BLOG DE RAÍZ SEFARDÍ

NO ES SABIO EL QUE ESTA TRANQUILO CON LOS VOTOS Y CON LAS MUJERES

ב"ה

SABIDURÍA DE LOS SABIOS DE LA TORA
§ En la Mishná se afirma que los sabios dicen hablando sobre aquellos que se las pasan buscando una ambigüedad o insuficiencia en la ley o halajá para usarla de escapatoria.: 

“A este se les abren todas las puertas…” 

Lo que significa que esas personas a menudo encuentran la manera de hacerlo todo, siempre se las arreglan sugiriendo una justificación diferente para todo buscando siempre una manera que les permite hacer lo quieren.

Los Sabios enseñan diciendo así: No te acostumbres demasiado a hacer votos, para que no tomes los Nedarím (los votos) a la ligera. Se enseña en una baraita que lo dice así

"Nunca te acostumbres a hacer votos, porque al final los despreciarás a todos, e incluso abusarás de los juramentos, que son más graves."

Los Sabios enseñan diciendo así: Y no estés regularmente en compañía de personas ignorantes (Un analfabeto en materia de la Torá), porque finalmente te alimentarán con productos sin diezmar, ya que no tienen cuidado con el diezmar.

Los Sabios enseñan diciendo así: No te dejes llevar regularmente por un Cohén Ignoramus (un sacerdote ignorante(, porque en última instancia te alimentará con la Terumá debido a su estrecha relación contigo, y la Terumá está prohibida para alguien que no es Cohén (alguien que no es un sacerdote levita).

Los Sabios enseñan diciendo así: Y no te la pases hablando demasiado con una mujer, porque finalmente llegarás a la fornicación como se dice en hebreo llegará al Niuf o en el lenguaje común se dice que llegará a ser promiscuo con las mujeres (Nedarím 20a).

Podemos decir también que tratará de complacerla; aunque los deseos de ella sean contrarias a las leyes y costumbres de la Torá, incluyendo la Avodá Zará; tal y como está escrito sobre el Rey Salomón: 

 " Ve Jen Asá Lejol Nashav Ha'Najriyot ..."
וְכֵ֣ן עָשָֹ֔ה לְכָל־נָשָׁ֖יו הַנָּכְרִיּ֑וֹת מַקְטִיר֥וֹת וּֽמְזַבְּח֖וֹת לֵאלֹהֵיהֶֽן:

Es decir: Y así lo hizo (el Rey Salomón) con todas sus mujeres extranjeras que ofrecían incienso y sacrificios a sus propias deidades.

¿Qué fue lo que hizo Salomón? El versículo dice que Salomón hizo lo que le era desagradable al Eterno (pero agradable a sus mujeres), él ya no se dedicó completamente al Eterno como lo estaba David su padre. Pues les construyó altares a los dioses de sus mujeres en las montañas. Como dice el Pasuk: 

"Entonces Salomón le edificó un altar a Jemosh, el ídolo abominable de los Moabitas [porque quería agradarles a sus bellas moabitas], en el monte que está frente a Jerusalén, 

y un altar a Moloc, el ídolo abominable de los Amonitas [porque quería agradarles a sus bellas Amonitas] (Melajím I - I Reyes - Capítulo 11:7-8)."

Lo bueno de estas historias es que al final Salomón se arrepintió de sus errores, haciendo una Teshuvá completa. y concluyó diciendo que sobre todo hay que temerle al Creador.

EL TEMOR A DIOS Y LA BELLEZA DE LAS MUJERES
Según Rabi Najmám de Breslev

Así es que es a través del Temor que uno merece largura de días (alargar sus años de vida); lo cual es el aspecto del Zaken Atiká, por medio del cual merecemos la riqueza. Esto se debe a que el Temor protege contra lo opuesto a la riqueza, es decir, nos protege contra la pobreza. Se nos enseña que la pobreza deriva del aspecto del dicho: “La gracia es engañosa y la hermosura vana” (Proverbios 31:30).

Dice Rabí Najmán: Porque hay varias formas de gracia engañosa que una persona puede exhibir, en la forma en que se para, en la forma que come y en la forma que habla con la gente. Esto también es cierto para otras cosas; cada cosa tiene una gracia diferente que es única a ella.

Y todos estos tipos de gracias engañosas provienen de la belleza vana, en el aspecto de la frase en Proverbio que dice: "La gracia es engañosa"; cuando "la belleza es vana", es decir, quien no se guarda de la belleza de las mujeres adquiere, en consecuencia, los deseos asociados con la gracia engañosa. Sin embargo, el Temor es lo contrario de esto, como está escrito: “La gracia es engañosa, y la belleza es vana; Pero es por su temor a Dios que una mujer merece ser alabada” (Likutey Mojarán 60:3).

UNA ANÉCDOTA INTERESANTE SOBRE EL TEMOR Y LA BELLEZA

Y finalmente desde lo más profundo de sus conocimientos y sabiduría el Tzadik, el Rebe Najmán explica que cuando Avraham y Yitzjak Avinu llegaban a un lugar donde el Temor no existía, al tratar de entrar allí, inmediatamente ellos se daban cuenta de la falta de temor. ¿Cómo se daban cuenta nuestros patriarcas? Dice el Tzadik que ellos se daban cuenta inmediatamente, por causa de la extensa santidad que tenían ellos, al llegar al lugar comenzaban a sentir cuán bellezas eran las mujeres.

Es decir que ese sentimiento repentino intenso los alertaban.

Así fue como ellos llegaban a sentir que no había Temor en el lugar adonde estaban a punto de ingresar; y por lo tanto, para remediar el cambio en esos lugares, ellos se prohibían así mismos tener relaciones con sus propias esposas por muchos días, tratándo a sus mujeres como lo harían con sus propias hermanas; como está escrito en Génesis 20:11,
“porque me dije yo, lo único que le hace falta a este lugar es el temor de Dios…” 
Y con ese comportamiento, Avraham lograba hacer el Tikún del lugar, es decir rectificaba la ausencia de temor del lugar, por lo que al mismo tiempo lograba prolongar sus días (sus años de vida), como Está escrito en Génesis 21:34,
“Avraham vivió en la tierra de los filisteos por muchos días”,
el aspecto del “temor de Dios prolonga los días, es decir prolonga los años de vida de una persona”, como se explicó anteriormente.

Al fin y al cabo, Salomón el Rey termina con este consejo para todos: 

“Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él emana la vida. El fin de todo este asunto que has oído es este: Teme a Dios y guarda sus mandamientos, porque esto es el todo del hombre. 14 Porque Dios traerá toda obra a juicio, junto con toda cosa oculta, buena o mala (Kohelet 12:13-14; Proverbios 4:23)”.




Share:

No comments:

Post a Comment