BLOG DE RAÍZ SEFARDÍ

PIRKEI HA'MAJSHAVÁ - PÓRTICO 1 - CAP 6 - EL TALMUD TORA Y LA EXISTENCIA DE LA CREACION

PORTICO I

Capítulo 6: 

La Estabilidad del Mundo Por el Estudio de la Torá


1. En la Guemará, en el Tratado de Shabat, p.88 / a, deducimos de los versículos que el Santo Dios, Bendito sea Él, estableció una condición para el trabajo de la Creación: si Israel acepta la Torá, el Universo perduraría, de lo contrario volvería al caos (Tohu va Vohu). 


2. El autor de "Nefesh Ha'Jaim" comenta ampliamente el dicho sobre este pasaje en el cuarto pórtico de su libro, en el capítulo 11. Aparte del Sefer Torá que tenemos aquí abajo en este mundo, explica que en los mundos superiores existe una realidad Santa y espiritual llamada Torá. Esta última es incluso el lugar de origen de la Torá que tenemos en este mundo [tomemos referencia lo que escribimos arriba, en el capítulo 2]. Sin embargo, entre la creación del mundo y el momento de Matán Torá en el Monte Sinaí la existencia del mundo de aquí abajo y de todos los mundos superiores no se debía sólo a esa realidad supernal llamada Torá. 


Esa dimensión espiritual propia de la Torá tal como existe en los mundos superiores. El Creador ha dispuesto el mundo aquí abajo de tal manera que antes de que su bendición llegue aquí debe pasar primero por los mundos superiores utilizando los canales de abundancia inherentes a la Torá. 


3. Pero desde la revelación del Monte Sinai, el resplandor de la Torá presente en los mundos superiores no es lo suficientemente poderoso como para generar la existencia sin la Torá aquí abajo. Para vivificarlo todo, es necesario que el pueblo de Israel a su vez estudie la Torá que ahora está aquí en nuestro mundo. Ya es el estudio de la Torá por parte del pueblo judío lo que se suma al reconocimiento de la Torá presente en los mundos superiores que realizan el trabajo. Después del don de la Torá, es incluso solo en virtud de esta nueva intensidad que esta abundancia depositada en la Torá es lo suficientemente fértil como para mantener todos los mundos en la existencia. 


4. El autor del “Nefesh Ha'Jaim” escribe: 

“Si sucedería aunque fuera por un solo momento, de un extremo del mundo al otro, que nadie estudiara la Torá, o que nadie pensara en ella, es evidente que todos los mundos colapsarían y que inmediatamente quedarían reducido a la nada, Jas VeShalom ”. 


5. Y eso incluso si el Santo Dios, Bendito sea Él, nos ha prometido que el mundo nunca se encontraría ni por un solo momento sin que alguien estudie la Torá, Si eso se produjera; por lo contrario, todos los mundos quedarían destruidos, a pesar de todo. Y eso a pesar del Suplemento de abundancia, o su carencia depende de la intensidad con la que uno se entregue al estudio de la Torá. 

Cuando nos dedicamos al estudio de la Torá con todas nuestras fuerzas, como debe ser, le inculcamos vida eterna a toda la creación, y difundimos esa energía en todos los mundos, el estudio genera un excedente de abundancia de esa santidad, una intensa fuente de luz oculta. El poder y las fuerzas de dichas energías son capaces de reconstruir todo lo que había sido destruido, en virtud de las extraordinarias reparaciones que les aportamos. 

6. El autor cita una enseñanza de nuestros Sabios que muestran de qué manera los eruditos conocido com Talmidei Jajamím son "los pilares del mundo", como se dice: 

"Sin [el cumplimiento de] Mi pacto, con el día y la noche, no hubiera establecido las leyes en el cielo, ni en la tierra ”(Jeremías 33:25). 

Y en cuanto al versículo: 

"La sabiduría ha edificado su casa" (Proverbios 9, 

los Sabios del Midrash enseñan "El Eterno dijo:

"Si alguien se exalta a sí mismo y adquiere la Torá y la sabiduría, cuenta para Mí como si "Él creó el Cielo y la Tierra", 

porque es como si él hubiera construido el mundo. Y los Sabios agregan; El Eterno le dijo a Israel: 

"¡Hijos míos! Consagrense a la Torá día y noche, y será en Mis ojos como si fueran ustedes los que erigieron el Universo.” 

Vamos a referirnos a este pasaje del “Nefesh Ha'Jaim” donde se reportan muchas otras referencias para mostrar cómo la estabilidad del mundo depende del estudio de la Torá por parte del pueblo judío. 

7. Es la responsabilidad de cada uno asimilar profundamente estas palabras y revisarlas regularmente [e incluso es deseable estudiar el “Nefesh Ha'Jaim” diariamente, especialmente el cuarto Pórtico; del capítulo 11 al capítulo 34], 

Para que podamos considerar su valor de una manera razonable todo el tiempo, siempre y cuando nos dedicamos al estudio de Torá, y de esta manera llegaremos a entender por qué son mucho más importantes y útiles que todas las demás actividades de este mundo. 

De hecho, eso es a pesar del hecho de que estos últimos pasan a los ojos de los hombres por lo más importante, es precisamente sobre ellos que se ha dicho: 

"Ella es más valiosa que las perlas, tus tesoros más queridos no no valen nada ”(Proverbios 3:15).



PRÓXIMO
CAPÍTULO 7: REMUNERACIÓN Y CASTIGO
Share:

No comments:

Post a Comment