BLOG DE RAÍZ SEFARDÍ

SHEMINÍ - PARASHÁ


Esta Parashá fue preparada por ABA-EYBO

PARSHAT SHEMINI

Levítico 9: 1 hasta el capítulo 11: 47 

DEDICADA A LA MEMORIA Y PARA MÉRITO DE:            

Sarah Imenu - (כריסטינה מרים דה בלר), Rajel Savua de Akiva
Rabbi Akiva Ben Yosef, Jeannette Agustin San Juan, Fortune Agustin,
Filomena Agustin de San Juan, Federmo San Juan, Aba Mevoyan Beler, Rajel Mazouz
Claudio Alfredo Beler San Juan; (סוג'ונטו בן סופריו) ; ( אבא סופריו) , Rabbi Ya’akov Abujatseira
(כל הזקנים בדורותיהם, מצד אבי, ובצד אמי); Chaya Mushka Schneersohn
Y de todos los Anusim de la casa de Israel; Jean-Baptiste Alvares
ז'אן בטיסט אלבארס , רבי שלמה לוריא, מהרש״ל
Jean Baptiste Louis Agustin Rodrigué Alvares, Rav DovBer de Lubavitch
אורינו ז'אן בטיסט אלבארס;
Eli Ha’Kohen, Pinjás Ve’Ikavod Ha’Kohen. Abayé Ha’Kohen, El Rebbe de Lubavitch,
Menajem Mendel Shnirsohn Zt”L; Yehuda Ha’Jassid, e Israel Meir KaGan el Jafets Ha’Jaim.

Lijvod Ve L'iluy Nishmat 
Ha'Gaon Ha'Rav Shmaryahu Yosef Jaim Kanievsky Ben Ha'Rav Yaakov Yisrael zatsal



CONTENIDO DE LA PARASHÁ
En la liturgia: La lista de animales de los que los israelitas podrían traer sacrificios en Levítico 1: 2 proporciona una aplicación de la cuarta de las Trece Reglas para interpretar la Torá en el Baraita de Rabí Ishmael que muchos judíos leyeron como parte de las lecturas antes del Pesukei d ' Servicio de oración Zimrah. La regla establece que cuando el general precede a lo específico, la ley se aplica sólo a lo específico. Levítico 1: 2 dice, "traerás tu ofrenda de los animales domésticos, incluso de la manada o del rebaño". La aplicación de la cuarta regla enseña que los israelitas podrían traer sacrificios de animales domésticos que no sean el ganado de la manada o las ovejas o cabras del rebaño.

Durante la lectura de la Torá, el gabbai pide que el Kohen se "acerque" (קרב, k'rav) para realizar el primer aliah, o bendición sobre la lectura de la Torá, recordando el uso de la palabra "enfoque" (קרב, k 'rav) en Levítico 1: 5 para describir el deber del sacerdote de realizar el servicio de sacrificio.

Muchos judíos leen extractos y alusiones a las instrucciones en la parashá como parte de las lecturas de las ofrendas después de las bendiciones de la mañana del sábado. Específicamente, los judíos leen las instrucciones para los sacrificios del sacerdote en Levítico 1:11, la prohibición de levadura o miel en el incienso en Levítico 2:11, una discusión de los toros que están completamente quemados, en referencia a las instrucciones en Levítico 4: 8-12, y una discusión de las ofrendas de culpa referidas en Levítico 5: 14-26.


SOBRE EL ESTUDIO DE SHABAT

Sheminí es la palabra hebrea para decir "octavo", es la tercera palabra de esta Parashá, y es la primera palabra distintiva en ella (la parashá). Se trata de la 26ª porción semanal de la Torá en el ciclo anual de lectura de la Torá y es la tercera Porción en el Libro de Levítico. La Parashá de Shemini habla de la consagración del Mishkán (el Tabernáculo Santo), habla también de las muertes de Nadab y Abihu, y de las leyes dietéticas de kashrut (כַּשְׁרוּת). Esta Parashá se constituye de los capítulos desde Levítico 9: 1 hasta 11: 47. Está compuesta por 4,670 letras hebreas, 1,238 palabras hebreas y 91 versículos, y puede ocupar unas 157 líneas en un rollo de la Torá (סֵפֶר תּוֹרָה, Sefer Torah).

La Parashá de Shemini se lee en general el sábado 25 o 26 después de Simjat Torá, a fines de marzo o abril. En los años en que el primer día de la Pascua cae en sábado (como en 2018 y 2019), en Israel se lee la parashá que sigue a la Pascua una semana antes que en la Diáspora. Esto se debe al hecho de que en Israel se celebra la Pascua por siete días, por lo que Shemini se lee en Israel en el 2018, inmediatamente el sábado después de la Pascuas; mientras que en la diáspora una semana después. En algunos años (por ejemplo, 2018), los dos calendarios se realinean cuando llegamos a la Parashá de Behar en unión con Bejukotai. Para realinearse, las comunidades in Israel leen sólo una Parashá, mientras que fuera de la Tierra Santa se leen las dos.


COMENTARIO SOBRE LA PARASHÁ

Resumen de la Parashá
Levítico 9:1-11:47


La Parashat Shemini nos cuenta que - En el octavo día después de los “siete días de inauguración” Aarón y sus hijos comenzaron a oficiar como Kohaním (sacerdotes); y que un fuego Divino apareció para consumir las ofrendas del Altar y nos cuenta cómo la Presencia Divina descendió para morar en el Mishkán (el Santuario).

Los dos hijos mayores de Aarón, Nadav y Avihú ofrecieron “un fuego extraño frente al Eterno, que Él no les ordenó”; Por lo que murieron en el Santuario. Aarón, su padre permaneció en silencio frente a la tragedia de haber perdido a sus dos hijos mayores en un mismo instante. Moshe y Aarón estaban en desacuerdo al respecto de un punto específico de una ley de las ofrendas, pero Moshe finalmente le dio la razón a su hermano Aarón.

El Eterno entregó las leyes de cashrut – comida apta para ser consumida, identificando las especies de animales que pueden ser consumidas y aquellas que no se pueden. Los animales terrestres están permitidos sólo si tienen las pezuñas partidas y si son rumiantes; los peces deben tener escamas y aletas; una lista de aves no casher es dada, y una lista de insectos casher (cuatro tipos de langostas).

También son dadas algunas leyes de pureza ritual, incluyendo el poder de purificación de la mikve (una pileta de agua con características especiales) y de los manantiales. Con lo cual el pueblo judío es mandado a “diferenciar entre los impuro y lo puro.”


BENDICIONES PARA ANTES DE LEER LA TORÁ

Antes de leer o estudiar la Torá hay que acostumbrarse a bendecir el Eterno (Hashem). Mantén en mente que el nombre de D.ios que se usa cuando decimos nuestras plegarias y cuando leemos la Torá o cuando bendecimos a D.ios es “Adonai”. Donde quiera que aparezca su nombre lo pronunciamos “Adonai”. Dondequiera que aparece el nombre del Eterno, lo pronunciamos Adonai en esos momentos, en otros momentos sólo decimos Hashem.


Bendigo al Eterno, el D.ios Bendito
¡Bendito sea el Eterno quien debe ser bendecido!


En Hebreo
¡Barúj Atáh (Adonai), Eloheinu Meléj Ha’Olám, Asher Bájar Bánu Mikól Ha’Amím VeNatán Lanú Et Torató. Barúj Atáh Adonai Notén HaTorá!

En Español
¡Bendito Eres Tú Adonai, Elohim Nuestro y Rey del universo, que Nos Ha Escogido de entre todas las naciones y nos Ha Entregado Su Torá. Bendito eres Tú Adonai, donador de la Torá!

Primera lectura - Levítico 9: 1-16
En la primera lectura (Primera aliyá), en el octavo día de la ceremonia para ordenar los Cohaním (sacerdotes) y consagrar el Tabernáculo, Moisés instruyó a Aarón para que reuniera terneros, carneros, una cabra, un cordero, un buey y un ofrenda de comida como sacrificios (קָרְבֳּנוֹת, korbanot) a Dios, diciendo: "Hoy el Señor se te aparecerá". Llevaron los sacrificios al frente de la Tienda de Reunión, y los israelitas se reunieron allí.  Aarón comenzó a ofrecer los sacrificios como había ordenado Moisés. 


LEVÍTICO 9:1 - 24

1 Y Fué en el día octavo, que Moisés llamó á Aarón y á sus hijos, y á los ancianos de Israel; 2 Y dijo á Aarón: Toma de la vacada un becerro para expiación, y un carnero para holocausto, sin defecto, y los ofrece delante del Eterno. 3 Y á los hijos de Israel hablarás, diciendo: Tomad un macho cabrío para expiación, y un becerro y un cordero de un año, sin tacha, para holocausto; 4 Asimismo un buey y un carnero para sacrificio de paces, inmolarlos delante del Eterno; y una ofrenda amasada con aceite: porque el Eterno se aparecerá hoy á ustedes. 5 Y llevaron lo que mandó Moisés delante del tabernáculo del testimonio, y se acercó toda la congregación, y se pusieron delante del Eterno. 6 Entonces Moisés dijo: Esto es lo que mandó el Eterno; haganlo, y la gloria del Eterno se les aparecerá a ustedes. 7 Y dijo Moisés á Aarón: Te Llega al altar, y haz tu expiación, y tu holocausto, y haz la reconciliación por ti y por el pueblo: haz también la ofrenda del pueblo, y haz la reconciliación por ellos; como ha mandado el Eterno.

8 Entonces llegóse Aarón al altar; y degolló su becerro de la expiación que era por él. 9 Y los hijos de Aarón le trajeron la sangre; y él mojó su dedo en la sangre, y puso sobre los cuernos del altar, y derramó la demás sangre al pie del altar; 10 Y el sebo y riñones y redaño del hígado, de la expiación, los hizo arder sobre el altar; como el Eterno lo había mandado á Moisés. 11 Mas la carne y el cuero los quemó al fuego fuera del real. 12 Degolló asimismo el holocausto, y los hijos de Aarón le presentaron la sangre, la cual roció él alrededor sobre el altar.

13 Le presentaron después el holocausto, á trozos, y la cabeza; é los hizo quemar sobre el altar. 14 Luego lavó los intestinos y las piernas, y los quemó sobre el holocausto en el altar. 15 Ofreció también la ofrenda del pueblo, y tomó el macho cabrío que era para la expiación del pueblo, y lo degolló, y lo ofreció por el pecado como el primero.

16 Y ofreció el holocausto, é hizo según el rito.

Segunda lectura - Levítico 9: 17-23

En la segunda lectura (עליה, aliyah), Aarón concluyó ofreciendo los sacrificios como Moisés había ordenado. Aarón alzó las manos hacia el pueblo y lo bendijo. Entonces Moisés y Aarón entraron en la Tienda de Reunión y, cuando salieron, volvieron a bendecir al pueblo. Entonces la Presencia del Eterno se apareció a todo el pueblo. 

17 Ofreció asimismo el presente, é hinchió de él su mano, y lo hizo quemar sobre el altar, además del holocausto de la mañana.

18 Degolló también el buey y el carnero en sacrificio de paces, que era del pueblo: y los hijos de Aarón le presentaron la sangre (la cual roció él sobre el altar alrededor), 19 Y los sebos del buey; y del carnero la cola con lo que cubre las entrañas, y los riñones, y el redaño del hígado: 20 Y pusieron los sebos sobre los pechos, y él quemó los sebos sobre el altar:

21 Empero los pechos, con la espaldilla derecha, los meció Aarón por ofrenda agitada delante del Eterno; como el Eterno lo había mandado á Moisés. 22 Después alzó Aarón sus manos hacia el pueblo y los bendijo: y descendió de hacer la expiación, y el holocausto, y el sacrificio de las paces. 23 Y entraron Moisés y Aarón en el tabernáculo del testimonio; y salieron, y bendijeron al pueblo: y la gloria del Eterno se apareció á todo el pueblo.


Tercera lectura - Levítico 9: 24-10: 11


En la tercera lectura (עליה, aliyah), salió fuego y consumió los sacrificios en el altar, y la gente gritó y cayó de bruces. Actuando por su cuenta, los hijos de Aarón, Nadav y Avihu, tomaron cada uno su sartén, colocaron incienso sobre ella y ofrecieron fuego ajeno (אֵשׁ זָרָה, eish zarah), que Dios no había ordenado. Y Dios envió fuego para consumirlos, y murieron. Moisés le dijo a Aarón: "Esto es lo que el Señor quiso decir cuando dijo: 'Por medio de los que están cerca de mí, me mostraré santo y ganaré gloria delante de todo el pueblo'", y Aarón permaneció en silencio. Moisés llamó a los primos de Aarón, Misael y Elzafán, para que se llevaran los cuerpos de Nadav y Avihu a un lugar fuera del campamento. Moisés instruyó a Aarón y a sus hijos Eleazar e Itamar que no lloraran a Nadav y Avihu al rasgar sus vestiduras o dejándose el pelo sin cortar y que no salieran de la Tienda de Reunión. Y Dios le dijo a Aarón que él y sus hijos no debían beber vino u otros intoxicantes cuando entraran en la Tienda de Reunión, para distinguir entre lo sagrado y lo profano.

24 Y salió fuego de delante del Eterno, y consumió el holocausto y los sebos sobre el altar; y viéndolo todo el pueblo, alabaron, y cayeron sobre sus rostros.

LEVÍTICO 10:1 - 20

1 Y Los hijos de Aarón, Nadav y Avihú, tomaron cada uno su incensario, y pusieron fuego en ellos, sobre el cual pusieron perfume, y ofrecieron delante del Eterno fuego extraño, que él nunca les mandó. 2 Y salió fuego de delante del Eterno que los quemó, y murieron delante del Eterno. 3 Entonces dijo Moisés á Aarón: Esto es lo que habló el Eterno, diciendo: En mis allegados me santificaré, y en presencia de todo el pueblo seré glorificado. Y Aarón calló. 4 Y llamó Moisés á Misael, y á Elzafán, hijos de Uziel, tío de Aarón, y les dijo: Acérquense y saquen a sus hermanos de delante del santuario fuera del campo. 5 Y ellos llegaron, y los sacaron con sus túnicas fuera del campo, como dijo Moisés. 6 Entonces Moisés dijo á Aarón, y á Eleazar y á Ithamar, sus hijos: No se descubran las cabezas, ni se rasguen sus vestidos, para que no mueran, ni se levante la ira sobre toda la congregación: empero sus hermanos, toda la casa de Israel, lamentarán el incendio que el Eterno ha hecho.

7 Ni saldrán de la puerta del tabernáculo del testimonio, porque morirán; por cuanto el aceite de la unción del Eterno está sobre ustedes. Y ellos hicieron conforme al dicho de Moisés. 8 Y el Eterno habló á Aarón, diciendo: 9 Tú, y tus hijos contigo, no beberán vino ni sidra, cuando hubieren de entrar en el tabernáculo del testimonio, para que no mueran: estatuto perpetuo por las generaciones de ustedes; 10 Y para poder discernir entre lo santo y lo profano, y entre lo inmundo y lo limpio;

11 Y para enseñar á los hijos de Israel todos los estatutos que el Eterno les ha dicho por medio de Moisés.

Cuarta lectura - Levítico 10: 12-15


En la cuarta lectura (עליה, aliyah), Moisés ordenó a Aarón, Eleazar e Itamar que comieran la ofrenda restante junto al altar, designándola como santísima y debida a los sacerdotes. [18] Y Moisés les dijo que sus familias podían comer el pecho de la ofrenda de elevación y el muslo de la ofrenda en cualquier lugar limpio.

12 Y Moisés dijo á Aarón, y á Eleazar y á Ithamar, sus hijos que habían quedado: Tomad el presente que queda de las ofrendas encendidas al Eterno, y comedlo sin levadura junto al altar, porque es cosa muy santa.

13 Han, pues, de comerlo en el lugar santo: porque esto es fuero para ti, y fuero para tus hijos, de las ofrendas encendidas al Eterno, pues que así me ha sido mandado. 14 Comerán asimismo en lugar limpio, tú y tus hijos y tus hijas contigo, el pecho de la mecida, y la espaldilla elevada, porque por fuero para ti, y fuero para tus hijos, son dados de los sacrificios de las paces de los hijos de Israel. 15 Con las ofrendas de los sebos que se han de encender, traerán la espaldilla que se ha de elevar, y el pecho que será mecido, para que lo mezas por ofrenda agitada delante del Eterno: y será por fuero perpetuo tuyo, y de tus hijos contigo, como el Eterno lo ha mandado.


Quinta lectura - Levítico 10: 16-20


En la quinta lectura (aliá), Moisés preguntó acerca del macho cabrío de la ofrenda por el pecado y se enojó con Eleazar e Itamar cuando se enteró de que ya había sido quemado y no comido en el área sagrada. Aarón respondió a Moisés: "Mira, hoy han traído su ofrenda por el pecado y su holocausto delante del Eterno, y tales cosas me han sucedido. Si hubiera comido la ofrenda por el pecado hoy, ¿habría aprobado el Eterno?" Y cuando Moisés escuchó esto, aprobó.

16 Y Moisés demandó el macho cabrío de la expiación, y hallóse que era quemado: y se enojó contra Eleazar é Ithamar, los hijos de Aarón que habían quedado, diciendo: 17 ¿Por qué no sé comieron la expiación en el lugar santo? Porque es muy santa, y se la dió él á ustedes para llevar la iniquidad de la congregación, para que sean reconciliados delante del Eterno.

18 Vieron que su sangre no fue metida dentro del santuario: tenían que comérsela en el lugar santo, como yo les mandé. 19 Y respondió Aarón á Moisés: He aquí hoy han ofrecido su expiación y su holocausto delante del Eterno: pero me han acontecido estas cosas: pues si comiera yo hoy de la expiación, ¿Hubiera sido acepto al Eterno? 20 Y cuando Moisés oyó esto, se dió por satisfecho.


Sexta lectura - Levítico 11: 1–32


En la sexta lectura (aliyá), Dios luego instruyó a Moisés y Aarón en las leyes dietéticas de kashrut (כַּשְׁרוּת).


LEVÍTICO 11: 1 - 47

1 Y Habló el Eterno á Moisés y á Aarón, diciéndoles: 2 Háblenles á los hijos de Israel, diciendo: Estos son los animales que ustedes comerán de todos los animales que están sobre la tierra. 3 De entre los animales, todo el de pezuña, y que tiene las pezuñas hendidas, y que rumia, éste comerán. 4 Estos empero ustedes no comerán de los que rumian y de los que tienen pezuña: el camello, porque rumia mas no tiene pezuña hendida, lo han de tener por inmundo; 5 También el conejo, porque rumia, mas no tiene pezuña, lo tendrán por inmundo; 6 Asimismo la liebre, porque rumia, mas no tiene pezuña, la tendrán por inmunda;

7 También el cerdo, porque tiene pezuñas, y es de pezuñas hendidas, mas no rumia, lo tendrán por inmundo. 8 De la carne de ellos, ustedes no comerán, ni tocarán su cadáver (cuerpo muerto): los tendrán por inmundos. 9 Esto comerán de todas las cosas que están en las aguas: todas las cosas que tienen aletas y escamas en las aguas de la mar, y en los ríos, aquellas comerán; 10 Mas todas las cosas que no tienen aletas ni escamas en la mar y en los ríos, así de todo reptil de agua como de toda cosa viviente que está en las aguas, las tendrán en abominación.

11 Les serán, pues, en abominación: de su carne no comerán, y abominarán sus cuerpos muertos. 12 Todo lo que no tuviere aletas y escamas en las aguas, lo tendrán en abominación.

13 Y de las aves, éstas tendrán en abominación; no se comerán, serán abominación: el águila, el quebrantahuesos, el esmerejón, 14 El milano, y el buitre según su especie; 15 Todo cuervo según su especie; 16 El avestruz, y la lechuza, y el laro, y el gavilán según su especie; 17 Y el buho, y el somormujo, y el ibis,

18 Y el calamón, y el cisne, y el onocrótalo, 19 Y el herodión, y el caradrión, según su especie, y la abubilla, y el murciélago. 20 Todo reptil alado que anduviere sobre cuatro pies, tendréis en abominación.

21 Empero esto comerán de todo reptil alado que anda sobre cuatro pies, que tuviere piernas además de sus pies para saltar con ellas sobre la tierra; 22 Estos comerán de ellos: la langosta según su especie, y el langostín según su especie, y el aregol según su especie, y el haghab según su especie. 23 Todo reptil alado que tenga cuatro pies, tendrán en abominación. 24 Y por estas cosas serán inmundos: cualquiera que tocare á sus cuerpos muertos, será inmundo hasta la tarde: 25 Y cualquiera que llevare de sus cuerpos muertos, lavará sus vestidos, y será inmundo hasta la tarde. 26 Todo animal de pezuña, pero que no tiene pezuña hendida, ni rumia, tendrán por inmundo: cualquiera que los tocare será inmundo. 27 Y de todos los animales que andan á cuatro pies, tendréis por inmundo cualquiera que ande sobre sus garras: cualquiera que tocare sus cuerpos muertos, será inmundo hasta la tarde.

28 Y el que llevare sus cuerpos muertos, lavará sus vestidos, y será inmundo hasta la tarde: han de tenerlos por inmundos. 29 Y estos tendrán por inmundos de los reptiles que van arrastrándose sobre la tierra: la comadreja, y el ratón, y la rana según su especie, 30 Y el erizo, y el lagarto, y el caracol, y la babosa, y el topo. 31 Estos tendrán por inmundos de todos los reptiles: cualquiera que los tocare, cuando estuvieren muertos, será inmundo hasta la tarde. 32 Y todo aquello sobre que cayere alguno de ellos después de muertos, será inmundo; así vaso de madera, como vestido, ó piel, ó saco, cualquier instrumento con que se hace obra, será metido en agua, y será inmundo hasta la tarde, y así será limpio.


Séptima lectura - Levítico 11: 33–47

La letra Vav en la expresión עַל-גָּחוֹן está ampliada. En la séptima lectura (aliyá), Dios instruyó a Moisés y Aarón en varias leyes de pureza, diciendo: "Seréis santos, porque yo soy santo".

En el versículo 42 se agranda la letra וֹ (Vav) en la expresión עַל-ֹןוֹן.
33 Y toda vasija de barro dentro de la cual cayere alguno de ellos, todo lo que estuviere en ella será inmundo, y quebrarán la vasija: 34 Toda vianda que se come, sobre la cual viniere el agua de tales vasijas, será inmunda: y toda bebida que se bebiere, será en todas esas vasijas inmunda: 35 Y todo aquello sobre que cayere algo del cuerpo muerto de ellos, será inmundo: el horno ú hornillos se derribarán; son inmundos, y por inmundos los tendrán. 36 Con todo, la fuente y la cisterna donde se recogen aguas, serán limpias: mas lo que hubiere tocado en sus cuerpos muertos será inmundo. 37 Y si cayere de sus cuerpos muertos sobre alguna simiente que se haya de sembrar, será limpia. 38 Mas si se hubiere puesto agua en la simiente, y cayere de sus cuerpos muertos sobre ella, la tendrán por inmunda. 39 Y si algún animal que tuvieren para comer se muriere, el que tocare su cuerpo muerto será inmundo hasta la tarde:

40 Y el que comiere de su cuerpo muerto, lavará sus vestidos, y será inmundo hasta la tarde: asimismo el que sacare su cuerpo muerto, lavará sus vestidos, y será inmundo hasta la tarde. 41 Y todo reptil que va arrastrando sobre la tierra, es abominación; no se comerá. 42 Todo lo que anda sobre el pecho, y todo lo que anda sobre cuatro ó más pies, de todo reptil que anda arrastrando sobre la tierra, no lo comeréis, porque es abominación. 43 No se ensucien sus personas con ningún reptil que anda arrastrándose, ni se contaminen con ellos, ni sean inmundos por ellos.

44 Pues que yo soy el Eterno su Dios, ustedes por tanto se santificarán, y serán santos, porque yo soy santo: así que no ensucien sus personas con ningún reptil que anduviere arrastrándose sobre la tierra. 45 Porque yo soy el Eterno, que los hago subir de la tierra de Egipto para serles por Dios: me serán pues santos, porque yo soy santo. 46 Esta es la ley de los animales y de las aves, y de todo ser viviente que se mueve en las aguas, y de todo animal que anda arrastrándose sobre la tierra; 47 Para hacer diferencia entre inmundo y limpio, y entre los animales que se pueden comer y los animales que no se pueden comer.

MAFTIR SHEMINI
46 Esta es la ley de los animales y de las aves, y de todo ser viviente que se mueve en las aguas, y de todo animal que anda arrastrándose sobre la tierra; 47 Para hacer diferencia entre inmundo y limpio, y entre los animales que se pueden comer y los animales que no se pueden comer.



BENDICIONES PARA ANTES DE LEER LA HAFTARÁ
Antes de leer la Haftará también, el lector o el estudiante debe de decir esta bendición:

En Hebreo Suena Así
¡Barúj Atáh Adonai Eloheinu Meléj HaOlám Asher Bájar Bin-vi-ím Tovím Ve-Ratzá Ve-Divreijem Ha-ne-Emarim Ve-Emét! ¡Barúj Atáh Adonai Ha-Bojer Ba-Torá Uv-Moshé Avdó Uv-Israel Amó U-ninviei Ha-Emét Va-Tsedék!

En Español
¡Bendito Eres Tú Adonai, Elohim Nuestro, Rey del Universo, que escogiste Buenos Profetas y te complaciste con sus palabras que fueron pronunciadas con Verdad! ¡Bendito Eres Tú Adonai, que escogiste la Torá y a Moshé tu Siervo, y a Israel Tu Pueblo, y a Los Profetas de Verdad y Justicia!


La Haftará Para La Parashá de Sheminí en Shabat regular está en 2 Samuel 6: 1 - 19, Cuando no cae en Shabat especial.



LA HAFTARÁ DE SHEMINI

En general la Haftará de la Parashá Sheminí es: Para los Judíos ashkenazíes: 2 Samuel 6: 1-7: 17 y Para los Judíos sefarditas: 2 Samuel 6: 1-19

RESUMEN: David reunió a todos los hombres escogidos de Israel -30,000 en total- y fue a buscar el Arca del Pacto desde Baalei- Yehudá. Sacaron el Arca de la casa de Avinadav y la colocaron en un carro nuevo. Los hijos de Avinadav, Uza y Ajio, condujeron el carro, con Ajio yendo delante del Arca. David y los israelitas tocaban todo tipo de instrumentos: arpas, salterios, panderos, sistra y címbalos. Cuando llegaron a la era de Najón, los bueyes tropezaron, y Uza extendió su mano al Arca. Enfadado, Dios hirió a Uza por su error, y Uza murió por el Arca.

Desconcertado y con temor, David se cuestionó, y razonó, y llegó a la conclusión que llevaría el Arca del Eterno a su casa. Entonces el rey David llevó el Arca en vez a la casa de Obed-Edom el geteo, y la dejó allí durante tres meses, durante ese tiempo, el Eterno bendijo a Obed-Edom y toda su casa.

Cuando David oyó que Dios había bendecido a Obed-Edom a causa del Arca, David trajo el Arca a Jerusalén con alegría. Cuando los que llevaban el Arca habían recorrido seis pasos, sacrificaron un buey gordo. Los israelitas trajeron el Arca con gritos y el sonido de Shofar (cuerno-trompetas), y David bailó con toda su fuerza ceñido con un efod de lino. Cuando el Arca entró en la ciudad, Mijal, la hija del rey Shaúl, miró por la ventana y vio a David que saltaba y bailaba, y ella lo despreció en su corazón.

Pusieron el Arca en una tienda que David le tendió, David ofreció sacrificios y ofrendas de paz, y bendijo a la gente en el nombre del Eterno. David distribuyó una torta dulce de pan a todo el pueblo de Israel, y la gente se fue a sus casas. (La Haftará termina en este punto para los judíos Sefardíes, pero continúa para los judíos Ashkenazíes).

Cuando David regresó para bendecir a su familia, Mijal salió a su encuentro con desprecio, burlándose de él por haberse descubierto ante las siervas de sus siervos. David replicó a Mijal que él bailaba ante el Dios que lo había elegido a él como rey en lugar de Shaúl su padre, y que sería más vil que eso. Mijal nunca tuvo hijos a partir de entonces.

Dios le dio descanso a David de sus enemigos, y David le preguntó a Natán el profeta por qué debería morar el rey en una casa de cedro (Palacio Lujoso), mientras que el arca habitaba entre cortinas. Al principio Natán le dijo a David que hiciera lo que tenía en su corazón, pero esa misma noche Dios ordenó a Natán que le dijera a David que no construyera una casa para Dios, porque Dios no había morado en una casa desde el día en que Dios sacó a los hijos de Israel de Egipto, pero había permanecido en una tienda (Tabernáculo santo). Dios le ordenó a Natán que le dijera a David que Dios le quitó a David las ovejas para que en vez de Pastor de oveja fuera príncipe (rey) sobre Israel, que Dios había estado con David donde quiera que fuera, y que Dios le daría a David mucha fama (nombre grande). Dios le daría descanso a los israelitas de sus enemigos en su lugar, Dios convertiría a David en una dinastía, y cuando David muera, el Eterno vería a que el hijo de David sea quien construya una casa (templo) para el nombre del Eterno. Dios sería un padre para el hijo de David, y él sería un hijo para Dios; si se extravía, Dios lo castigará, pero la misericordia de Dios no se apartará de él. El reino de David sería establecido para siempre. Y Nathan le contó todo a David lo de su visión.


CONEXIÓN A LA PARASHÁ: Tanto la Parashá como la Haftará describen los esfuerzos para consagrar un espacio sagrado seguido de incidentes trágicos relacionados con la proximidad inapropiada al espacio sagrado. En la parashá, Moisés consagró el Mishkán (el Tabernáculo Sagrado), el hogar del Arca de la Alianza, mientras que en la Haftará, David se dispuso a traer el Arca a Jerusalén para establecerla en una tienda Sagrado en la ciudad del rey. Luego en la Parashá, Dios mató a Nadav y Abihu "cuando se acercaron" al Arca, mientras que en la Haftará, Dios mató a Uza cuando "extendió su mano al Arca".


EN SHABAT PARÁ: Cuando la Parashá coincide con Shabat Pará (el sábado especial anterior a la Pascua, como lo hace en 2014, 2022), la haftará entonces es: para los judíos Ashkenazíes: Ezequiel 36: 16-38  y para los Judíos sefarditas: Ezequiel 36: 16-36


En Shabat Pará, el Sábado de la novilla roja, se lee en Números 19: 1-22, que describe los ritos de purificación usando la novilla roja (Pará Adumá). De manera similar, la Haftará en Ezequiel 36 también describe la purificación. Tanto en la lectura especial como en la Haftará en Ezequiel 36, el agua rociada limpió a los israelitas.


EN SHABAT MAJAR JODESH: Cuando la Parashá coincide con Shabat Majar Jodesh (como lo hizo en 2015), la Haftará es 1 Samuel 20: 18-42.


II SAMUEL 6:1-19 


LA LECTURA DE LA HAFTARÁ
1 Y David tornó á juntar todos los escogidos de Israel, treinta mil. 2 Y levantóse David, y fué con todo el pueblo que tenía consigo, de Baal de Judá, para hacer pasar de allí el arca de Dios, sobre la cual era invocado el nombre del Eterno de los ejércitos, que mora en ella entre los querubines. 3 Y pusieron el arca de Dios sobre un carro nuevo, y la llevaron de la casa de Abinadab, que estaba en Gabaa: y Uza y Ajio, hijos de Abinadab, guiaban el carro nuevo. 4 Y cuando lo llevaban de la casa de Abinadab que estaba en Gabaa, con el arca de Dios, Ajio iba delante del arca. 5 Y David y toda la casa de Israel danzaban delante del Eterno con toda suerte de instrumentos de madera de haya; con arpas, salterios, adufes, flautas y címbalos. 6 Y cuando llegaron á la era de Najshôn, Uza extendió la mano al arca de Dios, y la tuvo; porque los bueyes daban sacudidas.

7 Y el furor del Eterno se encendió contra Uza, é hiriólo allí Dios por aquella temeridad, y cayó allí muerto junto al arca de Dios. 8 Y se entristeció David por haber herido el Eterno á Uza: y fué llamado aquel lugar Pérez-Uza, hasta hoy. 9 Y temiendo David al Eterno aquel día, dijo: ¿Cómo ha de venir á mí el arca del Eterno? 10 No quiso pues David traer á sí el arca del Eterno á la ciudad de David; mas llevóla David á casa de Obed-edom Getheo.

11 Y estuvo el arca del Eterno en casa de Obed-edom Getheo tres meses: y bendijo el Eterno á Obed-edom y á toda su casa. 12 Y fué dado aviso al rey David, diciendo: el Eterno ha bendecido la casa de Obed-edom, y todo lo que tiene, á causa del arca de Dios. Entonces David fué, y trajo el arca de Dios de casa de Obed-edom á la ciudad de David con alegría.

13 Y como los que llevaban el arca de Dios habían andado seis pasos, sacrificaban un buey y un carnero grueso. 14 Y David saltaba con toda su fuerza delante del Eterno; y tenía vestido David un ephod de lino. 15 Así David y toda la casa de Israel llevaban el arca del Eterno con júbilo y sonido de trompeta. 16 Y como el arca del Eterno llegó á la ciudad de David, aconteció que Mijâl la hija de Shaúl miró desde una ventana, y vió al rey David que saltaba con toda su fuerza delante del Eterno: y lo menospreció en su corazón. 17 Metieron pues el arca del Eterno, y la pusiéron en su lugar en medio de una tienda que David le había tendido: y sacrificó David Korbán Olá (holocaustos) y Shelamím (ofrenda de Paz) delante del Eterno.

18 Y como David hubo acabado de ofrecer los holocaustos y pacíficos, bendijo al pueblo en el nombre del Eterno, el señor de los ejércitos. 19 Y repartió á todo el pueblo, y á toda la multitud de Israel, así á hombres como á mujeres, á cada uno una torta de pan, y un pedazo de carne, y un frasco de vino. Y se fué todo el pueblo, cada uno á su casa.
Preparado en las Instituciones de Ohr Somayaj en Jerusalem, Israel.

Todas las referencias son a los versos y al comentario de Rashi, a menos que se indique lo contrario.

1. ¿En qué fecha fue "yom hashemini"? Levítico 9: 1 - Primero de Nissan.

2 ¿Cuál de los korbanot de Aharon expió el becerro de oro? Levítico 9: 2 - El ternero ofrecido como un korban Jatat.

3 ¿Qué korbanot ofreció Aharon para el pueblo Judío? Levítico 9: 3,4. Un macho cabrío como chatat, un becerro y un cordero para un olah, un buey y un carnero para shelamim, y un mincha.

4 ¿Qué fue lo único sobre el Jatat ofrecido durante la inducción del Mishkán? Levítico 9:11 - Es el único ejemplo de un Jatat ofrecido en el patio Mizbeaj que fue quemado.

5 ¿Cuándo Aharon bendijo a la gente con el birkat kohanim? Levítico 9:22 - Cuando terminó de ofrecer el korbanot, antes de descender del Mizbeaj.

6 ¿Por qué Moshe entró en el Ohel Mo'ed con Aharon? Levítico 9:23 - Por una de dos razones: o para enseñar a Aharon sobre el servicio del incienso, o para orar por la Shejiná para vivir con Israel.

7 ¿Por qué murieron Nadav y Avihu? Levítico 10: 2 - Rashi ofrece dos razones: O porque dieron un fallo halájico en presencia de Moshé, o porque entraron al Mishkán después de beber vino embriagador.

8 Aharon silenciosamente aceptó la muerte de sus hijos. ¿Qué recompensa recibió por esto? Levítico 10: 3 - Una porción de la Torá fue dada únicamente a través de Aharon.

9 ¿Qué prohibiciones se aplican a una persona que está intoxicada? Levítico 10: 9-11 - Él no puede dar una sentencia halájica. Además, un kohen tiene prohibido entrar al Ohel Mo'ed, acercarse al mizbe'ach o realizar el avoda.

10 Nombra las tres ofrendas de cabra chatat que se sacrificaron el día de la inauguración del Mishkán. Levítico 10:16 - Las ofrendas de cabras de la ceremonia de inauguración, de Rosh Jodesh, y de Najshon ben Aminadav.

11 ¿Qué chivo expiatorio Aharon quemó por completo y por qué? Levítico 10:16 - El Jatat de Rosh Jodesh: O porque se convirtió en tamei, o porque a los kohanim se les prohibió comer de él mientras estaban en el estado de aninut (duelo).

12 ¿Por qué Moshe dirigió sus duras palabras a los hijos de Aharon? Levítico 10:16 - Por respeto a Aharon, Moshe dirigió su ira hacia sus hijos y no directamente hacia Aharon.

13 Moshe estaba molesto porque Aharon y sus hijos no comieron el Jatat. ¿Por qué? Levítico 10:17 - Porque solo cuando los kohanim comen el Jatat son expiados los pecados de los dueños.

14 ¿Por qué Hashem eligió a Moshe, Aharon, Elazar e Itamar como sus mensajeros para decirle al pueblo judío las leyes del kashrut? Levítico 11: 2 - Porque aceptaron la muerte de Nadav y Avihu en silencio.

15 ¿Cuáles son los signos de un animal terrestre kosher? Levítico 11: 3 - Un animal cuyos cascos están completamente separados y que rumia.

16 ¿Cuántos animales no kosher muestran solo un signo de kashrut? ¿Qué son? Levítico 11: 4,5,6,7 - Cuatro: camello, shafan, liebre y cerdo.

17 Si un pez arroja sus aletas y escamas cuando está fuera del agua, ¿es kosher? Levítico 11:12 - Sí.

18 ¿Por qué una cigüeña se llama Jasida en hebreo? Levítico 11:19 - Porque actúa con jesed (bondad) hacia otras cigüeñas.

19 El chagav es un insecto kosher. ¿Por qué no lo comemos? Levítico 11:21 - Hemos perdido la tradición y no somos capaces de identificar el chagav kosher.

20 ¿Qué requisitos deben cumplirse para que el agua mantenga su estado de pureza? Levítico 11:36 - Debe estar conectado al suelo (es decir, un muelle o una cisterna).


H’ Ehad



___________

         ה' אחד

Share:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario