BLOG DE RAÍZ SEFARDÍ

NITZAVÍM


11 Porque esta Mitzvá (Mandamiento) que yo te ordeno hoy, no te es difícil para ti, ni está lejano de ti. No es algo que está en el cielo, donde debes decir: "¿Quién subirá por nosotros al cielo, y nos lo traerá y nos hará oírlo para que lo hagamos?" Tampoco está más allá del mar, para que digas: "¿Quién cruzará el mar por nosotros, y nos lo traerá y nos hará oírlo para que lo hagamos?" Pero muy cerca está de ti, está en tu boca y en tu corazón, para que la cumplas; en la cual yo te mando hoy a que ames al Eterno tu Dios, que andes en sus caminos y que guardes (todos) sus mandamientos, sus estatutos y sus ordenanzas; entonces vivirás y te multiplicarás, y el Eterno tu Dios te bendecirá en la tierra a la cual entras para tomar posesión de ella (Devarim 30: 11-14, 16).


ATÉM NITZAVÍM HA'YOM KULJÉM

-

-

Esta Parashá Fue Preparada Por ABA-EYBO

-

Septiembre 4, 2018 - 24 Elul 5778



DEDICADA A LA MEMORIA Y PARA MÉRITO DE:            

Sarah Imenu - Rivkah, Rajel, Leah, (כריסטינה מרים דה בלר), Rajel Savua de Akiva; 

Ruti Sarah Bat Simjá, Bernard St-Jean

Rabbi Akiva Ben Yosef, Jeannette Agustin San Juan, Fortune Agustin, 

Filomena Agustin de San Juan (T’vila / Fila), Federmo San Juan,  Aba Mevoyan Beler, Rajel Mazouz

Claudio Alfredo Beler San Juan;  (סוג'ונטו בן סופריו) ; ( אבא סופריו) , Rabbi Ya’akov Abujatseira

 (כל הזקנים בדורותיהם, מצד אבי, ובצד אמי);  Chaya Mushka Schneersohn

Y de todos los Anusím de la casa de Israel; Jean-Baptiste Alvares

 ז'אן בטיסט אלבארס , רבי שלמה לוריא, מהרש״ל

Jean Baptiste Louis Agustin Rodrigué Alvares, Rav DovBer de Lubavitch

 אורינו ז'אן בטיסט אלבארס; 

Eli Ha’Kohen, Pinjás Ve’Ikavod Ha’Kohen. Abayé Ha’Kohen, El Rebbe de Lubavitch, 

Menajem Mendel Shnirsohn Zt”L; Yehuda Ha’Jassid, e Israel Meir KaGan el Jafetz Ha’Jaim.


PARA LA REFUAH SHELEIMA DE

Batsheva Bat Mushky, David Ben Messodi, Zeev Ben Lea


PARA EL ÉXITO Y LA RIQUEZA ESPIRITUAL Y MATERIAL DE LA CASA DE

Rivka Wiwiet Bat Sarah



Deuteronónomio 29:9-30:20

✡✡✡

El año nuevo en hebreo se dice Rosh Ha’Shaná, que literalmente significa, cabeza del año. Este año la fecha cae el 6 y 7 de septiembre, 2021 a la puesta del sol del día 6 comienza el año nuevo judío. Rosh Ha’Shaná se celebra con deliciosos platos, pero los más común es la costumbre de comer manzanas endulzadas con miel, el año nuevo se celebra por dos días. Vea el artículo Rosh Ha'Shaná.


CONTENIDO DE LA PARASHA

1)    Parados delante del Eterno estaban todos los Judíos,

aun las almas que habían de nacer en el futuro hasta el fin de los días.


2) El Nuevo Pacto es el mismo Pacto del Monte Sinaí

3) El Exilio y el haber sido esparcidos por todo el mundo no es el fin de

los Judíos ni tampoco la abolición del “Antiguo Testamento”

(Levíticos 26:44-45)


4) La Torá es la opción de vida, abandonarla es escoger la muerte.


5) Los cielos y la tierra son testigos eterno de que Dios hizo

un Pacto Eterno con los Judíos.


RESUMEN DE LA PARASHAT NITZAVIM

-

“Nitzavím” (נִצָּבִים) es una palabra hebrea significa “de pie o parados” .. , forma parte de las primeras palabras de la porción de la Torá en la sección semanal número 51 del ciclo anual de lectura de la Torá y es el octavo en el libro de Deuteronomio. Corresponde a Deuteronomio 29:9-30:20.  


De costumbre Nitzavím se lee en general en septiembre. Esta Sidra (Parashat Nitzavím) contiene 40 versos, el número de los versículos es equivalente a la palabra hebrea “Levav” que se traduce al español por “su corazón”, porque la Sidra entera es una gran muestra del corazón de Dios lleno de amor para su pueblo Judío.


La Parashá comienza con, “Ustedes están todos aquí hoy parados delante de Dios”. Aquí se les habla a todos los Judíos, en el momento cuando toda la nación estaba reunida de pie en ese día delante del Eterno su Dios, se trataba de renovar el pacto entre Dios y su pueblo o mejor dicho iniciarlos en el pacto que se hizo en Sinaí, lo irónico es que aquí no se les da ningún mandamiento nuevo; 


Sin embargo se les habla como si fuera un Nuevo Pacto (Testamento), es sólo una renovación del Pacto hecho en el Monte Sinaí, lo cual sirve de ejemplo y es una profecía para la renovación futura del Pacto que tendrá lugar con la llegada del Mesías muy pronto. Tal y como en esta Parashá no se trata de abolir un Pacto para crear otro nuevo, así también será el Pacto futuro del cual nos habla el Profeta Jeremías en el capítulo 31. 


Excepto que a diferencia de esta renovación del Pacto, en la renovación futura ya no habrá más el temor de ser exiliado entre las naciones del mundo, como podemos notar aquí en este Pacto se nos dijo que el destino nuestro y el de la tierra prometida sería similar al de Sodoma, Gomorra, Adma y Sibuyim si no obedecemos a la Torá con los mandamientos, que toda la tierra de los Judíos se convertiría en un desierto si nos apartamos del Eterno para integrarnos en otras creencias y religiones, porque está prohibido para un Judío abandonar el antiguo testamento y los mandamientos. 


Sin embargo, este Pacto nos asegura que el peor de los castigos y el exilio terminará y también traerá Dios a su pueblo de regreso con alegría a su Tierra la cual volverá a ser como un Paraíso, como dice la Torá en Levíticos 26:44-45 “Y aún con todo esto, estando ellos en las tierras de sus enemigos, yo no los desecharé, ni los abominaré para consumirlos, invalidando mi pacto con ellos: porque yo el Eterno soy su Dios: Antes me acordaré de ellos por el pacto antiguo, cuando los saqué de la tierra de Egipto a la vista de las naciones, para ser su Dios: Yo soy el Eterno.” 


Por último se nos dice que la Torá (el antiguo testamento) no es algo difícil, el obedecer y cumplir las Mitzvot (los mandamientos) es algo al alcance de todos, “no es algo que hay que ir a buscar en el cielo, ni tampoco es algo que requiere largos viajes a través del mar para obtenerlo, no hay que hacer esfuerzo sobrehumano para alcanzarlo, es posible y es muy fácil vivir bajo la Torá (la ley) de nuestro Dios”. El que obedece a la Torá escoge la vida y no la muerte, como dice aquí: “Los he puesto frente a las opciones disponibles, hay que escoger entre la vida y la muerte, escoja la vida”, es decir la Torá, o sea la ley y todos sus mandamientos.




✡✡✡


✡✡✡


SOBRE LAS ALIOT

Es una tradición de dividir la lectura de la Torá en 7 partes llamadas Aliá que se lee en las sinagogas cada Shabat (sábado); Por lo cada Parashá se divide así en siete lecturas, o sea Aliot (Plural de la palabrea Aliá). En el texto Masorético de la Tanakh (la Biblia hebrea),

La Parashat Nitzavím es una sola "porción abierta" (Petujá) (aproximadamente equivalente a un párrafo, a menudo abreviado con la letra hebrea פ, peh) y, por lo tanto, puede considerarse una sola unidad.

Sin embargo La Parashat Nitzavím tiene varias subdivisiones adicionales, llamadas divisiones de "porción cerrada" (Setumá) (abreviada con la letra hebrea ס, samekh). La primera porción cerrada (Setumá) abarca las primeras tres lecturas. La segunda parte cerrada abarca las lecturas cuarta y quinta. La tercera parte cerrada coincide con la sexta lectura.


LOS ANUSÍM Y LA GUEULA DE ISRAEL

LOS SEFARDÍES CONVERSOS

✡✡✡
Para que ningún Judío se diga que se le castiga por pecados por los cuales no tenía ningún conocimiento, nos dice el Eterno en Deuteronomio 29:28: “Las cosas secretas pertenecen al Eterno, nuestro Dios: mas las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos para siempre, para que cumplamos todas las palabras de esta Torá.” Es decir tendremos que dar cuenta delante del Juez Supremo solamente por los pecados que conocemos. Pero que lo oculto no es nuestro problema, sino el de nuestro Dios. También se nos asegura que este versículos se refiere a lo que pasará con los Judíos que no saben que son Judíos, tales como los Anusim. Millones de Judíos fueron forzados por España y Portugal a desobedecer a la Torá, convirtiéndose a la religión cuyo símbolo es la madera (la cruz). Dios va a ser muy clemente con ellos ya que no conocen su culpa. Por más de 300 años la Inquisición española los aterrorizó, y hoy la gran mayoría ya ni idea tienen de su pacto con el Eterno Dios. Rashi nos dice que esta misericordia del Eterno para con los Anusím se menciona en Salmos 87:6. Por lo tanto, con la llegada del Mesías Ben-David, todos los Judíos perdidos serán integrados de nuevo al pueblo Judío.

LECTURA DE LA TORÁ


BENDICIONES PARA ANTES DE LEER LA TORÁ


Antes de leer o estudiar la Torá hay que acostumbrarse a bendecir al Eterno (El Nombre). Mantén en mente que el nombre de D.ios que se usa cuando decimos nuestras plegarias y cuando leemos la Torá o cuando bendecimos a D.ios es “Adonai”. Donde quiera que aparezca su nombre lo pronunciamos “Adonai”. Dondequiera que aparece el nombre del Eterno (El Nombre) lo pronunciamos Adonai en esos momentos, en otros momento sólo decimos el Eterno o HaShem.

Bendigo al Eterno, el D.ios Bendito
¡Bendito sea el Eterno quien debe ser bendecido!


En Hebreo
¡Barúj Atáh (Adonai), Eloheinu Meléj HaOlám, Asher Bájar Bánu Mikól Ha’Amím VeNatán Lanú Et Torató. Barúj Atáh Adonai, Notén HaTorá!


En Español
¡Bendito Eres Tú Adonai, Elohim Nuestro y Rey del universo, que Nos Ha Escogido de entre todas las naciones y nos Ha Entregado Su Torá. Bendito eres Tú Adonai, donador de la Torá!






DEUTERONOMIO 29: 9 - 28  


Primera lectura - Deuteronomio 29: 9-11

En la primera lectura (Aliá), Moisés les dijo a los israelitas que todo el pueblo estuvo ese día delante de Dios para entrar en el pacto.

La primera lectura (Aliá) termina aquí.


LA LECTURA 1


(ט) ustedes todos están hoy parados delante del Eterno su Dios; los príncipes de sus tribus, sus ancianos, y sus oficiales, todos los varones de Israel,


(י) sus niños, sus mujeres, y tus extranjeros que habitan en medio de tu campo, desde el que corta tu leña hasta el que saca tus aguas:


(יא) Para que entres en el pacto del Eterno tu Dios, y en su juramento, que el Eterno tu Dios acuerda hoy contigo:


Segunda lectura - Deuteronomio 29: 12-14

En la segunda lectura (Aliá), Moisés hizo el pacto tanto con los que estaban allí ese día como con los que no estaban allí ese día.

La segunda lectura (Aliá) termina aquí.


LA LECTURA 2

(יב) Para confirmarte hoy como su pueblo, y que él te sea á ti por Dios, de la manera que él te ha dicho, y como él juró á tus padres Abraham, Isaac, y Jacob. 


(יג) Y no es solamente con ustedes solos que hago yo este pacto y este juramento, 


(יד) Sino con los que están aquí presentes hoy con nosotros delante del Eterno nuestro Dios, y con todos los que no están aquí físicamente parados hoy con nosotros.


Tercera lectura - Deuteronomio 29: 15-28

En la tercera lectura (Aliá), Moisés les recordó a los israelitas que habían vivido en la tierra de Egipto y habían pasado por varias otras naciones y habían visto los detestables ídolos de madera, piedra, plata y oro que esas otras naciones mantenido. Moisés especuló que quizás había entre los israelitas algunos cuyos corazones incluso entonces se estaban alejando de Dios para ir a adorar a los dioses de esas naciones, quienes podrían creerse inmunes, pensando que estarían a salvo aunque siguieran sus propios corazones obstinados. Pero Dios nunca los perdonaría; más bien, la ira de Dios se enfurecería contra ellos hasta que cada maldición registrada en la Torá cayera sobre ellos y Dios hubiera borrado sus nombres. Y generaciones posteriores y otras naciones preguntarían por qué Dios le había hecho eso a esas personas, y se les diría que fue porque abandonaron el pacto que Dios hizo con ellos y se volvieron a otros dioses. Así que Dios se enfureció por esa tierra y trajo sobre ella todas las maldiciones registradas en la Torá, los desarraigó de su suelo con ira y los arrojó a otra tierra, como todavía sería el caso. Los actos ocultos se referían a Dios; pero con actos abiertos, correspondía a los israelitas aplicar todas las disposiciones de la Torá.

La tercera lectura (Aliá) y una porción cerrada (Setumá) terminan aquí con el final del capítulo 29.

LA LECTURA 3

(טו) Porque ustedes saben cómo habitamos en la tierra de Egipto, y cómo hemos pasado por medio de las gentes que han pasado; (טז) Y ustedes han visto sus abominaciones y sus ídolos; madera y piedra, plata y oro, que tienen consigo. (יח) Quizá habrá entre ustedes varón, ó mujer, ó familia, ó tribu, cuyo corazón se vuelva hoy contra el Eterno nuestro Dios, para descarriarse y andar á servir á los dioses de aquellas naciones; quizá habrá en ustedes raíz que eche veneno y ajenjo; (יט) Y sea que, cuando el tal oyere las palabras de esta maldición, él se bendiga asimismo en su corazón, diciendo: Tendré paz a pesar de eso, aunque yo ande según el pensamiento de mi corazón, para añadir la embriaguez á la sed:

(כ) (Sepan pues que) el Eterno no querrá perdonarle; antes humeará luego el furor del Eterno y su celo sobre tal hombre, y se asentará sobre él toda maldición escrita en este libro, y el Eterno raerá su nombre de debajo del cielo:


CUANDO EL JUDÍO SE DESCARRIA SU TIERRA SUFRE

(כא) Y lo apartará el Eterno de todas las tribus de Israel para mal, conforme á todas las maldiciones del pacto escrito en este libro de la ley (la Torá). (כב) Y dirá la generación venidera, sus hijos que vendrán después de ustedes, y el extranjero que vendrá de lejanas tierras, cuando vieren las plagas de aquesta tierra, y sus enfermedades de que el Eterno la hizo enfermar, (כג) (Azufre y sal, abrasada toda su tierra: no será sembrada, ni producirá, ni crecerá en ella hierba ninguna, como en la subversión de Sodoma y de Gomorra, de Adma y de Seboim, que el Eterno subvirtió en su furor y en su ira:) 


(כד) Dirán, pues, todas las gentes: ¿Por qué hizo el Eterno esto á esta tierra? ¿qué ira es ésta de tan gran furor? (כה) Y responderán. Por cuanto dejaron el pacto del Eterno el Dios de sus padres, que él concertó con ellos cuando los sacó de la tierra de Egipto,

(כו) Y fueron y sirvieron á dioses ajenos, y se inclinaron á ellos, dioses que no conocían, y que ninguna cosa les habían dado: (כז) Se encendió por tanto, el furor del Eterno contra esta tierrra, para traer sobre ella todas las maldiciones escritas en este libro; (כח) Y el Eterno los desarraigó de su tierra con enojo, y con saña, y con furor grande, y los echó á otra tierra, como hoy.


(כט) Las cosas secretas pertenecen al Eterno nuestro Dios: mas las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos para siempre, para que cumplamos todas las palabras de esta Torá o sea esta ley.




DEUTERONOMIO 30: 1 - 20 


Cuarta lectura - Deuteronomio 30: 1–6

En la cuarta lectura (Aliá), Moisés predijo que, después de que todas estas maldiciones hubieran caído sobre ellos, si los tomaban en serio en su exilio, y regresaban a Dios, y obedecían los mandamientos de Dios con todo su corazón y alma, entonces Dios restauraría sus fortunas, los volvería a enamorar y los volvería a unir desde los confines del mundo a la tierra que poseyeron sus padres, y Dios los haría más prósperos y numerosos. Entonces Dios abriría sus corazones para amar a Dios con todo su corazón y alma, para que pudieran vivir.

La cuarta lectura (Aliá) termina aquí. 


LA LECTURA 4

(א)  Y Será que, cuando te sobrevinieren todas estas cosas, la bendición y la maldición que he puesto delante de ti, y volvieres á tu corazón en medio de todas las naciones á las cuales el Eterno tu Dios te hubiere exiliado,

(ב) Y te volvieres al Eterno tu Dios, y obedecieres á su voz conforme á todo lo que yo te mando hoy, tú y tus hijos, con todo tu corazón y con toda tu alma, (ג) el Eterno también volverá tus exiliados, y tendrá misericordia de ti, y volverá a recogerte de todos los países a los cuales te hubiere esparcido el Eterno tu Dios.

(ד) Si hubieres sido arrojado hasta el cabo de los cielos, de allí te recogerá el Eterno tu Dios, y de allá te tomará: (ה) Y Eterno tu Dios ha de devolverte a la tierra que heredaron tus padres, y la poseerás; y te hará bien, y te multiplicará más que á tus padres.  (ו) Y circuncidará el Eterno tu Dios tu corazón, y el corazón de tu simiente, para que ames al Eterno tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma, á fin de que tú vivas.  


Quinta lectura - Deuteronomio 30: 7–10

En la quinta lectura (Aliá), Moisés predijo que Dios entonces infligiría todas esas maldiciones sobre los enemigos que perseguían a los israelitas, y bendeciría a los israelitas con abundante prosperidad, fertilidad y productividad. Porque Dios volvería a deleitarse en su bienestar, como Dios lo hizo en el de sus padres, ya que estarían obedeciendo a Dios y guardando los mandamientos una vez que hubieran regresado a Dios con todo su corazón y alma.

La quinta lectura (Aliá) y una porción cerrada (Setumá) terminan aquí.


LA LECTURA 5

(ז) Y pondrá el Eterno tu Dios todas estas maldiciones sobre tus enemigos, y sobre tus aborrecedores que te persiguieron. (ח) Y tú volverás, y oirás la voz del Eterno, y pondrás por obra todas sus Mitsvot (mandamientos), que yo te intimo hoy.

(ט) Y ha de hacerte el Eterno tu Dios abundar en toda obra de tus manos, en el fruto de tu vientre, en el fruto de tu bestia, y en el fruto de tu tierra, para bien: porque el Eterno volverá á gozarse sobre ti para bien, de la manera que se gozó sobre tus padres; (י) Cuando oyeres la voz de el Eterno tu Dios, para guardar sus mandamientos y sus estatutos escritos en este libro de la ley; cuando te convirtieres á el Eterno tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma.



Sexta lectura - Deuteronomio 30: 11-14

En la sexta lectura (Aliá), Moisés dijo que seguramente, esta Instrucción que les ordenó no era demasiado desconcertante, más allá de su alcance, en los cielos o más allá del mar; más bien estaba muy cerca de ellos, en sus bocas y corazones.

La sexta lectura (Aliá) y una porción cerrada (Setumá) terminan aquí.

LA LECTURA 6


(יא) Porque este mandamiento que yo te intimo hoy, no te es encubierto, ni está lejos:


(יב) No está en el cielo, para que digas: ¿Quién subirá por nosotros al cielo, y nos lo traerá y nos lo representará, para que lo cumplamos?  (יג) Ni está de la otra parte del mar, para que digas: ¿Quién pasará por nosotros el mar, para que nos lo traiga y nos lo represente, á fin de que lo cumplamos?

(יד) Porque muy cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón, para que la cumplas. 


Séptima lectura: Deuteronomio 30: 15-20

En la séptima lectura (Aliá) Moisés dijo que les presentó la elección entre la vida y la prosperidad por un lado y la muerte y la adversidad por el otro. . Moisés les ordenó amar a Dios, andar en los caminos de Dios y guardar los mandamientos de Dios, para que prosperasen y se multiplicaran, y Dios pudiera bendecirlos en la tierra. Pero si sus corazones se apartaban y no prestaban atención, y eran atraídos a la adoración de otros dioses, Moisés advirtió que ciertamente perecerían y no durarían mucho en la tierra. Moisés llamó cielo y tierra para atestiguar que había puesto ante los israelitas la elección entre la vida y la muerte, la bendición y la maldición. Los exhortó a elegir la vida amando a Dios, obedeciendo los mandamientos y aferrándose a Dios, para que pudieran tener vida y perseverancia en la tierra que Dios juró a sus antepasados, Abraham, Isaac y Jacob.

La séptima lectura (Aliá), una porción abierta (Petujá) y la parashá terminan aquí.


LA LECTURA 7

(טו) Mira, yo he puesto delante de ti hoy la vida y el bien, la muerte y el mal: (טז) Porque yo te mando hoy que ames al Eterno tu Dios, que andes en sus caminos, y guardes sus mandamientos y sus estatutos y sus derechos, para que vivas y seas multiplicado, y el Eterno tu Dios te bendiga en la tierra á la cual entras para poseerla.

(יז) Mas si tu corazón se apartare, y no oyeres, y fueres incitado, y te inclinares á dioses ajenos, y los sirvieres; (יח) Les aseguro yo hoy que de cierto pereceran: no tendrán largos días sobre la tierra, para ir á la cual pasas el Jordán para poseerla. 


(יט) A los cielos y la tierra llamo por testigos hoy contra ustedes, que les he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición: escoge pues la vida, para que vivas tú y tu simiente:  (כ) Que ames al Eterno tu Dios, que oigas su voz, y te pegues á él; porque él es tu vida, y la longitud de tus días; á fin de que habites sobre la tierra que juró el Eterno á tus padres Abraham, Isaac, y Jacob, que les había de dar.




MAFTIR NITSAVIM


La lectura final del Maftir (מפטיר), es una repición de la séptima lectura. Maftir Nitzavím - Devarím 30:15-20


LECTURA DEL MAFTIR

(טו) Mira, yo he puesto delante de ti hoy la vida y el bien, la muerte y el mal: (טז) Porque yo te mando hoy que ames al Eterno tu Dios, que andes en sus caminos, y guardes sus mandamientos y sus estatutos y sus derechos, para que vivas y seas multiplicado, y el Eterno tu Dios te bendiga en la tierra á la cual entras para poseerla.

(יז) Mas si tu corazón se apartare, y no oyeres, y fueres incitado, y te inclinares á dioses ajenos, y los sirvieres; (יח) Les aseguro yo hoy que de cierto perecerán: no tendrán largos días sobre la tierra, para ir á la cual pasas el Jordán para poseerla. 


(יט) A los cielos y la tierra llamo por testigos hoy contra ustedes, que les he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición: escoge pues la vida, para que vivas tú y tu simiente:  (כ) Que ames al Eterno tu Dios, que oigas su voz, y te pegues á él; porque él es tu vida, y la longitud de tus días; á fin de que habites sobre la tierra que juró el Eterno á tus padres Abraham, Isaac, y Jacob, que les había de dar.




RESUMEN DE LA HAFTARÁ

El profeta se regocijó en el Eterno Dios, que lo había revestido de salvación, lo cubrió de victoria, como un novio se pone una diadema sacerdotal, como una novia se adorna con joyas. Porque así como la tierra produce vegetación, Dios hará que la victoria y la gloria broten ante las naciones.

Por el bien de Sión, el profeta no se callará, hasta que el triunfo de Jerusalén arda brillantemente para que las naciones lo vean, y Sión sería llamado por un nuevo nombre dado por Dios. Sión sería una corona de belleza en la mano de Dios, y nunca más se la llamaría Renegada o Desolada, sino que se la llamaría Delicia y Esposada, porque Dios se regocijaría por ella como un novio sobre su novia.

El profeta vigiló los muros de Jerusalén, hasta que Dios haría de Jerusalén una alabanza en la tierra. Dios ya no ha jurado dar el maíz de Israel a sus enemigos, ni su vino a los extraños, pero los que cosechen comerán, y los que se juntaron beberán, en los atrios del santuario de Dios.

El profeta dijo despejar el camino, porque Dios proclamó a Sión que su salvación estaba por llegar. Y llamarán a los israelitas el pueblo santo, y Jerusalén será llamada buscada, no abandonada.

El profeta preguntó quién vino con ropa carmesí de Edom, poderosa para salvar, y por qué la ropa de Dios era roja como la que pisó la cuba de vino. Dios dijo que había pisoteado el lagar solo con ira, y pisoteado con furia, porque el día de la venganza estaba en el corazón de Dios, y había llegado el año de redención de Dios. Dios miró y no encontró ninguno para ayudar a mantener la voluntad de Dios, por lo que pisoteó a los pueblos con ira y derramó su sangre.

El profeta habló de las misericordias y alabanzas de Dios, de la gran bondad de Dios hacia Israel, que Dios otorgó con compasión. Porque Dios dijo: "Ciertamente, ellos son mi pueblo", y por eso Dios fue su Salvador. En toda su aflicción, Dios fue afligido, y el ángel de Dios los salvó; Con amor y piedad, Dios los redimió, y Dios los soportó y los llevó todos los días de la antigüedad.




CONEXIÓN AL SHABAT ESPECIAL

Concluyendo la serie de consuelo que le sigue al terrible día de Tisha B’Av, y antes de la llegada de los 10 Días de asombro, la Haftará presenta la salvación, la redención, la misericordia y la compasión de Dios.

HAFTARAT NITZAVIM


BENDICIÓN PARA ANTES DE LA HAFTARÁ

Antes de leer la Haftará también, el lector o el estudiante ha de decir esta bendición:

HEBREO
¡Barúj Atáh Adonai (Eterno) Eloheinu Meléj HaOlám Asher Bájar Bin-vi-ím Tovím Ve-Ratzá Ve-Divreijem Ha-ne-Emarim Ve-Emét! ¡Barúj Atáh Adonai (Eterno) Ha-Bojer Ba-Torá Uv-Moshé Avdó Uv-Yisra’el Amó U-ninviei Ha-Emét Va-Tzedék!

ESPAÑOL
¡Bendito Eres Tú Adonai (Eterno), Elohim Nuestro, Rey del Universo, que escogiste Buenos Profetas y te complaciste con sus palabras que fueron pronunciadas con Verdad! ¡Bendito Eres Tú Adonai (Eterno), que escogiste la Torá y a Moshé tu Siervo, y a Israel Tu Pueblo, y a Los Profetas de Verdad y Justicia!



La estrella de Jacob - Según varias fuentes bíblicas de hace miles de años, existe una estrella que podría significar el principio de eventos extraordinarios en el firmamento. Según otras fuentes seculares, se trata de un sistema planetario llamado Planeta X o Nibirú, que podría pasar muy cerca del planeta tierra y podría causar serios problemas a los habitantes de la tierra. Según las predicciones apocalíptica de fuentes no Judías, esta estrella causará serios disturbios a la tierra cuando eso se produzca; como: lluvias de meteoritos, asteroides, columnas de fuego en el cielo, temblores de tierra, tormentas eléctricas, tornados. Según los sabios Judíos se trata de los eventos que preceden la llegada del Mesías. Según el Zohar, habrá una columna de fuego por 40 días, todos los habitantes de la tierra lo verán. Se nos dice que veremos cosas tan extraordinarias, que los eventos vividos en el momento de la salida de Egipto parecerán un juego en cambio. ¿Quiénes sobrevivirán a tales manifestaciones apocalípticas o eventos? Los puros de corazón y limpios de manos. Solos aquellos que buscan protección del Eterno sin intermedio de los engaños religiosos. Ningún Mesías podrá salvar a nadie, Dios es el único salvador (Isaías 43:11). Como lo dice el Eterno en Isaías 44:8 No tiemblen ni teman; ¿Acaso no se lo he hecho oír yo y se lo he anunciado yo desde hace tiempo? Vstedes son mis testigos. ¿Hay acaso otro dios fuera de mí, o hay acaso otra Roca? No conozco ninguna. (Isaías 45:5) Yo soy el Eterno, no hay nadie más fuera de mi, ningún otro dios. No hay Salvador fuera de mi (Isaías 43:11).



LECTURA
Haftará - La Haftará para la Parashá Nitzavím se encuentra en Isaías 61:10–63:9. Se trata de la septima y ultima Haftará en el ciclo de siete Haftarot de consuelo que siguen el histórico día triste de Tisha B'Av, este ciclo nos lleva hasta el primero del mes de Tishrí, Rosh Ha'Shaná, el año nuevo Judío. Rosh Hashana es el día del juicio anual y es el cumpleaños de Adam y Eva.


יְשַׁעְיָהוּ

ISAÍAS 61:10-63:9   - (י) En gran manera me gozaré en el Eterno, mi alma se alegrará en mi Dios; porque me vistió de vestidos de salvación, me rodeó de manto de justicia, como á novio me atavió, y como á novia compuesta de sus joyas. (יא) Porque como la tierra produce su renuevo, y como el huerto hace brotar su simiente, así el Señor el Eterno hará brotar justicia y alabanza delante de todas las naciones. (Isaías 61:10-11)  (א) Por amor de Sión no callaré, y por amor de Jerusalem no he de parar, hasta que salga como resplandor su justicia, y que su salvación se encienda como una antorcha.


(ב) Entonces verán las naciones tu justicia, y todos los reyes tu gloria; y te será puesto un nombre nuevo, que la boca del Eterno pronunciará. (ג) Y serás corona de gloria en la mano del Eterno, y diadema de reino en la mano del Dios tuyo. (ד) Nunca más te llamarán Desamparada, ni tu tierra se dirá más Asolamiento; sino que serás llamada Heftzibá (Mi deleite está en ella), y tu tierra, Beulá (Casada); porque el amor del Eterno será en ti, y tu tierra será casada. (ה) Pues como el mancebo se casa con la doncella, así se casarán contigo tus hijos; y tal como el éxtasis del esposo en relaciones íntimas con su esposa, así también se gozará contigo el Dios tuyo. (ו) Sobre tus muros, oh Jerusalem, he puesto guardas; todo el día y toda la noche no callarán jamás. Ustedes que se acuerdan del Eterno, no cesen de clamar,  (ז) Ni le den tregua, hasta que Él confirme, y hasta que Él ponga á Jerusalem en alabanza en la tierra.

(ח) Juró el Eterno por su mano derecha, y por el brazo de su fortaleza: Que jamás daré tu trigo por comida á tus enemigos, ni beberán los extraños el vino por el que tú trabajaste:  (ט) Mas los que lo allegaron lo comerán, y alabarán al Eterno; y los que lo cogieron, lo beberán en los atrios de mi santuario. (י) Pasen, pasen por las puertas; barran el camino al pueblo; allanen, allanen la calzada, quiten las piedras, álcen pendón á los pueblos. (יא) He aquí que el Eterno hizo oir hasta lo último de la tierra: Diganle á la hija de Sión: He aquí viene tu Salvador; he aquí su recompensa trae con él, y delante de él su obra.

(יב) Y los han de llamarles a ustedes,  Pueblo Santo, Redimidos del Eterno; y á ti (Sión) te llamarán Ciudad Buscada, (ciudad) no desamparada. (Isaías 62:1-12)  (א) ¿QUIÉN es éste que viene de Edom, de Basra con vestidos bermejos? ¿éste hermoso en su vestido, que marcha en la grandeza de su poder? Yo, el que hablo en justicia, grande para salvar.  (ב) ¿Por qué es bermejo tu vestido, y tus ropas como del que ha pisado en lagar?  (ג) Pisado he yo solo el lagar, y de los pueblos nadie fué conmigo: los pisé con mi ira, y los hollé con mi furor; y su sangre salpicó mis vestidos, y ensucié todas mis ropas.  (ד) Porque el día de la venganza está en mi corazón,  y el año de mis redimidos ya viene.   (ה) Y miré y no había quien ayudara, y me maravillé de que no hubiera quien sustentase: y me salvó mi brazo, y me sostúvo mi ira.  (ו) Y con mi ira hollé los pueblos, y los embriagué de mi furor, y derribé á tierra su fortaleza.

(ז) De las bondades divina del Eterno haré memoria, de las alabanzas del Eterno, conforme á todo lo que el Eterno nos ha dado, y de la grandeza de su beneficencia hacia la casa de Israel, que les ha hecho según sus misericordias, y según la multitud de sus miseraciones.  (ח) Porque dijo (el Eterno): “Ciertamente (Los Judíos) mi pueblo son, ellos son hijos que no mienten (no serán falsos)”; y Él fué su Salvador.

(ט) En toda angustia de ellos, el Eterno fué también angustiado, y el ángel de la presencia de Dios los salvó. En su amor y en su clemencia divina el Eterno los redimió, y los trajo, y los cargó todos los días que dura el mundo. (Isaías 63:1-9)




BENDICIÓN PARA DESPUÉS DE LA HAFTARÁ
Después de leer la Haftará, el lector o estudiante de la Haftará debe recitar la siguiente bendición:

En Hebreo
¡Barúj Atáh Adonai, Eloheinu Meléj Ha-Olám, Tsur Kol Ha-Olamím Tsadík VeKól Ha-dorot Ha-Él Ha-ne’emán Ha-Omer Ve-osé Ha-medaber U-Makiyem Shekol Devarav Emét Ve-Tsedék Ne’emán Atáh Adonai Eloheinu Ve-ne’enamím Devareja Ve-Davar Ejád Mi-devareija Ajor Yashuv Reikam Ki El Meléj Ne’eman Ve-Rajamán Atáh! ¡Barúj Atáh Adonai Ha-Él Ha-ne’eman VeKol Devarav!

En Español
¡Bendito eres Tú, Adonai (Eterno), eres el Elohim Nuestro, el Rey del Universo, la Roca de las eternidades, el Justo en todas las generaciones, el Elohim (D.ios) Fiel, que Dice y Hace, que Habla y Cumple, Cuyas Palabras son Verdaderas. Fiel eres Tú Adonai (Eterno) nuestro Elohim y Tus Palabras son Fieles. Ni una sola de Tus Palabras se vuelve sin cumplirse, porque Tú, oh Elohim, Eres Rey Fiel y Compasivo! ¡Bendito Eres Tú, Adonai (Eterno, Elohai Eres Fiel en todas Tus Palabras)





El Próximo Cuestionario Fue Preparado en las Instituciones de Ohr Somayaj en Jerusalem, Israel.

Todas las referencias son a los versos y al comentario de Rashi, a menos que se indique lo contrario.

Q & A - Quiz Preguntas y Respuestas - Nitzavím


*Todas las referencias son a los versos y al comentario de Rashi, a menos que se indique lo contrario*


1 ¿Por qué Moisés reunió al pueblo judío el día de su muerte? Deut. 29: 9 - Para iniciarlos en el pacto con el Eterno.

2 ¿Quiénes fueron los cortadores de madera y los cargadores de agua mencionados en el versículo 29:10? Deut. 29:10 - Los Cananeos que vinieron a unirse al pueblo judío.

3 ¿Cómo dos partes "pasan" un convenio? Deut. 29:11 - Las dos partes deben colocar objetos en dos líneas paralelas y deben pasar entre ellos.

4 ¿Cuál es la conexión entre el verso "Atem nitzavim" y las maldiciones en la parashá anterior? Deut. 29:12 - El pueblo judío preguntó: "¿Quién puede sobrevivir a tales maldiciones?" Moshé los consoló y les dijo: "Has hecho mucho para enfadar al Eterno y, sin embargo, 'atem nitzavim', el Eterno no te ha destruido ... sigues parado frente a Él".

5 ¿Por qué no puede el Eterno disociarse del pueblo judío? Deut. 29:12 - Porque Él les dijo y les juró a los Avos (Patriarcas) que el Pueblo Judío siempre sería Su nación.

6 ¿Cuántas maldiciones fueron enumeradas en Parshat Ki Tavo? Deut. 29:12 - Noventa y ocho.

7 ¿Qué dos líderes siguieron el ejemplo de Moshé y reunieron a la gente al final de su gobierno? Deut. 29:12 - Yehoshua y Shmuel.

8 ¿Con quién hizo Moisés el pacto y el juramento? Deut. 29:14 - Con la gente frente a él y todas las generaciones futuras.

9 ¿Por qué el pueblo judío solo veía ídolos de madera y piedra? Deut. 29:16 - Porque estos fueron expuestos abiertamente. Sin embargo, los ídolos de oro y plata fueron encerrados por sus dueños por temor a ser robados.

10 ¿Qué se entiende por el castigo de "agregar embriaguez a la sed (29:18)?" Deut. 29:18 - Incluso los pecados no intencionales serán considerados por el Eterno como si hubieran sido cometidos intencionalmente. "Embriaguez" se refiere a los pecados cometidos involuntariamente. "Sed" se refiere a los pecados cometidos intencionalmente.

11 La palabra hebrea para nariz y enojo es la misma. ¿Cuál es la conexión? Deut. 29:19 - Cuando uno se enoja, sus fosas nasales se agravan.

12 ¿Por qué se describe el Eterno en términos antropomórficos? Deut. 29:19 - La Torá habla en términos que la gente puede entender.

13 ¿Qué dos ciudades fueron destruidas junto con Sodoma y Amorah? Deut. 29:22 - Admah y Tsevoyim.

14 ¿Cuándo se castiga a toda la nación por los pecados de un individuo? Deut. 29:28 - Cuando el pueblo judío falla en llevar al pecador a juicio.

15 ¿Cuándo y dónde se volvió culpable el pueblo judío por los pecados del otro (areivim zeh lazeh)? Deut. 29:28 - Cuando el pueblo judío tomó el juramento en Mt. Gerizim y Mt. Eval.


16 Según Rashi, ¿cómo será el día de la recolección de los exiliados "grande y difícil"? Deut. 30: 3 - Será como si el Eterno necesita tomar a cada individuo de la mano y llevarlo fuera del exilio.


17 Si la Torá permaneció en el cielo, ¿qué se esperaría de nosotros? Deut. 30:12 - Para perseguirlo con el fin de estudiarlo.


18 ¿De qué manera la Torá se acerca al pueblo judío? Deut. 30:14 - Se les dio en forma oral y escrita.


19 ¿Por qué el Eterno llamó al cielo y la tierra como testigos del pacto entre él y el pueblo judío? Deut. 30:19 - Porque existen para siempre y podrán testificar si el pueblo judío peca en el futuro.


20 ¿Qué debería aprender el pueblo judío de la forma en que funcionan el Cielo y la Tierra? Deut. 30:19 - El Cielo y la Tierra no reciben recompensa o castigo, sin embargo, nunca se desvían de sus funciones ordenadas por el creador. Aún más, nosotros, que somos recompensados ​​por un buen comportamiento, debemos hacer la voluntad del Eterno. Además para que el cielo y la tierra sigan existiendo el Judío tiene que cumplir sus responsabilidades eternamente y para siempre, como está escrito: (Jeremías 33:25 y 26)  Así dice el Eterno: ``Si no permanece mi pacto que yo hice con el día y con la noche, y si Yo no fuera el que he establecido las leyes del cielo y de la tierra, entonces desecharía la descendencia de Jacob (los Judíos) y de mi siervo David… Es decir Dios nos dice que si desaparece el Judío o sea el Judaísmo, también los días y las noches, el cielo, los planetas, las estrellas, el universo con todo también dejarían de existir, pero como eso nunca se producirá, pues también seguirá el Judaísmo eternamente y el Mesías hijo de David le enseñará a las naciones en su gobierno universal desde Jerusalem.


Misterio - Contenido
Solución para Sherlox Holmes

-

"Rashi", dijo Sherlox, "es decir que estos versículos enumeran  las personas en orden de importancia: Tus cabezas tribales (Líderes de las tribus de Israel), tus ancianos (Jueces, levitas y educadores), tus oficiales del órden, del mantenimiento de la paz y de la aplicación de la ley en la nación (Deut. 29: 9)".



RAÍCES SEFARDÍES DOM


RETOUR AUX RACINES SEPHARADES


H’ Ehad



___________

ה' אחד


Share:

No comments:

Post a Comment