BLOG DE RAÍZ SEFARDÍ

ZOT HA'BERAJÁ

 

El Eterno había declarado a sus ángeles que Abraham y sus descendientes permanecerían fiel a su Torá, y eso se cumple en el hecho de que el Judaísmo permanece igual, sin cambiar. La Torá se sigue transmitiendo fielmente a todas las generaciones de Judíos, a pesar de las adversidades y persecuciones sin fin que vienen sufriendo los Judíos por todo el mundo, hace miles de años. Dijo Dios así en Génesis 18: “Porque yo lo supe de antemano, que él (Abraham) va ordenar a sus hijos y a toda su casa después de él, para que ellos guarden el camino del Eterno, haciendo Bondad y juicio, para que el Eterno cumpla en Abraham todo lo que El le ha dicho que haría con él.” Génesis 18:19


Torá Tzivá Lanu Moshé

-

-

-

8 de Octubre, 2019 - 9 Tishri 5780



Deuteronómio 33:1-34:12


PARASHAT ZOT HA’BRAJÁ



DEDICADA A LA MEMORIA Y PARA MÉRITO DE:

Sarah Imenu - Rivkah, Rajel, Leah, (כריסטינה מרים דה בלר), Rajel Savua de Akiva;
Ruti Sarah Bat Simcha, Bernard St-Jean
Rabbi Akiva Ben Yosef, Jeannette Agustin San Juan, Fortune Agustin,
Filomena Agustin de San Juan (T’vila / Fila), Federmo San Juan, Aba Mevoyan Beler, Rajel Mazouz
Claudio Alfredo Beler San Juan; (סוג'ונטו בן סופריו) ; ( אבא סופריו) , Rabbi Ya’akov Abujatseira
(כל הזקנים בדורותיהם, מצד אבי, ובצד אמי); Jaya Mushka Schneersohn
Y de todos los Anusim de la casa de Israel; Jean-Baptiste Alvares
ז'אן בטיסט אלבארס , רבי שלמה לוריא, מהרש״ל
Jean Baptiste Louis Agustin Rodrigué Alvares, Rav DovBer de Lubavitch
אורינו ז'אן בטיסט אלבארס;
Eli Ha’Kohen, Pinjás Ve’Ikavod Ha’Kohen. Abayé Ha’Kohen, El Rebbe de Lubavitch,
Menajem Mendel Shnirsohn Zt”L; Yehuda Ha’Jassid, e Israel Meir KaGan el Jafets Ha’Jaim.


PARA LA REFUAH SHELEIMA DE
Ahuva Bat Malka PessilBatsheva Bat Mushky, David Ben Mesodí, Enerio Yojanan Ben Sara - C. Miriam


PARA EL ÉXITO Y LA RIQUEZA ESPIRITUAL Y MATERIAL DE LA CASA DE
Rivka Wiwiet Bat Sarah






Deuteronónomio 33:1-34:12
✡✡✡

CONTENIDO DE LA PARASHA


1) Bendición de Moisés para los Judíos, todas las tribús de Israel
2) Moisés sube al Monte Pisga, Nebo, Dios le muestra toda la Tierra de Israel.
3) Muerte y sepultura de Moisé.
4) Yehoshua (Josué) toma el comando, y se prepara para la conquista de la Tierra.
5) El Eterno le da aliento a Josué y lo anima.
6) El Eterno le dice al nuevo Líder Judío que la única manera de tener éxito en la vida es por medio del estudio continuo y la meditación en la Ley, (La Torá, las palabras del Pacto eterno)





RESUMEN DE LA PARASHA DE ZOT HA'BRAJA


VE’ZOT HA’BRAJÁ esta palabra hebrea significa “ésta es la bendición” .. , forma parte de las primeras palabras de la porción de la Torá de la sección semanal número 54 del ciclo anual de la lectura de la Torá y es la última Parashá del año y los últimos capítulos en el libro de Deuteronomio. Corresponde a Deuteronomio 33:1-34:12.  


Con “Ve’Zot HaBerajá (וְזֹאת הַבְּרָכָה) “ termina la Torá  y el ciclo anual de lectura. Se trata del 11º y último en el Libro de Deuteronomio. Constituye Deuteronomio 33: 1-34: 12. La parashá establece el orden de la bendición de Moisés para las 12 Tribus de Israel y concluye con la muerte de Moisés.

Está compuesto por 1.969 letras hebreas, 512 palabras hebreas y 41 versículos. La parashá tiene la menor cantidad de letras y palabras, (Parashat Vayelej, con solo 30 versos, tiene menos versos), de cualquiera de las 54 porciones semanales de la Torá.  Ésta se lee generalmente en septiembre u octubre en el festival de Simjat Torá. Inmediatamente después de leer Parashat Ve'Zot HaBerajá,  se también con esta porción,  el comienzo de la Torá, Génesis 1: 1-2: 3 (el comienzo de Parashat Bereshit), se lee como la segunda lectura de la Torá para Simjat Torá.





✡✡✡

✡✡✡



LECTURA DE LA TORÁ


BENDICIONES PARA ANTES DE LEER LA TORÁ


Antes de leer o estudiar la Torá hay que acostumbrarse a bendecir al Eterno (Ha'Shem). Mantén en mente que el nombre de D.ios que se usa cuando decimos nuestras plegarias y cuando leemos la Torá o cuando bendecimos a D.ios es “Adonai”. Donde quiera que aparezca su nombre lo pronunciamos “Adonai”. Dondequiera que aparece el nombre del Eterno (יהוה) lo pronunciamos Adonai en esos momentos, en otros momento sólo decimos Ha'Shem.


Bendigo al Eterno, el D.ios Bendito

¡Bendito sea el Eterno quien debe ser bendecido!

En Hebreo
¡Barúj Atáh (Adonai), Eloheinu Meléj HaOlám, Asher Bájar Bánu Mikól Ha’Amím VeNatán Lanú Et Torató. Barúj Atáh Adonai, Notén HaTorá!


En Español
¡Bendito Eres Tú Adonai, Elohim Nuestro y Rey del universo, que Nos Ha Escogido de entre todas las naciones y nos Ha Entregado Su Torá. Bendito eres Tú Adonai, donador de la Torá!


DEUTERONOMIO 33: 1-29 

MOISÉS BENDICE A LAS DOCE TRIBUS DE ISRAEL



Primera Lectura - Deuteronomio 33: 1-7

PRE-LECTURA 1
En la primera lectura, antes de morir, Moisés, el hombre de Dios, se despidió de los israelitas con esta bendición: Dios vino del Sinaí, los iluminó desde Seir, apareció desde Parán y se acercó desde Ribeboth-kodesh, relámpago de Dios. correcto. Dios amaba a la gente, sosteniéndola en la mano de Dios. El pueblo siguió los pasos de Dios, aceptando la Torá de Dios como herencia de la congregación de Jacob. [6] Dios se convirtió en Rey en Jesurún cuando los jefes de las tribus de Israel se reunieron. Moisés oró para que la tribu de Rubén sobreviviera, aunque su número era reducido.

Aquí termina una parte cerrada.

En la continuación de la lectura, Moisés le pidió a Dios que escuchara la voz de la tribu de Judá, la restaurara y la ayudara contra sus enemigos.

La primera lectura y la primera parte abierta terminan aquí.

LECTURA 1

33:1 Esta es la bendición con la cual bendijo Moisés, el varón de Dios a los hijos de Israel, antes de su muerte. 2 Dijo así: el Eterno vino de Sinaí,  Y se levantó desde Seir para su pueblo; Resplandeció desde el monte de Parán,  Y vino de entre diez millares de santos, Con la ley de fuego a su mano derecha.  3 Sí él amó a su pueblo; Todos los consagrados a él estaban en su mano; Por tanto, ellos siguieron en tus pasos, Recibiendo dirección de ti, 4 Cuando Moisés nos ordenó una ley, Como heredad a la congregación de Jacob.  Y él fue rey en Jeshurún, Cuando se congregaron los jefes del pueblo Con las tribus de Israel:  

[Rubén]

Viva Rubén, y que no muera; Y que no sean pocos sus varones.

[Judá]

Y esta bendición profirió para Judá. Dijo así: Oye, oh Eterno, la voz de Judá, Y llévalo a su pueblo; Sus manos le basten,  Y que seas tú su ayuda contra sus enemigos. 





Segunda lectura - Deuteronomio 33: 8-12

PRE-LECTURA 2
En la segunda lectura, Moisés oró para que Dios estuviera con los levitas, quienes tenían el Urím y Tumím de Dios, a quienes Dios probó en Masá y Meriba, quienes ignoraron los lazos familiares para llevar a cabo la voluntad de Dios, quienes enseñarían las leyes de Dios a Israel, y quienes ofrecería el incienso y las ofrendas de Dios. Moisés le pidió a Dios que bendijera sus bienes, favoreciera sus empresas y golpeara a sus enemigos.

Aquí termina una parte cerrada.

En la continuación de la lectura, Moisés dijo que Dios amó y siempre protegió a la tribu de Benjamín, que descansaba segura al lado de Dios, entre los hombros de Dios.

Aquí terminan la segunda lectura y una parte cerrada.


LECTURA 2

A Leví le dijo: 

Qué tu Tumím y tu Urím sean para tu varón piadoso, A quien probaste en Masá, Con quien contendiste en las aguas de Meribá,  9 Quien dijo de su padre y de su madre: Nunca los he visto; Y no reconoció a sus hermanos, Ni a sus hijos conoció; Pues ellos guardaron tus palabras, Y cumplieron tu pacto.  10 Ellos enseñarán tus juicios (Mishpat) a Jacob, Y tu Torá (tu ley) a Israel; Los cuales pondrán las especies aromáticas (el incienso) delante de tus narices, Y las ofrendas de fuego sobre tu altar.

11 Bendice, oh Eterno, lo que hicieren, Y recibe con agrado la obra de sus manos; Hiere los lomos de sus enemigos, Y de los que lo aborrecieren, para que nunca se levanten. 

[Benjamín]

A Benjamín le dijo: El amado del Eterno habitará confiado cerca de él; Lo cubrirá siempre, Y entre sus hombros morará. 







Tercera lectura - Deuteronomio 33: 13-17


PRE-LECTURA 3
En la tercera lectura, Moisés pidió a Dios que bendijera a la tribu de José con rocío, el rendimiento del sol, las cosechas de temporada, la generosidad de las colinas y el favor de la Presencia en la zarza ardiente. Moisés comparó a la tribu con un toro primogénito, con cuernos como de buey salvaje, que cornea a los pueblos de un extremo a otro de la tierra.

La tercera lectura y una parte cerrada terminan aquí.


LECTURA 3

13 A José [Efraín & Manashé] le dijo: 

Bendita del Eterno sea tu tierra, Con lo mejor de los cielos, con el rocío, Y con el abismo que está abajo. 14 Con los más escogidos frutos del sol, Con el rico producto de la luna, 15 Con el fruto más fino de los montes antiguos, Con la abundancia de los collados eternos, 16 Y con las mejores dádivas de la tierra y su plenitud;  Y la gracia del que habitó en la zarza Venga sobre la cabeza de José, Y sobre la frente de aquel que es príncipe entre sus hermanos.  17 Como el primogénito de su toro es su gloria, Y sus astas como astas de búfalo; Con ellas acorneará a los pueblos juntos hasta los fines de la tierra;  Ellos son los diez millares de Efraín, Y ellos son los millares de Manashés.





Cuarta lectura - Deuteronomio 33: 18-21

PRE-LECTURA 4
En la cuarta lectura, Moisés exhortó a la tribu de Zabulón a regocijarse en sus viajes, ya la tribu de Isacar en sus tiendas. Invitaron a sus parientes a la montaña donde ofrecieron sacrificios de éxito; sacaron de las riquezas del mar y de los tesoros escondidos de la arena.

Aquí termina una parte cerrada.

"Gad ... habita como un león". (Deuteronomio 33:20.)

En la continuación de la lectura, Moisés bendijo al Dios que agrandaba la Tribu de Gad, que estaba en equilibrio como un león, que eligió lo mejor, la porción del jefe venerado, que ejecutó los juicios de Dios para Israel.

La cuarta lectura y una parte cerrada terminan aquí.

LECTURA 4

A Zabulón le dijo: 

Alégrate, Zabulón, cuando salieres; 

[Isacar]

Y tú, Isacar, en tus tiendas. 19 Llamarán a los pueblos a su monte; Allí sacrificarán sacrificios de justicia, Por lo cual chuparán la abundancia de los mares, Y los tesoros escondidos de la arena. 

20 A Gad le dijo: 

Bendito el que hizo ensanchar a Gad; Como león reposa, Y arrebata brazo y testa.

21 Escoge lo mejor de la tierra para sí, Porque allí le fue reservada la porción del legislador. Y vino en la delantera del pueblo; Con Israel ejecutó los mandatos y los justos decretos del Eterno. 





Quinta Lectura - Deuteronomio 33: 2

PRE-LECTURA 5
En la quinta lectura, Moisés llamó a la tribu de Dan cachorro de león que saltó de Bashán. Moisés le dijo a la tribu de Neftalí, saciada de favor y bendecida por Dios, que tomara posesión del oeste y del sur.

Aquí termina una parte cerrada.

En la continuación de la lectura, Moisés oró para que la Tribu de Asher fuera la favorita entre las tribus, mojara sus pies en aceite y tuviera cerrojos de hierro y cobre y seguridad todos sus días. Moisés dijo que no había nadie como Dios, cabalgando por los cielos para ayudar.

Aquí termina la quinta lectura.

LECTURA 5

22 A Dan dijo: Dan es cachorro de león Que salta desde Bashán.  

23 A Neftalí le dijo: 

Neftalí, saciado de favores, Y lleno de la bendición del Eterno, Posee el occidente y el sur. 

24 A Asher le dijo: 

Bendito sobre los hijos sea Asher; Sea el amado de sus hermanos, Y moje en aceite su pie.  25 Hierro y bronce serán tus cerrojos, Y como tus días serán tus fuerzas. 26 No hay como el Dios de Yeshurún, Quien cabalga sobre los cielos para tu ayuda, Y sobre las nubes con su grandeza.





Sexta lectura - Deuteronomio 33: 27-29

PRE-LECTURA 6
En la sexta lectura, Moisés dijo que Dios es un refugio y apoyo eterno, quien expulsó al enemigo. Así Israel habitó tranquilo y seguro en una tierra de grano y vino bajo el rocío que goteaba del cielo. Quien era como Israel, un pueblo entregado por Dios, el Escudo y la Espada protectores de Dios triunfantes sobre los enemigos atemorizados de Israel.

La sexta lectura y una parte cerrada terminan aquí con el final del capítulo 33.


LECTURA 6

27 El eterno Dios es tu refugio, Y acá abajo los brazos eternos; El echó de delante de ti al enemigo, Y dijo: Destruye. 

[Todo Israel]

28 Y así Israel habitará confiado, la fuente de Jacob habitará sola En tierra de grano y de vino; También sus cielos destilarán rocío.  29 Bienaventurado tú, oh Israel.  ¿Quién como tú, Pueblo salvo por el Eterno,  Escudo de tu socorro, Y espada de tu triunfo?  Así que tus enemigos serán humillados, Y tú hollarás sobre sus alturas.






DEUTERONOMIO 34: 1- 12

-

MUERTE Y SEPULTURA DE MOISÉS



Séptima Lectura - Deuteronomio 34

PRE-LECTURA 7
En la séptima lectura, Moisés subió de las estepas de Moab al monte Nebo, y Dios le mostró toda la tierra. Dios le dijo a Moisés que esta era la tierra que Dios había jurado asignar a los descendientes de Abraham, Isaac y Jacob. Allí murió Moisés, siervo de Dios, en la tierra de Moab, por orden de Dios, y Dios lo sepultó en el valle de la tierra de Moab, cerca de Bet-Peor, aunque nadie conocía su lugar de sepultura. Moisés tenía 120 años cuando murió, pero sus ojos estaban intactos y su vigor no disminuía. Los israelitas estuvieron de luto durante 30 días.

Josué se llenó del espíritu de sabiduría porque Moisés le impuso las manos y los israelitas le hicieron caso.

Nunca más se levantó en Israel un profeta como Moisés, a quien Dios destacó, cara a cara, por las señales y portentos que Dios le envió para mostrar contra Faraón y Egipto, y por todo el poder asombroso que Moisés exhibido ante Israel.

La séptima lectura, la parashá, el capítulo, el libro de Deuteronomio y toda la Torá terminan aquí.



LECTURA 7

34:1 Subió Moisés de los campos de Moab al monte Nebo, a la cumbre del Pisga, que está enfrente de Jericó; y le mostró el Eterno toda la tierra de Galaad hasta Dan, 2 todo Neftalí, y la tierra de Efraín y de Manasés, toda la tierra de Judá hasta el mar occidental; 3 el Neguev, y la llanura, la vega de Jericó, ciudad de las palmeras, hasta Zoar.  4 Y le dijo el Eterno: Esta es la tierra de que juré a Abraham, a Isaac y a Jacob, diciendo: A tu descendencia la daré. Te he permitido verla con tus ojos, mas no pasarás allá.  5 Y murió allí Moisés siervo del Eterno, en la tierra de Moab, conforme al dicho del Eterno.  6 Y lo enterró en el valle, en la tierra de Moab, enfrente de Bet-peor; y ninguno conoce el lugar de su sepultura hasta hoy.

7 Era Moisés de edad de ciento veinte años cuando murió; sus ojos nunca se oscurecieron, ni perdió su vigor. 8 Y lloraron los hijos de Israel a Moisés en los campos de Moab treinta días; y así se cumplieron los días del lloro y del luto de Moisés. 9 Y Josué hijo de Nun fue lleno del espíritu de sabiduría, porque Moisés había puesto sus manos sobre él; y los hijos de Israel le obedecieron, e hicieron como el Eterno mandó a Moisés.  10 Y nunca más se levantó profeta en Israel como Moisés, a quien haya conocido el Eterno cara a cara;

11 nadie como él en todas las señales y prodigios que el Eterno le envió a hacer en tierra de Egipto, a Faraón y a todos sus siervos y a toda su tierra,  12 y en el gran poder y en los hechos grandiosos y terribles que Moisés hizo a la vista de todo Israel.








HAFTARAT VE’ZOT HABERAJA

✡✡✡

BENDICIÓN PARA ANTES DE LA HAFTARÁ


Antes de leer la Haftará también, el lector o el estudiante ha de decir esta bendición:


HEBREO
¡Barúj Atáh Adonai (Eterno) Eloheinu Meléj HaOlám Asher Bájar Bin-vi-ím Tovím Ve-Ratzá Ve-Divreijem Ha-ne-Emarim Ve-Emét! ¡Barúj Atáh Adonai (Eterno) Ha-Bojer Ba-Torá Uv-Moshé Avdó Uv-Yisra’el Amó U-ninviei Ha-Emét Va-Tsedék!


ESPAÑOL
¡Bendito Eres Tú Adonai (Eterno), Elohim Nuestro, Rey del Universo, que escogiste Buenos Profetas y te complaciste con sus palabras que fueron pronunciadas con Verdad! ¡Bendito Eres Tú Adonai (Eterno), que escogiste la Torá y a Moshé tu Siervo, y a Israel Tu Pueblo, y a Los Profetas de Verdad y Justicia!








✡✡✡✡✡✡✡✡✡✡✡✡✡

RESUMEN DE LA HAFTARÁ

Después de la muerte de Moisés, Dios le dijo al ministro de Moisés, Yehoshua o Josué en Español, que cruzara el Jordán con los israelitas. Dios les daría todos los lugares en los que Joshua pisaría, desde el desierto del Neguev hasta el Líbano, desde el río Éufrates hasta el Mar Mediterráneo. Dios le ordenó a Josué que fuera fuerte y de buen coraje, ya que ninguno podría interponerse en su camino, ya que Dios lo guiaría toda su vida. Dios exhortó a Josué estrictamente a observar la Torá (la ley) de Dios y a meditar en ella día y noche, para que pudiera tener éxito. Yehoshua les dijo a sus oficiales que hicieran que los israelitas prepararan comida, porque dentro de tres días cruzarían el Jordán para poseer la tierra que Dios les estaba dando. Josué les dijo a los rubenitas, a los gaditas y a la media tribu de Manasés que recordaran su compromiso con Moisés, por el cual Dios les daría su tierra en el lado este del Jordán y sus esposas, hijos y ganado se quedarían allí, pero los los hombres lucharían a la vanguardia de los israelitas hasta que Dios les diera a los israelitas la tierra de Israel. Le respondieron a Josué que seguirían sus mandamientos tal como habían seguido a Moisés. Quien se rebelara contra la orden de Joshua sería ejecutado.



LECTURA

Haftará - La Haftará para la Parashá Zot Ha’Berajá se encuentra en el libro de Josué capítulo 1 hasta 18. La haftará es diferente para las diversas comunidades Judías; para los judíos asquenazíes: se lee Josué 1: 1–18; sin embargo para los Judíos Sefardíes: se lee solamente Josué 1: 1 hasta el versículo 9.




JOSUÉ 1:18   - PREPARATIVOS PARA LA CONQUISTA

1 Aconteció después de la muerte de Moisés el siervo del Eterno, que el Eterno le habló a Yehoshua conocido como Josué hijo de Nun, servidor de Moisés, diciendo: 2 Mi siervo Moisés ha muerto; ahora, pues, levántate y pasa este Jordán, tú y todo este pueblo, a la tierra que yo les doy a los hijos de Israel.

3 Yo os he entregado, como lo había dicho a Moisés, todo lugar que pisare la planta de vuestro pie. 4 Desde el desierto y el Líbano hasta el gran río Eufrates, toda la tierra de los heteos hasta el gran mar donde se pone el sol, será vuestro territorio. 5 Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé. 6 Esfuérzate y sé valiente; porque tú repartirás a este pueblo por heredad la tierra de la cual juré a sus padres que la daría a ellos.

7 Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas. 8 Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien. 9 Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque el Eterno tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.


AQUÍ TERMINA LA LECTURA PARA LOS JUDIOS ASKENAZÍES

10 Y Josué mandó a los oficiales del pueblo, diciendo: 11 Pasad por en medio del campamento y mandad al pueblo, diciendo: Preparaos comida, porque dentro de tres días pasaréis el Jordán para entrar a poseer la tierra que el Eterno vuestro Dios os da en posesión. 12 También habló Josué a los rubenitas y gaditas y a la media tribu de Manasés, diciendo:

13 Acordaos de la palabra que Moisés, siervo del Eterno, os mandó diciendo: el Eterno vuestro Dios os ha dado reposo, y os ha dado esta tierra.

14 Vuestras mujeres, vuestros niños y vuestros ganados quedarán en la tierra que Moisés os ha dado a este lado del Jordán; mas vosotros, todos los valientes y fuertes, pasaréis armados delante de vuestros hermanos, y les ayudaréis, 15 hasta tanto que el Eterno haya dado reposo a vuestros hermanos como a vosotros, y que ellos también posean la tierra que el Eterno vuestro Dios les da; y después volveréis vosotros a la tierra de vuestra herencia, la cual Moisés siervo del Eterno os ha dado, a este lado del Jordán hacia donde nace el sol; y entraréis en posesión de ella. 16 Entonces respondieron a Josué, diciendo: Nosotros haremos todas las cosas que nos has mandado, e iremos adondequiera que nos mandes. 17 De la manera que obedecimos a Moisés en todas las cosas, así te obedeceremos a ti; solamente que el Eterno tu Dios esté contigo, como estuvo con Moisés. 18 Cualquiera que fuere rebelde a tu mandamiento, y no obedeciere a tus palabras en todas las cosas que le mandes, que muera; solamente que te esfuerces y seas valiente.




BENDICIÓN PARA DESPUÉS DE LA HAFTARÁ

✡✡✡

Después de leer la Haftará, el lector o estudiante de la Haftará debe recitar la siguiente bendición:

En Hebreo
¡Barúj Atáh Adonai, Eloheinu Meléj Ha-Olám, Tzur Kol Ha-Olamím Tzadík VeKól Ha-dorot Ha-Él Ha-ne’emán Ha-Omer Ve-osé Ha-medaber U-Makiyem Shekol Devarav Emét Ve-Tsedék Ne’emán Atáh Adonai Eloheinu Ve-ne’enamím Devareja Ve-Davar Ejád Mi-devareija Ajor Yashuv Reikam Ki El Meléj Ne’eman Ve-Rajamán Atáh! ¡Barúj Atáh Adonai Ha-Él Ha-ne’eman VeKol Devarav!


En Español
¡Bendito eres Tú, Adonai (Eterno), eres el Elohim Nuestro, el Rey del Universo, la Roca de las eternidades, el Justo en todas las generaciones, el Elohim (D.ios) Fiel, que Dice y Hace, que Habla y Cumple, Cuyas Palabras son Verdaderas. Fiel eres Tú Adonai (Eterno) nuestro Elohim y Tus Palabras son Fieles. Ni una sola de Tus Palabras se vuelve sin cumplirse, porque Tú, oh Elohim, Eres Rey Fiel y Compasivo! ¡Bendito Eres Tú, Adonai (Eterno, Elohai Eres Fiel en todas Tus Palabras)




Respuestas a las preguntas de esta semana 


Todas las referencias son a los versículos y a los comentarios de Rashi sobre este tema, a menos que se indique lo contrario


1) Antes de darles la Torá a los Judíos, el Eterno fue a Seir y al monte Paran. ¿Por qué? Deut 33: 2 - Para ofrecerles la Torá a la gente de Seir (los descendientes de Eisav, el hermano gemelo de Jacob) y a la gente de Paran (los descendientes de Ishmael, el segundo hijo de Abraham).


2) ¿Por qué será que Moisés bendice a Judá inmediatamente después de Reubén? Deut 33: 7 - Porque ambos admitieron su pecado.


3) ¿Qué pacto (brit) fue ese que mantuvo Leví? Deut. 33: 9 - Brit Milá (el Pacto eterno de la circuncisión).


4) ¿Por qué fue bendecido Benjamín antes de José? Deut. 33:12 - Porque el Beit Hamikdash (el Templo Sagrado de Salomón), se iba a construir en el Territorio de Benjamín, que sería "más querido" que el Mishkán (santuario) construido en la porción de José.


5) ¿Qué tribu recibió la "mejor" porción de Eretz (Tierra de) Israel? Deut. 33:13 - José. 


6) Además del sol, ¿qué cuerpo celeste ayuda a que la fruta se madure? Deut. 33:14 - La luna.


7) Si sólo había 7 naciones cananeas, ¿por qué Josué tuvo que conquistar 31 reyes? Deut. 33:17 - Porque la Tierra Santa era tan deseada que todos los reyes y gobiernos extranjeros adquirieron palacios y propiedades allí. Al igual que hoy, todas las naciones del mundo tienen su representación en la Tierra de Israel por medio de las dos religiones más grandes (el Islam y el cristianismo) y algunas sectas pequeñas como los de la secta de Bahai en el monte Carmelo de Haifa.


8) ¿Cuáles son las tres cosas que poseía la tierra de Zevulun? Deut. 33:19 - el Tarit, un tipo de pez; Chilazón, un molusco cuya sangre era necesaria para el tejelet (un tinte necesario para los tzitzi-ot); y un tipo de arena necesaria para el vidrio blanco.


9) ¿Qué vieron los comerciantes visitantes que los inspiró a convertirse al judaísmo? Deut. 33:19 - Vieron que los judíos sirven a un Dios y siguen un código de kashrut unificado para la comida. 


10) ¿La tribu de Gad vio "el principio ("reishit") de qué?. Deut. 33:21 - Ellos vieron el comienzo de la conquista de la tierra, y lo eligieron como su propia porción y heredad. 


11) ¿La fuente del río Jordán estaba en el territorio de qué tribu? Deut. 33:22 - Dan.


12) ¿Qué tribu poseía el Kinneret (el Mar de Galilea)? Deut. 33:23 - Naftalí.


13) ¿Las hijas de qué tribu se casaron con sumos sacerdotes y con reyes? Deut. 33:24 - Las hijas de Asher.


14) ¿Quién escribió los últimos ocho versículos en la Torá, comenzando con el versículo "y Moshé murió"? Deut. 34: 5 - Según descrito en la Torá oral lo escribió Josué el siervo de Moisés quien también fue su sucesor.  El rabino Meir dice que fue el mismo Moisés quien escribió con lágrimas acerca de su propia muerte.


15) ¿Y quién enterró a Moisés? Deut. 34: 6 - Según la narrativa, fue el Eterno Dios mismo que enterró a Moisés, dejándonos como ejemplo que hay que enterrar a los muertos en señal de Bondad divina. 



PROXIMA PARASHA:  BERESHIT


RAÍCES SEFARDÍES DOM


RETOUR AUX RACINES SEPHARADES


H’ Ehad



___________

ה' אחד


Share:

No comments:

Post a Comment