BLOG DE RAÍZ SEFARDÍ

HAFTARÁ DE SHABAT PARÁ


 MAFTIF Y HAFTARÁ PARA SHABAT PARÁ

EL MAFTIR PARA LA PARASHAT PARÁ

El Maftir para la Parashat Pará se encuentra en Números 19:1-22, la cual es leída en el Shabat Posterior a Purím. Estos versículos tratan sobre la Vaca Roja utilizada en el proceso de purificación espiritual en la época del Templo Sagrado. Este tema es importante en esta temporada del año porque antes de Pésaj, cada judío tiene que ser cuidadoso en mantener la pureza espiritual para participar en las ofrendas de la festividad.

Muchas autoridades sostienen que esta lectura es un precepto de la Torá. En Shabat Pará, el Sábado de la novilla roja, se lee en Números 19: 1-22, que describe los ritos de purificación usando la novilla roja (Pará Adumá). De manera similar, la Haftará en Ezequiel 36 también describe la purificación. Tanto en la lectura especial como en la Haftará en Ezequiel 36, el agua rociada limpió a los israelitas.


LECTURA DEL MAFTIR PARÁ

 Números Capítulo 19:1-22

1 Y les habló el Eterno a Moisés y a Aarón, diciendo: 2 Este es el estatuto de la ley que el Eterno ha mandado, diciendo: Diganles a los hijos de Israel que te traigan una becerra roja, sin defecto, en la cual no haya ningún defecto. , y sobre las cuales nunca vino ningún yugo. 3 Y se la darán a Eleazar el Cohén (el Sacerdote Levita), y la sacarán fuera del campamento, y la degollarán delante de él. 4 Y el Cohén Eleazar tomará de su sangre con su dedo, y rociará de su sangre hacia el frente de la tienda de reunión siete veces. 5 Y la becerra será quemada delante de sus ojos; su piel, su carne y su sangre serán quemadas con su estiércol. 6 Y el Cohén tomará madera de cedro, e hisopo y escarlata, y los echará en medio del fuego de la becerra. 

7 Entonces el Cohén lavará sus vestidos, y lavará su carne en agua, y después podrá entrar en el campamento, y el Cohén quedará Tamé (inmundo) hasta la tarde. 8 Y el que la queme lavará sus vestidos en agua, y lavará su carne en agua, y será Tamé (inmundo) hasta la tarde. 9 Y un hombre Tahor (Ritualmente limpio) recogerá las cenizas de la vaca, y las pondrá fuera del campamento en un lugar limpio, y las guardará la congregación de los hijos de Israel para agua de aspersión; es una purificación del pecado. 

10 Y el que recogió las cenizas de la becerra lavará sus vestidos, y será Tamé (inmundo) hasta la tarde; y será a los hijos de Israel, y al extranjero que mora entre ellos, por estatuto perpetuo. 11 El que tocare un muerto, aun el cadáver de cualquier hombre, será Tamé (inmundo) siete días; 12 el mismo se purificará con ella al tercer día y al séptimo día, y será limpio; pero si no se purifica al tercer día y al séptimo día, no será limpio. 13 Cualquiera que tocare un muerto, aun el cuerpo de cualquier hombre que estuviere muerto, y no se purificare, ha contaminado el tabernáculo del Eterno, esa alma será cortada de Israel; por cuanto no se arrojó sobre él el agua de la aspersión, será Tamé (inmundo); su inmundicia aún está sobre él. 14 Esta es la ley: cuando un hombre muriere en una tienda, todo el que entrare en la tienda, y todo lo que estuviere en la tienda, será Tamé (inmundo) por siete días. 15 Y toda vasija abierta, que no tiene tapa cerrada, es inmunda. 16 Y cualquiera que en campo abierto tocare un muerto a espada, o un muerto, o un hueso de hombre, o un sepulcro, será Tamé (inmundo) siete días. 

17 Y para el Tamé (inmundo) tomarán de las cenizas del ardor de la purificación del pecado, y se le echará agua corriente en una vasija. 18 Y una persona limpia tomará hisopo, y lo mojará en el agua, y lo rociará sobre la tienda, sobre todos los utensilios, sobre las personas que estaban allí, y sobre el que tocó el hueso, o el muerto, o los muertos, o la tumba. 19 Y el limpio rociará sobre el Tamé (inmundo) al tercer día, y al séptimo día; y en el séptimo día lo purificará; y lavará sus vestidos, y se lavará con agua, y quedará limpio por la tarde. 20 Mas el hombre que fuere Tamé (inmundo), y no se purificare, aquella persona será cortada de en medio de la asamblea, por cuanto profanó el santuario de el Eterno; el agua de la aspersión no ha sido derramada contra él; es Tamé (inmundo). 

21 Y les será por estatuto perpetuo; y el que rociare el agua de la aspersión lavará sus vestidos; y el que toque el agua de la aspersión quedará Tamé (inmundo) hasta la tarde. 22 Y todo lo que tocare el Tamé (inmundo), será Tamé (inmundo); y el alma que lo tocare será inmunda hasta la tarde.



LECTURA DE LA HAFTARÁ PARÁ

EN SHABAT PARÁ: Cuando la Parashá coincide con Shabat Pará (el sábado especial anterior a la Pascua, como lo hace en 2014, 2022), la haftará entonces es: para los judíos Ashkenazíes: Ezequiel 36: 16-38  y para los Judíos sefarditas: Ezequiel 36: 16-36


LECTURA:  16 Y vino a mí palabra del Eterno, diciendo: 17 Hijo de hombre, cuando la casa de Israel habitaba en su propia tierra, la contaminaron con sus caminos y con sus obras; su camino delante de mí era como la inmundicia de una mujer en su impureza (Nidá). 

18 Por tanto, derramé mi furor sobre ellos por la sangre que habían derramado sobre la tierra, y porque la habían contaminado con sus ídolos; 19 y los esparcí entre las naciones, y fueron esparcidos por los países; según su camino y según sus obras los juzgué. 20 Y cuando llegaron a las naciones adonde fueron, profanaron Mi santo nombre; en el hecho de que la gente decía de ellos: Estos son el pueblo del Eterno, y han salido de su tierra. 

21 Pero tuve piedad de mi santo nombre, que la casa de Israel había profanado entre las naciones adonde habían ido. 22 Por tanto, dile a la casa de Israel: Así ha dicho el Eterno DIOS: Yo no hago esto por ustedes, oh casa de Israel, sino por mi santo nombre, que ustedes han profanado entre las naciones adonde se han ido. 23 Y yo santificaré mi gran nombre, que ha sido profanado entre las naciones, el cual ustedes han profanado en medio de ellas; y sabrán las naciones que yo soy el Eterno, dice el Eterno DIOS, cuando sea santificado en ustedes delante de sus ojos. 

24 Porque los tomaré de entre las naciones, y los reuniré de todas las tierras, y los traeré vuelta a su propia tierra. 25 Y les rociaré con agua limpia, y serán ritualmente limpios; de todas sus Tumá (inmundicias), y de todos sus ídolos, yo los limpiaré. 26 Yo les daré un corazón nuevo, y pondré un espíritu nuevo dentro de ustedes; y quitaré de su carne el corazón de piedra, y les daré un corazón de carne. 27 Y pondré mi espíritu dentro de ustedes, y les haré andar en mis estatutos, y guardarán mis ordenanzas, y las cumplirán. 

28 Y habitarán en la tierra que les di a sus padres; y ustedes serán mi pueblo, y yo seré su Dios. 29 Y los salvaré de todas sus inmundicias; y llamaré al grano, y lo multiplicaré, y no les daré hambre. 30 Y multiplicaré el fruto de los árboles y el producto del campo, para que no reciban más el oprobio del hambre entre las naciones. 31 Entonces se acordarán de sus malos caminos, y de sus obras que no eran buenas; y se avergonzarán de ustedes mismos por sus iniquidades y por sus abominaciones. 

32 No es por ustedes que hago esto, dice el Eterno DIOS, qué les sea notorio; avuerguenzense y confundanse de sus caminos, oh casa de Israel. {S} 33 Así ha dicho el Eterno DIOS: El día que los limpie de todas sus iniquidades, haré que las ciudades sean habitadas, y los lugares desolados sean edificados. 34 Y la tierra que estaba asolada sea labrada, mientras que estaba asolada a la vista de todos los que pasaban por ahí. 35 Y dirán: Esta tierra que estaba desolada se ha vuelto como el jardín del Edén; y las ciudades desiertas, desoladas y arruinadas son fortificadas y habitadas. 

36 Entonces sabrán las naciones que hayan quedado en sus alrededores que yo, el Eterno, he edificado los lugares en ruinas, y he plantado lo que estaba asolado; Yo el Eterno lo he hablado, y yo lo haré. {S} 

37 Así ha dicho el Eterno DIOS: Aún seré consultado por la casa de Israel para hacer esto para ellos; Los multiplicaré con hombres como un rebaño. 38 Como el rebaño del sacrificio, como el rebaño de Jerusalén en sus Moadím (tiempos señalados), así se llenarán las ciudades desiertas de rebaños de hombres; y sabrán que yo soy el Eterno.'



mm




Share:

No comments:

Post a Comment