BLOG DE RAÍZ SEFARDÍ

UN JIDUSH MILAGROSO



EL COMPROMISO MILAGROSO DEL HIJO DE MELIGRACIA

Meligracia Alcántara de la Rosa [1] nos contactó recientemente para compartir la increíble historia de su hijo de treinta años y pico, quien recientemente se comprometió después de que Meligracia decidiera participar en el "Tikún para solteros" del Rav Eliezer Berland, bajo los auspicios del Rav Ofer Erez. A continuación está su historia, en sus propias palabras:

“Mi hijo Shalom Alcántara ya tenía treinta y tantos años. Y ya él había terminado el servicio militar con el ejército Israelí y se había graduado en la universidad con un título, y ya había logrado obtener un buen trabajo en la ciudad de Tel Aviv, algo que le pagaba my bien; aunque era muy estresante, y estaba trabajando todo el día.

"El había estado casado antes, cuando era mucho más joven. Pero el matrimonio no había durado, se había rupturado muy rápidamente, y después de eso era como si alguien había puesto una pared de ladrillos para alejar a su alma gemela, quienquiera que fuera.

“Hace unos meses, vi un anuncio de 'tikún remedio para solteros' del Rav Ofer Erez, así que pensé, '¡hagámoslo!' Pero el dinero era escaso en nuestra casa, y no pensé que mi esposo tuviera dinero en efectivo para el tikún. Así que comencé a llamar a mis otros parientes para ver si contribuirían ".

Aunque los parientes de Meligracia eran Judíos religiosos, no estaban interesados ​​en contribuir con dinero para pagar el tikún. Explica ella:

"No es que no les importara mi hijo, Dios no lo quiera; es solo que no confiaron en toda la idea de Tikún Remedio. "Es una estafa", me dijeron. No se sentían cómodos al pagarle dinero al Rav. Yo quedé muy decepcionada con su reacción; Realmente yo misma no tenía el dinero. Entonces recordé que tenía una amiga de Breslov en los Estados Unidos y le pregunté si estaría dispuesta a darme un préstamo.

"Parecía que eso iba a funcionar, pero luego me dijo que solo me podía prestar el dinero, si yo le pagaba en cuotas a través de una cuenta bancaria de los Estados Unidos, y como no tenía ninguna cuenta en los Estados Unidos, ahí se acabo lavesperanza". Así que de nuevo, estaba realmente decepcionada

“Decidí orar por eso, y luego le pregunté a mi esposo si había alguna forma de hacer el tikún para nuestro hijo.

"¡Claro!", me dijo él, así como si no fuera nada. Y hicimos el tikún en el último minuto ".

Pero los desafíos no se habían terminado.

“Me enviaron la oración del remedio para que mi hijo la recitara, pero, cuando traté dársela, me dijo: ¡¿Por qué hiciste eso ?! ¿Por qué malgastaste tu dinero? ¡No les des mi dirección de correo electrónico! No quiero que nadie me moleste ". Hasta el día de hoy no sé si él recitó la oración o no. Así que la recité yo misma a la hora especificada, por si acaso ".

Meligracia no tuvo ninguna noticia por cuatro meses. Pero siguió esperando, y confiando que de alguna manera el tikún del Rav iba a producir algún resultado, pero no había absolutamente ninguna señal de progreso. "Más de una vez, me pregunté si debería pedir que nos devolvieran el dinero", dijo ella. “Pero seguí clamando a Dios, recé y pensé que sería bueno que todos modos el Rav se quede con el dinero.

“Mientras tanto, cosas muy extrañas estaban sucediendo todo ese tiempo, pero ni apenas le presté atención. Mi hijo se había mudado de repente a un nuevo apartamento y cambiado de trabajo, yendose mudandose a otra ciudad; de repente mi hijo parecía interesado en venir al shul (Sinagoga) para hablar con Dios ", recuerda Meligracia.

“Justo antes de Rosh Hashaná, mi hijo trajo a alguien a casa para conocerme. La pared de ladrillos se había derrumbado. ¿Que más les puedo decir? Ella está perfectamente adaptada para él. El luego admitió que se habían conocido solo un mes después del tikún remedio, pero lo mantuvo en secreto hasta que se sintió absolutamente seguro de que ella era la indicada para él.

"Oh y para resumir: Mi hijo se llama Shalom y el nombre de su milagrosa esposa es Reut, muy interesante eso, ya que en la plegaria de gracias para después del Banquete de las bodas Judías, bendecimos a Dios y a la nueva pareja con diez expresiones de felicidad y amor, y las últimas dos expreciones son paz y amistad.

Como por coincidencia, la traducción hebrea para la palabra "Paz" es "Shalom", como ya lo saben. Y la traducción hebrea para "Amistad" es "Reut".

[1] Se han cambiado los nombres y algunos detalles para mantener la privacidad de las personas.



Share:

No comments:

Post a Comment