BLOG DE RAÍZ SEFARDÍ

VAYIKRÁ


Esta Parashá fue preparada por ABA-EYBO

PARSHAT VAYIKRÁ

Levíticos 1:1 - 5- 26

DEDICADA A LA MEMORIA Y PARA MÉRITO DE: 

Sarah Imenu - (כריסטינה מרים דה בלר), Rajel Savua de Akiva

Rabbi Akiva Ben Yosef, Jeannette Agustin San Juan, Fortune Agustin,
Filomena Agustin de San Juan, Federmo San Juan, Aba Mevoyan Beler, Rajel Mazouz
Claudio Alfredo Beler San Juan; (סוג'ונטו בן סופריו) ; ( אבא סופריו) , Rabbi Ya’akov Abujatseira
(כל הזקנים בדורותיהם, מצד אבי, ובצד אמי); Chaya Mushka Schneersohn
Y de todos los Anusim de la casa de Israel; Jean-Baptiste Alvares
ז'אן בטיסט אלבארס , רבי שלמה לוריא, מהרש״ל
Jean Baptiste Louis Agustin Rodrigué Alvares, Rav DovBer de Lubavitch
אורינו ז'אן בטיסט אלבארס;
Eli Ha’Kohen, Pinjás Ve’Ikavod Ha’Kohen (9-10 de Iyar). Abayé Ha’Kohen, El Rebbe de Lubavitch,
Menajem Mendel Shnirsohn Zt”L; Yehuda Ha’Jassid, e Israel Meir KaGan el Jafets Ha’Jaim.

PARA EL MÉRITO DE 

LENORD (TZAFON) BENORINU



CONTENIDO DE LA PARASHÁ

En la liturgia:  La lista de animales de los que los israelitas podrían traer sacrificios en Levítico 1: 2 proporciona una aplicación de la cuarta de las Trece Reglas para interpretar la Torá en el Baraita de Rabí Ishmael que muchos judíos leyeron como parte de las lecturas antes del Pesukei d ' Servicio de oración Zimrah. La regla establece que cuando el general precede a lo específico, la ley se aplica solo a lo específico. Levítico 1: 2 dice, "traerás tu ofrenda de los animales domésticos, incluso de la manada o del rebaño". La aplicación de la cuarta regla enseña que los israelitas podrían traer sacrificios de animales domésticos que no sean el ganado de la manada o las ovejas o cabras del rebaño.

Durante la lectura de la Torá, el gabbai pide que el Kohen se "acerque" (קרב, k'rav) para realizar el primer aliah, o bendición sobre la lectura de la Torá, recordando el uso de la palabra "enfoque" (קרב, k 'rav) en Levítico 1: 5 para describir el deber del sacerdote de realizar el servicio de sacrificio.

Muchos judíos leen extractos y alusiones a las instrucciones en la parashá como parte de las lecturas de las ofrendas después de las bendiciones de la mañana del sábado. Específicamente, los judíos leen las instrucciones para los sacrificios del sacerdote en Levítico 1:11,  la prohibición de levadura o miel en el incienso en Levítico 2:11,  una discusión de los toros que están completamente quemados, en referencia a las instrucciones en Levítico 4: 8-12,  y una discusión de las ofrendas de culpa referidas en Levítico 5: 14-26.

SOBRE EL ESTUDIO DE SHABAT

Vayikrá, (וַיִּקְרָא ) Es la Palabra hebrea para decir "y Él llamó (es decir el Eterno llamó a Moisés)". 

Es la primera palabra en esta Parashá. Y es la vigésima cuarta (24ta) porción semanal de la Torá (פָּרָשָׁה, parashá) en el ciclo anual de la lectura de la Torá y el primero en el Libro de Levítico. La parashá establece las leyes de los sacrificios (קָרְבָּנוֹת, los korbanot). 

Constituye de Levítico 1: 1 Hasta el 5: 26 (1: 1-6: 7 en la versión King James de Los Nozrim). La parashá tiene más letras y palabras que las otras porciones semanales de la Torá en el Libro de Levítico (Pero no la mayor cantidad de versos). 

Vayikrá está compuesta por 6.222 letras hebreas, 1.673 palabras hebreas y 111 versículos, y puede ocupar alrededor de 215 líneas en un rollo de la Torá (סֵפֶר תּוֹרָה, Sefer Torah). 

En el libro de Levítico es la Parashá de Emor que tiene la mayor cantidad de versículos. Vayikrá se lee en el Shabat número 23 o 24 después de Simjat Torá, eso generalmente cae en marzo o principios de abril.


COMENTARIO SOBRE LA PARASHÁ

Resumen de la Parashá
Levítico 1:1-5:26

El Eterno llama a Moshe a la Tienda del Encuentro y le comunica las leyes de los Korbanot, las ofrendas para sacrificios de animales y los vegetales traídos al Santuario. Estas incluyen: La “ofrenda de elevación” (olá) que es totalmente incinerada para Dios en el fuego del Altar; Cinco variedades de “ofrendas vegetales” (minjá) preparadas con harina fina de los cinco cereales de la tierra de Israel, aceite de oliva y olíbano. 

La “ofrenda de paz” (shlamím), cuya carne era comida por aquél que traía la ofrenda, mientras que ciertas partes eran quemadas en el Altar y otras entregadas a los Kohaním (sacerdotes).

Los diferentes tipos de “ofrendas de pecado” (jatat) traídas para expiar por transgresiones cometidas erróneamente por el Sumo Sacerdote, la comunidad entera, el rey o un judío ordinario; La “ofrenda de culpa” (asham) traída por una persona que obtuvo beneficio de la propiedad del Santuario, o por quien tiene duda de si transgredió una prohibición divina, o por quien “traicionó a Dios” a través de jurar en falso para defraudar.


BENDICIONES PARA ANTES DE LEER LA TORÁ

Antes de leer o estudiar la Torá hay que acostumbrarse a bendecir el Eterno (Hashem). Mantén en mente que el nombre de D.ios que se usa cuando decimos nuestras plegarias y cuando leemos la Torá o cuando bendecimos a D.ios es “Adonai”. Donde quiera que aparezca su nombre lo pronunciamos “Adonai”. Dondequiera que aparece el nombre del Eterno, lo pronunciamos Adonai en esos momentos, en otros momentos sólo decimos Hashem.


Bendigo al Eterno, el D.ios Bendito

¡Bendito sea el Eterno quien debe ser bendecido!

En Hebreo

¡Barúj Atáh (Adonai), Eloheinu Meléj Ha’Olám, Asher Bájar Bánu Mikól Ha’Amím VeNatán Lanú Et Torató. Barúj Atáh Adonai Notén HaTorá!

En Español

¡Bendito Eres Tú Adonai, Elohim Nuestro y Rey del universo, que Nos Ha Escogido de entre todas las naciones y nos Ha Entregado Su Torá. Bendito eres Tú Adonai, donador de la Torá!


LA PRIMERA ALIÁ - LEVÍTICO 1:1 - 13

1 Vayikrá - Y Llamó el Eterno á Moisés, y habló con él desde el Mishkán (el tabernáculo) del testimonio, diciendo: 2 Habla á los hijos de Israel, y diles: Cuando alguno de entre vosotros ofreciere ofrenda al Eterno, de ganado vacuno ú ovejuno haréis vuestra ofrenda.  3 Si su ofrenda fuere Olá (holocausto) de vacas, macho sin tacha lo ofrecerá: de su voluntad lo ofrecerá á la puerta del tabernáculo del testimonio delante del Eterno. 4 Y pondrá su mano sobre la cabeza del Korbán Olá (holocausto); y él lo aceptará para expiarle. 5 Entonces degollará el becerro en la presencia del Eterno; y los sacerdotes, hijos de Aarón, ofrecerán la sangre, y la rociarán alrededor sobre el altar, el cual está á la puerta del tabernáculo del testimonio. 6 Y desollará el holocausto, y lo dividirá en sus piezas.

7 Y los hijos de Aarón sacerdote pondrán fuego sobre el altar, y compondrán la leña sobre el fuego. 8 Luego los sacerdotes, hijos de Aarón, acomodarán las piezas, la cabeza y el redaño, sobre la leña que está sobre el fuego, que habrá encima del altar: 9 Y lavará con agua sus intestinos y sus piernas: y el sacerdote hará arder todo sobre el altar: holocausto es, ofrenda encendida de olor suave al Eterno. 10 Y si su ofrenda para holocausto fuere de ovejas, de los corderos, ó de las cabras, macho sin defecto lo ofrecerá.

11 Y ha de degollarlo al lado septentrional del altar delante del Eterno: y los sacerdotes, hijos de Aarón, rociarán su sangre sobre el altar alrededor. 12 Y lo dividirá en sus piezas, con su cabeza y su redaño; y el sacerdote las acomodará sobre la leña que está sobre el fuego, que habrá encima del altar;

13 Y lavará sus entrañas y sus piernas con agua; y el sacerdote lo ofrecerá todo, y harálo arder sobre el altar; holocausto es, ofrenda encendida de olor suave al Eterno.


LA SEGUNDA ALIÁ - LEVÍTICOS 1:14-2:6

 14 Y si el Korbán Olá (holocausto) se hubiere de ofrecer al Eterno de aves, presentará su Korbán (ofrenda) de tórtolas, ó de palominos. 15 Y el Cohén, sacerdote la ofrecerá sobre el altar, y ha de quitarle la cabeza, y hará que arda en el altar; y su sangre será exprimida sobre la pared del altar. 16 Y le ha de quitar el buche y las plumas, lo cual echará junto al altar, hacia el oriente, en el lugar de las cenizas. 17 Y la henderá por sus alas, mas no la dividirá en dos: y el sacerdote la hará arder sobre el altar, sobre la leña que estará en el fuego; holocausto es, ofrenda encendida de olor suave al Eterno.

KORBÁN MINJÁ

 LEVÍTICO 2:1 - 16

1  Y Cuando alguna persona ofreciere oblación de presente al Eterno, su Korbán (ofrenda) será flor de harina, sobre la cual echará aceite, y pondrá sobre ella incienso: 2 Y la traerá á los sacerdotes, hijos de Aarón; y de ello tomará el sacerdote su puño lleno de su flor de harina y de su aceite, con todo su incienso, y lo hará arder sobre el altar: ofrenda encendida para recuerdo, de olor suave al Eterno. 3 Y la sobra del presente será de Aarón y de sus hijos: es cosa santísima de las ofrendas que se queman al Eterno. 4 Y cuando ofrecieres ofrenda de presente cocida en horno, será de tortas de flor de harina sin levadura, amasadas con aceite, y hojaldres sin levadura untadas con aceite. 5 Mas si tu presente fuere ofrenda de sartén, será de flor de harina sin levadura, amasada con aceite, 6 La cual partirás en piezas, y echarás sobre ella aceite: es Minjá (presente).


TERCERA ALIÁ - LEVÍTICO 2:7- 16

7 Y si tu presente fuere ofrenda cocida en cazuela, de hará de flor de harina con aceite. 8 Y traerás al Eterno la ofrenda que se hará de estas cosas, y la presentarás al Cohén, el cual la llegará al altar. 9 Y tomará el sacerdote de aquel presente, en memoria del mismo, y lo hará arder sobre el altar; Korbán Olá (ofrenda encendida), de suave olor al Eterno. 10 Y lo restante del presente será de Aarón y de sus hijos; es cosa santísima de las ofrendas que se queman al Eterno.

11 Ningún presente que ofreciereis al Eterno, será con levadura: porque de ninguna cosa leuda, ni de ninguna miel, se ha de quemar ofrenda al Eterno. 12 En la ofrenda de las primicias las ofreceréis al Eterno: mas no subirán sobre el altar en olor de suavidad.

13 Y sazonarás toda ofrenda de tu presente con sal; y no harás que falte jamás de tu presente la sal de la alianza de tu Dios: en toda ofrenda tuya ofrecerás sal. 14 Y si ofrecieres al Eterno presente de primicias, tostarás al fuego las espigas verdes, y el grano desmenuzado ofrecerás por ofrenda de tus primicias. 15 Y pondrás sobre ella aceite, y pondrás sobre ella besamím: es presente. 16 Y el sacerdote hará arder, en memoria del don, parte de su grano desmenuzado, y de su aceite con todo su incienso; es Korbán Olá ( ofrenda encendida) al Eterno.


Cuarta Aliá - Levítico 3: 1-17
 En la cuarta aliyá, los sacrificios de bienestar (שְׁלָמִים, shelamim) podían ser de vacas, ovejas o cabras machos o hembras, de las cuales el sacerdote arrojaba la sangre a los lados del altar y quemaba la grasa Jelev alrededor de las entrañas.  , los riñones y la protuberancia del hígado en el altar.

SHELAMÍM - PACIFICOS O BIENESTAR SHELÉM

LEVÍTICO 3: 1 - 17 

1 Y Si su ofrenda fuere  Korbán Shelamím (sacrificio de paces O bienestar), si hubiere de ofrecerlo de ganado vacuno, sea macho ó hembra, sin defecto lo ofrecerá delante del Eterno:  2 Y pondrá su mano sobre la cabeza de su ofrenda, y la degollará á la puerta del tabernáculo del testimonio; y los sacerdotes, hijos de Aarón, rociarán su sangre sobre el altar en derredor. 3 Luego ofrecerá el Zebaj HaShelamím (sacrificio de las paces), por ofrenda encendida al Eterno, el sebo Jelev que cubre los intestinos, y todo el sebo Jelev que está sobre las entrañas, 4 Y los dos riñones, y el sebo Jelev que está sobre ellos, y sobre los ijares, y con los riñones quitará el redaño que está sobre el hígado. 5 Y los hijos de Aarón harán arder esto en el altar, sobre el holocausto que estará sobre la leña que habrá encima del fuego; es ofrenda de olor suave al Eterno. 6 Mas si de ovejas fuere su ofrenda para sacrificio de paces al Eterno, sea macho ó hembra, la ofrecerá sin tacha.

7 Si ofreciere cordero por su ofrenda, ha de ofrecerlo delante del Eterno: 8 Y pondrá su mano sobre la cabeza de su ofrenda, y después la degollará delante del tabernáculo del testimonio; y los hijos de Aarón rociarán su sangre sobre el altar en derredor. 9 Y del sacrificio de las paces ofrecerá por ofrenda encendida al Eterno, su sebo Jelev, y la cola entera, la cual quitará á raíz del espinazo, y el sebo Jelev que cubre los intestinos, y todo el sebo Jelev que está sobre las entrañas: 10 Asimismo los dos riñones, y el sebo Jelev que está sobre ellos, y el que está sobre los ijares, y con los riñones quitará el redaño de sobre el hígado.

11 Y el sacerdote hará arder esto sobre el altar; vianda de ofrenda encendida al Eterno. 12 Y si fuere cabra su ofrenda la ofrecerá delante del Eterno: 


13 Y pondrá su mano sobre la cabeza de ella, y la degollará delante del tabernáculo del testimonio; y los hijos de Aarón rociarán su sangre sobre el altar en derredor. 14 Después ofrecerá de ella su ofrenda encendida al Eterno; el sebo Jelev que cubre los intestinos, y todo el sebo Jelev que está sobre las entrañas, 15 Y los dos riñones, y el sebo Jelev que está sobre ellos, y el que está sobre los ijares, y con los riñones quitará el redaño de sobre el hígado. 16 Y el sacerdote hará arder esto sobre el altar; es vianda de ofrenda que se quema en olor de suavidad al Eterno: el sebo Jelev  todo es del Eterno. 17 Estatuto perpetuo por vuestras edades; en todas vuestras moradas, ningún sebo Jelev ni ninguna sangre comeréis.

LA QUINTA ALIÁ - LEVÍTICO 4: 1–26
 En la larga quinta  aliyá, las ofrendas por la Jatat ( el pecado involuntario) por parte del Cohén Gadol (el Sumo Sacerdote) o la comunidad requerían sacrificar un toro, rociar su sangre en la Tienda de Reunión, quemar en el altar la grasa  alrededor de las entrañas, los riñones y la protuberancia del hígado, y quemando el resto del toro en un montón de cenizas fuera del campamento.  Las ofrendas por la culpa por el pecado involuntario de un jefe requerían sacrificar un macho cabrío, poner un poco de su sangre en los cuernos del altar y quemar su grasa.

LEVÍTICO 4:1 - 35

1  Y Hablo el Eterno á Moisés, diciendo: 2 Habla á los hijos de Israel, diciendo: Cuando alguna persona pecare por yerro en alguno de los mandamientos del Eterno sobre cosas que no se han de hacer, y obrare contra alguno de ellos; 3 Si sacerdote ungido pecare según el pecado del pueblo, ofrecerá al Eterno, por su pecado que habrá cometido, un becerro sin tacha para expiación. 4 Y traerá el becerro á la puerta del tabernáculo del testimonio delante del Eterno, y pondrá su mano sobre la cabeza del becerro, y lo degollará delante del Eterno. 5 Y el sacerdote ungido tomará de la sangre del becerro, y la traerá al tabernáculo del testimonio; 6 Y mojará el sacerdote su dedo en la sangre, y rociará de aquella sangre siete veces delante del Eterno, hacia el velo del santuario.

7 Y pondrá el sacerdote de la sangre sobre los cuernos del altar del perfume aromático, que está en el tabernáculo del testimonio delante del Eterno: y echará toda la sangre del becerro al pie del altar del holocausto, que está á la puerta del tabernáculo del testimonio. 8 Y tomará del becerro para la expiación todo su sebo, el sebo que cubre los intestinos, y todo el sebo que está sobre las entrañas, 9 Y los dos riñones, y el sebo que está sobre ellos, y el que está sobre los ijares, y con los riñones quitará el redaño de sobre el hígado, 10 De la manera que se quita del buey del sacrificio de las paces: y el sacerdote lo hará arder sobre el altar del holocausto.

11 Y el cuero del becerro, y toda su carne, con su cabeza, y sus piernas, y sus intestinos, y su estiércol, 12 En fin, todo el becerro sacará fuera del campo, á un lugar limpio, donde se echan las cenizas, y lo quemará al fuego sobre la leña: en donde se echan las cenizas será quemado.

13 Y si toda la congregación de Israel hubiere errado, y el negocio estuviere oculto á los ojos del pueblo, y hubieren hecho algo contra alguno de los mandamientos del Eterno en cosas que no se han de hacer, y fueren culpables; 14 Luego que fuere entendido el pecado sobre que delinquieron, la congregación ofrecerá un becerro por expiación, y lo traerán delante del tabernáculo del testimonio. 15 Y los ancianos de la congregación pondrán sus manos sobre la cabeza del becerro delante del Eterno; y en presencia del Eterno degollarán aquel becerro. 16 Y el sacerdote ungido meterá de la sangre del becerro en el tabernáculo del testimonio. 17 Y mojará el sacerdote su dedo en la misma sangre, y rociará siete veces delante del Eterno hacia el velo.

18 Y de aquella sangre pondrá sobre los cuernos del altar que está delante del Eterno en el tabernáculo del testimonio, y derramará toda la sangre al pie del altar del holocausto, que está á la puerta del tabernáculo del testimonio.  19 Y le quitará todo el sebo, y lo hará arder sobre el altar.  20 Y hará de aquel becerro como hizo con el becerro de la expiación; lo mismo hará de él: así hará el sacerdote expiación por ellos, y obtendrán perdón.

21 Y sacará el becerro fuera del campamento, y lo quemará como quemó el primer becerro; expiación de la congregación. 22 Y cuando pecare el príncipe, é hiciere por yerro algo contra alguno de todos los mandamientos del Eterno su Dios, sobre cosas que no se han de hacer, y pecare; 23 Luego que le fuere conocido su pecado en que ha delinquido, presentará por su ofrenda un macho cabrío sin defecto. 24 Y pondrá su mano sobre la cabeza del macho cabrío, y lo degollará en el lugar donde se degüella el holocausto delante del Eterno; es Karapará ( expiación).

25 Y tomará el sacerdote con su dedo de la sangre de la expiación, y pondrá sobre los cuernos del altar del holocausto, y derramará la sangre al pie del altar del holocausto: 26 Y quemará todo su sebo sobre el altar, como el sebo del sacrificio de las paces: así hará el sacerdote por él la expiación de su pecado, y tendrá perdón.

LA SEXTA ALIÁ - LEVÍTICO 4: 27–5: 10

PRE-LECTURA En la sexta aliyá, las ofrendas por la culpa por el pecado involuntario de una persona común requerían sacrificar una cabra, poner un poco de su sangre en los cuernos del altar y quemar su grasa. [14]  Se requerían ofrendas por el pecado para los casos en que una persona:

  • pudo testificar pero no dio información,
  • tocó cualquier cosa inmunda, 
  • tocado la inmundicia humana, o 
  • pronunció un juramento y se olvidó. 
En tales casos, la persona tenía que confesar y sacrificar una oveja o una cabra; o si la persona no podía pagar una oveja, dos tórtolas o dos palomas

27 Y si alguna persona del común del pueblo pecare por yerro, haciendo algo contra alguno de los mandamientos del Eterno en cosas que no se han de hacer, y delinquiere; 28 Luego que le fuere conocido su pecado que cometió, traerá por su ofrenda una hembra de las cabras, una cabra sin defecto, por su pecado que habrá cometido: 29 Y pondrá su mano sobre la cabeza de la expiación, y la degollará en el lugar del holocausto.

30 Luego tomará el sacerdote en su dedo de su sangre, y pondrá sobre los cuernos del altar del holocausto, y derramará toda su sangre al pie del altar. 31 Y le quitará todo su sebo, de la manera que fue quitado el sebo del sacrificio de las paces; y el sacerdote lo hará arder sobre el altar en olor de suavidad al Eterno: así hará el sacerdote expiación por él, y será perdonado. 32 Y si trajere cordero para su ofrenda por el pecado, hembra sin defecto traerá. 33 Y pondrá su mano sobre la cabeza de la expiación, y la degollará por expiación en el lugar donde se degüella el holocausto. 34 Después tomará el sacerdote con su dedo de la sangre de la expiación, y pondrá sobre los cuernos del altar del holocausto; y derramará toda la sangre al pie del altar.

35 Y le quitará todo su sebo, como fué quitado el sebo del sacrificio de las paces, y harálo el sacerdote arder en el altar sobre la ofrenda encendida al Eterno: y le hará el sacerdote expiación de su pecado que habrá cometido, y será perdonado.


LEVÍTICO 5: 1 - 26
1 Y Cuando alguna persona pecare, que hubiere oído la voz del que juró, y él fuere testigo que vió, ó supo, si no lo denunciare, él llevará su pecado. 2 Asimismo la persona que hubiere tocado en cualquiera cosa inmunda, sea cuerpo muerto de bestia inmunda, ó cuerpo muerto de animal inmundo, ó cuerpo muerto de reptil inmundo, bien que no lo supiere, será inmunda y habrá delinquido: 3 O si tocare á hombre inmundo en cualquiera inmundicia suya de que es inmundo, y no lo echare de ver; si después llega á saberlo, será culpable. 4 También la persona que jurare, pronunciando con sus labios hacer mal ó bien, en cualesquiera cosas que el hombre profiere con juramento, y él no lo conociere; si después lo entiende, será culpado en una de estas cosas. 5 Y será que cuando pecare en alguna de estas cosas, confesará aquello en que pecó: 6 Y para su expiación traerá al Eterno por su pecado que ha cometido, una hembra de los rebaños, una cordera ó una cabra como ofrenda de expiación; y el sacerdote hará expiación por él de su pecado.

7 Y si no le alcanzare para un cordero, traerá en expiación por su pecado que cometió, dos tórtolas ó dos palominos al Eterno; el uno para expiación, y el otro para holocausto. 8 Y ha de traerlos al sacerdote, el cual ofrecerá primero el que es para expiación, y desunirá su cabeza de su cuello, mas no la apartará del todo: 9 Y rociará de la sangre de la expiación sobre la pared del altar; y lo que sobrare de la sangre lo exprimirá al pie del altar; es expiación. 10 Y del otro hará holocausto conforme al rito; y hará por él el sacerdote expiación de su pecado que cometió, y será perdonado.


LA SEPTIMA ALIYÁ - LEVÍTICO 5:11- 26

PRE-LECTURAEn la séptima Aliyá, si una persona no podía pagar dos tórtolas o palomas, entonces la persona debía llevar harina para la ofrenda por el pecado al sacerdote, y el sacerdote tomaba un puñado y lo hacía fumar en el altar, y así hacer expiación.


Las Ashamot - Las ofrendas por la culpa (llamada Ashám) eran requeridas cuando una persona inconscientemente era negligente con cualquier cosa sagrada. En tales casos, la persona tenía que sacrificar un carnero y hacer una restitución más el 20 por ciento al sacerdote. De manera similar, se requerían ofrendas por la culpa cuando una persona actuaba con engaño en el asunto de un depósito o una prenda, mediante robo, fraude o al encontrar algo perdido y mentir sobre ello. En tales casos, la persona tenía que sacrificar un carnero y hacer una restitución más el 20 por ciento a la víctima.


11 Mas si su posibilidad no alcanzare para dos tórtolas, ó dos palominos, el que pecó traerá por su ofrenda la décima parte de un epha de flor de harina por expiación. No pondrá sobre ella aceite, ni sobre ella pondrá especias aromáticas, porque es expiación. 12 La Traerá, pues, al sacerdote, y el sacerdote tomará de ella su puño lleno, en memoria suya, y la hará arder en el altar sobre las ofrendas encendidas al Eterno: es expiación.

13 Y hará el sacerdote expiación por él de su pecado que cometió en alguna de estas cosas, y será perdonado; y el sobrante será del sacerdote, como el presente de vianda. 14 Habló más el Eterno á Moisés, diciendo: 15 Cuando alguna persona cometiere falta, y pecare por yerro en las cosas santificadas al Eterno, traerá su expiación al Eterno, un carnero sin tacha de los rebaños, conforme á tu estimación, en siclos de plata del siclo del santuario, en ofrenda por el pecado: 16 Y pagará aquello de las cosas santas en que hubiere pecado, y añadirá á ello el quinto, y lo dará al sacerdote: y el sacerdote hará expiación por él con el carnero del sacrificio por el pecado, y será perdonado. 17 Finalmente, si una persona pecare, ó hiciere alguna de todas aquellas cosas que por mandamiento del Eterno no se han de hacer, aun sin hacerlo á sabiendas, es culpable, y llevará su pecado. 18 Traerá, pues, al sacerdote por expiación, según tú lo estimes, un carnero sin tacha de los rebaños: y el sacerdote hará expiación por él de su yerro que cometió por ignorancia, y será perdonado. 19 Es infracción, y ciertamente delinquió contra el Eterno. (Levítico 6:1-7) 20 Y Hablo el Eterno á Moisés, diciendo:

21 Cuando una persona pecare, é hiciere prevaricación contra el Eterno el Eterno, y negare á su prójimo lo encomendado ó dejado en su mano, ó bien robare, ó calumniare á su prójimo; 22 O sea que hallando lo perdido, después lo negare, y jurare en falso, en alguna de todas aquellas cosas en que suele pecar el hombre:

23 Entonces será que, puesto habrá pecado y ofendido, restituirá aquello que robó, ó por el daño de la calumnia, ó el depósito que se le encomendó, ó lo perdido que halló, 24 O todo aquello sobre que hubiere jurado falsamente; lo restituirá, pues, por entero, y añadirá á ello la quinta parte, que ha de pagar á aquel á quien pertenece en el día de su expiación. 25 Y por su expiación traerá al Eterno un carnero sin tacha de los rebaños, conforme á tu estimación, al sacerdote para la expiación. 26 Y el sacerdote hará expiación por él delante del Eterno, y obtendrá perdón de cualquiera de todas las cosas en que suele ofender.

VEA EL MAFTIR PARA SHABAT ZAJOR MAS ABAJO
-
MAFTIR SHABAT HA’JODESH
Exodos 12: 1-20 Y Hablo el Eterno á Moisés y á Aarón en la tierra de Egipto, diciendo: 2 Este mes os será principio de los meses; será este para vosotros el primero en los meses del año. 3 Hablad á toda la congregación de Israel, diciendo: En el diez de aqueste mes tómese cada uno un cordero por las familias de los padres, un cordero por familia: 4 Mas si la familia fuere pequeña que no baste á comer el cordero, entonces tomará á su vecino inmediato á su casa, y según el número de las personas, cada uno conforme á su comer, echaréis la cuenta sobre el cordero. 5 El cordero será sin defecto, macho de un año: tomaréislo de las ovejas ó de las cabras: 6 Y habéis de guardarlo hasta el día catorce de este mes; y lo inmolará toda la congregación del pueblo de Israel entre las dos tardes.

7 Y tomarán de la sangre, y pondrán en los dos postes y en el dintel de las casas en que lo han de comer. 8 Y aquella noche comerán la carne asada al fuego, y panes sin levadura: con hierbas amargas lo comerán. 9 Ninguna cosa comeréis de él cruda, ni cocida en agua, sino asada al fuego; su cabeza con sus pies y sus intestinos. 10 Ninguna cosa dejaréis de él hasta la mañana; y lo que habrá quedado hasta la mañana, habéis de quemarlo en el fuego.

11 Y así habéis de comerlo: ceñidos vuestros lomos, vuestros zapatos en vuestros pies, y vuestro bordón en vuestra mano; y lo comeréis apresuradamente: es la Pascua del Eterno. 12 Pues yo pasaré aquella noche por la tierra de Egipto, y heriré á todo primogénito en la tierra de Egipto, así en los hombres como en las bestias: y haré juicios en todos los dioses de Egipto. Yo soy el Eterno.

13 Y la sangre os será por señal en las casas donde vosotros estéis; y veré la sangre, y pasaré de vosotros, y no habrá en vosotros plaga de mortandad, cuando heriré la tierra de Egipto. 14 Y este día os ha de ser en memoria, y habéis de celebrarlo como solemne al Eterno durante vuestras generaciones: por estatuto perpetuo lo celebraréis. 15 Siete días comeréis panes sin levadura; y así el primer día haréis que no haya levadura en vuestras casas: porque cualquiera que comiere leudado desde el primer día hasta el séptimo, aquella alma será cortada de Israel. 16 El primer día habrá santa convocación, y asimismo en el séptimo día tendréis una santa convocación: ninguna obra se hará en ellos, excepto solamente que aderecéis lo que cada cual hubiere de comer. 17 Y guardaréis la fiesta de los ázimos, porque en aqueste mismo día saqué vuestros ejércitos de la tierra de Egipto: por tanto guardaréis este día en vuestras generaciones por costumbre perpetua. 

18 En el mes primero, el día catorce del mes por la tarde, comeréis los panes sin levadura, hasta el veintiuno del mes por la tarde. 19 Por siete días no se hallará levadura en vuestras casas, porque cualquiera que comiere leudado, así extranjero como natural del país, aquella alma será cortada de la congregación de Israel. 20 Ninguna cosa leudada comeréis; en todas vuestras habitaciones comeréis panes sin levadura.

MAFTIR SHABAT ZAJOR

Devarím (Deut) 25:17-19


17 Acuérdate de lo que te hizo Amalec en el camino cuando saliste de Egipto; 18 cómo os salió al encuentro en el camino, y os hirió en la retaguardia, a todos los débiles de sus retaguardias, cuando estaban exaustos y fatigados; sin embargo él no tuvo ningún temor a Dios.

19 Por tanto, cuando el Eterno tu Dios te haya dado descanso de todos tus enemigos alrededor, en la tierra que el Eterno tu Dios te da en heredad para que la poseas, borrarás la memoria de Amalec de debajo cielo; no lo olvidarás.

Devarim 25:17-19

יז זָכוֹראֵת אֲשֶׁר-עָשָׂה לְךָ עֲמָלֵקבַּדֶּרֶךְבְּצֵאתְכֶם מִמִּצְרָיִם.

יח אֲשֶׁר קָרְךָ בַּדֶּרֶךְוַיְזַנֵּב בְּךָ כָּל-הַנֶּחֱשָׁלִים אַחֲרֶיךָ--וְאַתָּהעָיֵף וְיָגֵעַוְלֹא יָרֵאאֱלֹהִים.

יט וְהָיָה בְּהָנִיחַ יְהוָה אֱלֹהֶיךָ לְךָ מִכָּל-אֹיְבֶיךָ מִסָּבִיבבָּאָרֶץ אֲשֶׁר יְהוָה-אֱלֹהֶיךָ נֹתֵן לְךָ נַחֲלָה לְרִשְׁתָּהּ--תִּמְחֶה אֶת-זֵכֶר עֲמָלֵקמִתַּחַת הַשָּׁמָיִםלֹאתִּשְׁכָּח.



¡Acuérdate de Amalec!


BENDICIONES PARA ANTES DE LEER LA HAFTARÁ

Antes de leer la Haftará también, el lector o el estudiante debe de decir esta bendición:

En Hebreo
¡Barúj Atáh Adonai Eloheinu Meléj HaOlám Asher Bájar Bin-vi-ím Tovím Ve-Ratzá Ve-Divreijem Ha-ne-Emarim Ve-Emét! ¡Barúj Atáh Adonai Ha-Bojer Ba-Torá Uv-Moshé Avdó Uv-Israel Amó U-ninviei Ha-Emét Va-Tsedék!

En Español
¡Bendito Eres Tú Adonai, Elohim Nuestro, Rey del Universo, que escogiste Buenos Profetas y te complaciste con sus palabras que fueron pronunciadas con Verdad! ¡Bendito Eres Tú Adonai, que escogiste la Torá y a Moshé tu Siervo, y a Israel Tu Pueblo, y a Los Profetas de Verdad y Justicia!



En general la Haftará Para la Parashá de Vayikrá es: Isaías 43: 21-44: 23.

RESUMEN
La Haftará Para La Parashá de Vayikrá Isaías 43: 21 - 44:23 , Cuando se lee sola. En la cual, se nos dice que Dios formó al pueblo de Israel para que alabaran a Dios, pero no invocaron a Dios ni le ofrecieron a Dios sus ofrendas sacrificios, holocaustos, Besamín (incienso) o la grosura Jelev de sus ofrendas de sacrificios. Más bien, cargaron a Dios con sus pecados. Dios borra sus transgresiones por el amor de Dios. Su primer padre pecó, y sus intercesores transgredieron, y así Dios abandonó el santuario y los israelitas a la condenación.

Y, sin embargo, Dios le dijo al pueblo de Israel que no temiera, porque Dios derramaría agua sobre la tierra sedienta, y la bendición de Dios sobre su descendencia, y brotarían como hierba. Y se llamarían a sí mismos del Señor, por el nombre de Jacob, y por el nombre de Israel.

Dios declaró que Dios es el primero y el último, y que junto a Dios no hay Dios, nadie que pueda proclamar lo que será el futuro, ninguna otra Roca. Los que modelan imágenes talladas no se beneficiarán; ellos serán avergonzados juntos. El herrero hace un hacha, y el carpintero forma la figura de un hombre. Corta cedros y robles, y usa la misma madera como combustible para calentarse y hacer un dios para adorar. No saben ni entienden que luchan por las cenizas.

Dios llamó al pueblo de Israel a recordar estas cosas, y no olvidar a Dios que las formó y borró sus pecados. Dios invocó el cielo y la tierra, la montaña y el bosque para cantar, porque Dios había redimido a Israel para la gloria de Dios

CONEXIÓN A PARASHÁ
Tanto la dirección de la parashá como la de la haftará se sacrifican a Dios. Tanto la parashá como la haftará abordan ofrendas quemadas ('olah), ofrendas de comida (minJá), incienso (levonah), [168] y testigos (ed o edei).

EN SHABAT ROSH JODESH
Cuando la parashá coincide con Shabat Rosh Jodesh (como ocurre en 2018 y 2029), la haftará es Isaías 66: 1-24.


Cuando la parashá coincide con Shabat Zajor (el sábado especial inmediatamente anterior a Purim, como lo hace en 2019, 2022, 2024, 2027 y 2030), la haftará es:

para los judíos asquenazíes: 1 Samuel 15: 2-34; para los judíos sefarditas: 1 Samuel 15: 1-34.


En Shabat Zajor, el sábado justo antes de Purim, los judíos leen Deuteronomio 25: 17-19, que instruye a los judíos, diciendo así: "Acuérdate (zajor) de lo que te hizo Amalec" al atacar a los israelitas. La Haftará para Shabat Zajor, 1 Samuel 15: 2-34 o 1-34, describe el encuentro de Shaúl con Amalek y Saúl y el trato de Samuel con el rey amalecita Agag. Purim, a su vez, conmemora la historia de Ester y la victoria del pueblo judío sobre el plan de Hamán para matar a los judíos, relatado en el libro de Ester. Ester 3: 1 identifica a Amán como un agaguita, y por lo tanto un descendiente de Amalec. Números 24: 7 identifica a los agaguitas con los amalecitas. Alternativamente, un Midrash cuenta la historia de que, entre la captura del rey Agag por Saúl y su asesinato por Samuel, Agag engendró un niño, del cual descendió Aman a su vez.



ISAIAS 43: 21 - 44:23



(Isaías 43: 21) Este pueblo crié para mí, mis alabanzas publicará. 22 Y no me invocaste á mí, oh Jacob; antes, de mí te cansaste, oh Israel. 23 No me trajiste á mí los animales de tus holocaustos, ni á mí me honraste con tus sacrificios: no te hice servir con presente, ni te hice fatigar con perfume. 24 No compraste para mí caña aromática por dinero, ni me saciaste con la grosura de tus sacrificios; antes me hiciste servir en tus pecados, me has fatigado con tus maldades. 25 Yo, yo soy el que borro tus rebeliones por amor de mí; y no me acordaré de tus pecados. 26 Hazme acordar, entremos en juicio juntamente; relata tú para abonarte. 27 Tu primer padre pecó, y tus enseñadores prevaricaron contra mí. 28 Por tanto, yo profané los príncipes del santuario, y puse por anatema á Jacob, y por oprobio á Israel. (44:1-23) 1 AHORA pues oye, Jacob, siervo mío, y tú, Israel, á quien yo escogí. 2 Así dice el Eterno, Hacedor tuyo, y el que te formó desde el vientre, el cual te ayudará: No temas, siervo mío Jacob, y tú, Jeshurun, á quien yo escogí. 3 Porque yo derramaré aguas sobre el secadal, y ríos sobre la tierra árida: mi espíritu derramaré sobre tu generación, y mi bendición sobre tus renuevos: 4 Y brotarán entre hierba, como sauces junto á las riberas de las aguas. 5 Este dirá: Yo soy del Eterno; el otro se llamará del nombre de Jacob; y otro escribirá con su mano, al Eterno, y se apellidará con el nombre de Israel. 6 Así dice el Eterno, Rey de Israel, y su Redentor, el Eterno de los ejércitos: Yo el primero, y yo el postrero, y fuera de mí no hay Dios.

7 ¿Y quién llamará como yo, y denunciará esto, y lo ordenará por mí, desde que hice el pueblo antiguo? Anúncienles lo que viene, y lo que está por venir. 8 No temáis, ni os amedrentéis: ¿no te lo hice oir desde antiguo, y te lo dije? Luego vosotros sois mis testigos. No hay Dios sino yo. No hay Fuerte: no conozco ninguno. 9 Los formadores de imágenes de talla, todos ellos son vanidad, y lo más precioso de ellos para nada es útil; y ellos mismos para su confusión son testigos, que ellos ni ven ni entienden. 10 ¿Quién formó un dios, ó quién fundó una estatua que para nada es de provecho? 11 He aquí que todos sus compañeros serán avergonzados, porque los mismos artífices son de los hombres. Todos ellos se juntarán, estarán, se asombrarán, y serán avergonzados á una. 12 El herrero tomará la tenaza, obrará en las ascuas, darále forma con los martillos, y trabajará en ella con la fuerza de su brazo: tiene luego hambre, y le faltan las fuerzas; no beberá agua, y se desmaya.

13 El carpintero tiende la regla, señala aquélla con almagre, lábrala con los cepillos, dale figura con el compás, hácela en forma de varón, á semejanza de hombre hermoso, para estar en casa. 14 Cortaráse cedros, y tomará encina y alcornoque, y entre los árboles del bosque se esforzará; plantará pino, que se críe con la lluvia. 15 De él se servirá luego el hombre para quemar, y tomará de ellos para calentarse; encenderá también el horno, y cocerá panes: hará además un dios, y lo adorará; fabricará un ídolo, y arrodillaráse delante de él. 16 Parte del leño quemará en el fuego; con parte de él comerá carne, aderezará asado, y se saciará; después se calentará, y dirá: ¡Oh! heme calentado, he visto el fuego; 17 Y torna su sobrante en un dios, en su escultura; humíllase delante de ella, adórala, y ruégale diciendo: Líbrame, que mi dios eres tú.

18 No supieron ni entendieron: porque encostrados están sus ojos para no ver, y su corazón para no entender. 19 No discurre para consigo, no tiene sentido ni entendimiento para decir: Parte de esto quemé en el fuego, y sobre sus brasas cocí pan, asé carne, y comíla; ¿he de tornar en una abominación lo restante de ello? ¿delante de un tronco de árbol tengo de humillarme? 20 De ceniza se apacienta; su corazón engañado le desvía, para que no libre su alma, ni diga: ¿No hay una mentira á mi mano derecha?

21 Acuérdate de estas cosas, oh Jacob, é Israel, pues que tú mi siervo eres: Yo te formé; siervo mío eres tú: Israel, no me olvides. 22 Yo deshice como á nube tus rebeliones, y como á niebla tus pecados: tórnate á mí, porque yo te redimí. 23 Cantad loores, oh cielos, porque el Eterno lo hizo; gritad con júbilo, lugares bajos de la tierra; prorrumpid, montes, en alabanza; bosque, y todo árbol que en él está: porque el Eterno redimió á Jacob, y en Israel será glorificado.




Q & A - QUIZ ACERCA DE LA PARASHÁ DE VAYIKRA

Preparado en las Instituciones de Ohr Somayaj en Jerusalem, Israel.

Todas las referencias son a los versos y al comentario de Rashi, a menos que se indique lo contrario.

1. ¿Quién excluye la palabra "eilav" en el versículo 1: 1? Vayikrá 1: 1 - Aharon.
2. Nombra todos los tipos de animales y aves mencionados en la parashá de esta semana. Vayikrá 1: 2,14, 3:12 - Ganado, ovejas, cabras, tórtolas (torim) y palomas (bnei yona).

3. ¿Qué dos tipos de pecado expía un olah? Vayikrá 1: 4 - Descuidar un comando positivo y violar un comando negativo que se rectifica con un comando positivo.

4. ¿Dónde fue asesinado el olah? Vayikrá 1: 5 - En el patio de Mishkan (azarah).
5. ¿Qué procedimiento de una ofrenda animal puede realizar un no kohen? Vayikrá 1: 5 - matanza ritual.
6. Además del fuego que los kohanim traen al altar, ¿de dónde más vino el fuego? Vayikrá 1: 7 - Descendió del Cielo.

7. ¿En qué etapa de desarrollo están torim (tórtolas) y bnei yona (palomas jóvenes) no aptas para ofrendas? Vayikrá 1:14 - Cuando su plumaje se vuelve dorado. En esa etapa, bnei yona son demasiado viejos y torim son demasiado jóvenes.

8. ¿Qué es Melika? Vayikrá 1:15 - Matando a un pájaro de la parte posterior del cuello usando la uña de uno.

9. ¿Por qué se ofrecen las entrañas de los animales en el altar, mientras que las entrañas de las aves no? Vayikrá 1:16 - La comida de un animal es provista por su dueño, por lo que sus entrañas son "kosher". Sin embargo, las aves comen alimentos que hurgan, por lo que sus entrañas están contaminadas con "robo".

10. ¿Por qué la Torá describe las ofrendas de animales y aves como un "aroma satisfactorio"? Vayikrá 1:17 - Para indicar que el tamaño de la oferta es irrelevante, siempre que su corazón esté dirigido hacia Dios.

11. ¿Por qué se usa el término "nefesh" con respecto a la ofrenda de harina? Vayikrá 2: 1 - Generalmente, es una persona pobre quien trae una ofrenda de harina. Por lo tanto, Di-s lo considera como si hubiera ofrecido su nefesh (alma).
12. ¿Qué parte de la ofrenda de mincha de libre voluntad se quema en el altar? Vayikrá 2: 1 - El kometz (puñado).

13. La Torá prohíbe traer miel con la mincha. ¿Qué se entiende por "cariño"? Vayikrá 2:11 - Cualquier derivado de fruta dulce.
14. ¿Cuándo permite la Torá traer una ofrenda de pan fermentado? Vayikrá 2:12 - En Shavuot.
15. Con respecto al shelamim, ¿por qué la Torá enseña sobre ovejas y cabras por separado? Vayikrá 3: 7 - Porque difieren con respecto a la alya (cola adiposa). La alya del cordero se quema en el altar, pero la de la cabra no.
16. Para la mayoría de las ofrendas, el kohen puede usar un recipiente de servicio para aplicar la sangre en el mizbe'ach. ¿Para qué korban puede aplicar la sangre usando solo su dedo? Vayikrá 3: 8 - El chatat.

17. ¿Quién está obligado a traer un chatat? Vayikrá 4: 2 - Alguien que infringe accidentalmente un mandamiento negativo cuya violación voluntaria conlleva la pena de karet (escisión).

18. ¿Dónde se quemaron los restos del toro en el desierto? ¿Dónde fueron quemados durante el tiempo del Beit Hamikdash? Vayikrá 4:12 - a. Fuera de los tres campamentos. segundo. Fuera de Jerusalén.

19. ¿Qué dos cosas tiene un mincha voluntario que carece de un minchat chatat? Vayikrá
5:11 - Levona y aceite.

20. ¿Cuál es el valor mínimo de un korban asham? Vayikrá 5:15 - Dos shekalim.



H’ Ehad
___________
ה' אחד
Share:

No comments:

Post a Comment