BLOG DE RAÍZ SEFARDÍ

ADQUIRIR CONOCIMIENTO DIVINO


MAS QUE CREER EN EL, 
EL CREADOR DESEA QUE LO CONOZCAS 

EL MEJOR RECEPTOR PARA MANTENER (DAAT) ES EL CONOCER AL ETERNO


1. El conocimiento debe de ser lo principal en el corazón. Porque es en realidad el mejor Kli (el mejor recipiente) para recibir y mantener lo que en hebreo se llama "Daat" (un conocimiento divino). Daat viene de la raíz "Yadá" que se usa tanto en las sagradas escrituras para decir conocer y saber, como para las relaciones íntimas con el sexo opuesto. Se trata aquí de adquirir el conocimiento de D.ios de una manera tan especial, tan íntima que se compara con el acto de tener relaciones íntima con su cónyugue (esposa o esposo) en la intimidad amoroso; como en el versículo que dice así "Ve'ha Adam Yadá Et Hava Ishtó" que se traduce por: "y Adán conoció a Eva su esposa .." (Génesis 4:1). No se trata aquí de un conocimiento ordinario, eso todo el mundo sabe como hacerlo, hasta las personas de las naciones idólatras tienen y acumulan ese tipo de conocimiento. No, si de lo que aquí hablamos es algo que se obtiene en el corazón, algo que nace del amor, y el temor lo asegura como en el versículo que dice: "el comienzo de la sabiduría es el temor a D.ios (Proverbio 1:7)". El verdadero conocimiento es principalmente cuando está en el corazón. Y allí en el corazón está el lugar del Temor (se valora y se teme sufrir al perder). Esa es la forma en que debemos conocer a HaShem (El Eterno). Tiene que ser con el corazón y no solo con nuestra mente. 

Lo que significa que uno debe atraer y unir su mente a su corazón, hasta que el asombro, el temor y el respeto caigan sobre él como resultado de la grandeza del Eterno, hasta que despierte al Avodat HaShem (para servirle) en verdad, hasta que merezca aprender el temor elevado [Aprender a temer al Eterno por amor, asombro y respeto, en lugar de temer Su castigo], hay que conocer a quién  se debe temer. Y este es un mérito que se obtiene a través de Hitbodedut, a través del autoexamen y juzgándose a sí mismo, y de este modo se alcanza la luz oculta. (De Likutei Moharan I, 15)

¿QUÉ ES LO QUE NECESITAS EN ESTE MOMENTO EN TU VIDA?

2. Es importante saber que todas las penas y sufrimientos en la vida; que todos los problemas que estás pasando. Todo viene a causa de la falta de conocimiento divino. Sí, así es, razón por la cual estás exiliado, lejos de tu comunidad, de tu familia; Y el por qué te faltan tantas cosas; la falta de Parnasá (los medios de subsistencia); el por que No puedes tener hijos; Todo eso tiene que ver por un conocimiento limitado de la divinidad. Todos los problemas con tu salud física, etc. - Sepa que todo esto es permitido solo de acuerdo a la medida de la falta de conocimiento divino en nuestras vidas, es que todas estas otras carencias existen. 

Entonces, cuando el conocimiento divino se hace completo, entonces todas las carencias y necesidades se satisfacen o se hacen completas (lo que significa que no habrá más carencias). La vida eterna en el futuro se obtendrá principalmente debido al conocimiento que será alcanzable en ese momento. Sepa que el conocimiento divino aumentará y todos conocerán a HaShem (El Dios Eterno) y es a través de este mismo conocimiento que seremos incluidos en Su unidad y luego viviremos la vida eterna como Él. Porque a través del conocimiento de Él se incluye a [las personas] en Su esencia interior, que es el anhelo principal del mundo por venir.

LA IMPORTANCIA DE PONERLE GUARDIA AL DAAT Y A LOS PENSAMIENTOS

Por lo tanto, es necesario proteger el conocimiento, así como nuestros pensamientos, para garantizar que serán santificados y que permanecerán santos. Debemos asegurarnos de protegernos de los malos pensamientos y de pensar siempre en los pensamientos de la Torá y Avodat HaShem [Servicio Divino]; y esforzarse por adquirir y entrar en el conocimiento sagrado, del cual todo depende. (De Likutei Moharan I, 21)

LA SANTIFICACIÓN DE LOS PORTALES DE LA CARA

3. Lograr la confiabilidad del conocimiento y la sabiduría divina es imposible, a menos que hagamos el esfuerzo necesario para santificar las 7 cavidades en nuestra cara que representan la Menorá (el Candelabro del Templo). Los Siete agujeros en nuestra cara son como siete portales; que son a saber: la boca (1), las fosas nasales (2), los ojos (2) y las orejas (2)  = [7]. Éstas son las siete aberturas de la cara que corresponden a las siete luces (las 7 lámparas en las 7 ramas) de la menorá. 

En su conjunto, significa que debemos protegernos para no introducir o difundir engaño por medio de nuestra boca; con Yirat Shamayim (el temor al cielo) que recibimos, que es la santidad de las fosas nasales; hay que tener Emuná (confianza, creencia y fidelidad) en los Sabios de la Torá, que es la santidad de los Oídos: hay que creer en ellos y escuchar sus palabras; y hay que cerrar nuestros ojos para no ver o mirar el mal. Y a través de esto, mereceremos el conocimiento completo y no el vacío, ese conocimiento del cual todo depende. Y a través de eso también, mereceremos tener el Santo Entusiasmo del corazón, porque el entusiasmo del corazón nace de un movimiento que proviene del intelecto.





TEFILÁ LE ANI 



Share:

No comments:

Post a Comment