BLOG DE RAÍZ SEFARDÍ

EL MEKUBAL MORDEJAI SHARABI



RELATO SOBRE LA VIDA DEL RABINO, EL MEKUBAL MORDEJAI SHARABI, Zt"l

El rabino Mordejai Sharabi era uno de los más grandes cabalistas de su tiempo, conocido por su extrema humildad y paciencia. No solo el estaba bien versado en toda la Torat Ha'Kabalá, sino también en toda la Halajá y el estudio del Talmud.

Nacido en Yemen en la ciudad de Shar'ab, enfrentó una gran presión para mantenerse a sí mismo y a su familia desde una edad temprana, enseñando Halajot a los niños pequeños.

Comenzó a estudiar con su abuelo ya a una edad temprana y luego con el gran Kabbalista Rabbi Jaim Sanwane cuando él tenía nueve. Este último encuentro ocurrió cuando Mordejai Sharabi ya era un huérfano, viajando por las aldeas para llevar la Torá a Judíos.

El rabino Jaim vio que el niño usaba una mano para dirigir al animal que estaba cabalgando y leyendo un libro con la otra. 

Después de proponer que Mordejai se uniera a él, los dos se dispusieron a aprender juntos. 

En poco tiempo con el rabino, la fama de Mordejai se extendió cuando todos reconocieron sus grandes talentos para Tora.

Según otra fuente, a la edad de 15 año él fue examinado por varios grandes de la Torá, y por ser un Genio que ya a esa edad conocía todo el Talmud, todas las cuatro divisiones del Shulján Aruj, 

Se le dió la Semija, convirtiéndose en uno de los rabinos más jóvenes.

El rabino Mordejai Sharabi es descendiente del legendario Rabí Shalom Sharabi (el Rashash), y fundó la Yeshivat Ha'Mekubalim Nahar Shalom en el barrio de Najalaot. Allí, los estudiantes estudian las Kavanot y la Cabalá del Rashash y muchos allí se formaron grandes Tzadikim.

Se dice que el rabino Mordejai Sharabi nunca exigió dinero para rezar por alguien, pero aceptaba donaciones. Este es en realidad una de las formas de determinar si alguien es un verdadero cabalista o no; ya que los farsantes no tienen suficiente Emuná para que, pase lo que pase, Hashem se encargue de ellos. 

Por lo tanto, exigen el pago de personas que los consultan a ellos, sea cual sea el asunto. 

Los Verdaderos cabalistas saben que la fuente de sustento es sólo una y puede fluir a través de quienquiera que Él lo desee. Saben con certeza que el guardián de Israel nunca vacila.

Una famosa historia habla de un cierto Jiloní (un joven irreligioso) que se decidió a provocar al rabino Mordejai Sharabi. En Shabat, este hombre conducía su motocicleta imprudentemente y tocaba la bocina con fuerza. 

La gente que se encontraba con el rabino Mordejai estaba enojada por su comportamiento, pero este Tzadik sabio dijo simplemente "No es culpa suya, sino de su motocicleta".

Sorprendentemente, después de este asunto, la motocicleta no podía arrancar. Uno de los estudiantes vino al hombre y le dijo que la motocicleta no arrancaba porque había despreciado el rabino Mordejai Sharabi. 

El hombre se entristeció y vino a para pedirle perdón. 

En lugar de pronunciar palabras duras, el rabino invitó al hombre a comer la comida de Shabat, rezar Minjá y quedarse hasta Havdalá con él. Lo trató con la mayor amabilidad.

"Hay algo que necesitas saber ”, dijo. "Tu motocicleta ahora ¡guarda el Shabat! ”. Entonces sucedió que en el próximo Shabat,

 ¡La motocicleta no quiso arrancar! 

Lentamente, el joven se sintió atraído por La generosidad y compasión del rabino Mordejai Sharabi, aprendió Torá de él e hizo Teshuvá completa.

Como sabemos, siempre que la Creación está llena de Diním (Juicios duros), hay ira Divina y duros decretos. 

Esto pasa ya sea por el paso natural del tiempo, como durante el mes de Av o cuando hay demasiados pecados y menos Torá, Mitzvot, Teshuvá y Tefilá en el mundo. El ángel acusador Samej .. (cuyo nombre no mencionamos en su totalidad) luego aprovecha la oportunidad para acusar al mundo delante del Creador y causar estragos. Resulta que, cuando eso suceda, alguien tiene que “pagar la nota”.

Y nuestros sabios nos enseñaron que el Pera'on (reclamo de deuda) comienza por los Tzadikím, 

continúa con los judíos que estudian la Torá y finalmente con el resto del mundo. 

Esto se debe a que, en el sistema de justicia de HaShem, siempre que haya pecados no contabilizados, la Creación tiene que ser castigada y esto se hace disminuyendo el estado espiritual de la generación.

La muerte del rabino Mordejai Sharabi sirvió como expiación por el Pueblo judío, como atestigua la siguiente historia.

Una vez, el Baba Sali le dijo a la gente que lo rodeaba "Veo un mal decreto está a punto de ser ejecutado, y mucha sangre judía será derramada ”. Aunque tenía más de 90 años, Baba Sali ayunó y rezó. La gente estaba tan asustada, pues se unió a él para suplicarle HaShem para evitar el decreto. 

Todos sabían que el Baba Sali nunca exageraba, el simplemente medía las cosas, cada una de sus palabras era medida con precaución.

"Baruj HaShem", dijo él a la mañana siguiente. “El decreto había rescindido. Porque uno de los Tzadikím dió su vida para ponerle fin al derramamiento de sangre previsto por el decreto celestial ". 

Muchos pensaban que se trataba del mismo Baba Sali que había dado su vida por la generación. 

Sin embargo, muy pronto se dieron cuenta de que no era así; 

porque el Baba Sali le pidió a la gente que preguntara cuál de los Tzadikím estaba enfermo como no sabía quién era el indicado y, al día siguiente, el rabino Mordejai Sharabi sufrió un infarto.

El rabino Yosef Dayan, vino al Baba Sali y le pidió que orara por el rabino Mordejai Sharabi, pero ya era demasiado tarde. 

El Baba Sali explicó que el lo intentó todo, pero el cielo no estaba aceptando sus súplicas en este asunto,

y al día siguiente, el 20 de Cheshvan, 

el rabino Mordejai Sharabi le devolvió su alma al Creador.

Mientras estuvo casado por más de 50 años con su esposa, ella no podía tener hijos, sin embargo él aceptó esta prueba con amor. 

Más tarde, cuando ella falleció, el rabino Mordejai Sharabi se casó con una mujer más joven que le dió a luz un hijo. 

Este chico misterioso que es conocido solo por unas pocas personas, solía escuchar la Torá de su padre mientras estaba confinado en cama.

El rabino Mordejai Sharabi falleció cuando su hijo tenía solo 5 años de edad, en el año 1984 y está enterrado en Har Ha'Menujot, Jerusalén. 

Su alumno, el rabino Benayahu Shmueli, sirve como Rosh Yeshivá de Nahar Shalom en su lugar.

¡Qué los méritos del Tzadik nos protejan y que su memoria sea una Bendición!

Este artículo fue escrito y publicado en el zejut de todos los socios constructores de Emuná. 

¡Qué tengan Emuná completa y sigan difundiendo Emuná.!

20 ¿Para quién se ofrecían los corderos en Sukot? Números 29:18 - Para el pueblo judío.





Únete a Nuestro Grupo de Whatsapp



Únete a Nuestro Grupo de Signal



Share:

No comments:

Post a Comment