BLOG DE RAÍZ SEFARDÍ

LA RAHAV DE SARAJEVO







LA RAHAV DE SARAJEVO


Sarajevo estaba ocupada por los Nazis alemanes, eso pasó en 1941. Tal el escenario de una película, pero estaba sucediendo en la vida real para los actores de este escenario: "Una mujer musulmana sostiene la mano de su amiga judía. Ella le coloca su velo musulmán para ocultar la Estrella de David amarilla que está en la manga de su amiga judía. Se acerca una patrulla nazi." Era un acto de pura bondad divina simple y valiente entre amigas. Pero la historia es mucho más profunda que lo que parece.

La mujer musulmana se llamaba Zejneba Hardaga. Zejneba no solo estaba protegiendo a su amiga Rifka Kabilio en la calle, sino que también le había dado refugio a Rifka, a su esposo Josef y a sus hijos en su casa, un acto que le pudiera habido costado la vida.

Cuando llegó la familia Judía a la casa de la Musulmana acojedora, Zejneba le dijo: “Todo lo que es nuestro es tuyo. Compartiremos todo como familia: sientanse como si estuvieran en su propia casa ".

Al otro lado de la calle de la casa de los Hardaga estaba la sede de la Guestapo y se habían publicado avisos por todas partes advirtiéndoles a todos que cualquier persona que albergara a judíos en su hogar sería asesinado. Pero esta familia Musulmana arriesgó sus vidas para proteger a sus amigos judíos.

Y fue así que la familia Kabilio despues de haber beneficiado del albergue en el ceno del hogar de los Hardaga, encontró su camino rumbo a Italia, pero Josef había sido capturado y encarcelado. Luego escapó y corrió a la casa de Zejneba nuevamente, donde nuevamente se le dio refugio. Josef sobrevivió a la guerra y toda la familia Kabilio emigró a Israel.

Décadas después, el pueblo judío intentaría pagarle a esta notable familia musulmana por su acto de valentía y heroísmo. La oportunidad se presentó durante el asedio de Sarajevo. La ciudad estaba bajo ataque. Zejneba, su hija Aida y su nieta de 10 años corrían un gran riesgo. Un proyectil de artillería había aterrizado en la casa de Aida. Tuvieron que salir de ahí de emergencia.

Yad Vashem, el Museo del Holocausto de Israel, sabía de la valentía de la familia durante la Guerra. Ahora, hicieron todo lo posible para rescatar a la familia. Incluso apelaron al presidente de Bosnia. ¡Y funcionó! Un convoy organizado por las agencias de ayuda Judía logró cruzar las líneas y llevó a la familia a un lugar seguro.

Cuando les preguntaron a Zejneba y a su hija hacia dónde querían mudarse, ambas supieron dónde. "a Israel", dijeron.


En 1994, Zejneba, su hija Aida, el esposo de Aida y su hijo recibieron la bienvenida a Israel. Los Kabilio, la familia Judía que ellos habían salvado, los recibieron con Júbilo y abrazos. El Estado de Israel había pagado su deuda y ayudó a los Hardaga en su propio momento de necesidad.


Zejneba Hardaga murió dentro de un año de llegar a Israel. pero justo antes de fallecer, Aida le dijo a su madre que quería convertirse en judía. "Ese resultó ser uno de los días más felices de mi vida, dijo Aida. Mi madre simplemente se volvió hacia mí, me sonrió y me dijo: "Si quieres hacer algo, no hables de eso, hazlo y ya". Era su forma de darme su bendición ".

Aida hizo el Guiur, convirtiendose en Judía y se cambió su nombre a Sara. Ahora trabaja en Yad Vashem (Museo del Holocausto en Jerusalén), donde ella ya tiene la oportunidad de honrar a todos aquellos que perecieron porque no tuvieron la suerte de tener un amigo o amiga como su madre Zejneba.

Compartido el 18 de Julio 2020 Por Linda Slasberg


Una verdadera Rahav de su generación, salvó a un par de personas de la nación Segulá, algo que se convirtió en su propia Segulá para obtener salvación en este mundo y mérito para un mundo eterno. Y el Eterno se acordó de Zejneba, poniendo en el corazón de los dirigentes del Estado Judío de saldar cuenta con ella; y fue luego salvada por la nación Segulá en su propio momento de problemas; y luego se unió con la nación de Israel en lazo eterno al igual que la Rahav de la generación de Josué Binnun el siervo fiel de Moisés Rabeinu: Y es así que el nombre de Zejneba Hardaga pasó a ser uno de los Justos de entre las naciones.

LEA TAMBIÉN: EL LADO POSITIVO A CADA HISTORIA


Share:

No comments:

Post a Comment