BLOG DE RAÍZ SEFARDÍ

48 PARASHAT SHOFTIM

Esta Parashá Fue Preparada por ABA-EYBO


Septiembre 9, 2016 - 7 Elul 5776



DEDICADA A LA MEMORIA Y PARA MÉRITO DE:
Sarah Imenu - Rivkah, Rajel, Leah, (כריסטינה מרים דה בלר), Rajel Savua de Akiva;
Ruti Sarah Bat Simja, Ha’Rav Ha’Mekubal R. Mordejai Sharabi;
Rabi Akiva Ben Yosef, Jeannette Agustin San Juan, Fortune Agustin,
Filomena Agustin de San Juan (T’vila / Fila), Federmo San Juan, Aba Mevoyan Beler, Rajel Mazouz
Claudio Alfredo Beler San Juan; Suthiani Bat Imashela, Endang Supriani (Ani) Bat Suthiani, (סוג'ונטו בן סופריו) ; ( אבא סופריו) , Rabbi Ya’akov Abujatseira, R. Israel Abujatzeira, Baba Salí
(כל הזקנים בדורותיהם, מצד אבי, ובצד אמי); Chaya Mushka Schneersohn
Y de todos los Anusím de la casa de Israel; Jean-Baptiste Alvares
ז'אן בטיסט אלבארס , רבי שלמה לוריא, מהרש״ל
Jean Baptiste Louis Agustin Rodrigué Alvares, Rav Dov Ber de Lubavitch

אורינו ז'אן בטיסט אלבארס;
Eli Ha’Kohen, Pinjás Ve’Ikavod Ha’Kohen. Abayé Ha’Kohen, El Rebbe de Lubavitch,
Menajem Mendel Shnirsohn Zt”L; Yehuda Ha’Jasid, e Israel Meir KaGan el Jafets Ha’Jaim.
-
Le Refua Shelemá Para David Ben Messodí &
Zeev Ben Lea

PARASHAT SHOFTIM

Deuteronomio 16:18-21:9

-

CONTENIDO DE LA PARASHÁ



Deuteronomio 16:18-21:9

-

RESUMEN DE LA PARASHAT SHOFTIM


Shoftim (שֹׁפְטִים) significa jueces en hebreo, como siempre es la primera palabra de la parashá cuyo nombre lleva. Ésta es la porción semanal de la Torá número 48 en el ciclo anual de la lectura judía de la Torá y es el quinto en el libro de Deuteronomio. Comienza en Deuteronomio 16: 18 y Termina en Deuteronomio 21: 9. Esta parashá tiene 5590 letras, palabras 1523, y 97 versos y puede ocupar cerca de 192 líneas en un Sefer Torá. El mundo Judío en general, lo lee a fin de agosto o en septiembre.

La Parashát Shoftim comienza con el mandamiento de nombrar jueces, crear tribunales; funcionarios, agentes de servicios publicos; policias y todo tipos de oficiales para gobernar toda la nación organizada por tribus provinciales, se les da la orden de ejercer sus funciones con justicia sin parcialidad y sin sobornos. "Justicia serás, la justicia seguirás".

En la continuación de la lectura, Moisés advirtió a los israelitas contra la creación de bosques al lado del Santo Templo, no se debe plantar ningún árbol cerca del altar de Dios, ni se debe hacer ninguna estatua o escultura de ningún tipo. Luego Moisés advirtió a los israelitas en contra de la ofrenda (sacrificio) de un buey o una oveja con cualquier trastorno congénito grave.

Y al continuar la lectura, Moisés instruyó que si los israelitas encontraran a una persona adorando a otros dioses - el sol, la luna, u otro objeto astronómico - que se investigara el caso antes de actuar, y si se establece el hecho con el testimonio de dos o más testigos, entonces podían condenar al culpable.

A continuación Moisés enseñó que si un caso legal resultaba ser demasiado desconcertante para los israelitas para decidir, entonces ellos debían recurrir de los Rabinos del Templo en Jerusalém, los Rabinos son los kojanim (sacerdotes) y jueces encargado de enseñar, juzgar y resolver problemas de ley, y tomar decisiones para rendir veredictos y sentencias en todo lo concerniente a la ley Oral y escrita. Tenemos un mandamiento del Eterno que nos prohíbe desobedecer las sentencias Halajicas de la Torá, después de aprender el veredicto de ley según el Rabino de servicio en nuestro tiempo no nos podemos desviar ni a la derecha ni a la izquierda, sino el Eterno mismo castigará a la persona por su soberbia.

Y las autoridades competentes tenían el mandato de ejecutar a cualquier persona que presuntuosamente pasó por alto las enseñanza del Kojen (sacerdote) o el Dayan (juez), por lo que todas las personas han de escuchar, y temer, y no actuar con presunción.



LECTURA DE LA TORA


BENDICIONES PARA ANTES DE LEER LA TORÁ


Antes de leer o estudiar la Torá hay que acostumbrarse a bendecir al Eterno (HaShem). Mantén en mente que el nombre de Dios que se usa cuando decimos nuestras plegarias y cuando leemos la Torá o cuando bendecimos a Dios es “Adonai”. Donde quiera que aparezca su nombre lo pronunciamos “Adonai”. Dondequiera que aparece el nombre del Eterno (יהוה) lo pronunciamos Adonai en esos momentos, en otros momento sólo decimos HaShem.





DEUTERONOMIO 16: 18 - 22

La Primera Aliá (lectura) - Deuteronomio 16: 18-17: 13

En la primera lectura, Moisés ordenó a los israelitas que nombraran jueces (שֹׁפְטִים, shofṭím), oficiales del órden público y funcionarios para sus tribus para gobernar al pueblo con justicia, imparcialidad y sin sobornos. "Justicia justa seguirás", dijo. 

Aquí termina una parte cerrada.

En la continuación de la lectura, Moisés advirtió a los israelitas en contra de establecer un puesto sagrado al lado del altar de Dios o erigir un baetilo. Una parte cerrada termina aquí con el final del capítulo 16.

En la continuación de la lectura, Moisés advirtió a los israelitas contra el korban (sacrificio) de un buey o una oveja con cualquier trastorno congénito grave. 

Aquí termina otra parte cerrada.

Y a medida que continúa la lectura, Moisés instruyó que si los israelitas encontraban a una persona que adoraba a otros dioses - el sol, la luna u otro objeto astronómico - entonces debían hacer una investigación exhaustiva, y si establecían el hecho sobre el testimonio de dos o más testigos, luego debían apedrear a la persona hasta la muerte, y los testigos tiraban las primeras piedras. 

La primera porción abierta termina aquí.

En la continuación de la lectura, Moisés enseñó que si un caso legal resultaba demasiado desconcertante para que los israelitas lo decidieran, entonces debían ir inmediatamente al templo en Jerusalén, presentarse ante los kohenim o el juez a cargo, y presentar su problema y llevar a cabo cualquier veredicto que allí se anunciara sin desviarse ni a la derecha ni a la izquierda. Debían ejecutar a todo hombre que presuntuosamente desatendiera al sacerdote o al juez, para que todo el pueblo oyera, tuviera miedo y no volviera a actuar con presunción. 

Con esto termina la primera lectura y una parte cerrada.

LECTURA 1
(יח) Jueces y policías te pondrás en todas tus ciudades que el Eterno tu Dios te dará en tus tribus, los cuales juzgarán al pueblo con justo juicio. (יט) No tuerzas el derecho; no hagas acepción de personas, ni tomes soborno; porque el soborno ciega los ojos de los sabios, y pervierte las palabras de los justos. (כ) Justicia serás, la justicia seguirás, para que vivas y heredes la tierra que el Eterno tu Dios te da. (כא) No te plantarás bosque de ningún árbol cerca del altar del Eterno tu Dios, que tú te habrás hecho. (כב) Ni te levantarás estatua; lo cual aborrece el Eterno tu Dios.

DEUTERONOMIO 17: 1 - 20

(א) No sacrificarás al Eterno tu Dios buey, o cordero, en el cual haya falta o alguna cosa mala: porque es abominación al Eterno tu Dios.

EL IDOLATRA MORIRÁ

(ב) Cuando se hallare entre ti, en alguna de tus ciudades que el Eterno tu Dios te da, hombre, ó mujer, que haya hecho mal en ojos del Eterno tu Dios traspasando su pacto, (ג) Que hubiere ido y servido a dioses ajenos, y se hubiere inclinado a ellos, ora al sol, ó á la luna, ó á todo el ejército del cielo, lo cual yo no he mandado; (ד) Y te fuere dado aviso, y, después que oyeres y hubieres indagado bien, la cosa parece de verdad cierta, que tal abominación ha sido hecha en Israel; (ה) Entonces sacarás al hombre ó mujer que hubiere hecho esta mala cosa, á tus puertas, hombre ó mujer, y los apedrearás con piedras, y así morirán.

SE REQUIEREN TESTIGOS

(ו) Por dicho de dos testigos, ó de tres testigos, morirá el que hubiere de morir; no morirá por el dicho de un solo testigo. (ז) La mano de los testigos será primero sobre él para matarlo, y después la mano de todo el pueblo: así quitarás el mal de en medio de ti.

LOS RABINOS Y LA TORÁ

(ח) Cuando alguna cosa te fuere oculta en juicio entre sangre y sangre, entre causa y causa, y entre llaga y llaga, en negocios de litigio en tus ciudades; entonces te levantarás y recurrirás al lugar que el Eterno tu Dios escogiere; (ט) Y vendrás á los sacerdotes Levitas, y al Juez (*1) que fuere en aquellos días, y preguntarás; y te enseñarán la sentencia del juicio. (י) Y harás según la sentencia que te indicaren los del lugar que el Eterno escogiere, y cuidarás de hacer según todo lo que te mostraren. (יא) Según la ley que ellos te enseñaren, y según el juicio que te dijeren, harás: no te apartarás ni á diestra ni á siniestra de la sentencia que te mostraren. (יב) Y el hombre que procediere con soberbia, no obedeciendo al sacerdote que está para ministrar allí delante del Eterno tu Dios, ó al juez, el tal varón morirá: y quitarás el mal de Israel. (יג) Y todo el pueblo oirá, y temerá, y no se ensoberbecerán más.


__________________

Segunda Aliá (Lectura) - Deuteronomio 17: 14-20

En la segunda Aliá (Lectura), Moisés instruyó que si, después de que los israelitas habían establecido la Tierra de Israel, decidían poner un rey sobre ellos, debían ser libres de hacerlo, tomando un israelita elegido por Dios. El rey no debía tener muchos caballos, ni tampoco debía tener demasiadas esposas o acumular plata y oro en exceso.

El rey debía escribir para sí mismo copias de esta Enseñanza de la Torá para que permanezca siempre con él y así leerla durante toda su vida, a fin de que pueda aprender a Temer a Dios y observar fielmente estas leyes de la Torá.

Por lo tanto, no actuaría con altivez hacia su pueblo ni se desviaría de la Torá y, en consecuencia, él y sus descendientes disfrutarían de un largo reinado.

La segunda Aliá (Lectura) y una parte cerrada terminan aquí con el final del capítulo 17.

LOS REYES DE ISRAEL HAN DE SER JUDÍOS

LECTURA 2
(יד) Cuando hubieres entrado en la tierra que el Eterno tu Dios te da, y la poseyeres, y habitares en ella, y dijeres: Pondré rey sobre mí, como todas las naciones que están en mis alrededores; (טו) Sin duda pondrás por rey sobre ti al que el Eterno tu Dios escogiere: de entre tus hermanos pondrás rey sobre ti: no podrás poner sobre ti hombre extranjero, que no sea tu hermano.

(טז) Empero que no se le aumente caballos, ni haga el rey volver el pueblo á Egipto para acrecentar caballos: porque el Eterno les ha dicho: No procurarán volver más por este camino. (יז) Ni aumentará para sí mujeres, para que su corazón no se desvíe: ni plata ni oro acrecentará para sí en gran cantidad.

(יח) Y será, cuando se asentare sobre el solio (trono) de su reino, que ha de escribir para sí en un libro, una copia de esta Torá (ley), del original de delante de los Kohanim (sacerdotes) Levitas; (יט) Y lo tendrá consigo, y leerá en él todos los días de su vida, para que aprenda a temer (*2) al Eterno su Dios, para guardar todas las palabras de esta Torá y estos estatutos, para ponerlos por obra: (כ) Para que no se eleve su corazón sobre sus hermanos, ni se aparte del mandamiento á diestra ni á siniestra: á fin que prolongue sus días en su reino, él y sus hijos, en medio de Israel.
_________________________
(*2) El temor a D.ios, no es algo natural en el ser humano. Es algo que se aprende a través mucho estudiar la Torá, repitiéndolo todo el tiempo, de otra manera se olvide. Hay que tenerlo siempre en nuestra mente y en nuestra boca hasta que pase a ser parte de nuestra naturaleza. Dos cosa importante ayudan a recordar para temer a D.ios; estas son: Primero, que el Eterno está en todo lugar a la misma vez, como dice su palabra, “¿Acaso no lleno yo los cielos y la tierra, habrá algún lugar donde yo no esté? Dice el Eterno”. La segunda cosa que ayuda es el hecho de que el hombre esta siempre en frente de su creador, sólo habría que imaginarse estando siempre frente al Presidente o el rey de su país las 24 horas del día, en ese caso cuál sería el comportamiento que adoptaríamos. Dice Pirkei Avot: “tres cosas mantienen al ser humano lejos del pecado; 1ro que siempre hay un ojo mirándonos 24 horas al días; 2do que todo lo que hacemos en nuestra vida se está escribiendo” en un libro, que tendremos que rendir cuenta al creador un día por todas nuestra acciones, buenas y malas; y 3ro que nada somos, nacimo de una gota putrefacta y que nuestros cuerpos un día serán consumido por gusanos.



DEUTERONOMIO 18: 1 -22

LOS SACERDOTES LEVITAS NO TIENEN PARTE EN LA HEREDAD DE ERETZ ISRAEL

Tercera Aliá (Lectura) - Deuteronomio 18: 1-5

En la tercera Aliá (Lectura), Moisés explicó que los levitas no debían tener una porción territorial, sino que debían vivir solo de ofrendas, porque Dios sería su porción. A cambio de su servicio a Dios, los sacerdotes debían recibir la espalda, las mejillas y el estómago de los sacrificios, las primicias del cereal, el vino, el aceite de los israelitas y la primera esquila de ovejas.

La tercera Aliá (Lectura) y una parte cerrada terminan aquí.


LECTURA 3

(א) Los sacerdotes Levitas (*3) y toda la tribu de Leví, no tendrán parte ni heredad con Israel; de las ofrendas encendidas al Eterno, y de la heredad de él comerán. (ב) No tendrán, pues, heredad entre sus hermanos: el Eterno es su heredad, como él les ha dicho. (ג) Y este será el derecho de los sacerdotes de parte del pueblo, de los que ofrecieren en sacrificio buey ó cordero: darán al sacerdote la espalda, y las quijadas, y el cuajar. (ד) Las primicias de tu grano, de tu vino, y de tu aceite, y las primicias de la lana de tus ovejas le darás: (ה) Porque le ha escogido el Eterno tu Dios de todas tus tribús, para que esté para ministrar al nombre del Eterno, 2 él y sus hijos para siempre. 


Cuarta Aliá (Lectura) - Deuteronomio 18: 6–13

En la cuarta Aliá (Lectura), Moisés dijo que los levitas que vivían en el campo debían tener la libertad de ir de sus asentamientos al lugar que Dios eligiera como santuario para servir con sus compañeros levitas que estaban allí, y allí recibirían partes iguales del dinero. cuotas.

Aquí termina una parte cerrada.

En la continuación de la Aliá (Lectura), Moisés instruyó que los israelitas no debían imitar las prácticas aborrecibles de las naciones que estaban desplazando, entregar a sus hijos al fuego, o actuar como un augur, adivino, adivino, hechicero, uno que lanza hechizos, el que consulta a los fantasmas o espíritus familiares, o el que pregunta a los muertos, porque era a causa de esos actos abominables que Dios estaba despojando a los habitantes de la tierra.

La cuarta Aliá (Lectura) termina aquí.


LECTURA 4
 (ו) Y cuando el Levita saliere de alguna de tus ciudades de todo Israel, donde hubiere peregrinado, y viniere con todo deseo de su alma al lugar que el Eterno escogiere, (ז) Ministrará al nombre del Eterno su Dios, como todos sus hermanos los Levitas que estuvieren allí delante del Eterno. (ח) Porción como la porción de los otros comerán, además de sus patrimonios.

___________________

(*3) Los Kohanim y los Levitas no tenían derecho a una parte en la repartición de la tierra de Israel; ya que D.ios los escogió para ser sus Kohanim (sacerdotes), maestros, y encargados de todas las cosas sagradas en el templo y en el territorio de cada tribu. Sus ciudades eran regalos de cada tribu. Vivían de las ofrendas, los sacrificios, y de todo lo que se le daba a D.ios, ellos recibían una parte.



LA PROHIBICIÓN DE IMITAR A LAS NACIONES

(ט) Cuando hubieres entrado en la tierra que el Eterno tu Dios te da, no aprenderás á hacer según las abominaciones de aquellas gentes. (י) No sea hallado en ti quien haga pasar su hijo ó su hija por el fuego, ni practicante de adivinaciones, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero, (יא) Ni fraguador de encantamientos, ni quien pregunte á pitón, ni mago, ni quien pregunte á los muertos. (יב) Porque es abominación al Eterno cualquiera que hace estas cosas, y por estas abominaciones el Eterno tu Dios las echó de delante de ti. (יג) Perfecto serás con el Eterno tu Dios. 




Quinta Aliá (lectura) - Deuteronomio 18: 14-19: 13

En la quinta lectura, Moisés predijo que Dios levantaría un profeta de entre ellos como Moisés y los israelitas debían escucharlo. Cuando estaban en el monte Horeb, los israelitas habían pedido no escuchar la voz de Dios directamente; Dios creó el papel del profeta para hablar las palabras de Dios, prometiendo responsabilizar a cualquiera que no prestara atención a las palabras del profeta.

Pero cualquier profeta que se atreviera a pronunciar un oráculo en nombre de Dios que Dios no había ordenado, o que hablara en nombre de otros dioses, iba a morir. Así fue como la gente determinaría si Dios hablaba el oráculo: Si el profeta hablaba en el nombre de Dios y el oráculo no se cumplía, entonces Dios no había dicho ese oráculo, el profeta lo había pronunciado con presunción, y la gente estaba no temerle.

Una parte cerrada termina aquí con el final del capítulo 18.

En la continuación de la lectura, Moisés instruyó que cuando los israelitas se hubieran establecido en la tierra, debían dividir la tierra en tres partes y apartar tres Ciudades de Refugio, para que cualquier homicida pudiera tener un lugar al cual huir. Y si los israelitas observaban fielmente toda la ley y Dios agrandaba el territorio, entonces debían agregar tres ciudades más a esas tres. Sólo un homicida que hubiera matado a otro sin saberlo, sin ser el enemigo del otro, podría huir allí y vivir. Por ejemplo, si un hombre fue con su vecino a una arboleda para cortar leña, y mientras blandía un hacha, la cabeza del hacha voló del mango y golpeó y mató al vecino, entonces el hombre podría huir a una de las ciudades de refugio y vida.

La segunda parte abierta termina aquí.

En la continuación de la lectura, Moisés instruyó que si, sin embargo, uno que era enemigo de otro acechaba, le daba al otro un golpe fatal y luego huía a una ciudad de refugio, los ancianos de la ciudad del asesino debían tener el asesino entregado al vengador de sangre para ser ejecutado.

Aquí terminan la quinta lectura y una parte cerrada.

LECTURA 5
 (יד) Porque estas gentes que has de heredar, á agoreros y hechiceros oían: mas tú, no así te ha dado el Eterno tu Dios. (טו) Profeta de en medio de ti, de tus hermanos, como yo, te levantará el Eterno tu Dios: (טז) á él oiréis: (יז) Conforme á todo lo que pediste al Eterno tu Dios en Horeb el día de la asamblea, diciendo: No vuelva yo á oir la voz del Eterno mi Dios, ni vea yo más este gran fuego, para que no muera. (יח) Y el Eterno me dijo: Bien han dicho.


LA PROMESA DE PROFETAS

(יט) Profeta les suscitaré de en medio de sus hermanos, como tú; y pondré mis palabras en su boca, y él les hablará todo lo que yo le mandare. (כ) Mas será, que cualquiera que no oyere mis palabras que él hablare en mi nombre, yo le residenciaré. (כא) Empero el profeta que presumiere hablar palabra en mi nombre, que yo no le haya mandado hablar, ó que hablare en nombre de dioses ajenos, el tal profeta morirá. (כב) Y si dijeres en tu corazón: ¿Cómo conoceremos la palabra que el Eterno no hubiere hablado? (כג) Cuando el profeta hablare en nombre del Eterno, y no fuere la tal cosa, ni viniere, es palabra que el Eterno no ha hablado: con soberbia la habló aquel profeta: no tengas temor de él.


DEUTERONOMIO 19: 1 - 21

(א) Cuando el Eterno tu Dios talare las gentes, cuya tierra el Eterno tu Dios te da á ti, y tú las heredares, y habitares en sus ciudades, y en sus casas; (ב) Te apartarás tres ciudades en medio de tu tierra que el Eterno tu Dios te da para que la poseas. (ג) Arreglarte has el camino, y dividirás en tres partes el término de tu tierra, que el Eterno tu Dios te dará en heredad, y será para que todo homicida se huya allí. (ד) Y este es el caso del homicida que ha de huir allí, y vivirá: el que hiriere á su prójimo por yerro, que no le tenía enemistad desde ayer ni antes de ayer: (ה) Como el que fué con su prójimo al monte á cortar leña, y poniendo fuerza con su mano en el hacha para cortar algún leño, saltó el hierro del cabo, y encontró á su prójimo, y murió; aquél huirá á una de aquestas ciudades, y vivirá; (ו) No sea que el pariente del muerto vaya tras el homicida, cuando se enardeciere su corazón, y le alcance por ser largo el camino, y le hiera de muerte, no debiendo ser condenado á muerte; por cuanto no tenía enemistad desde ayer ni antes de ayer con el muerto. (ז) Por tanto yo te mando, diciendo: Tres ciudades te apartarás.


(ח) Y si el Eterno tu Dios ensanchare tu término, como lo juró á tus padres, y te diere toda la tierra que dijo á tus padres que había de dar; (ט) Cuando guardares todos estos mandamientos, que yo te prescribo hoy, para ponerlos por obra, que ames al Eterno tu Dios y andes en sus caminos todos los días, entonces añadirás tres ciudades además de estas tres; (י) Para que no sea derramada sangre inocente en medio de tu tierra, que el Eterno tu Dios te da por heredad, y sea sobre ti sangre. (יא) Mas cuando hubiere alguno que aborreciere á su prójimo, y lo acechare, y se levantare sobre él, y lo hiriere de muerte, y muriere, y huyere á alguna de estas ciudades; (יב) Entonces los ancianos de su ciudad enviarán y lo sacarán de allí, y entregarlo han en mano del pariente del muerto, y morirá.

(יג) No le perdonará tu ojo: y quitarás de Israel la sangre inocente, y te irá bien. 


Sexta Aliá (lectura): Deuteronomio 19: 14-20: 9

En la sexta lectura, Moisés les advirtió que los israelitas no debían mover los puntos de referencia de sus compatriotas, establecidos por generaciones anteriores, en la propiedad que les fue asignada en la tierra.

Aquí termina una parte cerrada.

En la continuación de la lectura, Moisés instruyó que un israelita podía ser declarado culpable de un delito solo por el testimonio de dos o más testigos. Si una persona daba falso testimonio contra otra, entonces las dos partes debían comparecer ante Dios y los sacerdotes o jueces, los jueces debían hacer una investigación exhaustiva, y si encontraban que la persona había testificado falsamente, debían hacer lo siguiente. el testigo como el testigo planeó hacerle al otro.


Una parte cerrada termina aquí con el final del capítulo 19.

En la continuación de la lectura, Moisés enseñó que antes de que los israelitas se unieran a la batalla, el sacerdote debía decirle a las tropas que no temieran, porque Dios los acompañaría. Luego, los oficiales debían preguntar a las tropas si alguien había construido una nueva casa pero no la había dedicado, había plantado un viñedo pero nunca lo había cosechado, había pagado el precio de la novia por una esposa pero aún no se había casado con ella, o se había asustado y desanimado, y todo éstos debían enviarlos de regreso a sus hogares. 

La sexta lectura y una porción cerrada terminan con Deuteronomio 20: 9.

LECTURA 6
(יד) No reducirás el límite de la tierra de tu prójimo, el cual señalaron los antiguos en tu heredad, la que poseyeres en la tierra que el Eterno tu Dios te da para que la poseas. (טו) No valdrá un testigo contra ninguno en cualquier delito, ó en cualquier pecado, en cualquier pecado que se cometiere. En el dicho de dos testigos, ó en el dicho de tres testigos consistirá el negocio. (טז) Cuando se levantare testigo falso contra alguno, para testificar contra él rebelión,


LA LEY CONTRA EL TESTIGO FALSO

(יז) Entonces los dos hombres litigantes se presentarán delante del Eterno, delante de los sacerdotes y jueces que fueren en aquellos días: (יח) Y los jueces inquirirán bien, y si pareciere ser aquél testigo falso, que testificó falsamente contra su hermano, (יט) Harán a él como él pensó hacer á su hermano: y quitarás el mal de en medio de ti.

(כ) Y los que quedaren oirán, y temerán, y no volverán más á hacer una mala cosa como ésta, en medio de ti. (כא) Y no perdonará tu ojo: vida por vida, ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie.


DEUTERONOMIO 20:1 - 20

(א) Cuando salieres á la guerra contra tus enemigos, y vieres caballos y carros, un pueblo más grande que tú, no tengas temor de ellos, que el Eterno tu Dios es contigo, el cual te sacó de tierra de Egipto. (ב) Y será que, cuando se acercaren para combatir, se llegará el sacerdote, y hablará al pueblo, (ג) Y les dirá: Oye, Israel, ustedes se juntan hoy en batalla contra sus enemigos: no se ablande su corazón, no teman, no se azoren, ni tampoco se desalienten delante de ellos; (ד) Que el Eterno su Dios anda con ustedes, para pelear por ustedes contra sus enemigos, para salvarlos.


LOS RECIÉN CASADOS Y LOS COMPROMETIDOS

(ה) Y los oficiales hablarán al pueblo, diciendo: ¿Quién ha edificado casa nueva, y no la ha estrenado? Vaya, y vuélvase á su casa, para que quizá no muera en la batalla, y otro alguno la estrene. (ו) ¿Y quién ha plantado viña, y no ha hecho común uso de ella? Vaya, y vuélvase á su casa, para que quizá no muera en la batalla, y otro alguno la goce. (ז) ¿Y quién se ha desposado con mujer, y no la ha tomado? Vaya, y vuélvase á su casa, para que quizá no muera en la batalla, y algún otro la tome. (ח) Y tornarán los oficiales á hablar al pueblo, y dirán: ¿Quién es hombre medroso y tierno de corazón? Vaya, y vuélvase á su casa, y no apoque el corazón de sus hermanos, como su corazón. (ט) Y será que, cuando los oficiales acabaren de hablar al pueblo, entonces los capitanes de los ejércitos mandarán delante del pueblo.



Séptima Aliá (lectura): Deuteronomio 20: 10–21: 9

En la séptima lectura, Moisés instruyó que cuando los israelitas se acercaran para atacar una ciudad, debían ofrecerle condiciones de paz, y si la ciudad se rendía, entonces toda la gente de la ciudad debía servir a los israelitas como esclavos. Pero si la ciudad no se rindió, entonces los israelitas sitiarían la ciudad, y cuando Dios concediera la victoria, matarían a todos sus hombres y tomarían como botín a las mujeres, los niños, el ganado y todo lo demás en la ciudad. 

Esas eran las reglas para las ciudades que estaban muy lejos de Israel, pero para las ciudades de las naciones de la tierra - los hititas, amorreos, cananeos, ferezeos, heveos y jebuseos - los israelitas debían matar a todos, para que no condujeran a los israelitas. en hacer todas las cosas abominables que esas naciones habían hecho por sus dioses.

Aquí termina una parte cerrada.

En la continuación de la lectura, Moisés instruyó que cuando los israelitas sitiaran una ciudad durante mucho tiempo, podían comer el fruto de los árboles de la ciudad, pero no debían cortar ningún árbol que pudiera producir alimento. 

La tercera parte abierta termina aquí con el final del capítulo 20.

En la continuación de la lectura, Moisés enseñó que si, en la tierra, encontraban el cuerpo de una víctima de asesinato al aire libre y no podían determinar al asesino, los ancianos y los jueces debían medir las distancias desde el cadáver. a los pueblos cercanos. Los ancianos de la ciudad más cercana debían tomar una novilla que nunca había trabajado hasta un wadi que fluía constantemente y romperle el cuello. Los sacerdotes debían pasar al frente, y todos los ancianos debían lavarse las manos sobre la novilla.

LEYES PARA LA GUERRA

LECTURA 7
(י) Cuando te acercares á una ciudad para combatirla, le intimarás la paz. (יא) Y será que, si te respondiere, Paz, y te abriere, todo el pueblo que en ella fuere hallado te serán tributarios, y te servirán. (יב) Mas si no hiciere paz contigo, y emprendiere contigo guerra, y la cercares, (יג) Luego que el Eterno tu Dios la entregare en tu mano, herirás á todo varón suyo á filo de espada.

(יד) Solamente las mujeres y los niños, y los animales, y todo lo que hubiere en la ciudad, todos sus despojos, tomarás para ti: y comerás del despojo de tus enemigos, los cuales el Eterno tu Dios te entregó. (טו) Así harás á todas la ciudades que estuvieren muy lejos de ti, que no fueren de las ciudades de estas gentes. (טז) Empero de las ciudades de estos pueblos que el Eterno tu Dios te da por heredad, ninguna persona dejarás con vida;

(יז) Antes del todo los destruirás: al Hetheo, y al Amorrheo, y al Cananeo, y al Pherezeo, y al Heveo, y al Jebuseo; como el Eterno tu Dios te ha mandado: (יח) Para que no les enseñen á hacer según todas sus abominaciones, que ellos hacen á sus dioses, y pequen contra el Eterno su Dios.

NO SE CORTARAN ÁRBOLES QUE DAN FRUTOS

(יט) Cuando pusieres cerco á alguna ciudad, peleando contra ella muchos días para tomarla, no destruyas su arboleda metiendo en ella hacha, porque de ella comerás; y no la talarás, que no es hombre el árbol del campo para venir contra ti en el cerco. (כ) Mas el árbol que supieres que no es árbol para comer, lo destruirás y lo talarás, y construye baluarte contra la ciudad que pelea contigo, hasta sojuzgarla.

DEUTERONOMIO 21:1-9

(א) Cuando fuere hallado en la tierra que el Eterno tu Dios te da para que la poseas, muerto echado en el campo, y no se supiere quién lo hirió, (ב) Entonces tus ancianos y tus jueces saldrán y medirán hasta las ciudades que están alrededor del muerto: (ג) Y será, que los ancianos de aquella ciudad, de la ciudad más cercana al muerto, tomarán de la vacada una becerra que no haya servido, que no haya traído yugo; (ד) Y los ancianos de aquella ciudad traerán la becerra á un valle áspero, que nunca haya sido arado ni sembrado, y cortarán el pescuezo á la becerra allí en el valle.

(ה) Entonces vendrán los sacerdotes hijos de Leví, porque á ellos escogió el Eterno tu Dios para que le sirvan, y para bendecir en nombre del Eterno; y por el dicho de ellos se determinará todo pleito y toda llaga.

(ו) Y todos los ancianos de aquella ciudad más cercana al muerto lavarán sus manos sobre la becerra degollada en el valle. (ז) Y protestarán, y dirán: Nuestras manos no han derramado esta sangre, ni nuestros ojos lo vieron. (ח) Expía á tu pueblo Israel, al cual redimiste, oh Eterno; y no imputes la sangre inocente derramada en medio de tu pueblo Israel. Y la sangre les será perdonada. (ט) Y tú quitarás la culpa de sangre inocente de en medio de ti, cuando hicieres lo que es recto en los ojos del Eterno.




MAFTIR SHOFTIM

En la lectura maftir (מפטיר) de Deuteronomio 21: 7-9 que concluye la parashá, los ancianos debían declarar que sus manos no derramaron la sangre ni sus ojos la vieron, y debían pedirle a Dios que absolviera los israelitas, y no dejar que la culpa por la sangre de los inocentes permanezca entre ellos, y Dios los absolvería de la culpa de sangre.

Deuteronomio 21: 9 concluye la última porción cerrada

La Lectura Maftir de Shoftím - Devarim 21:7-9

(ח) כַּפֵּר לְעַמְּךָ יִשְׂרָאֵל אֲשֶׁר-פָּדִיתָ, יְהוָה, וְאַל-תִּתֵּן דָּם נָקִי, בְּקֶרֶב עַמְּךָ יִשְׂרָאֵל; וְנִכַּפֵּר לָהֶם, הַדָּם. (ט) וְאַתָּה, תְּבַעֵר הַדָּם הַנָּקִי--מִקִּרְבֶּךָ: כִּי-תַעֲשֶׂה הַיָּשָׁר, בְּעֵינֵי יְהוָה.

(ז) Y protestarán, y dirán: Nuestras manos no han derramado esta sangre, ni nuestros ojos lo vieron. (ח) Expía á tu pueblo Israel, al cual redimiste, oh Eterno; y no imputes la sangre inocente derramada en medio de tu pueblo Israel. Y la sangre les será perdonada. (ט) Y tú quitarás la culpa de sangre inocente de en medio de ti, cuando hicieres lo que es recto en los ojos del Eterno.

HAFTARAT SHOFTIM


BENDICIÓN PARA LA HAFTARÁ

Antes de leer la Haftará también, el lector o el estudiante ha de decir esta bendición:


Esta haftará para la parashá en Isaías 51: 12 - 52: 12. es la cuarta en el ciclo de siete haftarot de consuelo que siguen el día triste de Tishá Be Av, lo que nos lleva hasta Rosh Hashaná el año nuevo judío.

LECTURA 

ISAÍAS 51:12-52:12

(יב) Yo, yo soy su consolador. ¿Quién te crees tú que eres para que tengas temor al ser humano, que es solo un mortal, porqué le temes al hijo del hombre, que por heno será contado?  


(יג) Acaso ya te olvidaste del Eterno tu Hacedor, que extendió los cielos y fundó la tierra; y todo el día temiste continuamente del furor del que aflige, cuando se disponía para destruir: mas ¿en dónde está el furor del que aflige? 


(יד) El preso se da prisa para ser suelto, para no morir en la mazmorra, ni que le falte su pan.  (טו) Empero yo el Eterno, que parto el mar, y suenan sus ondas, soy tu Dios, cuyo nombre es el Eterno de los ejércitos. 


(טז) Y en tu boca (*4 ) he puesto mis palabras, y con la sombra de mi mano te cubrí, para que yo plantara los cielos y fundara la tierra, y que le dijera a Sión: Pueblo mío eres tú.

(יז) Despierta, despierta, levántate, oh Jerusalem, que bebiste de la mano del Eterno el cáliz de su furor; las heces del cáliz de aturdimiento bebiste, y chupaste. (יח) De todos los hijos que parió, no hay quien la gobierne; ni quien la tome por su mano de todos los hijos que crió. (יט) Estas dos cosas te han acaecido; ¿quién se dolerá de ti? asolamiento y quebrantamiento, hambre y espada. ¿Quién te consolará?


(כ) Tus hijos desmayaron, estuvieron tendidos en las encrucijadas de todos los caminos, como buey montaraz en la red, llenos del furor del Eterno, de la ira del Dios tuyo. (כא) Oye pues ahora esto, miserable, ebria, y no de vino: (כב) Así dijo tu Señor el Eterno, y tu Dios, el cual pleitea por su pueblo: He aquí he quitado de tu mano el cáliz de aturdimiento, la hez del cáliz de mi furor; nunca más lo beberás: (כג) Y ponerlo he en mano de tus angustiadores que dijeron á tu alma: Encórvate, y pasaremos. Y tú pusiste tu cuerpo como tierra, y como camino, á los que pasan.  (Isaías 51:12-23)


(א)  DESPIERTA, despierta, vístete tu fortaleza, oh Sión; vístete tu ropa de hermosura, oh Jerusalem, ciudad santa: porque nunca más acontecerá que venga á ti incircunciso ni inmundo. (ב) Sacúdete del polvo; levántate y siéntate, Jerusalem; suéltate de las ataduras de tu cuello, cautiva hija de Sión. (ג) Porque así dice el Eterno: De balde fuisteis vendidos; por tanto, sin dinero seréis rescatados. (ד) Porque así dijo el Señor el Eterno: Mi pueblo descendió á Egipto en tiempo pasado, para peregrinar allá; y el Assur lo cautivó sin razón.

(ה) Y ahora ¿qué á mí aquí, dice el Eterno, ya que mi pueblo sea llevado sin por qué? Y los que en él se enseñorean, lo hacen aullar, dice el Eterno, y continuamente es blasfemado mi nombre todo el día. (ו) Por tanto, mi pueblo sabrá mi nombre por esta causa en aquel día: porque yo mismo que hablo, he aquí estaré presente. (ז) ¡Cuán hermosos son sobre los montes los pies del que trae alegres nuevas, del que publica la paz, del que trae nuevas del bien, del que publica salud, del que dice á Sión: Tu Dios reina! 


(ח) ¡Voz de tus atalayas! alzarán la voz, juntamente darán voces de júbilo; porque ojo á ojo verán que el Eterno vuelve á traer á Sión. (ט) Cantad alabanzas, alegraos juntamente, soledades de Jerusalem: porque el Eterno ha consolado su pueblo, á Jerusalem ha redimido. (י) el Eterno desnudó el brazo de su santidad ante los ojos de todas las gentes; y todos los términos de la tierra verán la salud del Dios nuestro.  (יא) Apartaos, apartaos, salid de ahí, no toquéis cosa inmunda; salid de en medio de ella; limpiaos los que lleváis los vasos del Eterno.  (יב) Porque no saldréis apresurados, ni iréis huyendo; porque el Eterno irá delante de ustedes, y os congregará el Dios de Israel. Isaías 52:1-12


_______

(*4) En Sanhedrin 99b el Rabino Alejandri dice: El que estudia Torá por el amor a aprender sin motivos ulteriores; éste hace paz con la familia celestial y con la familia terrenal, tal como está escrito en Isaías XXVII, 5 “¡ O que se fortalezca en mi vigor. Qué haga conmigo paz, sí, haga paz conmigo!” Y Rav dice: es como si éste construyera ambos Templos; el celestial y el Terrenal, tal y como está escrito: “Y en tu boca he puesto mis palabras, y con la sombra de mi mano te cubrí, para que plantara los cielos y fundara la tierra, y que le dijera a Sión: Pueblo mío eres tú (Isaías 51:16)”.

¿Qué quiere decir la palabra de D.ios por: “¿Quién es esa persona sabia que lo pueda entender? ¿Y a quién le habló la boca del Eterno para que lo pueda declarar? ¿Por qué causa la tierra de Israel fue destruida hasta el punto de ser tan asolada como ese desierto donde nadie circula?” (Jeremías 9:12)

Estas preguntas se las hicieron a los sabios de la Torá, a los profetas y a los ángeles; pero ninguno de ellos supo dar la respuesta. Así que el Eterno tuvo que responderlo por sí mismo, “Y dijo el Eterno: fue porque abandonaron mi Torá, la cual puse delante de ellos, y no obedecieron a mi voz, ni caminaron conforme a ella (Jeremías 9:13).” Pero, ¿por qué la repetición, obedecerla y caminar conforme a ella, las dos cosas son iguales? Se nos explica que obedecerla significa estudiarla, y caminar conforme a ella significa bendecir al Eterno antes y después de su estudio. ¿Y por qué destruir todo Israel sólo por eso, no era suficiente mandar a los Judíos al exilio? Lo que hay que entender es, el porque quiere el Eterno que Israel estudie la Torá sin parar. 

Como dice la palabra en Isaías 59:21: “Mi pacto con ellos es mi espíritu que está sobre ti y mis palabras que he puesto en tu boca, no se apartarán de la boca de ellos, ni de la boca de sus hijos, y sus nietos eternamente.” Como también le dijo D.ios a Josué en el Capítulo 1, verso 8: “Esfuérzate, seas muy valiente, que nunca se aparte de tu boca estas palabras de la Torá todos los días de tu vida, para que prosperes en todo”. 

Pero, ¿qué tiene que ver la tierra con el estudio de la Torá? Es porque D.ios lo estableció todo de tal manera que la única forma de mantenerlo es por medio del estudio de la Torá por los Judíos. Como dice la palabra: “(טו) Empero yo el Eterno, que parto el mar, y suenan sus ondas, soy tu D.ios, cuyo nombre es el Eterno de los ejércitos. (טז) Y en tu boca he puesto mis palabras, y con la sombra de mi mano te cubrí, para que yo plantara los cielos y fundara la tierra, y que le dijera a Sión: Pueblo mío eres tú (Isaías 51:15-16)” Quiere decir que si el pueblo de D.ios, no estudia la Torá en voz viva estando en la Tierra santa, se mandará al exilio y la tierra de Israel queda sin santidad y se vuelve un desierto. 

Y si estando en el exilio tampoco estudia la Torá (siempre en voz viva no en su mente), el pueblo desaparece del mundo y todo el planeta se hace un desierto y luego se deshace toda la creación, tanto los cielos como la tierra. Por eso dice la palabra: “he puesto mis palabras en tu boca y con la sombra de mi mano te cubrí, para que yo plantara los cielos y fundara la tierra”. (Nedarim 81a)





BENDICIÓN PARA DESPUÉS DE LA HAFTARÁ


Después de leer la Haftará, el lector o estudiante de la Haftará debe recitar la siguiente bendición:







El Próximo Cuestionario Fue Preparado en las Instituciones de Ohr Somayaj en Jerusalem, Israel.

Todas las referencias son a los versos y al comentario de Rashi, a menos que se indique lo contrario.



Q&A PARASHAT SHOFTIM
1. ¿Cuál es el papel de los shoftím? ¿Cuál es el papel de los Shotrím? Deut. 16:18 - Los Shoftím son los jueces que pronuncian el juicio. Los Shotrim son los oficiales que lo hacen cumplir.
2. ¿Qué requisitos se deben tener en cuenta al nombrar a un juez?
Deut.16: 18 - Que sea un experto en la ley y que sea justo.
3. ¿Puede un juez aceptar un soborno aunque solo sea con el propósito de juzgar con justicia? Deut. 16:19 - No, porque influirá en su juicio.
4. ¿Cuál es la fuente del concepto "busca un buen Beit din"? Deut. 16:20 - "Tzedek tzedek tirdof ...."
5. Aunque el avot construyó matzevot, la Torá luego lo prohibió. ¿Por qué? Deut. 16:22 - Porque los cananeos los usaron para la idolatría.
6. "Vendrás a ... el juez que estará en esos días". Es imposible visitar a un juez que viva en un momento diferente, entonces, ¿por qué la Torá debe agregar estas palabras aparentemente adicionales? Deut. 17: 9 - Para enseñar que aunque un juez no sea tan eminente como los jueces de generaciones anteriores, debemos obedecerle de todos modos.
7. ¿Qué le promete el Eterno al rey que no acumula mucho oro, que no cría demasiados caballos o que no se casa con demasiadas mujeres? Deut. 17:18 - Que su reino perdurará.
8. ¿Cuántos rollos de la Torá debe tener el rey? Deut. 17:18 - Dos. Uno se queda en su tesoro y el otro se queda con él.
9. ¿Cómo fue castigado el rey Shaul por desobedecer una orden menor del profeta Shmuel? Deut. 17:20 - Perdió su reinado.

10. Ciertos animales kasher no están incluidos en la ley de "Jazeh, shok y keiva". ¿Cuáles? Deut. 18: 3 - Jayot (animales de tipo no doméstico).

11. Las familias de los kohaním prestaron servicios en el Beit Hamikdash de forma rotatoria. ¿Cuándo se implementó este sistema de rotación?
Deut. 18: 8 - Durante el tiempo de David y Shmuel.
12. ¿Qué tres categorías de falsos profetas se ejecutan? Deut. 18:20 - El que profetiza algo que no escuchó, algo que le dijo a otro profeta, o profecías en el nombre de un ídolo.

13. ¿Qué significa "preparar el camino" a las ciudades de refugio? Deut. 19: 3 - Colocar letreros de dirección que digan "refugio" en el cruce.
14. ¿A cuántos testigos se refiere cuando la Torá escribe la palabra "Ed" (testigo)? Deuteronomio 19:15: dos, a menos que se especifique lo contrario.
15. "Por boca de dos testigos ..." ¿Qué tipo de testimonio invalida este versículo? Deuteronomio 19:15 - Testimonio escrito y testimonio traducido de un idioma que los jueces no entienden.

16. Si se demuestra que los testigos en un caso capital son zomemim (falsos conspiradores) antes de que se ejecute a la víctima prevista, ¿cómo se les castiga? Deuteronomio 19:19 - Se les da muerte.

17. ¿Por qué la sección sobre ir a la guerra sigue las leyes que rigen a los testigos? Deut. 20: 1 - Para enseñar que si el pueblo judío ejecuta un juicio justo, saldrá victorioso en la guerra.

18. Se advierte al ejército judío de cuatro "tácticas de miedo" que podría emplear el enemigo. ¿Qué son? Deuteronomio 20: 3 -

(a) Agitando sus escudos
(b) Haciendo que sus caballos pisoteen y relinchen
(c) Gritando
(d) Soplar cuernos.

19. Cuando se encuentra una víctima de asesinato en un campo, ¿quién determina qué ciudad está más cercana? Deut 21: 2 - El Sanedrín.

20. ¿Qué sucede si se encuentra al asesino después de que le rompieron el cuello al becerro? Deut. 21: 9. Es juzgado y, si es culpable, lo ejecutan.







RAICES SEFARADIES DOM


RETOUR AUX RACINES SEPHARADES


H’ Ehad



___________

        ה' אחד



Share:

No comments:

Post a Comment