BLOG DE RAÍZ SEFARDÍ

Shabat es Gan Eden


¿Qué es Shabat?

Cada Mitsva (Mandamiento) que el Eterno, el Santo D.ios, bendito sea Él, le dio a Israel, se lo dio públicamente, pero no el Shabat (el día de reposo). El Shabat le fue concedido a Israel secretamente, tal y como está escrito, pues el Eterno dice en Exodo 31:17 “El Shabat es una Señal para siempre entre los hijos de Israel y Yo; porque en seis días hizo el Eterno los cielos y la tierra, y en el séptimo día cesó, y reposó. Guardarán, pues, el Shabat (sábado) los hijos de Israel: celebrándolo por sus edades por pacto eterno”.



OCHO IDEAS SOBRE EL SHABAT, LO QUE ES, SU PROPOSITO Y SUS BENEFICIOS


El Shabat es un secreto
El Shabat (el sábado) es uno de los grandes misterios de la tradición judía. El judío tradicional dedica una séptima parte de su vida en reconocimiento de que Dios descansó el séptimo día de la Creación; Sin embargo, la Biblia no ofrece ninguna explicación de por qué Dios descansó. 

El Zohar, la obra clásica del misticismo judío, se refiere a este enigma como "Raza de'Shabat", el secreto del sábado, y sugiere que toca los fundamentos mismos de la creencia judía. De hecho, las fuentes judías colocan el Shabat en un nivel de mayor importancia que casi cualquier otra cosa en la Tora. 

Según el Talmud, es "equivalente a todos los mandamientos", y su observancia cuidadosa tiene el poder de expiar incluso el pecado de la idolatría. Además, mientras que otras festividades judías conmemoran eventos que tuvieron lugar en la historia del pueblo judío , el Shabat recuerda algo que difícilmente puede considerarse dentro de los límites normales del tiempo y el espacio, y de hecho está completamente fuera de la historia humana. 

Por lo tanto, si bien es el pueblo judío el que, según la tradición, santifica formalmente los otros festivales, se entiende que la santidad del Shabat proviene directamente de Dios.

El Shabat es una Joya
Shabat es la joya de nuestra semana. Shabat acerca el cielo y la tierra. Shabat nos alimenta a cada uno de nosotros, y también podemos profundizar nuestras relaciones al estar juntos en nuestros hogares y comunidades en encuentros pacíficos y alegres. Shabat es el día en que limitamos nuestras actividades externas para que podamos refrescar nuestras vidas internas. Shabat, 25 horas de reflexión, de momentos sagrados, de alegría y contemplación, es uno de los mayores regalos del judaísmo para el mundo.


Según un midrash, Shabat es una "joya preciosa" en posesión de Dios que le da al pueblo judío. En su libro "El sábado", el rabino Abraham Heschel explica que "el significado de Shabat es celebrar el tiempo en lugar del espacio ... en Shabat tratamos de sintonizarnos con la santidad del tiempo".

El propósito de Shabat, según el rabino Jonathan Perlman de New Light Congregation, es "retirarse de la realidad normal y existir en la realidad de Dios". Nos desconectamos de aquellas cosas que son materialistas y mecánicas. Nos da la oportunidad de existir en oración, estudio, comidas y estar con nuestras familias y amigos ".

Shabat comienza al atardecer del viernes por la noche y continúa hasta que se vean tres estrellas en el cielo el sábado por la noche. Es un momento en que los hombres y mujeres judíos asisten a los servicios de oración, comen comidas elaboradas, estudian y siguen rituales transmitidos durante siglos.

Éxodo 20: 8-11 ordena: “Acuérdate del día de Shabat (reposo) para santificarlo. Seis días trabajarás y harás todo tu trabajo, y el séptimo día es un día de reposo para el Señor tu Dios, en él no harás ningún tipo de trabajo ... porque el Señor bendijo el día de reposo y lo santificó ".

El Shabat es Menujá (Lanuaj)
Shabat es descansar: Shabat es una isla de tranquilidad en la tormenta de trabajo, ansiedad, lucha y tribulación que caracteriza nuestro diario vivir durante los otros seis días de la semana. Por aproximadamente 25 horas a la semana, el mundo literalmente frena: el negocio está cerrado, el coche permanece estacionado, el teléfono deja de sonar, la radio, la TV y la computadora están apagadas, y las presiones y preocupaciones de la vida material se desvanecen detrás de una cortina de paz.

Entonces el Eterno le dijo a Moisés: “¿Hasta cuándo te negarás a guardar mis mandamientos e instrucciones? Entonces Moisés fue y le comunicó esta información a los Judíos. Y es como si les dijera: ¿Cuál es el problema? ¿Acaso no entiendo? ¿No han comprendido que el Eterno les ha dado Shabat? 

Por lo tanto, en el sexto día les dará comida (pan) por dos días. En el séptimo día, todos deben quedarse tranquilo en lugar donde está; nadie puede abandonar salir de su lugar " (Éxodo 16:29).

El Shabat es Daat (conocimiento):
Shabat es saber y conocer que hay un Dios, y que ese Dios es uno solo. Y que el Eterno es el único Dios. Shabat es saber y conocer que el Eterno es el Creador de todo lo que existe; visible e invisible. Shabat es saber y conocer que el Eterno Dios no solo lo creó todo, sino que lo hizo todo solamente en seis días y lo sigue dirigiendo todo a cada segundo. El Shabat es reconocer que es un mandamiento; es uno de los mandamientos entre los 10 primeros en las tablas de la ley y sus leyes figuran entre las 613 ordenanzas de la Torá. 

Hay que saber que es convenio para todas las eternidades entre el Dios creador y los Judíos. Por lo que hay que saber y conocer lo que se debe cumplir en ese convenio; hay que saber y recordar que hay que santificarlo; hay que saber lo que es santificar y como se hace.

Es importante saber y conocer que cualquiera que observa el Shabat de acuerdo con todas sus leyes ... se le perdonan sus transgresiones ... (Shabat 118b)

Hay que saber y conocer que el Shabat prepara los sentidos del ser humano para que pueda disfrutar de los placeres del mundo paradisiaco del futuro: 

El rabino Aaron Karliner dijo que si uno no sentía o si no se esfuerza por sentir las delicias espirituales del Mundo por venir en el Shabat de este mundo, cuando vaya a Gan Eden, incluso allí, rodeado de la Divina Presencia, no sentirá ninguna de las delicias espirituales que forman parte del Gan Eden. No será más que un banco en el que se sientan los tzadikim. Shabat es una muestra del Mundo por venir, un día para deleitar la Neshama, no es un día para el cuerpo (Zohar II 205b). Shabat es un día de conexión con Dios y éxtasis: apego total a Dios, como está escrito, "Israel mantendrá el Shabat convirtiéndolo en un día de descanso para todas las generaciones, como un pacto eterno. Es una señal entre Yo y [el Pueblo] Israel que por seis días Dios hizo los cielos y la tierra, pero al séptimo día dejó de trabajar y descansó (o se retiró a lo espiritual o puso el alma en Shabat) (Ex. 31: 16-17)

Hay que saber que todos los 613 mandamientos tienen valor incluso cuando uno los hace sin sentimiento espiritual. Realizar mitzvot trae rectificación al mundo. 

Los seis días de trabajo son el momento de hacer mitzvot. Según la tradición, el cuerpo humano está compuesto por un total de 613 extremidades y tendones identificables. Claramente, los Sabios entendieron que realizar mitzvot es el propósito explícito del cuerpo físico. Sin embargo, Shabat no lleva consigo mitzvot físicas específicas, y la Torá nos pide que hagamos solo una mitzvá de Shabat positiva: santificarla. Siendo que Shabat es el día del alma, tiene sentido que el cuerpo y sus mitzvot no tengan un papel activo en Shabat. Si un judío no activa su alma y siente algo del deleite espiritual inherente en Shabat, ¡entonces se está perdiendo toda la esencia del Shabat!

El Arizal (en Shaar Hakavanot, explicando las diferencias entre Shabat y las Fiestas Solemnes) expresó esto de una manera muy dramática. En todos los demás días santos, la unidad suprema entre Di-s y la Shejiná se ve afectada por las oraciones del día. Pero en Shabat, la esencia del día es la unidad y la conexión completa con Di-s. La esencia misma del día crea la unidad divina. El mensaje es que el servicio divino de Shabat debe ser hasta que haya un deseo de Di-s tan fuerte que la Neshamá quiera abandonar lo físico y reunirse con su fuente divina.

El Shabat es Identidad
Shabat es identidad judía: Shabat es la novia de Israel, el compañero espiritual del pueblo judío. Es una de las maneras de mayor alcance, de renovar nuestro judaísmo y transmitirlo a nuestros hijos. Hemos sido fieles al Shabat en cada lugar, cultura y circunstancia que a lo largo de nuestra historia de 4.000 años hemos visitado —desde los gloriosos días del Rey Salomón hasta la noche negra de Auschwitz. En las palabras de un famoso escritor judío, "Más que los judíos han cuidado el Shabat, el Shabat ha cuidado a los judíos. "
El Shabat es Deleite
Shabat es placer: Shabat es una deliciosa comida, una mesa bien servida, el resplandor del candelabro, el dulce sonido de los cánticos, sueño placentero. A lo largo de la semana, nuestro disfrutar de las bendiciones de la vida enfrenta cierto desafío: somos seres físicos dentro de un mundo físico, y debemos ser siempre cuidadosos que el placer no nos hunda en la decadencia. Pero en Shabat, el cuerpo y el alma se elevan a un nivel más alto, a un plano espiritual, por ello el placer del Shabat con buena comida, bebida y descanso, se convierte en una mitzvá, una acción divina.
El Shabat es un Pacto Eterno 

El Shabat es el alma de la semana entera. El Shabat es la viva señal de la Creación de Dios. Al guardar el Shabat proclamamos en voz alta que el Eterno Dios es el Creador de los cielos y la tierra y reafirmamos el pacto eterno entre Dios y su pueblo. Dios ha coronado Su Creación con el Shabat y nos ha legado esta corona.

El Shabat es el pacto eterno entre Dios y el pueblo de Israel. Aquél que observa el Shabat adecuadamente, honrándolo y gozándolo de la mejor manera posible, es recompensado en este mundo, mas allá de la recompensa que se le reserva en el mundo por venir.

"Recordarás el día del reposo (Shabat) para santificarlo. Seis días trabajarás y harás en ellos toda tu labor, pero el día séptimo, Sábado, lo consagrarás al Eterno tu Di-s, y ese día no harás labor alguna... porque en seis días hizo el Eterno el cielo, la tierra... y descansó el día séptimo, por eso bendijo el día de Shabat y lo santificó" (Éxodo 20:8-12).

El Shabat es Gan Eden
El Shabat es probar el mundo venidero: "En ese tiempo no habrá hambre o guerra, ni celos o rivalidad. La buena voluntad será abundante, y todos los manjares abundaran como el polvo. La ocupación del mundo entero será solamente, conocer a Dios.".Esta es la forma en que los profetas y los sabios de Israel describen la Era Mesiánica —"el séptimo milenio" que constituirá la culminación de seis milenios de historia y de esfuerzo para hacer de este mundo una "morada para Dios". Shabat nos da la posibilidad de probar este mundo futuro cada semana. Y de la misma forma que cuando probamos algo delicioso, uno no puede entender realmente qué es Shabat hasta que lo experimenta por si mismo. En resumen, la única respuesta a "¿Qué es Shabat?" es: ¡Inténtelo!




THE SHABBAT AN ETERNAL COVENANT







Share:

No comments:

Post a Comment