BLOG DE RAÍZ SEFARDÍ

EL RASGO DE LA VIGILANCIA - EL SEDENRO DE LOS JUSTOS - CAP 2


Por Rabino Moshe Jaim Luzzato [RAMJAL] Zt”L


CAPÍTULO 2
EL RASGO DE LA VIGILANCIA
La idea de Vigilancia es que un hombre tenga precaución y esté atento a sus acciones y sus compromisos; es decir, para deliberar y velar por sus acciones y sus formas acostumbradas de determinar si sus actos son buenos o no, para que éste no abandone su alma ante el peligro de la destrucción, Dios lo guarde, y no caminar en este mundo de acuerdo con los impulsos del hábito como “Un ciego en las tinieblas”. Esto es algo que nos exige la inteligencia propia. Por considerar el hecho de que un hombre tenga el conocimiento y la capacidad de razonamiento para salvarse y huir de la destrucción de su alma, ¿Será posible que éste prefiera cegarse voluntariamente a su propia salvación? Ciertamente no hay degradación y necedad peor que esta. Quien hace esto es más bajo que las bestias y los animales salvajes, cuya naturaleza los protege, y los hace huir de cualquier cosa que parezca ponerlos en peligro de muerte.

LA CEGUERA AUTO-INFLIGIDA
Quien recorre este mundo sin considerar si su forma de vida es buena o mala es como un ciego que camina a orillas del mar, que corre un gran peligro y cuyas posibilidades de perderse son mucho mayores que las de su salvación. Porque no hay diferencia entre la ceguera natural y la ceguera auto-infligida, el cierre de los ojos como un acto de voluntad y deseo. El Profeta Jeremías se queja del mal de los hombres de su generación, de que se han visto afectados por esta misma aflicción, del cegamiento de sus ojos ante sus acciones, de su falta de análisis para determinar si deben luchar o abandonarse a su pérdida.

Dice acerca de esos hombres (Jeremías 8:6): "Nadie se arrepiente de su maldad, diciendo que ... Todos se desvían en su curso como un caballo que galopa precipitadamente hacia la batalla". He aludido aquí a su ejecución en el impulso de sus hábitos y sus formas sin dejar tiempo para evaluar sus acciones y formas, y, como resultado, caer en el mal sin darse cuenta. En realidad, este es uno de los dispositivos inteligentes de la inclinación al mal: aumentar la presión implacablemente contra los corazones de los hombres para que no tengan tiempo de considerar y observar el tipo de vida que llevan. Porque el Mal Instinto se da cuenta de que si los hombres se dedicaran a prestar atención a sus caminos, sin lugar a dudas, ellos inmediatamente comenzarían a arrepentirse de sus actos y ese arrepentimiento estaría con ellos como retaguardia hasta cuando lleguen frente al momento de pecar.

Es esta misma consideración astuta la que subyace en el consejo del malvado Faraón en su declaración (Éxodo 5:9), "Intensifique las labores de los hombres ...". Su intención era privarlos de todo tiempo libre para que no vinieran a oponerse a él o conspirar contra él, pero se ha esforzado por despojar sus corazones de todo pensamiento por medio de la naturaleza duradera e infinita de su trabajo. Este es precisamente el dispositivo que emplea la inclinación al mal contra el hombre; Porque es un guerrero y está bien versado en el engaño. Uno no puede escapar sin una gran sabiduría y una perspectiva amplia. Como nos exhorta el Profeta (Hageo 1:7), "Presta atención a tus caminos". Y como dijo Salomón en su sabiduría (Proverbios 6: 4): "No le des sueño a tus ojos, Ni a tus párpados adormecimiento; Escápate como gacela de la mano del cazador, Y como ave de la mano del que arma lazos. ..." Y como decían nuestros sabios de Bendita memoria (Sotah 5b) , "Todos los que analizan sus caminos en este mundo, serán dignos de presenciar la salvación lograda por el Santo Dios, Bendito sea Él". Obviamente, incluso si uno se supervisa a sí mismo, no está en su poder salvarse sin la ayuda del Santo Dios, Bendito sea Él. Porque el Instinto al mal es extremadamente tenaz, como dice la Escritura (Salmos 37:32), "El malvado acecha a los justos y busca eliminarlo; Más Dios no lo dejará ..."

SI NO ESTOY YO POR MI, ¿QUIÉN LO ESTARÁ POR MÍ ?

El ser humano que cuida de sí mismo, el Santo Dios Bendito sea Él, lo ayuda, y lo salva de la inclinación al mal. Pero si no le presta atención a sí mismo, el Santo Dios, Bendito sea Él, sin duda, no acudirá en su ayuda; porque si él no se compadece de sí mismo, ¿quién lo hará en su lugar? A eso se referían nuestros sabios de Bendita memoria, cuando dijeron en Berajot 33a, "Está prohibido tenerle compasión a alguien que no tiene entendimiento", y en las escrituras de Avot 1:14, "Si no estoy yo por mí, ¿quién estará por mí? "



VIGILANCIA Y SU SIGNIFICADO 
Se trata de uno que pone atención en lo que hace o que escucha o mira algo con atención. Alguien que escucha atento a las explicaciones que le dan, o las leyes que debe observar. Alguien que es cortés y amable con las personas. Alguien que tiene un prestigio casi imborrable de anfitrión atento y considerado. Alguien que hace sus deberes con atención, o implica o denota atención. Alguien que lee con atención y prudencia el texto de la Torá ....

Adjectivos Sinónimos
Atento, cortés, aplicado, cuidadoso, prudente, esmerado, servicial, atento, provechoso, amable, positivo, pensativo, considerado, serio, meditabundo, precavido, cumplido, bravo, educado, delicado, complaciente, obsequioso, profundo, solícito, preocupado, ansioso, vivo, con vida,  activo,  animado, agradecido,  apreciativo, elogioso, sensible, galante, valiente,  gallardo, valeroso, bizarro, apreciativo, sensible....


Share:

No comments:

Post a Comment