BLOG DE RAÍZ SEFARDÍ

Tazría






Esta Parashá Fue Preparada Por ABA-EYBO
PARSHAT TAZRÍA
-
Levítico 12: 1 hasta el capítulo 13: 59

DEDICADA A LA MEMORIA Y PARA MÉRITO DE:

Sarah Imenu - Rivkah, Rajel, Leah, 
(כריסטינה מרים דה בלר), 
Rajel Savua de Akiva; Ruti Sarah Bat Simjá
Rabbi Akiva Ben Yosef, Jeannette Agustin San Juan, Fortune Agustin,
Filomena Agustin de San Juan (T’vila / Fila), Federmo San Juan, Aba Mevoyan Beler, Rajel Mazouz
Claudio Alfredo Beler San Juan; (סוג'ונטו בן סופריו) ; ( אבא סופריו) , Rabbi Ya’akov Abujatseira
(כל הזקנים בדורותיהם, מצד אבי, ובצד אמי); Jaya Mushka Schneersohn
Y de todos los Anusim de la casa de Israel; Jean-Baptiste Alvares
ז'אן בטיסט אלבארס , רבי שלמה לוריא, מהרש״ל
Jean Baptiste Louis Agustin Rodrigué Alvares, Rav DovBer de Lubavitch
אורינו ז'אן בטיסט אלבארס;
Eli Ha’Kohen, Pinjás Ve’Ikavod Ha’Kohen. Abayé Ha’Kohen, El Rebbe de Lubavitch,
Menajem Mendel Shnirsohn Zt”L; Yehuda Ha’Jassid, e 
Israel Meir KaGan el Jafets Ha’Jaim.

Lijvod Ve L'iluy Nishmat Ha'Gaon 
Ha'Rav Shmaryahu Yosef Jaim Kanievsky Ben Ha'Rav Yaakov Yisrael zatsal




CONTENIDO DE LA PARASHÁ

Tazría - es la palabra hebrea para decir "ella concibe". En esta Parashá dice así: "Ishá ki Tazría" que significa, "cuando una mujer concibe". Esta palabra es la decimotercera en este estudio y es la primera palabra distintiva en la Parashá. Se trata de la 27ª porción semanal del estudio de la Torá en el ciclo anual de la lectura de la Torá y es el cuarto en el Libro de Levítico. Esta Parashá trata de la impureza ritual. Esta se constituye de Levítico 12: 1-13: 59. La Parashá de Tazría está compuesta por 3,667 letras hebreas, 1,010 palabras hebreas y 67 versículos, y puede ocupar unas 128 líneas en un rollo de la Torá llamado un Sefer Torá.

Tazría se lee en el Shabbat número 27 o el 28 siguiendo las festividades de Simjat Torá, generalmente eso cae en abril o, rara vez, a fines del mes de marzo o principios de mayo. El calendario lunisolar hebreo contiene hasta 55 semanas, el número exacto varía entre 50 en los años comunes y 54 o 55 en los años bisiestos. En los años bisiestos (por ejemplo, 2019, 2022, 2024 y 2027), la parashá Tazria se lee por separado. En los años comunes (por ejemplo, 2018, 2020, 2021, 2023, 2025, 2026 y 2028), La Parashá de Tazría se combina con la próxima Parashá llamada Metsorá, para ayudar a alcanzar el número de lecturas semanales necesarias para el año correspondiente.








SOBRE EL ESTUDIO DE SHABAT

COMENTARIO SOBRE LA PARASHÁ

Resumen de la Parashá
Levítico 12:1-13:59

La parashá Tazría continúa con la discusión de las leyes de Pureza e Impureza ritual.

Una mujer que da a luz debe pasar por un proceso de purificación, que incluye la inmersión en una mikve (una pileta de agua reunida naturalmente) y traer ofrendas al Templo. Todos los varones que nacen deben ser circuncidados en el octavo día de vida.

Tzaráat es un a plaga supernatural, que también puede afectar ropas. Si aparecen manchas blancas o rosas en la piel de una persona (rosas o verdosas en las ropas), un Cohen es llamado. Juzgando los diferentes signos, como un incremento en el tamaño del área afectada luego de una cuarentena de siete días, el Cohen pronuncia la mancha como impura o pura.

Una persona afligida con Tzaráat debe vivir sola fuera del campamento (o la ciudad) hasta curarse. El área afligida en una ropa debe ser removida y, si la Tzaráat reaparece, toda la ropa debe ser quemada.

La sección Metzorá comienza a describir el proceso a través del cual el metzorá recuperado es purificado por el Cohen con un procedimiento especial que incluye dos palomas, agua de un manantial, una vasija de barro, un pedazo de madera de cedro, una cinta de color púrpura y un ramo de mirto.

Una casa también puede ser afectada por la tzaráat a través de la aparición de manchas rojizas o verdosas en las paredes. En un proceso que dura como mucho diecinueve días, un Cohen determina si la casa puede ser purificada o debe ser demolida.

La emisión de una descarga seminal u otra en un hombre y la menstruación u otra descarga de sangre en una mujer indican un estado de impureza ritual que necesita de un proceso de purificación a través de la inmersión en una mikve - baño ritual.




BENDICIONES PARA ANTES DE LEER LA TORÁ

Antes de leer o estudiar la Torá hay que acostumbrarse a bendecir el Eterno (HaShem). Mantén en mente que el nombre de D.ios que se usa cuando decimos nuestras plegarias y cuando leemos la Torá o cuando bendecimos a D.ios es “Adonai”. Donde quiera que aparezca su nombre lo pronunciamos “Adonai”. Dondequiera que aparece el nombre del Eterno, lo pronunciamos Adonai en esos momentos, en otros momentos sólo decimos HaShem.

Bendigo al Eterno, el D.ios Bendito

¡Bendito sea el Eterno quien debe ser bendecido!


En Hebreo
¡Barúj Atáh (Adonai), Eloheinu Meléj Ha’Olám, Asher Bájar Bánu Mikól Ha’Amím VeNatán Lanú Et Torató. Barúj Atáh Adonai Notén HaTorá!

En Español
¡Bendito Eres Tú Adonai, Elohim Nuestro y Rey del universo, que Nos Ha Escogido de entre todas las naciones y nos Ha Entregado Su Torá. Bendito eres Tú Adonai, donador de la Torá!


LEVÍTICO 12:1 - 8

1 Y Habló el Eterno á Moisés, diciendo: 2 Habla á los hijos de Israel, diciendo: Cuando una mujer concibiere y pariere varón, será inmunda por siete días; al igual los días en que está separada ella para la purificación de su ciclo menstrual, será inmunda. 3 Y al octavo día circuncidará la carne de su prepucio. 4 Mas ella permanecerá treinta y tres días en la sangre de su purificación: ninguna cosa santa tocará, ni vendrá al santuario, hasta que sean cumplidos los días de su purificación.

5 Y si pariere hembra será inmunda dos semanas, conforme á su separación, y sesenta y seis días estará purificándose de su sangre. 6 Y cuando los días de su purificación fueren cumplidos, por hijo ó por hija, traerá un cordero de un año para holocausto, y un palomino ó una tórtola para expiación, á la puerta del tabernáculo del testimonio, al sacerdote:

7 Y él ofrecerá delante del Eterno, y hará expiación por ella, y será limpia del flujo de su sangre. Esta es la ley de la que pariere varón ó hembra. 8 Y si no alcanzare su mano lo suficiente para un cordero, tomará entonces dos tórtolas ó dos palominos, uno para holocausto, y otro para expiación: y el sacerdote hará expiación por ella, y será limpia.

LEVÍTICO 13:1 - 59
1 Y Habló el Eterno á Moisés y á Aarón, diciendo: 2 Cuando el hombre tuviere en la piel de su carne hinchazón, ó postilla, ó mancha blanca, y hubiere en la piel de su carne como llaga de lepra, será traído á Aarón el sacerdote, ó á uno de los sacerdotes sus hijos: 3 Y el sacerdote mirará la llaga en la piel de la carne: si el pelo en la llaga se ha vuelto blanco, y pareciere la llaga más hundida que la tez de la carne, llaga de lepra es; y el sacerdote le reconocerá, y le dará por inmundo. 4 Y si en la piel de su carne hubiere mancha blanca, pero no pareciere más hundida que la tez, ni su pelo se hubiere vuelto blanco, entonces el sacerdote encerrará al llagado por siete días;

5 Y al séptimo día el sacerdote lo mirará; y si la llaga a su parecer se hubiere estancado, no habiéndose extendido en la piel, entonces el sacerdote le volverá á encerrar por otros siete días. 6 Y al séptimo día el sacerdote le reconocerá de nuevo; y si parece haberse oscurecido la llaga, y que no ha cundido en la piel, entonces el sacerdote lo dará por limpio: era postilla; y lavará sus vestidos, y será limpio.

7 Mas si hubiere ido creciendo la postilla en la piel, después que fué mostrado al sacerdote para ser limpio, será visto otra vez del sacerdote: 8 Y si reconociéndolo el sacerdote, ve que la postilla ha crecido en la piel, el sacerdote lo dará por inmundo: es lepra. 9 Cuando hubiere llaga de lepra en el hombre, será traído al sacerdote; 10 Y el sacerdote mirará, y si pareciere tumor blanco en la piel, el cual haya mudado el color del pelo, y se descubre asimismo la carne viva,

11 Lepra es envejecida en la piel de su carne; y le dará por inmundo el sacerdote, y no le encerrará, porque es inmundo. 12 Mas si brotare la lepra cundiendo por el cutis, y ella cubriere toda la piel del llagado desde su cabeza hasta sus pies, á toda vista de ojos del sacerdote;

13 Entonces el sacerdote le reconocerá; y si la lepra hubiere cubierto toda su carne, dará por limpio al llagado: hase vuelto toda ella blanca; y él es limpio. 14 Mas el día que apareciere en él la carne viva, será inmundo. 15 Y el sacerdote mirará la carne viva, y lo dará por inmundo. Es inmunda la carne viva: es lepra. 16 Mas cuando la carne viva se mudare y volviere blanca, entonces vendrá al sacerdote; 17 Y el sacerdote mirará, y si la llaga se hubiere vuelto blanca, el sacerdote dará por limpio al que tenía la llaga, y será limpio.

18 Y cuando en la carne, en su piel, hubiere apostema, y se sanare, 19 Y sucediere en el lugar de la apostema tumor blanco, ó mancha blanca embermejecida, será mostrado al sacerdote: 20 Y el sacerdote mirará; y si pareciere estar más baja que su piel, y su pelo se hubiere vuelto blanco, darálo el sacerdote por inmundo: es llaga de lepra que se originó en la apostema.

21 Y si el sacerdote la considerare, y no pareciere en ella pelo blanco, ni estuviere más baja que la piel, sino oscura, entonces el sacerdote lo encerrará por siete días: 22 Y si se fuere extendiendo por la piel, entonces el sacerdote lo dará por inmundo: es llaga. 23 Empero si la mancha blanca se estuviere en su lugar, que no haya cundido, es la costra de la apostema; y el sacerdote lo dará por limpio. 24 Asimismo cuando la carne tuviere en su piel quemadura de fuego, y hubiere en lo sanado del fuego mancha blanquecina, bermejiza ó blanca, 25 El sacerdote la mirará; y si el pelo se hubiere vuelto blanco en la mancha, y pareciere estar más hundida que la piel, es lepra que salió en la quemadura; y el sacerdote declarará al sujeto inmundo, por ser llaga de lepra. 26 Mas si el sacerdote la mirare, y no pareciere en la mancha pelo blanco, ni estuviere más baja que la tez, sino que está oscura, le encerrará el sacerdote por siete días;

27 Y al séptimo día el sacerdote la reconocerá: si se hubiere ido extendiendo por la piel, el sacerdote lo dará por inmundo: es llaga de lepra. 28 Empero si la mancha se estuviere en su lugar, y no se hubiere extendido en la piel, sino que está oscura, hinchazón es de la quemadura: darálo el sacerdote por limpio; que señal de la quemadura es. 29 Y al hombre ó mujer que le saliere llaga en la cabeza, ó en la barba,

30 El sacerdote mirará la llaga; y si pareciere estar más profunda que la tez, y el pelo en ella fuera rubio y adelgazado, entonces el sacerdote lo dará por inmundo: es tiña, es lepra de la cabeza ó de la barba. 31 Mas cuando el sacerdote hubiere mirado la llaga de la tiña, y no pareciere estar más profunda que la tez, ni fuere en ella pelo negro, el sacerdote encerrará al llagado de la tiña por siete días: 32 Y al séptimo día el sacerdote mirará la llaga: y si la tiña no pareciere haberse extendido, ni hubiere en ella pelo rubio, ni pareciere la tiña más profunda que la tez,

33 Entonces lo trasquilarán, mas no trasquilarán el lugar de la tiña: y encerrará el sacerdote al que tiene la tiña por otros siete días. 34 Y al séptimo día mirará el sacerdote la tiña; y si la tiña no hubiere cundido en la piel, ni pareciere estar más profunda que la tez, el sacerdote lo dará por limpio; y lavará sus vestidos, y será limpio. 35 Empero si la tiña se hubiere ido extendiendo en la piel después de su purificación, 36 Entonces el sacerdote la mirará; y si la tiña hubiere cundido en la piel, no busque el sacerdote el pelo rubio, es inmundo. 37 Mas si le pareciere que la tiña está detenida, y que ha salido en ella el pelo negro, la tiña está sanada; él está limpio, y por limpio lo dará el sacerdote. 38 Asimismo el hombre ó mujer, cuando en la piel de su carne tuviere manchas, manchas blancas,

39 El sacerdote mirará: y si en la piel de su carne parecieren manchas blancas algo oscurecidas, es empeine que brotó en la piel, está limpia la persona. 40 Y el hombre, cuando se le pelare la cabeza, es calvo, mas limpio. 41 Y si á la parte de su rostro se le pelare la cabeza, es calvo por delante, pero limpio. 42 Mas cuando en la calva ó en la antecalva hubiere llaga blanca rojiza, lepra es que brota en su calva ó en su antecalva. 43 Entonces el sacerdote lo mirará, y si pareciere la hinchazón de la llaga blanca rojiza en su calva ó en su antecalva, como el parecer de la lepra de la tez de la carne, 44 Leproso es, es inmundo; el sacerdote lo dará luego por inmundo; en su cabeza tiene su llaga.

45 Y el leproso en quien hubiere llaga, sus vestidos serán deshechos y su cabeza descubierta, y embozado pregonará: ¡Inmundo! ¡inmundo! 46 Todo el tiempo que la llaga estuviere en él, será inmundo; estará impuro: habitará solo; fuera del real será su morada. 47 Y cuando en el vestido hubiere plaga de lepra, en vestido de lana, ó en vestido de lino; 48 O en estambre ó en trama, de lino ó de lana, ó en piel, ó en cualquiera obra de piel; 49 Y que la plaga sea verde, ó bermeja, en vestido ó en piel, ó en estambre, ó en trama, ó en cualquiera obra de piel; plaga es de lepra, y se ha de mostrar al sacerdote. 50 Y el sacerdote mirará la plaga, y encerrará la cosa plagada por siete días.

51 Y al séptimo día mirará la plaga: y si hubiere cundido la plaga en el vestido, ó estambre, ó en la trama, ó en piel, ó en cualquiera obra que se hace de pieles, lepra roedora es la plaga; inmunda será. 52 Será quemado el vestido, ó estambre ó trama, de lana ó de lino, ó cualquiera obra de pieles en que hubiere tal plaga; porque lepra roedora es; al fuego será quemada. 53 Y si el sacerdote mirare, y no pareciere que la plaga se haya extendido en el vestido, ó estambre, ó en la trama, ó en cualquiera obra de pieles;

54 Entonces el sacerdote mandará que laven donde está la plaga, y lo encerrará otra vez por siete días. 55 Y el sacerdote mirará después que la plaga fuere lavada; y si pareciere que la plaga no ha mudado su aspecto, bien que no haya cundido la plaga, inmunda es; la quemarás al fuego; corrosión es penetrante, esté lo raído en la haz ó en el revés de aquella cosa. 56 Mas si el sacerdote la viere, y pareciere que la plaga se ha oscurecido después que fué lavada, la cortará del vestido, ó de la piel, ó del estambre, ó de la trama.

57 Y si apareciere más en el vestido, ó estambre, ó trama, ó en cualquiera cosa de pieles, reverdeciendo en ella, quemarás al fuego aquello donde estuviere la plaga. 58 Empero el vestido, ó estambre, ó trama, ó cualquiera cosa de piel que lavares, y que se le quitare la plaga, lavarse ha segunda vez, y entonces será limpia. 59 Esta es la ley de la plaga de la lepra del vestido de lana ó de lino, ó del estambre, ó de la trama, ó de cualquiera cosa de piel, para que sea dada por limpia ó por inmunda.



58 Empero el vestido, ó estambre, ó trama, ó cualquiera cosa de piel que lavares, y que se le quitare la plaga, lavarse ha segunda vez, y entonces será limpia. 59 Esta es la ley de la plaga de la lepra del vestido de lana ó de lino, ó del estambre, ó de la trama, ó de cualquiera cosa de piel, para que sea dada por limpia ó por inmunda.


BENDICIONES PARA ANTES DE LEER LA HAFTARÁ


Antes de leer la Haftará también, el lector o el estudiante debe de decir esta bendición:

En Hebreo
¡Barúj Atáh Adonai Eloheinu Meléj HaOlám Asher Bájar Bin-vi-ím Tovím Ve-Ratzá Ve-Divreijem Ha-ne-Emarim Ve-Emét! ¡Barúj Atáh Adonai Ha-Bojer Ba-Torá Uv-Moshé Avdó Uv-Israel Amó U-ninviei Ha-Emét Va-Tsedék!


En Espanol
¡Bendito Eres Tú Adonai, Elohim Nuestro, Rey del Universo, que escogiste Buenos Profetas y te complaciste con sus palabras que fueron pronunciadas con Verdad! ¡Bendito Eres Tú Adonai, que escogiste la Torá y a Moshé tu Siervo, y a Israel Tu Pueblo, y a Los Profetas de Verdad y Justicia!




La Haftará Para La Parashá de Tazría está en II Reyes 4: 42-5: 19, Cuando no cae en Shabat especial.






LA HAFTARÁ DE TAZRÍA
-

La haftará de la parashá (cuando se lee individualmente en un sábado que no es un día de reposo especial) es 2 Reyes 4: 42-5: 19.

Resumen
Un hombre de Baal-shalishaá trajo al profeta Eliseo pan de los Primeros Frutos - 20 panes de cebada - y grano fresco en su saco para dar a la gente a comer. El siervo de Eliseo le preguntó a Eliseo cómo podía alimentar a cien hombres con estas raciones, pero Eliseo le dijo a su siervo que diera la comida a la gente, porque Dios dijo que comerían y les sobrarían alimentos. Entonces el siervo puso la comida delante de los hombres, comieron y les sobraron alimentos, tal como Dios había dicho.

Naamán, el comandante del ejército del rey de Aram, era un gran guerrero, pero era un leproso. La muchacha que esperó a la esposa de Naamán era un israelita a quien los arameos habían tomado cautivo, y ella le dijo a la esposa de Naamán que si Naamán se dirigía a Eliseo en Samaria, entonces Eliseo curaría a Naamán de su lepra. Naamán le dijo a su señor el rey de Aram lo que dijo la niña, y el rey de Aram envió a Naamán en su camino con una carta al rey de Israel. Naamán partió, llevándose consigo diez talentos de plata, seis mil piezas de oro y diez mudas de ropa. Naamán le trajo al rey de Israel la carta, que le pedía al rey de Israel que curara a Naamán de su lepra. Cuando el rey de Israel leyó la carta, se rasgó la ropa y se quejó de que no era Dios con poder sobre la vida y la muerte, pero el rey de Aram debía haber estado buscando algún pretexto para atacar a Israel.

Eliseo rechaza los regalos de Naamán (1637 pintura de Pieter de Grebber)
Cuando Eliseo oyó, invitó al rey a enviar a Naamán a él, y Naamán fue a la casa de Eliseo con sus caballos y sus carros. Eliseo envió un mensajero a Naamán para decirle que se lavara siete veces en el río Jordán y fuera sanado, pero eso enfureció a Naamán, que esperaba que Eliseo saliera, invocara el nombre de Dios y agitara sus manos sobre Naamán. Naamán preguntó si los ríos Amanah y Pharpar de Damasco no eran mejores que cualquier río en Israel, por lo que podría lavarse en ellos y estar limpio.

Pero los siervos de Naamán le aconsejaron que si Eliseo le hubiera ordenado que hiciera algo difícil, lo habría hecho, así que, ¿cuánto más debería hacer lo que Eliseo dirigió cuando dijo simplemente que se lavara y estuviera limpio? [92] Así que Naamán se sumergió siete veces en el Jordán, y su carne volvió como la carne de un niño pequeño.

Naamán regresó a Eliseo, confesó que no hay Dios sino en Israel, y le pidió a Eliseo que tomara un regalo, pero Eliseo declinó. Naamán preguntó si podía tomar dos cargas de mula de la tierra de Israel para que Naamán pudiera hacer ofrendas a Dios, y pidió que Dios perdonara a Naamán cuando tuvo que inclinarse ante el ídolo arameo Rimmón cuando el rey de Aram se inclinó ante Naamán para inclinarse ante él Rimmon. Y Eliseo le dijo a Naamán que fuera en paz.

Conexión a la Parashá
Tanto la parashá como la haftará cuentan el tratamiento de la enfermedad de la piel, la parashá de los sacerdotes, y la haftará por el profeta Eliseo [98]. Tanto la parashá como la haftará frecuentemente emplean el término para la enfermedad de la piel (צָּרַעַת, tzara'at).

Un Midrash dedujo de la caracterización de Naamán como un "gran hombre" en 2 Reyes 5: 1 que Naamán era arrogante por ser un gran guerrero y, como resultado, fue herido por la lepra.

Y fundamentalmente, tanto la parashá como la haftará consideran que la enfermedad de la piel está relacionada con la esfera Divina y una ocasión para interactuar con Dios.

La Haftará en la Interpretación Rabínica Clásica
-
La Mekhilta de Rabi Ishmael consideraba a Naamán un converso más justo que Jethro. Al leer las palabras de Jethro en Éxodo 18:11, "Ahora sé que el Señor es más grande que todos los dioses", el Mekhilta del rabino Ishmael informó que dijeron que no había un ídolo en el mundo que Jethro no buscara ni adorara,



II REYES 4: 42-5: 19







4:42-Vino entonces un hombre de Baal-salisa, el cual trajo al varón de Dios panes de primicias, veinte panes de cebada, y trigo nuevo en su espiga. Y él dijo: Da á la gente para que coman. 43 Y respondió su sirviente: ¿Cómo he de poner esto delante de cien hombres? Mas él tornó á decir: Da á la gente para que coman, porque así ha dicho el Eterno: Comerán, y sobrará. 44 Entonces él lo puso delante de ellos, y comieron, y les sobró, conforme á la palabra del Eterno.


5:1-19 Naamán, general del ejército del rey de Siria, era gran varón delante de su señor, y en alta estima, porque por medio de él había dado el Eterno salvamento á la Siria. Era este hombre valeroso en extremo, pero leproso. 2 Y de Siria habían salido cuadrillas, y habían llevado cautiva de la tierra de Israel una muchacha; la cual sirviendo á la mujer de Naamán,

3 Dijo á su señora: Si rogase mi señor al profeta que está en Samaria, él lo sanaría de su lepra. 4 Y entrando Naamán á su señor, declaróselo, diciendo: Así y así ha dicho una muchacha que es de la tierra de Israel. 5 Y díjole el rey de Siria: Anda, ve, y yo enviaré letras al rey de Israel. Partió pues él, llevando consigo diez talentos de plata, y seis mil piezas de oro, y diez mudas de vestidos. 6 Tomó también letras para el rey de Israel, que decían así: Luego en llegando á ti estas letras, sabe por ellas que yo envío á ti mi siervo Naamán, para que lo sanes de su lepra.

7 Y luego que el rey de Israel leyó las cartas, rasgó sus vestidos, y dijo: ¿Soy yo Dios, que mate y dé vida, para que éste envíe á mí á que sane un hombre de su lepra? Considerad ahora, y ved cómo busca ocasión contra mí. 8 Y como Eliseo, varón de Dios oyó que el rey de Israel había rasgado sus vestidos, envió á decir al rey: ¿Por qué has rasgado tus vestidos? Venga ahora á mí, y sabrá que hay profeta en Israel. 9 Y vino Naamán con sus caballos y con su carro, y paróse á las puertas de la casa de Eliseo. 10 Entonces Eliseo le envió un mensajero, diciendo: Ve, y lávate siete veces en el Jordán, y tu carne se te restaurará, y serás limpio.

11 Y Naamán se fué enojado, diciendo: He aquí yo decía para mí: Saldrá él luego, y estando en pie invocará el nombre del Eterno su Dios, y alzará su mano, y tocará el lugar, y sanará la lepra. 12 Abana y Pharphar, ríos de Damasco, ¿no son mejores que todas las aguas de Israel? Si me lavare en ellos, ¿no seré también limpio? Y volvióse, y fuése enojado.

13 Mas sus criados se llegaron á él, y habláronle, diciendo: Padre mío, si el profeta te mandara alguna gran cosa, ¿no la hicieras? ¿cuánto más, diciéndote: Lávate, y serás limpio? 14 El entonces descendió, y zambullóse siete veces en el Jordán, conforme á la palabra del varón de Dios: y su carne se volvió como la carne de un niño, y fué limpio. 15 Y volvió al varón de Dios, él y toda su compañía, y púsose delante de él, y dijo: He aquí ahora conozco que no hay Dios en toda la tierra, sino en Israel. Ruégote que recibas algún presente de tu siervo. 16 Mas él dijo: Vive el Eterno, delante del cual estoy, que no lo tomaré. E importunándole que tomase, él nunca quiso. 17 Entonces Naamán dijo: Ruégote pues, ¿no se dará á tu siervo una carga de un par de acémilas de aquesta tierra? porque de aquí adelante tu siervo no sacrificará holocausto ni sacrificio á otros dioses, sino al Eterno.

18 En esto perdone el Eterno á tu siervo: que cuando mi señor entrare en el templo de Rimmón, y para adorar en él se apoyare sobre mi mano, si yo también me inclinare en el templo de Rimmón, si en el templo de Rimmón me inclino, el Eterno perdone en esto á tu siervo. 19 Y él le dijo: Vete en paz. Partióse pues de él, y caminó como el espacio de una milla.



Preparado en las Instituciones de Ohr Somayaj en Jerusalem, Israel.

Todas las referencias son a los versos y al comentario de Rashi, a menos que se indique lo contrario.

TAZRIA
1. ¿Cuándo una mujer que ha dado a luz a un hijo va a la mikveh? Levítico 12: 2 - Al final de los siete días.
2 Después de que una mujer da a luz, se le exige que ofrezca dos tipos de ofrendas. ¿Cuales son?
Levítico 12: 6 - Un olah y un Jatat.

3 ¿Qué animal ofrece la mujer como Jatat? Levítico 12: 6 - Una Tor (tórtola) o un ben yona (paloma joven).
4 ¿Cuál de estas ofrendas la hace tahor (pureza ritual)? Levitico 12: 7 - El Jatat.
5 ¿Cuál de los sacrificios ofrece primero la mujer, el olah o el Jatat? Levítico 12: 8 - El Jatat.

6 ¿Quién determina si una persona es una metzora tamei (persona con tzaraat ritual impuro) o es tahor?
Levitico 13: 2 - Un kohen.

7 Si el kohen ve que el tzaraat se ha extendido después de una semana, ¿cómo lo hace? Levítico 13: 5 - La persona es tamei.
8 ¿Qué descalifica a un kohen de poder dar un fallo en un caso de tzaraat? Levitico 13:12 - Pobre visión.
9 ¿Por qué la apariencia de tzaraat en la punta de una de las 24 "extremidades" que se proyectan desde el cuerpo generalmente no puede ser examinada? Levítico 13:14 - El tzaraat como un todo debe ser visto al mismo tiempo. Como estas partes son angulosas, no se pueden ver a la vez.

10 ¿En qué días no se permite a un kohen pronunciarse sobre el tzaraat? Levitico 13:14 - Durante los festivales; y fallar sobre un novio durante los siete días de fiesta después del matrimonio.

11 En áreas del cuerpo donde crecen colecciones de pelo (por ejemplo, la cabeza o la barba), ¿qué color de pelo es indicativo de impureza ritual? Levitico 13:29 - Golden.

12 En áreas del cuerpo donde crecen las colecciones de pelo, ¿qué color de pelo es indicativo de pureza? Levítico 13:37 - Cualquier color que no sea dorado.

13 Si el kohen intencional o involuntariamente pronuncia una tamei persona "tahor", ¿cuál es el estado de esa persona? Levítico 13:37 - Él permanece tamei.
14 ¿Qué signos de luto debe tener una exhibición Metzora? Levítico 13:45 - Debe rasgar sus vestiduras, dejar crecer su cabello salvaje, y cubrirse los labios con su ropa.
15 ¿Por qué se le debe gritar a un metzora "Tamei! Tamei!" Levítico 13:45 - Entonces la gente sabrá mantenerse alejada de él.

16 ¿Dónde debe vivir un metzora? Levítico 13:46 - Fuera del campamento en aislamiento.

17 ¿Por qué se ordena a un metzora que permanezca aislado? Levítico 13:46 - Dado que tzaraat es un castigo por lashon hara (discurso maligno), que crea una brecha entre las personas, la Torá castiga la medida por medida al establecer una división entre él y los demás.

18 ¿Qué signo denota tzaraat en una prenda? Levítico 13:49 - Una decoloración de color verde oscuro o rojo oscuro.

19 ¿Qué se debe hacer con una prenda que tiene tzaraat? Levítico 13:52 - Debe ser quemado
20 Si después de lavar una prenda los signos de tzaraat desaparecen por completo, ¿cómo se purifica la prenda? Levítico 13:58 - Por inmersión en un mikveh.



TABLE OF CONTENT


Levítico 12: 1 hasta el capítulo 13: 59 1

CONTENIDO DE LA PARASHÁ 2

SOBRE EL ESTUDIO DE SHABAT 3

COMENTARIO SOBRE LA PARASHÁ 3

LEVÍTICO 12:1 - 8 5

LEVÍTICO 13:1 - 59 5

MAFTIR TAZRÍA 9

LA HAFTARÁ DE TAZRÍA 11

II REYES 4: 42-5: 19 13

TAZRIA 15





H’ Ehad
___________

ה' אחד
Share:

No comments:

Post a Comment