BLOG DE RAÍZ SEFARDÍ

LOS SECRETOS Y LA SABIDURIA DEL NÚMERO 13


"Que la luz de la luna sea como la luz del sol y que su luz sea como la de los siete días de la creación, tal y como la luna brillaba antes de que fuera disminuida."


1) ¿POR QUÉ SERÁ QUE LAS NACIONES ODIAN TANTO EL NÚMERO 13?
A la verdad que nadie lo sabe, ni conoce el origen del temor al 13. Para muchos ese número es terror. No es sorprendente que los que hemos crecido en las principales ciudades grandes del mundo nos hemos dado cuenta de que el número 13 no existe, especialmente en todos los grandes edificios y rascacielos. Un amigo judío me informa que él estuvo una vez en el "Upper East Side" de Manhattan (Nueva York), en un mundo de elegantes edificios de apartamentos. El portero lo saludó y luego abordó el ascensor. ¡Y pa’ arriba! ¿Y qué encuentra él después del piso doce ahí arriba? ¡Es

Evidente, no! Después del piso número 12 llega el ... ¡catorce! ¿Qué más podría ser? Claro, Así como lo aprendimos en la escuela, verdad?: "11 ... 12 ... 14" ¡Qué!?

No, hay que reír un poco ... “¡Pero, espera! dijo él. ¿Qué pasó con el piso 13?”

‘Bueno, tú sabes, dice el portero: “es que no hay quien quiera ese número! ¡Nadie quiere vivir allí en el piso 13!” ‘

En el mundo imaginario de Esaú, ¡no hay "número 13"! En este mundo falso en que vivimos, miles de personas se entregan a una ficción evidente, todos le llaman 14 al piso "13". ¡Este es el mundo de mentiras en el que vivimos! Olam Ha’Sheker se dice en Hebreo.

Ah .. Pero es un miedo muy real. Es tan real que este fenómeno hasta tiene su propio nombre científico. El miedo al viernes 13 se llama de manera científica “triscaideicafobia” o “paraskevidekatriaphobia”. Proviene de las palabras griegas “triskaideka”, lo que significa 13, y la fobia, lo que significa miedo. Paraskevidekatriaphobia también se deriva del griego: “Paraskeví” se traduce como el viernes, y dekatria es otra forma de decir 13. Los expertos dicen que “triscaideicafobia” afecta a millones de personas y estiman que las empresas, especialmente las compañías aéreas sufren de severas pérdidas el viernes 13. La culpa de que exista el viernes 13 la tiene el domingo. Para que un mes tenga un viernes 13, el mes debe comenzar en un domingo. ¿No te lo crees? Echa un vistazo al calendario y compruébalo por ti mismo.




2) ¿QUÉ TIENE DE MALO ESTE POBRE NÚMERO?
¿Por qué será que le temen tanto? ¡Sin embargo, el número 13 es el número que revela la existencia y la grandeza eterna y espiritual del pueblo judío! ¡Las naciones del mundo lo hacen todo al revés, incluso a veces sin darse cuenta pretenden que este número no existe! Así como afirman que nosotros, los judíos, tampoco existimos; Hay otros que piensan que Dios tampoco existe. Los Nozrím en su Nuevo Pacto falso dicen que ya "No hay ni judíos, ni gentiles, ni mujeres, ni Shabat, etc."

Sin embargo, todos estamos aquí. Somos una chispa del Santísimo Dios, bendito sea Él. Y nos incumbe a nosotros celebrar la existencia de toda su creación, incluyendo la riqueza en la diversidad que Dios creó; masculina y femenina; y que el Shabat es un Pacto memorial, que el Eterno Dios creó todo lo que hizo en seis días, y que en el séptimo día Se detuvo e hizo de ese día un día santo para siempre, eternamente (Levítico 24: 7-8, Isaías 66: 23-24). El sábado testifica que hay un Dios creador que creó todo. Entonces, qué más podríamos esperar de las naciones del mundo, es simple: sino que el hecho de negar nuestra existencia, es el primer paso para negar la existencia de nuestro Creador, por supuesto.

Pero tal y como el profeta Isaías nos lo dice, ya llega el día en cuando muy pronto todos tendrán que venir a inclinarse ante nuestro Dios en Jerusalén, al menos cinco veces al mes, es decir, cada Shabat, (hay 4 Shabat en un mes); y en cada luna nueva, (hay una luna nueva por mes), por lo que por un total de al menos cinco veces al mes. Esto les enseñará a las naciones a sincronizar también sus vidas con nuestro Dios y seguir el Calendario Bíblico y abandonar su calendario pagano que vienen siguiendo por miles de años ya.



3) ASÍ COMO EL 13 LES METE MIEDO A TODOS, TAMBIÉN ASÍ LOS JUDÍOS METEN MIEDO Atsmut - El número 13 revela nuestra esencia. De veras es algo que sale y se extiende hasta el más allá de este mundo. La esencia del pueblo judío trasciende este mundo y se extiende hacia el más allá, hacia el próximo mundo. Y sorprendentemente, todo esto es evocado por el número "13". La esencia misma de toda la existencia, Dios mismo está representado por el valor numérico de 13 en todo el mundo judío y en la Torá que recibimos en el Monte Sinaí.

Sí, es un número de terror para las naciones del mundo, hasta el punto de afirmar que este número bendito no existe en lo absoluto, de la misma manera como quieren pretender que no hay nación llamada Israel, sino Palestina, no hay tierra de Israel y de que nunca nos fue legada una ciudad santa llamada Jerusalén.

Existe un análisis fascinante de un gran sabio sobre este tema, que se refiere al mes de Adar II (Adar Bet en Hebreo), se trata del decimotercer mes en el calendario judío actual. Esto sucede en todo "ibour yor", (el "año bisiesto") en el calendario judío. Este análisis trata sobre la relación de Israel con Ismael (los árabes). El pueblo de Israel desciende de doce tribus, pero las tribus de Ismael, los árabes descienden de Agar, una mujer esclava (ver Génesis 25:16 y Marshaa en el Sanhedrín 12a), en oposición a las tribus de Israel.

Los Judíos comparten un padre en común con Ismael, pero ahí es donde termina la similitud. El pueblo judío desciende de los tres patriarcas (Abraham, Isaac y Ya'acov) y las matriarcas (Sarah, Rivka, Rachel y Leah Imenu) del más alto nivel espiritual.

4) LOS JUDÍOS SON DESCENDIENTES DE 13 ..
Pero hay aún más. De hecho, el pueblo judío no sólo desciende de doce tribus! Sino de 13, ¡porque Yosef (José) está compuesto de dos tribus! Como dice Jacob, "¡Efraín y Menashé serán míos tal y como lo son Reuven y Shimon!" (Génesis 48: 5); y es ahí donde radica la clave de nuestra preeminencia sobre todas las demás naciones. Es la cifra 13 que denota nuestra eternidad. Somos descendientes de 13 tribus cuya sangre fluye por nuestras venas, y nuestra Neshamá (el alma del pueblo judío) proviene de Dios cuyo valor numérico es 13.


Y como pueden notar, el "13" también se refleja en nuestro calendario. Así como nuestras 12 tribus son en realidad 13, también nuestros 12 meses del año son 13. Actualmente estamos en el decimotercer mes.
5) LAS NACIONES VIVEN EN EL PISO 12, MIENTRAS QUE NOSOTROS VIVIMOS EN EL 13
¡Vamos a ver! ¿Cuál es el significado del número "trece"? Un sabio refiriéndose al Sefer Yetsirá, menciona los doce bordes de un cubo hablando del mundo actual. Este mundo físico se parece a un cubo que tiene seis direcciones: este, oeste, norte, sur, arriba y abajo. Un cubo tiene seis lados, lo que significa que tiene doce bordes donde se unen los lados. Estas corresponden a las doce tribus y los doce meses. Este cubo corresponde a la vida de las otras naciones. Están delimitados por el mundo físico, donde están atrapados dentro del cubo.

Hay una expresión Inglesa que dice: “Piense fuera del cubo” y los Franceses dicen que hay que "salir de la ruta marcada". Esto significa estar abierto a conceptos que están fuera de los parámetros habituales. Así como las personas de habla inglesa nos dicen, "Think Outside The Box", es decir, necesitas ideas que vayan más allá de lo que otros puedan pensar posible. El pueblo judío siempre ha vivido "fuera del cubo". Nos hemos unido al Amo del Universo; toda nuestra existencia trasciende los límites del tiempo y el espacio. Nuestra existencia hoy como una nación que vive según la Torá, como una nación que existe, literalmente de manera milagrosa y dirigiendo al mundo hacia el Creador que está, por definición, fuera de los límites del espacio y del tiempo. Nuestra existencia trasciende lo que se considera posible, y está claro que existimos sólo en virtud de la bondad especial que el Amo de todo el Universo derrama sobre nosotros, es Él y solo Él quien nos da la vida donde vivimos.



Un lugar tan difícil y rodeado de enemigos mortales, donde las otras naciones nunca podrían haber sobrevivido. Este es el significado de 13, la tribu decimotercera o del decimotercer mes.


Vivimos según reglas que están más allá de este mundo, fuera de "la caja". Todos buscan eliminarnos para tomar nuestro lugar, pero todos desaparecen y nosotros permanecemos igual. ¿Dónde están los Egipcios? ¿Dónde están los Asirios? ¿Dónde están los Babilonios? ¿Dónde están los Griegos? ¿Dónde están los Romanos? Todos vinieron hicieron un bullicio, y desaparecieron. Pero el Judío sigue ahí, igual que en los siglos que existieron todos esos Imperios que buscaban eliminarnos.


6) ¿PARA QUÉ QUEREMOS 13 MESES?
¿Por qué necesitamos un "ibour yor", un año bisiesto con un segundo mes de Adar añadido? Porque es Mandamiento de Dios con relación a la Pascua. Agregamos un mes “Adar Bet” siete veces en cada ciclo de 19 años, porque el año solar es más largo que el año lunar y necesitamos ajustar periódicamente el calendario para mantener la festividad bíblica de la Pascua en el "mes Aviv, el mes de la primavera" (Deuteronomio 16: 1), que se identifica como el mes de Nisán, el primer mes del año. El mes adicional de Adar II sirve para corregir una brecha entre los ciclos lunar y solar.


Pero, ¿por qué será que necesitamos corregir la brecha entre el sol y la luna? ¿Acaso tenemos que creer que Dios creó el universo con un defecto? ¡Imposible! Aprendemos de nuestros sabios que la luna disminuyó al principio de la historia cuando "se quejó" a Dios de que no puede haber "dos reyes" con la misma corona "(Julín 60b).



7) LA INTENSIDAD DE LUNA Y EL MES NÚMERO 13

. . . al final de la historia esta brecha será corregida, como lo recitamos en la oración de “Kidush Levaná”. . .

Me pregunto si la disminución en la luna que se produjo al comienzo de la historia también resultó en la brecha entre los ciclos del sol y la luna. Sabemos que al final de la historia esta brecha se corregirá, como decimos en la oración de Kidush Levaná, "¡Qué la luz de la luna sea como la luz del sol y como la luz de los siete días de la creación, como estaba antes de ser disminuido!".

En ese tiempo futuro, el número 13 será la condición "normal" de la humanidad, porque será normal vivir una vida que esté completamente conectada con Dios. La humanidad ya no quedará atrapada en el cubo, rodeada de materialismo y atrapada, esperando siempre su fin por el Ángel de la Muerte. "Y se cumplirá sobre nosotros el versículo que dice así: “... Entonces los hijos de Israel volverán y buscarán al Eterno su Dios y a David su rey" (Oseas 3: 5, Kidush Levaná).


El mundo volverá a su estado perfecto, un estado que ahora es invisible para todos, desde que nuestros antiguos antepasados ​​dejaron el Jardín del Edén. ¡Que el mérito de ver esto pronto nos sea concedido en nuestros días!




8) LA SABIDURÍA DEL NÚMERO 13
Para las naciones del mundo, el viernes 13 es un mal presagio, pero para aquellos que conocen a su Dios y obedecen la Torá, este es el día más afortunado que existe. Si tomamos primero como ejemplo al día de reposo, el Shabat comienza siempre el viernes después de la puesta del sol, y cuando el Shabat cae el día 13 del mes, nuestras posibilidades se multiplican exponencialmente. De hecho, cualquier judío israelí sabe muy bien que un viernes 13 es un día extraordinariamente afortunado.

Hay que recordar que existen dos razones, especialmente en este día, Dios había declarado que su creación era muy buena, y también Dios había declarado que todos los días de la semana comienzan después del atardecer; o sea que con la puesta del sol termina un día y con el anochecer comienza el nuevo día. Así que el Viernes por la noche es el comienzo del séptimo día (el Shabat).

Y además, a lo largo de la Torá, el 13 revela su importancia, y las tradiciones judías conformadas por la Torá contienen muchas figuras 13 en la práctica y obediencia de las Mitzvot (los Mandamientos).


Esos pocos ejemplos siguen:

1. El Bar Mitzva para un niño se celebra a la edad de 13 años.
2. Hay 13 meses en el calendario hebreo Luni-solar en los años bisiestos.
3. La Biblia contiene una lista de 13 atributos del Eterno Dios.
4. Hay 613 Mitzvot (mandamientos) en toda la Biblia y no solo 10.
5 Había varias cosas del Templo en Jerusalén que se contaban por 13, etc.

9) LAS FIESTAS SOLEMNES DEL ETERNO SE CELEBRAN DE MANERA GRANDIOSA CUANDO CAEN UN VIERNES 13 Cuando Israel recuperó su independencia en 1948, el primer gobierno provisional se llamó "Minhelet Ha'Am" y tenía 13 miembros (para garantizar el éxito). Este primer gobierno necesitó toda la suerte que pudo tener de su lado ante el peligro que los acechaba por todos lados.

El gran erudito judío, Maimónides (el Gran Rambam), formuló sus famosos 13 principios de la Emuná (la fe Judía), que son hoy, un gran pilar del judaísmo (¿Por qué

no usó Maimónides 7 principios o incluso 11 principios en vez de 13? Él eligió EXACTAMENTE 13 principios). - Alguien mencionó bromeando en un comentario que el Rambam debe de estar girando en su tumba 13 veces leyendo esto. LOL

Cuando el día anterior a Sucot (La Fiesta de los Tabernáculos), había caído un viernes 13 en el año 2000. La fiesta había tomado una gran magnitud de envergadura grandiosa, ya que es una de las Fiestas Biblicojudías más grandes del año; y como ya mencionado, cuando El día anterior al Shabat, es un viernes 13, hay tres razones para celebrar.

Y Cuando las fiestas bíblicas caen un viernes 13, nos regocijamos más porque vemos eso como si el mismo cielo nos sonríe y la suerte nos alcanza desde arriba. Por Yehoshua Hammerman

A pesar de todo esto, el mundo occidental continúa sumido en la superstición del número 13. Una cultura pagana que ha logrado implantarse en el pensamiento de los no judíos. E incluso, a pesar de que muchos de ellos leen la Biblia que está salpicada de menciones y de la revelación divina del número 13, ellos Siguen creyendo en su superstición, hasta el punto de no querer ni tener nada que ver con este número bendito, no quieren vivir en casa cuya dirección es el 13, o pasar tiempo en un edificio número 13, especialmente en un piso 13, etc.

10) LA REVELACIÓN Y EL SIGNIFICADO DEL NÚMERO 13 
Bien, podemos decir que en el judaísmo, vemos obviamente que el número 13 es muy positivo, y está asociado con eventos muy significativos y de muchas maneras. Pero, ¿dónde vemos que es bíblicamente positivo?

¡Y bien! Si aún existen dudas, no debemos olvidar que hay "13 atributos" que denotan la misericordia de Dios proveniente directamente de la Torá, y también está la lista de los 13 principios de la Emuná que Maimónides sacó de la Torá; también está el milagro de Purim, esta victoria celebrada por la reina Ester que tuvo lugar el día 13 del mes de Adar. Y eso no es todo, en la Torá Oral, también hay muchas menciones del número 13. En el Templo de Jerusalén había 13 cajas para dar caridad, cada una grabada con una oración diferente (Temurah 23b ), Las cortinas de partición en el Templo eran 13 (Yoma 54b) y había 13 mesas (Tamid 31b);

El Rabino Oshiya nos recuerda que había 13 categorías de daños que recorrían a litigios en el tribunal ante los jueces (Kritut 2b); Las profecías de la Biblia nos dicen que Israel eventualmente se dividirá en 13 secciones tribales en lugar de 12 secciones originales de Yehoshua ((Josué) Bava Batra 122a)); El pacto de circuncisión que Dios hizo con Abraham Avinu contenía 13 Pactos en uno, que se enfatiza mediante la mención de la palabra Pacto 13 veces por Dios en este verso indicando que su Pacto es eterno (Brajot 49a / Génesis 15: 1 -14); El Mandamiento de Tsitsit (las franjas en el borde de la ropa) y tallits (mantón de oración), no puede contener más de 13 nudos (el máximo permitido es de 13 nudos, simbolizando los 7 cielos y los 6 espacios entre los cielos (Menajot 39a).

Entonces, es obvio que en la Biblia y en el judaísmo, el número 13 es definitivamente un número bendito, y la mala suerte está lejos de esta cifra significativa.

¡Pero cuidado! Esto no es un Mazal, o signos del horóscopo. Ya que está escrito 'Ein Lo Mazal Le-Israel', es decir, no hay señal del cosmos para nosotros. En el Secreto de la Torá (Allí se nos dice), el número 13 indica la capacidad del pueblo judío de elevarse por encima de la influencia de los 12 signos zodiacales (12 + 1 = 13), aunque todas las naciones del mundo están limitado por las influencias del cosmos; Israel, por otro lado, puede elevarse por encima de esto por las bendiciones de la Torá, la Bondad (Gemilut Jasadim), la Misericordia y todos los atributos del Dios Santísimo, Bendito sea El, Su alianza y fidelidad simbolizadas por el número 13 nos protegen.

11) EL VALOR NUMÉRICO DE DIOS EN RELACIÓN A ESO
El número trece está entre las figuras más sagradas que existen, porque está estrechamente asociado con el Eterno (El Señor Dios). Devarim (Deuteronomio) 6: 4 “Shemá Israel ..” es decir: Escucha oh Israel: el Eterno nuestro Dios, el Eterno es uno: Este verso del Shema nos muestra una relación muy importante: Que Dios tiene una unidad perfecta e inseparable. La oración de Shemá se recita dos veces al día por los judíos practicantes para obedecer este mandamiento de la Torá que se encuentra en el mismo Shema. El propósito del Shemá no es solo declarar que el Eterno es un solo Dios, sino más bien declarar que el Eterno es una (Unidad Inseparable) y no hay nada en toda la existencia aparte de Él. El mundo y todo lo que nos rodea, es solo una extensión del Eterno.

El Shemá no es solo una declaración de fe; de hecho con el Shemá, uno está llamado a unificar todo con Dios, unificándonos incluso nosotros mismos a Él y a toda su creación. No hay nada aparte de su unidad, nada ni nadie puede existir fuera del Eterno. Dios es Uno, Uno sólo es Él. Sólo Él tiene existencia y vivifica a todos.

El valor numérico del nombre de Dios es 13. Para ayudarnos a comprender la relación entre el Eterno y su unidad, Dios nos dió el idioma hebreo. Parte de este lenguaje es el hecho de que cada letra no sólo tiene un significado intrínseco, sino que cada letra también tiene un valor numérico, como se aprende en nuestros estudios de las letras hebreas. Podemos ver que el valor numérico de las letras hebreas que forman la palabra Ejad (Unidad Divina), cuyo significado es uno, su valor numérico es de trece (13).

También la palabra amor en hebreo, al igual que la palabra Ejad (Unidad) también tiene un valor numérico de 13. Los estudiosos de Jazal enseñan que si dos palabras tienen el mismo valor numérico, entonces el significado esencial de estas dos palabras es el mismo. Sabemos que Dios es amor, por lo que el valor numérico de 13 en estas palabras nos da la relación muy importante que existe entre estas dos palabras: solo hay un Dios, y ese Único Dios es amor. Sin olvidar que la Mitzvá (el mandamiento) número uno es saber que el Eterno es el Dios Único, y que el mandamiento más importante es de amar al Eterno de todo corazón, con toda fuerza y con ​​el alma.

Por lo tanto, se deduce que nos convertimos en uno con el Eterno (nuestro Dios), cuando lo amamos y amamos lo que Él ha creado; lo que significa que el amor nos une con el objeto de nuestro amor, y la unificación con el Eterno significa un corazón unido en el saber, el conocimiento, la creencia en Él, la lealtad y la devoción de Dios.

Así vemos que el Señor Dios Todopoderoso, el Eterno es igual a 13; por el valor numérico de su Santo Nombre, y por el valor numérico de su unidad única e incomparable, así como por el valor numérico de su muy querido atributo, su amor. Por lo tanto, el significado del número 13 es el Nombre de Dios, es su unidad y también es su amor; Lo cual es la esencia misma del Señor Creador.
12) LOS 13 PRINCIPIOS DE LA EMUNÁ (LA FE)
A lo largo del sidur (El libro de oraciones) y en el pensamiento judío, el número 13 se usa para la expresión del Eterno Dios y para su unidad indivisible. Esto se hace enfático por los 13 principios que expresan la esencia de la Emuná (la fe judía), que nos permiten tener un apego al Eterno y su mundo sin fin. La siguiente lista contiene estos trece principios del erudito judío, del Rambam. Esto está de acuerdo con el requisito mínimo de la creencia judía de la pura Torá:
1. El Eterno, el Señor Dios existe.

2. El Eterno, el Señor Dios es uno y único, na hay nadie adicional.

3. El Eterno, el Señor Dios es incorpóreo (El no tiene cuerpo).

4. El Eterno, Dios es eterno. Es el único que tiene vida, el único que da vida.

5. Las oraciones deben de dirigirse al Eterno, al Señor Dios, a Él sólo y a ningún otro.

6. Las palabras de los profetas del Señor Dios son verdaderas.

7. Las profecías de "Moisés son verdaderas, y Moisés fue el más grande de todos los profetas.

8. La Torá escrita (los primeros cinco de los libros de la Biblia) y la Torá oral (Todas las enseñanzas ahora contenidas en el Talmud y otros escritos) fueron entregadas a Moisés.

9. No habrá otra Torá y la Torá nunca se cambiará por otra. Dios nunca cambiará la Torá por algo nuevo.

10. El Eterno, el Señor Dios conoce los pensamientos y los hechos de los hombres.

11. El Eterno, el Señor Dios recompensará a los buenos y castigará a los malvados.

12. El Mashíaj (el Mesías), el hijo de David vendrá, y debe esperarse todos los días.

13. Los muertos serán resucitados. Dios resucitará a los muertos


13) LOS XIII ATRIBUTOS DE LA MISERICORDIA DIVINA
Shemot (Éxodo) 34: 6-7 Y El Eterno pasó delante de él, y proclamó: Yah-adonai, Yah-adonai, Dios misericordioso y compasivo, lento para la ira, rico en bondad y verdad, mostrando misericordia a miles de personas, perdonando la iniquidad y transgresión y pecado, y esto en ningún caso borrará al culpable; Visita la iniquidad de los padres sobre los hijos y los hijos de los niños, hasta la tercera y cuarta generación.


Permítame separar y explicar estos 13 atributos de las palabras hebreas:

(1) Yah-Adonai - HaShem tiene compasión ante el hombre que peca. Este nombre representa el atributo de la compasión de Dios antes de que uno haya pecado. Incluso antes de que una persona haya pecado, todavía necesita compasión celestial, ya que Di-s no nos debe nada; todo lo que tenemos es solo por su gracia y compasión. Además, aunque Dios sabe que la persona pecará en el futuro, su compasión por él en este momento permanece, ya que la persona todavía no ha pecado.

(2) Yah-Adonai - HaShem tiene compasión después de que el hombre haya pecado. Aunque es el mismo nombre que en # 1, representa el atributo de compasión de Dios cuando uno ya ha pecado y se ha arrepentido. A diferencia del comportamiento de un ser humano que se aleja de una persona que lo ha ofendido, y que a menudo nunca acepta el retorno, Dios no se ve afectado ni ha cambiado incluso después de que una persona peca contra él, Él siempre puede aceptar el regreso del motor con total compasión y amor.

(3) "El", Dios poderoso en su Misericordia, Él provee a todas las criaturas de acuerdo a sus necesidades. Un Dios misericordioso. Este nombre representa el poder de la misericordia de Di-s, que a veces excede incluso la compasión indicada por el nombre de "Di-s". Proporciona grandes beneficios y beneficios a las personas, mucho más allá de lo que necesitan para sobrevivir.

(4) "Rajúm", - Misericordioso compasivo, para que la humanidad no esté en apuros; Rajúm - El es un Dios compasivo. Afortunadamente, este atributo facilita un alivio del castigo de los pecadores cuando lo invocan. Alternativamente, Dios protege a sus hijos para que no se caigan.

(5) "Janún", Es un Dios agraciado cuando la humanidad ya está en peligro. La Gracia de Dios trabaja de manera caritativa para aquellos que la piden, incluso si son indignos. La misericordia de Dios salva a los que han caído y no tienen ni la fuerza ni la voluntad de salvarse.

(6) "Erej Apayim," Un Dios que es lento para enojarse, tenemos un Dios que se toma todo su tiempo antes de enojarse. Sí, no se apresura a castigar a una persona por sus pecados, con la esperanza de que se arrepienta.

(7) "Rav Jesed - Un Dios rico en bondad, Él es abundante en su bondad, y Dios muestra una gran bondad hacia aquellos que lo necesitan, incluso si no lo merecen. El equilibrio a favor de nuestro mérito.

(8) "Emet," - Dios es la verdad. Por su verdad, Él es eminentemente fiel en el cumplimiento de sus promesas y recompensa generosamente a aquellos que hacen su voluntad.

(9) "Notser Jesed La’Alafím” - Dios le tiene compasión y misericordia a miles, Él preserva Su bondad por miles de generaciones, El Señor guarda y preserva las buenas obras de los justos por muchas generaciones, trayendo Beneficios para sus descendientes en el futuro.

(10) "Nosé Avón” - Un Dios que perdona la iniquidad por su bondad Dios perdona la iniquidad, es decir, perdona a los pecadores voluntarios (a sabiendas de los que hacen), si se arrepienten.

(11) "Nosé Peshá" - Un Dios que perdona la transgresión / rebelión. Dios perdona incluso a aquellos que voluntariamente se rebelan contra Él, a los que están a sabiendas en necesidad. Dios espera su arrepentimiento.

(12) "Nosé Jatá" - Un Dios que perdona los errores / pecados. Dios perdona los pecados que se cometen por apatía y negligencia. Uno debe arrepentirse incluso de los pecados que se cometen involuntariamente, tan pronto le vienen al conocimiento.

(13) "Ve’Naké," - Un Dios de perdón, Y quien limpia las faltas con gran e infinita compasión, acepta la Teshuvá (el arrepentimiento) de una persona y limpia su pizarra completamente limpia, para que No quede vestigio de pecado. Incluso si la persona pudiera volver a cometer el mismo pecado, solo el nuevo pecado se llevaría a cabo contra él, porque el antiguo pecado ya ha sido perdonado y borrado.

Hay mérito en recitar estos trece atributos, después de nuestra Teshuvá (arrepentimiento), para que el Eterno nos otorgue expiación. ¡Tal es la importancia del número 13!

De estos ejemplos, podemos ver que el número 13 se usa en la oración judía para expresar la unidad del Eterno a su pueblo.

Entonces, aunque en muchas religiones y culturas, la gente está volviéndose loca con el número 13. Especialmente en la sociedad moderna liberal y "progresista" en la que vivimos. Y a pesar de que difícilmente hallemos un ascensor en un edificio de gran altura con un botón que muestra el piso 13, no dejará de ser una falsedad y una gran mentira, esto no cambiará la realidad, incluso si piensan que es suficiente no decirle a la gente que viven en el piso 13, sin embargo, todavía viven allí en el 13, aunque se creen vivir en el piso 14. Y ya sea que esté escrito en el botón o no, el ascensor aún se detendrá en el piso 13.



FUENTES: EL MAJZOR ARTSCROLL’S DE YOM KIPUR; JEWISH TREATS; AVIV, BAR MITZVA, MAIMONIDES, MEGUILAT ESTER / PURIM, TALMUD; E-TEACHER; BEIT-EMUNÁ, TOMER DEVORA


LA NOUVELLE ALLIANCE - C’EST LA MEME TORAH

L’ INTERDIT DE FAIRE COMME LES PAÏENS

Por Enerio Yojanán BENORINU












Share:

No comments:

Post a Comment