BLOG DE RAÍZ SEFARDÍ

JIZUK - CAER EN LO MÁS BAJO DEL PECADO A VECES ES UN DECRETO DEL REY



Y así, Am Israel cayó en el pecado del becerro de oro

Seguimos con la serie de traducciones de las palabras del Rav Eliezer Berland del libro ¡Tendrás éxito! Haga clic AQUÍ para comprar el libro en hebreo.

Está escrito que era algo apropiado, el hecho de que Am Israel se vio involucrado en la fabricación del Becerro de Oro, y que todo eso fue solo permitido para darles el mérito tener Shaflut (humildad).

Hay que entender que al tener tanta arrogancia, por haber visto al Eterno cara a cara. Por eso realmente no hubía más remedio que dejarlos caer en una cosa tan obscena para bajarlos de su altura

Rashi dice que esto fue un decreto del Rey. Todos ellos eran guiborim, (héroes), que gobernaban sobre sus inclinaciones, y eso hubiera favorecido a sus inclinaciones malvadas en momentos que cuando el Yetzer Ha'Ra llegara a dominarlos, hubiese sacado lo mejor de ellos.


Esto no hubiera sido del todo apropiado.

Ya habían roto su Zehumá (impureza espiritual). Pero, todavía les quedaba su arrogancia. Aunque ya habían roto la impureza espiritual de su cuerpo, aún no habían eliminado su arrogancia.

Todo lo contrario. Tenían aún algo de arrogancia adicional, por haber llegado a ese nivel tan elevado.

Entonces, fue un decreto del Rey arrojarlos a una cosa tan humilde, para bajarlos del pedestal.

A partir de aquí, aprendemos que si una persona alguna vez quiere hacer Teshuvá, y cada vez que se despierta, y cada vez tiembla por sus fracasos, esto es una señal de que esto [es decir en un sentido] fue un decreto del rey.


Pero si es "bueno" para él cuando cae, entonces el Eterno debería tener piedad de él.
Share:

No comments:

Post a Comment