BLOG DE RAÍZ SEFARDÍ

Maaser - Diezmos


¿Cuántos Diezmos hay?

¿Das el 10% de tus ingresos al Levita? ¿Crees que al hacerlo estás cumpliendo con el mandamiento de diezmar? Piensa eso bien. Nadie puede consumir el diezmo hoy. Nadie, ni aún el levita. ¿Por qué? Porque son cosas santas y nadie tiene la pureza ritual que requiere la Torá para consumir el diezmo. Hoy la responsabilidad es solamente de darles a los necesitados; a los pobres, las viudas y al huérfano según le dicte corazón a uno. Solamente cuando se construya el Templo en Jerusalén se podrá reanudar la separación de los diezmos para que se puedan consumir como lo dicta la Biblia.

Y cuando podamos consumir los diezmos en el futuro, El Eterno nos ordena sacar más del ~ 20% en diezmos, no solo un 10%. Los diezmos son una porción santa del Eterno. 10% para el Levita, 10% divido en dos; una parte para consumo personal en la presencia de Dios, y la otra parte para alimentar a los pobres; viudas, huérfanos y extranjeros.

Hay 3 tipos de Diezmos o sea dos que funcionan como 3: 
Diezmo 1 que va al levita.
Diezmo 2 que se lo come el dueño
Diezmo 3 que va al pobre, la viuda y huérfano.

La Torá requiere que los  Judíos separen estos tres diezmos diferentes: 1 el diezmo del levítico (Lev 27: 30-32; Núm. 18: 21,24); Este diezmo funciona todo los años.

2 el diezmo semi anual de los festivales para que se lo coma el mismo dueño en las fiestas solemnes, en la presencia de Dios en Jerusalén (Deut 14: 22-27) y; este diezmo se separa 4 veces en un ciclo de 7 años, no se da este diezmo en el tercero ni tampoco en el sexto año.

3 el diezmo trienal  (cada 3 años) para los pobres, las viudas, los huérfanos y el extranjero (Deut 14: 28-29). Este diezmo toma el lugar del segundo en el tercero y sexto año del ciclo. 

El diezmo de los levitas era el diezmo estándar. Se requiere que todos los Judíos den el 10% de su aumento (cultivos, frutas, ganado) a los levitas. Este diezmo se ofrece esporádicamente durante todo el año para soportar al Levita que están al servicio de Dios, sólo pueden comer de los diezmos estando limpios ritualmente.

El diezmo que se consume por el dueño sea en los festivales,  debe separarse anualmente o a cada tres años; para llevarlos a Jerusalén para uno de los 3 festivales nacionales dictados por Dios en la Biblia. El adorador recibió instrucciones de Dios de llevar el 10% de su aumento anual a Jerusalén y consumirlo junto con su familia y los levitas, en el festival. Si no lo puede traer porque Jerusalén queda muy lejos. Éste venderá sus diezmos y llevará el dinero que usará para comprar comida; víveres, carne y bebida que el comerá con su familia en Jerusalén.

El diezmo para los pobres, las viudas, los huérfanos y el extranjero se separa a cada tres años. Al igual que el diezmo para el consumo personal, este diezmo estaba destinado a alimentar a otros, incluyendo siempre a los levitas. Sin embargo, a diferencia del diezmo para el consumo personal que se lo come el dueño con su familia, el de los pobres está destinado a alimentar a los extranjeros, los huérfanos y las viudas, no en Jerusalén, sino dentro de la propia ciudad donde viven. En lugar de diezmar en los últimos tres años, el adorador solo tiene que diezmar en su aumento por el año en que se requiere el diezmo del pobre.

[127] 
Un Mandamiento Positivo

El Mandamiento 127 -   El Primer Diezmo

"Pero, el diezmo que los Israelitas (Los Judíos) le ofrecerán al Eterno como regalo ..."—Números 18:24.

Dios nos ordenó de sacar este primer diezmo para dárselo a los Levitas.

Este precepto bíblico le incumbe sólo a los Judíos y sólo se puede hacerlo cuando exista el templo en Israel. Es un mandamiento para la tierra de Israel.

El Mandamiento 128

El Segundo Diezmo

"Ustedes tienen que asegurarse de sacar el diezmo de todos los productos de sus semillas que produce su tierra a cada año"—Deuteronomio 14:22.

Tenemos esta orden de separar el "segundo diezmo" [de las cosechas] este diezmo no tiene nada que ver con el primero que es para soportar a los levitas.

Entre los reglamentos sobre lo que los Judíos tienen que hacer con este segundo diezmo es que hay que traerlo a Jerusalén donde se consume por el dueño. Sí, señores. Este diezmo no es para dárselo a nadie, si no que se lo debe comer el mismo dueño; pero solamente se lo puede comer en la ciudad de Jerusalén.

Y si Jerusalén queda demasiado lejos, se deben vender esos productos en cualquier lugar y usar ese dinero para comprar comida cuando llegue a Jerusalén se haga una fiesta con toda su familia y los que le acompañan en ese viaje a Jerusalén. Este mandamiento es válido solamente cuando se exista el templo en Jerusalén. Dios nos da este mandamiento obligando a todo Judío a organizarse un banquete, una vez al año en Jerusalén con su propia familia y amigos mas pobres, para que se gocen comiendo y bebiendo en la presencia del Eterno en la ciudad santa. Cuando los productos son vendidos hay que añadirle unos 25% extra en efectivo para gastarlo en ese viaje anual. Ahí van a aprender los tacaños, el Eterno no quiere ningún aguafiestas entre sus hijos.  Ahí tienen, un mandamiento para divertirse. Vamos todos a gozar!

Un Mandamiento Negativo 152

No se puede gastar el dinero del segundo diezmo en algo que no es comida y bebidas.

"Ni tampoco se lo he dado a los muertos"—Deuteronomio 26:14.

Está prohibido comprar lo que no es comestible con ese segundo diezmo. Tiene que gastarse ese dinero en comidas y bebidas.

Ahí nos está diciendo el Señor Dios Todopoderoso que si me gastan ese dinero en otras cosas, Yo lo considero como si se lo dieran a los muertos.

Tema:  MITZVÁ DIARIA (Maimonides): 13 ENERO, 2019


Mandamiento negativo 150
Comiendo el Segundo Diezmo mientras Ritualmente Impuro

"Tampoco lo he consumido mientras estaba  impuro" — Deuteronomio 26:14.

Está prohibido consumir el Segundo Diezmo mientras esté ritualmente impuro, incluso en Jerusalén, hasta que el producto sea "redimido" [es decir, Se intercambia por dinero u otro producto].

Esta prohibición se aplica si el individuo que come es impuro o si el producto en sí es impuro.

MITZVÁ DIARIA (Maimonides):

Mandamiento positivo 119
Fruto del cuarto año

"Todo su fruto será santo para elogiar a Dios" —Levítico 19:24.

Se nos ordena santificar la fruta producida por un árbol en el cuarto año [después de su plantación]. Estas frutas, al igual que el segundo diezmo, son traídas a Jerusalén y comidas allí por sus dueños. (Los sacerdotes no tienen parte de eso.)

[131] 
La Declaración de Los Diezmos

El Mandamiento 131 de la Biblia

"Y tú dirás delantes del Eterno, tu Dios: “He sacado las cosas santas de la casa, y también se las he dado al levita, al extranjero, al huérfano y a la viuda...'" Como está escrito en Deuteronomio 26:13.

[Esta Mitzvá (este Mandamiento) se observa en la víspera de la Pascua, en el cuarto y en el séptimo año del ciclo de siete años, en la Shemitá (el Año Sabático).]

Es una ordenanza, es el mandamiento 131 de la biblia; hay que declarar delante de Dios que hemos separado los diezmos necesarios. Debemos limpiarnos verbalmente de estos diezmos, tal como lo hemos separado físicamente de ellos. No solamente hay que separarlos y dedicarlos a sus propios fines, también hay que decírselo a Dios en voz alta que lo hemos hecho.

Diario Mitzvá (Maimónides)

Shevat 17, 5779 · 23 de enero de 2019

Mitzvá de hoy

Un resumen diario de la obra clásica de Maimónides "Sefer Hamitzvot"


Mandamiento positivo 140
Contando los años hasta el jubileo

"Y contarás siete años sabáticos" —Levítico 25: 8.

A partir de cuando los judíos conquistaron a Israel y se establecieron allí, se ordena a la corte superior que cuente los años hasta el Año Jubilar. Cuentan siete ciclos de siete años [y luego santifican el quincuagésimo como Jubileo].

Texto completo de esta Mitzvá »


Mandamiento positivo 136
Santificando el año jubilar

"Y santificarás el quincuagésimo año" —Levítico 25:10.

Se nos ordena que santifiquemos el quincuagésimo año, el Año Jubilar, absteniéndonos del trabajo agrícola y haciendo que todos los productos de la tierra queden sin propietario y sean gratuitos para todos, tal como se nos ordena hacer durante el Año Shemitah (Sabático).

Esta mitzvá solo se practica en la Tierra de Israel, y solo cuando todas las tribus están asentadas en ella, cada una en su porción ancestral de la Tierra.

Texto completo de esta Mitzvá »


Mandamiento positivo 137
Emancipación de los esclavos durante el año jubilar.

"Tocarás el shofar [cuerno de carnero] el décimo día del séptimo mes, en Yom Kippur tocarás el shofar en toda tu tierra" —Leviticus 25: 9.

Se nos ordena que toquemos el shofar (cuerno de carnero) en la décima parte de Tishrei del Año Jubilar, anunciando la emancipación (sin compensación) de todos los esclavos hebreos.

Estas explosiones de shofar son paralelas al sonido anual del shofar en Rosh Hashaná, tanto con respecto a las explosiones reales como con las bendiciones que las acompañan. (Aunque el propósito del sonido del shofar es diferente; las explosiones del Jubileo sirven como un anuncio sobre la liberación de los esclavos).

Texto completo de esta Mitzvá »


Mandamiento negativo 224
Siembra durante el año jubilar

"No sembrarás" —Levítico 25:11.

Está prohibido sembrar los campos o hacer trabajos agrícolas en árboles frutales durante el Año Jubilar (similar al Año Sabático).

Texto completo de esta Mitzvá »


Mandamiento negativo 225
Cosecha de cultivos de campo durante el año jubilar.

"Ni cosecharás lo que crece en sí mismo" —Levítico 25:11.

Está prohibido cosechar, de manera normal, lo que crece en forma silvestre en los campos durante el Año Jubilar.

(Al igual que con el Año sabático, uno solo puede cosecharlos como si no tuvieran propietario, es decir, sin una preparación o arreglo extenso, y no a granel).

Texto completo de esta Mitzvá »


Mandamiento negativo 226
Cosechando fruta durante el año jubilar

"Ni recogerás en ella uvas de tu vid sin podar" —Leviticus 25:11.

Está prohibido cosechar, de manera normal, la fruta que crece durante el Año Jubilar.

(Al igual que con el Año sabático, uno solo puede cosecharlos como si no tuvieran propietario, es decir, sin una preparación o arreglo extenso, y no a granel).

LAS HALAJOTS

“Kol Ha’Shonéh Halajot B’jol ĺom – Muvtaj Lo Shehu Ben Olam Haba”

Todo aquel que todos los días estudia y repasa las Halajot (las leyes de la biblia Judía), Se le asegura que el es hijo del mundo venidero, o sea esa persona vivirá para siempre. Sin embargo, el que repasa la falsedad se hunde màs a fondo en la perdición. 

¿Qué? ¿Por qué? ¿Para qué? ¿Dónde? ¿Quién? ¿Cuándo? ¿Cuántos? ¿ ?

Share:

No comments:

Post a Comment