BLOG DE RAÍZ SEFARDÍ

EL SHABAT HAGADOL - HAFTARÁ


B"H

ÉSTA ES LA HAFTARÁ PARA EL SHABAT HA'GADOL

Malaquías 3:4-24

Shabat Ha'Gadol ("Gran Shabat" שבת הגדול) es el Shabat inmediatamente antes de la Pascua.  El primer Shabat HaGadol tuvo lugar en Egipto el 10 de Nisán, cinco días antes del Éxodo israelita.  En ese día, a los israelitas se les dio su primer mandamiento que se aplicaba solo a ese Shabat, "En el día diez de este mes (Nisán) ... cada hombre debe tomar un cordero para la casa, un cordero para cada hogar (Éxodo 12  : 3). [1] Hay una lectura especial de la Haftará en este Shabat del libro de Malaquías. Tradicionalmente, se da un sermón extenso y extenso a la comunidad en general por la tarde.

 Se dan varias razones para el nombre de este Shabat:

 El Midrash Rabáh declara: “Cuando ellos (el pueblo judío) apartaron su cordero pascual en ese Shabat, los gentiles primogénitos se reunieron cerca de los israelitas y les preguntaron por qué estaban haciendo esto.  La siguiente fue su respuesta: "Esta es una ofrenda de Pesaj a Dios que matará a los primogénitos egipcios".  

Ellos (los primogénitos) fueron a sus padres y al faraón para pedirles que les concedieran permiso para enviar al pueblo judío en libertad, pero se negaron.  El primogénito luego hizo una guerra contra ellos y muchos de ellos (los egipcios) murieron.  Este es el significado del versículo (Salmos 136: 10): “El que hirió a Egipto por su primogénito;  porque su bondad es eterna ”.

 El Tur dice: El cordero era la deidad egipcia.  Muchos judíos, después de 210 años de inmersión en la civilización egipcia, también habían adoptado a este animal como su dios.  Cuando Dios ordenó que un cordero fuera apartado y atado a la cama durante cuatro días antes del sacrificio, el pueblo judío abandonó su práctica idólatra y cumplió con valentía esta mitzvá a los ojos del pueblo egipcio, demostrando así su total confianza y fe en  Dios.  Nada podría haber sido más abominable para los egipcios, porque su dios iba a ser masacrado.  Sin embargo, milagrosamente los egipcios no pudieron pronunciar una palabra ni levantar una mano.  Observaron impotentes cómo se preparaba a su dios para la matanza.  Este milagro fue un gran milagro (nes gadol) y le da a este Shabat su nombre.

 El Peri Hadash escribe: En este día se ordenó al pueblo judío que cumpliera su primera mitzvá: apartar el cordero como sacrificio.  

(Nota: La mitzvá de Rosh Jodesh no fue una que prácticamente cumplieron en ese momento de ese mes). 

Por lo tanto, este logro significativo se llama Gadol.  Además, al cumplir con esta primera mitzvá, se volvieron como un niño que madura hasta la edad adulta: celebraron su Bar / Bat Mitzvá.  Bajo esta luz, el nombre Shabat HaGadol se traduciría: El Shabat los judíos se convirtieron en gadol / adultos maduros.

 El Jatam Sofer escribe: En este día el pueblo judío "regresó" completamente (Teshuvá) a su compromiso y fe en Dios (como se explica en la razón # 1).  Dios se llama gadol.  Por lo tanto, el pueblo judío que se abrazó y se sometió a Dios también se ganó el título de gadol.

 El Shibolei Haleket escribe: El habitual discurso prolongado de Shabat HaGadol hace que el Shabat se sienta largo, prolongado y "gadol".  (Se da una razón similar para que Yom Kipur se llame Tzoma Rabá / El gran ayuno: ¡se siente largo!).

 El rabino David ben Joseph Abudarham escribe: En la Haftará del Shabat antes de Pesaj leemos el Pasuk [Malaquías 3:23]: 

"Hinei Anoji Shole'aj Lajem Et Eliyahu Hanavi Lifnei Bo Yom H-shem HaGadol V'hanorah",  o "He aquí, les envío a Elías el profeta antes de la venida del día grande y espantoso del Eterno".  

Esta razón coloca al Shabat Ha'Gadol en la misma categoría que el Shabat Jazón, Shabat Najamú y Shabat Shuva porque su nombre se deriva de la Haftará.

 Cada Shabat que precede a un festival o temporada de festivales se conoce como Shabat Ha'Gadol.  (Shibolei Haleket)

LECTURA DEL SHABAT HA'GADOL

4 Entonces será grata al Eterno la ofrenda de Yehudá ( Judá) y de Jerusalén, como en los días pasados ​​y como en los años de la antigüedad. 5 Y me acercaré a ti para juzgarte; y seré testigo rápido contra los hechiceros, contra los adúlteros y contra los falsos juramentadores; y contra los que oprimen al asalariado en su salario, la viuda y el huérfano, y que apartan al Guer (Al coverso / extranjero) de su derecho, y (a los que) no me teman, ha dicho el Eterno, el Señor de los ejércitos. 

6 Porque yo, el Eterno, no cambio; por lo tanto ustedes, los hijos de Yaacov, no han sido consumidos. 7 Desde los días de sus padres de han apartado de mis ordenanzas y no las han guardado. Vuélvete a mí, y yo volveré a ti, ha dicho el Eterno, el Señor de los ejércitos. Pero dicen ustedes: '¿Adónde volveremos?' 8 ¿Robará el hombre a Dios? Sin embargo, ustedes a mi me roban. Pero dicen: "¿En qué te hemos robado?" En diezmos y ofrendas. 9 Malditos son con maldición, pero me roban a mí, a toda esta nación.

10 Traigan todo el diezmo al alfolí, para que haya alimento en mi casa, y pruébame ahora con esto, dice el Eterno, el Señor de los ejércitos, a ver si no les abro las ventanas de los cielos y derramo sobre ustedes bendición. , Hasta que haya más que suficiencia. 

11 Y reprenderé al devorador por tu bien, y no destruirá los frutos de tu tierra; ni tu vid echará su fruto antes de tiempo en el campo, ha dicho el Eterno, el Señor de los ejércitos. 12 Y todas las naciones te llamarán dichoso; porque serán tierra deseable, ha dicho el Eterno, el Señor de los ejércitos.


13 Tus palabras han sido demasiado fuertes contra mí, dice el Eterno. Sin embargo, dicen:
 "¿De qué hemos hablado contra ti?"
 14 Han dicho: 
“Es vano servir a Dios; ¿Y de qué nos aprovecha haber guardado su mandato, y haber caminado con tristeza a causa del Eterno, el Señor de los ejércitos? 15 Y ahora llamamos felices a los orgullosos; sí, los que obran iniquidad son edificados; sí, prueban a Dios y son librados. "

16 Entonces los que temían al Eterno hablaron unos con otros; y el Eterno escuchó y oyó, y se escribió un libro de memorias delante de él, para los que temían al Eterno y pensaban en su nombre. 

17 Y serán míos, dice el Eterno, el Señor de los ejércitos, el día que yo haga, mi propio tesoro; y los perdonaré, como un hombre perdona a su propio hijo que le sirve. 18 Entonces volverân a discernir entre el justo y el impío, entre el que sirve a Dios y el que no le sirve.

19 Porque he aquí, viene el día, arde como un horno; y todos los soberbios y todos los que hacen maldad serán estopa; y el día que vendrá los prenderá fuego, ha dicho el Eterno, el Señor de los ejércitos, y no les dejará ni raíz ni rama. 20 Mas a ustedes que temen mi nombre, se levantará el sol de justicia, con curación en sus alas; y saldrán y brincarán como becerros del establo. 21 Y hollarán a los impíos; porque serán ceniza debajo de las plantas de sus pies el día que yo haga, dice el Eterno, el Señor de los ejércitos.

22 Acuérdate de la Torá de mi siervo Moisés, que le mandé en Horev para todo Israel, estatutos y ordenanzas. 23 He aquí, les enviaré al profeta Elías antes de la venida del día grande y terrible del Eterno. 24 Y volverá el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia sus padres; no sea que venga y hiera la tierra con destrucción total.



Share:

No comments:

Post a Comment