, ¿a qué otras personas se ofreció Rivka para dar agua?
Génesis 24:44 - A los hombres que acompañaron a Eliezer.

13. Lavan respondió a Eliezer antes de que su padre, Betuel, tuviera una oportunidad. ¿Qué indica esto sobre el personaje de Lavan? Génesis 24:50 - Que él fue malvado.

14. ¿Qué quiso decir Rivka cuando dijo "Iré"? Génesis 24:58 - Iré incluso si no quieres que vaya.

15. ¿Qué bendición le dio la familia de Rivka antes de partir? Génesis 24:60 - Que las bendiciones dadas a Avraham continuarán a través de sus hijos.

16. ¿Quién era Ketura? Génesis 25: 1 - Agar.

17. ¿Qué regalo le dio Avraham a Itzjak? Génesis 25: 5 - El poder de bendición.

18. ¿Qué edad tenía Avraham cuando murió? Génesis 25: 7 - 175 años de edad.

19. ¿Por cuántos años asistió Yaakov a la Yeshiva de Ever? Génesis 25:17 - 14 años.

20. ¿Cuántas veces se menciona el nombre de Eliezer en la parashá de esta semana? ¡Ninguna!

Ishmael y sus hijos


Share:

No comments:

Post a Comment