BLOG DE RAÍZ SEFARDÍ

AMOR AL PROJIMO - PLEGARIAS


LA AMISTAD Y EL AMOR AL PROJIMO

# 883 Una Plegaria para amar a mi Prójimo con un amor incondicional.


Amo del universo, el que puede hacer cualquier cosa. Que yo merezca poder amar a todos mis amigos, con un amor incondicional, un amor desinteresado, que no se da para recibir nada a cambio, un amor del santo intelecto, que ama el alma santa de cada uno tal como es, simplemente como fueron formados desde el Kisei Ha'Kavod (el Trono de la Gloria), así como son forjados desde el Maljut de la Atzilut.

Y que a través de esto, merezcamos elevarnos al mundo de Biná, cuya raíz está en el oído de Adam Kadmón. Y que merezcamos, al amar a nuestros amigos, con amor incondicional, estar rodeados de la raíz del Keter de Adam Kadmón, ya que es a través del poder de amar a nuestros amigos, que merecemos servirle a HaShem día y noche sin comer ni beber, sin ningún pago o recompensa. .

Y, a través de esto, merezcamos entrar con nuestros cuerpos al Gan Edén, como Yehoshua ben Levi, quien aprendió Torá con Baalei Matan [personas con enfermedades altamente contagiosas] sin ningún pago [porque ninguno de los otros estaba listo para acercarse a ellos y no tenían a nadie con quien aprender Torá].

Y por esto, entró con su cuerpo al Gan Edén y tomó la espada del Ángel de la Muerte, entonces el Ángel de la Muerte ya no pudo hacer su trabajo, hasta que el Ángel de la Muerte le suplicó y le rogó para que le devuelve su espada.

Y todo esto sucedió después de que Yehoshua ben Levi le juró que nunca más dejaría Gan Edén, como Rabá bar Rav Huna cuando Eliahu el Profeta lo llevó a Gan Edén, tomó hojas y las puso en su ropa, y su prenda se convirtió en Lleno de un buen olor con el que vendió por 13.000 sacos llenos de dinares de oro, y todo esto se debió a un amor incondicional que tenía por sus amigos (su prójimo).



# 1439 Una Plegaria para amar a su prójimo como a sí mismo


Amo del universo, el que puede hacer cualquier cosa, concédenos la verdadera amistad y el amor, y no hiera más a ningún prójimo, y no ser irrespetuoso con ningún prójimo.

Y que siempre pueda amar a todos con un amor verdadero del corazón y del alma, y ​​que solo les traiga felicidad y que tenga el mérito de siempre alentarlos.

Y QUE MEREZCA SER FELIZ POR EL ÉXITO DE LOS DEMAS, Y EL ÉXITO DE SUS HIJOS E HIJAS.

Y que merezca ser feliz por el éxito de los demás como si fuera literalmente mi propio éxito, como está escrito en el capítulo 4 de los Salmos, "Y pusiste la felicidad en mi corazón en el momento en que sus granos y vides estaban creciendo". .

Que todo lo que mi prójimo cultive y desarrolle me cause una increíble felicidad pura, que arde en mi corazón con verdadera amistad, amor y verdadera felicidad por el éxito de los demás.

De la misma manera, que merezcamos enmendar el pecado de los estudiantes de Rabí Akiva, los 24,000 Talmidím (estudiantes) que perecieron, porque fueron irrespetuosos los unos para con los otros, no se respetaron unos a otros.

Y con cada día que pasa, que aprendamos a amar plenamente a nuestros prójimos, y a través de esto obtendremos la quincuagésima (50) puerta del Templo del Fuego Sagrado, como se dice, "Y amarás a tu prójimo como a ti mismo".




UNA PLEGARIA PARA MERECER AYUDAR Y APOYAR A SU PRÓJIMO


Haftará: Lej Lejá

"El hombre le ayudará a su prójimo y a su hermano le dirá, '¡sé fuerte'!"

Amo del Universo, el que lo puede hacer todo, en el mérito de Lej Lejá, que merezcamos recibir la habilidad de HaShem, nuestro Dios, para ayudar y apoyarnos unos a otros, y no fijarnos en las deficiencias del prójimo, ni tratar de menospreciarlo. , Dios nos guarde.

Y que no sintamos celos, ni "mal de ojos" por el éxito de nuestro prójimo. Al contrario, que animemos a nuestro prójimo. Como esta escrito

“Y A SU HERMANO LE DIRÁ '¡¡SÉ FUERTE !!'”



Share:

No comments:

Post a Comment