BLOG DE RAÍZ SEFARDÍ

ROSH HA'SHANÁ

ROSH HA'SHANA

Este Artículo Fue Preparado Por ABA-EYBO


Agosto 24, 2021 - 16 Elul 5781


Rosh Ha'Shaná es la palabra hebrea que literalmente significa "cabeza del año", Así se dice Año Nuevo judío. Hay varias celebraciones de Años nuevos en el calendario bíblico-Judío. Este es el año nuevo para los seres humanos. En la biblia, el nombre de esta festividad es Yom Teruá, literalmente "día de gritos o toques", y también se conoce más comúnmente en Español como la Fiesta de las Trompetas; porque en este día tenemos el mandamiento (la Mitzvá) de dar y escuchar gritos de Trompetas. Éste  es el primero de los Días judíos elevadamente sagrados; comúnmente conocidos como "Yamím Nora'im ("Días terribles") especificado por Levítico 23: 23–32 que ocurre a principios del otoño del hemisferio norte.


El Shofar de Rosh Ha'Shaná, ¿qué es?
El shofar, es una Trompeta hecha de cuerno de carnero, es el símbolo de la festividad de Rosh Ha'Shaná. Aunque el nombre oficial de la fiesta es Cabeza del Año, el Año nuevo Judío tiene que ver con el sonido del Shofar, el Eterno nos ordenó a que hagamos sonar el cuerno del Shofar en esta Festividad que los no Judío llaman la Fiesta de las Trompetas (Números 29:1). El Shofar evoca el Pacto del Eterno con Abraham, al recordar el carnero que fue ofrecido como Korbán en lugar de Yitzjak (Isaac) el hijo de Abraham. Este día es de hecho el cumpleaños de Isaac y también el cumpleaños del primer hombre (Adán Ha'Rishón).

El Shofar es el ritual más conocido de Rosh Ha'Shaná, el shofar se toca en varios puntos durante las oraciones de Rosh Ha'Shaná, con un total de 100 toques cada uno de los dos días de la Fiesta.

Si bien el sonido del shofar es un estatuto bíblico, también es una "llamada para prestar atención", que incita a los judíos a enmendar sus caminos y arrepentirse. Los toques del shofar claman: "¡Durmientes, despierten de su sueño! Examinen sus caminos y arrepiéntanse y recuerden a su Creador". 


¿Cómo se observa esta fiesta en las comunidades Judías? 
En las comunidades religiosas esta fiesta se celebra con plegarias en las sinagogas, es un día de reflexión personal para cada Judío, en el cual se recuarda el juicio del primer hombre, y en cual desde entonces, todos los seres humanos son juzgados, determinando en los tribunales celestiales qué tipo de año vivirá cada ser humano en el año que comienza con este cumpleaños de la humanidad. Es un día el que tenemos la obligación de escuchar el sonido del shofar.  

FECHAS EN LAS QUE CAERA ROSH HA'SHANA EN LOS PROXIMOS AÑOS
En el calendario bíblico ordenado por Dios las Fiestas Solemnes como esta siempre caen en fechas fijas; sin embargo, como el calendario que mundo sigue es un calendario solar, nos da la falsa impresión que las fechas cambian. Rosh Ha'Shaná siempre cae el primer día del mes de Tishréi  y la fiesta termina el segundo día de Tishréi 

Fechas para el Primer día de Tishréi en el calendario Romano
En año 2020 cae desde la Puesta del sol del 18 de septiembre hasta el anochecer del 20 de septiembre.
 
En año 2021 cae desde la Puesta del sol del 6 de septiembre hasta el anochecer del 8 de septiembre.

En año 2022 cae desde la Puesta del sol del 25 de septiembre hasta el anochecer del 27 de septiembre.

En año 2023 cae desde la Puesta del sol del 15 de septiembre hasta el anochecer del 17 de septiembre.

Rosh Hashaná es una celebración de dos días que comienza el primer día de Tishréi, que en realidad es el séptimo mes del año eclesiástico. En contraste con el año nuevo lunar eclesiástico el primer día del primer mes de Nisán, el mes de la Pascua en la primavera que marca el éxodo de Israel de Egipto, Rosh Ha'Shaná marca el comienzo del año civil, según las enseñanzas del judaísmo, y es el tradicional aniversario de la creación de Adán y Eva, el primer hombre y la primera mujer según la Biblia hebrea, y la inauguración del papel de la humanidad en el mundo de Dios.

LAS COSTUMBRES
Las costumbres de Rosh HaShaná incluyen el mandamiento de hacer sonar el shofar (el cuerno de carnero limpio), según lo escrito en la Torá, siguiendo la prescripción de la Biblia hebrea para "hacer ruido" en Yom Teruá. Las costumbres incluyen asistir a los servicios de las sinagogas y recitar una liturgia especial sobre Teshuvá (el arrepentimiento), así como disfrutar de comidas festivas. Comer alimentos simbólicos es ya una tradición; alimentos tales como las manzanas bañadas en miel, con la esperanza de evocar un dulce año nuevo.


Etimología del Nombre Rosh Ha'Shaná


"Rosh" es la palabra hebrea para decir "cabeza"; "Ha" es el artículo definido ("El o La" en hebreo), y "Shaná" significa año. Así, "Rosh Ha'Shaná" significa "cabeza del año", refiriéndose al día judío del año nuevo para los seres humanos. Hay otros días que son cabezas de años para otras cosas.

El término "Rosh Ha'Shaná" en su significado descrito arriba no aparece como tal en la Torá. Levítico 23:24 se refiere a esta fiesta del primer día del séptimo mes como "Zijrón Teru'á ("un memorial del sonar del cuerno]"); también se le llama  "Shabat Shabatón" en esa misma parte de Levítico que significa un Sábado o día de Reposo meditativo, y un "día santo para el Eterno Dios". 

Estas mismas palabras se usan comúnmente en toda la biblia para referirse a los días Solemnes del Eterno. En el capítulo 29 del libro de Números, se le llama a esta fiesta Yom Teru'á ("día de tocar el cuerno"). 

El término Rosh Ha'Shaná aparece una vez en la Biblia en el libro de Ezequiel 40: 1, donde tiene un significado diferente: ya sea generalmente la época del "comienzo del año", o posiblemente una referencia a Yom Kipur, o al mes de Nisán.

En los Sidures (los Sidurím), libros Judíos de oraciones (es decir, el Sidur y los Majzor), Rosh Ha'Shaná también se llama Yom Ha'Zikaron (el día del recuerdo), que no debe confundirse con el día del recuerdo israelí moderno del mismo nombre.

Rosh Ha'Shaná marca el comienzo de uno de los nuevos años en el calendario hebreo (una de las cuatro celebraciones de "año nuevo" que definen varios "años" legales para diferentes propósitos, como se explica en la Mishná y el Talmud).  Es el año nuevo para las personas, los animales y los contratos legales. La Mishná también aparta este día como el año nuevo para calcular los años de la Shemitá (el Reposo del Séptimo año) y Ha'Yovel (el Jubileo o Sea el reposo de cada año 50). Rosh Ha'Shaná conmemora la creación del Hombre o sea el ser humano.


El Origen de Rosh Ha'Shaná es Bíblico

El origen del Año Nuevo hebreo es esencialmente una fiesta de origen bíblico; sin embargo, muchos creen que la fiesta tuvo su origen con el comienzo del año económico en las sociedades agrícolas del antiguo Cercano Oriente. El Año Nuevo fue el comienzo del ciclo de siembra, crecimiento y cosecha; la cosecha estuvo marcada por su propio conjunto de importantes festivales agrícolas. Los semitas generalmente fijaban el comienzo del nuevo año en otoño, mientras que otras civilizaciones antiguas eligieron la primavera para tal fin, como los persas o los griegos; la razón principal fue agrícola en ambos casos, el momento de sembrar la semilla y traer la cosecha. 

Como mencionado antes, en la ley judía, se observan cuatro años nuevos importantes, cada uno de los cuales marca un tipo de comienzo. El mes lunar Nisán (que generalmente corresponde a los meses de marzo a abril en el calendario gregoriano) es cuando se agrega un nuevo año al reinado de los reyes judíos, y marca el comienzo del año para las tres peregrinaciones judías ordenadas por Dios. 

Es una Mitzvá, un mandato o Mandamiento declarado expresamente en la Biblia hebrea: "Este mes será para ustedes el principio de los meses del año" (Éxodo 12: 2). 

Sin embargo, los años ordinarios, La Shemitá o años Sabáticos, los jubileos (años 50) y las fechas inscritas en las escrituras legales y los contratos se calculan de manera diferente; tales años comienzan el primer día del mes lunar de Tishréi (generalmente corresponde a los meses de septiembre a octubre en el calendario gregoriano). 

Esto también es una Mitzvá, un mandato o Mandamiento declarado expresamente en la Biblia hebrea; dice el Eterno: "Tres veces al año me celebrarán fiesta ... la fiesta para el Festival de las Matzot (de los panes sin levadura) o sea la Pascua (o Pesaj en hebreo); ... la fiesta de las 7 Semanas (Shavuot - Pentecostés o sea día 50 despues de la Pascua) ... y la fiesta de Sukot (Cabañas o Tabernáculos) que es al final del año "(Éxodo 23: 14-16). "A la partida del año" implica que el nuevo año comienza aquí. 

Otros creen que el reconocimiento de Tishréi como el comienzo del año judío comenzó con los primeros egipcios y que fue preservado por la nación hebrea; sin embargo, no es cierto ya que encontramos a veces que la Torá menciona a Tishréi como primero, ejemplo en la Biblia hebrea (Génesis 7:11) cuando se describe el Gran Diluvio en el momento de Noé. Esto comenzó durante el "segundo mes" (MarJeshvan) contando desde Tishréi, un punto de vista que ha sido ampliamente aceptado por los Sabios de Israel.

ROSH HA'SHANA ES EL DIA DEL JUICIO ANUAL

La Mishná contiene la segunda referencia conocida a Rosh Ha'Shaná como el "día del juicio" (Yom Ha'Din). En el tratado del Talmud sobre Rosh Ha'Shaná, establece que se abren tres libros contables en Rosh HaShaná, en los que se registra el destino de los malvados, los justos y los de la clase intermedia. Los nombres de los justos se inscriben inmediatamente en el libro de la vida y se sellan "para vivir". A la clase intermedia se le permite un respiro de diez días, hasta el día de Yom Kipur, para reflexionar, arrepentirse y volver hacerse justo; los malvados son "borrados del libro de los vivos para siempre". 

Algunas descripciones Midráshicas representan a Dios sentado en un trono, mientras que los libros que contienen las obras de toda la humanidad se abren para su revisión, y cada persona pasa frente a Él para evaluar sus acciones. 

"El Santo Dios dijo, 'en Rosh Ha'Shaná recita ante Mí [versos de] Soberanía, Recuerdo y toques de Shofar (Maljiyot, Zijronot, Shofrot): Soberanía para que me corones tu como Rey; Recuerdo para que tu recuerdo se eleve ante Mí. ¿Y por medio de qué? Por medio del Shofar. (Rosh HaShaná 16a, 34b) "

Esto se refleja en las oraciones compuestas por los sabios rabínicos clásicos para Rosh Ha'Shaná que se encuentran en los Majzorím Askenazíes tradicionales, donde el tema de las oraciones es la "coronación" de Dios como Rey del universo, en preparación para la aceptación de los juicios que seguirán en ese día.


El Servicio de Oración Para Rosh HA'Shaná

El día de Rosh Ha'Shaná, los poemas religiosos llamados Piyutím, se agregan a los servicios regulares. En este día se usa un libro de oraciones especial,llamado Majzor (plural Majzorím), Ese tipo de libre de plegaria no se usa solamente en Rosh Hashaná, si no también en el día de Yom Kipur.  Se hacen varias adiciones al servicio regular, 

La más notablemente es una repetición extendida de la Plegaria de Amidá tanto para el Shajarit como para el Musaf. El Shofar se toca durante Musaf en varios intervalos. (En muchas sinagogas, incluso los niños pequeños vienen y escuchan el sonido del Shofar). Se recitan versículos bíblicos en cada punto. Según la Mishná, se dicen diez versículos (cada uno) con respecto a la realeza, el recuerdo y el shofar en sí, cada uno acompañado por el sonido del shofar. 

Se añden una variedad de Piyutím, oraciones penitenciales medievales, se recitan sobre temas de arrepentimiento. La oración de Aleinu se recita durante la repetición de la Amidá de Musaf.

La narración en el Libro de Génesis que describe el anuncio del nacimiento de Isaac y su posterior nacimiento, ver Génesis capítulo 21, esta parte es la Parashá de Rosh Ha'Shaná, la porción bíblica de la Torá en las sinagogas para el primer día de Rosh Hashaná;

La Parashá para el segundo día es la Akeidá de Isaac; la narración del sacrificio y la atadura de Isaac sobre el altar del monte del Templo en Jerusalén. ver Génesis capítulo 22.

La oración Amidá de Musaf en Rosh Hashaná es única en el sentido de que, aparte de la primera y la última de las tres bendiciones, contiene tres bendiciones centrales que hacen un total de nueve. Estas bendiciones se titulan "Maljuyot" (Reinado, y también incluye la bendición por la santidad del día como en un Mussaf normal), "Zijronot" (Recuerdo) y "Shofarot" (en relación con el Shofar). Cada sección contiene un párrafo introductorio seguido de una selección de versículos sobre el "tema". 

Los versículos son tres de la Torá, tres de los Ketuvím, tres de los Nevy'ím y uno más de la Torá. Durante la repetición de la Amidá, el Shofar suena (excepto si ese día cae en Shabat) después de la bendición que termina cada sección. 

La recitación de estas tres bendiciones se registra por primera vez en la Mishna, aunque los escritos de Filón y posiblemente incluso el Salmo 81 sugieren que las bendiciones pueden haber sido recitadas en Rosh Ha'Shaná incluso siglos antes.


LAS COSTUMBRES PARA LAS PREPARACIONES DE ROSH HA'SHANA

30 Días antes de Rosh Ha'Shaná

Rosh Ha'Shaná está precedido por el mes de Elul, durante el cual se supone que los judíos deben comenzar un autoexamen y arrepentimiento, un proceso que culmina en los diez días del "Yamim Nora'ím", los Días de Pavor, comenzando con Rosh Ha'Shaná y terminando con la festividad de Yom Kipur.

El shofar se toca tradicionalmente cada mañana durante todo el mes de Elul, el mes anterior a Rosh Ha'Shaná. El sonido del shofar tiene la intención de despertar a los oyentes de su "sueño" y alertarlos sobre el juicio venidero. El shofar no se toca en Shabat. 

En el período previo a Rosh Ha'Shaná, se recitan oraciones penitenciales llamadas Selijot. La tradición sefardí debe comenzar al comienzo de Elul, mientras que la práctica askenazí debe comenzar unos días antes de Rosh Ha'Shaná. 

El día anterior al día de Rosh Ha'Shaná se conoce como Erev Rosh Hashaná ("víspera de Rosh Hashaná"). Es el día 29 del mes hebreo de Elul, que termina al atardecer, cuando comienza Rosh Ha'Shaná. Algunas comunidades realizan Hatarat Nedarím (una anulación de votos) después de los servicios de oración de la mañana. Muchos hombres ortodoxos se sumergen en una Mikve en honor al día que viene. 


Alimentos Simbólicos

Seder de Rosh Ha'Shaná: Mermeladas de Rosh Ha'Shaná preparadas por judíos libios

Alimentos tradicionales de Rosh Ha'Shaná: Manzanas bañadas en miel, granadas, vino para kidush

Las comidas de Rosh Ha'Shaná generalmente incluyen manzanas bañadas en miel para simbolizar un dulce año nuevo. Se pueden servir otros alimentos con un significado simbólico, dependiendo del Minhag local ("costumbre"), como la cabeza de un pez (para simbolizar la oración "seamos la cabeza y no la cola").

Muchas comunidades celebran un "Seder de Rosh Ha'Shaná" durante el cual se recitan bendiciones sobre una variedad de platos simbólicos. Las bendiciones tienen el incipit "Yehi ratzón", que significa "Sea Tu voluntad". En muchos casos, el nombre de la comida en hebreo o arameo representa un juego de palabras (un juego de palabras). La fuente Yehi Ratzón puede incluir manzanas (sumergidas en miel, horneadas o cocidas como una compota llamada mansanada); fechas; granadas; Black Eyed Peas; pasteles rellenos de calabaza llamados rodanchas; buñuelos de puerros llamados keftedes de prasa; remolacha y un pescado entero con la cabeza intacta. También es común comer vegetales rellenos llamados legumbres yaprakes. 

Algunos de los alimentos simbólicos que se comen son dátiles, guisantes, puerro, espinaca y calabaza, todos los cuales se mencionan en el Talmud:  "Que un hombre se acostumbre a comer calabazas el día de Año Nuevo (קרא), y fenogreco (רוביא), puerros (כרתי), remolacha [hojas] (סילקא) y dátiles (תמרי) ".

Las granadas se utilizan en muchas tradiciones, para simbolizar ser fructíferos como la granada con sus muchas semillas.  El uso de manzanas bañadas en miel, que simboliza un año dulce, es una adición asquenazí de finales de la Edad Media, aunque ahora es casi universalmente aceptado. Por lo general, se sirve pan jalá redondo, para simbolizar el ciclo del año.  Desde la antigüedad hasta la época más moderna, se sirvió cabeza de cordero o cabeza de pescado. Hoy en día, los judíos askenazíes suelen servir pescado Guefilte y lekaja en esta festividad. En la segunda noche, se sirven frutos nuevos para garantizar la inclusión de la bendición shehejiyanu. 


Tashlij: Judíos Jasídicos Realizan Tashlij en Rosh Ha'Shaná


El ritual de Tashlikh se realiza en la tarde del primer día de Rosh Hashaná por Ashkenazic y la mayoría de los judíos sefardíes (pero no por judíos españoles y portugueses o algunos yemenitas). Las oraciones se recitan cerca del agua corriente natural y los pecados de uno se arrojan simbólicamente al agua. Muchos también tienen la costumbre de arrojar pan o guijarros al agua, para simbolizar el "desechar" los pecados. En algunas comunidades, si el primer día de Rosh Ha'Shaná ocurre en Shabat, la Tashlikh se pospone hasta el segundo día. El servicio tradicional de tashlij se recita individualmente e incluye la oración "¿Quién es como tú, oh Dios ... Y arrojarás todos sus pecados a las profundidades del mar", y pasajes bíblicos que incluyen Isaías 11: 9 ("Ellos no dañará ni destruirá en todo mi santo monte, porque la tierra estará tan llena del conocimiento del Señor como las aguas cubren el mar ") y Salmos 118: 5-9, Salmos 121 y Salmos 130, así como oraciones. Aunque alguna vez se consideró una tradición individual solemne, se ha convertido en una ceremonia cada vez más social practicada en grupos. Tashlij se puede realizar en cualquier momento hasta Hoshana Raba, y algunas comunidades jasídicas realizan Tashlij el día antes de Yom Kipur.


¿Cuales son los Saludos de Rosh Ha'Shaná?

El saludo común hebreo en Rosh HaShaná es Shaná Tová (en hebreo: שנה טובה; pronunciado [ʃaˈna toˈva]), que traducido del hebreo significa "[que tengas un] buen año". [43] A menudo se usa Shanah Tovah Umetukah (en hebreo: שנה טובה ומתוקה), que significa "[tener un] año bueno y dulce". [44] En yiddish, el saludo es אַ גוט יאָר "a gut yor" ("un buen año") o אַ גוט געבענטשט יאָר "a gut Guebentsht yor" ("un buen año bendito"). [43] El saludo formal sefardí es Tizku Leshanim Rabot ("que merezca muchos años"),  a lo que la respuesta es Ne'imot VeTovot ("agradables y buenos").

Un saludo más formal comúnmente utilizado entre los judíos practicantes de la religión es Ketivah Va'Jatimah Tovah (hebreo: כְּתִיבָה וַחֲתִימָה טוֹבָה), que se traduce como "Una buena inscripción y sellado [en el Libro de la Vida]",  o L'shanah tovah tikatevu v'tichatemu que significa "Que seas inscrito y sellado por un buen año". Después de que termina Rosh Hashaná, el saludo se cambia a Gue'mar Jatimá tová (en hebreo: גמר חתימה טובה) que significa "Un buen sellado final", hasta Iom Kipur. Después de que termina Yom Kipur, hasta que Hoshana Rabbah, cuando termina Sukot, el saludo es Guemar Tov (hebreo: גְּמָר טוֹב), "una buena conclusión".



LA PARASHA PARA EL PRIMER DIA DE ROSH HA'SHANÁ

 Génesis 21: 1–34

RESUMEN DE LA PARASHA 
Primer Día 1:
Lecturas de la Torá de Rosh Hashaná en pocas palabras

 Dios recuerda a Sara y les da a ella ya Abraham un hijo, que se llama Isaac (Itzjak), que significa "se reirá"; Abraham tiene entonces cien años y Sara noventa. Isaac es circuncidado a la edad de ocho días.

 Agar e Ismael son desterrados de la casa de Abraham y vagan por el desierto; Dios escucha el llanto del niño moribundo y le salva la vida mostrándole un pozo a su madre. El rey filisteo Abimelec hace un pacto con Abraham en Beer Sheba. 


LECTURA DE LA TORÁ


BENDICIONES PARA ANTES DE LEER LA TORÁ


Antes de leer o estudiar la Torá hay que acostumbrarse a bendecir al Eterno (El Nombre). Mantén en mente que el nombre de D.ios que se usa cuando decimos nuestras plegarias y cuando leemos la Torá o cuando bendecimos a D.ios es “Adonai”. Donde quiera que aparezca su nombre lo pronunciamos “Adonai”. Dondequiera que aparece el nombre del Eterno (El Nombre) lo pronunciamos Adonai en esos momentos, en otros momento sólo decimos el Eterno o HaShem.

Bendigo al Eterno, el D.ios Bendito
¡Bendito sea el Eterno quien debe ser bendecido!


En Hebreo
¡Barúj Atáh (Adonai), Eloheinu Meléj HaOlám, Asher Bájar Bánu Mikól Ha’Amím Ve'Natán Lanú Et Torató. Barúj Atáh Adonai, Notén HaTorá!


En Español
¡Bendito Eres Tú Adonai, Elohim Nuestro y Rey del universo, que Nos Ha Escogido de entre todas las naciones y nos Ha Entregado Su Torá. Bendito eres Tú Adonai, donador de la Torá!

NACIMIENTO DE YITZJAK 
(ISAAC EN ESPAÑOL)

21 Visitó el Eterno a Sara, como había dicho, e hizo el Eterno con Sara como había hablado. 

2 Y Sara concibió y dio a Abraham un hijo en su vejez, en el tiempo que Dios le había dicho. 

3 Y llamó Abraham el nombre de su hijo que le nació, que le dio a luz Sara, Isaac. 

4 Y circuncidó Abraham a su hijo Isaac de ocho días, como Dios le había mandado. 

5 Y era Abraham de cien años cuando nació Isaac su hijo. 

6 Entonces dijo Sara: Dios me ha hecho reír, y cualquiera que lo oyere, se reirá conmigo.

7 Y añadió: ¿Quién dijera a Abraham que Sara habría de dar de mamar a hijos? Pues le he dado un hijo en su vejez.


AGAR E ISMAEL SON ECHADOS DE LA CASA DE ABRAHAM



8 Y creció el niño, y fue destetado; e hizo Abraham gran banquete el día que fue destetado Isaac.

9 Y vio Sara que el hijo de Agar la egipcia, el cual ésta le había dado a luz a Abraham, se burlaba de su hijo Isaac. 10 Por tanto, dijo a Abraham: Echa a esta sierva y a su hijo, porque el hijo de esta sierva no ha de heredar con Isaac mi hijo. 11 Este dicho pareció grave en gran manera a Abraham a causa de su hijo. 12 Entonces dijo Dios a Abraham: No te parezca grave a causa del muchacho y de tu sierva; en todo lo que te dijere Sara, oye su voz, porque en Isaac te será llamada descendencia.

13 Y también del hijo de la sierva haré una nación, porque es tu descendiente. 14 Entonces Abraham se levantó muy de mañana, y tomó pan, y un odre de agua, y lo dio a Agar, poniéndolo sobre su hombro, y le entregó el muchacho, y la despidió. Y ella salió y anduvo errante por el desierto de Beersheba. 15 Y le faltó el agua del odre, y echó al muchacho debajo de un arbusto, 16 y se fue y se sentó enfrente, a distancia de un tiro de arco; porque decía: No veré cuando el muchacho muera. Y cuando ella se sentó enfrente, el muchacho alzó su voz y lloró. 17 Y oyó Dios la voz del muchacho; y el ángel de Dios llamó a Agar desde el cielo, y le dijo: ¿Qué tienes, Agar? No temas; porque Dios ha oído la voz del muchacho en donde está.

18 Levántate, alza al muchacho, y sostenlo con tu mano, porque yo haré de él una gran nación. 19 Entonces Dios le abrió los ojos, y vio una fuente de agua; y fue y llenó el odre de agua, y dio de beber al muchacho. 20 Y Dios estaba con el muchacho; y creció, y habitó en el desierto, y fue tirador de arco.

21 Y habitó en el desierto de Parán; y su madre le tomó mujer de la tierra de Egipto.


PACTO ENTRE ABRAHAM Y ABIMELEC



22 Aconteció en aquel mismo tiempo que habló Abimelec, y Ficol príncipe de su ejército, a Abraham, diciendo: Dios está contigo en todo cuanto haces. 23 Ahora, pues, júrame aquí por Dios, que no faltarás a mí, ni a mi hijo ni a mi nieto, sino que conforme a la bondad que yo hice contigo, harás tú conmigo, y con la tierra en donde has morado. 24 Y respondió Abraham: Yo juraré. 25 Y Abraham reconvino a Abimelec a causa de un pozo de agua, que los siervos de Abimelec le habían quitado.

26 Y respondió Abimelec: No sé quién haya hecho esto, ni tampoco tú me lo hiciste saber, ni yo lo he oído hasta hoy. 27 Y tomó Abraham ovejas y vacas, y dio a Abimelec; e hicieron ambos pacto. 28 Entonces puso Abraham siete corderas del rebaño aparte. 29 Y dijo Abimelec a Abraham: ¿Qué significan esas siete corderas que has puesto aparte? 30 Y él respondió: Que estas siete corderas tomarás de mi mano, para que me sirvan de testimonio de que yo cavé este pozo. 31 Por esto llamó a aquel lugar Beersheba;[a] porque allí juraron ambos. 32 Así hicieron pacto en Beersheba; y se levantó Abimelec, y Ficol príncipe de su ejército, y volvieron a tierra de los filisteos. 33 Y plantó Abraham un árbol tamarisco en Beersheba, e invocó allí el nombre de el Eterno Dios eterno. 34 Y moró Abraham en tierra de los filisteos muchos días.

BENDICIONES PARA DESPUÉS DE LEER LA TORÁ
Después de leer o estudiar la Torá hay que acostumbrarse a bendecir el Eterno (Ha'Shem)

En Hebreo
¡Barúj Atáh Adonai (Eterno), Eloheinu Meléj HaOlám, Asher Natán Lanú Et Torató. Torát Emét, Vejayei Olám Natá Betojeiunu. Barúj Atáh Adonai (Eterno), Notén Ha'Torá!


En Español
¡Bendito Eres Tú Eterno, Elohim Nuestro y Rey del universo, que nos ha entregado Su Torá, una Torá de Verdad, y que ha implantado en nuestro interior la vida eterna. Bendito Eres Tú Adonai (Eterno), dador de la Torá!

SEGUNDA HAFTARA DE ROSH HA'SHANA
BENDICIÓN PARA LA SEGUNDA HAFTARÁ

Antes de leer la Haftará también, el lector o el estudiante ha de decir esta bendición:

En Hebreo
¡Barúj Atáh Adonai (Eterno) Eloheinu Meléj HaOlám Asher Bájar Bin-vi-ím Tovím Ve-Ratzá Ve-Divreijem Ha-ne-Emarim Ve-Emét! ¡Barúj Atáh Adonai (Eterno) Ha-Bojer Ba-Torá Uv-Moshé Avdó Uv-Yisra’el Amó U-ninviei Ha-Emét Va-Tsedék!

En Español
¡Bendito Eres Tú Adonai (Eterno), Elohim Nuestro, Rey del Universo, que escogiste Buenos Profetas y te complaciste con sus palabras que fueron pronunciadas con Verdad! ¡Bendito Eres Tú Adonai (Eterno), que escogiste la Torá y a Moshé tu Siervo, y a Israel Tu Pueblo, y a Los Profetas de Verdad y Justicia!

LA HAFTARÁ 
PARA EL PRIMER DIA DE ROSH HASHANA


El significado de la historia de Jana

La festividad de Rosh Hashaná tiene varios nombres y temas. Uno de ellos es Yom Ha'zikaron, "el día del recuerdo". En este día, la existencia de cada ser viviente se presenta delante del Eterno, y Él decide su destino para el año venidero.

Las lecturas de la Torá y las Haftarot para ambos días de Rosh Ha'Shaná están definidas por este tema de "recuerdo". El primer día de la festividad comienza la lectura de la Torá en la que "Dios se acordó de Sara". Es la historia del nacimiento de Isaac después de que su madre, Sara, quien no había tenido hijos durante la mayor parte de su vida, dió a luz.

Igualmente en la Haftará (La Porción Biblica tomada de los Profetas), leemos la famosa y conmovedora historia de Jana (Ese nombre se traduce como Ana; pero realmente signica Gracia), Ella era la madre del gran profeta Samuel. Tal como Sara, Jana (Gracia) tampoco había posido tener hijos durante muchos años. Nuestros sabios nos dicen que la bendición de un hijo tanto para Sara como para Jana fue otorgada en Rosh Ha'Shaná, cuando el "recuerdo" de su difícil situación se presentó delante del Dios Creador.


Jana y SU ESPOSO, Elcana

Elcana era una israelita justo y un Juez muy importantes. Era de la tribu de Leví y vivía en una de las ciudades levitas en el territorio de Efraín. Una de sus esposas se llamaba Jana (Gracia).

Elcana se destacaba en el cumplimiento de la Mitzvá de "Aliá Le Reguel", la obligación de todo judío de visitar el Templo en las tres festividades de: la Pascua, Shavuot y Sucot. Antes de la construcción del Templo en Jerusalén, la morada de Dios estaba en el Tabernáculo, llamado Mishkán construido bajo la dirección de Moisés, y durante la mayor parte del período posterior a la entrada del pueblo judío en la Tierra de Israel, el Tabernáculo Mishkán estaba situado en Shiló. Elcana lideraba la peregrinación a Shiló, trayendo a toda su familia y a muchos otros israelitas que se unían a él a petición.

La primera esposa de Elkana, Jana (Gracia), era una mujer justa y Santa que Siguía los pasos de nuestras matriarcas Sara, Leah y Rajel (Raquel); curiosamente todas esas mujeres tuvieron dificultades para tener hijos. Jana dispuso que su esposo se casara con una segunda esposa, llamada Penina. Obviamente, al igual que Sara en su historia la Egipcia Hagar, este paso fue muy difícil para Jana; sin embargo ella tenía la esperanza de que, sería recompensada por haberle permitido a que su esposo tuviera otra compañera judía aparte de ella; con la él pudiera procrear y tener hijos. Al fin y al cabo lo esperaban tanto Rara en su historia y Jana es que también a ellas también les concedieran la bendición de tener un hijo. Pero cuando Penina (Perla) dio a luz a varios hijos, ella comenzó a despresiar a Jana (a Gracia) que aún no había tenido hijos. Perla hizo con Jana, lo  mismo que Hagar, la Egipcia le había hecho a Sara siglos antes.

LA DOBLE PORCION PARA GRACIA (JANA)

Sucedió una vez en una de las festividades particular de Shavuot, y Elcana estaba en su peregrinaje habitual en Shiló. Trajo sus ofrendas al Tabernáculo Mishkán y celebró la festividad con comidas familiares festivas. Estando siempre consciente de los sentimientos y amargura de Jana, y como él la amaba profundamente, Elcana se aseguró de que le dieran una generosa porción de comida en la comida Festiva.

Sin embargo fue particularmente en estas ocasiones cuando la falta de hijos resultó más evidente para Jana. Mientras la familia se sentaba a comer, Penina (Perla) tenía muchos niños a su alrededor, mientras que Jana no tenía a nadie. Para aumentar su angustia, Penina solía hacer comentarios insensibles sobre la falta de hijos de Jana, algo que le causaba un terriblemente dolor. Nuestros sabios nos dicen que Penina tenía buenas intenciones al hacer esto, porque quería llevar a Jana a un punto en el que imploraría a Dios por un hijo, como de hecho lo hizo. Sin embargo, esto fue un pecado grave y, como concluyen nuestros sabios, Penina fue castigada por ello.

El amoroso pero pragmático esposo de Jana trató de consolarla. No todo es posible en la vida, argumentó, y el hecho de que el amor entre ellos fuera tan fuerte realmente podría verse como una bendición aún mayor que la de los niños. Además, Jana era una mujer santa y justa. Tan alta era su nivel espiritual que hasta hoy se recuerda como una de las Profetizas del Israel del tiempo de los Jueces. “Tu creador es tu lote”, le dijo Elkana, su esposo. Pero Jana no se consolaba.




LA Oración de Jana

Fue una tarde tranquila de vacaciones. El servicio en el Tabernáculo se llevó a cabo por la mañana y hacia la tarde, pero ahora, después de la comida, había poca gente alrededor del recinto del Tabernáculo. El sumo sacerdote recién nombrado, Elí, estaba sentado a la entrada del patio, y reinaba una tranquila atmósfera festiva alrededor. Janah decidió actuar.

La mujer con el corazón roto entró en el Santuario y, de cara al Lugar Santísimo, rompió a sollozar. Aunque habló en un susurro, no escatimó palabras y habló directamente desde su corazón conmovido. Hizo un juramento de que si Di-s solo prestaba atención a su dolor y le concedía un hijo, ella lo consagraría a Di-s todos los días de su vida.

Lo que sucedió a continuación es una de las ironías más famosas de todas las Escrituras. Al observar esta escena inusual, el sumo sacerdote Elí llegó a la conclusión de que la mujer que mostraba una emoción y un fervor tan extraordinarios debía estar bajo la influencia del alcohol.

Lo que llevó a Eli a tal suposición es tema de mucha discusión entre los comentarios. Algunos dicen que hasta entonces no era norma rezar en un susurro. (La oración de Janah es, de hecho, la fuente de nuestra oración principal, la Amidá, que se dice en un susurro). Esto, dicen algunos comentarios, junto con su intensa efusión de emoción, llevó a Elí a su conclusión.

Janah negó el haber consumido ninguna bebida embriagadora y llegó a insinuar al sumo sacerdote que no tenía autoridad para acusarla de una conducta tan atroz. Ella le explicó lo amargada que estaba por su situación y que "he derramado mi alma ante Dios".

Al escuchar esto, Eli inmediatamente se retractó de su posición. No solo cambió su tono y apaciguó a Jana, sino que la bendijo, casi prometiéndole, que Dios aceptaría su oración y le daría un hijo. Nuestros sabios aprenden de esto que “si uno sospecha de su prójimo de algo de lo que no es culpable, no solo debe apaciguarlo, sino también bendecirlo” 3.





El nacimiento de Samuel

Jana salió del Tabernáculo llena de fuerza y ​​confiando en que su oración y la bendición de Elí se harían realidad. Efectivamente, a su regreso a casa después de la peregrinación, Janah concibió. Eventualmente dio a luz a un hijo, y lo llamó Shmuel, abreviatura de shaul me-El, "solicitado a Dios".

A su debido tiempo, Elcana se estaba preparando de nuevo para otra visita a Silo. Esta vez, sin embargo, Janah se quedó con su hijo, queriendo asegurarse de que él recibiera la mejor atención maternal durante el tiempo que siguiera amamantando. De hecho, después de que el niño cumplió dos años y fue destetado, Elcana, Janah y el pequeño Shmuel viajaron juntos a Silo.

Janah trajo una ofrenda de acción de gracias, que incluía tres toros. El Talmud nos dice que cuando entró al Santuario y presentó su sacrificio, no había ningún kohen presente que pudiera realizar correctamente la shejitá (matanza ritual) de los toros. Mientras buscaban un kohen, Shmuel señaló que en realidad no había necesidad de hacerlo, porque "la shejitá puede ser realizada por un no-kohen". Esto, continuó el niño de dos años, podría deducirse del hecho de que la Torá dice que "él degollará el toro y los hijos de Aarón lo ofrecerán ...", lo que implica que la matanza no necesita ser realizada por " los hijos de Aarón ".

La narración continúa: "Mataron al toro y le llevaron al niño a Eli". Aunque Eli estaba bastante impresionado con tal idea proveniente de un niño pequeño, sin embargo, no vio esto como una buena señal. Nuestros sabios nos dicen que "quien gobierna la ley de la Torá frente a su maestro está expuesto a la muerte", por lo que a Eli no le gustó cómo este niño parecía tomar una posición de autoridad a una edad temprana, cuando no era suya. lugar…

Al escuchar esto, Jana se puso de pie de un salto y exclamó: "Yo soy la mujer que estaba contigo aquí ... Fue por este niño que oré". Este era un niño especial, destinado solo a grandes cosas. Ella le suplicó a Eli que, a pesar de la corta edad de Shmuel, debería tomar al niño bajo su protección como ayudante y estudiante. Eli obedeció.

La Canción de Ana
En este punto, los versículos pasan a lo que se conoce como el “Cantar de la Caná”, el hermoso y místico canto de júbilo, acción de gracias y profecía de esta madre y profetisa en Israel. La canción tiene varios niveles de significado, con muchas formas de entender su explicación simple, además de sus significados cabalísticos y místicos.

Janah comenzó expresando su júbilo y gozo en Dios y Su salvación. Dios es santo de una manera incomparable con cualquier otra forma de santidad. Los mortales, o incluso los seres celestiales, que son santos son distantes, y rebajarse para ocuparse de asuntos físicos y mundanos es difícil, o incluso imposible, para ellos. Di-s, por otro lado, es verdaderamente santo, porque para Él todos son iguales. Ver la difícil situación de una mujer soltera no es un acto humillante para Él; al contrario, es precisamente en esto que se ve su grandeza.

Un mortal solo puede manipular la materia creada y nunca podrá imbuirla de un alma viviente. Sin embargo, Dios crea el mundo ex nihilo y pone un alma en materia sin vida para que viva.

A continuación, Janah se refiere al tormento que sufrió desde Penina: "El Eterno es un Dis de pensamientos, y para Él se cuentan las obras". Nadie en este mundo debería ser arrogante o presuntuoso. A voluntad de Di-s, los poderosos pueden tropezar y los ricos pueden empobrecerse; la mujer estéril puede dar a luz a muchos hijos, y la mujer con muchos hijos puede sufrir el duelo.

Finalmente, Janah oró proféticamente por el futuro de su gran hijo. “Aquellos que luchan con el Señor serán quebrantados; sobre él tronará en los cielos ”. Esto se refería a un evento en el que Shmuel lideró la lucha contra los filisteos: Dios lo ayudó enviando una gran tormenta eléctrica, causando confusión y caos en el campamento filisteo.

“El Eterno juzgará los confines de la tierra”, una referencia a Shmuel como el gran juez de Israel, quien viajó por todo el país en la búsqueda de ayudar y guiar a su pueblo. “Y dará fuerza a su rey, y levantará el poder de su ungido”. De hecho, Shmuel nombró al primer rey judío, Saúl, y luego ungió al rey David, el patriarca de la realeza judía para siempre.




BENDICIÓN PARA DESPUÉS DE LA HAFTARÁ
Después de leer la Haftará, el lector o estudiante de la Haftará debe recitar la siguiente bendición:

En Hebreo
¡Barúj Atáh Adonai, Eloheinu Meléj Ha-Olám, Tsur Kol Ha-Olamím Tsadík VeKól Ha-dorot Ha-Él Ha-ne’emán Ha-Omer Ve-osé Ha-medaber U-Makiyem Shekol Devarav Emét Ve-Tsedék Ne’emán Atáh Adonai Eloheinu Ve-ne’enamím Devareja Ve-Davar Ejád Mi-devareija Ajor Yashuv Reikam Ki El Meléj Ne’eman Ve-Rajamán Atáh! ¡Barúj Atáh Adonai Ha-Él Ha-ne’eman VeKol Devarav!

En Español
¡Bendito eres Tú, Adonai (Eterno), eres el Elohim Nuestro, el Rey del Universo, la Roca de las eternidades, el Justo en todas las generaciones, el Elohim (D.ios) Fiel, que Dice y Hace, que Habla y Cumple, Cuyas Palabras son Verdaderas. Fiel eres Tú Adonai (Eterno) nuestro Elohim y Tus Palabras son Fieles. Ni una sola de Tus Palabras se vuelve sin cumplirse, porque Tú, oh Elohim, Eres Rey Fiel y Compasivo! ¡Bendito Eres Tú, Adonai (Eterno, Elohai Eres Fiel en todas Tus Palabras)


NOTAS AL PIE
1.  Véase Shulján Aruj HaRav, Oraj Jaim 584: 7.
2.  En una charla histórica, el Rebe de Lubavitcher explicó todo este episodio de una manera singularmente hermosa y conmovedora. Véase Likutei Sijot, vol. 19, págs. 291 y siguientes.
3. Talmud, Berajot 32b.
4.  Ibídem. 31b.
5. Vea 1 Samuel 7:10.




LA PARASHA PARA EL SEGUNDO DIA DE ROSH HA'SHANÁ 

Génesis 22: 1–24

RESUMEN DE LA PARASHA
Dia 2:

Dios le ordena a Abraham que sacrifique a su hijo en el monte Moriah (el monte del templo) en Jerusalén. Isaac es atado y colocado sobre el altar, y Abraham levanta el cuchillo para matar a su hijo. Una voz del cielo llama para detenerlo, diciendo que era una prueba; un carnero, atrapado en la maleza por sus cuernos, se ofrece en lugar de Isaac.


LECTURA DE LA TORÁ


BENDICIONES PARA ANTES DE LEER LA TORÁ


Antes de leer o estudiar la Torá hay que acostumbrarse a bendecir al Eterno (El Nombre). Mantén en mente que el nombre de D.ios que se usa cuando decimos nuestras plegarias y cuando leemos la Torá o cuando bendecimos a D.ios es “Adonai”. Donde quiera que aparezca su nombre lo pronunciamos “Adonai”. Dondequiera que aparece el nombre del Eterno (El Nombre) lo pronunciamos Adonai en esos momentos, en otros momento sólo decimos el Eterno o HaShem.

Bendigo al Eterno, el D.ios Bendito
¡Bendito sea el Eterno quien debe ser bendecido!


En Hebreo
¡Barúj Atáh (Adonai), Eloheinu Meléj HaOlám, Asher Bájar Bánu Mikól Ha’Amím Ve'Natán Lanú Et Torató. Barúj Atáh Adonai, Notén HaTorá!


En Español
¡Bendito Eres Tú Adonai, Elohim Nuestro y Rey del universo, que Nos Ha Escogido de entre todas las naciones y nos Ha Entregado Su Torá. Bendito eres Tú Adonai, donador de la Torá!


LECTURA DE LA AKEIDÁ
BERESHIT [GÉNESIS] 22:1-19

1 Aconteció que después de estas cosas, Dios probó a Abraham, y le dijo: «¡Abraham!». Y él respondió: «Aquí estoy». 2 Y Dios le dijo: «Toma ahora a tu hijo, a tu único hijo, al que tú amas, a Yitzjak, y ve a la tierra de Moriah, y ofrécelo allí como Korbán Olá sobre uno de los montes que Yo te diré». 3 Abraham se levantó muy de mañana, aparejó su asno y tomó con él a dos de sus criados y a su hijo Yitzjak. También partió leña para el Korbán Olá (holocausto), y se levantó y fue al lugar que Dios le había dicho.

4 Al tercer día alzó Abraham los ojos y vio el lugar desde lejos. 5 Entonces Abraham les dijo a sus criados: «Quédense aquí con el asno. Yo y el Naár (el muchacho) iremos hasta allá, adoraremos y volveremos a ustedes». 6 Tomó Abraham la leña del Korbán Olá y la puso sobre Yitzjak su hijo, y tomó en su mano el fuego y el cuchillo. Y los dos siguieron juntos.

7 Yitzjak le habló a su padre Abraham: «Padre mío». Y él le respondió: «Aquí estoy, hijo mío». «Aquí están el fuego y la leña», dijo Yitzjak, «pero ¿dónde está el cordero para el Olá?». 8 Y Abraham respondió: «Dios proveerá [a] para Sí el cordero para el Korbán Olá, hijo mío». Y los dos siguieron juntos.

9 Llegaron al lugar que Dios le había dicho y Abraham edificó allí el altar, arregló la leña, ató a su hijo Yitzjak y lo puso en el altar sobre la leña. 10 Entonces Abraham extendió su mano y tomó el cuchillo para degollar (Lishjot) a su hijo. 11 Pero el ángel del Eterno lo llamó desde el cielo y le dijo: «¡Abraham, Abraham!». Y él le respondió: «Aquí estoy». 12 Y el ángel le dijo: «No extiendas tu mano contra el Naár (el muchacho), ni le hagas nada. Porque ahora sé que tú le temes [b] a Dios, ya que no me has rehusado [c] a tu hijo, a tu único hijo».

13 Entonces Abraham alzó los ojos y miró, y vio un carnero detrás de él, trabado por los cuernos en un matorral. Abraham fue, tomó el carnero y lo hizo subir (lo ofreció) como Korbán Olá en lugar de su hijo. 14 Y Abraham llamó aquel lugar con el nombre de El Eterno Proveerá [d], como se dice hasta hoy: «En el monte del Eterno se proveerá [e]».

15 El ángel del Eterno llamó a Abraham por segunda vez desde el cielo, 16 y le dijo: «Por Mí mismo he jurado», declara el Eterno, «que por cuanto has hecho esto y no me has rehusado [f] a tu hijo, a tu único hijo, 17 de cierto te bendeciré grandemente, y multiplicaré en gran manera tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena en la orilla del mar, y tu descendencia poseerá la puerta (los portones) de sus enemigos. 18 En tu simiente serán bendecidas [h] todas las naciones de la tierra, porque tú has obedecido Mi voz».

19 Entonces Abraham volvió a sus criados, y se levantaron y se fueron juntos a BeerSheva. Y se estableció Abraham en Beer'Sheva.



LA FAMILIA DE RIVKA IMENU (REBECA)

20 Después de estas cosas, le trajeron noticia a Abraham, diciéndole: «Milca también [i] le ha dado a luz hijos a tu hermano Nacor: 

21 Uz es su primogénito, Buz es su hermano, y Kemuel, el padre de Aram, 

22 Quesed, Hazo, Pildas, Jidlaf y Betuel». Todos estos ocho hijos le dio a luz Milca a Nacor, hermano de Abraham. 

24 También su concubina, de nombre Reúma, le dio a luz (hijos): a Teba, a Gaham, a Tahas y a Maaca.



BENDICIONES PARA DESPUÉS DE LEER LA TORÁ
Después de leer o estudiar la Torá hay que acostumbrarse a bendecir el Eterno (Ha'Shem)

En Hebreo
¡Barúj Atáh Adonai (Eterno), Eloheinu Meléj HaOlám, Asher Natán Lanú Et Torató. Torát Emét, Vejayei Olám Natá Betojeiunu. Barúj Atáh Adonai (Eterno), Notén Ha'Torá!


En Español
¡Bendito Eres Tú Eterno, Elohim Nuestro y Rey del universo, que nos ha entregado Su Torá, una Torá de Verdad, y que ha implantado en nuestro interior la vida eterna. Bendito Eres Tú Adonai (Eterno), dador de la Torá!



HAFTARA PARA EL SEGUNDO DIA
BENDICIÓN PARA LA HAFTARÁ

Antes de leer la Haftará también, el lector o el estudiante ha de decir esta bendición:

En Hebreo
¡Barúj Atáh Adonai (Eterno) Eloheinu Meléj HaOlám Asher Bájar Bin-vi-ím Tovím Ve-Ratzá Ve-Divreijem Ha-ne-Emarim Ve-Emét! ¡Barúj Atáh Adonai (Eterno) Ha-Bojer Ba-Torá Uv-Moshé Avdó Uv-Yisra’el Amó U-ninviei Ha-Emét Va-Tsedék!

En Español
¡Bendito Eres Tú Adonai (Eterno), Elohim Nuestro, Rey del Universo, que escogiste Buenos Profetas y te complaciste con sus palabras que fueron pronunciadas con Verdad! ¡Bendito Eres Tú Adonai (Eterno), que escogiste la Torá y a Moshé tu Siervo, y a Israel Tu Pueblo, y a Los Profetas de Verdad y Justicia!

HAFTARÁ PARA EL SEGUNDO DIA DE ROSH HASHANA 
La Haftará para el Segunda Día está en Jeremías 31: 1–19

La haftorá del segundo día de Rosh Ha'Shaná habla del amor eterno de Dios por Su pueblo y la futura reunión de sus exiliados. En el último verso de esta haftorah inquietantemente hermosa, Dios dice: “¿No es Efraín [es decir, los Hijos de Israel] mi hijo amado? ¿No es un niño precioso, que cada vez que hablo de él lo recuerdo aún más? Esto sigue a uno de los temas principales de las oraciones de Rosh Ha'Shaná, nuestro intento de inducir a Dios a que nos recuerde de manera positiva en este Día del Juicio.

Jeremías comienza afirmando el amor de Dios por el pueblo judío. “Con amor eterno te he amado; por tanto, he atraído misericordia sobre ti ".

Debido a este amor, Dios le asegura a Su nación que les espera un futuro muy brillante. “Aún te edificaré, entonces serás edificada para siempre, oh virgen de Israel; todavía te adornarás con tus panderos, y saldrás en alegre danza ”. Jeremías luego describe la reunión de los exiliados, cuando todo Israel será devuelto a Tierra Santa: “Volverás a plantar viñedos en las colinas de Samaria. . . He aquí, traeré a [Israel] de la tierra del norte, y los reuniré de los confines de la tierra. . . una gran asamblea volverá aquí. Vendrán llorando de alegría, y con compasión los guiaré. . . Convertiré su duelo en gozo, y los consolaré y alegraré después de su dolor ”.

Jeremías luego describe la escena celestial, donde el silencio es roto por el sonido de un llanto amargo. Nuestra matriarca Raquel se niega a ser consolada, porque sus hijos han sido exiliados. Dios responde: “Aún tu voz por el llanto y tus ojos por las lágrimas. . . Hay esperanza para tu futuro; los niños regresarán a su frontera ".


LECTURA DE LA HAFTARA

31:1 En aquel tiempo, dice el Eterno, yo seré el Dios de todas las familias de Israel (Jacob), y ellas me serán a mí por pueblo. 2 Así ha dicho el Eterno: El pueblo que escapó de la espada halló Jen (gracia) en el desierto, cuando Israel iba en busca de reposo. 3 El Eterno se manifestó a mí hace ya mucho tiempo, diciendo: Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia. 4 Aún te edificaré, y serás edificada, oh virgen de Israel; todavía serás adornada con tus panderos, y saldrás en alegres danzas. 5 Aún plantarás viñas en los montes de Samaria; plantarán los que plantan, y disfrutarán de ellas. 6 Porque habrá día en que clamarán los guardas en el monte de Efraín: Levántense, y subamos a Tziyón (Sión), al Eterno nuestro Dios.

7 Porque así ha dicho el Eterno: Regocíjanse en Jacob con alegría, y den voces de júbilo a la cabeza de las naciones; háganles oír, alábenle, y díganle: 

“Oh Eterno, salva a tu pueblo, el remanente de Israel.”

8 He aquí yo los hago volver de la tierra del norte, y los reuniré de los fines de la tierra, y entre ellos habrán ciegos y cojos, habrá mujer encinta y recién parida juntamente; en gran compañía volverán aquí. 9 Se irán con llantos, mas con misericordia los haré volver, y los haré andar junto a arroyos de aguas, por camino recto en el cual no tropezarán; porque soy a Israel por padre, y Efraín es mi primogénito. 10 Oigan palabra del Eterno, oh naciones, y háganselo saber en las costas que están lejos, y díganselo: 

“El que esparció a Israel, él lo reunirá y lo guardará, de la misma manera que el pastor guarda a su rebaño”.
11 Porque el Eterno redimió a Jacob, lo redimió de mano del más fuerte que él. 12 Y vendrán con gritos de gozo en lo alto de Sion, y correrán al bien el Eterno, al pan, al vino, al aceite, y al ganado de las ovejas y de las vacas; y su alma será como huerto de riego, y nunca más tendrán dolor. 13 Entonces la virgen se alegrará en la danza, los jóvenes y los viejos juntamente; y cambiaré su lloro en gozo, y los consolaré, y los alegraré de su dolor. 14 Y el alma del Cohén (el sacerdote) se satisfaré con abundancia, y mi pueblo será saciado de mi bien, dice el Eterno. 15 Así ha dicho el Eterno:

“Voz fue oída en Ramá, llanto y lloro amargo; Rajel (Raquel) que lamenta por sus hijos, y no quiso ser consolada a causa de que sus hijos habían desaparecidos.”

16 Así le dijo el Eterno:
“Reprime tu voz del llanto, y reprime tus ojos de las lágrimas; porque hay un salario por tu trabajo, dice el Eterno, y volverán de la tierra del enemigo. 17 Esperanza hay también para tu porvenir”,

dice el Eterno, y tus hijos volverán a su propia tierra. 18 Y ahí escuché con mis oídos a Efraín que se lamentaba:

“Me azotaste, y fui castigado como novillo indómito; Hazme volver, y estaré de vuelta, porque tú eres el Eterno mi Dios.” 19 Porque después que me aparté tuve arrepentimiento, y después de que reconocí mi falta, me herí el muslo; me avergoncé y me confundí, porque llevé la afrenta de mi juventud.


BENDICIÓN PARA DESPUÉS DE LA HAFTARÁ
Después de leer la Haftará, el lector o estudiante de la Haftará debe recitar la siguiente bendición:

En Hebreo
¡Barúj Atáh Adonai, Eloheinu Meléj Ha-Olám, Tsur Kol Ha-Olamím Tsadík VeKól Ha-dorot Ha-Él Ha-ne’emán Ha-Omer Ve-osé Ha-medaber U-Makiyem Shekol Devarav Emét Ve-Tsedék Ne’emán Atáh Adonai Eloheinu Ve-ne’enamím Devareja Ve-Davar Ejád Mi-devareija Ajor Yashuv Reikam Ki El Meléj Ne’eman Ve-Rajamán Atáh! ¡Barúj Atáh Adonai Ha-Él Ha-ne’eman VeKol Devarav!

En Español
¡Bendito eres Tú, Adonai (Eterno), eres el Elohim Nuestro, el Rey del Universo, la Roca de las eternidades, el Justo en todas las generaciones, el Elohim (D.ios) Fiel, que Dice y Hace, que Habla y Cumple, Cuyas Palabras son Verdaderas. Fiel eres Tú Adonai (Eterno) nuestro Elohim y Tus Palabras son Fieles. Ni una sola de Tus Palabras se vuelve sin cumplirse, porque Tú, oh Elohim, Eres Rey Fiel y Compasivo! ¡Bendito Eres Tú, Adonai (Eterno, Elohai Eres Fiel en todas Tus Palabras)


El Próximo Cuestionario Fue Preparado en las Instituciones de Ohr Somayaj en Jerusalem, Israel.

Todas las referencias son a los versos y al comentario de Rashi, a menos que se indique lo contrario.

Q & A - Quiz Preguntas y Respuestas - Parashat Rosh Ha'Shaná


*Todas las referencias son a los versos y al comentario de Rashi, a menos que se indique lo contrario*


1. ¿Por qué tocamos el shofar durante el mes de Elul?

Después del pecado del becerro de oro, Moshé (Moisés) subió al monte Sinaí para recibir el segundo juego de Tablas en Rosh Jodesh Elul (Luna Nueva del Mes de Elul). Ese día, el pueblo judío hizo sonar el shofar (Trompeta de Cuerno) para recordarse a sí mismos que no deben extraviarse más después de la adoración de ídolos. Además, el sonido del shofar causa asombro en nuestros corazones y nos inspira a volver a los caminos de la Torá. (Mishna Berura y Aruj Ha'Shulján Oraj Jaim 581)

2. ¿En qué parte del texto escrito de la Torá nos dice explícitamente que el primer día de Tisréi es Rosh Ha'Shaná?

En ningún lugar. La Torá lo llama "un día para tocar el shofar (Trompeta de Cuerno)". (Este es uno de los muchos ejemplos que muestran cómo nuestra observancia depende de la Torá oral (Enseñanza Oral desde Moisés hasta los Rabino de hoy) continua que remonta al Monte Sinaí). (Bamidbar 29: 1)

3. Comemos manzanas bañadas en miel para simbolizar un año dulce. ¿Por qué elegimos las manzanas por encima de otras frutas dulces?

Porque Isaac bendijo a Jacob con las palabras: "La fragancia de mi hijo es como la fragancia de un campo que Dios ha bendecido ..." (Bereshit 27:27). El Talmud identifica este "campo" como un huerto de Manzanas. (Ta'anit 29b, Biur Hagra)

4. ¿Qué dos bendiciones decimos antes de tocar el shofar?

"Bendito eres ... que nos has ordenado escuchar el sonido del shofar" y la bendición Shehejiyanu. (Oraj Jaim 581: 2)

5. ¿De qué Libro de la Tanaj proviene el comienzo de la oración de Tashlij? 

Del libro de Mija (7: 18-20).

6. ¿Cuáles fueron las tres mujeres estériles "recordadas" por el Eterno Dios en Rosh Ha'Shaná?

Sara, Rajel (Raquel) y Jana (Gracia). En Rosh Ha'Shaná se decretó que estas mujeres estériles tendrían hijos. (Tratado de Rosh Ha'Shaná 10b)

7. La asignación anual de una persona se fija en Rosh Ha'Shaná, excepto por tres tipos de gastos. ¿Qué son?

Gastos de Shabat, Yom Tov y el costo de la educación de los hijos sobre la Torá. (Ba'er Hetaiv Oraj Jaim 242: 1)

8. Nos referimos a la unión de Isaac en nuestras oraciones cuando decimos: "Contéstanos como le respondiste a nuestro padre Abraham en el monte Moria ..." 

¿Cuál fue la oración de Abraham en el "Monte Moria"?

Oró para que el "Monte Moria" siguiera siendo un lugar de oración para todas las generaciones futuras (Onkelos 22:14). Además, oró para que su sacrificio del carnero se considerara como si realmente hubiera sacrificado a Isaac. (Rashi 22:13)

9. ¿Por qué, incluso en Israel, hay dos días de Rosh Ha'Shaná, mientras que otras festividades en Israel se celebran solo por un día?

Antes de nuestro exilio actual, no teníamos un calendario fijo como lo tenemos hoy. Más bien, la Corte Suprema de la Torá en Jerusalén determinaba nuestro calendario mes por mes. Hicieron esto el primer día de cada mes, basándose en testigos que testificaban que habían visto la luna nueva. Por lo tanto, la gente fuera de Israel no tenía suficiente tiempo para averiguar la fecha exacta a tiempo para las festividades de Rosh Ha’Shaná.

El "festival de dos días" surgió para corregir esta situación. En Israel, sin embargo, la gente vivía lo suficientemente cerca de Jerusalén como para averiguar la fecha exacta de todos los festivales excepto Rosh Ha'Shaná. Dado que Rosh Ha'Shaná ocurre el primer día del mes, incluso los que vivían en Jerusalén a veces necesitaban observarlo durante dos días, si los testigos no llegaban.

10. ¿Qué Halajá se aplica a la bendición shehejiyanu en la segunda noche de Rosh Ha'Shaná que no se aplica a la segunda noche de cualquier otro día festivo?

En la segunda noche de Rosh Ha'Shaná es costumbre usar una prenda nueva o tener una fruta nueva en la mesa cuando se dice la bendición shehejiyanu. Por lo tanto, la bendición shehejiyanu se aplica no solo a la festividad, sino también a la nueva prenda o fruta nueva. (Esto se hace para acomodar a la minoría de autoridades halájicas que dictaminan que no se diga ninguna bendición shehejiyanu en la segunda noche de Rosh Ha'Shaná) (Taz 600: 2).



VEA LA FIESTA SOLEMNE PASADA




RAICES SEFARADIES DOM


RETOUR AUX RACINES SEPHARADES


H’ Ehad



___________

    

Share:

No comments:

Post a Comment