BLOG DE RAÍZ SEFARDÍ

CAPITULOS SELECCIONADOS LADO A LADO



LOS 10 PERAKÍM NEVJARÍM

פרקים נבחרים

Versión Lado a Lado
-
Hebreo / Español

Estos son los Capítulos Seleccionados de Tehilím (Salmos) de David Ha'Melej, que descendieron al mundo; Los cuales que al combinarlos con los del Tikún HaKlalí, tienen el poder de blanquear el Alma Judía. Éstos comparten la meta de ayudar al pueblo Judío a alcanzar la rectificación completa.

Plegaria Para antes de Recitar

Oh Eterno, Ribono shel Olam, Dios nuestro y Dios de nuestros padres, tú eres el que todo lo puede: el que eligió al rey David y a su descendencia; quien eligió los cantos y las alabanzas.

Que tenga yo el mérito de vuelvas a mí con misericordia y que aceptes los 10 Salmos que voy a recitar, como si fuera el mismo Rey David quien lo recitara, y que su mérito nos proteja.

Hay mérito en cada verso de los Salmos y en cada palabra, en sus letras, vocales y notas, y en todos los nombres sagrados pronunciados por la primera y la última letra de cada palabra hebrea.

Que esté a nuestro favor el expiar nuestros pecados y transgresiones, derribar a nuestros enemigos y acusadores en lo alto, y destruir todas las espinas y cardos que rodean la Rosa Celestial. Envía bendiciones desde tu lugar alto a todos los niveles de nuestra alma y espíritu, para limpiarnos de nuestros pecados, perdonar nuestras transgresiones y expiar nuestra rebelión, así como perdonaste al rey David, que recitó estos Tehilím ante ti. “Y Dios borrará tu pecado, y tú no morirás” (II Samuel 12:13).

No nos dejes salir de este mundo antes de tiempo. Que se nos dé una vida plena a lo largo de los setenta o más años que hemos de vivir, para que podamos corregir todo el mal que hemos hecho.

Qué el mérito del rey David nos proteja y que seas paciente con nosotros hasta que regresemos a ti en perfecto arrepentimiento.

Concédenos la bendición de tu tesoro de generosidad abierta, como está escrito: "Seré bueno con aquellos con quienes seré bueno, y tendré misericordia de aquellos a quienes les tendré misericordia" (Éxodo 33:19). . Así que tengamos el mérito de cantar ante ti en este mundo, y concédenos también el privilegio de poder cantar ante ti, oh Eterno Dios, en el mundo venidero.

Que a través de la recitación de Tehilím, haya para mí canciones de gozo y júbilo placenteros. Sea Israel glorificado; y que siempre haya esplendor y belleza en la casa del Eterno. Que se cumpla todo rápidamente hoy, en nuestros días. Amén.

Al decir estos diez salmos, me estoy uniendo a todos los verdaderos Tzadikim de esta generación y a todos los verdaderos Tzadikim que se han ido, "los santos que están en la tierra", y especialmente nuestro santo Rebe, Tzadik, fundación del mundo, el "arroyo que fluye, fuente de sabiduría", el rabino Najman, hijo de Feiga, (que su mérito nos proteja), quien reveló este remedio.

Venga, cantemos a Dios, gritemos de alegría a la Roca de nuestra salvación. Vengamos ante su presencia con acción de gracias; cantemosle alegremente en canción. Porque el Eterno es el DIOS Grande el gran Rey sobre todos los dioses (Salmos 95: 1-3).

Preparo mi boca para agradecer y alabar a mi Creador, para unificar al Santo, bendito sea él y Su Shejiná con asombro y amor, a través del Oculto y Oculto, en el nombre de todo Israel.

31-35-36; 60-68; 80-83-88-89; 109


TEHILIM 31

תהילים פרק לא

En Ti, oh Eterno está el Refugio, en Tu Tzedek Sálvame



TEHILIM 35 

תהילים פרק לה
Qué me defienda el Eterno de mis perseguidores



TEHILIM 36

תהילים פרק לו
Diálogo entre el Pecado y el Rashá


TEHILIM 60
תהילים פרק ס
Sálvanos con tu poder


TEHILIM 68
תהילים פרק סח
EL DIOS DEL SINAÍ Y DEL SANTUARIO




TEHILIM 80
תהילים פרק פ


OH Pastor de Israel, escucha: Tú que pastoreas como á ovejas á José, Que estás entre querubines, resplandece.

Despierta tu valentía delante de Efraim, y de Benjamín, y de Manashés, Y ven á salvarnos.

Oh Dios, haznos tornar; Y haz resplandecer tu rostro, y seremos salvos.

el Eterno, Dios de los ejércitos, ¿Hasta cuándo humearás tú contra la oración de tu pueblo?

Dísteles á comer pan de lágrimas, Y dísteles á beber lágrimas en gran abundancia.

Pusístenos por contienda á nuestros vecinos: Y nuestros enemigos se burlan entre sí.

Oh Dios de los ejércitos, haznos tornar; Y haz resplandecer tu rostro, y seremos salvos.

Hiciste venir una vid de Egipto: Echaste las gentes, y plantástela.

Limpiaste sitio delante de ella, E hiciste arraigar sus raíces, y llenó la tierra.

Los montes fueron cubiertos de su sombra; Y sus sarmientos como cedros de Dios.

Extendió sus vástagos hasta la mar, Y hasta el río sus mugrones.

¿Por qué aportillaste sus vallados, Y la vendimian todos los que pasan por el camino?

Estropeóla el puerco montés, Y pacióla la bestia del campo.

Oh Dios de los ejércitos, vuelve ahora: Mira desde el cielo, y considera, y visita esta viña,

Y la planta que plantó tu diestra, Y el renuevo que para ti corroboraste.

Quemada á fuego está, asolada: Perezcan por la reprensión de tu rostro.

Sea tu mano sobre el varón de tu diestra, Sobre el hijo del hombre que para ti corroboraste.

Así no nos volveremos de ti: Vida nos darás, é invocaremos tu nombre.

Oh el Eterno, Dios de los ejércitos, haznos tornar; Haz resplandecer tu rostro, y seremos salvos.

Como fuego que quema el monte, Como llama que abrasa las breñas. Persíguelos así con tu tempestad, Y asómbralos con tu torbellino.

Llena sus rostros de vergüenza; Y busquen tu nombre, oh el Eterno. Sean afrentados y turbados para siempre; Y sean deshonrados, y perezcan. Y conozcan que tu nombre es el Eterno; Tú solo Altísimo sobre toda la tierra.


א לַמְנַצֵּחַ אֶל-שֹׁשַׁנִּים;

עֵדוּת לְאָסָף מִזְמוֹר.

ב רֹעֵה יִשְׂרָאֵלהַאֲזִינָה--

נֹהֵג כַּצֹּאן יוֹסֵף;

יֹשֵׁב הַכְּרוּבִים הוֹפִיעָה.

ג לִפְנֵי אֶפְרַיִםוּבִנְיָמִן וּמְנַשֶּׁה--

עוֹרְרָה אֶת-גְּבוּרָתֶךָ;

וּלְכָה לִישֻׁעָתָה לָּנוּ.

ד אֱלֹהִים הֲשִׁיבֵנוּ;

וְהָאֵר פָּנֶיךָוְנִוָּשֵׁעָה.

ה יְהוָה אֱלֹהִים צְבָאוֹת--

עַד-מָתַי עָשַׁנְתָּבִּתְפִלַּת עַמֶּךָ.

ו הֶאֱכַלְתָּםלֶחֶם דִּמְעָה;

וַתַּשְׁקֵמוֹבִּדְמָעוֹת שָׁלִישׁ.

ז תְּשִׂימֵנוּ מָדוֹןלִשְׁכֵנֵינוּ;

וְאֹיְבֵינוּיִלְעֲגוּ-לָמוֹ.

ח אֱלֹהִים צְבָאוֹת הֲשִׁיבֵנוּ;

וְהָאֵר פָּנֶיךָוְנִוָּשֵׁעָה.

ט גֶּפֶןמִמִּצְרַיִם תַּסִּיעַ;

תְּגָרֵשׁ גּוֹיִםוַתִּטָּעֶהָ.

י פִּנִּיתָ לְפָנֶיהָ;

וַתַּשְׁרֵשׁ שָׁרָשֶׁיהָוַתְּמַלֵּא-אָרֶץ.

יא כָּסּוּ הָרִים צִלָּהּוַעֲנָפֶיהָאַרְזֵי-אֵל.

יב תְּשַׁלַּח קְצִירֶהָ עַד-יָם;

וְאֶל-נָהָריוֹנְקוֹתֶיהָ.

יג לָמָּהפָּרַצְתָּ גְדֵרֶיהָ;

וְאָרוּהָכָּל-עֹבְרֵי דָרֶךְ.

יד יְכַרְסְמֶנָּה חֲזִיר מִיָּעַר;

וְזִיז שָׂדַי יִרְעֶנָּה.

טו אֱלֹהִים צְבָאוֹתשׁוּב-נָא:

הַבֵּט מִשָּׁמַיִם וּרְאֵה;

וּפְקֹדגֶּפֶן זֹאת.

טז וְכַנָּהאֲשֶׁר-נָטְעָה יְמִינֶךָ;

וְעַל-בֵּןאִמַּצְתָּה לָּךְ.

יז שְׂרֻפָה בָאֵשׁ כְּסוּחָה;

מִגַּעֲרַת פָּנֶיךָ יֹאבֵדוּ.

יח תְּהִי-יָדְךָעַל-אִישׁ יְמִינֶךָ;

עַל-בֶּן-אָדָםאִמַּצְתָּ לָּךְ.

יט וְלֹא-נָסוֹג מִמֶּךָּ;

תְּחַיֵּנוּוּבְשִׁמְךָ נִקְרָא.

כ יְהוָה אֱלֹהִים צְבָאוֹת הֲשִׁיבֵנוּ;

הָאֵר פָּנֶיךָוְנִוָּשֵׁעָה.



TEHILIM 83
תהילים פרק פג
NO GUARDES SILENCIO OH ETERNO


1) Shir Mizmor, Le Asaf - 

2) OH Dios no guardes silencio: No te calles, oh Dios, ni te estés quieto.

3) Porque he aquí que braman tus enemigos; Y tus aborrecedores han alzado cabeza.

4) Sobre tu pueblo han consultado astuta y secretamente, Y han entrado en consejo contra tus escondidos.

5) Han dicho: Venid, y cortémoslos de ser pueblo, Y no haya más memoria del nombre de Israel.

6) Por esto han conspirado de corazón á una, Contra ti han hecho liga;

7) Los pabellones de los Idumeos y de los Ismaelitas, Moav y los Hagarenos;

8) Guebal, y Ammón, y Amalec; Los Filisteos con los habitadores de Tiro.

9) También el Assur se ha juntado con ellos: Son por brazo á los hijos de Lot. (Selah.)

10) Hazles como á Madián; Como á Sísara, como á Jabín en el arroyo de Kishón;

11) Que perecieron en Endor, Fueron hechos muladar de la tierra.

12) Pon á ellos y á sus capitanes como á Oreb y como á Zeeb; Y como á Zeba y como á Zalmunna, á todos sus príncipes;

13) Que han dicho: Heredemos para nosotros Las moradas de Dios.

14) Dios mío, ponlos como á torbellinos; Como á hojarascas delante del viento.

15) Como fuego que quema el monte, Como llama que abrasa las breñas. 

16) Persíguelos así con tu tempestad, Y asómbralos con tu torbellino.

17) Llena sus rostros de vergüenza; Y busquen tu nombre, oh el Eterno. Sean afrentados y turbados para siempre; 

18) Y que sean deshonrados, y que perezcan. 

19) Y sepan que tu nombre es el Eterno; Tú solo Altísimo sobre toda la tierra.

א שִׁיר מִזְמוֹר לְאָסָף.

ב אֱלֹהִים אַל-דֳּמִי-לָךְ; אַל-תֶּחֱרַשׁ וְאַל-תִּשְׁקֹט אֵל.

ג כִּי-הִנֵּה אוֹיְבֶיךָ, יֶהֱמָיוּן; וּמְשַׂנְאֶיךָ, נָשְׂאוּ רֹאשׁ.

ד עַל-עַמְּךָ, יַעֲרִימוּ סוֹד; וְיִתְיָעֲצוּ, עַל-צְפוּנֶיךָ.

ה אָמְרוּ--לְכוּ, וְנַכְחִידֵם מִגּוֹי;

וְלֹא-יִזָּכֵר שֵׁם-יִשְׂרָאֵל עוֹד.

ו כִּי נוֹעֲצוּ לֵב יַחְדָּו;

עָלֶיךָ, בְּרִית יִכְרֹתוּ.

ז אָהֳלֵי אֱדוֹם, וְיִשְׁמְעֵאלִים;

מוֹאָב וְהַגְרִים.

ח גְּבָל וְעַמּוֹן, וַעֲמָלֵק;

פְּלֶשֶׁת, עִם-יֹשְׁבֵי צוֹר.

ט גַּם-אַשּׁוּר, נִלְוָה עִמָּם;

הָיוּ זְרוֹעַ לִבְנֵי-לוֹט סֶלָה.

י עֲשֵׂה-לָהֶם כְּמִדְיָן;

כְּסִיסְרָא כְיָבִין, בְּנַחַל קִישׁוֹן.

יא נִשְׁמְדוּ בְעֵין-דֹּאר;

הָיוּ דֹּמֶן, לָאֲדָמָה.

יב שִׁיתֵמוֹ נְדִיבֵימוֹ, כְּעֹרֵב וְכִזְאֵב;

וּכְזֶבַח וּכְצַלְמֻנָּע, כָּל-נְסִיכֵימוֹ.

יג אֲשֶׁר אָמְרוּ, נִירְשָׁה לָּנוּ--

אֵת, נְאוֹת אֱלֹהִים.

יד אֱלֹהַי, שִׁיתֵמוֹ כַגַּלְגַּל;

כְּקַשׁ, לִפְנֵי-רוּחַ.

טו כְּאֵשׁ תִּבְעַר-יָעַר;

וּכְלֶהָבָה, תְּלַהֵט הָרִים.

טז כֵּן, תִּרְדְּפֵם בְּסַעֲרֶךָ;

וּבְסוּפָתְךָ תְבַהֲלֵם.

יז מַלֵּא פְנֵיהֶם קָלוֹן;

וִיבַקְשׁוּ שִׁמְךָ יְהוָה.

יח יֵבֹשׁוּ וְיִבָּהֲלוּ עֲדֵי-עַד;

וְיַחְפְּרוּ וְיֹאבֵדוּ.

יט וְיֵדְעוּ--

כִּי-אַתָּה שִׁמְךָ יְהוָה לְבַדֶּךָ:

עֶלְיוֹן, עַל-כָּל-הָאָרֶץ.




TEHILIM 88

תהילים פרק פח





TEHILIM 89
תהילים פרק פט
Pacto de Dios con David








TEHILIM 109
תהילים פרק ק 
Clamor de venganza



לאחר אמירת תהלים אומרים שלשת הפסוקים:

מִי יִתֵּן מִצִּיּוֹן יְשׁוּעַת יִשְׂרָאֵל, בְּשּׁוּב יְהֹוָה שְׁבוּת עַמּוֹ - יָגֵל יַעֲקֹב, יִשְׂמַח יִשְׂרָאֵל: וּתְשׁוּעַת צַדִּיקִים מֵיְהֹוָה מָעוּזָּם בְּעֵת צָרָה:
וַיַּעְזְרֵם יְהֹוָה וַיְפַלְּטֵם, יְפַלְּטֵם מֵרְשָׁעִים וְיוֹשִׁיעֵם כִּי חָסוּ בּוֹ:


Plegaria para después de recitar Los Capitulos NIVJARIM

¿Quién le dará a Israel la salvación desde Tziyón? Al volver el Eterno con los cautivos de su pueblo, se gozará Yaakov, se alegrará Israel (Sal 14:7). Pues la Salvación de los Tzadikím (los justos) viene del Eterno, ellos serán reenforzados por Él en tiempos de angustias (Salmo 37:39). El Eterno les ayudará y los librará. Él los libertará de los malhechores, los salvará por cuanto en el tomaron refugio (Sal 37:40).

Share:

No comments:

Post a Comment