BLOG DE RAÍZ SEFARDÍ

ELOGIO AL RAV KANIEVSKI




ELOGIO AL MARAN EL RAV JAIM KANIEVSKI ZT"L
-
Elogio Por el Rav Eliezer Berland Shlit”a

Es con un gran dolor y tristeza que el mundo Judio se informó y se le dio a conocer al mundo la noticia sobre el fallecimiento de Maran, el Príncipe de la Torá, el Rav Jaim Kanievsky Zt”l.

Es bien conocida la fuerte conexión entre nuestro Rebe, Rav Eliezer Berland shlit”a y su familia con la familia Kanievsky en general y con el mismo Rav Jaim. La familia Berland compró el apartamento del Steipler (el padre del Rav Jaim, Rav Yaakov Yisrael Kanievsky zt”l), y fueron vecinos a lo largo de veinte años, como relata el Rav a continuación en su elogio.

“Fuimos vecinos por veinte años, con puertas una frente a la otra. Lo veía todos los días varias veces, oraba con él en Lederman juntos. Esta fue nuestra sinagoga habitual a lo largo de veinte años. Mis hijos, desde el día en que nacieron, todos oraron en Lederman junto con el Rav Jaim. Todos ellos tuvieron el merito de verlo todos los días.

“Realmente esto fue algo como lo que no ha sido durante cientos de años, tal revelación de Divinidad que se revela dentro de la carne y la sangre. Esto es algo que es imposible de contener o entender. Es imposible medirlo con cualquier medida del mundo, vivir cerca del gigante entre gigantes, ‘el gran hombre que es gigante entre gigantes’, vivir veinte años a su lado todos los días.

“Cuando la Rabanit Berland (la esposa del Rav Berland) enseñaba hasta las cuatro de la tarde, y las niñas regresaban de la escuela y no había comida en el refrigerador vacío, desde los seis hasta los quince años subían regularmente a Bat Sheva [La Rabanit Kanievsky a”h], [y] ella les daba de comer. Esto sucedia con mucha frecuencia, a veces iban alli todos los días desde los seis años de edad hasta los quince años. Todas mis hijas comían en la casa de Bat Sheva. Ella bajaba y les preparaba la comida.

“Estábamos cerca uno del otro como mamash familia, aun más que familia, y Bat Sheva mamash fue una madre para mis hijas. Ella las cuidaba y las alimentaba, porque desde las ocho de la mañana ya hasta las cuatro de la tarde, la Rabanit Berland no estaba en casa. Por lo tanto, la Rabanit Kanievsky se encargó de mantenerlas y se encargó de todo. Si no fuera por Bat Sheva, quién sabe cómo podrían haber crecido. ¡Entonces esta fue una ayuda material que fue totalmente espiritual, porque Bat Sheva y Rav Chaim eran un aspecto de los querubines del Arca de la Alianza! En cada generación hay una pareja que son los querubines del Arca de la Alianza. En nuestra generación esto fue Rav Chaim y Bat Sheva. Eran los querubines cuyos 'rostros son de hombre [frente] a su hermano'.

“Entonces sabemos la situación de la generación, que HaShem perdona todas las iniquidades, porque la muerte de Miriam está al lado de la Vaca Roja [en la Torá], porque la muerte del Tzadik expía más que la Vaca Roja.

“La muerte de los Tzadikim es dos veces mas duro que la destrucción del Templo Sagrado.

“Este día es un día terrible y espantoso. Es totalmente imposible soportar la terrible tragedia. Este es el día más terrible que podría ser; es imposible describirlo por completo. No soñamos que algo así iba a suceder. Estábamos seguros de que el Rav Jaim viviría hasta los 120 anos de edad con nosotros juntos y continuaría dirigiéndonos y guiándonos con su luz y consejo. El mismo hecho de que él está vivo aquí en este mundo atrae la luz Divina, la santa Shejiná [presencia Divina]. Porque el Tzadik es la Shejiná y su esposa es la ayuda de la Shejiná; ella es la Sefirá (emanación Divina) de Maljut (Reinado) de la Shejiná.

“El Rav Jaim y Bat Sheva, ambos juntos, con sus hijos, nietos y bisnietos, continúan iluminando al pueblo judío, ¡ellos continúan brillando! Está prohibido pensar que el alma se va a ninguna parte. Está escrito en 'Gesher HaJaim' que el mayor pecado es pensar que el alma se va. Esta es la mayor iniquidad de todas las iniquidades. El alma no se va; se queda con nosotros! Como está escrito en la Guemará Shabat 152, el rabino Yehudah fue a consolar a alguien que no tenía familia. Así que le trajo diez personas, y después de Shiva, vino [el muerto en un sueño] y dijo: '¡Yo estuve allí!'

“Como dice el Rav, ‘Pronuncia un elogio conmovedor, porque estaré parado allí’ (Shabat 153a). "¡Pronuncia un elogio conmovedor!": por mucho que lo elogiemos, es solo una espina en el mar. No es ni una gota de millones y miríadas de bondades y bondades que Rabí Jaim hizo con nosotros a través de la esencia de su ser entre nosotros, a través de la esencia de la luz Divina que él atraería sobre nosotros, porque toda la Torá de la generación: niños y niñas, todo el fortalecimiento fue en su mérito. Todo fue en su mérito.

“Solo con verlo por un segundo, sería posible aprender Torá todos por los proximo 120 años de forma continua sin distracciones, sin sacar la cabeza del libro. Esta fue la lección que aprendimos del Rav Jaim, porque lo seguí durante veinte años: ¡en su vida, nunca sacó la cabeza del libro! Ya sea caminando al Kollel Jazon Ish, 

si... ella correría, el correría tras él; Recuerdo hasta el día de hoy. Él no miraraba en absoluto si ella estaba caminando con él o no. En el camino con los niños al jardín de infantes, ¡solo sostenía el libro! Su cara sólo en el libro. ¡Con dificultad conocía las calles, cómo llegar a Kollel Jazon Ish! Así que lo seguí durante veinte años todos los días. ¡Una figura tan excepcional ya no lo será hasta que venga nuestro justo Mashíaj! Él es las letras de Mashiaj [las letras iniciales de Maran Shemaryahu Yosef Jaim, su nombre, equivalen a las letras del ‘Mashiaj’].

“¡Era el Mashíaj de la generación sin ninguna duda! Si hubiesesimos dignos, él se habría revelado, hubieramos visto su revelación. Como dice el Jatam Sofer en Siman 98, Joshen Mishpat en Likutim, ese Mashíaj se encuentra en cada generación. No hay generación sin Mashíaj. Sólo que no tenemos el mérito. No tenemos el mérito de que el Rey Mashíaj se nos revele. Pero él era el Rey Mashíaj de esta generación sin ninguna duda. Él era realmente Mashíaj, y que partió repentinamente es [a causa de] los pecados de la generación; esto expía por la generación.

“Porque realmente hubia un decreto de exterminio de todo el pueblo judío y ahora se endulzó este decreto.

“Porque en cada generación hay decretos de exterminio. Por lo tanto, Mordejai no podía dedicarse a aprender, porque entonces había terribles decretos de exterminio, 'para exterminar, matar, destruir a todos los judíos', por lo tanto, 'encontró el favor de la multitud de sus hermanos', porque ellos no No entiendo que estaba obligado a combatir los decretos de exterminio. Sin embargo, en el momento en que [los decretos] cesaron, él ascendió a la Tierra de Israel y volvió a su aprendizaje, después del [tiempo de] la Meguilá. Este fue Rabí Jaim, quien endulzó todos los decretos.

“Todo lo que estamos viviendo aquí en la Tierra Santa por los ultimos 94 años, lo estamos viviendo aquí con enemigos, pero sin destructores. Ningún enemigo ha tenido éxito. Hay un sinfín de enemigos, pero fue solo por el mérito del Rav Jaim que estuvo ahi para nuestro bien, y el estuvo ahi para el bien de nuestra generación y para todas las generaciones venideras hasta que nuestro justo Mashiaj venga, rápidamente en nuestros días, Amén”.



Share:

No comments:

Post a Comment