BLOG DE RAÍZ SEFARDÍ

Buscando al Mashiaj en la oscuridad


 BUSCANDO AL MASHIAJ EN LA OSCURIDAD (SODOMA) 

[Dice El Eterno D.ios] “Encontré al Mesías mi siervo, ¿dónde lo encontré? ¡En Sodoma! (Talmud Sanedrín 109b)

 Extracto de una clase en Likutei Halajot Hashkamat Haboker 1: 6-1: 8


El Zohar dice que Moshe es el Mashiaj, él es el Redentor. El estaba con el pueblo judío en la esclavitud, en el lugar más impuro y oscuro de todo Egipto. Creció en la casa de Faraón. Y este es el aspecto del pequeño punto del bien que está preso y oculto dentro de muchas, muchas capas de oscuridad y maldad. También lo vemos por Yosef, que estaba en el calabozo de Egipto y eso es lo que allanó el camino hacia la redención del pueblo judío. Ese es el aspecto del punto bueno que se oculta dentro de todo lo malo y todo lo malo y lo vemos. 

Ese es también el aspecto de la reina Esther. Ahora estamos llegando a las festividades de Purim. La reina Esther fue enviada a la casa de Ajashverosh. Fue enviada a casarse con Ajashverosh, quien era el mayor adorador de ídolos, él era el epítome del mal en el mundo de aquel entonces. Fue enviada a casarse con él, a estar con él en su casa, a quedarse atrapada en su palacio, el lugar más impuro del mundo antiguo. Y por medio de eso pudimos tener la redención y la historia de Purim cuando fuimos redimidos nuevamente y traídos de regreso a la tierra de Israel para construir el segundo templo.

Y la tercera redención se realizará a través del Mashiaj, el Redentor final. También será encarcelado y encerrado dentro del epítome del mal. Y el mal final es el mal del Erev Rav, eso es lo que el Rebe Natan está explicando aquí: el caos completo. ¿Qué es Erev Rav? Se trata de una multitud mixta, son una mezcla de bien y mal, no son una nación propia, existen entre nosotros (Los Judíos) y no hay una definición clara de quiénes son. 

Y en todos los exilios anteriores tuvimos una definición clara de nuestros enemigos. Pero en el exilio final, especialmente en los últimos días antes de la redención final, es complicado porque realmente no podemos darle una definición clara a nuestros enemigos. Eso es lo que llamamos el Erev Rav, la multitud mixta, están compuesto por una mezcla de bien y mal. Por un lado, parecen judíos, nacidos de madres judías. Por otro lado, son la klipá (la cáscara) más fuerte desde la creación del mundo. 

El Zohar dice que dado que Moshe fue quien salvó a la multitude del Erev Rav al sacarlos de Egipto, tendrá que sufrir en manos de ellos cuando regrese como redentor final, al ser encarcelado en la prisión de ellos antes de la redención. 

Y el Zohar dice que la redención no puede llegar hasta que los del Erev Rav que tienen el aspecto de Amalek, esa gente que persiguen a los Tzadikim, sean eliminados del mundo. Entonces, para lograr su fin el Mesías debe penetrar ahí y encerrarse allí dentro de esta klipá tan oscura llamada Erev Rav, que es la fuente y el epítome del mal en el mundo. 

El Mashiaj tiene que ser encarcelado bajo su poder, para anular esencialmente su poder para lograr la redención. Para que la luz y la bondad se revelen específicamente de esos lugares oscuros, automáticamente ilumina la luz sobre todo lo que lo rodea y sobre el mundo entero.

Es por eso que Rebe Najman y Rebe Natan enfatizan tanto la idea de buscar al Tzadik de la generación. El Tzadik de la generación está oculto, ¿dónde lo vas a encontrar? Lo vas a encontrar en la oscuridad, está escondido en la tiniebla, está encarcelado dentro de la oscuridad (de la cáscara). Y ese es el trabajo del Tzadik. Ir a esos lugares oscuros, para iluminar el mundo entero, porque desde allí podrá arreglar la fuente de la oscuridad y la fuente del mal (quebrantar la cáscara).

Este aspecto de encontrar el punto bueno, de buscar siempre los puntos buenos dentro de todo, incluso dentro de la mayor oscuridad, y el epítome del mal. Este también es un aspecto de buscar el Tzadik de la generación. Ese Tzadik de la generación está escondido en la oscuridad. De manera que uno no puede ver que es un Tzadik, al igual que la persona no puede ver que su punto bueno es realmente bueno. 

Pero el Rebe Natan dice que debes buscarlo en verdad, hay que buscarlo certeza y hay que intentarlo seriamente, hay que rogar y pedirle al Eterno para que le revele la identidad del Tzadik, que le revele el punto bueno de todo. Y cuando se encuentra ese punto bueno, se revela, y cuando alguien se conecta con él y lo aprovecha, de repente se da cuenta de que la bondad comienza a extenderse dentro de toda la creación, y así es como se produce la redención. 

El Rebe Najman dice que la redención se produce a través de la conexión con el Tzadik de la generación. Si el pueblo judío en Egipto no se hubiese conectado con Moshé, no se hubieran salvado; si hubieran dicho "éste creció en la casa de Faraón, ¿por qué deberíamos ir tras él?" Entonces no hubieran sido redimidos, pero como tenían emuná y creyeron en Moshe, por eso fueron redimidos; y se cumplió la palabra en ellos que dice así: "Vayaminu ba Ha'Shem U'bi Moshe Avdó", y creyeron en el Eterno y en su sirviente Moshe, y fue solo a través de eso que pudieron ser redimidos y tuvieron el mérito de ver todos los milagros de la apertura del mar de Junco, las 10 plagas y la recepción de la Torá en el Monte Sinaí. 

Pero si no hubieran buscado a través de la oscuridad, lo que significa la plaga de la oscuridad cuando se les ordenó buscar los diamantes y las joyas en las casas de los egipcios. Es buscar los pequeños puntos buenos dentro del epítome de la oscuridad, buscar el tzadik, el redentor. Si no hubieran hecho eso y hubieran buscado a Moshe y lo hubieran seguido fielmente, no habrían sido redimidos. Y, de hecho, 4/5 de los judíos que no creían en Moshé murieron en la plaga de la oscuridad. 

Moshe, que es la chispa del bien escondido dentro del epítome de la oscuridad, él es el que revela toda la bondad, los tesoros dentro de Egipto, él es el que pone fin a la oscuridad, él es el que pone fin a todo el mal, haciendo brillar las pequeñas chispas de luz desde lo profundo de su interior.

Entonces, lo principal es buscar el tzadik de la generación, buscar el bien en la oscuridad, porque estamos en la más profunda oscuridad de las generaciones, cada generación se vuelve más y más oscura, más y más malvada. A veces vemos y escuchamos cosas que ni siquiera podemos creer que estamos viviendo en esos tiempos, ¿cómo podría haber tal maldad? A menudo nos resulta difícil creer algunas de las cosas que escuchamos. 

Pero lo principal es no desanimarse por el mal, lo principal es centrarse solo en lo bueno, ni siquiera mirar el mal, no prestarle atención, como si no existiera. Busca lo bueno, busca el tzadik y concéntrate en el tzadik, ni siquiera te concentres en lo que están diciendo y lo que están haciendo a su alrededor y en todo el mal del que se rodea, concéntrate en el punto del bien en sí mismo y nada más. 

A través de eso, podrás dar vida, dar un discurso, dar expresión al Tzadik, y podrá difundir la luz del Mashiaj, de la redención, al mundo entero.



Share:

No comments:

Post a Comment