BLOG DE RAÍZ SEFARDÍ

EL REGALO MÁS VALIOSO NO ES LO QUE SIEMPRE PENSAMOS


EL REGALO MÁS VALIOSO NO ES LO QUE SIEMPRE PENSAMOS

Hoy es el 4 de Tevet 5780, para el mundo hoy es un día importante ya que es el primero 1 de Enero 2020, ellos celebran un nuevo año. Sin embargo, para nosotros en la familia Judía este día no tiene nada de importante, ya que nuestro año ya empezó tres meses antes, o sea el pasado día primero 1 de Octubre (1 de Tishrei) entramos en el año 5780. Para algunos Judíos la temporada de Fin de año gregoriano es un período de tiempo difícil, algunos se unen a las fiestas paganas para mantener armonía con los no-Judíos con los cuales nos vemos obligados a convivir en la Galut (en el exterior de Israel), otros lo hacen por su propio placer, mientras que la comunidad Jasídica y ultra ortodoxa Judía, en general nos mantenemos fuera de esas fiestas, es un momento en el cual recordamos todo el maltrato que solían sufrir los Judíos a cada año durante estas fiestas no-Judías. Nuestras comunidades están divididas sobre la propia actitud que hay que adoptar como Judíos conviviendo en un mundo rodeado de una mayoría de gentes que celebran; ya sean familiares, amigos, vecinos, colegas de trabajo, o asociados en los negocios.

¿QUÉ SE LE RESPONDE A ALGUIEN QUE NOS DESEA FELICES FIESTAS O FELIZ AÑO NUEVO?

Algunos líderes opinan que no tiene nada malo en unirse a las fiestas, otros alegremente lo celebran como fiestas seculares (no-religiosas) sin consecuencias; mientras que otros opinan que hay que mantenerse muy lejos de esas celebraciones. Si navegamos un ratos por los portales web Judíos más respetados y populares, como Aish, Torah-Box, Chabad, Breslev, etc. encontramos ideas y opiniones muy diversas sobre este tema que van de un extremo al otro. 

Estaba mirando un video recientemente, en el cual un joven Judío trataba (tan mal que bien), y lo digo sin prejuicio, de explicarles en vivo a una cantidad de personas no-Judías el punto de vista de un Judío, y trató lo mejor que pudo, el tema en vivo con una mayoría de gente que no sabía ni entendía nada del porqué para la comunidad Judía (religiosa) en gran parte, se siente muy incómodo compartir sus verdaderos sentimientos en estos días; afortunadamente para ese joven, él es de aquellos que opinan de que, no hay nada malo en unirse a las celebraciones de manera desinteresada, que según sus palabras, se trata para él solamente como un simple cambio de ciclo anual. 

En uno de los portales que mencioné ví una página que estaba tratando de obtener la opinión del público en general sobre lo que hay que responder cuando nos desean felicidades para estas fiestas y planteaban la pregunta de por qué los Judíos aún la celebraciones de nuestro año nuevo no nos deseamos "Felicidades", sino "Bondades" [Me explico: en vez de decir "Feliz Año Nuevo", nos decimos "Shaná Tová" que significa "Buen Año"]; aún ahí en ese caso, se nota cuán difícil era el tema en su totalidad, la audiencia estaba respondiendo con cosas muy lejos de la pregunta planteada. 

Y en otro portal había un artículo muy largo que trataba de explicar o más bien trataba de recordarles a los Judíos de cuanto nos han hecho sufrir en la historia por causa de estas fiestas, ese artículo incluía un historial bastante extenso sobre el origen de dichas fiestas desde la antigüedad hasta nuestros días.

NO NOS HACEN FALTA LAS CELEBRACIONES

Yo soy de los que opinan que aunque uno no celebra, tiene que tratar con gentes que sí lo hace; al menos que uno viva completamente aislado en una comunidad ultra-ortodoxa sin verdaderos vínculos con personas que celebran estas fiestas, que sin lugar a dudas, tienen un origen muy pagano. Por otro lado fuera de eso, yo opino que a la comunidad Judía no le hacen faltas Fiestas o Celebraciones; no tienen ninguna necesidad de adoptar ninguna de las fiestas paganas. 

Por ejemplo: cada Shabat (Sábado) se celebra como de una manera muy similar a la manera que el mundo celebra Navidad, sin las decoraciones y sin idolatría (lleno de alegría, con cantos, con mucho amor alrededor de una mesa con gran variedad de comidas festivas); en el Judaísmo el calendario está lleno de eventos, cada semana, cada mes tiene su motivo especial. El mes de Tishrei comienza con el año nuevo, diez días después llega Yom Kipur que es precedido de momento festivo con mucha comida antes del ayuno del día siguiente, 15 días después están Sukot (las Fiestas de Los Tabernáculos), y es así también al otro extremo del Calendario cuando se celebra Pesaj (Las Pascuas Judías) y Luego llega Shavuot (Pentecostés) con muchas delicias y postres sin fin. Hace dos días terminamos las celebraciones de Januká (Fiesta de la Luz o de la dedicación del Templo), y dentro de unos días tendremos el diez de Tevet (Uno de los ayunos mencionados en la Biblia).


¿Y QUÉ DE LOS REGALOS?

Respecto a los regalos, los Judíos no tienen ningún problema con el tema de dar o de recibir regalos. De hecho, según los medios de cada cual, cada esposo tiene la obligación de regocijar a su esposa con algo a cada Shabat (cada semana), y en las Fiestas más importantes con regalos más significativos; los niños reciben regalos para sus cumpleaños y también en varias ocasiones al año.

Hay Fiestas como Purím (la Fiesta asociada con la Reina Ester), en la que hay que obsequiarles aún hasta sus vecinos y amigos más cercanos. Para las personas que saben apreciar, uno de los mejores regalos que le puede dar a un Rabino, o para los padres, a veces suele ser la dedicación de un libro o un estudio de la Torá; ya sea para un cumpleaños o otra ocasión especial; porque ese regalo le va durar toda una eternidad. Yo acabo de leer un artículo al respecto muy lindo que contiene una historia muy conmovedora, lo pueden leer aquí abajo haciendo click en el vínculo que les dejo.






Share:

No comments:

Post a Comment