BLOG DE RAÍZ SEFARDÍ

¿CÓMO SE ADQUIERE LA AGILIDAD DEL CELO? - EL SENDERO DE LOS JUSTOS - CAP 8


Rabino Moshe Jaim Luzzato [RAMJAL] Zt”l


CAPÍTULO 8
COMO SE ADQUIERE EL RASGO DE LA AGILIDAD DEL CELO

LOS MEDIOS por los cuales se adquiere el rasgo de carácter del celo son los mismos medios por los cuales se adquiere el rasgo de carácter de la vigilancia; y también sus niveles, son similares a los que he escrito anteriormente; Por sus funciones son muy estrechamente relacionados y no hay una diferencia clara entre ellos, excepto que se trata de mandamientos Positivos, mientras que el otro se asocia con los mandamientos negativos. Cuando un hombre se da cuenta del gran valor de las Mitzvot y hasta que punto es su deber de guardar y cumplirlas, el correría para hacerlas.


El valor de las Mitzvot (plural de Mitzvá en hebreo) es enorme y la grandeza de nuestra responsabilidad en relación con ellas va más allá de lo que se puede entender en este mundo, nuestros corazones deberían moverse con la agilidad y el destello del relámpago para hacer una Mitzvá aunque fuera pequeña. 


Ciertamente esto debería despertarnos al servicio de Dios con fervor y nunca más debilitar en él. Sin embargo, lo único que puede fortalecer este despertar es investigando todas las cosas buenas que el Santo Dios, Bendito sea El, hace para con el ser humano todos los días de su vida, todos los milagros, las bondades, y las maravillas que Él hace con él desde el momento de Su nacimiento hasta su último día en la tierra. Cuanto más se mire y considere estas cosas, más comprenderá su deuda que le debe a Dios.


EL QUE RECONOCE SU DEUDA PARA CON EL CREADOR SE AGILIZA EN SU SERVICIO 

Reconociendo esa gran deuda que uno le debe a Dios, que le otorga el bien, y se verá obligado a no debilitarse en su servicio. Porque ya que no puede pagarle al Eterno su Benefactor, sentirá que lo menos que puede hacer es exaltar Su Nombre y cumplir Sus Mitzvot (mandamientos). No existe nada ni nadie; ni persona ni ninguna circunstancia; ni gente pobre o rica, sana o enferma, que no pueda ver las bondades, maravillas y los Muchos beneficios en su condición que Dios le da a toda su creación. Los ricos y los sanos están en deuda para con el Eterno por su Riqueza y por la salud respectivamente. 

El pobre está en deuda con él; incluso en su pobreza, Dios Lo sostiene milagrosamente y maravillosamente y no le permite morir de hambre. En la enfermedad el hombre está en deuda con Dios porque lo fortalece bajo el peso mismo de su enfermedad y sus Heridas, y no le permite descender al abismo. Y así con todas las demás condiciones. 

TODOS ESTAMOS ENDEUDADOS

Entonces, no hay nadie que no se encuentre en deuda con el Creador. Y cuando uno se refiere a las cosas buenas que recibe de Dios, seguramente será despertado con agilidad al celo con respecto a su servicio divino, como ya escribí anteriormente, mucho más si él considera que el hecho de que todo su bien y felicidad depende del Santo Dios, Bendito Sea El, y que sus necesidades provienen de Él, y no de nadie más - en cuyo caso, ciertamente no será flojo en su servicio Divino, para que no le falte en nada.

Notarán que he incorporado en mis palabras las tres categorías que discutí en relación con a la vigilancia; para el celo y la vigilancia son prácticamente lo mismo, y lo que se aplica a uno puede aplicarse para el otro. Así que una vez más, aquellos con la totalidad de la comprensión serán motivados por su sentido del deber y por su apreciación del valor y la dignidad de los hechos en cuestión; aquellos en un nivel inferior, por su ansiedad por la distribución del honor en el Mundo por Venir y sobre la posibilidad de ser avergonzados en el día de la recompensa del más allá, al darse cuenta de lo que pudieron haber tenido, pero lo perdieron; y la población en general, por su preocupación por este mundo y sus necesidades, como hasta aquí explicado.



Share:

No comments:

Post a Comment