BLOG DE RAÍZ SEFARDÍ

NOAJ

 

-


PARSHAT NOAJ

GÉNESIS 6:9-11:32

DEDICADA A LA MEMORIA Y PARA MÉRITO DE:
Sarah Imenu - Rivkah, Rajel, Leah, (כריסטינה מרים דה בלר), Rajel Savua de Akiva;
Ruti Sarah Bat Simcha, Bernard St-Jean
Rabbi Akiva Ben Yosef, Jeannette Agustin San Juan, Fortune Agustin,
Filomena Agustin de San Juan (T’vila / Fila), Federmo San Juan, Aba Mevoyan Beler, Rajel Mazouz
Claudio Alfredo Beler San Juan; (סוג'ונטו בן סופריו) ; ( אבא סופריו) , Rabbi Ya’akov Abujatseira
(כל הזקנים בדורותיהם, מצד אבי, ובצד אמי); Chaya Mushka Schneersohn
Y de todos los Anusim de la casa de Israel; Jean-Baptiste Alvares
ז'אן בטיסט אלבארס , רבי שלמה לוריא, מהרש״ל
Jean Baptiste Louis Agustin Rodrigué Alvares, Rav DovBer de Lubavitch
אורינו ז'אן בטיסט אלבארס;
Eli Ha’Kohen, Pinjás Ve’Ikavod Ha’Kohen. Abayé Ha’Kohen, El Rebbe de Lubavitch,
Menajem Mendel Shnirsohn Zt”L; Yehuda Ha’Jassid, e Israel Meir KaGan el Jafets Ha’Jaim.
Rebbe Najman Ben Fege & Moshe Rabeinu

PARA LA REFUA SHELEIMA DE

Alón Yehuda Yosef Ben Chana Simjá
David Ben Messodi
Batsheva Bat Mushky
Louise St Jean Bat Colette & Bernard
Ahuva Bat Malka Pessil
Enerio Yochanan Ben Mariam C. - Sarah


PARA EL ÉXITO Y LA RIQUEZA ESPIRITUAL Y MATERIAL DE LA CASA DE
Enerio Yochanan & Rivka Wiwiet Bat Sarah






LECTURA PARA NOAJ

ETIMOLOGÍA: Noaj es la palabra hebrea para el nombre "Noé", es la tercera palabra en esta porción, y la primera palabra distintiva de la Parashá. Es la segunda porción Semanal de la Torá en el ciclo anual judío de lectura de la Torá. Se encuentra en la sección que va de Génesis 6: 9 hasta 11: 32. Esta parashá cuenta las historias del Diluvio y el Arca de Noé, de la posterior borrachera y maldición de Canaán, y de la Torre de Babel. Dios manda a Noaj (a Noé), la única persona Justa (Tzadik) en un mundo consumido por la violencia, el robo y la corrupción de sí. Dios le ordena a construir una Teivá ("una Arca"), recubierta de brea en su interior y exterior (por dentro y por fuera). Porque por medio de un gran diluvio, le dijo Dios, que iba a eliminar toda vida de sobre la faz de la tierra; pero el arca flotaría sobre el agua, resguardando a Noaj y a su familia, junto a dos miembros (macho y hembra) de cada especie animal.

Esta parashá es uno de los divididos en más versículos de la Biblia en el Libro de Génesis; aunque, no es el que contiene más letras ni más palabras. Se compone de 6,907 letras hebreas, 1,861 palabras hebreas, 153 versos y 230 líneas en un rollo de Torá. 

En el Libro del Génesis, es la Parashat Miketz el que contiene más letras, y la Parashat Vayeirá la que tiene mayor cantidad de palabras, y la Parashat Vayishlaj tiene el mismo número de versículos que tiene la Parashat Noaj.

La Parashat Noaj se lee normalmente en el segundo sábado después de Simjat Torá, generalmente en octubre o a principios de noviembre.

RESUMEN: La lluvia cae por 40 días y noches, y las aguas fluyen por 150 días más antes de comenzar a retroceder. El arca se reposa sobre el Monte Ararat, y desde su ventana, Noaj envió un cuervo, y luego una serie de palomas, "para ver si las aguas se habían retirado de la faz de la tierra". Las aguas del gran diluvio se tomaron 12 meses exactamente un año solar (365 días) para retirarse de sobre la Tierra. Cuando la tierra se secó completamente Dios le ordenó a Noaj a que salga del Arca (de la Teivá) y a que se reproduzca para la repoblación de la tierra.

Noaj construye un altar y le ofrece sacrificios a Dios. Dios jura que nunca más destruiría toda la humanidad por causa de sus acciones, y estableció un Pacto con la humanidad, todos los descendientes de Noé, y estableció al arco iris como testimonio de Su nuevo Pacto con el hombre. Dios instruye a Noaj sobre la santidad de la vida; el asesinato es un crimen de pena capital, y, si bien el hombre tiene permitido comer carne de animales, tiene prohibido comer carne o beber sangre tomadas de un animal vivo.

Noaj planta un viñedo y se embriaga con su producto. Dos de sus hijos, Shem y Iafet, son bendecidos por cubrir la desnudez de su padre, mientras que su tercer hijo, Jam, es maldecido por sacar ventaja de su desgracia.

Los descendientes de Noaj quedan como un sólo pueblo, con un lenguaje y una cultura común por diez generaciones. Luego desafían a su Creador al construir una gran torre que simboliza su invencibilidad; Dios confunde su lenguaje de manera que "uno no comprende la lengua del otro", causando que abandonen su proyecto y se dispersen por la tierra, separándose en setenta naciones.

La sección de Noaj concluye con la cronología de las diez generaciones desde Noaj hasta Avram (Abram) cuyo nombre fue cambiado luego por Abraham, y sus viajes desde su lugar de nacimiento en Ur Casdím a Jarán, en camino hacia la Tierra de Canaan.


-




BENDICIONES PARA ANTES DE LEER LA TORÁ




Antes de leer o estudiar la Torá hay que acostumbrarse a bendecir al Eterno (Hashem). Mantén en mente que el nombre de D.ios que se usa cuando decimos nuestras plegarias y cuando leemos la Torá o cuando bendecimos a D.ios es “Adonai”. Donde quiera que aparezca su nombre lo pronunciamos “Adonai”. Dondequiera que aparece el nombre del Eterno (Yud - Hei Vav Hei) lo pronunciamos Adonai en esos momentos, en otros momento sólo decimos Hashem.


Bendigo al Eterno, el D.ios Bendito

¡Bendito sea el Eterno quien debe ser bendecido!


EN HEBREO
¡Barúj Atáh (Adonai), Eloheinu Meléj HaOlám, Asher Bájar Bánu Mikól Ha’Amím VeNatán Lanú Et Torató. Barúj Atáh Adonai, Notén HaTorá!

EN ESPAÑOL
¡Bendito Eres Tú Adonai, Elohim Nuestro y Rey del universo, que Nos Ha Escogido de entre todas las naciones y nos Ha Entregado Su Torá. Bendito eres Tú Adonai, donador de la Torá!

LECTURA DE LA TORÁ

GÉNESIS CAPÍTULO 6:9-22

Las Aliot y las Pre-Lecturas

En la lectura tradicional de la Torá de cada Shabat (sábado), la Parashá se divide en siete lecturas llamadas Aliyot. En el Texto Masorético de la Tanaj (la Biblia hebrea), la Parashat Noaj tiene cinco divisiones de "porción abierta" (en hebreo Petujá) (aproximadamente equivalente a párrafos, a menudo abreviados con la letra hebrea (Peh)). La Parashat Noaj tiene varias subdivisiones adicionales, llamadas divisiones de "porción cerrada" (en hebreo setumá) (abreviada con la letra hebrea (samej)) dentro de las divisiones de porción abierta (petujá. La primera parte abierta es desde la primera lectura hasta la quinta lectura. Las divisiones de la segunda y tercera porción abierta dividen la sexta lectura. Y las divisiones de la cuarta y quinta porción abierta dividen la séptima lectura. Las divisiones de porciones cerradas dividen la primera lectura, activan la tercera y cuarta lecturas y luego dividen la sexta y séptima lecturas.

La construcción del arca de Noé (pintura de un maestro francés de 1675)

Primera Lectura - Génesis 6: 9-22


Pre-Lectura 1

En la primera lectura o aliyá, la Torá escribe que Noaj ( Noé) era un hombre justo, sin culpa en su época, que caminó con Dios. Noé tuvo tres hijos llamados: Shem, Jam y Yafet. Dios vio que toda carne en la tierra se había vuelto corrupta y sin ley.

La primera porción cerrada (setumá) termina aquí.

En la continuación de la lectura, Dios le dijo a Noaj que Él había decidido traer un diluvio para destruir toda carne. Entonces, Dios le ordenó a Noaj que se hiciera un arca de madera de Gofer y que la cubriera con brea por dentro y por fuera. El arca debía tener 300 codos de largo, 50 codos de ancho y 30 codos de alto. Debía tener una abertura para la luz del día cerca de la parte superior, una entrada lateral y tres cubiertas. Dios le dijo a Noaj (Noé ) que Él establecería un pacto con Noaj, y que él, sus hijos, su esposa, las esposas de sus hijos y dos de cada tipo de bestia - macho y hembra - sobrevivirían en el Arca.

Noaj hizo todo lo que Dios le había ordenado.

La Primera lectura o Aliyá termina aquí con el final del capítulo 6.


LA LECTURA 1 

Estas son las generaciones de Noé: Noé, varón justo, perfecto fué en sus generaciones; con Dios caminó Noé. 10 Y engendró Noé tres hijos: á Shem, á Jam, y á Yafet.

11 Y se corrompió la tierra delante de Dios, y estaba la tierra llena de violencia y  (llena de Hamás) robo. 12 Y miró Dios la tierra, y he aquí que estaba corrompida; porque toda carne había corrompido su camino sobre la tierra.

13 Y dijo Dios á Noé: El fin de toda carne ha venido delante de mí; porque la tierra está llena de violencia á causa de ellos; y he aquí que yo los destruiré con la tierra. 14 Hazte un arca de madera de Gofer: harás aposentos en el arca y la embetunarás con brea por dentro y por fuera. 15 Y de esta manera la harás: de trescientos codos la longitud del arca, de cincuenta codos su anchura, y de treinta codos su altura. 16 Una ventana harás al arca, y la acabarás á un codo de elevación por la parte de arriba: y pondrás la puerta del arca á su lado; y le harás piso bajo, segundo y tercero.

17 Y yo, he aquí que yo traigo un diluvio de aguas sobre la tierra, para destruir toda carne en que haya espíritu de vida debajo del cielo; todo lo que hay en la tierra morirá. 18 Mas estableceré mi pacto contigo, y entrarás en el arca tú, y tus hijos y tu mujer, y las mujeres de tus hijos contigo. 19 Y de todo lo que vive, de toda carne, dos de cada especie meterás en el arca, para que tengan vida contigo; macho y hembra serán. 20 De las aves según su especie, y de las bestias según su especie, de todo reptil de la tierra según su especie, dos de cada especie entrarán contigo para que hayan vida. 21 Y toma contigo de toda vianda que se come, y allégala á ti; servirá de alimento para ti y para ellos. 22 Y lo hizo así Noé; hizo conforme á todo lo que Dios le mandó.


La Tablilla del diluvio de la epopeya de Guilgamesh

GÉNESIS CAPÍTULO 7:1-24

La Segunda lectura: Génesis 7: 1–16


Pre-Lectura 2

En la segunda lectura o aliyá, en el capítulo 7, siete días antes del Diluvio, Dios le dijo a Noé que entrara en el Arca con la gente de su casa y que tomara siete pares de cada animal ritualmente limpio y de cada ave, y dos pares de cualquier otro animal, para mantener viva su especie. Cuando Noé tenía 600 años, vino el Diluvio, y ese mismo día, Noé, su familia y las bestias entraron en el Arca, y Dios lo encerró.

La segunda lectura (aliyá) termina aquí.


LECTURA 2

1 Y el Eterno dijo á Noé: Entra tú y toda tu casa en el arca porque á ti he visto justo delante de mí en esta generación. 2 De todo animal limpio te tomarás de siete en siete, macho y su hembra; mas de los animales que no son limpios, dos, macho y su hembra. 3 También de las aves de los cielos de siete en siete, macho y hembra; para guardar en vida la casta sobre la faz de toda la tierra. 4 Porque pasados aún siete días, yo haré llover sobre la tierra cuarenta días y cuarenta noches; y raeré toda sustancia que hice de sobre la faz de la tierra. 5 E hizo Noé conforme á todo lo que le mandó el Eterno.

6 Y siendo Noé de seiscientos años, el diluvio de las aguas fué sobre la tierra. 7 Y vino Noé, y sus hijos, y su mujer, y las mujeres de sus hijos con él al arca, por las aguas del diluvio. 8 De los animales limpios, y de los animales que no eran limpios, y de las aves, y de todo lo que anda arrastrando sobre la tierra, 9 De dos en dos entraron á Noé en el arca: macho y hembra, como mandó Dios á Noé. 10 Y sucedió que al séptimo día las aguas del diluvio fueron sobre la tierra. 11 El año seiscientos de la vida de Noé, en el mes segundo á diecisiete días del mes, aquel día fueron rotas todas las fuentes del grande abismo, y las cataratas de los cielos fueron abiertas; 12 Y hubo lluvia sobre la tierra cuarenta días y cuarenta noches.

13 En este mismo día entró Noé, y Shem, y Jam y Yafet, hijos de Noé, la mujer de Noé, y las tres mujeres de sus hijos con él en el arca; 14 Ellos y todos los animales silvestres según sus especies, y todos los animales mansos según sus especies, y todo reptil que anda arrastrando sobre la tierra según su especie, y toda ave según su especie, todo pájaro, toda especie de volátil. 15 Y vinieron á Noé al arca, de dos en dos de toda carne en que había espíritu de vida. 16 Y los que vinieron, macho y hembra de toda carne vinieron, como le había mandado Dios: y el Eterno le cerró la puerta.

Escena del Diluvio (ilustración de Gustavo Doré de la Biblia de La Sainte de 1865)

La Tercera Lectura: Génesis 7: 17–8: 14

Pre-Lectura 3

En la tercera lectura o aliyá, las lluvias cayeron por 40 días y 40 noches, las aguas crecieron 15 codos por encima de las montañas más altas, y toda carne con el más mínimo aliento de vida murió, excepto Noé y los que estaban con él en el Arca. Cuando las aguas habían aumentado 150 días, Dios se acordó de Noé y de las bestias, y Dios hizo que soplara un viento y las aguas retrocedieran constantemente de la tierra, y el Arca se detuvo en las montañas de Ararat. Al cabo de 40 días, Noé abrió la ventana y envió un cuervo, que iba y venía. Luego envió una paloma para ver si las aguas habían disminuido del suelo, pero la paloma no pudo encontrar un lugar de descanso y regresó al Arca.

Esperó otros siete días y volvió a enviar la paloma, y ​​la paloma regresó hacia el atardecer con una hoja de olivo.

Esperó otros siete días y envió la paloma, que no regresó. Cuando Noé quitó la cubierta del arca, vio que la tierra se había secado.

La tercera lectura (aliyá) y una porción cerrada (setumá) terminan aquí.


LA LECTURA 3

17 Y empezó el diluvio por cuarenta días sobre la tierra; y las aguas crecieron, y alzaron el arca, y se elevó sobre la tierra. 18 Y prevalecieron las aguas, y crecieron en gran manera sobre la tierra; y andaba el arca sobre la faz de las aguas. 19Y las aguas prevalecieron mucho en extremo sobre la tierra; y todos los montes altos que había debajo de todos los cielos, fueron cubiertos. 20 Quince codos en alto prevalecieron las aguas; y fueron cubiertos los montes. 21 Y murió toda carne que se mueve sobre la tierra, así de aves como de ganados, y de bestias, y de todo reptil que anda arrastrando sobre la tierra, y todo hombre: Todo lo que tenía aliento de espíritu de vida en sus narices, de todo lo que había en la tierra, murió. 23 Así fué destruída toda sustancia que vivía sobre la faz de la tierra, desde el hombre hasta la bestia, y los reptiles, y las aves del cielo; y fueron raídos de la tierra; y quedó solamente Noé, y lo que con él estaba en el arca. 24 Y prevalecieron las aguas sobre la tierra ciento y cincuenta días.

GÉNESIS CAPÍTULO 8:1-22

1 Y ACORDOSE Dios de Noé, y de todos los animales, y de todas las bestias que estaban con él en el arca; é hizo pasar Dios un viento sobre la tierra, y disminuyeron las aguas. 2Y se cerraron las fuentes del abismo, y las cataratas de los cielos; y la lluvia de los cielos fue detenida. 3 Y se tornaron las aguas de sobre la tierra, yendo y volviendo: y decrecieron las aguas al cabo de ciento y cincuenta días. 4 Y reposó el arca en el mes séptimo (Mes de Tishrei), á los diecisiete días del mes (Segundo día de Sucot), sobre los montes de Armenia (Ararat). 5 Y las aguas fueron decreciendo hasta el mes décimo (Mes de Tevet): en el décimo, al primero del mes, se descubrieron las cimas de los montes.

6 Y sucedió que, al cabo de cuarenta días, abrió Noé la ventana del arca que había hecho, 7 Y envió al cuervo, el cual salió, y estuvo yendo y tornando hasta que las aguas se secaron de sobre la tierra. 8 Envió también de sí á la paloma, para ver si las aguas se habían retirado de sobre la faz de la tierra; 9 Y no halló la paloma donde sentar la planta de su pie, y se volvió á él al arca, porque las aguas estaban aún sobre la faz de toda la tierra: entonces él extendió su mano y cogiéndola, la hizo entrar consigo en el arca. 10 Y esperó aún otros siete días, y volvió á enviar la paloma fuera del arca. 11 Y la paloma volvió á él á la hora de la tarde: y he aquí que traía una hoja de oliva tomada en su pico: y entendió Noé que las aguas se habían retirado de sobre la tierra. 12 Y esperó aún otros siete días, y envió la paloma, la cual no volvió ya más á él.

13 Y sucedió que en el año seiscientos y uno de Noé, en el mes primero, al primero del mes, las aguas se enjugaron de sobre la tierra y quitó Noé la cubierta del arca, y miró, y he aquí que la faz de la tierra estaba enjuta. 14Y en el mes segundo, á los veintisiete días del mes, se secó la tierra. 

Un Paisaje mostrando el Korbán Todá (ofrenda de agradecimiento) de Noé (Pintura hecha en 1803 por Joseph Anton Koch)

Cuarta lectura: Génesis 8: 15–9: 7


Pre-Lectura 4


En la cuarta lectura o Aliyá, Dios le dijo a Noé que saliera del Arca con su familia y liberara a los animales. Entonces Noé construyó un altar a Dios y ofreció un Korbán Todá de todo animal ritualmente limpio y de toda ave limpia. Dios olió el agradable olor y juró no volver a condenar la tierra a causa del hombre, ya que las imaginaciones del hombre son malas desde su juventud, pero Dios preservaría las estaciones mientras la tierra perdurara. Dios bendijo a Noé ya sus hijos para que fueran fecundos y crecieran, y puso el temor de ellos en todas las bestias que Dios entregó en sus manos para comer. Dios prohibió comer carne con su sangre vital en ella. Dios requeriría un cálculo de la sangre vital de cada hombre y de cada animal, y quien derramara la sangre del hombre, su sangre sería derramada por el hombre, porque a la imagen de Dios hizo Dios al hombre. Dios les dijo que fueran fértiles y crecieran.

La cuarta lectura (aliyá) y una porción cerrada (Setumá) terminan aquí.


LA LECTURA 4

15 Y habló Dios á Noé diciendo: 16 Sal del arca tú, y tu mujer, y tus hijos, y las mujeres de tus hijos contigo. 17 Todos los animales que están contigo de toda carne, de aves y de bestias y de todo reptil que anda arrastrando sobre la tierra, sacarás contigo; y vayan por la tierra, y fructifiquen, y multiplíquense sobre la tierra. 18 Entonces salió Noé, y sus hijos, y su mujer, y las mujeres de sus hijos con él. 19 Todos los animales, y todo reptil y toda ave, todo lo que se mueve sobre la tierra según sus especies, salieron del arca.

20 Y edificó Noé un altar á el Eterno y tomó de todo animal limpio y de toda ave limpia, y ofreció holocausto en el altar. 21 Y percibió el Eterno olor de suavidad; y dijo el Eterno en su corazón: No tornaré más á maldecir la tierra por causa del hombre; porque el intento del corazón del hombre es malo desde su juventud: ni volveré más á destruir todo viviente, como he hecho.

22 Todavía serán todos los tiempos de la tierra; la Shementera y la siega, y el frío y calor, verano é invierno, y día y noche, no cesarán.

GÉNESIS CAPÍTULO 9:1-29

1 Y BENDIJO Dios á Noé y á sus hijos, y les dijo: Fructificad, y multiplicad, y henchid la tierra: 2 Y vuestro temor y vuestro pavor será sobre todo animal de la tierra, y sobre toda ave de los cielos, en todo lo que se moverá en la tierra, y en todos los peces del mar: en vuestra mano son entregados. 3 Todo lo que se mueve y vive, os será para mantenimiento: así como las legumbres y hierbas, os lo he dado todo. 4 Empero carne con su vida, que es su sangre, no comeréis. 5 Porque ciertamente demandaré la sangre de vuestras vidas; de mano de todo animal la demandaré, y de mano del hombre; de mano del varón su hermano demandaré la vida del hombre.

6 El que derramare sangre del hombre, por el hombre su sangre será derramada; porque á imagen de Dios es hecho el hombre.  7 Mas vosotros fructificad, y multiplicaos; procread abundantemente en la tierra, y multiplicaos en ella.  


El regreso de la paloma al arca (Una Pintura de 1851 de John Everett Millais)

Quinta Lectura: Génesis 9: 8–17

Pre-Lectura 5

En la quinta lectura (aliyá), Dios hizo un pacto con Noé, sus hijos y todo ser viviente que nunca más un diluvio destruiría la tierra. Dios puso el arco iris en las nubes como señal del pacto de Dios con la tierra, de modo que cuando el arco apareciera en las nubes, Dios recordaría el pacto de Dios y las aguas nunca más se inundarían para destruir toda carne.

La quinta lectura (aliyá) y la primera parte abierta (Petujá) terminan aquí.


LA LECTURA 5

8 Y habló Dios á Noé y á sus hijos con él, diciendo: 9 Yo, he aquí que yo establezco mi pacto con vosotros, y con vuestra simiente después de vosotros; 10 Y con toda alma viviente que está con vosotros, de aves, de animales, y de toda bestia de la tierra que está con vosotros; desde todos los que salieron del arca hasta todo animal de la tierra. 

11 Estableceré mi pacto con vosotros, y no fenecerá ya más toda carne con aguas de diluvio; ni habrá más diluvio para destruir la tierra. 12Y dijo Dios: Esta será la señal del pacto que yo establezco entre mí y vosotros y toda alma viviente que está con vosotros, por siglos perpetuos: 13 Mi arco pondré en las nubes, el cual será por señal de convenio entre mí y la tierra. 14 Y será que cuando haré venir nubes sobre la tierra, se dejará ver entonces mi arco en las nubes. 15 Y acordarme he del pacto mío, que hay entre mí y vosotros y toda alma viviente de toda carne; y no serán más las aguas por diluvio para destruir toda carne. 16 Y estará el arco en las nubes, y verlo he para acordarme del pacto perpetuo entre Dios y toda alma viviente, con toda carne que hay sobre la tierra. 17 Dijo, pues, Dios á Noé: Esta será la señal del pacto que he establecido entre mí y toda carne que está sobre la tierra.

Noé maldiciendo a Canaán (ilustración de Gustave Doré de la Biblia de La Sainte de 1865) 


Sexta lectura: Génesis 9: 18–10: 32

Pre-Lectura 6
En la sexta lectura ( aliyá), Noé se convirtió en el primero en plantar una viña después del Diluvio, y bebió hasta emborracharse y quedó descubierto dentro de su tienda. Jam, el padre de Canaán, vio la desnudez de su padre y se lo contó a sus dos hermanos.  Shem y Yafet colocaron un paño sobre sus espaldas y, caminando hacia atrás, cubrieron a su padre, sin ver la desnudez de su padre.  Cuando Noé se despertó y se enteró de lo que Jam le había hecho, maldijo a Canaán, el hijo de Jam, para que se convirtiera en el más bajo de los esclavos de Yafet y Shem, oró para que Dios agrandara a Yafet y bendijera al Dios de Shem.  Noé vivió hasta la edad de 950 años y luego murió.

La segunda porción abierta (Petujá) termina aquí.

La dispersión de los descendientes de Shem, Jam y Yafet (mapa del Libro de texto histórico de 1854 y Atlas de geografía bíblica)

 A medida que la lectura continúa, el capítulo 10 presenta a los descendientes de Shem, Jam y Yafet, de quienes se ramificaron las naciones sobre la tierra después del Diluvio.  Entre los descendientes de Yafet estaban las naciones marítimas. El hijo de Jam, Cush, tuvo un hijo llamado Nimrod, quien se convirtió en el primer hombre poderoso en la tierra, un poderoso cazador, el fue rey en Babilonia y la tierra de Shinar. De allí Ashur fue y construyó la ciudad de Nínive. Mizraim, el hijo de Jam, tuvo hijos de los cuales vinieron los Caftorim (Los Filisteos). 

Una porción cerrada (סתומה, setumah) termina aquí. 

 En la continuación de la lectura, los descendientes de Canaán (Sidón, Jet, los Jebuseos, los Amorreos, los Guergueseos, los Heveos, los Arkitas, los Sinitas (los Chinos), los Arvaditas, los Zemaritas y los Hamatitas) se extendieron desde Sidón hasta Guerar.  , cerca de Gaza y hasta Sodoma y Gomorra. 

Otra porción cerrada (סתומה, setumá) termina aquí.

La continuación de la lectura presenta a los descendientes de Shem, entre los que se encuentra Heber. 

La sexta lectura (aliyá) y la tercera parte abierta (Petujá) terminan aquí con el final del capítulo 10.

LA LECTURA 6

18 Y los hijos de Noé que salieron del arca fueron Shem, Jam y Yafet: y Jam es el padre de Canaán. 19 Estos tres son los hijos de Noé; y de ellos fué llena toda la tierra.

20 Y comenzó Noé á labrar la tierra, y plantó una viña: 21 Y bebió del vino, y se embriagó, y estaba descubierto en medio de su tienda. 22 Y Jam, padre de Canaán, vió la desnudez de su padre, y díjolo á sus dos hermanos á la parte de afuera. 23 Entonces Shem y Yafet tomaron la ropa, y la pusieron sobre sus propios hombros, y andando hacia atrás, cubrieron la desnudez de su padre teniendo vueltos sus rostros, y así no vieron la desnudez de su padre. 24 Y despertó Noé de su vino, y supo lo que había hecho con él su hijo el más joven;

25 Y dijo: Maldito sea Canaán; Siero de siervos será á sus hermanos. 26 Dijo más: Bendito el Eterno el Dios de Shem, Y séale Canaán siervo. 27 Engrandezca Dios á Yafet, Y habite en las tiendas de Shem, Y séale Canaán siervo. 28 Y vivió Noé después del diluvio trescientos y cincuenta años. 29 Y fueron todos los días de Noé novecientos y cincuenta años; y murió. 

GÉNESIS CAPÍTULO 10:1-32

1 ESTAS son las generaciones de los hijos de Noé (Noaj): Shem, Jâm y Yafet, á los cuales nacieron hijos después del diluvio.

2 Los hijos de Yafet: Gomer, y Magog, y Madai, y Javán, y Tubal, y Meshej, y Tiras. 3 Y los hijos de Gomer: Ashkenaz, y Rifat, y Togorma. 4 Y los hijos de Javán: Elisa, y Tarsis, Kittim, y Dodanim. 5Por éstos fueron repartidas las islas de las gentes en sus tierras, cada cual según su lengua, conforme á sus familias en sus naciones.

6 Los hijos de Jam: Cush, y Mizraim, y Phut, y Canaán. 7 Y los hijos de Cush: Seba, Havila, y Sabta, y Raama, y Sabteja. Y los hijos de Raama: Sheba y Dedán. 8Y Cush engendró á Nimrod, éste comenzó á ser poderoso en la tierra. 9 Este fué vigoroso cazador delante del Eterno; por lo cual se dice: Así como Nimrod, vigoroso cazador delante del Eterno. 10 Y fué la cabecera de su reino Babel, y Erech, y Accad, y Calneh, en la tierra de Shinar. 11 De aquesta tierra salió Assur, y edificó á Nínive, y á Rehoboth, y á Calah, 12 Y á Ressen entre Nínive y Calah; la cual es ciudad grande. 13 Y Mizraim engendró á Ludim, y á Anamim, y á Lehabim, y á Naphtuhim, 14 Y á Pathrusim, y á Casluim de donde salieron los Filisteos, y á Caftorim.

15 Y Canaán engendró á Sidón, su primogénito y á Heth, 16 Y al Jebuseo, y al Amorrheo, y al Gergeseo, 17 Y al Heveo, y al Araceo, y al Sineo, 18 Y al Aradio, y al Samareo, y al Amatheo: y después se derramaron las familias de los Cananeos. 19 Y fué el término de los Cananeos desde Sidón, viniendo á Gerar hasta Gaza, hasta entrar en Sodoma y Gomorra, Adma, y Zeboim hasta Lasa. 20 Estos son los hijos de Jam por sus familias, por sus lenguas, en sus tierras, en sus naciones.

21 También le nacieron hijos á Shem, padre de todos los hijos de Heber, y hermano mayor de Yafet. 22 Y los hijos de Shem: Elam, y Assur, y Arfaxad, y Lud, y Aram. 23 Y los hijos de Aram: Uz, y Hul, y Gether, y Mas. 24 Y Arfaxad engendró á Sala, y Sala engendró á Heber. 25 Y á Heber nacieron dos hijos: el nombre de uno fue Peleg, porque en sus días fué repartida la tierra; y el nombre de su hermano, Joctán. 26 Y Joctán engendró á Almodad, y á Shelef, y Hazarmaveth, y á Jera, 27 Y á Hadoram, y á Uzal, y á Dicla, 28 Y á Obal, y á Abimael, y á Seba, 29 Y á Ophir, y á Havila, y á Jobad: todos éstos fueron hijos de Joctán. 30 Y fué su habitación desde Mesa viniendo de Sephar, monte á la parte del oriente. 31 Estos fueron los hijos de Shem por sus familias, por sus lenguas, en sus tierras, en sus naciones.

32 Estas son las familias de Noé por sus descendencias, en sus naciones; y de éstos fueron divididas las gentes en la tierra después del diluvio.


La Torre de Babel (pintura de 1563 de Pieter Bruegel)

GÉNESIS CAPÍTULO 11:1-31

Séptima lectura: Génesis 11: 1–32


Pre-Lectura 7

En la séptima lectura o Aliyá, en el capítulo 11, todos en la tierra hablaban el mismo idioma. Cuando la gente emigró del este, se estableció en la tierra de Shinar. La gente de allí buscaba hacer ladrillos y construir una ciudad y una torre con su cima que llegara hasta el cielo, para hacerse un nombre, para que no se esparcieran por el mundo. Dios bajó para mirar la ciudad y la torre, y comentó que, como un solo pueblo con un solo idioma, nada de lo que buscaban estaría fuera de su alcance. Dios descendió y confundió su habla, de modo que no se entendían entre sí, y los esparció por la faz de la tierra, y dejaron de edificar la ciudad. Por eso la ciudad se llamó Babel.

La cuarta porción abierta (Petujá) termina aquí.

La continuación de la lectura presenta a los descendientes de Shem.

Ocho divisiones de porción cerrada (setumá) separan a cada generación.

A medida que continúa la lectura, ocho generaciones después de Shem, Taré tuvo tres hijos: Abram (que se convertiría en Abraham), Nacor y Harán. Jarán tuvo un hijo llamado Lot y dos hijas una llamada Milca y la otra Yisca, y luego murió en en la ciudad de Ur de los Caldeos, él murió antes que su padre Teraj (Taré).




LA LECTURA 7
1 ERA entonces toda la tierra de una lengua y unas mismas palabras. 2 Y aconteció que, como se partieron de oriente, hallaron una vega en la tierra de Shinar, y asentaron allí. 3 Y dijeron los unos á los otros: Vaya, hagamos ladrillo y cozámoslo con fuego. Y les fué el ladrillo en lugar de piedra, y el betún en lugar de mezcla. 4 Y dijeron: Vamos, edifiquémonos una ciudad y una torre, cuya cúspide llegue al cielo; y hagámonos un nombre, por si fuéremos esparcidos sobre la faz de toda la tierra. 5 Y descendió el Eterno para ver la ciudad y la torre que edificaban los hijos de los hombres. 6Y dijo el Eterno: He aquí el pueblo es uno, y todos éstos tienen un lenguaje: y han comenzado á obrar, y nada les retraerá ahora de lo que han pensando hacer. 7 Ahora pues, descendamos, y confundamos allí sus lenguas, para que ninguno entienda el habla de su compañero. 8 Así los esparció el Eterno desde allí sobre la faz de toda la tierra, y dejaron de edificar la ciudad. 9 Por esto fué llamado el nombre de ella Babel, porque allí confudió el Eterno el lenguaje de toda la tierra, y desde allí los esparció sobre la faz de toda la tierra.

10 Estas son las generaciones de Shem: Shem, de edad de cien años, engendró á Arfaxad, dos años después del diluvio. 11 Y vivió Shem, después que engendró á Arfaxad quinientos años, y engendró hijos é hijas.

12 Y Arfaxad vivió treinta y cinco años, y engendró á Sala. 13 Y vivió Arfaxad, después que engendró á Sala, cuatrocientos y tres años, y engendró hijos é hijas. 14 Y vivió Sala treinta años, y engendró á Heber. 15 Y vivió Sala, después que engendró á Heber, cuatrocientos y tres años, y engendró hijos é hijas. 16 Y vivió Heber treinta y cuatro años, y engendró á Peleg. 17 Y vivió Heber, después que engendró á Peleg, cuatrocientos y treinta años, y engendró hijos é hijas. 18 Y vivió Peleg, treinta años, y engendró á Reu. 19 Y vivió Peleg, después que engendró á Reu, doscientos y nueve años, y engendró hijos é hijas. 20 Y Reu vivió treinta y dos años, y engendró á Serug. 21 Y vivió Reu, después que engendró á Serug, doscientos y siete años, y engendró hijos é hijas. 22 Y vivió Serug treinta años, y engendró á Najor. 23 Y vivió Serug, después que engendró á Najor, doscientos años, y engendró hijos é hijas. 24 Y vivió Najor veintinueve años, y engendró á Thera. 25 Y vivió Najor, después que engendró á Thera, ciento diecinueve años, y engendró hijos é hijas.

26 Y vivió Thera setenta años, y engendró á Abram, y á Najor, y á Harán. 27 Estas son las generaciones de Thera: Thera engendró á Abram, y á Najor, y á Harán; y Harán engendró á Lot. 28 Y murió Harán antes que su padre Thera en la tierra de su naturaleza, en Ur de los Caldeos. 29 Y tomaron Abram y su hermano Najor para sí mujeres: el nombre de la mujer de Abram era Sarai, y el nombre de la mujer de Najor, Milca, hija de Harán, padre de Milca y de Isca. 30 Mas Sarai era estéril, y no tenía hijo.

31 Y tomó Thera á Abram su hijo, y á Lot hijo de Harán, hijo de su hijo, y á Sarai su nuera, mujer de Abram su hijo: y salió con ellos de Ur de los Caldeos, para irse á la tierra de Canaán: y vinieron hasta Harán, y se asentaron allí. 32 Y fueron los días de Thera doscientos y cinco años; y murió Thera en Harán.



MAFTIR  - BERESHIT 11:29-32


Pre-Lectura del Maftir

En la lectura de maftir que concluye la parashá, Abram se casó con Sarai, la cual es Yisca y Nacor se casó con Milca la otra hija de Jarán, Sarai, la esposa de Abram era estéril. Taré tomó a Abram, Sarai y Lot y partieron juntos de Ur, con la intención de llegar hasta la tierra de Canaán, pero cuando llegaron a la ciudad de Jarán, se establecieron allí y allí murió Taré. La séptima lectura (aliyá),

la quinta parte abierta (Petujá), el capítulo 11 y la parashá terminan aquí.

LA LECTURA MAFTIR
29 Y tomaron Abram y su hermano Najor para sí mujeres: el nombre de la mujer de Abram era Sarai, y el nombre de la mujer de Najor, Milca, hija de Harán, padre de Milca y de Isca. 30 Mas Sarai era estéril, y no tenía hijo. 31 Y tomó Thera á Abram su hijo, y á Lot hijo de Harán, hijo de su hijo, y á Sarai su nuera, mujer de Abram su hijo: y salió con ellos de Ur de los Caldeos, para irse á la tierra de Canaán: y vinieron hasta Harán, y se asentaron allí. 32 Y fueron los días de Thera doscientos y cinco años; y murió Thera en Harán.

BENDICIONES PARA DESPUÉS DE LEER LA TORÁ

Después de leer o estudiar la Torá hay que acostumbrarse a bendecir el Eterno (Hashem)

EN HEBREO
¡Barúj Atáh Adonai (Eterno), Eloheinu Meléj HaOlám, Asher Natán Lanú Et Torató. Torát Emét, Vejayei Olám Natá Betojeiunu. Barúj Atáh Adonai (Eterno), Notén HaTorá!

EN ESPAÑOL

¡Bendito Eres Tú Eterno, Elohim Nuestro y Rey del universo, que nos ha entregado Su Torá, una Torá de Verdad, y que ha implantado en nuestro interior la vida eterna. Bendito Eres Tú Adonai (Eterno), dador de la Torá!



Isaías 54:1-55:5

La Haftará para los Judíos Askenazíes, los Yemenitas y los Mizrajíes está en Isaías 54: 1–55: 5. Para  los Judíos Sefardíes es Isaías 55: 1–10 y para algunas comunidades Yemenitas es Isaías 54: 1–55: 3; para los Judíos Italianos es Isaías 54: 1–55: 5 - Para Frankfurt am Main y Jabad de Lubavitch es Isaías 54: 1–10

CONEXION CON LA PARASHA

Tanto la Parashá como la Haftará cuentan el poder del Pacto de Dios. Tanto la parashá como la Haftará informan que el pacto de Dios con Noé asegura que nunca Jamás destruirá Dios la tierra por inundación. En la Parashá y en la Haftará, Dios confiesa su ira ante la transgresión humana. A raíz del castigo de Dios, Génesis 9: 11,15, Isaías 54:10 y 55: 3 usan las palabras "no ... más" (lo 'od). La "justicia" de los hijos de Israel en Isaías 54:14 hace eco de que Noé es "justo" en su época en Génesis 6: 9.

BENDICIÓN PARA LA HAFTARÁ



Antes de leer la Haftará también, el lector o el estudiante ha de decir esta bendición:


EN HEBREO

¡Barúj Atáh Adonai (Eterno) Eloheinu Meléj HaOlám Asher Bájar Bin-vi-ím Tovím Ve-Ratzá Ve-Divreijem Ha-ne-Emarim Ve-Emét! ¡Barúj Atáh Adonai (Eterno) Ha-Bojer Ba-Torá Uv-Moshé Avdó Uv-Yisra’el Amó U-ninviei Ha-Emét Va-Tsedék!

EN ESPAÑOL

¡Bendito Eres Tú Adonai (Eterno), Elohim Nuestro, Rey del Universo, que escogiste Buenos Profetas y te complaciste con sus palabras que fueron pronunciadas con Verdad! ¡Bendito Eres Tú Adonai (Eterno), que escogiste la Torá y a Moshé tu Siervo, y a Israel Tu Pueblo, y a Los Profetas de Verdad y Justicia!




[ISAÍAS 54:1 -55:5] ALÉGRATE, oh Mujer estéril, Tú, la que no paría; levanta canción, y da voces de júbilo, Tú, la que ya nunca más estuvo de parto: He aquí que más serán los hijos de la mujer abandonada que los de la que permaneció casada, ha dicho el Eterno.

Ensancha el sitio de tu cabaña, y las cortinas de tus tiendas sean extendidas; no seas escasa; alarga tus cuerdas, y fortifica tus estacas. Porque á la mano derecha y á la mano izquierda has de crecer; y tu simiente heredará gentes, y habitarán las ciudades asoladas. No temas, que no serás avergonzada; y no te avergüences, que no serás afrentada: antes, te olvidarás de la vergüenza de tu mocedad, y de la afrenta de tu viudez no tendrás más memoria. Porque tu marido es tu Hacedor; el Eterno de los ejércitos es su nombre: y tu redentor, el Santo de Israel; Dios de toda la tierra será llamado. Porque como á mujer dejada y triste de espíritu te llamó el Eterno, y como á mujer moza que es repudiada, dijo el Dios tuyo. Por un pequeño momento te dejé; mas te recogeré con grandes misericordias.

Con un poco de ira escondí mi rostro de ti por un momento; mas con misericordia eterna tendré compasión de ti, dijo tu Redentor el Eterno. Porque esto me será como las aguas de Noé; que juré que nunca más las aguas de Noé pasarían sobre la tierra; así he jurado que no me enojaré contra ti, ni te reñiré. Porque los montes se moverán, y los collados temblarán; mas no se apartará de ti mi misericordia, ni el pacto de mi paz vacilará, dijo el Eterno, el que tiene misericordia de ti.

Pobrecita, fatigada con tempestad, sin consuelo; he aquí que yo cimentaré tus piedras sobre carbunclo, y sobre zafiros te fundaré. Tus ventanas pondré de piedras preciosas, tus puertas de piedras de carbunclo, y todo tu término de piedras de buen gusto. Y todos tus hijos serán enseñados del Eterno; y multiplicará la paz de tus hijos. Con justicia serás adornada; estarás lejos de opresión, porque no temerás; y de temor, porque no se acercará á ti. Si alguno conspirare contra ti, será sin mí: el que contra ti conspirare, delante de ti caerá. He aquí que yo crié al herrero que sopla las ascuas en el fuego, y que saca la herramienta para su obra; y yo he criado al destruidor para destruir.

Toda herramienta que fuere fabricada contra ti, no prosperará; y tú condenarás toda lengua que se levantare contra ti en juicio. Esta es la heredad de los siervos del Eterno, y su justicia de por mí, dijo el Eterno. [ISAÍAS 55: 1 -5] A TODOS los sedientos: Venid á las aguas; y los que no tienen dinero, venid, comprad, y comed. Venid, comprad, sin dinero y sin precio, vino y leche. 2 ¿Por qué gastáis el dinero no en pan, y vuestro trabajo no en hartura? Oidme atentamente, y comed del bien, y se  deleitará vuestra alma con grosura. 3 Inclinad vuestros oídos, y venid á mí; oid, y vivirá vuestra alma; y haré con vosotros pacto eterno, las misericordias firmes á David. 4 He aquí, que yo lo dí por testigo á los pueblos, por jefe y por maestro á las naciones. 5 He aquí, llamarás á gente que no conociste, y gentes que no te conocieron correrán á ti; por causa del Eterno tu Dios, y del Santo de Israel que te ha honrado.


BENDICIÓN PARA DESPUÉS DE LA HAFTARÁ



Después de leer la Haftará, el lector o estudiante de la Haftará debe recitar la siguiente bendición:

En Hebreo
¡Barúj Atáh Adonai, Eloheinu Meléj Ha-Olám, Tsur Kol Ha-Olamím Tsadík VeKól Ha-dorot Ha-Él Ha-ne’emán Ha-Omer Ve-osé Ha-medaber U-Makiyem Shekol Devarav Emét Ve-Tsedék Ne’emán Atáh Adonai Eloheinu Ve-ne’enamím Devareja Ve-Davar Ejád Mi-devareija Ajor Yashuv Reikam Ki El Meléj Ne’eman Ve-Rajamán Atáh! ¡Barúj Atáh Adonai Ha-Él Ha-ne’eman VeKol Devarav!


En Español
¡Bendito eres Tú, Adonai (Eterno), eres el Elohim Nuestro, el Rey del Universo, la Roca de las eternidades, el Justo en todas las generaciones, el Elohim (D.ios) Fiel, que Dice y Hace, que Habla y Cumple, Cuyas Palabras son Verdaderas. Fiel eres Tú Adonai (Eterno) nuestro Elohim y Tus Palabras son Fieles. Ni una sola de Tus Palabras se vuelve sin cumplirse, porque Tú, oh Elohim, Eres Rey Fiel y Compasivo! ¡Bendito Eres Tú, Adonai (Eterno, Elohai Eres Fiel en todas Tus Palabras!


Korbán Todá de Noaj después del Diluvio


.

Respuestas a las preguntas de esta Semana 


Todas las referencias son a los versículos y a los comentarios de Rashi sobre este tema, a menos que se indique lo contrario

1) ¿Qué pecado en particular selló el destino de la generación del diluvio? Génesis 6:13 - Robo.

2) ¿Por qué el Eterno le dijo a Noaj que construyera un arca, en lugar de salvarlo por algún otro método? Génesis 6:14 - Para que la gente vea a Noaj construyendo el arca y le preguntara lo que estaba haciendo. Noaj les respondiera: "El Eterno está trayendo un diluvio", podría alentar a algunas personas a arrepentirse.

3) El arca tenía tres niveles. ¿Qué función cumplió cada nivel? Génesis 6:16 - El nivel superior albergaba a las personas, el nivel medio albergaba a los animales, y el nivel inferior, los desechos.

4) ¿Qué indicación tenemos de que Noaj estaba familiarizado con la Torá? Génesis 7: 2 - el Eterno le dijo que tomara en el arca siete de cada animal tipo kasher y dos de cada tipo no kasher. "Kasher" y "no kasher" son conceptos de la Torá.

5) ¿Por qué el Eterno pospuso traer la inundación o diluvio durante siete días? Génesis 7: 4 - Permitir siete días para llorar la muerte de Metushelaj.

6) ¿Por qué las primeras aguas del diluvio cayeron como lluvia ligera? Génesis 7:12 - Para dar le a la generación la oportunidad de arrepentirse.

7 ¿Qué decía la gente que amenazaba a Noaj y qué hizo el Eterno para protegerlo? Génesis 7: 13,15 - La gente decía: "Si lo vemos entrar al arca, ¡lo aplastaremos!" el Eterno lo rodeó de osos y leones para matar a los atacantes.

8 ¿Qué grupo de criaturas escapó del castigo del diluvio? Génesis 7:22 - Los peces.

9) ¿Cuán profundo estaba el arca sumergida en el agua? Génesis 8: 4 - Once amot.

10) ¿Qué simbolizaba la rama de olivo? Génesis 8:11 - Nada. Era una hoja, no una rama. (La hoja de olivo simboliza que es mejor comer alimentos "amargos como una aceituna", pero que provienen directamente de el Eterno, en lugar de alimentos dulces proporcionados por los humanos).

11) ¿Cuánto duró el castigo del diluvio? Génesis 8:14 - Un año solar completo.

12) ¿Cuántos días adicionales tiene el año solar en comparación al año lunar? Génesis 8:14 - Once días.

13) ¿Cuándo recibieron los seres humanos permiso para comer carne? Génesis 9: 3 - Después del diluvio.

14) ¿Qué prohibición se dio junto con el permiso para comer carne? Génesis 9: 4 - La prohibición de comer un miembro cortado de un animal vivo.

15) ¿Por qué la orden de "ser fructífero y multiplicarse" sigue directamente la prohibición de asesinato? Génesis 9: 7 - Para igualar a quien deliberadamente se abstiene de tener hijos con alguien que comete asesinato.

16) Nombra dos generaciones en las que el arcoíris nunca apareció. Génesis 9:12 - La generación del Rey Jizkiyahu y la generación de Shimon bar Yochai.

17 ¿Por qué Noaj maldijo a Canaán específicamente? Da dos razones. Génesis 9: 22,24 - Porque Canaán fue quien reveló la desgracia de Noaj a Jam. Y porque Jam impidió que Noaj engendrara un cuarto hijo. Así, Noaj maldijo al cuarto hijo de Jam, Canaán.

18) ¿Por qué la Torá llama a Nimrod un poderoso cazador? Génesis 10: 9 - Usó palabras para atrapar las mentes de las personas, persuadiéndolas a rebelarse contra el Eterno.

19) El pecado de la generación de la dispersión fue mayor que el pecado de la generación del diluvio. ¿Por qué el castigo del segundo fue menos severo? Génesis 11: 9 - Vivieron juntos en paz.

20) ¿Por qué Sarah también se llamaba Yisca? Génesis 11:29 - La palabra "Yiscah" está relacionada con la palabra hebrea "ver". Sarah fue llamada Yiscah porque podía "ver" en el futuro a través de la profecía. Además, debido a su belleza, todos la mirarían.



PROXIMA PARASHA:  LEJ LEJA






H’ Ehad


___________

        ה' אחד


Share:

No comments:

Post a Comment