BLOG DE RAÍZ SEFARDÍ

LA 7 SÉPTIMA SEMANA DEL OMER



B"H

LA SÉPTIMA SEMANA 7 DEL OMER
― EL TIKÚN DEL MALJUT ― 
-
LA SOBERANÍA, Y EL LIDERAZGO

Durante la séptima y última semana de la cuenta del Omer, examinamos y refinamos el atributo de Maljut: La nobleza, la soberanía y el liderazgo. La soberanía es un estado del ser más que una actividad. La nobleza es una expresión pasiva de la dignidad humana que no tiene nada propio excepto lo que recibe de las otras seis emociones. El verdadero liderazgo es el arte del desinterés; es sólo un reflejo de una voluntad Superior. Por otro lado, Maljut manifiesta y actualiza el carácter y la majestad del espíritu humano. Es la fibra misma de lo que nos hace humanos.

Maljut es un sentido de pertenencia. Saber que importas y que haces la diferencia. Que tienes la capacidad de ser un líder competente por derecho propio. Te da independencia y confianza. Un sentimiento de certeza y autoridad. Cuando una madre acuna amorosamente a su hijo en sus brazos y los ojos del niño se encuentran con los ojos afectuosos de la madre, el niño recibe el mensaje: "Soy querido y necesitado en este mundo. Tengo un lugar cómodo donde siempre seré amado. No tengo nada que temer. Me siento como la realeza en mi corazón". Esto es Maljut, la realeza.

La décima y última sefirá se llama Maljut
-
LA HUMILDAD Y EL LIDERAZGO
Maljut contiene dos cualidades completamente opuestas, llamadas hitnasut, que significa "exaltación", y su opuesto shiflut, que significa "humildad". En la explicación de la sefirá de keter, notamos que keter, el comienzo, está encajado en maljut, el final. Lo contrario también es cierto: maljut está encajado en keter. Explicamos que esto significa que el producto final, maljut, es la intención original de todo el proceso de emanación. Cuando maljut todavía está contenida en la intención original (es decir, en keter), está en un estado de exaltación. Y cuando desciende a su lugar como el último de los sefirot, está en un estado de humildad. Sin embargo, no es que maljut esté en un estado u otro; más bien, está en ambos estados simultáneamente.

…maljut es tanto el que recibe como la consumación de dar

Por un lado, maljut recibe todo lo que tiene de las otras sefirot y se describe en la Cábala como "no tener nada propio"; así, el Zohar compara maljut con la luna que no tiene luz propia. Por otro lado, maljut es la revelación final de la Luz Divina por la cual comenzó todo el proceso; fue con el propósito de maljut que todas las sefirot fueron emanadas. Por lo tanto, maljut es tanto el receptor como la consumación de dar.

En la explicación de keter, dijimos que las grandes profundidades de agua escondidas bajo la tierra, el tehom rabba, simbolizaban keter. El manantial, del cual fluye una pequeña cantidad de agua pura, que simboliza jojmá, y un río ancho y caudaloso, que comienza desde su nacimiento en el manantial de jojmá, simbolizado biná. Maljut significa el mar en el que fluye el río. Es la actualización de toda la revelación que comenzó como un pequeño punto de agua que gotea. Mientras que jojmá es el potencial de ser, maljut es el ser real, la manifestación final, la intención original. Es por esta razón que maljut también se llama "Shejiná": la Divina Presencia Interna, la revelación inmanente de Di-s. Y así el mar vuelve al tehom rabba, ya que la revelación final cumple el propósito original.

Dios bendijo el Séptimo día y lo santificó

El séptimo día de la Creación, el día de Shabat, es por lo tanto un cese del trabajo. Los Sabios dicen: "El que trabaja antes del Shabat comerá en el Shabat". Es decir que todos los seis días de la Creación que preceden al Shabat deben hacer su trabajo si la culminación de la Creación ha de ser revelada en el día del Shabat. El Zohar (III, 92b) afirma: "Cada día hace su trabajo". Cumpliendo su función se consuma el propósito de cada día. El Zohar expresa esto perfectamente, afirmando: "Desde el día de Shabat, todos los demás días son bendecidos". Esto se aplica tanto de forma retroactiva como proactiva. La Torá afirma que al finalizar la Creación, "Y el trabajo se completó... y Di-s bendijo el Séptimo día y lo santificó"; sobre esta frase el Zohar declara: "la corona superior (Keter Elyon) es la corona del Reino (keter maljut)". La más elevada de las sefirot, Keter, está así vinculada a la más terrenal, Maljut.


Día 43 ― Jesed de Maljut
La Bondad en la nobleza


En el conteo hacia la corona de la Torá, nos encontramos en la recta final, en la séptima semana tenemos la oportunidad de refinar la nobleza y el liderazgo, haciendo el Tikún del liderazgo que Dios Mejalek Lanu (nos dio). Debemos aprender a ser líderes con corazón, amor, bondad y cariño.


La sana soberanía es siempre bondadosa y cariñosa. Un líder efectivo necesita ser cálido y considerado. ¿Mi soberanía hace de mí alguien más bondadoso, amoroso y cariñoso? ¿Ejerzo mi autoridad y liderazgo de manera solidaria? ¿Impongo mi autoridad sobre los demás?


Ejercicio del día: haz algo amable por tus subordinados.



Share:

No comments:

Post a Comment