BLOG DE RAÍZ SEFARDÍ

JAFRISHAT JALA - THE SEPARATION OF JALA


LA SEPARACIÓN DE JALÁ

¿Tienes Masa?


Apuesto a que pensabas que la palabra Jalá se refiere a las dos hogazas de pan trenzadas reservadas para las comidas de Shabat. Por supuesto hoy en día todos llaman Jalá a los panes de Shabat y de Yom Tov. Pero la palabra Jalá es en realidad el pequeño trozo de masa que arrancamos y quemamos antes de hornear cualquier pan hecho de cualquiera de los cinco tipo de granos mencionados en la Torá; como el trigo, la cebada y el centeno.


Originalmente, esa masa que sacamos se le dábamos a un Cohén, un descendiente de Aarón que servía en el Templo. 

En los tiempos Mesiánicos del porvenir, reinstauraremos esta práctica. Mientras tanto, necesitamos quemar o desechar esa Jalá antes de que podamos comer el pan hecho de la masa de la que se separó ese pedazo. 

Esa Halajá proviene de una órden directa del Eterno, que encontramos en la Haftará de la Parashá Emor


וְרֵאשִׁית֩ כָּל־בִּכּ֨וּרֵי כֹ֜ל וְכָל־תְּר֣וּמַת כֹּ֗ל מִכֹּל֙ תְּרוּמ֣וֹתֵיכֶ֔ם לַכֹּהֲנִ֖ים יִֽהְיֶ֑ה וְרֵאשִׁ֤ית עֲרִסֽוֹתֵיכֶם֙ תִּתְּנ֣וּ לַכֹּהֵ֔ן לְהָנִ֥יחַ בְּרָכָ֖ה אֶל־בֵּיתֶֽךָ


"Todos los primeros frutos escogidos de todo tipo, y todos los dones de todo tipo, de todas sus contribuciones, serán para los Cohaním (los sacerdotes). Además, les darán al Cohén (al sacerdote) lo primero de lo que obtengas de tu horneado, para que la bendición descanse sobre tu hogar."


En este momento ese pedazo separado, esa Jalá no se la podemos dar a ningún Cohén; ya que ellos no se la pueden comer, por causa de su estado de impureza ritual.

Al sacar la Jalá de la masa nos estamos diciendo que todo lo que recibimos no es solo para nuestro uso. Si tenemos sabiduría, dinero o buena salud, nuestro primer paso es orientarlos hacia un propósito Divino.

La Mitzvá de separar la Jalá se aplica a todo judío, hombre o mujer. Sin embargo, tradicionalmente es algo que ha sido una de las Mitzvot especiales confiadas a la mujer judía. En su papel del "Akeret Habait"(el fundamento del hogar), a la mujer se le confían Mitzvot que elevan y santifican las actividades mundanas y nutren a su familia física y espiritualmente.


TIPOS DE MASAS DE LAS CUALES TENEMOS QUE SACAR LA JALÁ


(a) La obligación de separar Jalá se toma de lotes de trigo, centeno, cebada, avena o espelta que usan al menos 59 onzas de harina. Si usamos menos de esto, pero más de 43 onzas, hay que sacar la Jalá, pero no se recita la bendición. 

(b) No se separa Jalá de una mezcla tan fina que no se parezca a una masa de pan. En dicho caso la obligación de separar la Jalá podría aplicarse después del horneado.

(c) El líquido que se mezcla con la harina para crear la masa debe contener agua. Si no contiene, tienes que agregarle un poco de agua y luego puedes sacar la Jalá con una bendición. Si la masa se crea sin agua no se recita la Brajá (la bendición). Aunque contenga huevos, aceite, grasa o jugo con la mezcla de harina.

** Sin embargo, muchas autoridades autorizan que se le saque la Jalá a la masa con Brajá, si la mezcla contiene leche, vino, jugo de uva, aceite de oliva, miel líquida, etc. Aunque no contenga agua. De todos modos siempre y cuando 
la masa contenga la cantidad de harina que según la Halajá se requiere para la Brajá. En la práctica uno debe seguir la costumbre local. Es aconsejable de siempre agregarle algo de agua si uno tiene la intención de sacar la Jalá con la Brajá.

Los Pasteles, Bizcochos, y las galletas (las masitas dulces) a veces también hay que sacarle la Jalá a su masa antes de hornearla. Si planea hornear algo con más de 10 tazas de harina, consulte las reglas.


LA CANTIDAD DE HARINA QUE SE REQUIERE PARA LA OBLIGACION

La obligación de sacar la Jalá siempre depende de la cantidad de harina que contiene la masa. La mínima cantidad de harina que se requiere es un Omer, una medida antigua mencionada en la Torá. Sin embargo, existen varias opiniones sobre la cantidad que representa la medida de un Omer; varias costumbres se han desarrollado en base a las opiniones más importantes, y todos distinguen entre la cantidad mínima de sacar Jalá sin bendición y la máxima con bendición. Estas son las cuatro costumbres más importantes:

(a) Según el Jazón Ish para sacar la Jalá sin bendición la mezcla debe de contener al menos 1.2 kilos de harina.
(b) Según la opinión del Rav Avraham Chayim Naéh: para sacar la Jalá sin bendición la mezcla debe de contener al menos 1.62  o 1.65 kilos de harina. Y con brajá debe de contener más 1.666 kilos de harina.

(c) Según otras opiniones: para sacar la Jalá con la bendición la mezcla debe de contener más de 2.5 kilos de harina.

(d) Otra costumbre es que para sacar la Jalá sin bendición la mezcla debe de contener al menos 1.67 kilos de harina. Y con brajá la masa debe de contener más de 1.680 kilos de harina.

Sin embargo, si la mezcla contiene menos de 1.2 kilos de harina, no se le saca Jalá. De lo contrario esto generaría confusión más tarde si la mezcla se combina con otra masa o con otros produntos

Si adquiere pan y otros productos con masa de un panadero Judío que tiene la costumbre de separar Jalá, el cliente tiene la obligación de separar la Jalá de su compra; y eso es válido aunque comprare una cantidad muy pequeña de menos de 1.2 kilos, porque se debe asumir que el producto proviene de una gran cantidad de masa del panadero.


¿CÓMO SE SEPARA LA JALÁ?



Después de amasar la masa, antes de darle forma de hogaza, coloque toda la masa en una sola sartén o tazón y recite:

Bendito eres Tú, Señor nuestro Dios, Rey del universo, que nos ha santificado con Sus mandamientos y nos ha ordenado separar Jalá.

Separe un trozo pequeño (aproximadamente una onza) y diga: "Esto es Jalá".

Envuelva la Jalá en papel de aluminio y colóquela en el asador u horno vacío, o quémela por cualquier otro método.


Share:

No comments:

Post a Comment