BLOG DE RAÍZ SEFARDÍ

COMENTARIO SOBRE TOLDOT - PARASHA

 


COMENTARIO SOBRE LA PARASHAT TOLDOT 

LOS HECHOS DE LOS PADRES ES UN POTENTE PROFÉTICO PARA SUS DESCENDIENTES - RAMBAM
Cada uno de los Patriarcas [Abraham, Yitzjak y Yaacov] tenía una Yeshivá en la que pregonaba la existencia de Dios y Su voluntad. La academia de Abraham contaba con cientos, o miles, de alumnos. Yitzjak tenía en su academia un solo alumno: Yaacov, a quien educó y designó para que enseñara a los demás (Rambam, Hiljot Avodá Zará 1:2-3). Esto nos proporciona una imagen para poder entender la diferencia que había entre la función que desempeñó Abraham y la que cumplió Yitzjak: Abraham era capaz de admitir a cualquier persona en su esfera de influencia, no así Yitzjak. 

La Torá le dedica mucho menos espacio a la vida de Yitzjak que a la de Abraham y laacov. Por un lado, parecería que Yitzjak es como un puente entre su padre y su hijo; pero, por otro, fue él quien tuvo la tarea de establecer la división entre el bien y el mal -representados respectivamente por Yaacov y Esav-, ya que en la incipiente nación de Israel no podían coexistir estas fuerzas antagónicas. A diferencia de Abraham, cuyo principal atributo era el jésed, la Bondad Divina (la benevolencia), la principal característica de Yitzjak era la guevurá, o sea, la fuerza. Se requiere de fuerza para en primera instancia diferenciar entre el bien y el mal y después, para eliminar el mal y nutrir el bien. Yitzjak y Rivka tuvieron dos hijos: uno personificó la rectitud, en tanto que el otro fue el símbolo de la maldad. En los padres recayó la tarea de hacer esta distinción para que Israel fuera una nación pura. 

Para que no lleguemos a suponer que Yitzjak descartó la conducta característica de Abraham en favor de la propia, la Torá enfatiza en el comienzo mismo de esta Sidra que Yitzjak era hijo de Abraham - Abraham engendró a Yitzjak. En la perspectiva judía, la benevolencia y la fuerza deben ir siempre una a la par de la otra; cada una en ausencia de la otra puede resultar muy peligrosa. La benevolencia excesiva, si no se la encuadra a través de la fuerza, puede conducir a la autocomplacencia y el hedonismo. Asimismo, la fuerza pura, sin la benevolencia que la atenúe, puede conducir al egoísmo y la crueldad. 19-23. 

La esterilidad y el embarazo de Rivka. Los Sabios señalan que las Matriarcas Sara, Rivka y Rajel eran estériles. Los comentaristas explican que las experiencias de las Matriarcas demuestran que el nacimiento de Israel sucedió en forma milagrosa, ya que cada nueva generación fue un regalo de Dios a una madre que no podría haber dado a luz en forma natural. Su experiencia es una demostración del aforismo que sostiene que Dios anhela las plegarias de los justos (Yevamot 64a), cuyas súplicas por obtener la compasión Divina y cuyos esfuerzos por superarse nos demuestran hasta qué punto los seres humanos son capaces de elevarse a sublimes niveles espirituales.


COMENTARIO SOBRE EL CAPITULO 25

19. Yitzjak Ben Abraham - Yitzjak hijo de Abraham... La Torá acentúa que Abraham e Yitzjak eran padre e hijo. Los cínicos de aquella generación habían estado circulando el rumor de que Sara obviamente- había quedado embarazada de Avimelej, ya que ella y Abraham habían estado casados muchas décadas sin tener hijos, y recién cuando ella fue secuestrada por el rey filisteo es que había dado a luz. Por eso Dios hizo que los rasgos faciales de Itzjak y Abraham tuvieran un parecido indiscutible para que incluso los escarnecedores tuvieran que admitir que "¡en efecto, Abraham fue quien engendró a Yitzjak" (Tanjuma; Rashi).

20. Ben Arvaím Shaná - Cuarenta años de edad. Itzjak tenía treinta y siete años al momento de la Akeida, que fue cuando la Torá nos relata el nacimiento de Rivka; por lo que algunos creen que sólo se esperó tres años hasta que ella estuviera en condiciones físicas para poder casarse (Seder Olam). Y dado que tenía sesenta años cuando Rivka dio a luz (v. 26), Rivka fue estéril durante veinte años.

Bat Betuél - Hija de Betuel.. . Si bien la genealogía de Rivka era bien conocida, la Torá la repite como forma de elogio: a pesar de ser hija y hermana de hombres malvados, y en Aram había estado rodeada de personas malvadas, ella no imitó su reprobable conducta (Rashi).

21. Ve Yetar Yitzjak - Y rogó Yitzjak. El lexema “Etar” significa abundancia. Por lo tanto, este versículo da a entender que Yitzjak dirijió su plegaria al Eterno con Kavaná (con mucha intensidad) y, en forma simultánea, ella oró por sí misma. El estaba frente a ella en el sentido de que se paró en un rincón y ella se paró en el otro, y ambos oraron (Rashi). Además, Yitzjak llevó a su esposa estéril a rezar con él en el monte Moriá, el sitio de la Akelda (Pirkei De Rabí Eliézer 32).

Yitzjak sabía que él tendría hijos, porque Dios ya se lo había prometido que el destino de Abraham se cumpliría a través de la descendencia de Yitzjak (17:19); no obstante, le rogó a Dios que la bendición se hiciera realidad a través de la mujer tan meritoria que estaba parada frente a él (Sforno). “Lo” - De él. El uso de la forma singular masculina [Lo] implica que Dios respondió a la plegaria de Yitzjak más que a la de Rivka. No se puede comparar la plegaria del hijo Tzadik (justo) de una persona Tzadik (justa) con la plegaria del hijo Tzadik (justo) de una persona Rashá (malvada) (Com. De Rashi). Si bien es mucho mas dificil - y por lo tanto, mucho más meritorio-que el hijo de una familia de costumbres erróneas se transforme en una persona recta, el logro de Yitzjak fue aun más singular que el de Rivka. A él le habría resultado facil ser el calco de su padre -que fue sin lugar a dudas el mejor modelo que jamás existió-, pero Yitzjak no se conformó con eso, sino que forjó su propio camino en el servicio a Dios y el mérito de tal proeza es aún más formidable.

22. Va Yitrotzetzu Ha Baním - Y se agitaban los hijos. Los Sabios explican que la palabra “YitRotzetzú” es un derivado del lexema “Rutz”, correr: cuando Rivká pasaba por la academia de la Torá de Shem y Eber, Yaacov "corría" y luchaba por salir del vientre de su madre. En cambio, cuando pasaba por un lugar cerca de un templo de idolatría Esav también "corría" para tratar de salir (Midrash). Gur Arié explica que esta lucha embrionaria entre Yaacov y Esav no estaba influenciada por sus buenas o malas inclinaciones personales, puesto que estas no están presentes antes del nacimiento. Más bien, lo que ocurría era que laacov y Esav representan fuerzas cósmicas en la Creación; fuerzas que trascendian el curso normal del desarrollo de la personalidad, y que existían incluso antes de su nacimiento. 

Va Telej Lidrosh - Y se fue a inquirir al Eterno. Ella fue a la academia de Shem (Rashi), que era un profeta capaz de consultar a Dios en nombre de ella. Rivka no reveló su dificil situación a Yitzjak ni a Abraham, por temor a que considerasen que su padecimiento fuera una señal de la pecaminosidad arrastrada de su familia (Gur Arié).

Tal como lo indica el versículo siguiente, el Eterno transmitió el sentido de sus síntomas tan aterradores solamente a ella y no a Yitzjak. Dado que Dios no le reveló esta profecía a Yitzjak, Rivka sintió que ella no estaba facultada para ha cerlo, ni siquiera años más tarde, cuando ella conspiró para obtener las bendiciones de Yitzjak para Yaacov en vez de para Esav. Jizkuni explica que esa es la razón por la que Yizjak no podía imaginar que Esav fuera un pecador.

23. Va Yomer HaShem La - Y le dijo le dijo el Eterno a ella. A través de Shem, Dios le transmitió a Rivka que los niños que estaban por nacer representaban dos naciones y dos Ideologías en conflicto -Israel y Edom- y que su lucha en el seno materno simbolizaba la futura rivalidad que existiría entre ambos, que finalizará con el predominio del menor sobre el mayor (Rabi Hoffmann). Por lo tanto, la agitación que Rivka sentía en su interior se transformara en un sentido del bien cada vez más refinado.

Asimismo, Tur comenta que la Torá Oral es aquello a lo que se hace referencia en la segunda bendición que pronunciamos al leer la Torá: Jayé Olam Natá Betojeinu, [Dios] implantó dentro de nosotros la vida eterna, ya que la Ley Oral es como un árbol joven que se planta y que luego crece hasta llegar a producir sus propios frutos.  


COMENTARIO SOBRE EL CAPITULO 26

6-16. Yitzjak en Guerar. A causa de su pacto con Abraham, Avimelej trató a Itzjak con rectitud; los residentes fueron los que preguntaron por la identidad de Rivka. Sabiendo que ellos eran capaces de arrebatarle la mujer a su marido y de asesinarlo con cualquier pretexto, Yitzjak recurrió a la artimaña de Abraham, diciendo que Rivka era su hermana (Rambán sobre vs. 1 y 12:11).

8. Ki Arjú-lo Sham Ha Yamim - Cuando se le prolongaron allí sus días. Con el tiempo, al ver que nadie los importunaba, Yitzjak dejó de esforzarse por ocultar su verdadera relación con Rivka; empezaron a comportarse como marido y mujer de tal forma que el indiscreto Avimelej pudo observarlos (Rashi; Rashbam).

10. Ahad Ha Am - Uno del pueblo. Este término también tiene otra connotación: el más distinguido del pueblo, o sea, ¡el rey mismo! Esto explica el arrebato emocional de Avimélej ante Yitzjak, pues su queja era una admisión implícita de que él mismo había deseado a Rivka y que estuvo a punto de tomarla para sí. Eso no sólo habría hecho recaer una tremenda culpa sobre Avimélej, sino que tanto él como sus súbditos habrían padecido enormemente, tal como había ocurrido con Sara. En mi condición de rey", sostuvo Avimélej, "ciertamente no se espera que obtenga tu consentimiento, ya que sería un honor para cualquier hombre que su hermana sea dada en matrimonio al rey" (Sforno).

11. Va Yetzav Avimelej - Entonces hizo una advertencia Avimélej. Percatándose de que ningún marido de una mujer hermosa estaba a salvo en su país, Avimélej pensó que era necesario asegurar el bienestar de Yitzjak mediante un decreto real para su protección. ¡Qué manera de validar la aprensión que había sentido Yitzjak al principio, cuando llegó a este país impío!

12. Meáh Shearím - Cien veces más. Su cosecha fue cien veces mayor que la cantidad esperada. Según nuestros Sabios, Yitzjak era muy puntilloso al calcular la cantidad de su cosecha, a fin de determinar cuánto necesitaba separar como diezmo (Rashi).

14. Va Yekanú Otó Pilishtím - Y sintieron envidia de él los filisteos dado que el versículo dice que ellos sentían envidia de él, no que envidiaban sus riquezas, Rabí Hirsch infiere que la envidia estaba dirigida a él en forma personal. Los filisteos se sentían amenazados por el éxito de Yitzjak. Cabe destacar que esto caracteriza la reacción que tendrían las naciones frente al éxito que gozarían los Judíos a lo largo de todos los exilios. La gente se enorgullece de la buena fortuna de sus compatriotas, pero le molesta el éxito de los judíos "inmigrantes" o "apátridas".

15. Sitmúm Pilishtím - Los taparon los filisteos. Con ello, los filisteos transgredieron el pacto que Avimélej había forjado con Abraham [21:27] (el Midrash HaGadol). Ellos afirmaban que estos pozos podían transformarse en una amenaza a causa de ejércitos merodeadores (Rashi), porque en un pais en el que habia escasez de agua, esos pozos podrían conver tirse en centro de atracción para los ladrones o para hordas invasoras que podrían usarlos para su provisión de agua. Por eso, tenían una razón valedera para tapar los pozos. No obstante, este incidente nos muestra la diferencia entre la condición de Abraham y la de Yitzjak. En vida de Abraham, el respeto que sentían los lugareños por el principe de Dos les impidió echar mano a sus pozos (v. 18), pero cuando estos pasaron a ser propiedad de Yitzjak, los flisteos actuaron con impunidad (Rabí Hirsch).

16. Ki Atzamta Mimeinu Meod - Pues te has vuelto mucho mas poderoso que nosotros. "Si bien yo soy el rey, no tengo casa tantos bienes como tú. ¡Para nosotros es una verguenza que seas más pudiente que el mismísimo rey!" (Rambán). Avimelej le pidió a Yitzjak que se fuera de la ciudad en la que vivían los ministros y los nobles porque les daba verguenza que él fuera más ricos que ellos. Esto en realidad era un presagio de los futuros exilios, en los cuales el derecho de recidencia de los Judíos fue severamente restringido limitándoles a recidir en territorios de asentamiento en las zonas más inhóspitas (Haamek Davar).

18. Shemot KaShemot - Con los mismos nombres. Yitzjak actuó motivado por el respeto a su padre. La Torá aquí nos enseña que la persona no debe desviarse en forma innecesaria de las pautas establecidas por su progenitor (Rabenu Bejaie). 

19-22. La disputa profética por los pozos. Los comentaristas señalan que debió haber motivos por los cuales la Torá relata con tanto detalle los incidentes aparentemente triviales de los pozos. Con base en el principio de que las experiencias de los Patriarcas constituyen "puntos de referencia" para la historia judía, podemos decir que los tres pozos que aqui se mencionan corresponden a los tres Templos: los dos que fueron destruidos y el Templo eterno que aún está por construirse. El primer pozo, llamado Esek, o contienda, alude al Primer Templo, que cayó víctima de la hostilidad de las naciones que finalmente lo destruyeron. El segundo pozo, Sitná, u obstáculo, enemistad, que es un vocablo más severo que Esek, alude al periodo del Segundo Templo, en que la animosidad de los enemigos de Israel fue mucho más duradera y virulenta. El tercer pozo, Rejouot, o amplitud, alude al futuro Templo, que simboliza la era en la que la lucha y la enemistad serán cosa del pasado (Rambán). Los pozos también simbolizan la riqueza espiritual que se oculta tras las capas de arrogancia, materialismo y holgazanería del ser humano. Abraham, el padre espiritual de toda la humanidad, trató de demostrarle al mundo todo lo que podían lograr si tan sólo tuvieran la voluntad de hacerlo. Y lo hizo a través del simbolismo de los pozos excavados, que representan una búsqueda de las riquezas espirituales que yacen por debajo de la superficie. Los filisteos rechazaron estas enseñanzas, pero Itzjak perseveró.

20. Lanu Ha’Mayim - Nuestra es el agua. "El pozo está situado en el valle y se nutre de nuestras fuentes de agua; por lo tanto, es nuestro". Pero en el versículo 19, la Torá dio testimonio de lo contrario, ya que se trataba de aguas surgentes, lo cual significa que contaba con su propia fuente subterránea y no extraía agua de los arroyos o ríos filisteos (Rambán).

Ellos se quejaron de la misma manera que las naciones se quejaron de los judíos exiliados a lo largo de los siglos: "Si, ustedes cavaron el pozo; el agujero es de ustedes, ¡pero el agua es nuestra!" (Rabí Hirsch).

22. Va Yapor - Y cavó. Esta vez el propio Yitzjak supervisó las excavaciones, o tal vez hasta excavó el primer terrón de tierra para inaugurar el emprendimiento. Fue en su mérito que todo este proyecto no enfrentó oposición (Haamek Davar).

23-25. Dios tranquiliza a Itzjak. Tras el conflicto con los filisteos, Itzjak temía que lanzaran un ataque e intentaran matarlo (Rambán) o que él siguiera perdiendo bienes a causa de la animosidad que sentían por él (Sforno). En respuesta, Dios se le apareció y prometió protegerlo. Cuando Dios prometió que estaría "con" los Patriarcas, esto representó una afirmación de Su Providencia, supervisando cada detalle de sus distintas actividades según la medida de perfección que ellos hubieran alcanzado.

25. Va Yibén Sham Mizbeaj - Y construyó allí un altar. Al igual que Abraham (12:7, 13:18), Yitzjak trajo una ofrenda para agradecerle a Dios por Su bondad y la profecía de protección. En el versículo 3, Dios le había prometido a Yitzjak que heredaría todas las partes de la Tierra de Israel, pero en ese momento no construyó un altar, porque no deseaba enardecer a sus vecinos haciendo pública semejante promesa.

Pero ahora la promesa de que seria bendecido y fructifero no representaba una amenaza directa para ellos (Méshej Jojmá).

26-33. Avimélej reafirma el tratado. Targum Yonatán explica el repentino cambio de opinión de Avimélej: "Cuando Yitzjak se fue de Guerar, se secaron los pozos y los árboles no dieron frutos. Ellos sintieron que todo esto les aconteció debido a que habian expulsado a Itzjak y por eso Avimélej partió de Guerar para reunirse con él...". Y como para demostrar que su ofrecimiento de paz era serio, es posible que Avimélej haya llevado consigo a los pastores filisteos que se habían peleado con Yitzjak a causa de los pozos (Méshej Jojmá).

27. Madúa Batem Elai - ¿Para qué han venido a mí? La aparente brusquedad de Yitzjak es muy comprensible. Avimélej hizo caso omiso del tratado que había establecido con Abraham, demostrando así que él y su pueblo no cumplían con la palabra empeñada. Entonces, cuál era el propósito de esta nueva visita? (Abarbanel). Avimélej respondió diciendo que no quería solamente ratificar el convenio anterior, sino reforzarlo, y afirmó que el juramento entre nosotros, de la época de Abraham, ahora debía prolongarse formalmente para que se aplicara a la relación entre nosotros y tú. Ademas, queria que adoptara la forma de una n?s, que implica no un Simple juramento, sino un juramento que incluye una maldición contra todo aquel que lo transgreda.

29. Im Taasé Imanu Raá - ¡Si haces con nosotros el mal..!En todos estos casos, la Torá deja las consecuencias de la amenaza libradas a la imaginación. Por lo tanto, dado que el juramento esta fortalecido por una maldición, es como si Avimelej estuviera diciendo: "Si haces con nosotros el mal, ¡entonces que Dios te envíe una terrible represalia!" (Rambán).

Rak Tov - Solamente el bien. Nosotros te protegimos al advertirle al pueblo que no se entrometiera contigo (Ramban).

¡Qué flagrante es su omisión de toda referencia a los pastores que se disputaron a causa de los pozos o que taparon los pozos de Abraham! Es posible que hayan razonado, con su lógica retorcida, igual que todos los antisemitas a lo largo de la historia, que sus actos de hostilidad estaban justificados o que Yitzjak tenía que estar agradecido por el hecho de que ellos descargaron su ira contra sus pozos y no contra su persona.

Atah At-ta, Baruj HaShem – Tú eres ahora, ¡oh tú, el bendito del Eterno! Ahora te llamamos a ti, que eres el bendito del Eterno para que correspondas a nuestra bondad firmando un pacto con nosotros (Rashi, Rashbam). [Por ser la persona que el Eterno bendijo en forma manifiesta, tienes la capacidad de tratarnos gentilmente].

30. Dado que los caballeros suelen participar de una comida tras firmar una transacción, Yitzjak preparó el banquete a fin de consumar la mutua aceptación del convenio (Radak).

31. Va Yashkimu Ba Boker - Madrugaron por la mañana. Esperaron a ue amaneciera, después de que el sueño había disipado los Ctos del vino del banquete, para que nadie pudiera afirmar que el juramento habia sido contraído por personas que no estaban completamente sobrias y alertas (Torá Shelemá Nota 126).

32. Ba Yom Ha Hu - Ese mismo dia. Mientras Avimélej aún se encontraba allí llegaron los sirvientes de Yitzjak con esta noticia de la magnanimidad de Dios, para que la delegación filistea quedara impresionada y sintiera un temor reverencial hacia Yitzjak. Los sirvientes de ltzjak habian descubierto esta fuente de agua sin necesidad de contiendas ni peleas, para demostrar que Cada esfuerzo de Yitzjak tuvo éxito en Eretz Israel (Radak).

33. Beer Sheva - BerSheva es el nombre de una ciudad en Israel , es el lugar que conmemora dos episodios en la vida de los patriarcas, la palabra se resume así: Beer es la palabra hebrea para decir Pozo y Shebuá que significa juramente (Rambam). Llamaron al Pozo Shivá que significa siete (7) y también juramento, para conmemorar las siete corderas que Abraham le había dado a Avimélej (21:28-31), así como también el juramento que hicieren ellos allí (Ibn Ezra).

Ad Ha’Yom Ha’Zeh - Hasta el dia presente, es decir, los días de Moshé, cuando se entregó la Torá. A lo largo de la Torá, la frase hasta el dia presente significa "hasta el momento en que el escriba correspondiente registró el tema en cuestión" (Rashbam sobre 19:37). 

34 - 35 Esav se casa. Rashi cita el Midrash: Esav es comparado con un cerdo que, al acostarse, extiende su pezuña partida, como diciendo: ";Miren! jSoy un animal Casher!". Del mismo modo, los príncipes de Esav roban y extorsionan en tanto simulan ser personas honorables... Eso fue lo que ocurrió con Esav: hasta la edad de cuarenta años, llevó una vida inmoral, seduciendo a mujeres casadas para que engañaran a sus maridos; empero, cuando cumplió cuarenta años, dijo -con su característica de hipocresía- que iba a seguir el ejemplo de su padre, que se había casado a esa misma edad. Sin embargo, a diferencia de su padre, Esav se casó con mujeres heteas. Su pasión era tan desenfrenada que decidió casarse con una nación que se adaptara perfectamente a su carácter perverso. Con estos matrimonios, Esav rubricó su ineptitud absoluta para continuar la misión de Abraham. Los ideales de nuestros Patriarcas yacen sepultados en un hogar gobernado por dos mujeres heteas (Rabi Hirsch).


COMENTARIO SOBRE EL CAPITULO 27

Este capítulo es uno de los más decisivos y desconcertantesde toda la Torá: decisivo, porque la determinación acerca de cuál de los dos hijos recibiría las bendiciones patriarcales iba a sellar la identidad del Pueblo Elegido de Dios, con lo cual de esta instancia dependerían los destinos eternos de Yaacov y de Esav y de sus respectivas descendencias; desconcertante, porque nos resulta dificil entender cómo es que Yitzjak, con toda su santidad, pudo haber sido tan firme en su decisión de elegir a Esav, y cómo es que Rivka (la mamá), por otra parte, pudo haber recurrido a un engaño tan evidente a fin de asegurarse de que las bendiciones fueran para Yaacov (su hijo menor). Los comentaristas ofrecen muchas interpretaciones; nuestro comentario utilizará varios de estos conceptos.

1-4. La decisión de Yitzjak de bendecir a Esav. En su condición de primogénito, Esav tenía el derecho legal de recibir las bendiciones e Yitzjak no habría podido negárselas de no mediar una circunstancia apremiante. Evidentemente, a pesar de que Esav se casó con mujeres heteas, Yitzjak no estaba consciente del extremo al que habia llegado Esav en sus transgresiones y Rivka no tenía autorización para contarle acerca de la profecía que había recibido al principio de esta Sidra. Además, Yitzjak sentía que era Esav quien más necesitaba las bendiciones para contar con las herramientas necesarias a fin de luchar contra su tendencia innata hacia el derramamiento de sangre y demás pecados cardinales, mientras que laacov poseia suficiente fuerza interior para crecer y santificarse sin la ayuda de las bendiciones. También da la impresión, como veremos más adelante, de que ltzjak había planeado conferir dos clases de bendiciones:

una para Esav y otra para Yaacov; cada clase de bendiciones se ajustaba a las necesidades y al carácter de cada uno. Según algunos comentaristas, también sintió que ambos hermanos debian formar parte de la nación de Dios: laacov con la misión más elevada, o sea, el estudio de la Torá y la supremacía espiritual, en tanto que Esav gozaría de prosperidad material para mantener y ayudar a laacov. Si Esav hubiera sido digno, esto podría haberse materializado, tal como ocurrió más tarde con la tribu de Zevulún, que se comprometió a dedicarse al comercio para sustentar el estudio de la Torá de isajar; y más tarde, en la época de la Mishná, cuando el pudiente Azariá mantuvo a su hermano Shimón, que era erudito en la Torá. Sin embargo, Rivka, guiada por la Inspiración Divina, sabia que Esav ni siquiera tenia derecho a eso.

1. Va Tikhena Einav Me reot - Yse enturbió su visión. Yitzjak a la sazón tenía ciento veintitrés años. Por lo tanto, corria el año 2171 a partir de la Creación (ver también la Cronologia en 25:17). Rashi sugiere tres razones por las que Yitzjak fue perdiendo la vista: 

(a) A causa del humo del incienso que las mujeres de Esav ofrendaban a sus idolos. [Mientras más elevada es la persona, más sensible se vuelve al mal. Itzjak, más que cualquier otra persona, se vio afectado por el humo del incienso pagano que contaminaba el medio en el que se en contraba). Además, Dios le encegueció para que no tuviera que seguir viendo los ritos paganos en su casa (Tanjuma. 

(b) Cuando ltzjak estuvo atado en el altar de la Akeidá, los ángeles lloraron por él. Sus lágrimas cayeron en los ojos de Yitzjak, enturbiándolos. [Esto significa que ltzjak percibió una visión Celestial de los ángeles sufriendo, un espectáculo que está mucho más allá del poder de la visión normal del ser humano, y el "resplandor" de esta visión le debilitó los ojos (lafé Toar)] (Bereshit Raba). 

(c) La Providencia le provocó esa ceguera para que Yaacov pudiera recibir la bendición [in que ltzjak supiera a quién estaba bendiciendoj (Tanjuma).


En el sentido más literal, su ceguera no era más que una manifestación natural de su ancianidad, así como la vista de Yaacov también comenzó a debilitarse en sus últimos años 148:10] (Rambán). Otra explicación posible es que fue un castigo para Yitzjak por no haber influido en Esav para que no fuera malvado (Sforno). 

2. Hiné Na Zakanti - He aqui que he envejecido. Y deseo otorgar mis bendiciones estando aún con vida (Rashbam). La bendición es más eficaz cuando la persona está a punto de morir, porque entonces el alma está más libre de sus ataduras fisicas (Sforno). A la edad de ciento veintitrés años, Yitzjak había entrado en el quinquenio más próximo a la edad en la que fallecio su madre, o sea, ciento veintisiete, y los Sabios enseñan que, al alcanzar ese hito en la vida, la persona debe empezar a temer que quizás no exceda la edad del progenitor que falleció primero (Midrash).

3-4. Yizjak quería que Esav cumpliera con el precepto de honrar a su padre para así ganarse la bendición. Yitzjak envió a Esav a cazar al campo para que la tarea fuera mas ardua y por lo tanto, la Mitzvá fuera mas meritoria (Alshij). Yitzjak quería comer para satisfacer su apetito corporal a fin de que esa necesidad física no interfiriera con su deleite espiritual.

El espiritu profético sólo puede posarse sobre alguien que se encuentra en un estado de dicha (Shabat 30b), lo cual implica que todas las necesidades de la persona deben estar satisfechas (Lékaj Tou, ver Rambán). Debido a que Esav era propenso al derramamiento de sangre y a saciar sus voraces apetitos fisicos, Itzjak quería que orientara esos rasgos al servicio de Dios, yendo de caza para traerle comida a su padre, cuya mesa era comparable a un altar, y preparando la comida a través del degollamiento ritual del animal según los preceptos de la ley judia (Neot HaDeshe).

5-17. El plan de Rivka. Dado que antes de que nacieran os mellizos ya se le había informado que el menor sería el superior, Rivká sabía que laacov tendría que recibir las bendiciones. También supo por esa misma profecía que la coexistencia resultaba imposible -ya que cuando uno ascendiera, el otro caería-, lo cual echaba por tierra cualquier plan que tuviera Yitzjak para alistarlos al servicio conjunto de Dios. Sin embargo, a Rivka no se le había ordenado que transmitiera esta información a Itzjak. La única alternativa que le quedaba era la de engañar a Yitzjak para que le diera las bendiciones a Yaacov.

Para Yaacov, esta fue la prueba máxima, era por así decir como su Akeidá personal- una prueba de una magnitud indescriptible- debido a que, tal como los Sabios infieren de la Torá, laacov encarnaba la verdad y ahora estaba por recibir las bendiciones que serian ratificadas por Dios, cuyo sello es precisamente la "Verdad". Pero ahora, su madre le ordenaba que se apropiara de esas bendiciones recurriendo a la simulación para engañar a su padre. Para laacov, semejante comportamiento era absolutamente contrario a su carácter. Por lo tanto, ambos hermanos debieron emprender misiones muy dificiles para ganarse las bendiciones: Esav fue a cazar, poniendo en riesgo su integridad fisica; y Yaacov se quedó en casa poniendo en riesgo su alma, su esencia espiritual.

7. Lifnei HaShem – Delante de o en la presencia del Eterno. Rivka añadió estas palabras para recalcarle a Yaacov cuán enormes eran las implicancias de recibir la bendición de su padre: el espiritu profético se posaría sobre él cuando pronunciara estas bendiciones (Radak)... Y esas bendiciones serían de carácter irrevocable. Por eso, si las recibiera Esav, las bendiciones permanecerían con sus descendientes para siempre y Yaacov nunca podria levantar cabeza ante él (Rambán).

8. Al percibir que Yaacov estaba renuente a participar en este plan, Rivka enfatizó que él debia "escuchar aquello que yo, tu madre, te estoy ordenando" (Divrei Yirmiahu).

11. Yaacov planteó una objeción al plan propuesto por su madre, argumentando algo que no sólo habría hecho que el plan fracasara, sino incluso que surtiera el efecto contrario:

12. Ulai Yemushéini Aví - Tal vez me palpe mi padre. "Incluso si mi padre no tuviera razones para sospechar y me acariciara con afecto, se dará cuenta de que soy lampiño". Cabe destacar que laacov no tenía miedo de que Ytzjak le reconociera la voz. Probablemente tenían la voz parecida [ver v. 22] o quizás Yaacov podía imitar la voz de Esav (Rambán).

13. Alai Kilelateja - Que sobre mi recaiga tu maldición. Yo asumo la responsabilidad absoluta. Rivká no temía que se pronunciara una maldición, pues tenía completa confianza en la profecia de que el mayor servirá al menor [25:23] (Rashbam). Rivka le dijo: "No temas que te maldiga. Si lo hace, que la maldición recaiga sobre mí, no sobre ti". Las madres por lo general (lbn Ezra) son compasivas y están dispuestas a sufrir para proteger a sus hijos (lahel Or).

14. Va Yelej Ve Yave – Fue...y se los trajo. Dado que para laacov las bendiciones eran tan preciadas, debió apresurarse a llevarle los manjares a su padre, así como Abraham habia corrido a recibir a sus huéspedes (18:2). Asimismo, hay referencias frecuentes a la prisa en el relato de Eliézer y Rivká. Sin embargo, este versículo da a entender lo contrario. Yaacov no se dirigió de inmediato a ejecutar el plan, sino que cumplió con la orden de su madre a regañadientes (HaKtau VeHaKabalı).

15. Bigdei Esav … Hajamudot - Las vestimentas limpias de Esau. La traducción sigue el criterio de Onkelos. Otra interpretación posible es que se trataba de las preciadas vestimentas que Esav le robó al gran cazador Nimrod (Rashi). Esav, renombrado por su gran devoción flial, siempre se ponía estas preciadas vestimentas cuando atendia a su padre (Rashbam).

18-27. Yaacov llega a Itzjak. EI Midrash afirma que laacov se presentó ante Itzjak con la cabeza gacha y con lágrimas en los ojos, embargándole la tristeza por tener que recurrir al engaño, si bien lo estaba haciendo para poder obtener aquello que verdaderamente le correspondia. Cabe destacar que aun cuando se vio forzado a enganar a Ytzjak, laacov se apegó lo más que pudo a la verdad. Tal como se indicará en el comentario, Yaacov trató de usar un lenguaje ambiguo para poder engañar a ltzjak sin recurrir a la mentira directa. La falsedad le provocaba tal rechazo que incluso cuando tuvo que mentir, trató de mantenerse lo mas cerca posible de la verdad. En la traducción, algunas a las interpretaciones parecen muy forzadas, pero el idioma hebreo da lugar a las mismas con facilidad.

18. Va Yomer Aví - Y le dijo: "Padre". Yaacov no empezó la conversación sino hasta el versículo siguiente. Aquí simplemente lo llamó "Padre" para ver si Yitzjak le reconocía la voz. Si la hubiera reconocido, Yaacov habría desistido del plan y actuado como si simplemente hubiera ido a visitarlo (Alshij).

19. Anoji, Esav Bejoreja - Soy yo, Esau, tu primogénito. Rashi explica: Anoji, Soy yo el que te trae esto; “Esav Bejoreja”, Esav (sinembargo) es tu primogénito.

Lo que quiso decir fue: "Yo soy quien soy; Esau es tu primogénito", mientras que otros sugieren que en voz baja dijo "YO", después de lo cual alzó la voz y dijo "Esau es tu primogénito" (Ibn Ezra).

Asiti Ka Asher Dibarta Elai - He hecho tal como me ordenaste. Continuando la interpretación de que Yaacov utilizó expresiones ambiguas cuando fue necesario: He hecho en muchas ocasiones... tal como me ordenaste (Rashi).

Mi Tzeidí - De mi presa. A veces esta frase se emplea incluso para alimentos que no fueron cazados (Rabenu Jananel) [Mi Tzeidí puede decir también “mi sopa o mi sancocho”].

20. Miharta - ¿Y cómo lo encontraste tan rápido? Yitzjak le había pedido a Esav en forma específica que tomara sus armas y fuera al campo para que la tarea le resultara más ardua y así la mitzvá fuera más valiosa (v. 3). El hecho de que retornara tan rápido le hizo temer de que tal vez "Esav" no hubiera

llevado a cabo la misión de la forma que se le indicó.

Yitzjak comprendió la respuesta de Yaacov del siguiente modo: "Yo había planeado ir a cazar lejos, pero Dios dispuso que la presa apareciera ante mí cerca de casa, donde no suelen encontrarse presas". Esta "coincidencia" era una señal inequívoca de que esto fue dispuesto por Dios, que obviamente lo había hecho por el mérito de Yitzjakk (Malbim).

21. Gueshá Na - Acércate, por favor. El hecho de que Yaacov mencionara el Nombre de Dios (v. 20) le despertó sospechas a Yitzjak, pues sabía que Esav no se caracterizaba por hablar de esa manera (Rashi). Yitzjak pensaba que Esav era tan piadoso que evitaba usar el Nombre de Dios, debido a que muchas veces se encontraba en lugares sucios o tal vez porque tenía miedo de pronunciarlo sin la debida concentra ción (Rambán).

22. Ha Kol Yaakov Ve Ha Yadayim Yadei Esav - La voz es la voz de Yaacov, pero las manos son las manos de Esav. No es posible que Yitzjak se haya referido al sonido de la voz, ya que los Sabios comentan que el timbre de voz de Yaacov y Esav era tan parecido que Yitzjak no lograba distinguirlos. La afirmación de que la voz es la voz de Yaacov se refiere a la forma agradable en que hablaba, puesto que Yaacov lo hacía con suavidad (Rashi). Además, Yaacov invocaba el Nombre del Cielo. Otra explicación posible es que la fuerza de Yaacov radica en la voz a la hora de rezar. Enseñan nuestros Sabios (Guitin 57b) que cada vez que una plegaria es respondida, entre aquellos que oraron seguramente se encuentra un descendiente de Yaacov. El poder de Esav radica en sus manos sanguinarias, que eventualmente fueron las manos del imperio romano, descendientes de Esav que destruyeron el Segundo Templo y nos exiliaron de nuestra tierra. Cada vez que un ejército triunfa, es seguro que los descendientes de Esav tuvieron algo que ver con ello (ibíd.).

26. U Shaká-li - Y bésame. Místicamente hablando, el beso posibilita la profunda intimidad espiritual que Yitzjak deseaba promover a fin de que la Shejiná se posara sobre él para que pudiera otorgar sus bendiciones (Alshij).

27. Reaj Begadav - El aroma de sus vestimentas. ¡Pero el olor acre de la piel de cabra lavada es repugnante! Esto nos enseña que la fragancia del Jardín del Edén entró en la habitación junto con Yaacov, y fue esa la fragancia que Yitzjak olió (Rashi). Hay un Midrash muy inspirador que afirma que hay que leer esto como si dijera Bogdav, sus traidores, como por ejemplo, Yosef Meshita y Yakum de Tzerorot (Yalkut Shimoni 115).

El Midrash se refiere a dos judíos renegados de la época del Segundo Templo que habían traicionado a su pueblo y transgredido la Torá, pero que finalmente ambos se arrepintieron y prefirieron morir antes que continuar pecando (ver Midrash Rabá 65:22). Por lo tanto, Yitzjak percibió que el hijo

que estaba frente a él irradiaba una santidad tan intensa que incluso sus traidores eran personas ejemplares. Eso alegró tanto a Yitzjak que esa inmensa dicha permitió que la Shejiná se posara sobre él. Esto resultaba de igual inspirador en todas las generaciones. Pues los descendientes de los Patriarcas nunca pierden la capacidad de recuperar la grandeza espiritual de otrora.

 28-29. La bendición. Dado que la Presencia Divina se había posado sobre Yitzjak, este supo que la persona que estaba parada frente a el merecía recibir las bendiciones.

28. Va Yiten Leja Ha Elokím - que te conceda el Dios. Dado que con este versículo comienza el texto de las bendiciones, un tema nuevo, la conjunción “Va = y”. parecería ser incorrecta,. En consecuencia, Rashi cita el Midrash según el cual esto se refiere a una acción continua y repetitiva: que Dios te conceda la siguiente bendición una y otra vez, sin cesar. El articulo definido, el Dios (Ha Elokím),. hace hincapié en que la referencia es específicamente a Dios en Su papel de Elokím. vale decir, el "Dispensador de justicia Estricta", a diferencia del nombre del Eterno (HaShem), que lo describe en Su función de "Dispensador de Misericordia". Por lo tanto, Yitzjak dijo que Dios daría a Yaacov esta bendición solo bajo la condición de que se hiciera objetivamente merecedor de ella, más no en caso contrario. Sin embargo, a Esav, Yitzjak le dijo que se la daría sin ninguna condición [v. 391: de la fertilidad de le tierra serd tu navait. es decir, independientemente de si lo mereces o no (Rashi., según Midrash Tanjuma).

Comprender el Midrash citado tal ve: resulte difícil, ya que, en el sentido literal del texto, Yitzjak pensaba que estaba bendiciendo a Esav, de quien difícilmente podría decirse que era lo suficientemente virtuoso como para merecer las bendiciones en términos de la justicia estricta. En consecuencia, debemos afirmar que estas palabras fueron puestas en la boca de Yitzjak por inspiración Divina.

Dagán Ve Tirosh - Cereal y vino. Además de su sentido literal, el "cereal se refiere a las necesidades básicas de la vida. y el "vino, a sus placeres, que no son algo imprescindible pero producen deleite. También en el estudio de la Torá, hay cereal y vino: el conocimiento esencial del texto y de las leyes. por una parte, y por la otra, la interpretación homilética que "sazona" el estudio.

29. Según la opinión que sostiene que Yitzjak aún pensaba que estaba bendiciendo a Esav, este versículo afirma claramente que Yitzjak quería que Yaacov fuera el vasallo de Esav. Sforno explica que el hecho de que Yitzjak bendijera a Esav Con la supremacía era en realidad en beneficio de Yaacov. Yitzjak no quería que Yaacov tuviera que cargar con responsabilidades materiales que entorpecieran Su desarrollo espiritual, ni tampoco quería que tuviera demasiadas aspiraciones a obtener riquezas materiales o el poder, para que no se corrompiera. Por lo tanto, Yaacov heredaría Eretz Israel y quedaría libre de preocupaciones para servir a Dios, en tanto que Esav gobernaría el resto de la tierra y mantendría a sus habitantes. Yitzjak quería que Yaacov heredara la Tierra de Israel y gozara de las bendiciones espirituales de Abraham, como queda de manifiesto a partir del versículo 28:4. Allí, cuando ya sabía que estaba bendiciendo a Yaacov, mencionó en forma específica tanto las bendiciones como la Tierra (Sforno).

30-40  Ve Esav Ajiv Ba Mi Tzeidó -  Esav llega para recibir sus bendiciones. Esav llegó inmediatamente después de que Yaacov había conseguido las bendiciones, y sintió una mezcla de ira con angustia. Supuso correctamente que a Yitzjak le debía haber bendición quedado alguna guardada y le imploró que lo bendijera también a él.

30. Aj Yatzó Yatzá Yaacov - Apenas se había alejado Yaacov. Cuando uno estaba saliendo, entró el otro (Rashi). El Midrash señala que Dios dispuso que Esav saliera menos airoso de lo que acostumbraba en su cacería a fin de que Yaacov, "que era la gloria del mundo", tuviera tiempo suficiente para recibir las bendiciones que le correspondían por derecho.

31. Los comentaristas comparan el tono y el contenido de las palabras de Esav con los de Yaacov en la forma en que ambos se dirigieron a Yitzjak. El contraste es muy marcado.

32. Mí Atáh - ¿Quién eres tú? Yitzjak pensó que quizá se trataba de Yaacov quien, al enterarse de que Esav iba a ser bendecido, había venido con manjares para también recibir bendiciones (Rambán).

33. Va Yejerad Yitzjak - Entonces se estremeció Yitzjak. Yitzjak percibió el Guehinóm abriéndose a los piés de Esav (Rashi), enmarcado contraste con la fragancia del Edén que había acompañado a Yaacov cuando este ingresó a la habitación de Yitzjak. La presencia del Guehinóm acompañando a Esav hizo que Yitzjak se diera cuenta de que todo el tiempo este lo había estado engañando y que Esav era verdaderamente malvado.

Esto hizo que Yitzjak se estremeciera ante la posibilidad de que la visión del Guehinóm fuera a significar que él, Yitzjak, sería castigado por haberse dejado engañar a tal extremo (Pesikta De Rav Kahana).

36. Yaacov Va Yaakeveini - Yaacov que me burló... Esav hizo un juego de palabras. El nombre Yaacov proviene del vocablo Akev, Talón. Fue llamado así porque le estaba sosteniendo el Talón a Esav en el momento de nacer (25:26). Pero la palabra también puede interpretarse como ser más listo que alguien (Rashi) o engañar (Radak). Así es que Esav estaba formulando una pregunta retórica: ¿Acaso fue el nombre que se le dió proféticamente a Yaacov, lo que le permitió burlarme cuando me quitó la primogenitura y ahora otra vez cuando me robó las bendiciones?

Esav tuvo el descaro de decirle a su padre en la cara que Yaacov le había "quitado" su primogenitura, cuando en realidad fue el propio Esav quién se la vendió bajo juramento y en forma abierta la despreció, tal como dice la Torá (25:34].

Ha Lo Atzalta Li Brajá - No reservaste para mí una bendición? Si bien pretendiste inicialmente otorgarme la bendición más importante a mí, ciertamente no pensabas dejar a mi hermano sin ninguna bendición. Por eso, dame a mi la bendición que tenías reservada para Yaacov (Sforno).

38. Barjeini -Bendíceme. Permíteme en forma independiente alcanzar la riqueza y el dominio en este mundo, y no bajo la sombra de Yaacov. Bendíceme, como un padre bendice a cada uno de sus hijos con abundancia (Malbím).

Va Yebej -Y lloró. Esav derramó apenas unas pocas lágrimas.. Pero, ¡cuánta paz y cuánta tranquilidad Dios le confirió a Esav por esas lágrimas!" (Tanjuma). Permaneceremos bajo el dominio de Esav hasta que nos arrepintamos de nuestras transgresiones y derramemos lágrimas que pesen más que las suyas en la balanza del mérito (Zohar).

39. Mi Shemanei Ha Aretz - De la fertilidad de la tierra. Esta bendición no entra en conflicto con la de Yaacov, ya que la bendición que Dios puso en la naturaleza es lo suficientemente abundante como para ambos. Además, dado que Yaacov era el heredero de Abraham, él materializaría su bendición en Eretz Israel mientras que Esav haría lo propio en otro lugar (Rambán). A diferencia de la bendición que le dió a Yaacov Yitzjak no dijo que Dios le otorgaría la bendición a Esav (v. 28), como lo hizo al bendecir a Yaacov), lo cual habría implicado que sería dada bajo la providencia y supervisión de Dios. En lugar de eso, Esav gozaría de buena fortuna en el curso normal de la naturaleza (Rabi Hirsch).

40. Ve Al Jarbeja Tijié - Por tu espada vivirás. La implicancia no era que Esav sería obligado a convertirse en un forajido que saquearía con la espada, pues fue bendecido con el sustento de la fertilidad de la tierra y el rocío de los cielos. La bendición era que triunfara en la guerra y saliera con vida de sus batallas (Rambán). Dado que el imperio romano, que conquistó el mundo, descendía de Esav, la materialización de esta bendición resulta obvia (Abarbanel).

Ve Et Ajija Taavod - Pero a tu hermano servirás. Esto también es una bendición: siempre es preferible servir a un hermano que a un conquistador desconocido (Radak).

Ka Asher Tarid - Cuando te sientas agraviado. Si Israel alguna vez transgrede la Torá, y por lo tanto carecen de méritos para ejercer el poder, tendrás derecho a sentirte agraviado por el hecho de que haya tomado la bendición; entonces podrás librarte de su yugo que tienes colgado del cuello (Rashi). Esto concuerda con la profecía que recibió Rivka cuando estaba embarazada: sus dos hijos no podrian coexistir; cuando uno suba, el otro deberá descender (25:23).

41-45. El odio de Esav por Yaacov. La eterna rivalidad entre los hermanos adquirió un cariz más intenso con la decisión de Esav de matar a Yaacov cuando llegara el momento oportuno. Fue una decisión que sus descendientes tratarían de llevar a cabo en repetidas ocasiones hasta el día de hoy. Pero, como declara la Hagadá de Pésaj, el Santo, Bendito es El, nos rescata de las manos de las naciones. La devoción filial que Esav le demostraba a su padre estaba intacta y no quería causarle dolor (Rashi). Probablemente temía que Yitzjak lo maldijera si él le causaba daño a Yaacov y entonces la bendición pasaría a ser una maldición (Rambán).

No obstante, Rivka temió por la vida de Yaacov, incluso en vida de Yitzjak. Quizá ella sabía que la proximidad constante de Yaacov enfurecería a Esav a tal punto que este perdería el control y lo mataría. Si bien Esav dio a entender que no llevaría a cabo sus intenciones de matar a Yaacov hasta que Yitzjak falleciera, Rivka no podía estar segura de cuándo ocurriría eso, y por eso le ordenó a laacov que huyera antes de que resultara demasiado tarde (Or HaJaím).

42. Va Yugad Le Rivka - Cuando fue informada Rivka. Ella supo de las intenciones de Esav por v"pa gm, Inspiración Divina (Rashi).

44-45. Yamím Ajadím - Un tiempo breve. El Midrash señala que, en su inocencia, Rivka albergaba la esperanza de que la furia de Esav se aplacara tras un tiempo. Pero se equivocó. En lugar de eso, La furia... de Edom... destrozaba continuamente, guardando su ira para siempre (Amós 1:11). Yaacov permaneció en el exilio por más de veinte años y Rivka nunca más volvió a verlo.

 45. Eshkal Gam Sheneijem - Habría de perderlos a los dos. Esta fue una profecía involuntaria respecto a que los dos hermanos morirían el mismo día. El Talmud (Sotá 13a) afirma que, en sentido figurado, eso fue lo que ocurrió (Rashi), porque Esav murió y fue enterrado en el día en que Yaacov fue llevado para ser sepultado en la Cueva de Majpelá. Por lo tanto, no fue su muerte, sino su entierro, el que tuvo lugar el mismo día.

46. Mipenei Benot Jet -A causa de las hijas de Jet, es decir, las mujeres de Esav. Ella no quería decirle a Yitzjak que la vida de Yaacov estaba en peligro, por lo que aprovechó la ineptitud de las mujeres Jeteas como un pretexto para la decisión que había tomado (Rashbam).


COMENTARIO SOBRE EL CAPITULO 28

1-5. La advertencia en contra de casarse con un cananeo; la transmisión de la bendición de Abraham a Yaacov.

1. Va Yebarej Otó - Y lo bendijo. Esta bendición es la que se da más adelante en el v. 3 (Radak). Con anterioridad, Yitzjak había sido engañado para que bendijera a Yaacov; ahora ratificó la bendición por propia voluntad.

2. Ají Imeja - El hermano de tu madre. Es muy probable que puedas encontrar una mujer digna para ti en un hogar en el que creció una mujer como tu madre, a pesar de la proximidad de Labán (Rabi Hirsch).

3-4. El Shadai - El Shadai = El D.ios que es más que suficiente. Ver 17:1, donde se realiza un análisis de este Nombre Divino. Yitzjak bendijo a Yaacov sin reservas y en forma expresa le otorgó las bendiciones de Abraham, lo cual significaba que el destino de Israel sería cumplido solamente por su descendencia. La nación de Yaacov sería una congregación de pueblos en el sentido de que comprendería muchas tribus distintas [pueblos, con diferentes características y misiones, pero todas estarían unidas como partes de una misma congregación (Rabi Hirsch).

Eretz Megureja - La tierra de tu residencia. Esta bendición debe comprenderse en conjunto 4. con la anterior (27:28). Yitzjak especificó que las bendiciones de prosperidad, pronunciadas anteriormente, se cumplirian en la tierra que le fue prometida a Abraham, mientras que las bendiciones de Esav se cumplirían en otra parte (Rambán sobre 27:39). Por primera vez en todo este episodio, Yitzjak dijo en forma explícita que le estaba otorgando a Yaacov la "bendición de Abraham". Los Patriarcas no funcionaban individuos; su misión en la vida requería de la colaboración de una mujer digna de ser una Matriarca de Israel.

Esto queda claro si nos fijamos en la relación de Abraham y Sará. Del mismo modo, recién después de que Yitzjak se casó con Rivká, Abraham le dio "todo" lo que poseía, incluyendo todas sus bendiciones (ver Rashi sobre 25:5). Por eso, recién ahora que Yaacov iba a buscar su pareja, Como Yitzjak podía darle la bendición de Abraham (Rabi Yosef Dov Soloveitchik).

5. Aqui no se menciona que Yitzjak haya enviado riquezas con Yaacov, como habría de esperarse. Rambán (25:34) conjetura que Yitzjak temía que si Yaacov fuera con muchas riquezas, se transformaría en un blanco para sus enemigos. Sin embargo, el Midrash comenta que Yitzjak si envió una cantidad considerable de regalos con Yaacov. Pero que al inicio de su viaje Elifaz, hijo de Esav. Se lo robó todo.

Em Yaacov Ve Esav - Madre de Yaacov y de Esau. El versículo repite lo que ya es obvio para dar a entender que si bien Esav tenía la misma genealogía que Yaacov, y la lógica habría dictado que sus padres le pidieran que buscara esposa en Jarán, no lo hicieron debido a que el heredero de Abraham era Yaacov y no Esav (Rambán). O tal vez, en carácter de madre que amaba a ambos, Rivka envió lejos a Yaacov, a fin de evitar el derramamiento de sangre entre ambos (Tur).

6-9. Va Yikaj Et Majalat Bat Ishmael - Esav se casa con Majalat, la hija de Ishmael.

6. Va Yar Esav - Cuando vio Esau que en su segunda bendición a Yaacov, Yitzjak le confirió el regalo abrahámico de Eretz Israel, pensó que había sido despojado de esta bendición por el hecho de estar casado con mujeres jeteas. Por eso ahora tomó a una hija de Ishmael con la esperanza de congraciarse y recuperar la bendición de la Tierra (Rashbam).

9. Ajot Nevaiot - Hermana de Nevaiot Al citar el Talmud en Meguilá 17a,, Rashi señala que la descripción aparentemente superflua de hermana de Nevaiot fue agregada para enseñar la tradición de que Ishmael murió inmediatamente después de designar a su hija como futura esposa de Esav. Se menciona a Nevaiot debido a que en realidad fue él quien finalmente la dio en matrimonio. El texto justifica la caracterización de Esav como una persona egoísta, a la que nada le importa excepto sus propios deseos. Durante veintitrés años había permitido que el comportamiento de sus mujeres cananeas causara un tremendo disgusto a sus padres, pero, aparentemente, recién ahora se da cuenta de eso. Sin embargo, en vez de divorciarse de ellas, simplemente volvió a casarse con otra mujer indigna además de ellas. De ese modo, demostró que no tenía ningún sentimiento por la Casa de Abraham, con lo cual se reivindicaba a cabalidad la apreciación de Rivka en el sentido de que él era absolutamente inepto para dirigir a la nación en el futuro (Rabi Hirsch).

Kuf”Vav Pesukim Al”ú Simán - Esta nota masorética significa: que Hay 106 versículos en la Sidra, que corresponden numéricamente a la sigla mnemotécnica “Al’ú” [ellos (o sea, Yitzjak y Yaacov) ascendieron]. Esto alude a los principales temas de la Sidra: la superiordad de Yitzjak como resultado de sus experiencias en Guerar (ver 26:4,13 y 28) y la superioridad de Yaacov, gracias a la primogenitura y las bendiciones (Rabi David Feinstein).


Share:

No comments:

Post a Comment