BLOG DE RAÍZ SEFARDÍ

LA ADQUISICION DE LA VIGILANCIA - EL SENDERO DE LOS JUSTOS - CAP 4

EL SENDERO DE LOS JUSTOS

Por Rabino Moshe Jaim Luzzato, el RAMJAL Zt”L

-

CAPÍTULO 4

COMO ADQUIRIR LA VIGILANCIA


LO QUE, en general, lleva a una persona a la Vigilancia o Prudencia es el estudio de la Torá. Como R. Pinjas lo declaró al comienzo de la Baraita, "la Torá lo lleva a la Vigilancia". Sin embargo, lo que conduce a ello en particular es una reflexión sobre la exigente naturaleza del servicio divino del que es responsable el ser humano y la severidad del juicio que implica si no cumple con su deber (El valor de un mandamiento y las consecuencias de no cumplirlo). Esta comprensión se puede obtener analizando los incidentes que se relacionan en las sagradas escrituras y estudiando las declaraciones de los Sabios de memoria bendita que lo despiertan.

EL PROCESO DE COMPRENSIÓN, SUS IDEAS Y NIVELES

En este proceso de comprensión, hay varios niveles de ideas, que se aplican respectivamente a las personas. Pues no todos actúan con los mismos motivos. Para vigilar por sus conductas (ser prudente), los  de una inteligencia extraordinaria, son impulsados por motivos diferentes a los que impulsan a las demás personas del pueblo en general. 


Para aquellos con una inteligencia superior es que el hecho de que el perfeccionamiento es un motor suficiente para motivarlos a actuar; ya que es lo único para ellos que vale la pena luchar para alcanzar; y por otro lado el hecho de que el no tener éxito en alcanzar ese perfeccionamiento es una tragedia. Por lo que la Vigilancia deviene esencial al ver y entender claramente que solo el perfeccionamiento y nada más es digno de su deseo y como con las buenas obras y las virtudes son las cosas que les permiten alcanzar el perfeccionamiento. 


Porque ya les ha quedado claro y toman las precauciones para no ceder a nada que pueda reducir en número o en efectividad de estos medios.  Si con toda la energía que se invirtió para alcanzar ese verdadero perfeccionamiento no tuvieron éxito a través de ellos, si a pesar de todo eso no alcanzaron ese perfeccionamiento esperado. 


Por lo tanto para evitar ese fracaso, ellos eligen aumentar el número de estos medios y ser más rígidos y más exigentes consigo mismos en relación con todos sus aspectos. No descansarán, ni tendrán paz con la preocupación de que posiblemente les falte algo que pueda llevarlos al perfeccionamiento que desean. Como dijo el rey Salomón, ¡Qué la paz esté con él! (Proverbios 28:14), "Bienaventurado el hombre que siempre está lleno de temor: Mas el que endurece su corazón, caerá en el mal." Nuestros sabios en Berajot 60a interpretaron esta afirmación como aplicable al reino de la Torá. 

EL RASGO DEL TEMOR AL PECADO

El rasgo de carácter que nos lleva a este nivel de logro, es el que se denomina como "el Temor al pecado", este rasgo se constituye como uno de los niveles más altos de logro. Su intención es que el ser humano constantemente teme y se preocupe, no sea que esté abrigando un rastro de pecado que pueda impedirle alcanzar la perfección por la que debe esforzarse. 


Con respecto a esto, nuestros Sabios de memoria bendita dijeron a modo de analogía (Bava Batra 75a): “En el mundo venidero todos estarán ardiendo con el deseo por alcanzar metas altas al observar la gloria del pabellón de su vecino". Analogía tomada de las palabras del profeta Isaías 4:5 “Y creará el Eterno sobre cada morada del monte de Sión, y sobre todos los lugares de sus convocaciones, una nube con sombra durante el día, y de noche un resplandor de fuego que eche llamas: porque sobre toda gloria habrá una cobertura (es decir que cada cual tendrá su propio  pabellón glorioso).”

¿EXISTE LA ENVIDIA EN EL MUNDO VENIDERO?

¿Acaso, no son los celos y la envidia, el factor que opera aquí en esta analogía? No, los celos y la envidia, como explicaré con más detalle más adelante, con la ayuda del Cielo, se encuentran sólo en las personas que carecen de inteligencia y de comprensión, aquí en realidad es el hecho de que las personas se verán a sí mismas como carente de un nivel de logro hacia la perfección que pudieron haber alcanzado al ver la gloria alcanzada por sus vecinos. 


Ahora bien, considerando esto, el que posee la inteligencia y comprensión, el prudente ciertamente no dejará de vigilar sus acciones y su conducta para asegurarse de que anda por el buen camino. 

¿QUÉ MOTIVA A LAS PERSONAS DE MENOR ENTENDIMIENTO?

Las personas de menor entendimiento necesitan motivos diferentes para adquirir el rasgo de la Vigilancia, algo que esté de acuerdo con su nivel particular de discriminación intelectual, de modo que sus búsquedas sean alcanzadas por el honor que desean.


Es evidente para cada persona de Emuná (fe / lealtad a Dios) que los diferentes niveles de vida y recompensas que se obtendrán en el Mundo de la Verdad o sea el Mundo Venidero, están relacionados con las acciones de nuestras vidas en este mundo; que los niveles más altos serán para aquellas personas que más hacen para el Eterno Dios, pero que si su prójimo hace más, éste será más elevado que él, y de que todos los que hacen menos serán de niveles más bajos por haber elegido ocuparse menos en los mandamientos de su Dios. 

DIOS NO TE PIDE QUE CREAS, SINO QUE HAGAS SU VOLUNTAD PARA TENER ÉXITO EN ESTE MUNDO Y EN EL OTRO MUNDO

Entonces, ¿cómo puede una persona cegar sus ojos a sus acciones o disminuir sus esfuerzos, (ignorando lo que Dios le pide que haga) si después, cuando ya no puede enderezar lo que haya hecho torcido, sufrirá incuestionablemente? Hay algunos tontos * que sólo buscan aligerar su carga. Dicen: "¿Por qué nos cansamos con esta cosa de Jasidut (Bondad Divina)  y con esta abstinencia? ¿No es suficiente para nosotros que no seamos contados entre los malvados que son juzgados y descienden al Guehinom? ¿Para qué esforzarnos tanto? No nos obligaremos a entrar por completo en el Paraíso.


Si no tenemos una porción grande en el cielo, por lo menos tendremos una pequeña. Eso nos bastará a nosotros. No es necesario que aumentemos nuestras cargas en aras de mayores adquisiciones".

¿QUÉ TE PARECE AHORA, SI TUS SIRVIENTES PASARAN A SER TUS AMOS?

A estas personas les hacemos esta pregunta: ¿podrían, tan fácilmente, en este mundo transitorio, tolerar la vista de que uno de sus amigos sea honrado y elevado por encima de ellos, y que venga a gobernar sobre ellos o, más aún, podrían tolerar que uno de sus sirvientes sea elevado por encima de ellos o  uno de los pobres mendigos que son vergonzosos y humildes ante sus ojos que ahora pasen a ser sus amos? ¿Podrían tolerar esto sin sufrimiento y sin que su sangre hierva en ellos con la indignación? ¿Acaso hay algo que no se entienda en esto? Atestiguamos con nuestros propios ojos que todas las labores y los esfuerzo constante del ser humano es con el fin de poder elevarse por encima de todos cuanto pueda y así establecer su lugar entre los más exaltados. De aquí nacen la envidia y los celos de un hombre hacia su prójimo.


Si alguien ve que su prójimo fue elevado en gloria, mientras que él permanece en su puesto bajo, lo tolera sólo porque está  obligado a tolerarlo, ya que no tiene ningún poder debido a su incapacidad para cambiar la situación o enaltecerse; pero en realidad su corazón se rebela y meditará dentro de él. 


Ahora, si aquí en la vida temporal le resulta tan difícil al ser humano el tener que permanecer en un nivel más bajo que los demás, en este mundo en el cual las cualidades, los niveles, y las conveniencias son ilusorias y engañosas. Aquí las cualidades no son nada más que un juicio superficial, y el ser elevado, una vanidad y una falsedad, entonces, ¿cómo podrían los seres humanos tolerar verse más bajos que las mismas personas que ahora son más bajas que ellos en el lugar de la verdadera calidad y del valor eterno, que, aunque no puedan darle ánimos ahora debido a su falta de reconocimiento y su valor, ciertamente reconocerán en su momento lo que es, su pesar, dolor y vergüenza. No hay duda de que su sufrimiento será terrible e interminable. 

MIENTRAS ESTÁS VIVO HOY SI OBEDECES Y GUARDAS LOS MANDAMIENTOS - DESPUÉS DIOS TE ENALTECERÁ EN EL OTRO MUNDO

Esta tolerancia, entonces, que adoptan para aligerar su carga no es más que una persuasión engañosa de su inclinación al mal, sin base alguna en la verdad. Si vieran la verdad, no habría lugar para tal decepción, sino porque no la buscan, sino que caminan y se desvían según sus deseos, estas persuasiones no los abandonarán hasta un momento en que ya no les servirá de nada, cuando ya no estará en sus manos para reconstruir lo que han destruido. Como lo dijo el rey Salomón, la paz sea con él (Eclesiastés 9:10), "Todo lo que te es posible hacer hoy, hazlo según tus fuerzas (poder y habilidad); porque en el sepulcro, para donde vas, ya no hay obra, ni industria, ni ciencia, ni sabiduría ..."


Es decir, lo que un hombre no hace mientras aún tiene el poder que su Creador le ha dado (el poder de elección que se le otorga para que lo ejerza durante su vida, cuando puede ejercer el libre albedrío y se le ordena hacerlo) no volverá a tener la oportunidad de hacerlo en la tumba y en el foso, porque en ese momento ya no tendrá este poder. Para quien no haya multiplicado las buenas acciones en su vida, no tendrá la oportunidad de realizarlas después. Y quien no haya tomado una cuenta de sus hechos no tendrá tiempo para hacerlo más tarde. Y el que no se haya hecho sabio en este mundo, no se hará sabio en la tumba. Esta es la intención de (Ibid.) "porque no hay hechos ni cuentas ni conocimiento ni sabiduría en el pozo al que te diriges".

PARA LA GENTE EN GENERAL LA VIGILANCIA Y LA PRUDENCIA SE ADQUIEREN POR TEMOR AL JUICIO

Pero la población en general (La gran mayoría de la gente) estará motivada hacia la vigilancia o la prudencia a través de un reconocimiento de la profundidad del juicio en relación con la recompensa y el castigo. En verdad, uno debe temblar y estremecerse continuamente, ya que quienes acatarán el Día del Juicio y quiénes serán considerados como Tzadik (justos) ante su Creador, cuyo escrutinio disecciona todas las cosas, pequeñas y grandes. 

HAY QUE DAR CUENTA DE TODO EN EL DIA DEL JUICIO

Como nuestros sabios de bendita memoria lo han dicho en Jaguigá 5b, "` Y Él le declara al ser humano hasta su propio pensamiento, como está escrito en Amós 4:13: “Porque he aquí, el que forma los montes, y crea el viento, y declara al hombre hasta su pensamiento; el que hace de las tinieblas la mañana, y pasa sobre las alturas de la tierra; el Eterno Dios, Señor de los ejércitos, es su nombre”.

 

Incluso dicen nuestros sabios que en el día del juicio se le recordará al ser humano hasta una conversación informal que tuvo con su esposa".  Y, de la misma manera se nos dice en Yevamot 121b, "que el hombre tendrá que dar cuenta por cosas tan pequeñas aún del tamaño de un cabello'' (Salmos 50: 3). Esto nos enseña que el Santo Dios, Bendito sea El, juzgará a sus fieles y devotos exigiendo una explicación por lo más mínimos detalles de esta vida, no se pasará nada por alto.

NI ABRAHAM ESCAPÓ DEL JUICIO DE LO MÁS MÍNIMO

Hasta Abraham, el mismo Abraham que fue tan querido por su Creador que las Escrituras (Isaías 41: 8) se refieren a él como "Abraham, mi amigo", Abraham no escapó al juicio por una ligera indiscreción en el uso de sus palabras. 


Porque le dijo a Dios en Génesis 15: 8, "Señor Dios ¿en qué sabré yo que la voy a heredar?", el Santo Dios Bendito sea, le dijo: "En tu vida, seguramente lo sabrás, porque tus hijos serán extranjeros.." (Vayikra Rabá 11: 5). 


Y también a causa de que Abraham hizo un pacto con el Rey Filisteo, Avimelec sin que Dios le diera el permiso, por eso el Eterno Bendito sea El, le dijo: "En tu vida, retrasaré la alegría de tus hijos por siete generaciones" (Bereshit Rabá 54: 5).

JACOB AVINU NO ESCAPÓ DEL JUICIO

Jacob tuvo que dar cuenta por algo tan simple como por haberse enojado con Rajel (Raquel su esposa) cuando ella le dijo a Jacob (Génesis 30: 1): "Dame hijos", le dijo Dios (como se relata en el Midrash): "¿Es esta la manera de responderles a las personas oprimidas?  En tu vida verás como tus hijos vendrán a postrarse delante de el hijo de ella "(Bereshit Rabá 71: 10). 


Y Jacob tuvo que rendir cuenta también por haber colocado a su hija Dina en un cofre para que su hermano Esaú no la agarrara, a pesar de que sus intenciones eran muy nobles al hacerlo, se nos dice en el Midrash (Ibid. 80: 3) que el Santo Dios Bendito sea Él, le dijo a él, porque no quisiste hacer acto de bondad (Jesed) con tu hermano, como está escrito en Job 6:14 “La persona que hace todo lo posible para evitar hacer acto de bondad como se debe con su prójimo, en realidad éste hasta abandona el temor del Todopoderoso.”  - Por lo tanto, porque Jacob no se la quiso dar legalmente a su hermano en matrimonio, alguien logró tomarla ilegalmente".

JOSÉ FUE JUZGADO POR LO QUE LE DIJO AL COPERO DE FARAÓN TRATANDO DE CONSEGUIR FAVOR

¿Cómo y por qué fue juzgado José en Egipto? José simplemente porque le dijo al Copero de Faraón que se acuerde de él cuando estuviere frente al rey (Génesis 40:14), 


"Acuérdate, pues, de mí  .. cuando tuvieres ese bien, y te ruego, haz conmigo Jesed (Bondad), y haz mención de mí a Faraón, para que me saquen de esta casa:"


Por eso se le agregaron a José dos años más a su encarcelamiento, como nos dicen nuestros Sabios de bendita memoria  en Bereshit Rabá 89: 2. 


José también tuvo que dar cuenta, porque embalsamó a su padre sin el permiso de Dios o, según una segunda opinión, porque dejó que sus hermanos dijeran delante de él, que hasta Jacob su padre era "Su siervo" y se mantuvo quieto sin protestar al oírlo; por lo que él (José) terminó muriendo antes que sus hermanos (Bereshit Rabbah 100: 3).

EL REY DAVID TAMBIÉN FUE JUZGADO EN LO MÁS MÍNIMO

El rey David tuvo que rendir cuenta porque se refirió a las palabras de la Torá como simples "canciones", él fue castigado al tener su alegría apagada a través de la indiscreción que causó la muerte de Uza. en (Sotah 35a). 

MIJAL LA HIJA DE SAÚL FUE JUZGADA EN LO MÍNIMO

Mijal fue juzgada porque amonestó al rey David, su esposo por bailar en público antes del arca, fue castigada y murió antes de dar a luz, ella murió sin hijos ya que no tuvo otros hijos en su vida (II Samuel 6:20 f). 

EL REY EZEKIAHU POR DARLE UN TOUR DE SUS TESOROS A SUS ENEMIGOS

Ezekiahu (Ezequías) el rey fue juzgado porque le reveló el tesoro a los oficiales del rey de Babilonia, se decretó que sus hijos sirvieran como eunucos en el palacio del rey de Babilonia. (II Reyes 20:12 ff).


Hay muchos ejemplos más de esta índole en ese capítulo. "Todos tuvieron que dar cuenta delante del Eterno por sus actos y sus dichos" (Jaguiga 5a), nuestros sabios de Memoria bendita, nos dijeron: que el "Rabino Yojanán lloró cuando llegó al siguiente versículo en Malaquías 3: 5, donde dice así: “Y me acercaré de ustedes, para el juicio; y seré un testigo listo contra los hechiceros y adúlteros; y contra los que juran mentira, y los que detienen el salario del jornalero, de la viuda, y del huérfano, y los que hacen agravio al extranjero (al converso), no teniendo temor de mí, dice el Eterno, el Señor de los ejércitos.


"¿Habrá alguna esperanza para una sirviente a quien le sopesan las ofensas menores, de la misma manera que le castigan las ofensas más graves?"

TODAS LAS OBRAS SON JUZGADAS - NADA SE PASA POR ALTO

Por supuesto, nadie está insinuando, ni afirmando que el castigo sea idéntico para ambos; la verdad es que el Santo Dios, Bendito sea Él, le paga medida por medida. Más bien, se debe entender es que, en relación con el pesaje de los pecados, todos se toman en cuenta; es decir que tanto los pecados de peso menor, al igual que los de más pesados se colocan sobre la balanza, nada se pasa por alto; es decir que si alguien acaba de cometer un pecado de gran importancia por último, eso no hará que Dios se olvide de los pecados de menor importancia que éste había cometido primero. El Juez supremo no los pasará por alto; sino que le medirá el pago en consecuencia, al igual que Él no pasará por alto a los de peso mayor. 


Él los considerará y los atenderá a todos por igual, juzgando a cada uno de ellos y aplicando un castigo para cada uno de acuerdo con la naturaleza y la importancia del crimen. Como lo dijo el rey Salomón, la paz sea con él (Eclesiastés 12:14), "Porque Dios hará que cada obra sea juzgada".

TODO LO BUENO QUE ALGUIEN HACE RECIBIRÁ SU PAGO POR ELLO

Es de saber de igual manera que el Santo Dios, Bendito sea Él,  no permite que ninguna buena acción, por pequeña que sea, no sea recompensada, tampoco permite que ninguna mala acción, por pequeña que sea, quede sin ser juzgada y sin ser pesada. 


Esto debe servirle de advertencia al pensamiento de aquellos que creen que el Eterno Dios, Bendito sea Él, no revisará las cosas más ligeras en Su juicio y no las considerará. Es un principio reconocido en Bava Kamma 50a:  "Quien diga que el Santo Dios, Bendito sea El, pasa por alto algunas cosas, su castigo será que hasta su vida será" pasada por alto". 

EL TENTADOR ES TAMBIÉN TU ACUSADOR Y EL ÁNGEL DE LA MUERTE

"Y también nuestros Sabios de bendita memoria, han dicho en Jaguiga 16a:" Si la inclinación al mal te incita a pecar diciéndote: “¡No te preocupes! Dios es bueno, Peca tranquilo y el Santo Dios, Bendito sea Él, te lo perdonará”,  No le prestes atención al ángel del mal ". Todo esto es obvio y claro, porque Dios es un Dios de verdad. Es esta idea la que se encarna en la declaración de Moisés, nuestro Rabino, que la paz esté con él, en Deuteronomio 32: 4, " (Dios) El es la Roca, cuya obra es perfecta, Porque todos sus caminos son rectitud: Dios de verdad, y no hay ninguna iniquidad en él: El es justo y recto. "


Ya que el Santo Dios, Bendito sea Él, pide que se haga siempre justicia; por lo tanto, para Él ignorar lo malo sería una injusticia tan grande, al igual como ignorar lo bueno. Puesto que Él pide justicia, entonces, Él debe tratar con cada ser humano según sus maneras de actuar y de acuerdo con los frutos de sus actos, sin ninguna discriminación, ya sea para bien o para mal. Esto es lo que subyace a la afirmación de nuestros Sabios de Memoria bendita en Yalkut Ibid., que dice así en su interpretación: "Él es un Dios de fidelidad, y sin maldad; un Dios Recto y justo", esto se aplica tanto para los justos como para los malvados. Porque este es su atributo. Él lo juzga todo. Él castiga cada pecado. No hay escapatoria.

¿TODO LO JUZGA? ¿QUÉ PASÓ CON LA MISERICORDIA Y LA BONDAD DIVINA?

Para aquellos que se preguntan en este punto: "Al ver que, cualquiera que sea el caso, todo debe ser sometido a juicio, ¿qué función cumple aquí el atributo de la misericordia?" La respuesta es que el atributo de la misericordia es ciertamente el pilar del mundo; porque el mundo no podría existir ni aún un instante sin ella. Sin embargo, la misericordia no impide el atributo de justicia. El mundo sigue existiendo a causa de la Misericordia y la Bondad divina, si no fuera el caso, sólo sobre la base de la justicia se dictaría que el pecador sea castigado inmediatamente al pecar, sin la menor demora; que el castigo mismo sea iracundo, como corresponde a uno que se rebela contra la palabra del Creador, bendito sea Su Nombre; y que no haya corrección alguna por el pecado. Porque, en verdad, ¿cómo puede un hombre enderezar lo que se ha torcido después de haber cometido el pecado? Si un hombre mata a su prójimo; Si cometió adulterio, ¿cómo puede corregir esto? ¿Puede él eliminar el hecho realizado de la realidad?

EL ATRIBUTO DE LA MISERICORDIA IMPLICA 3 REGALOS AL PECADOR

Es el atributo de la misericordia la que causa el revés de las tres cosas que hemos mencionado. Eso es decir, establece: (1) Primero que se le debe dar tiempo al pecador, para que no sea eliminado tan pronto peque ;  (2) segundo que el castigo no se aplica al 100% en un solo golpe;  (3) tercero con un acto de absoluta misericordia no se destruye por completo el sujeto haciéndole el don del arrepentimiento a los pecadores.


La misericordia les llega con un amor bondadoso absoluto, para que erradique  sus malos deseos. Y cuando los malos deseos sean eliminados, es como si el mismo pecado fue eliminado. Y cuando el pecador se arrepiente, reconociendo su pecado, él admite su error, reflexiona sobre su maldad y se arrepiente, y él no desea que ese pecado vuelva a repetirse. 

EL ARREPENTIMIENTO, EL VOTO DE NO VOLVER A PECAR Y EL SUFRIMIENTO SON UNA EXPIACIÓN

Con el voto de no volver al pecado, y con el anhelo de quererlo borrar, y con el sufrimiento, la angustia en su corazón a causa de su crimen lo hacen huir del mal, entonces se arranca el acto de su voluntad, lo cual se le considera como una expiación. Como declaran las escrituras en Isaías 6: 7: "Tu mal desaparecerá, y tu pecado será perdonado". El mal en realidad se aparta de la existencia y se desarraiga a causa de su sufrimiento y su arrepentimiento por lo que sucedió en el pasado. 

LA JUSTICIA SIGUE SU CURSO CON LOS REMORDIMIENTOS, ARREPENTIMIENTO Y SUFRIMIENTO

Esta es ciertamente una función de bondad divina y no de justicia. En cualquier caso, sin embargo, ese tipo de bondad del Creador no niega completamente el atributo de la justicia. Se puede notar la justicia sigue su curso, y en lugar del acto de los malos deseos; de los cuales surgió el pecado y el placer que se tuvo, ahora está el arrepentimiento y el sufrimiento.


Así, también, la extensión de tiempo no constituye un perdón del pecado, sino más bien sirve a mantener la relación de Dios con el pecador por un tiempo para abrirle la puerta del arrepentimiento. De manera similar, todas las otras operaciones de bondad divina, como "El hijo beneficia a su padre" (Sanhedrin 104a) y "una Parte de la vida es como toda la vida" (Kohelet Rabá 7:48), mencionada por nuestros Sabios , son aspectos de la bondad divina en los que pequeñas cantidades se consideran grandes. Pero estas consideraciones no militan ni en realidad niegan el atributo de la justicia, porque hay buenas razones para atribuirles importancia.

LOS PECADOS NUNCA SON PERDONADOS OLVIDANDOLOS

Que los pecados sean perdonados  ignorandolos sería totalmente contrario al concepto de justicia, porque entonces no habría juicio ni ley verdadera en relación con las cosas. Es, por lo tanto, imposible para tal situación obtener. Y si el pecador no encuentra abierto para él una de las vías de escape que hemos mencionado, es cierto que el atributo de la justicia no surgirá con las manos vacías.


Como han dicho nuestros sabios de Memoria bendita (Yerushalmi Ta'anit 2: 1): "Reten tu ira, pero recoge lo que es tuyo". Vemos, entonces, que el hombre que quiere abrir sus ojos a la verdad no puede ofrecerse ningún argumento para no ejercer la máxima vigilancia de sus actos y someterlos al análisis más completo.


Todas estas son observaciones que, si uno las aborda con sensibilidad, sin duda ellas lo llevarán a la adquisición de la Vigilancia y de la Prudencia.


SIGUIENTE CAPÍTULO V


CAPÍTULO ANTERIOR III


Share:

No comments:

Post a Comment